miércoles, 15 de agosto de 2012

El vuelo del ángel

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Volaba el ángel itinerante con sus alitas celestes agitándose despabiladas sobre la aldea pobre perdida en la maraña de la noche cerrada de un África donde ni la ilusión se atreve a crear un nido.

Donde no hay dioses que se animen.

Ni milagros.

Recorrió los camastros donde figuras pequeñas, negras, flacas, descansaban del hambre, del dolor, de la tierra rajada, del calor sin agua, del olvido.

Era tan triste la imagen, tan desolado todo, que el ángel agitó sus alas, asustado, y se alejó presuroso hacia otros lugares.

Encontró luego las mejillas rosadas de otros niños que dormían su sueño entre cobijas de algodón y tul inmaculado.

Le gustó ese lugar y dijo el ángel mientras plegaba los plumones de sus alas:

-Mejor me quedo acá. Quiero escuchar sus risas cuando la mañana despunte y las flores se despabilen en las matas. ¡Se me parecen tanto estos pequeños!

-Pero ¿y los otros niños? ¿Los de pelito enroscado entre la nada? Se preguntó de pronto, preocupado, tapando con las manitas sus ojos que lloraban.

-No, no, pensó moviendo su cabeza como queriendo alejar la visión de la otra aldea.

-Mejor me quedo acá. Ya vendrán otros ángeles por ellos.

Y se quedó nomás, como si nada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nacidas para ordeñar burros

Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Abuelo, ¿por qué hemos nacido para ordeñar Burros?

Mi niña frágil, etérea, tus manos están hechas para eso como tu ojalillo de espumas entre las piernas está hecho para el placer y engendrar cuando tú quieras. ¿Esto te lo habrán enseñado en la escuela, no?: Que la verga del Asno-Hombre meterla has en tu caja de caudales, tu sagrario o la peseta, como le llama tu abuela. La semilla de creación cuando los machos se excitan es arrojada sobre la arena.

-Pero abuelo, ¿Cómo en la arena de los toreros con el toro?

Un día me pasó con un chico, cuando jugábamos con ella. Al mirarme las manos y los dedos sólo veía saliva y esperma. ¿Es esto, como mi prima dice, mi prima que es vaquera, que al ordeñar a las vacas los pezones, para vendérsela a Pascual, los calostros entre los dedos se le enredan?

Niña mía. Esa espuma o leche de los Burros, muchas veces y otras veces si se guarda bajo vientre, entrando por el potorro de la entrepierna, en unos meses, y si te ha cagado bien el palomo, la inocencia de un feto en la panza se recrea.

La niña acaricia el poco pelo del abuelo, que se refleja en el iris de sus ojos. El le coge sus manos y se las lleva a enredarlas en las algas de su pecho. (El que fue pedófilo de iglesia se las hubieras llevado a la Parte de Bureba). Y prosigue el abuelo:

Si la cosa te da menos alegrías que penas, y te da asco y repugnancia a los Burros ordeñar, haz como tu abuela, ella se cosió el XiXi, porque estaba hasta los ovarios de que su esposo la jodiera. Pero piensa que, quizás un día, te lamentaras de la ausencia del amor, y sabes que hay que regar las flores para que crezcan.

La niña callada, piensa. Y se dice:

“Mi abuelo es un fantasma como todos los abuelos, un macho-Asno de reuma, capaz de pasear su cachaba y al perro, y nada más. Yo ya sé que se perderá las bodas de oro por culpa de asnífluos gobiernos. A mi me gustaba mucho decir y escuchar: ¡que la abuela fuma¡ Que el abuelo toma café, copa y faria, y después siesta y polvo si se tercia. Su mirada no va más allá de la cagada del perro que pasea, y sus pensamientos y olvidos se enredan en los pelillos de sus tetas. Y que no me digan que todos esos vejestorios y vejestorias de la tele y sus noticias han engendrado y parido. Pura patraña. ¡Puta mierda¡
Al abuelo se le ha soltado el cordón de un zapato, se agacha, se lo ata, y a la niña no le deja. Y le dice a la cría:

¿Sabes que un día la abuela cogió un Mistral, Maestral (viento), entre espejos calmos de cagarrutas, cada una de las bolitas que forman el excremento de las cabras y ovejas por el camino que va al pinar desde Cuellar al Henar?

Pero, abuelo, le replica la niña, que vuelve a pensar:

“Los abuelos pasean un Universo en agonía y su envejecimiento activo se enreda en los hilos al coser la abuela las cicatrices de la Vida.

Mi niña, le corta el abuelo sus ideas. Le dice: Desde tiempo de Maricastaña, vuestro destino es esto: ordeñar Burros-Hombres infames y perversos, siniestros, lameculos o clérigos, falsos y calzonazos formando juicios desde el Kama Sutra al Misionero de lo más sádico, o levantando falsos testimonios haciéndoos creer lo blanco negro. Esa lengua viperina, un día lo sabrás y sentirás, que susurra entre labios de castañas- que conste que me lo ha dicho tu abuela-, tan sólo los Asnos bendicen y vitorean los Jumentos de partidos borriquistas. Hay tanta picha larga en Consistorios y Capítulos, en Palacio y en Congresos, que Europa, como vienen diciendo, por moda se ha introducido en los conejos.

Pero, abuelo. Otra vez. A mi me han dicho que en las villas, en las ciudades y en los pueblos las Jumentas y Jumentos siempre Rebuznan, cuando tienen listo el pienso, esto: “Lo que vale un polvo dado a tiempo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Reflexiones: La vida y la muerte

Julio Herrera (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Vivir sin analizar la vida es tal vez la mejor manera de disfrutarla, porque llegar a comprender la vida es llegar a temerla, si se tiene un alma débil, o llegar a despreciarla, si se tiene un alma fuerte.

La tristeza de la vida viene de la inutilidad absoluta de ella: ¿cuál de nuestras conquistas nos acompaña más allá de la vida? ¿Qué es nuestra vida, ferozmente maltratada entre lo incierto y lo inevitable? ¡Nadie nos responderá! La primera condición para vivir feliz es ignorar la vida.

Saber es un dolor, ignorar es una desgracia. ¿Qué hacer entonces? ¡Procurarnos el dolor de saber nuestra desgracia, y ser así dos veces desgraciados!

Este amor de lo incognoscible que hay en el cerebro, y este amor de lo imposible que hay en el corazón, ¿no forman acaso toda la tormentosa impotencia de nuestros esfuerzos en la vida?

Tal vez la suma de todas nuestras incertidumbres y de ensueños jamás realizados totaliza la única realidad de nuestra vida. Tal vez

El objeto de la vida… ¿es la ventura? Tal vez, porque todo nace para morir, y la muerte es la única ventura concedida al hombre, que no es sino un triste prisionero de la vida.

¡Quién pudiera estrangular el pasado, para no oírlo llorar! ¡Quién pudiera estrangular el presente, para no oírlo mentir! ¿…el futuro…? ¡Qué puede importar el futuro a quien su vida no es más que el tránsito de un pasado sin ventura a un presente sin esperanza!

Para hacer soportable ésta condena que tan ostentosamente llamamos “vida” es necesario que tengamos siempre presente el ideal de la libertad, y si no podemos realizarlo, muramos de rodillas ante él, fijos los ojos en ese horizonte que ha sido la perspectiva de nuestros combates, y no apartemos la vista de él sino para mirar apasionadamente el rostro de la muerte: ella también es un ideal, ¡el único que no muere en un alma enamorada de la libertad!

La muerte es la libertad absoluta, porque ella nos libera de la vida. De ahí que a los mercenarios de ésta precaria libertad que es la vida la muerte los castiga dejándolos vivir. ¿Existe acaso otro castigo más justo?

Es muy cruel tener que morir cuando se tiene el anhelo de seguir viviendo, pero es mucho más cruel tener que seguir viviendo cuando se tiene el anhelo de morir.

Hay mucha más dignidad en morir por desprecio a la vida que en obstinarse en vivir por miedo a la muerte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Plástica: La reconciliación de la ciencia y las artes

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El debate está planteado. Petróleos del Perú, ofrece hasta la primavera próxima la muestra “Arte Peruano en los Siglos XIX - XX”, ofreciendo a la comunidad la “Colección de Pintura de la centenaria Universidad Nacional de Ingeniería”.

En el acto inaugural, el rector Aurelio Padilla, y el presidente de esa empresa pública, Humberto Campodónico, ambos ingenieros y egresados de esa casa de estudios, plantearon la necesidad de promover el reencuentro entre las ciencias, el arte y las humanidades como el mejor camino para encontrar respuestas a los retos que nos plantea la realidad nacional en un contexto indesligable del universo.

En el Perú, donde son muy pocas las universidades que ofrecen una educación integral (unas cinco de las 140 entre privadas y estatales) es evidente la profunda incomprensión entre ciencia y humanidades.


Las presuntas diferencias entre científicos y humanistas han provocado la disminución de la calidad en la formación de los estudiantes, lo que dificulta entender y enfrentar con acierto los problemas sociales y económicos, si se agudiza y arrastra el déficit educativo desde los años iniciales. Tenemos ingenieros con limitaciones en el uso del idioma y alumnos de letras que ignoran las nociones de matemática. Es imposible señalar si las ciencias son más importantes que las humanidades. Las dos son materias que nos involucran a todos.

El hombre racional del Renacimiento, sí tenía una cultura general, integral, había un equilibrio entre las ciencias y el arte. La persona moderna no tiene esas características, porque no persigue los mismos objetivos que siglos atrás. La profesión aparece en la perspectiva de la utilidad y del pragmatismo inmediato.

La ciencia y las humanidades pueden coexistir perfectamente. El trabajo de algunos científicos ha remplazado a algunos escritores literarios como formadores de opinión. El arte y la literatura, no solo son un medio de entretenimiento, también nos proporcionan pensamientos y formas de racionalizar las diferentes ideologías.

La ciencia resuelve problemas y busca la verdad de las cosas, y debe tener la capacidad para estimular la investigación, abordando y profundizando diferentes objetivos.

Universidad es la "comunidad de profesores y académicos", que no diferencia el campus de la ciencia y de las humanidades.

La diferenciación de las carreras profesionales es un artificio de la educación como negocio en la estructura de la economía cuasi informal de América Latina. Es una consecuencia del libre mercado y la ausencia motivadora y regulatoria del Estado.

La denominación de disciplinas “duras” es centrada en las ciencias y en las tecnologías. Y “blandas”, en donde se enseñan las humanidades. El objetivo de la ciencia "no es meramente conocer las cosas en sí mismas, como los dogmáticos en su simplicidad imaginan, sino las relaciones entre las cosas", señala Henri Poincaré, en "Ciencia e hipótesis" (1905).

En el Perú, la década de 1930 es rica en pensadores que revolucionan el pensamiento científico, vinculando estrechamente la ciencia con la filosofía. En el presente siglo, los más importantes centros académicos del país tratan de conservar esa tendencia de unir en un solo campus el ejercicio de la cátedra especializada, sin descuidar la relación entre la producción de bienes materiales e inmateriales.

El acercamiento entre la empresa estatal Petroperú, en acelerado proceso de reactivación, y la Universidad Nacional de Ingeniería, creada hace 136 años, es un mensaje esclarecedor para aquellos frentes conservadores, que ven en la fusión del arte con la producción de mercancías, un peligro para la estabilidad del modelo neoliberal.

La exposición “Arte Peruano…” empieza con el retrato del fundador de la UNI, el ingeniero y matemático polaco Eduardo de Habich (Varsovia, 1833-Lima 1909). Es una síntesis de la historia de la pintura de dos siglos, recreada por los más reconocidos artistas plásticos del país como Pancho Fierro, Ricardo Grau, Carlos Baca Flor, Camino Brent, Ugarte Eléspuru, Quíspez Asín, Julia Codesido, José Sabogal, Sérvulo Gutiérrez, Gerardo Chávez, Víctor Delfín, Fernando de Szyszlo.

En la colección de la UNI, notable es la presencia de la obra mural de Carlos Quispe Azín, Teresa Carvallo y Juan Manuel Ugarte. Se suma, la obra, en los años iniciales, del artista boliviano Miguel Alandía Pantoja (Potosí-Bolivia, 1914 - Lima 1975) y más reciente Ramiro Llona para el Gran Teatro de la UNI.

La colección, tiene cerca de medio siglo de existencia. Y es posible su ampliación gracias a los fondos creados por el Consejo Universitario, asignando el 5% de valor de cada obra edificada en esta casa de estudios para la adquisición de pinturas y esculturas. En la UNI, se sigue manteniendo esa fusión entre Ciencia y Arte, sobre todo en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Arte, que ya celebró su primer siglo de vigencia. La colección de pintura, se diferencia de un museo tradicional, porque ofrece la capacidad de integrar la obra de nuevos creadores, que emergen de la masiva migración de Los Andes a la Costa y fuera de las fronteras.

El Perú desde finales del XX es un país mestizo, de todas las sangres, con manifestaciones culturales que van conquistando espacios antes negados o no conocidos entre los grupos de poder, que aprovecharon los beneficios de los “boom” de explotación primaria de los recursos naturales.

La Pinacoteca de la UNI luce un nuevo rostro. Dieciséis personas donaron recientemente 19 obras de gran valor artístico, gesto que los estudiantes ven con especial satisfacción y como un llamado de atención a los ex alumnos que deberían retribuir lo que el Estado les concedió con una educación pública de calidad.


La donación, en efecto, significa un gesto y un compromiso social. Igual significado tiene la reactivación de Petróleos del Perú al conjugar sus proyectos como el Gasoducto Andino del Sur, la industria petroquímica y la modernización de la Refinería de Talara, siguiendo la experiencia de otras democracias vecinas como Chile, Colombia, Ecuador, Venezuela, Brasil y del mundo Árabe, que revalorizan cada día la función empresarial del Estado como parte de una economía de libre mercado.

De la UNI ha egresado la mayor parte de ingenieros petroleros y de otras especialidades que hoy trabajan con éxito en el país y en el exterior. En el Canal de Panamá estuvieron presentes decenas de egresados. Cada año, el ingreso es muy exigente y muy limitado porque el campus resulta demasiado estrecho para la creciente demanda. Es una universidad popular, donde trata de ingresar un sector de altos ingresos, como una evocación a las décadas pasadas cuando la educación superior era privilegio de pocos. Desde la década del 90, cuenta con UNIPETRO, una empresa en Talara, donde practican los futuros ingenieros.

Según la Fundación Nacional de Ciencia (NSF) de Estados Unidos, la república China es el líder mundial en producción de ingenieros, luego EEUU, Corea del Sur, México, Brasil, Colombia y Argentina.

“Quedarse atrás, en la producción de ingenieros, es peligroso, porque afecta la capacidad de los países para aumentar sus manufacturas. La manufactura es una industria de cambios constantes. Si uno no hace innovaciones, no puede competir”, señalan informes de universidades de gran prestigio.

Un ranking de las mejores 200 universidades del mundo, realizado por el periódico británico The Times, les dio una pésima nota a las universidades latinoamericanas. Hay una sola universidad de la región, que aparece en esa lista. ¿O es que el ranking de The Times de Londres está sesgado a favor de universidades de los países ricos?

La misma fuente señala que las universidades latinoamericanas estaban lejos de los primeros puestos: la UNAM, de México, y la Universidad de Sáo Paulo, de Brasil, estaban empatadas con otras que ocupaban los puestos 153 a 201. Más lejos Buenos Aires (UBA), la Universidad de Chile, la Estatal de Campinas y la Federal de Río de Janeiro.

Estudios comparativos indican que los países latinoamericanos invierten menos en Educación que los de Europa y Asia. Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Israel, por ejemplo, destinan alrededor del 7% de su producto bruto anual a la educación. Los países de la ex Europa del Este invierten alrededor del 5%, México 4,4; Chile 4,2; Argentina 4; Perú 3,3; Colombia 2,5 y Guatemala 1,7.

Mientras en Gran Bretaña el 40% de los profesores universitarios tienen doctorados, en Brasil la cifra es del 30%, en la Argentina y Chile de 12”, en Venezuela del 6%, en México 3%, en Colombia 2%. En Perú, el espacio es virtualmente cerrado. La demanda es demasiado estrecha e inexistente para las humanidades. Hay una reverencia por “el empirismo del Estado”, como lo señaló nuestro historiador Jorge Basadre.

En años recientes, casi todos los países europeos dejaron atrás la educación universitaria gratuita, para cobrarles a quienes pueden pagar. En el Perú, la alianza entre Universidad y Empresa es una respuesta adecuada para rescatar aquellas universidades públicas que están demostrando una gestión de calidad y afianzando la relación entre Ciencias, Arte y Humanidades. La figura del Patronato, que la legislación peruana estimula, es una opción válida para emprender el Renacimiento de la Universidad siempre y por cierto dependerá de la clase empresarial local que compare los resultados de aquellas fundaciones que apoyan academias de gran prestigio en el planeta como aquella trilogía: Harvard, Yale y MIT.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Expropiaciones a Mercadona y Carrefour. Entrevista a Sánchez Gordillo: “El miedo que tienen es que estamos señalando el camino”

Indira Carpio Olivo - Ernesto J. Navarro

Alimentos expropiados en Andalucía SI fueron entregados a ONG's y Ayuntamientos. "Si hay un sub-delito, que sea un juez quien lo juzgue (...) Aquí parece que el Ministro de Interior nos mandó a detener, sin que un juez lo ordene (...) Somos acusados por el franquismo puro y duro (...) Ir a la cárcel por lo que hemos hecho es un honor (...) Desde la cárcel y cuando salga de ella, seguiremos luchando (...) Si a mí me detuvieran va a haber bastante revuelo en Andalucía (...) El miedo que tienen es que estamos señalando el camino".

El diputado de Izquierda Unida y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, en entrevista para la Brújula del Sur (1) asegura que estaría "orgulloso de entrar en la cárcel" por ayudar a realizar una acción de expropiación forzosa de artículos de primera necesidad, en dos supermercados de Andalucía, para dar de comer a las familias que pasan hambre en esa Comunidad. Y es que a principio de la tarde en España se ha enterado de que el Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien no duda de calificar como "franquista", ordenó su detención y la de algunos de los líderes del Sindicato Andaluz de Trabajadores -SAT- por llevar a cabo esta acción.

De realizarse de esta manera, el ministro estaría saltándose los procedimientos judiciales (2).

"Seguiremos luchando y después que salga de la cárcel volveremos a expropiar", advierte Sánchez Gordillo.

Artillería mediática contra el pueblo

Ahora mismo, en la España en la que el gobernante Partido Popular ha convertido en delito buscar comida en la basura, los medios de Comunicación arremeten contra el político andaluz, erigiéndose como jueces y representantes de los consorcios económicos.

Es así como le exigen -casi le ordenan- que se disculpe. Tal es el caso del periodista Javier Silvestre, de la ABC Radio, quien además pide que sea la "última vez que tenga que entrevistar a un alcalde que ha robado un supermercado" (3).

La pregunta que surge de inmediato es si el periodista se atrevería a señalar y acorralar de la misma forma a los responsables de la crisis económica que golpea al pueblo español.

"Los fariseos andan en los grandes medios de comunicación. Igual como hay terratenientes, también hay prensatenientes (...) y éste (el periodista de ABC) en mi país forma parte del duopolio de medios (...) en España es de los más reaccionarios", explica el alcalde.

Y remata "aquí lo que hay es una dictadura de los mercados, de los oligopolios comerciales y ni la prensa, ni Rajoy gobiernan, sino que los gobiernan los bancos alemanes".

Por otra parte, algunos medios replican un información según la cual un Banco de Alimentos rechazaría las donaciones de la expropiación, por su procedencia (3).

Según José Caballero, miembro del SAT, "los alimentos están en manos de las Organizaciones No Gubernamentales -ONG- La Corrala, en Sevilla y en los Ayuntamientos Espera, Borno y Puerto Serrano, en Cádiz".

Andalucía famélica

El diputado de Izquierda Unida presenta datos sobre la Andalucía que lo obligan a la acción:

-1 millón 250 mil parados, lo que representa un 34% de la población activa.

-3 millones de pobres, 40% de las familias por debajo del umbral de la pobreza.

-200 mil familias echadas de sus casas por no tener cómo pagar la hipoteca a los bancos.

-En el campo, 2% de los propietarios poseen el 50% de las tierras cultivables y hay más de 500 mil jornaleros sin tierras.

-300 mil familias subalimentadas, según el último informe de Cáritas Diocesana.

-En España hay 1 millón 700 mil familias en las que todos sus miembros están en paro.

"Nosotros (el SAT) hemos hecho una serie de acciones. Una es ocupar tierras (...) y fincas (..) el día de ayer hemos decidido ocupar grandes superficies, en concreto, una en Cádiz y otra en Sevilla. Hemos cogido productos de primera necesidad y no los hemos pagado. Se los entregamos a Bancos de Alimentos para que se los repartan a la gente".

Franquismo puro y duro

Sánchez Gordillo explica que el objetivo de la expropiación a los supermercados es señalar a los responsables de la crisis, que para él "tienen nombre y apellido, carnet de identidad (...) lo que ha levantado una polvareda enorme en la derecha y en el gobierno".

La nube de polvo ha sido tal que el "franquismo puro y duro", como nombra y apellida Sánchez Gordillo al ministro de interior español, se ha saltado a los jueces.

"Si hay un sub-delito, que sea un juez quien lo juzgue. Aquí parece que el Ministro de Interior nos mandó a detener, sin que un juez lo ordene (...) Si a mí me detuvieran va a haber bastante revuelo en Andalucía".

El también profesor de historia dice haber expropiado "una cantidad ridiculísima", frente a los beneficios que tienen las empresas expropiadas, quienes no permiten agremiarse en sindicato a sus trabajadoras y trabajadores y obtienen miles de millones de euros en ganancias, en plena crisis económica.

"Hay familias que no tienen nada, ni siquiera para comer. A quienes señalamos eso, se nos trata de criminalizar. Ayer hubo un linchamiento contra el SAT y contra mi persona. Hoy estoy dispuesto a que me detengan, iré preso y estoy orgulloso de ir a la cárcel por esto, pero en cuanto salga de allí voy a volver a ocupar fincas, supermercados y bancos".

Los bancos son para Sánchez Gordillo la cueva de Alí Baba y los responsables de la crisis los banqueros. "No puede ser que los que le metieron fuego a esta crisis ahora se conviertan en los bomberos", dice.

¿La chispa que enciende la revolución en España?

"El miedo que tienen es que estamos señalando el camino. Si les recortan, le quitan el empleo, la casa, el subsidio, si se quedan sin nada, REBÉLESE USTED. Vaya a los grandes almacenes, o a los bancos, o acceda a los medios de producción ocupando tierras, ocupando industrias. Ese es el miedo que ellos tienen y por esos están tan nerviosos. Por eso cometen tantas barbaridades".

A través de la historia está más que demostrado que cuando el pueblo se rebela su inseparable compañera lo maltrata: la represión.

Según el alcalde de Marinaleda "el anuncio de detenciones va en dirección de reprimir y meter miedo para que no haya otra gente que secunde nuestras acciones. Lo peligroso no es el hecho en sí, sino el camino que señalamos: no se puede tirar el alimento mientras la gente no tiene para comer, que hayan tierras ociosas mientras hay gente en el paro y no tiene empleo, el que hayan empresas que realmente no estaban en crisis, sino que se declaraban en quiebra para cobrar las subvenciones; el camino en el que necesitamos un banco público y varios banqueros vayan a la cárcel porque ellos han robado a manos llenas. Como quiera que sigamos ese camino, van a ir contra nosotros".

Al SAT le piden más de 50 años de cárcel por acciones no violentas de reclamos, como ocupaciones, marchas, manifestaciones, huelgas de hambre. Pero esto no los detiene, al contrario seguirán luchando. "No vamos a permitir que la crisis la sigan pagando los pobres, mientras los ricos se siguen enlujando".

Finalmente, Sánchez Gordillo señaló a la Revolución Bolivariana como la esperanza del mundo. "Por eso debe ganar Chávez el 7 de Octubre".

Escuche el audio completo de la entrevista a Juan M. Sánchez Gordillo:
http://soundcloud.com/labrujuladelsur2/entrevista

Para ampliar las informaciones:
1) La Brújula del Sur es un programa que se transmite en la emisora del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Alba Ciudad (, @albaciudad, 96.3 FM) y Radio Rebelde (radiorebelde.info, @radiorebelde915, 91,5 FM), conducido por Ernesto J. Navarro y producido por Indira Carpio Olivo.
2) Interior ordena detener a los responsables del saqueo al Mercadona:
http://www.elconfidencial.com/espana/2012/08/08/interior-ordena-detener-a-los-responsables-del-saqueo-al-mercadona-103492/
3) Puede escucharlo en:
http://www.abc.es/radio/podcast/20120807/hablamos-alcalde-asaltado-supermercados-para-62411.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Principiantes”, de Raymond Carver

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Raymond Carver
Principiantes
Traducción de Jesús Zulaika
Anagrama

La imaginación y el relajamiento es la mejor compañía para adentrarse en una lectura inquieta y llena de desolación de la que está poblado el mundo narrativo de Raymond Carver. En el caso concreto de Los principiantes, estamos ante el más puro contenido creativo, una obra limpia de polvo y paja, de esos manoseos con los que cuando lo consideran suelen abordar con criterios más comerciales que literarios algunas editoriales. La primera edición de Principiantes se editó en Norteamérica en 1981 y el editor Gordon Lish la sometió a una corrección excesiva con la injusta intención de crear una nueva forma literaria. La edición en español de Anagrama en 2010 nos ofrece la versión original que muestra la veracidad del manuscrito según la declaración de Willian Stujll y Mauren P. Carrol de la Universidad de Harford West Hartford Connecticut (2009).

Exponiendo como “La fuente de edición –su texto base- es el original que Carver entregó a Gordon Lish –entonces su editor en Knop- en la primavera de 1980. Este original, que Lish cercenó en más de un cincuenta por ciento en dos sesiones de corrección exhaustiva, se conserva en el Lilly Libray de la Universidad de Indiana. Las historias originales de Carvel se han recuperado transcribiendo las palabras mecanografiadas que están debajo de las modificaciones y tachaduras manuscritas de Lish.” Sin embargo nada de esto debe restar los valores de quien fue el editor que lo elevó a ser reconocido como ese enorme narrador perenne insobornable que nos acompaña.

Con principiantes de nuevo Carver conmueve y sorprende tanto en al forma como en el contenido emocional y humano. Volvemos a reencontrarnos con el eterno y puro narrador y desfile de desconsolados y perdedores, estos y aquellos que en el fondo, que desfilan bajo el signo de Carver constante y conmovedor, padre y padrastro de los siempre derrotados. Y no sé porque llaman a esto “realismo sucio” cuando lo que muestra es la desgarrada y limpia realidad, los sentimientos y la belleza opaca del dolor, de los fracasos, hombre y mujer, en la sociedad. Siempre narrado con cariño y pulcritud con mirada que va esculpiendo las circunstancias de unos y otros, los desencantos de todos aquellos que iniciaron una vida unidos por la esperanza, tiempo, con sus altibajos y contrariedades provocan la derrota y tras ellas la amargura de los perdedores. Monólogos shakesperianos de una América profunda, la de “la nueva pobreza” esclava de su propio ritmo impuesto por el sistema. Todos o casi todos los relatos, van acompañados del problema del alcoholismo refugio de tantos, sombra inseparable de la propia vida del autor.

Durante la lectura de Principiantes han sido varias las veces, que he levantado la vista de la página saliéndome de los adentros de su contenido, recordando a Dos Passos y su Manhattan Transfer, no buscando una similitud en el exterior sino sopesando el efecto de las historias de perdedores que les da vida, para sin hacer comparaciones meditar sobre el panorama social y político en que participo como ciudadano que se siente acorralado, porque la pérdida de valores, entre ellos el factor humano, es fruto de los poderes establecidos, su alarmante trapisonda social, que nos estruja hasta extremos en los que surgen similitud de situaciones a las que leemos en esta serie de relatos.

Puede que haya lectores en desacuerdo, el derecho tienen, pero así lo dejan patente los personajes que componen estas vidas de desterrados por el sistema, derrotados. Los protagonistas de la “nueva pobreza”, los humillados y ofendidos del sistema, porque muchos de estos caídos proceden de allí, del entorno de las esferas del poder, pero como en el poema de Brecht, cuando ya no les son necesarios. . . Y que anden por ahí tipos que lo saben todo y no aceptan la actualidad del autor de madre coraje. Pues sí, quedan y se agitan con burla de tertulianos radiofónicos.

El contenido que en estos dieciocho relatos ofrece Raymond Carver se agita en su propio mundo representando tiempo y atmósfera sin fronteras que marca nuestras existencias, con un temblor que nos hace pensar si también a igual que en el poema de Brecht los próximos perdedores seremos nosotros, los mismos que leemos a Carver. Los que disfrutamos y nos conmovemos solitarios y solidarios. Igual que ese hombre de mediana edad sentado en el jardincito delante de la puerta de su casa con todos sus muebles alrededor, y la joven pareja ardorosamente inocente se detiene para preguntarle si vende aquel mueble que les ha gustado.

Historia donde un hombre y una mujer se encierran en la habitación de un motel y dolorosamente, despacio, reconocen el final de una relación. Tragedias escritas sobre “lo común y corriente” la real puta vida sin abalorios, que todavía nos despierta un halo de solidaridad y dolor por el candor sencillo de esas pequeñas tragedias, que el autor de ellas ha sabido impregnarla de humanidad para que le demos las gracias oteando el oscuro horizonte. Por eso, cuando apenas si se cree en algo, lo mejor es refugiarse en una buena lectura y, si es posible, escribir sobre ella. Alguien la leerá. No es conformismo, es puta realidad. Roberto Bolaño dejó escrito en 2666.” La vida es demanda y oferta, u oferta y demanda, todo se limita a eso, pero así no se puede vivir” Mas así vivimos tal vez por cobardes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Waldo Leyva desanduvo versos para regalarnos la poesía

Algunos de sus poemas son canciones que en la voz del trovador cubano Augusto Blanca son versos para la esperanza y el amor en todas sus dimensiones.

“Estoy atado al mástil / porque necesito, para salvar al mundo, / que canten las sirenas”, declara en tono mayor el cubano Waldo Leyva, poeta sobre el que recayó la cuarta edición del Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora.

El jurado, compuesto por los escritores, Josu Landa Goyogana de México, Raúl Betancourt de Cuba y Gustavo Pereira de Venezuela afirmaron en el veredicto que la obra “Cuando el Cristal no reproduce el rostro” es una celebración a la vida, un continuo donde la palabra hecha verso, recorre las humanas pasiones.

Entre otros libros ha publicado De la ciudad y sus héroes (Premio de poesía, Editorial Arte y Literatura, Cuba, 1976); Desde el este de Angola (Angola, 1976); Con mucha piel de gente (Ediciones Unión, Cuba, 1982); El rasguño en la piedra (Ediciones Unión, 1995); Otro día del mundo (Ediciones Ávila, Cuba, 2004); Ocultas claves para la memoria (Ediciones Fósforo, México, 2005); Agradezco la noche (Ediciones Cálamus, México, 2005); Remoto adagio (Ediciones Unión, La Habana, 2008); Asonancia del tiempo (Ediciones Vandalia, España, 2009) y Los signos del comienzo (Monte Ávila Editores, Venezuela, 2009), entre otros libros de poesía, teatro y ensayo.

Waldo Leyva (16 de mayo de 1943, Remates de Ariosa, Remedios, Cuba) se graduó en actuación y dirección teatral. Fue director y fundador del teatro universitario de la Universidad de Oriente de Cuba y ejerció como actor en el cine y en diversas puestas en escena. Además se dedicó a la docencia universitaria como profesor de Estética y de Literatura Cubana e Hispanoamericana, y ejerció el periodismo como fundador y director de revistas culturales, como Del Caribe y Letras Cubanas.

De sus versos

No es difícil reconocer a ciertos poetas. Al leerlos, aunque sea por primera vez, sus versos estallan ante los ojos y los hombros, las manos y la vida, como pronósticos y urgencias. Así, el poeta se convierte en compañero de viaje, en camarada de los amores buenos y las soledades más solas. “El camino se agota si no parto. / Al fondo, / donde no empieza nada, donde nada termina, / sigo de pie esperando”.

El hombre aguarda. Está solo, con todo el silencio del mundo contenido en sus pasos. Solo. Como cuando se enciende la tarde y apenas se escucha el viejo rumor del día que muere. Solo. Con la certeza del adiós entre los labios.

“Cuando todo resulte, sólo quiero / que alguien recuerde que al fuego puse / mi corazón,el único que tuve, / que yo también fui “hombre de mi tiempo”, / que dudé, que confié, que tuve miedo / y defendí mi sueño cuanto pude”, dice Waldo Leyva en Asonancia del tiempo.

El amor aparece entre los desnudos, entre las horas de ahora y siempre y todavía. Todo en su poesía lo nombra, como estandarte, como cuerpo, como naufragio y como vuelo. El amor en todas sus dimensiones, en todo lo humano que nos habita. “Las calles serán las mismas para entonces, / los flamboyanes de efe y trece seguirán floreciendo, / muchos amigos no estarán / y el tiempo habrá pasado por la historia de la casa, / de la ciudad, de mi país, del mundo. / Quiero que el veintiuno de agosto, al despertar, / prepares la piel / el corazón / las ganas de vivir”.

Ese es Waldo Leyva, el poeta cubano, el que desanduvo versos para regalarnos la poesía.

Sobre el premio

La obra del cubano Waldo Leyva, Cuando el Cristal no reproduce el rostro, fue escogida como ganadora entre 156 obras provenientes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela. En esta edición destaca la participación de poetas mujeres, más de 30 escritoras ofrecieron sus versos.

Es importante señalar, que el Premio tiene como propósito reconocer la creación poética actual, fortalecer vínculos culturales en el escenario internacional y rendir homenaje a la memoria del poeta venezolano Víctor Valera Mora. Y será entregado al ganador en un acto que se realizará en Caracas, el 21 de octubre de 2012, fecha conmemorativa del nacimiento del poeta.

“Nadie”, de Waldo Leyva

He oído a las sirenas cantándose una a otra.
No creo que canten por mí.
T.S. Eliot

Navego atado al mástil,
no porque haya islas esperándome,
ni magas,
ni monstruos solitarios.
Estoy atado al mástil
porque necesito, para salvar al mundo,
que canten las sirenas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El camino de la profundidad es un camino muy solo; uno puede perderse hacia adentro como hacia afuera

Guillermo Guzmán (Desde Barcelona, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La mente actúa como espejo de la realidad, se trata de que la reflexión del pensamiento acompaña el acto de saber apropiado cuando no intervienen factores distorsionadores de la cuestión a considerar.

Son muchos los elementos que intervienen e influyen de modo natural en la dinámica de toda realidad, y si por añadidura están de por medio focos de perturbaciones deliberadas y orientadas a confundir al hombre que ha de percibir determinada realidad fáctica, el acto de saber se torna erróneo ya que de una realidad desfigurada y atapuzada de prejuicios, nada bueno ha de percibirse; todo lo contrario.

La prensa sedicente, he acá el saco: “TalCual, Venevision, Globovision, El Nacional, Últimas Noticias, El Universal, Televen, Meridiano, ETC y -dele que no viene carro-” hace del acto de “informar” -que no informar- una mercancía y eso es funesto porque solapa datos que deberían estar en claro.

La información distorsionada es un arma de guerra porque ataca a grandes masas humanas y las aloca para luego someterlas a la esclavitud mental. Es evidente que los medios de difusión de embustes trastocan la verdad y la muestran con un ropaje que representa la trampa.

Recuerdo cuando Chávez extendió su mano con un clavel para obsequiar a la mujer venezolana, en un acto público, pero al día siguiente el periódico de Teodoro lo presentó con una pistola en vez de con la flor.

El camino de la profundidad (y de las profundidades) es un camino muy solo, no todos quieren y a la vez pueden emprenderlo expresamente pero hay que ir ahí a explorar; en los abisales de la mente está el ancla de la esclavitud y de la cual debemos zafarnos.

Hay que descolonizar la cabeza de muchos, todavía, pero para eso hay que combatir a fondo a la prensa sedicente, al cine de pacotilla, en fin, al modelo capitalista que todo lo somete a un solo patrón, al rígido modelo de pensamiento egoísta, fragmentario y cerrado, que somete a cada quien a nadar como en un océano oscuro.

Pero, sobremanera, téngase presente que no será posible un hombre nuevo en la escuela vieja diseñada por el humanismo burgués.

Las ideas también se corroen como el hierro; el socialismo bolivariano es algo todavía por hacer y el hombre nuevo en él, deberá navegar con otra bitácora: Un modelo de pensamiento abierto, renovador, pleno de valores del humanismo revolucionario.

Hay que tener gran fortaleza de criterios para profundizar el pensamiento y no perderse hacia adentro porque ese camino es un camino muy solo; hay que saber también donde estamos parados para tampoco perdernos hacia afuera por efecto de las perturbaciones de la televisión y del periódico manipuladores, entre otros factores pervertidos y pervertidores.

La guerra de USA contra nosotros y por intermedio de sus lacayos del poder mediático, se orienta contra la cabeza del venezolano; pretende el enemigo destruir la autoridad interior de cada votante y sumirlo en el conformismo; la obediencia emanada del miedo a la transformación hacia un modelo político, económico y social contrapuesto al capitalismo chupasangre, se inscribe en la extrema complejidad del hombre por largos años sometido al condicionamiento de la consciencia, mediante embustes, medias verdades, falacias persuasivas y otras triquiñuelas, cuestiones nada sencillas de deshacer de buenas a primera, a menos que entre otras, alternativas, esté de por medio el reentrenamiento de la conducta, en este caso, exponiendo al sujeto a informaciones verdaderas, al debate democrático, a esquemas de pensamientos en que la libertad se ponga de manifiesto.

Cada persona debe reconocer la naturaleza de su propio comportamiento para poder centrarse en sí mismo y abrirse sin miedos a las innovaciones y salir de la crisis de identidad a la que el modelo capitalista lo somete.

Aquí en Venezuela se está dentro de un proceso ya indetenible, nadie de nosotros es un eslabón aislado pero el que así lo crea, está pelando bolas y quedará a la zaga.

Se debe estar consciente de que el cambio de perspectivas hacia un modelo socialista bolivariano conlleva beneficios para todos aunque no todos upen a conciencia, el porvenir.

Un poco de fe no indigesta a nadie pero para avanzar hay que apoyarse en el conocimiento y en la ética revolucionaria, más que en aquélla; por sí mismo, solo, el conocimiento no basta para avanzar, de modo que, en consecuencia, el socialismo bolivariano avanza y, más, sobre “cenizas de última generación” porque está avalado por la ética bolivariana, que es decir, la ética revolucionaria.

El patriotismo es lo que nos aporta la moral de combate contra las hordas escuálidas -lamebotas de los hijos de Monroe-, en defensa de la soberanía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Pasajero sin destino

Ricardo Juan Benítez (Desde Buenos Aires, Argentina. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

El andén estaba iluminado con luces azulinas de neón y semidesierto. Algunas personas deambulaban con caras somnolientas. Un par de borrachos dormían sobre uno de los bancos al costado de los molinetes. Una parejita, contra toda lógica, encontraba aquél lugar romántico y se besaban a morir. Caminé hacia otro banco que estaba libre al otro extremo de las ventanillas de cobro. Estiré mi cuerpo con tres puntos de apoyo. Mi cuello en su respaldo, las nalgas sobre el borde y mis piernas con todo su peso sobre los talones de los pies. Sentía que el cansancio se escurría de mi cuerpo como la arena que la brisa arrebataba a los médanos. Cada músculo se iba relajando. Cerré los párpados un instante. La arenisca caía en un pozo sin fin. El susurro de las olas se mezclaba con el siseo del torrente de arena. Casi había llenado el pozo cuando reconocí el sonido real. Era la apertura de las puertas neumáticas del tren. Alcancé a subir casi cuándo se cerraban de nuevo.

El vagón estaba casi vacío. No fue difícil encontrar un asiento decente. La mayoría estaban tajeados o con suciedad. Me desparramé una vez más para recuperar mi sueño de arena. Tenía unas pocas estaciones por delante para intentarlo. El primer servicio de la madrugada del tren suburbano era ideal para dormitar. Ningún vendedor ambulante pasaba a los gritos ofreciendo sus chucherías de: “se compró barato, se vende barato”. Tampoco los mendigos madrugaban tanto. Sólo algunos pocos elegidos gozábamos de este privilegio. Los que volvíamos de nuestros trabajos. O los iban al mismo rutinario destino.

Debido al vaivén del vagón el sueño no tardó en llegar. Contra toda probabilidad me volví a deslizar por el arenal. Otra vez las olas sonaban del otro lado de los médanos y el pozo estaba a medio llenar. El viento silbaba en los recodos. La arena susurraba con ecos de otros tiempos.

Despertar era, en el mejor de los casos, lo más parecido a una tortura. De todas maneras esa forma de dormitar no se disfruta del todo. El inconsciente esta alerta a cualquier cambio de situación. La disminución de la velocidad del tren o una persona que observa fijamente. El arribo a destino o un cambio de vías. Era raro que fallara. El cerebro recibía la orden: ¡Despierta!

Desperté inquieto. Con esa sensación indistinguible entre realidad e irrealidad. Me arrebujé en el asiento. Entonces escuché la discusión:

—¡Andate o te hago cagar!

Abrí aún más los ojos. El tipo que acababa de amenazar era alto y canoso. Su rostro tenía una tonalidad amarillenta típica de la gente que vive de noche. La nariz era ganchuda y los ojos oscuros y sin vida. Un gordito de pelo rubio estiró la mano casi hasta tocarle la mejilla.

—¡No pasa nada, papá! ¡Está todo bien!

El tipo el tipo alto vestía un sobretodo gris largo. En su mano izquierda tenía un detalle: un arma automática. En aquel momento la apuntaba hacía el piso. Esquivó la mano del otro y volvió a hablar.

—¡Te dije que te voy hacer cagar! ¡Rajá de acá!

—¡Pero, papá! No pasa una…

Insistió el pobre infeliz con su caricia trunca. Por lo general algunos tipos pesados, acostumbrados a los pleitos callejeros, amagan con una caricia en la mejilla y tomando al sujeto por la nuca le pegan un cabezazo. El sujeto alto no iba permitir ninguna maniobra artera.

—¡Te dije que te iba hacer cagar!

Levantó la mano con el arma y puso el cañón sobre la órbita del ojo derecho del gordito rubio. Cerré los ojos mientras gritaba:

—¡No!

El estampido ahogó mi alarido. No se escuchaba ni el traqueteo de las ruedas ni el rumor del resto del pasaje. Algo más de un minuto más tarde sentía el retumbar dentro de mi cabeza. No quería abrir los ojos. Apreté mis párpados con fuerza. Luego percibí el olor de la pólvora mezclado con otro aroma entre dulce y ferroso. Un siglo más tarde, creo, dejé de gritar y abrí los ojos. En el asiento delante del que ocupaba estaba tirado el gordito rubio. Sólo veía una mano que se deslizaba sobre el respaldo de derecha a izquierda. Un gemido intraducible. La mano que se seguía oscilando pidiendo un auxilió que nadie quería ofrecer. Miré bajo el asiento. En el suelo, a mis pies, se estaba formando un charco de sangre. Me encogí lo más que pude pero el líquido casi me tocaba la suela de los zapatos. Tomé coraje y me levanté. Estaba tan confundido que primero avance en sentido del moribundo. Yo no quería ir en su dirección, me quería alejar, no verlo nunca más. Pero por algún pensamiento mórbido lo miré. Estaba volteado casi boca abajo, de cúbito dorsal derecho y era su brazo izquierdo el que manoteaba pidiendo ayuda. Yo tampoco lo iba a socorrer. El resto del pasaje se había agolpado contra las puertas que comunicaban los vagones. Pero no se pasaban al siguiente, todos miraban fascinados el espectáculo del tipo que se moría.

Caminé hacía una de las puertas del vagón. Luego me tomé con fuerza de una de las anillas. Los nudillos se me pusieron blancos. Entonces me encontré cara a cara con el asesino. Estaba frente a la puerta que yo había elegido, a mitad del vagón, con la mano izquierda dentro del sobretodo. Su mirada parecía absorta en el paisaje, pero estaba atento a todo lo que lo rodeaba. Se observaba su intensa pasividad como un predador al acecho. Di dos pasos hacía un costado. No quería mirarlo, sabía que si él lo notaba lo podía molestar. Pero no podía con mi propia fascinación. Lo miré como había mirado al gordito moribundo, sin proponérmelo. Una estúpida idea me asaltó de repente: no podía permitir que el tipo se saliera con la suya. Tenía que hacer algo o se iba a escapar. Por un instante dio vuelta la cara y me miró fijo. ¿Su instinto le había advertido de mis intenciones? Desvié la vista a la ventanilla más próxima. Simulé que estaba calculando cuando faltaba para llegar a la estación de Merlo.

¿Es que nadie iba a hacer algo? ¡Se iba a escapar!

Me moví con cautela, hacía un costado, tratando de ponerme lejos del ángulo de su visual. Tal vez pudiera encontrar un punto ciego. Si lo hacía con suficiente rapidez podría sorprenderlo. Avance un par de pasos más y no se dio cuenta. Entonces reparé en el otro sujeto. Era el único que estaba en la puerta dónde estaba el asesino unos pasos más atrás. También tenía un sobretodo oscuro. Me quedé quieto. De seguro que era un cómplice. El resto del pasaje estaba como congelado en los extremos del vagón. Los únicos que parecían tranquilos y en control de la situación eran ellos dos.

El tipo alto movió su mano izquierda dentro del abrigo. Puede ver la culata de la automática. El que estaba atrás le tocó la espalda mientras miraba en derredor sin mostrar signos de impaciencia.

Una disminución de la velocidad, un brusco tirón en el cambia vías era la advertencia de la proximidad a la estación de Merlo. El segundo sujeto se acercó al primero. Ahora ambos miraron en todas direcciones para corroborar que nadie iba a intentar hacerse el héroe.

Miré al tipo tirado en el asiento. La mano había dejado de moverse. El cuerpo estaba rígido. No se veía que respirara

El tren se detuvo, se abrieron las puertas y todo el mundo salió en tropel. Aquel vagón quedó vacío. A excepción de un pasajero tendido en uno de sus asientos.

El tipo del abrigo, caminado sin apuro, bajó por las escaleras al pasaje subterráneo que comunicaban los cuatro andenes. El resto del pasaje, como una manada a antílopes que huye de los leones por una sabana africana, nos refugiamos en el andén.

El tren cerró sus puertas y partió con su carga póstuma.
Intentamos separarnos los unos de los otros. Nadie tenía demasiados deseos hablar. Tal vez fuera vergüenza por la falta de coraje. Quizá el cansancio por la tensión.

En la salida hacía la plaza de Merlo, en el andén más bajo, se paseaba un gendarme. Fumaba displicente. No parecía tener demasiadas preocupaciones aquella madrugada.

Tal vez no fuera tarde. Me corrí hacía la boca de salida del túnel del pasadizo subterráneo y esperé. Con un sólo grito podía advertirlo de la situación.

En ese preciso instante venían dos muchachotes pateando los cubos de basura del andén.

—¡Lo mató! —gritó uno— ¡El hijo de puta lo mató!

—¿Cómo, loco? ¿Cómo?

—¡No sé, loco! —aulló el muchacho— ¡Lo vi pasar en el vagón todo lleno de sangre! ¡El hijo de puta mató a mi hermanito! ¡Carajo!

—¡Vení! —gritó el otro— ¡Lo vamos hacer cagar!

Los dos corrieron hacía las escaleras del pasaje subterráneo. Los muchachitos iban armados.

Volví mi atención al gendarme. Por la boca de salida de las escaleras no salía nadie. Tal vez cuando me distraje con los muchachotes el tipo había aprovechado para fugar. Quizá ahora estuviera en algún bar tomando un café leyendo el diario con las noticias de la mañana. Donde faltaría la primicia de un cadáver encontrado en la formación del primer servicio del tren suburbano del oeste.

Los muchachos tampoco aparecieron.

Espere. Un minuto. Dos. Tres. Una eternidad.

De seguro habían salido por el otro extremo que comunicaba a la terminal de ómnibus que llevaban a Paso del Rey y Moreno.

—“Moreno” —pensé.

En aquellos momentos el tren estaría llegando a la terminal de Moreno. ¿Quién descubriría el cadáver? ¿El guarda? ¿Uno de los conductores? ¿El personal de limpieza?

Se como fuere representaba un engorro. Más allá de la impresión por el hallazgo. Había que llamar a la policía. Responder preguntas. Esperar que llegara el fiscal de turno. Luego vendría la morguera y retiraría el cuerpo. Al tiempo los testigos serían requeridos por el juez de la causa para corroborar las declaraciones. La policía investigaría, casi siempre sin ningún resultado concreto. Caso cerrado.

Caminé unos pasos hasta un banco de hormigón que estaba libre y me desplomé. Acomodé mi cuello sobre el respaldo redondeado, mis nalgas al borde y mis piernas descansando sobre los talones.

Cerré los ojos y esperé el sueño arenoso. El viento con olor a sal. El sonido del mar. El aleteo de las gaviotas. El pozo que se llenaba con caracolas. Los médanos danzando de playa en playa. Un sendero de conchas que se perdía entre la espuma.

Casi lo había logrado.

Un estampido me despertó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La revolución en Nepal, el NOMT y la Tercera Guerra Mundial

Jon Juanma

1. Introducción
2. Guerra Civil o “Guerra Popular”
3. Acuerdo de paz
4. Elecciones de 2008
5. Asamblea Constituyente y gobiernos frágiles (2008/2012)
6. Reflexiones, entre el comunismo y el capitalismo: sistema interestatal y bloque histórico. El NOMT y la Tercera Guerra Mundial.

1. Introducción

Nepal es un país asiático situado entre China e India, cercano al Reino de Bután y la República Popular de Bangladesh. Con una población de casi 30 millones de habitantes repartidos en 147.181 Km2 (CIA, 2012), la mayoría de su población vive en el campo (el 80%) si bien tiene importantes núcleos urbanos como la capital Katmandú con más de dos millones de habitantes. Desde hace siglos ha sido un país que ha oscilado entre periodos de autarquismo y otros de pertenencia semicolonial a la órbita injerencista de la India. Todavía hoy Nepal mantiene esa dualidad en sus estructuras, en tanto inscrito por un lado a la economía-mundo capitalista, pero en donde una parte importante de su población rural continúa sometida a un orden de relaciones sociales de corte feudal-capitalista. No en vano, el país estuvo gobernado por una monarquía absolutista hasta hace menos de una década. En el presente trabajo daremos cuenta de la lucha de gran parte del pueblo nepalí por la República, la democracia y el socialismo, como herramientas necesarias para alcanzar la ansiada soberanía nacional. Además, cuestionaremos si este objetivo es alcanzable dentro de un sistema interestatal de economía capitalista altamente mundializado. Señalaremos también cómo la lucha de clases sigue siendo uno de los motores de la historia, junto a las necesidades de reproducción social de los individuos. Y ello pese a los elucubraciones contrarias de una historiografía posmodernista y eurocéntrica que ahora recula bajo el peso de una realidad gobernada por los recortes y las deudas externas. También por la asfixia de los presupuestos de las universidades donde todavía laboran no pocos de esos, otrora, laureados autores.

2. Guerra Civil o “Guerra Popular”

El 13 de febrero de 1996, el Partido Comunista de Nepal (Maoísta) declaraba la “Guerra Popular” a la monarquía nepalesa, buscando la proclamación inmediata de la república y la construcción de una democracia popular maoísta. Poco a poco, el ejército insurgente fue controlando más y más territorios en el campo si bien las ciudades permanecieron, en los primeros años, ajenas a su influencia. En las urbes, la mayor influencia la tenían el Congreso Nepalí (CN) y el Partido Comunista de Nepal-Unificación Marxista Leninista (PCN-UML). El primero, un partido centrista con un pasado socialdemócrata (adscrito a la II Internacional) que ahora practicaba un discurso económico neoliberal y el segundo, pese a su “revolucionario” nombre, un partido de corte socialdemócrata de izquierdas. Ambas formaciones se alternarían en el poder gubernamental compartido con el Rey en esta década de guerra (1996/2006). En el año 2001, justo en el ecuador del conflicto armado, se produce un hecho muy importante para la pérdida del apoyo popular a la monarquía: la masacre de la familia real. El príncipe heredero Dipendra, después de una noche de alcohol y cocaína, mata a su padre y a todos los herederos directos por, según fuentes oficiales, razones de índole sentimental. El príncipe asesino también queda malherido por el fuego cruzado y pocos días después fallece en el hospital. Como consecuencia de ello, el Rey Gyanendra, hermano del anterior monarca asesinado y para muchos, autor intelectual de la masacre, es proclamado Rey de Nepal. El nuevo monarca tenía un perfil todavía más reaccionario que el anterior y pronto lo demostraría asumiendo plenos poderes desplazando del gobierno a los dos partidos legales mayoritarios: el Congreso Nepalí y los marxistas-leninistas. Ante el fin del parlamentarismo se produjeron diversas protestas simbólicas de EUA y la UE que retiraron a su personal diplomático, sin interrumpir, sin embargo, la actividad económica con el brutal régimen monárquico (por aquel entonces todavía garante de un Estado confesional hinduista). Los partidos políticos legales, desde el centro a la izquierda del espectro político, fueron adquiriendo una posición más de crítica frontal contra la monarquía y se sumaron a huelgas convocadas por la guerrilla insurgente, cada vez más poderosa. Estas movilizaciones tuvieron una amplia incidencia en las principales ciudades y en la capital del país. Durante la guerra civil los maoístas se financiaron mediante el robo de bancos y la extorsión de capitalistas, terratenientes y “reaccionarios” junto a la ayuda de organizaciones guerrilleras y populares solidarias con su causa, repartidas principalmente por el sureste asiático (Cruz, 2012). En las zonas que controlaron los maoístas se produjeron colectivizaciones de latifundios y se establecieron gobiernos populares como hizo la guerrilla de Mae Zedong en la Guerra Civil China. La situación de la mujer sufrió un cambio radical al ser empoderadas como miembros con iguales derechos que los hombres. No en vano, cabe recordar que el 40% de la guerrilla estaba compuesta por mujeres. Esto produjo cambios, aunque tímidos, al otro lado de las trincheras, pues el ejército monárquico tuvo que aceptar mujeres si bien estas adoptaron roles secundarios y a penas llegaron al 5% del total de sus miembros. Además de las clásicas estrategias de propaganda maoísta, como difusión de panfletos, cartelería, banderas, etc; es de resaltar el uso que hicieron de las nuevas tecnologías como Internet, mediante el cual pudieron captar la solidaridad financiera de agrupaciones maoístas hermanas. Incluso el Comité Central llegó a realizar un videoclip musical que fue distribuido por la Red para animar a los nepalíes a unirse a la guerrilla. Justo al mismo tiempo que Estados Unidos declaraban a los maoístas como organización terrorista internacional.

3. Acuerdo de paz

En 2006, después de una huelga de tres semanas protagonizada por los maoístas junto a los partidos legales democráticos, el rey se vio obligado a restablecer el parlamentarismo, y el PM Koirala del CN junto a Prachanda, líder de la guerrilla maoísta, alcanzaron un acuerdo de paz. El rey Gyanendra, aunque no es depuesto, deja de ser jefe de Estado con la aprobación de una Constitución interina. El acuerdo también fue auspiciado por la ONU que se comprometió con una misión de paz a vigilar su cumplimiento. Los insurgentes se acantonaron a la espera de su incorporación al ejército y entregaron las armas que fueron depositadas en contenedores vigilados por la ONU. Los principales partidos y el monarca, se comprometieron a realizar unas elecciones para formar una Asamblea Constituyente que redactara una nueva constitución.

4. Elecciones de 2008

Las elecciones del 20 de abril dieron la victoria a los ex guerrilleros, para sorpresa de propios y extraños. El PCN(m) quedó como primera fuerza del país obteniendo 229 de los 601 escaños de la Asamblea. En segundo y tercer lugar quedaron el Congreso Nepalés con 115 y 108 votos respectivamente. Si bien las diferencias no fueron tan grandes en porcentaje de votos, los resultados dejaron meridianamente claro que el pueblo nepalés apoyaba a las fuerzas de la (llamémosle) “izquierda amplia” (desde el centro-izquierda de los marxistas-leninistas a los maoístas ortodoxos). La izquierda amplia obtuvo un total de más de 6.200.000 votos. Mientras que al lado opuesto del espectro político, la derecha amplia (desde el centro-derecha del CN a la extrema derecha monárquica) no alcanzaron los tres millones, cifra que los maoístas por sí solos, superaron. De este modo, una amplia mayoría del pueblo nepalés mostraba un deseo de ruptura con lo que había sido la política nepalí hasta la fecha. Siguiendo este deseo, la Asamblea Constituyente votó por la abolición de la monarquía en mayo de ese mismo año, poniendo fin a más de 249 años de gobierno de la Dinastía Shah. El ex monarca Gyanendra se retiraría a su palacio de verano con un séquito de protección policial permanente a cargo del Estado y afirmaría su intención de “vivir como un ciudadano nepalí más”. En realidad Gyanendra quedaría como reserva en el banquillo de jugadores que tanto la India como Estados Unidos conservan en el tablero nepalí. Los motivos de la hegemonía de la izquierda en Nepal no hay que buscarlos simplemente en los factores objetivos de pobreza y desigualdad del país o su clásico papel de semicolonia de la India. Hay que analizar también la cultura nepalesa y su tradición religiosa, sus costumbres comunitarias propias de una sociedad agraria que se siente más identificada con la cosmovisión comunista que con la individuación ofrecida por el capitalismo y su fetichismo alienador. Todo ello permite que la prédica comunista haya calado en su población, aumentando exponencialmente su presencia desde los años noventa. Como ya hemos señalado, los maoístas también han sido muy hábiles aprovechando las nuevas tecnologías para crear lazos de solidaridad y financiación, a la par que se mostraron inclusivos con las tradiciones (también religiosas) de amplios sectores de la población.

5. Asamblea Constituyente y gobiernos frágiles (2008/2012)

Desde la formación de la Asamblea Constituyente en 2008 hasta el presente, los partidos mayoritarios no ha conseguido redactar una nueva constitución. Durante estos cuatro años se han sucedido una seria de gobiernos frágiles que no lograron adelantar en ningún aspecto del Acuerdo de Paz, al menos hasta la llegada del actual Primer Ministro Bhattarai. Hasta ese momento se habían sucedido los gobiernos de, en primer lugar, Prachanda (líder de los maoístas desde la guerrilla hasta el presente), el cual tuvo que dimitir debido a que el Presidente conservador de la República, se negó a expulsar del Ejército a su General en Jefe pese a estar incumpliendo de modo flagrante el Acuerdo de Paz. Posteriormente vendrían dos gobiernos de corta duración encabezados por los marxistas-leninistas con apoyo parlamentario, primero, del Congreso Nepalés, y más tarde, de los maoístas. Finalmente en 2011, le tocaría el turno al maoísta Bhattarai. Este consiguió avanzar mucho la incorporación de los ex guerrilleros a las fuerzas de seguridad del Estado y la vida civil, si bien tuvo sus costes entre las bases, pues a ojos del ala izquierda maoísta, Bhattarai es un reformista que, durante su gobierno, no ha hecho sino ceder con las élites nepalíes y las fuerzas imperialistas.

Lo más interesante de este periodo fue que cuando los maoístas no estuvieron en el gobierno consiguieron una movilización permanente de las masas que les permitió derrocar gobiernos de los marxistas-leninistas y mantener una guerra de posiciones en la sociedad civil que los empoderó no sólo en la política nepalí sino entre sus bases. Mientras que en sus breves estancias encabezando gabinetes gubernamentales se produjo un alejamiento de las bases con respecto a los líderes. De hecho, una de las razones de la vuelta a los maoístas al gobierno fue que las tradicionales clases dirigentes nepalíes y el gobierno indio los consideraban menos peligrosos con responsabilidades gubernamentales, que sin ellas. Cuestión que en general suele ocurrir internacionalmente con la mayoría de izquierdas en el poder. Enfrentadas a un sistema socioeconómico contrario a sus bases programáticas, deben lidiar con lo posible de lo deseable, más la corrupción que siempre danza con gran soltura en los espacios del poder. En especial en los tiempos actuales de globalización ultraliberal donde los capitales y ciertos individuos detrás de poderosas corporaciones transnacionales tienen un poder que hace aritméticamente muy sencillo doblegar voluntades políticas individuales a cambio de cifras con muchos ceros, lo que conocemos bajo el nombre de corrupción. Sugeriremos una ilustración a modo de ejemplo. El hombre más rico del mundo, según Forbes, es el mexicano Carlos Slim. Si la diferencia de la riqueza entre Slim y un asalariado español medio se midiera por peso, el trabajador español llegaría al gramo, como las hormigas; mientras que el magnate mexicano alcanzaría las dos toneladas y media, como un gran hipopótamo. ¿Pueden un hipopótamo y una hormiga regirse por las mismas reglas políticas? Las posibilidades de corrupción (o aplastamiento) se agravan dentro de un contexto de polarización social donde a los pueblos no se les ha dotado, después de más de un siglo de democracias representativas, de nuevas herramientas que posibiliten democracias de base permanentes y multidireccionales. Es necesario superar la pobreza cívica que significa votar cada cuatro años con leyes electorales, además, amañadas. Es un insulto para la especie que los medios de producción hayan avanzado tantísimo desde el siglo XIX, y en cambio sigamos con parecida superestructura política a la que posibilitó el primer sufragio universal en Nueva Zelanda en 1893. La implementación de estas nuevas herramientas democráticas es perfectamente posible con el actual desarrollo de la informática y los medios de comunicación. Sólo falta la voluntad política para alcanzar esa democracia de nuevo tipo que haga efectiva la soberanía que teóricamente consagran las leyes, pero niegan los mercados.

Retomando la última hora de la realidad nepalí cabe señalar que a finales de mayo el Primer Ministro maoísta Bhattarai disolvió la Asamblea Constituyente al vencer un nuevo plazo límite para redactar la constitución. Ante la imposibilidad de llegar a acuerdos entre los principales partidos, Bhattarai anunció nuevas elecciones para noviembre próximo. La situación es sumamente caótica, pues mientras que la derecha acusa a Bhattarai de querer implantar una dictadura comunista; el ala izquierda de su partido dirigida por el excomandante guerrillero Kiran lo acusan de “neorevisionista”. Además, Kiran y los suyos se han escindido junto a un tercio de los diputados para formar un nuevo partido maoísta “revolucionario”. Por su parte, el Presidente de los maoístas, Prachanda, también se suma a las peticiones de dimisión de Bhattarai, amenazándolo con expulsarlo del partido si se niega. En este escenario India y China están muy nerviosas. India, realizando maniobras militares fronterizas y moviendo sus hilos con sus partidos-marionetas (como el CN), temerosa de que la relación entre su guerrilla maoísta (los naxalitas) y los maoístas nepalíes vuelvan a buen cauce vía Kirán, complicándoles sus políticas contrainsurgentes. Por su parte, el gobierno chino está muy molesto por la escisión maoísta, como le hizo saber a un destacado dirigente de los “maoístas revolucionarios” en visita a Beijing. Los “díscolos” de Kiran están poniendo en peligro la estabilidad de los negocios chinos acordados con el gobierno de Bhattarai, como es el caso de la construcción de una gran hidroeléctrica valorada en 1.600 millones de $.

6. Reflexiones, entre el comunismo y el capitalismo: sistema interestatal y bloque histórico. El NOMT y la Tercera Guerra Mundial

En un mundo totalmente interconectado por el mercado mundial, más que nunca antes en la historia, lograr la soberanía basándose en el concepto de Estado-nación heredado del Tratado de Westfalia nos parece simplemente imposible. También les parecía de este modo a Marx y a Engels cuando afirmaban en el Manifiesto Comunista que el mercado mundial rompía todas las barreras nacionales y que la revolución debería triunfar, para sobrevivir, en varios de los países más desarrollados. Posteriormente este internacionalismo fue también una premisa clave de la III Internacional hasta que se impuso la ideología estalinista de la revolución en un solo país. La cual obligó a los partidos comunistas más importantes a tener como principal objetivo no ya la revolución mundial sino la defensa de la soberanía de la URSS en su particular camino hacia un comunismo que, a diferencia de los pronósticos oficiales del PCUS en los sesenta, no llegaría a finales del pasado siglo, sino que se transmutaría en la conocida restauración capitalista de Rusia y el resto de repúblicas satélites. Un capitalismo que, no olvidemos, nunca abandonó Rusia en tanto la URSS seguía adscrita al sistema-mundo capitalista y a su ley del valor. Si bien es cierto que la restauración capitalista oficial llevaría a la privatización de amplios sectores de su economía y a la afluencia legal de enormes capitales procedentes de la mafia que se habían acumulado en el mercado negro de ciudades tan importantes como Moscú o San Petersburgo (antes Leningrado). La imposibilidad de la soberanía nacional también es reconocida actualmente por el Primer Ministro nepalí Bhattarai, contra parte del maoísmo predominante en su partido, cuando reconoce la imposibilidad de mantener una revolución comunista en un sólo país. Mucho menos si el país en cuestión es tan pequeño y empobrecido como Nepal; más difícil todavía si está rodeado de los dos aspirantes a potencias hegemónicas en el Nuevo Orden mundial. Esta determinación es la que Bhattarai denomina como “el sándwich nepalí”.

Actualmente nos encontramos con lo que venimos llamando el Nuevo Orden Multipolar Transitorio (NOMT) que se resolverá cuando la nueva potencia hegemónica quede reconocida de facto por la mayoría del sistema interestatal y/o supraregional. Aunque todavía es muy prematuro para prever un escenario de futuro con claridad, las mejores posicionadas para conseguir reemplazar lo que fue Estados Unidos son indudablemente China y en segundo lugar India, con más de 1.200 millones de habitantes y un crecimiento demográfico que pronto la convertirá en el país más poblado del mundo. Pero tanto China como India tienen crecientes problemas internos relacionados con el auge de la ideología maoísta, lo que puede dificultarles su camino hacia la hegemonía. India, como reconoció su Primer Ministro Manmohan Singh, tiene en los naxalitas (guerrilleros maoístas indios) el principal peligro para su fortaleza estatal. Por su parte China, debido a las crecientes protestas y revueltas de sus trabajadores, está viendo un auge de un sector maoísta del Partido Comunista, que poco a poco fortalece sus anteriores posiciones minoritarias frente a los clásicos reformistas del “socialismo de mercado” de tercera y cuarta generación, inspirados en Deng Xiaoping. Si bien es cierto que a veces este reconocimiento no es pacífico, ni mucho menos automático. Se producen retrasos y tiene mucho que ver con el nivel de lucha de clases mantenido por la clase obrera china. Como lo demuestran los asesinatos de varios líderes maoístas regionales (como dirigentes medios y alcaldes) muy queridos por su población debido a su lucha contra la mafia y en favor de políticas progresivas de redistribución entre las rentas del trabajo y las del capital. Una salida de la élite gobernante china, para evitar la lucha de clases en el interior de su país, es desplazarla geográficamente intensificando sus políticas imperialistas en otros países, explotando a los trabajadores extranjeros. O sea, lo que han venido haciendo EUA y Europa desde el final de la II Guerra Mundial, pero al revés.

¿Qué posibilidades tiene Nepal de alcanzar la soberanía en este escenario? En nuestra opinión, ninguna. Pero es que si analizamos sintéticamente, la estructura interna internacional, veremos que las cosas se complican todavía más. El país donde nació Buda se halla inserto en un nodo explosivo de la actual red de interdependencias del sistema-mundo capitalista. Como afirma Chase-Dunn sólo un sistema-mundo socialista y democrático podría entregar a los pueblos la soberanía que nunca han disfrutado plenamente y que en nuestros días es negada por el capital financiero y las políticas imperialistas. Desde que comenzó la crisis mundial a mediados de 2007 estamos cansados de ver cómo los gobiernos se han dedicado a salvar a los principales bancos, inyectando dinero que procede de lo negado con los recortes a las clases populares. Políticas de abaratamiento de la fuerza de trabajo dictadas por los gobiernos burgueses que están sometiendo a poblaciones enteras desde Canadá a Grecia, pasando por España y Portugal. La escisión, convertida en antagonismo de larga duración, existente entre la soberanía proclamada en las constituciones y la enterrada por los mercados, entre humanismo e irracionalidad, racionalidad y crisis de sobreproducción, democracia y plutocracia, proyecto socialista y capitalismo, continua ampliándose hasta nuestros días trazando una brecha que puede desembocar en la posibilidad de vivir una bifurcación histórica en el sistema, tal como señalan Wallerstein o Minqi Li. Ello significaría la posibilidad de poder elegir. De nosotros dependerá qué futuro sistema reemplazará al actual: si uno todavía más desigual donde la hegemonía se consiga intensificando las políticas de coerción (en especial en Europa), o por el contrario, otro más democrático e igualitario. Según la correlación de fuerzas internacionales que exista en el momento clave de la bifurcación del bloque histórico, entre las clases populares con conciencia y las masas pasivas manipuladas por las élites capitalistas, la balanza se decantará hacia un lado u otro. Dentro de la opción negativa hay que destacar la posibilidad que se produzcan nuevas guerras regionales pudieran desembocar en una guerra mundial de nuevo tipo, pues la “destrucción creativa” siempre ha sido una buena salida para que los gobiernos burgueses desplacen temporal y geográficamente las contradicciones inherentes del sistema. Todo ello acontecerá, claro está, si las fuerzas populares volvemos a perder la batalla por la hegemonía en el momento clave, como ocurrió al estallar la I y la II Guerra Mundial. Nepal podría ser escenario bélico de este conflicto internacional, en especial si India y China se enfrentaran en diferentes bandos, lo que ocurriría con bastante probabilidad. En ese caso, las fuerzas maoístas nepalíes e indias se posicionarían con China (y muy posiblemente junto a Rusia) frente a la alianza indio-estadounidense, especialmente si no vieran posibilidades objetivas para la revolución socialista mundial. China y Rusia vienen dando pasos los últimos meses en relación a esta alianza contra EUA y sus aliados y los gestos de estrategia militar preconflicto se precipitan, junto a las declaraciones de altos dirigentes políticos y del ejército chino ante la creciente situación de conflicto en Oriente Medio. Ya se han producido las declaraciones y publicaciones oficiales chinas donde el gigante asiático se prepara para una eventual guerra.

La historia de Nepal de los últimos veinte años, para bien y para mal, puede ser ilustrativa de los convulsos tiempos que nos esperan bajo esta nueva crisis de la economía-mundo capitalista. Quizás tengamos que aprender mucho de los errores y los aciertos nepalíes. Del mismo modo que muchos aprendieron de un país empobrecido e insignificante como España, en el sistema-mundo de los años treinta del siglo pasado, cuando durante su Guerra Civil se convirtió en terreno de pruebas de las potencias que se enfrentaron más tarde en la II Guerra Mundial. Ojalá Nepal, junto con Siria o Irán, no se conviertan esta vez en unas de las cobayas de la III Guerra Mundial. Por ello debemos estar muy atentos al acontecer asiático, donde en razón a una acumulación acelerada de capitales, se está jugando el futuro de la humanidad. Los tiempos de hegemonía euro-estadounidense son historia del pasado, ahora deberemos decidir con nuestro trabajo y compromiso diario, si la historia del futuro estará marcada por el socialismo mundial, o por la barbarie.

* El presente trabajo es una versión ligeramente modificada de la exposición “Nepal, crisis permanente en la cima del mundo: monarquía, república, democracia y soberanía entre dos superpotencias asiáticas.” presentada en la Universidad Complutense de Madrid, en el I Congreso de Gobernanza y Asuntos Públicos, a principios de julio de 2012.El presente artículo fue publicado el 10 de agosto de 2012 . Tiene derechos Creative Commons pudiendo ser reproducido libremente en cualquier lugar siempre que se conserve la totalidad del texto, la estructura, se cite la autoría y no exista ánimo de lucro.
** Jon Juanma es el seudónimo de Jon E. Illescas Martínez, investigador y doctorando en la Universidad de Alicante y la Universidad Complutense de Madrid, en temáticas de geocultura, geopolítica, industrias culturales y análisis del sistema-mundo. Recientemente ha publicado el libro “Nepal, la revolución desconocida. Crisis permanente en la cima del mundo.” (La Caída, 2012). También es artista plástico y creador del Sociorreproduccionismo Prepictórico.

Bibliografía:
CIA (2012), The World Factbook Online. Central Intelligence Agency: https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/ (2012/05/28).
CHASE-DUNN, Christopher y BABONES, Salvatore J. (2006), Global Social Change: Historical and Comparative Perspectives. Maryland: The Jhons Hopkins University Press.
CRUZ, Alberto (2011). La violencia política de India. Más allá del mito de Ghandi. Madrid: La Caída.
FRANK, Gunder (2008) Re-orientar. La economía global en la era del poder asiático. Valencia: Universidad de Valencia [1998].
GRAMSCI, Antonio (1981) Cuadernos de la cárcel. México D.F: Era [1975].
ILLESCAS MARTÍNEZ, Jon E. (2012). Nepal, la revolución desconocida. Crisis permanente en la tierra de Buda. Madrid: La Caída.
LI. Minqi (2008), The Rise of China and the Demise of the Capitalist World Economy. Nueva York: Monthly Review Press.
MANDEL, Ernest (1986) Las ondas largas del desarrollo capitalista. La interpretación marxista. Madrid: Siglo XXI [1980].
VV.AA (Institut de Drets Humans de Catalunya) (2007) Nepal. Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament: http://www.idhc.org/esp/documents/Biblio/Nepal.pdf (2012/07/04).
WALLERSTEIN, Immanuel (2005), Análisis del sistema-mundo. México D.F: Siglo XXI [2004].
____ (2005), La crisis estructural del capitalismo. Ciudad de México: Contrahistorias.
WHELPTON, John (2005), A history of Nepal. Cambridge: Cambridge University Press.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.