miércoles, 29 de agosto de 2012

Plástica: El Museo Metropolitano de Nueva York

El Ave Fénix


Las fotos # 1 nos muestran la fachada del edificio, la vía vehicular que se mira al lado derecho es la famosa “Quinta Avenida”, también conocida localmente como “La milla de los museos” (“Museum mile”) pues a lo largo de ella existen decenas de museos (incluyendo muchos medianos y pequeños), siendo los principales éste Metropolitano y el Guggenheim, verdaderos colosos de la arquitectura mundial.
Las fotos # 2 nos muestran otro ángulo de la misma elevación principal del edificio (fachada), como pueden ver se compone de tres grandes Arcos, de los cuales el Arco central sirve como entrada principal (y salida) para uso del público; las otras puertas de los otros arcos en realidad no son tales, son simulaciones pero en realidad son de concreto.
Sobre cada Arco se miran dos Medallones, son seis medallones en total, los cuales están dedicados a seis artistas universales: Rafael, Miguel Ángel, Durero, Rembrandt, Bramante y Velásquez, todos pintores excepto Donato Bramante quien fue un gran Arquitecto. Cada Medallón exhibe un alto relieve del rostro del artista y su nombre.
Dado que estos Medallones estaban destinados a rendir un tributo eterno al genio de seis de los mejores artistas de la historia, éstos fueron seleccionados escuchando opiniones de expertos en arte desde todas las latitudes del globo.
Los grandes carteles color azul anuncian las “Exhibiciones especiales” que se están desarrollando en el interior del Museo, por ejemplo cuando colecciones completas de artistas han sido traídas de otros Museos para ser exhibidas en éste.
Continuando con la fachada del edificio: sobre cada par de columnas Ustedes pueden ver unos grupos de bloques de piedra, lo que pasó fue lo siguiente:
En el interior de este bello Museo se exhiben obras de cuatro grandes ramas del arte mundial: Pintura, Arquitectura, Escultura y Música.
Entonces: esos cuatro espacios arriba de los cuatro pares de columnas estaban destinados a servir como bases para cuatro grandes esculturas que simbolizaran cada una de esas cuatro ramas del Arte, pero… se les terminó el presupuesto y no alcanzó la plata para comisionarlas, por tanto aún ahora después de un Siglo de haber sido construido este hermoso edificio, se observan esos bloques esperando ser reemplazados algún día por cuatro esculturas.
El estilo arquitectónico predominante de la fachada es fácilmente reconocible, es el estilo "Bellas Artes" (Beaux Arts) un estilo nacido en Francia en el Siglo XIX y usado profusamente en grandes construcciones tanto públicas como privadas. Aquí en Nueva York se observa ese estilo en varias otras grandes edificaciones.
El estilo arquitectónico secundario es el "Clasicismo" y tanto en el exterior como en el interior del edificio se observan importantes detalles del más puro estilo clásico, especialmente Clásico Antiguo o Clásico Tradicional, por ejemplo los nichos vacíos que se observan en la elevación principal.
A pesar de su belleza serena y de su intemporalidad, esos estilos han ido quedando en desuso; ahora todas las nuevas construcciones (especialmente los rascacielos) son de corte completamente contemporáneo, las fachadas son límpidas superficies de vidrio entintado, muy hermosos efectos y siluetas espectaculares. Pero ésa es harina de otro costal... continuemos con nuestro Museo:
Fotos # 3: el Vestíbulo principal del Museo. Pueden ver que el cielo está formado por tres grandes domos, correspondientes a los tres arcos a los cuales nos referimos anteriormente.
Al centro de este vestíbulo principal se mira la rotonda central, varios empleados del Museo atienden a los visitantes contestando todas sus preguntas en los seis principales idiomas del mundo: mandarín, inglés, castellano (o Español), hindú, ruso y árabe; sin embargo esto es cambiante, pues algunos de estos agentes de servicio al público son multilingües, una estimada amiga que trabaja en esa rotonda habla cinco idiomas; gracias al multilingüismo de varios asistentes como ella, cotidianamente se escuchan preguntas y respuestas en muchos otros idiomas como Italiano, Polaco, Portugués y Francés.
¿Ven Ustedes esos grandes arreglos florales? Seguramente Ustedes conocen la Revista “Selecciones del Reader’s Digest”. Pues bien: la fundadora de esa revista, la Señora Lila Bell Wallace, una multimillonaria y filántropa de origen canadiense nacionalizada norteamericana, fue una gran Mecenas de este Museo, al grado de que le donó gran parte de su colección privada de pinturas y objetos de Arte; efectuó importantes donativos económicos de hasta decenas de millones de dólares y heredó parte de su fortuna a este Museo Metropolitano de Arte de Nueva York -ella vivió en esta ciudad la mayor parte de su vida.
Pues bien: ella siempre se encargó de mantener esos grandes arreglos florales siempre impecables y en su testamento especificó que parte de los intereses bancarios generados por sus donativos fueran dedicados (a perpetuidad!) a mantener esos arreglos de flores naturales en la rotonda principal y en los cuatro nichos laterales (en estas dos fotos se observan los dos nichos del lado Este y uno del lado Oeste).
Recién hemos mencionado que el estilo arquitectónico secundario de este precioso edificio es el Clásico; pues bien: esos cuatro grandes nichos en bajo relieve son grandes detalles de ese estilo Clásico, Ustedes pueden apreciar el acierto de esa combinación entre el Estilo Bellas Artes y el Estilo Clásico al ver la armonía resultante entre ambos, por ejemplo los remates de las columnas tanto exteriores como interiores son Estilo Bellas Artes, éstos nichos son Estilo Clásico.
Otro importante aporte del Clasicismo a este hermoso edificio son las hileras de columnas interiores que flanquean este vestíbulo, creo que en una de las fotos pueden verlas.
Otro elemento Clásico muy importante -aunque siempre secundario- es la Gran Escalera que conduce de este vestíbulo principal hacia el segundo nivel, es una estructura amplia y elegante, pueden contemplarla en varias fotos del link que les incluyo más adelante.
Este elegante vestíbulo consta de dos niveles; sin embargo el espacioso interior del Museo consta de cuatro niveles en total.
Para quienes deseen contemplar otras vistas tanto de la fachada principal como del vestíbulo del Museo, les envío el siguiente link de Google, contiene abundantes fotos, algunas de ellas históricas:
http://www.nyc-architecture.com/UES/UES074.htm
La foto # 4: esta área es conocida como “El Ala Americana” (“The American wing”) y exhibe esculturas y vitrales creados exclusivamente en los Estados Unidos.
Al centro se mira la hermosa “Diana” color dorado que adorna el centro de toda el área, al fondo del gran espacio pueden ver un vitral diseñado y fabricado por Louis Comfort Tiffany, el célebre artista cuyas obras se popularizaron y aún ahora continúan comercializándose, entre ellas las mundialmente famosas lámparas Tiffany.
En el área verde (atrás de la escultura de mármol color blanco) se mira una escalera ricamente decorada y un púlpito: fue rescatada de una Iglesia antigua y comprada por el Museo para formar parte de su colección permanente. Arriba del pequeño techo circular del púlpito se mira una estatua, es el Ángel de Bethesda, el cual según la leyenda bíblica era un ser que bajaba una vez al año al lago Bethesda a curar a los enfermos.
En la parte de atrás de esta área del "Ala Americana" se miran unas mesas y sillas, es un área de descanso y lectura para los visitantes, la cual actualmente no existe pues toda el área fue remodelada hace pocos años y como parte de esa remodelación convirtieron esa área en un Hall para exhibir esculturas monumentales de mármol y piedra caliza, siempre norteamericanas.
Al fondo atrás del enorme ventanal de vidrio, se mira parte de la arboleda del Central Park.
Otra foto # 4: Esculturas de Asia. No puedo comentarles nada pues no conozco nada al respecto.
Fotos # 5: éste es el “Templo Dendur”, construido en Egipto hace veinte siglos.
Estaba ubicado en las riberas del Río Nilo y cuando Egipto construyó la enorme Represa Hidroeléctrica Aswan quedó semi-sumergida en las aguas del lago artificial formado por ella.
El Gobierno de los Estados Unidos ayudó a rescatar muchos monumentos que habían quedado en esa situación y el pueblo egipcio le obsequió este Templo Dendur al pueblo norteamericano como gesto de agradecimiento y reciprocidad.
En 1978, este Templo Dendur fue trasladado -bloque por bloque!- desde Egipto hasta este Museo en donde se construyó este gran Hall diseñado especialmente a exhibirlo.
El espejo de agua que se mira en la foto simboliza el Río Nilo.
Pueden observar que el Templo en realidad consta de dos estructuras separadas: la torreta del frente era la entrada principal y estaba abierta a todo el pueblo; la estructura principal (al fondo) estaba reservada a la nobleza y a los altos funcionarios y notables egipcios. Todas las paredes están adornadas con bajo relieves simbolizando diversos aspectos de la rica mitología egipcia.
Para quienes deseen conocer más sobre esta interesante historia del Templo Dendur, la manera en que fue traslado desde Egipto hasta Nueva York, etc., aquí les envío el siguiente link a un artículo de Wikipedia en Castellano:
http://es.wikipedia.org/wiki/Templo_de_Dendur
También les envío el siguiente link en el cual podrán contemplar muchas hermosas fotos de este Templo. En varias de esas fotos verán artistas presentando Shows, lo que sucede es que el Museo alquila esta sección para reuniones privadas, fiestas, recepciones, bodas, recitales de Opera, graduaciones académicas, etc., las cuales se desarrollan fuera del horario normal de visita del público. Todas esas reuniones sociales y actividades culturales son privadas, no son presentadas por el Museo.
Aquí el link de Google con preciosas vistas del Templo Dendur:
http://www.google.com/search?q=Dendur+Temple&hl=en&prmd=imvns&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=-Hw1UMiAFqXr0gGmyoC4BA&ved=0CAcQ_AUoAQ&biw=1843&bih=934
A través del vasto ventanal de vidrio se contemplan las arboledas del Central Park.

Estimados amigos: llego hasta aquí con esta primera parte de comentarios, continuaré la próxima semana con las siguientes láminas.

Nota: Amigos, he observado que el PPS incluye varias fotos dentro del mismo número y a veces cambia de número a la misma foto, por lo cual les sugiero ir pasándolas despacio y tomar en cuenta ese detalle al momento de leer estos comentarios; a medida que los redactaba me di cuenta de que algunas láminas cambiaban de número, razón por la cual a veces me refiero a ellas en singular y a veces en plural: "Foto # ___" ó "Fotos # ___".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Futboludol

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Desde chiquito su papá -gerente de un banco- lo llevaba a la cancha de Boca. Para que se interese y, tal vez, practique un deporte de hombres.
Le gustaba ver los partidos cuando el sol se iba poniendo. El cielo colorado, anaranjado, amarillo, azul, casi negro.
Así fue, por la estética, los lindos colores del crepúsculo, lo que lo hizo hincha de Boca.
Pero el tiempo iba pasando y dejó de interesarse por el futbol. Solo tenía gran curiosidad por lo que pasaba, y había pasado, en Argentina y otros países. Política nacional e internacional. Historias.
Y cada vez que, por radio o por la televisión, escuchaba que la resistencia iraquiana había matado un soldado yanki, lo festejaba a gritos. Como antes un gol.

Su padre estaba preocupado. No solamente dejó de interesarle el futbol -pasó a llamarlo futboludol- si no que también era partidario de la subversión irakiana contra los libertadores yankis. Y eso de festejar cuando se mataba alguien era crueldad. Tal vez sadismo.
Por eso fue a consultar un psiquiatra amigo, que le hizo algunas preguntas.

¿Cuándo era chico, jugaba con otros chicos o quedaba solo, aislado?

Casi siempre solo. Leyendo. Leía mucho.

¿Qué leía?

Primero revistas infantiles, historietas, o libros de cuentos de hadas. Después, de todo.

¿Y siempre solo, aislado?

Claro. Le gustaba el silencio para leer.

Hum….posiblemente autismo. O la propensión a una esquizofrenia…. Yo le recomendaría unos medicamentos y una sesión de electroshock.

Los medicamentos puede ser que lo convenza a tomarlos. ¿Pero como hago con el electroshock?

Simple. Dígale que quiero aplicarle una inyección muy buena para la salud. Que en realidad lo va a dejar dormido y ahí el electro. Y cuando está dormido, y durante el electro tiene que escuchar la transmisión de un partido de futbol.

Y así fue que, después de un tiempo dejó de interesarse por lo que pasaba en el otro lado del mundo y pasó a ser hincha fanático de Boca.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a James Petras: “Venezuela toma la ofensiva y define el contexto, o cae en la trampa de la oposición de ponerlos a la defensiva”

Indira Carpio Olivo y Ernesto J. Navarro

“Amuay fue un ataque dirigido a crear división entre los militares (...) El gobierno debió decretar un Estado de Emergencia (...) ¿Cómo se puede ir a elecciones bajo amenazas terroristas? (...) El terrorista capturado en Venezuela es el pico de iceberg (...) Lo de Estados Unidos contra Venezuela es una guerra, no es simplemente una batalla”.

En entrevista exclusiva para el programa La Brújula del Sur (1), James Petras (2), aseguró que la explosión de en la Refinería de Amuay es un “sabotaje” y que se trata de una “intervención” del gobierno estadounidense.

“El ataque está dirigido a la industria que genera la riqueza con la cual se implementan las políticas sociales (...) De pronto después del incendio (desde el gobierno de Barack Obama) empezaron a acusar al gobierno (venezolano) de mal manejo, de negligencia ¿Cómo saben ellos sin ninguna investigación que la culpa es del gobierno de Venezuela? Es la cosa más sospechosa. Tenían un guión escrito para intentar capitalizar políticamente en la campaña electoral a favor de la oposición”.

Recordó que Estados Unidos ha desplegado una fuerza especial para América Latina, una fuerza dedicada únicamente a la intervención.

En opinión de Petras, el presunto mercenario de nacionalidad estadounidense, capturado por las autoridades venezolanas en la frontera con Colombia, pudiera ser “apenas el pico del iceberg”, de una operación mayor.

El sociólogo compara lo ocurrido en Amuay con el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York ocurrido el 11 de septiembre de 2001, por lo que el gobierno debió decretar un Estado de Emergencia para pasar a la ofensiva y garantizar la seguridad interna. No hacerlo, dijo, podría estimular a los terroristas a realizar otros actos similares. ¿Cómo se puede ir a elecciones bajo amenazas terroristas? Se preguntó.

Decretar el Estado de Emergencia, representaría una señal mucho más firme del gobierno venezolano, según el analista estadounidense. “El presidente Chávez asegura que las Fuerzas Armadas están listas para cualquier eventualidad, pero la eventualidad ocurrió. Ese ataque está dirigido a crear malestar dentro de la fuerza militar. Es un acto de agresión militar”.

Consideró que el incendio de la Refinería de Amuay, antes que paralizar al pueblo revolucionario, debería movilizarle “para exigir respuestas en las investigaciones y para apoyar al presidente Chávez”.

Pidió al pueblo venezolano prepararse porque “lo de Estados Unidos contra Venezuela es una guerra, no es simplemente una batalla”.

“Hoy Venezuela toma la ofensiva y define el contexto, o se cae en la trampa de la oposición que ponerlos a la defensiva”, concluyó.

----
La entrevista completa escúchela aquí:


----

Para ampliar las informaciones:
1) La Brújula del Sur es un programa que se transmite en la emisora del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, Alba Ciudad (, @albaciudad, 96.3 FM) y Radio Rebelde (radiorebelde.info, @radiorebelde915, 91,5 FM), conducido por Ernesto J. Navarro y producido por Indira Carpio Olivo.
2.-James Petras, sociólogo estadounidense. Doctor en filosofía y profesor emérito de la Universidad del Estado de Nueva York en Binghamton.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¡Qué mal habla de un país tanto preso político!

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Los y las prisioneros políticos en el mundo dejan al descubierto situaciones de extrema infamia, de atropellos al pensamiento y de una falta absoluta de voluntad y cintura política que permita que personas que piensan diferente, puedan sentarse a dialogar sobre determinadas situaciones que ofenden a unos y son perpetradas por otros.


Si uno recorre esta América Latina que gime, pero que no calla su voz porque sabe que es la única herramienta a su alcance que permitirá que alguna vez la tortilla se vuelva, encontraremos a miles de personas padeciendo la injusticia de la cárcel y en las condiciones más infrahumanas, hasta imposibles de detallar para no agredir la susceptibilidad de los lectores.

Por otro lado y haciendo la misma recorrida, encontrará a verdaderos criminales, ladrones, corruptos, gozando de los beneficios del poder. Muchas veces los veremos tras sus bandas presidenciales, otras como lacayos de las mismas pero siempre con una ausencia absoluta de moral y de justicia.

Un paradigma de esta última situación la encontraremos en Colombia, país enroscado bajo las tenazas de un brutal Terrorismo de Estado, triste ejemplo que amenaza extenderse hacia otros países, como por ejemplo, Honduras luego del golpe de 2008, donde comenzaron a aparecer muertos y son perseguidos tantos opositores al régimen que desplazó la voluntad popular que eligió su destino como su derecho indicaba.

Está en Colombia, digo, el paradigma de la aberración, cuando sabemos que se hacinan en sus cárceles más de 8500 prisioneros y prisioneras que se manifestaron, muchos años, en contra de la violencia estatal, traducida en fosas comunes, desplazados, expulsados, asesinados, torturados, masacrados y montones de “atropello a la razón”, parafraseando el célebre tango Cambalache. Poema que algunos interpretan como el prototipo de la desesperanza, pero convengamos que tiene vigencia a través de las hojas del calendario caídas sobre la tierra y las circunstancias tal como se van desarrollando.

En las cárceles colombianas hay detenidos hasta poetas, músicos, pintores, esto dicho sin ningún sentido descalificador hacia los y las otros prisioneros. Al decir, artistas, estoy visualizando el espanto que produce que el estado sienta tanto terror por las artes, una de las vocaciones más bellas que un individuo puede esbozar.

¡Que mal habla de un país tanto preso político, compañeros! Y que absurdo eso de encadenar el canto cuando grita su desesperación desde las letras y las pinceladas del alma y del abecedario.

Y cuánto dolor produce saber que muchos de esos prisioneros fueron encarcelados y son falsos positivos, es decir, están acusados de ser lo que nunca fueron: guerrilleros, terroristas, a veces, ni siquiera, luchadores populares.

Entre tanto prisionero hacinado en las peores condiciones, encontramos a Joaquín Pérez Becerra, nacido colombiano y expulsado de su patria hace más de 20 años.

Sobreviviente de la masacre perpetrada contra la Unión Patriótica, debió dejar su tierra para preservar la vida, encontrando asilo en Suecia, país que le otorgó ciudadanía y jamás le negó la posibilidad de desarrollarse entre tantas personas en su misma condición de refugiados.

Joaquín se declaró bolivariano siempre, mucho más desde que se comenzara a hablar de la Patria Grande Latinoamericana, orientada en esa posición heroica a partir de la llegada al poder del presidente Hugo Chávez Frías, proceso que Pérez acompañó solidariamente denunciando los distintos vaivenes y agresiones que se ejecutaban contra el gobierno venezolano.

Joaquín fue encarcelado en circunstancias que todavía no logramos entender, porque su detención se produjo, justamente, en la República Bolivariana de Venezuela y a pedido de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia que antes de calzarse la banda que lo impulsaría hacia el sillón presidencial, se hizo famoso ante el mundo por la violación de territorio hermano (entre otros espantos).

Fue el 1° de marzo de 2008 cuando con el apoyo de la aviación, tropas especiales altamente entrenadas y logística estadounidense, irrumpió en Sucumbíos, territorio ecuatoriano, a sangre y fuego, descargando toneladas de bombas que impactaron en el centro del campamento donde estaba el comandante Raúl Reyes, del Secretariado de la organización FARC-EP.

Y por supuesto, causando graves daños en la zona hermana, en la que nadie había autorizado la irrupción.

Santos, ministro de defensa en ese momento, dio sus primeros pasos hacia el poder que luego alcanzaría gracias a semejante acto repudiado por el mundo.

Aunque muchas veces vemos que los repudios suelen levantarse, con el transcurso del tiempo… ¿Será cierto que Cronos, en su devenir, suele arrastrar hasta los pasos de la memoria?

Joaquín Pérez, periodista, luchador infatigable, un hombre que pasó su vida en lucha contra el feroz terrorismo de estado que enluta a su tierra, salió de uno de los aeropuertos más seguros del mundo, en Alemania sin que pesara contra él ninguna orden de captura de ningún INTERPOL.

Orden que, extrañamente, parece que tomó fuerza en la República Bolivariana.

Pérez fue fundador de la Agencia de Noticias Nueva Colombia -ANNCOL- cuya redacción está compuesta por periodistas que actúan de cara al mundo porque nada tienen que ocultar.

Desde hace muchos años comenzaron a tejerse, contra la página y sus componentes, las más absurdas teorías conspiradoras. Así fue que Pérez obtuvo el “título” de “terrorista” que actúa bajo la dirección de las Farc.

Bajo ese esquema, el considerado por Santos en mensaje a Chávez, “pez gordo al que había que atrapar”, es otro entre las más de 8500 víctimas que el Estado colombiano ostenta en su lucha “contra el terrorismo”.

Allí purga su condena por rebelde, confeso y declarado, humanitario, comprometido.

No es un tema para tomar por arriba, sabemos que es gravísimo que a una persona la tilden de pertenecer a una fuerza armada cuando no es cierto y mucho más preocupantes son los rótulos. Porque si hablamos de terrorismo uno no puede dejar de preguntarse quiénes son los terroristas.

Y muchísimo más indignante cuando no existe modo de probar dicha acusación, como estamos viendo al seguir las instancias de este juicio amañado, pergeñado desde el centro de un poder mafioso que busca fantasmas donde sólo hay hombres y mujeres de cara al sol que pretenden contarle al mundo que en Colombia no existen derechos humanos y lo hacen con las únicas armas con que cuentan: la palabra oral y escrita, el chequeo de la información y la conciencia.

Denunciamos que en Colombia no existe la justicia y no somos terroristas.

Que los prisioneros y prisioneras se hacinan en las cárceles en las peores condiciones y seguimos sin ser terroristas.

Que el mundo, algunas organizaciones de izquierda, algunos luchadores históricos parece no querer hablar de la situación que padecen esos hombres y mujeres que están librados a su suerte y estamos preocupados.

Sabemos que hablar de un país donde hay guerrillas, suele estigmatizar, pero deberíamos detenernos a pensar que hay pocas cosas más peligrosas que el silencio, que suele convertirse en el cómplice más importante para los verdaderos terroristas.

Deberíamos pensar, con carácter de urgencia y ante el dolor que produce todo preso por luchar, que cuando el sistema carcelario colapsa, hay algo muy extraño dando vueltas y contra eso deberíamos ir quienes repudiamos el atropello.

Estoy segura que esa es la tarea más urgente que nos debemos como militantes de la vida, porque al paso que vamos en este mundo con un Nuevo Orden Mundial al acecho, cualquiera de nosotros podría terminar sus días en la misma situación en la que hoy se encuentran tantas y tantos compañeros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Óleo

J. J. Conde (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“Ondinas”, de Gonzalo Pozo (El Divino)

Óleo es mojar los pensamientos en el blanco amanecer del cáñamo. Inundar de estrías las cuadriculadas sombras de la muralla y ponerse en el camino para empezar una nueva vida. Meterse, poco a poco, con dificultad, por entre la tela y recobrar el ritmo normal de las alas. Un bamboleo de brazos que es un arrullo de verdes y de azules. Es aquello que espera, con la paciencia titilante de sus notas. Aquello que se desea brote fructuoso en un destello claro de fuego, y se desparrame encantado, lento y humilde. Un equilibrio de estrellas. Como cuando extenuado, suelto de un informe fardo, el ser descansa en un pináculo celeste y reciben sus oídos el aire de un spiritual. Como la erupción de una flor.

Óleo es como un manto salpicado de retoños que sobresalen arriba, que sobresalen arriba. Una pequeña canción de fruta, un modo de ayuda, un alivio constante. La magna vitalidad que hace flujo y reflujo. El llanto vigoroso derramado por todo el contenido. El amarillo concentrado, removedor de poros y cabellos. La ninfa centelleante, mimosa del pincel y de la carne. Un arrebato de amapolas sobre un cúmulo de espigas. La lluvia que se desprende de las cuencas de las manos de Aries. Un suspiro cadencioso. Una página sin fraude. El galope sin desmayo del centauro. La ascensión de unos peldaños. El sonido del silencio. El descanso de la mirada que, abierta, goza y goza. Observar desde atrás. Volar soberanamente.

Óleo es compartir gaviotas en el firmamento púrpura de Peña Grande, con Layla, Van Gogh, Paloma, la túnica del lama, Dylan atizando en la autopista, Hendrix en la encrucijada y el humo del incienso inundándolo todo. El rostro que aparece y desaparece. El recio rojo y el negro de brillantes. Un bramar de olas por cada latido del corazón. Un grito en sueños. El nácar de los sentidos. El olor de la mar. Marrón de la meditación. La huella comba de un cuerpo lacerado. Un jirón. Noche de callejas. Un retrato en el vacío. La brisa inquieta que engalana mástiles y pechos. Un recuerdo. Un escalofrío a la luz de la luna. Una melodía apasionada. Un río de caricias desangradas. Algo que tiñe de esperanza la ventana. El gris. El temblor del alma. Sentir los ojos de la figura, cómo se hunden en la amalgama de los colores, cómo se funden en un solo trazo acrisolado, cómo se hacen obra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Primer premio de Microrrelato “Villa de Baños de la Encina” (Jaén) – 2012: Angélica y Medoro

Daniel de Cullá (Desde España. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Yace Angélica en un profundo sueño, yo no sé si en los campos bañuscos, sobre una loma o en la alcoba de Burgalimar (castillo de Burch Al Hammam), mandado construir por Al-Hakem II, rey musulmán de Córdoba, (“que estos reyes estaban dotados de poder extraordinario y hechicero, y se ocultaban y fácilmente se introducían por dó quieren “), callandito y andando y lentamente como Medoro va andando y atisbando el sitio donde está su diosa Angélica. Y va de la mano de Daniel de Cullá que se pasea virtualmente por este Artístico Bien de Interés Cultural, muy cerca del Pantano Rumblar (la ‘playa de Jaén’), a las faldas de la localidad.

4.000 años historia y la atrevida aventura de Angélica y Medoro es la misma, como aquella sentencia de: “Jurado ha el baño, de lo negro no hacer blanco; ¿para qué va al baño la negra, si negra se queda? Yo he atisbado el Primer Certamen de Microrrelato “Villa de Baños de la Encina”, siendo el ganador como indica el Jurado: “el ganador con la obra "Angélica y Medoro", es Daniel de Cullá. El cual no pudiendo asistir al acto, leyó su obra la Concejala de Cultura Ana María Herrero”.

Ecce Angelica dormit. ¡Qué buen pienso va a darse Medoro! Ya se relame. Ya se acerca. Ya llega. Qué momento. Más las alternativas de sucesos prósperos y adversos no dejan a Daniel acercarse a recoger el premio, y poder gozar de algunos de los platos más representativos del pueblo como son los cucharros, el venado a la bañusca, las migas serranas, la carne de monte en adobo, ensalada de perdiz, liebre en salsilla bordonera, calandrajos con liebre, perdiz con chocolate y habichuelas, ¡ay¡

De Cullá bendice a la Concejala de Cultura por leerle su premiado texto, este:

ANGELICA Y MEDORO

Sobre la higuera danzaban las estrellas venidas en surcos por el cielo y sus puntas de alas besaban la espuma de las aguas. Ved aquí los amantes elaborando con palabras de amor esa simpatía que se expresa en general más inequívocamente por las preposiciones a ó por. La pasión sexual aletea resoplando como dioses marinos a través de ese roce de labios en álcali volátil, especie de goma resinosa que se pegaba a los rosados guijarros entre inmensas olas amantes rodeadas de cadillos, la bardana menor, el fostón, el Amor al uso y el Amor de hortelano, el amorejo, el lampazo.

Angélica, la amada, es como esa lección que canta la Iglesia Romana para la bendición del cirio el sábado Santo. Medoro, el amante, sobre el espejo movible del agua, de cuerpo entero, era para Angélica un ente mitológico por el cual y a través del cual evidentemente ella quiere diseminar su alma.

Cariñosos y amables, angelicalmente, con inocencia y candor, haciendo líquida una consonante por su unión con la que le precede, espejean, relucen y despiden resplandores como lo hace el mar; se mojan y se pegan a sus cuerpos, tendiendo a ensancharse y derramarse, no teniendo forma propia y adaptándose a las de los cuerpos que les contienen. Su abrazo se hace poema celestial, ellos dos como unos jóvenes con alas y también como mariposas, pero hombre y mujer sobre todo, para todos y para ellos solos, cuando el amor va lentamente rumbo al faro y, al huidizo paso de los místicos, resuena el diálogo luciente de los dos al amor de la corriente, y se crece el vástago de la pita.

De la parte al abrigo del viento se les oye murmurar:

-Angélica: Obras son amores y no buenas razones, Medoro.

-Medoro: Angélica, ya sabes, amor de niña, agua en cestilla. Que amor con amor se paga.

- Angélica: Amor de asno, coz y bocado. Amor loco, yo por vos ¿y vos por otra?

Amorgados, como el pez que se adormece comiendo morga, alpechín, coca de Levante, lamidos por esas aguas cual aguaza que sueltan las aceitunas amontonadas antes de la molienda, los amantes, tumbados cuan largos son sobre su propia imagen se hunden hasta una cierta profundidad del alma calando mucho de proa y embestidos directamente a la playa para quedar bien varados, mientras los moluscos que horadan las piedras se esconden en los agujeros que hacen.

Agarrada al agreste y feraz pellejo de Sierra Morena, Angélica, al igual que ayer Lindaraja, la Bella Galiana o la ingrata Zaida, recuerda el romance morisco: “ Bella Zaida de mis ojos, y del alma Bella Zaida”, se asoma mirando de frente a la antaño "tierra de calma", en el teatro de los galantes torneos de la caballería mora donde Aben Amar y Alabez se ejercitaban en ellos: “ Gran fiesta hacen los moros, jugando van de las lanzas, ricos pendones en ellas, labrados por sus amadas”; hoy manta hilvanada de olivos, de la depresión del río Guadiel, alegrándose el haberse encontrado en tan primoroso aprieto, con el que tantas dichas logró.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Perú y Chile: El manifiesto de la concordia

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Los intelectuales latinoamericanos de mayor renombre reviven su preocupación por la paz. No hay razón valedera para que un diferendo limítrofe en el Pacífico entre Perú y Chile, sometido al Tribunal de la Haya, altere la indispensable concordia en la Región. Décadas atrás Mario Vargas Llosa, Jorge Edwards y Gabriel García Márquez, alentaron valiosas corrientes de unidad continental, que sin duda han tenido buenos frutos.


En 1989, Gabriel García Márquez, en su novela histórica El General en su laberinto, recrea un diálogo con el mariscal Antonio José de Sucre, y le dice, llevándolo a su despacho privado: «Ese lugar es ya más suyo que mío». El Gran Mariscal de Ayacucho, su amigo entrañable, conocía a fondo el estado del país, pero el general le hizo un recuento detallado antes de llegar a sus propósitos. En breves días había de reunirse el congreso constituyente para elegir al presidente de la república y aprobar una nueva Constitución, en una tentativa tardía de salvar el sueño dorado de la integridad continental.

El Perú, en poder de una aristocracia regresiva, parecía irrecuperable. El general Andrés de Santa Cruz se llevaba a Bolivia de cabestro por un rumbo propio. Venezuela, bajo el imperio del general José Antonio Páez, acababa de proclamar su autonomía. El general Juan José Flores, prefecto general del sur, había unido a Guayaquil y Quito para crear la república independiente del Ecuador. La república de Colombia, primer embrión de una patria inmensa y unánime, estaba reducida al antiguo virreinato de la Nueva Granada. Dieciséis millones de americanos iniciados apenas en la vida libre quedaban al albedrío de sus caudillos locales.

«En suma», concluyó el general, «todo lo que hemos hecho con las manos lo están desbaratando los otros con los pies».

«Es una burla del destino», dijo el mariscal Sucre. «Tal parece como si hubiéramos sembrado tan hondo el ideal de la independencia, que estos pueblos están tratando ahora de independizarse los unos de los otros».

El general reaccionó con una gran vivacidad. «No repita las canalladas del enemigo», dijo, «aun si son tan certeras como ésa».

El mariscal Sucre se excusó. El general, que tanto lo quería, había dicho de él que fingía ser modesto sin serlo. Fue héroe en Pichincha, en Túmulo, en Torqui, y apenas cumplidos los 29 años había comandado la batalla de Ayacucho que liquidó el último reducto español en la América del Sur. Estaba señalado por su buen corazón y talento de estadista. Su único compromiso con la nación, y el último, según sus deseos, era participar como diputado por Quito en el congreso constituyente. Estaba destinado a ser el natural sucesor de Bolívar. Es muy probable que esto haya sido la causa de su asesinato. Con Sucre vivo, continuaría la visión política de Bolívar y la unidad de la Gran Colombia. Fue asesinado de un disparo en las montañas de Berruecos el 4 de Junio de 1830. Bolívar dijo: "Lo han matado porque era mi sucesor".

CASI 2 SIGLOS DESPUES

En el 2012, Sudamérica, configurada por doce repúblicas, con un territorio de 17 millones de kilómetros cuadrados, que incluye la Amazonía - Orinoquía y una población aproximada de 400 millones de habitantes, tiene 130 millones de pobres. Los estudios más rigurosos aseguran que Sudamérica es una de las regiones más ricas del planeta, que aspira ser independiente, soberano y auto determinado.

Esta condición conlleva una construcción social y política marcada por el conflicto y la resistencia. En Suramérica se cuentan por decenas los golpes de Estado, las dictaduras, los fraudes y las imposturas.


-Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards, el reciente 25 de julio, en el Llamado a la Concordia, acompañados de 30 intelectuales de reconocida trayectoria democrática, consideran que “no son desinteresadas las manifestaciones de patrioterismo barato con que ciertos órganos de prensa y grupos políticos extremistas tratan de sembrar la discordia entre Chile y Perú”.

Pronto (en diciembre) comenzarán las vistas orales sobre el diferendo de fronteras marítimas entre Chile y Perú que se ventila ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. “Muchos hubiéramos preferido que esta discrepancia se resolviera mediante negociaciones bilaterales, en la discreción de las cancillerías, pero, como no fue posible el acuerdo, el litigio está donde la razón y el sentido común señalan que debe estar: ante una instancia jurídica internacional que ambos países reconocen y cuyo fallo los gobiernos peruano y chileno se han comprometido a acatar”.

Ésta iniciativa de dos escritores, 33 años después (en junio de 1979), con motivo de cumplirse el centenario de la Guerra del Pacífico, encabezaron también una declaración de 10 chilenos y 10 peruanos proclamando la voluntad de obrar para que nuestros dos países vivieran “siempre en paz y amistad”.

En esa ocasión recordaron que los enemigos de Perú y Chile no eran nuestros vecinos, sino el subdesarrollo, y que la batalla contra el hambre, la ignorancia, la desocupación, la falta de democracia y libertad “solo podemos ganarla unidos, luchando solidariamente contra quienes pretenden enemistarnos y obstaculizar nuestro progreso”.

Cuando apareció aquel primer manifiesto Chile y Perú padecían dictaduras militares (presididas por el general Pinochet y el general Morales Bermúdez respectivamente) que censuraban la prensa, perseguían al disidente y cometían bárbaras violaciones contra los derechos humanos. Las disputas de límites han sido una de las fuentes más fecundas de subdesarrollo en Latinoamérica.

Hoy, por fortuna – agregan Vargas LLosa y Edwards - ambos países disfrutan de libertad y de legalidad, tienen gobiernos nacidos de elecciones libres que respetan el derecho de crítica y practican unas políticas de mercado, de respeto a la propiedad privada, a la libre competencia y de aliento a la inversión que han dado un gran impulso a su desarrollo económico.

Aunque, desde luego, añaden, aún falta mucho por hacer y las desigualdades de ingresos y oportunidades siguen siendo muy grandes, la reducción de la pobreza, el crecimiento de las clases medias, el flujo de inversiones extranjeras, el control de la inflación y del gasto público, así como el fortalecimiento de las instituciones en ambas sociedades son notables, los más rápidos que registra su historia.

Los intercambios económicos entre Chile y Perú denotan también un dinamismo sin precedentes. Empresas chilenas operan en todo el Perú, han creado muchos miles de puestos de trabajo y, desde hace algunos años, varias compañías peruanas han empezado también a invertir y trabajar en Chile. El número de peruanos que, desde que comenzó el despegue económico chileno, emigraron al país vecino y han echado allí raíces se cuenta por decenas de millares. Edwards, considera posible reescribir la historia de Chile-Perú.

¿SEGURIDAD Y DEFENSA?

La controversia de delimitación marítima entre Chile y el Perú es un diferendo en una zona aproximadamente 37.900 km² en el océano Pacífico, a partir de la tesis peruana que la delimitación del límite marítimo entre ambos países estaría aún sin determinar.

La tesis chilena sostiene que no hay temas limítrofes pendientes con el Perú, asumiendo que existen tratados internacionales vigentes sobre la materia.


En diciembre se iniciará el referido juicio oral en el tribunal de La Haya. Pero en junio, el presidente sureño Sebastián Piñera remitió al Senado de su país el documento "Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa 2012-2024" (ENSYD) que, en opinión de los observadores más serenos y neutrales, no puede desligarse de la resolución judicial internacional sobre el diferendo marítimo planteado por el Perú.

Chile precisa que es un país con vocación de paz y buscará su seguridad por medio de la cooperación internacional, aunque “reservándose el derecho inherente a la legítima defensa, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas".

Chile en 2008 desembolsó 1,518 millones de dólares en compras bélicas, en el 2009 llegó a 1,613 millones y el 2010 sumó 1,802 millones, con evidente tendencia al alza, de acuerdo con el Ministerio de Defensa de Chile.

Las Fuerzas Armadas chilenas cuentan con más de 3 mil millones de dólares en un fondo acumulado por concepto de la Ley de la Reserva del Cobre (10% de las ventas del metal se destina al gasto militar). En el Senado chileno se encuentra el proyecto de eliminación de esa Ley del Cobre, y en su lugar se aprobaría un Fondo de Capacidades Estratégicas. La desaparición de la Ley Reservada del Cobre no afectaría los actuales niveles del gasto, especialmente cuando baje el precio internacional del metal rojo.

Chile tiene una flota de combate aéreo multirol, dotada de armamento moderno, tanques Leopard y fragatas provistas de hasta cinco clases de misiles, que según fuentes especializadas lo ubica en uno de los países sudamericano más armado, después de Brasil.

Más cifras: 3,000 millones de dólares es el fondo de reserva de Chile para compras de armas. 1,518 millones gastó Chile en armas en el año 2008. 1,802 millones destinaron las FFAA chilenas en adquisiciones bélicas en el 2010.

Las ciudades fronterizas de Tacna y Arica son pacíficas, amigables. Según Migraciones, el año pasado transitaron de ida y vuelta, más de un millón de chilenos. Del total de visitantes extranjeros, el 60% proviene de Chile. Las relaciones entre Chile y Bolivia están suspendidas desde 1962, con un paréntesis entre 1975 y 1978, cuando fracasaron negociaciones para una salida al mar de Bolivia, acceso al mar que perdió en una guerra del Siglo XIX contra Chile.

EMPRESAS PUBLICAS Y COMERCIO BILATERAL

El Perú mantiene un intenso crecimiento en el intercambio comercial con Chile. Incluye la importación desde gasolina sin tetratileno para autos, a través de una cadena de grifos – Primax, con 49% de acciones de la Empresa Nacional Petrolera – ENAPE, una de las más modernas de Sudamérica, sin contar recursos petroleros ni gasíferos, pero si promovida por la Empresa estatal del Cobre. A los combustibles, se suma el nitrato de amonio para la minería, aceros y varillas de hierro, papeles y cartones, bobinas de papel periódico, bebidas alcohólicas, malta tostada, alambre de cobre refinado, mariscos frescos, tabaco rubio, entre otros. Solo entre enero –mayo del 2012 el valor FOB bordea los 500 millones de dólares.

El Tratado de Libre Comercio Perú - Chile fue firmado el 22 de agosto de 2006 en Lima. Este Acuerdo reemplaza el texto, anexos y protocolos del Acuerdo de Complementación Económica Nº 38 (registrado en ALADI como "AAP.CE Nº 38"), que había sido suscrito el 22 de junio de 1998 y entrado en vigencia el 1 de julio de ese año.

Las inversiones peruano-chilenas también van creciendo. Según les a Cámara Binacional una de las últimas inversiones del Perú fue del grupo Brescia cston la adquisición de Cementera Melón. También figuran otras adquisiciones de empresas medianas y pequeñas que es la característica de este intercambio, fisonomía que ha cambiado en desde fines de los noventa. En esta perspectiva sobresalen Milpo, que compró la mina Iván, en Antofagasta; la de Embotelladora San Miguel del Sur, del Grupo Añaños, o la de Montana, que hace un año adquirió Crandon Chile, flujos de inversión que se estiman entre los US$ 1.500 y US$ 2.000 millones.

Según la Dirección General de Relaciones Económicas internacionales de Chile, la inversión chilena en el Perú a junio del 2009 asciende a US$ 7.203 millones. Las exportaciones totales en el año 2011 alcanzaron los US$ 45,726 millones, lo que representó un incremento de 28% en comparación al año anterior, la cifra más alta en la historia del comercio exterior peruano. Las exportaciones per cápita en el 2011 fueron de US$ 1,534, superando los US$ 1,206 registrados en el 2010 y los US$ 266 de 2001.

Los productos emblemáticos de exportación fueron el espárrago, la uva, palta, mango y pimiento. Entre los más dinámicos destacaron las menestras, banano orgánico, café, cacao y derivados, fresas y granada. En el sector pesca, los productos emblemáticos fueron: pota congelada, conchas de abanico congeladas y colas de langostino. El sector textil los polos, suéter, prendas de bebé. Los más dinámicos fueron los vestidos, conjuntos, pantalón, ropa interior para damas y pijama, todos elaborados en algodón. En el sector de manufacturas diversas se registraron exportaciones, fosfato de calcio productos ferreteros, menaje de plásticos y baldosas cerámicas fueron los más dinámicos.

RESPUESTA REGIONAL

La crisis global iniciada en el 2008, por excesos del libre mercado y la debilidad reguladora de los Estados, comienza a golpear Latinoamérica.

Una respuesta regional, constituye la consolidación del Consejo de defensa de UNASUR y el proceso de integración económica Mercosur.

En Chile del 2012, los estudiantes demandan una educación gratuita y de calidad. Los Mapuches, la mayor etnia ancestral del país, con una población de 600 mil habitantes, luchan por mantener libre sus territorios.

Los conflictos principales en Sudamérica los encabezan los movimientos sociales anti minerías, que se oponen a las explotaciones a gran escala, porque la alta rentabilidad del capital no corresponde a las necesidades de los pueblos. El año pasado se registraron 160 casos de enfrentamientos por minerías. Perú, Chile, Argentina, son los que más litigios registran: 30 en el Perú, 15 en Chile, 30 en Argentina. En Ecuador se reportan 4. En Colombia, el terrorismo de Estado, con su brazo paramilitar, causó un gran desplazamiento, abriendo camino a las transnacionales mineras canadienses, suizas, norteamericanas e hindúes, según diferentes fuentes periodísticas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El futuro melancólico de Ray Bradbury brilla en su recuerdo

Alióna Sólntseva (RIA NOVOSTI, especial para ARGENPRESS.info)

El 22 de agosto, el mundo celebró por primera vez el cumpleaños de Ray Bradbury en su ausencia.

El famoso escritor estadounidense falleció el pasado 6 de junio. En todas las listas figura entre los cinco escritores de ciencia ficción más influyentes del mundo. Sin embargo, su obra no es tanto ciencia ficción, como cuentos, preciosas historias creadas en el siglo XX. Sus libros hicieron crecer a varias generaciones e inspirarán a otras tantas.

El olor de la infancia

Los principales problemas que no le dejan vivir en paz a uno en su juventud son la soledad y los sueños sobre el futuro. Bradbury escribió sobre estos temas como un auténtico poeta, aunque su primer libro, aquel que lo lanzó a la popularidad fueron ‘Crónicas marcianas’, una recopilación de relatos sobre cómo los humanos estaban explorando el espacio exterior.

Sin embargo, a Bradbury nunca le han interesado las naves espaciales ni las escafandras, las guerras de las galaxias ni los monstruos que habitaban el espacio. En su Marte los hombres de ojos dorados van sobre nubes tiradas a modo de caballos por los pájaros. Y los valientes exploradores parten de la Tierra para encontrarse, en vez de un planeta desconocido, con una réplica de la pequeña localidad de Waukegan que se mantiene intacta desde los años 30 del siglo pasado, época de la infancia del autor. En el relato ‘La tercera expedición’ aparecen las siguientes líneas: “Los tres hombres entraron en el porche y fueron hacia la puerta de tela metálica. Los pasos resonaron en las tablas del suelo. En el interior de la casa se veía una araña de cristal, una cortina de abalorios que colgaba a la entrada del vestíbulo, y en una pared, sobre un cómodo sillón Morris, un cuadro de Maxfield Parrish. La casa olía a desván, a vieja e infinitamente cómoda. Se alcanzaba a oír el tintineo de unos trozos de hielo en una jarra de limonada. Hacía mucho calor, y en la cocina distante alguien preparaba un almuerzo frío”.

El clásico de la ciencia ficción estadounidense vivió una vida larga y feliz.

Nació en 1920 y, según sus propias palabras, empezó a escribir a la edad de doce años, precisamente en el momento en que la familia por razones de trabajo se tuvo que mudar del verde pueblo de Waukegan a Los Ángeles. Su talento literario floreció sobre el fértil suelo de los recuerdos infantiles, de absoluta e inabarcable felicidad.

En las obras de Bradbury siempre hay aventura, pero no es el argumento lo que importa sino el estado de ánimo, una ligera tristeza, melancolía por lo que no llegó a cumplirse o que ya pasó, por lo que ha quedado atrás en la infancia, la esencia intangible del verano, como el vino del estío, su libro más popular a día de hoy, ligero y hecho con dientes de león.

El concentrado de las impresiones infantiles parece empapar todos sus libros, porque ocurra lo que ocurra a sus protagonistas, lo más valioso para ellos seguirá siendo la frágil armonía de la música, del arte, de los rayos del sol y del murmullo de las hojas.

“Hay crímenes peores que quemar los libros. Es no leerlos jamás”.

El valor de la cultura era incuestionable para Ray Bradbury. En los años de juventud se dedicó solo a leer. “A los 20 años he leído ya todas las obras importantes de la literatura, conocía la Historia de Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido, junto con las famosas novelas y relatos”, confesó en cierta ocasión.

Sus protagonistas predilectos siempre han sido los intelectuales, bibliotecarios, los trabajadores de los archivos, los escritores y los lectores apasionados. En su novela ‘La feria de las tinieblas’ se cuenta la historia de un propietario de “atracciones mortales”, con el cual intentan luchar los adolescentes dirigidos por el padre de uno de ellos, el bibliotecario de la ciudad.

Y una de sus obras más famosas, la novela ‘Farenheit 451’ habla sobre cómo se ordena quemar los libros porque hacen pensar a la gente... Las más siniestras imágenes de la novela cobran en nuestros días una dimensión totalmente inesperada...

“Deportes al alcance de todos, espíritu de grupo, diversión y no hay que pensar, ¿eh? Organizar y superorganizar superdeportes. Más impaciencia. Las carreteras llenas de multitudes que van a alguna parte, alguna parte, alguna parte, ninguna parte... ¡Cuanto más grande sea el mercado, Montag, menos discusiones! ¡No lo olvides! Las revistas se transformaron en una bonita mezcla de vainilla y tapioca. Los libros, así dijeron los críticos condenadamente snobs, eran aguachirle. Es natural que no se vendan libros, dijeron esos hombres. Pero el público sabía lo que quería, y girando alegre y velozmente hizo sobrevivir los libros de historietas. Y las revistas con mujeres tridimensionales, por supuesto. Y no es eso todo, Montag. No empezó el gobierno. No hubo órdenes, ni declaraciones, ni censura en un principio, ¡no! La tecnología, la explotación en masa y la presión de las minorías provocaron todo esto, por suerte. Hoy, gracias a ellos, uno puede ser continuamente feliz, se pueden leer historietas, las viejas y buenas confesiones, los periódicos comerciales”. Esto fue escrito en 1953.

El arte no hace más feliz a la gente, pero Bradbury no creía que la tarea de ser feliz fuera la más importante para uno. La persona ha estar viva, es decir, ha de sentir, pensar y asumir la responsabilidad por sus propios actos. El autor expresaba sus ideas con un lenguaje claro y preciso, se dejaba sentir la práctica diaria de publicaciones en los diarios, con las que la futura autoridad literaria mantenía con modestia a sí mismo y a su familia.

Los pequeños asesinos y las víctimas renegadas por todos.

Ray Bradbury es considerado un escritor positivo y es cierto, pero no por ello deja de fijarse en el lado más oscuro de la vida. Por ejemplo, los niños, por una parte, son el símbolo de la pureza y la inocencia, de la cercanía a la naturaleza y la sensibilidad a la verdad. Pero sus almas albergan también la crueldad y el mal, pueden volverse agresivos y el peligro que presentan puede convertirse en real, si no se canaliza de manera correcta esa energía destructiva. Los niños del relato Veld mataron a sus padres, que les habían privado de sus diversiones preferidas.

“Tengo miedo de las personas de mi edad. Se matan unos a otros. ¿Fue siempre así? Mi tío dice que no. Este año mataron a balazos a seis de mis amigos. Otros diez murieron destrozando automóviles. Les tengo miedo, y no les gusto porque tengo miedo. Mi tío dice que su abuelo recordaba una época en que los muchachos no se mataban entre sí. Pero eso fue hace mucho tiempo, cuando todo era diferente”, dice Clarisse de ‘Farenheit 451’.

En el relato ‘Todo el verano en un día’ a la niña que acaba de volver de la Tierra y echa de menos el sol los niños de su edad la encierran durante las únicas dos horas en las que en siete años la lluviosa Venus recibe los rayos solares.

Tienen envidia de ella porque acaba de volver de la Tierra y se rumorea que volverá a partir para allá. Los niños se dejan llevar por su cólera porque son infelices. Para que un adolescente se convierta, al crecer, en una persona normal y no envenenada por el odio, tiene que leer y tiene que soñar.

Una vida envidiable

Ray Bradbury vivió algo más de 90 años y murió la noche del 5 al 6 de junio en su casa.

En los últimos años no se sentía muy bien y ya no escribía. Sus mejores libros fueron escritos en los años 50 y 60 del siglo pasado, cuando sus pronósticos todavía no se habían vuelto realidad.

En sus obras se basaron numerosas películas y dibujos animados, y la televisión que tanto miedo le daba ayudó a fomentar su popularidad: participó como presentador en una especie de teleserie que se titulaba ‘El teatro de Ray Bradbury’ que no tardó en ganar admiradores por todo el mundo.

En su vida personal también fue muy feliz: se casó en 1947 con la dependienta de una librería, pasó a su lado largos años y tuvo cuatro hijas. Ganaba bien con su trabajo, vivió en Los Ángeles, nunca ha conducido un coche y prefería no viajar en avión.

“No puedo nombrar a ningún escritor que haya vivido una vida mejor que la mía, todos mis libros se editaron y los tienen todas las bibliotecas escolares. Al hablar delante del público oigo aplausos incluso antes de empezar el discurso”, dijo en cierta ocasión.

Aliona Sólntseva es corresponsal del diario Moskovskie novosti

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El árbol de la vida

Norton Robledo

Siempre hay un origen para todo.
La oscuridad, la nada,
fue un comienzo.
La transformación,
la prolongación de todo
ya es un milagro.
Siempre hay un principio
una primera vez.
Barro,
hombre,
mujer,
árbol,
fruta,
tentación perpetuada
a través del tiempo.
La ira, una sentencia,
un castigo inclemente.
Expulsión,
éxodo a tierras sin almas
y sin nombres.
Exilio obligado, repetido
en todos los espacios y tiempos.
Andamos, andamos y andamos.
Sudor, ríos germinando,
océanos de lágrimas diseminadas
por los caminos de la vida.
Andar y andar,
andar tras los pasos perdidos.
Almas errantes
prolongadas en el éxodo infinito.
Andar y andar en busca
del paraíso perdido,
escondido detrás
del polvo de los caminos.
Volver a los comienzos de la nada.
Volver a los orígenes
donde nada ha terminado.
Remece el árbol de la vida,
ese que quedó abandonado
en un rincón
del Edén milenario.

Del proyecto de poemario El árbol de la vida

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: La trompeta barroca

ARGENPRESS CULTURAL

La llamada trompeta «natural» o «barroca» fue el instrumento para el que escribieron Claudio Monteverdi, Jean-Baptiste Lully, Henry Purcell, Johann Sebastian Bach y Georg Friedrich Händel: se trataba de una trompeta vaciada en metal y de forma moderna (sección cilíndrica hasta el pabellón que se ensancha progresivamente), pero que no podía emitir debido a la presión del aire nada más que los armónicos naturales del sonido fundamental que venía determinado por la longitud del tubo (teóricamente, esta longitud debería ser 2,34 m). La trompeta natural estaba afinada en do, más corrientemente en re (en ocasiones en fa en la Alemania del siglo XVIII). Su sonoridad clara y penetrante, brillantísima, perfectamente adaptada a las interpretaciones al aire libre, hizo que se pasaran por alto sus limitaciones por lo que hay muchos pasajes que, aún tocados en modelos de válvulas, siguen pareciendo de una dificultad increíble. Las trompetas naturales que se tocaban en conjunto en fanfarrias eran idénticas, es decir, todas ellas estaban en la misma tonalidad: el músico que tocaba la parte superior utilizaba una embocadura más pequeña para facilitar la producción de notas sobreagudas. La actual trompeta de caballería es una trompeta natural.

Gottfried Reiche, trompetista y compositor barroco. Fue el trompeta solista de Johann Sebastian Bach en Leipzig.

Se empleaba durante los siglos XVII y XVIII, tanto en Italia como en Alemania, la palabra clarino para designar a una trompeta natural de pequeñas dimensiones adaptada al registro agudo y después, poco a poco, acabó por aplicarse a cualquier parte escrita en este registro para trompeta de orquesta. Incluso en obras de Bach y Händel, las partes correspondientes al clarino se interpretaban con una pequeña trompeta afinada en Re, aunque el instrumento figura por primera vez de una manera explícita en la partitura del Orfeo de Monteverdi.

A comienzos del siglo XVII, el papel de la trompeta en los conjuntos orquestales no era muy importante, aunque existen excepciones. El Orfeo de Monteverdi (1607) es la primera obra en la que se integra a la trompeta dentro de las formaciones orquestales y dentro de esta obra se puede encontrar una tocata para cinco trompetas de diferentes afinaciones. Hacia finales del siglo XVII, la trompeta comienza a tomar un papel más protagonista y a ser un instrumento muy utilizado en las agrupaciones orquestales. Apareció entonces el Modo per imparar a sonare di trompa, de Fantino (Método para aprender a tocar la trompeta), publicado en Fráncfort del Meno en 1638, que es un testimonio del amplio uso que se la daba al instrumento.

En el mismo período, Purcell empleó frecuentemente la trompeta. En su ópera Dioclesian, una trompeta y una voz de contralto cantan a dúo. Sus composiciones solían ir destinadas como era costumbre de la época a John Shore, trompetista de la corte y miembro de una familia de trompetistas que fue famosa durante todo un siglo. En esta misma época la gran mayoría de los compositores alemanes incluían la trompeta en los conjuntos orquestales.

Händel, poco tiempo después, escribió partes muy agudas y floridas para este instrumento, como su «Let the bright seraphim» (en Sansón) y «The trumpet shall sound» (en El Mesías). Händel indicaba en la partitura «Clarino I, Clarino II y Prinzipale», lo que demuestra que en aquella época aún se mantenía la misma distribución para los instrumentistas que se empleaba en las composiciones orquestales de la época de Monteverdi. Bach también compuso para la trompeta partes muy elaboradas, y en general, en un registro más agudo. La interpretación de dichos pasajes más elaborados y tan agudos era posible debido a que los instrumentistas se especializaban dependiendo de las características de los pasajes, unos en pasajes agudos y otros en los graves de las partes para trompeta. Así, el instrumentista encargado de tocar el clarino únicamente interpretaba los pasajes más agudos por lo que dichos pasajes terminaban siendo más fáciles en su ejecución.

Händel y Bach entonces, compusieron música en la que se le daba el papel protagónico a la trompeta y después de ellos, comenzó un periodo de decadencia de la trompeta, en la que fue degradada a un papel secundario. La trompeta se convirtió en un instrumento armónico de notas bajas y espaciadas, y de vez en cuando, en una parte más de la percusión, al ser siempre puesta en fortissimo en las partes finales de los movimientos de, por ejemplo, Mozart. Con Beethoven, la trompeta recupera cierta fuerza junto con los timbales, pero no la esperada. Posteriormente, y ya en otros contextos, la trompeta se vio revitalizada, pasando a ser instrumento imprescindible en nuevos géneros.

Para ejemplificar la trompeta barroca, dejamos aquí tres bellos pasajes:

1. Viviani, Giovanni Battista. Sonata número 2 para trompeta y órgano.


2. Mozart, Leopold (padre de Wolfang). Segundo movimiento Allegro moderato, del Concierto para trompeta en re mayor.


3. Händel, Georg Friedrich. Primer movimiento Largo - Vivace, del Concierto en re menor para trompeta y orquesta.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“12 hombres sin piedad”, de Henry Fonda

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Henry Fonda
12 hombres sin piedad

Una de estas pasadas noches, cuando mis ojos me rogaban dejar de leer y releer, decidí volver a disfrutar de esa ejemplar joya clásica del cine titulada 12 hombres sin piedad, basada en una obra de teatro de Reginal Rose y llevada al cine con una magistral y sobria dirección por Sdney Lumet. Inmensa sorpresa para el autor. Es la tercera o cuarta vez que la he saboreado y seguro no será la última. La primera fue a finales de los cincuenta y ya me produjo un fuerte impacto por su planteamiento, teniendo en cuenta que este país, cada día menos nuestro, vivía más triste que contento bajo una dictadura, donde un absoluto caudillo “por la gracia de Dios” grabado en las monedas alrededor de su perfil, desde la soledad de la lucecita que proyectaba la lámpara de la mesa de su despacho en su palacio, vigía severo, permanente vigilante de Occidente, podía estar firmando penas de muerte sin juicio democrático con el que poder defenderse el condenado. ¿Delito?, pensar de forma distinta a la impuesta por espada, la cruz y el palio que protegía tan regordeta figura de voz atiplada y raquítico discurso.

Sería curioso saber, pero esto es difícil para mí, cuántos jóvenes conocen este film en la actualidad, cuando gallardamente un ministro está intentado cambiar leyes que nos pueden devolver al poco deseado pasado para la gran mayoría de la ciudadanía española. La película tiene como protagonista central a un imponente Henry Fonda. Transcurre en la gran ciudad de Nueva York donde doce la hombres han sido elegidos y convocados, para formar parte de un jurado que tiene que dictaminar un veredicto sobre un joven puertorriqueño, del sector marginado de la sociedad, considerado por el fiscal culpable de haber matado a su padre de una puñalada. El egoísmo individual, el racismo y los problemas personales que parecen dominar a la mayoría de los componentes del jurado, a medida que exponen sus criterios van creando una atmosfera irrespirable e incluso violenta en algunos momentos.

La tarde es calurosa en la sala donde tienen que deliberar y tomar la decisión de sí culpable o inocente. El fiscal lo considera culpable, la defensa, que es de oficio, no ha mostrado el interés debido por el caso, ya se sabe como es esto en un inmenso país donde el asesinato “cotidiano” es una pura rutina. Para la mayoría de los miembros de jurado haber sido elegidos es un verdadero fastidio, les rompe la obligaciones de sus vidas y hábitos, sus circunstancias, particulares, las miserias de la andadura diaria. Uno de los miembros espera terminar pronto, tiene partido de pelota dentro de unas horas. Otro esconde la tragedia de un hijo que ha abandonado el hogar por no soportarlo. Un dueño de tres garajes exige prisa porque considera que tiene el negocio abandonado. Todo por todo por un tipo como este, un simple inmigrante.

Y así, todos menos uno de los miembros del jurado lo consideran culpable. Por lo cual conviene a resolver lo más pronto posible el asunto y cada mochuelo a su olivo, que este tipo de gente que nos llegan de fuera ya se sabe como son. Se está jugando y juzgando con la vida de un ser humano, se puede multiplicar por cientos, semejantes situaciones y lamentablemente así suele ser. Depende de unos criterios tan subjetivos y egoístas donde todo un sistema democrático queda en cuestión, pues nadie se siente responsable. Estos once hombres sin piedad podrían multiplicarse en una sociedad compleja, donde muchos esconden sus fracasos en el racismo o la aparente pulcritud acomodaticia de su existencia. Sólo uno de ellos considera que el caso es necesario analizarlo y discutirlo con minuciosidad, sin prisas. DE aquí la importancia que alguien, aunque sea consciente que está en aplastante minoría, levante la mano y diga: Un momento, vamos a ver”.

Los criterios enfrentados se suceden entre el jurado, discuten, pero no obstante, a medida que se avanza en los planteamientos surgen fisuras y sobre algunos de miembros del jurado flota la duda ante los planteamiento de quien sin pretenderlo es conciente de su responsabilidad convertido en el primer protagonista para discernir sí es culpable o inocente. Se inician las votaciones, va disminuyendo el grupo que condena al presunto asesino según el fiscal. Se suceden los criterios unos tras otros con impulsivos enfrentamiento, hasta que los partidarios de una presunta inocencia se convierten en mayoría. El sereno que ha asumido el papel de protagonista destacado ha provocado el debate gracias a su tesón y astucia, muestra como la democracia en una sociedad libre permite pensar por cuenta propia y con responsabilidad, es decir negándose a ser un alienado “políticamente correcto, rutinario”. Pero, ¿cuánto esfuerzo supone que esta responsabilidad ciudadana adquiera mayoría en la sociedad actual, acaso no lo estamos viviendo? Esta obra magistral quiere mostrarnos, que no se debe eludir el compromiso de ciudadano, por eso llama a la conciencia sobre los juicios sin piedad de las dictaduras donde gallardas transformaciones de las leyes pueden falsificar la verdadera democracia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.