miércoles, 19 de septiembre de 2012

Instantáneas de la II guerra mundial

Iñaki (HISTORIAS MODERNAS)

Instante en el que una bomba estalla sobre un barco

Según el diccionario de la RAE, la palabra “instantánea” tiene cuatro acepciones.

Dos son como adjetivo:

1. adj. Que solo dura un instante.

2. adj. Que se produce inmediatamente.

Y otras dos como términos de fotografía:

1.f. Impresión fotográfica que se hace en un momento de cortísima duración.

2.f. Fotografía así obtenida.

Pues bien, la siguiente selección de instantáneas, tomadas durante la II Guerra Mundial, tiene todas algo en común, que no les sobra ninguna de las cuatro acepciones. Si acaso, les faltaría el adjetivo de “impactante”.

Avión Alemán en el momento de estrellarse contra el suelo.

La tripulación de un submarino Alemán que está emergiendo abandona apresuradamente la nave porque en unos instantes…

...Sería alcanzado por varias cargas de profundidad. (Una de ellas todavía está en el aire)

Otro submarino en el momento de ser alcanzado por un avión.

Un soldado italiano justo en el momento de abandonar la lancha. Estas iban cargada de explosivos y las dirigían sobre un objetivo antes de saltar.

Puedes leer más sobre esta técnica en http://historiasconhistoria.es/2007/06/30/los-maiale-torpedos-humanos.php

Eran los llamados torpedos humanos, cuya invención hizo el ejército italiano, táctica que tenía como meta estratégica sabotear buques de las fuerzas aliadas, que estuvieran atracados en los puertos, con tres sistemas.

Uno con lanchas cargadas de explosivos, en las que iba una persona, con el fin de dar con su objetivo y cuando estaba próximo al impacto se arrojaba al agua.

Otro método era adherir, al casco de los barcos, minas explosivas, que no estallaban hasta que el barco no fuera puesto en marcha y navegara unas cuantas millas, de tal manera, que no se supiera muy bien la causa de la explosión, de tal suerte, de no crear sospechas; pero, estas minas tienen el defecto de que era posible detectar las burbujas de aire que soltaban los incipientes equipos de inmersión, lo que podía hacer que se descubriera al atacante, en el momento de ir a poner los explosivos en los cascos. Para ello, los soldados utilizaron todo un sistema especial de respiración; en vez de aire a presión, usaban una bombona de oxígeno puro, que no produce tantas burbujas y además el oxígeno respirado, al convertirse en bióxido de carbona era purificado a través de un filtro de cal, con lo que se creaba un sistema de respiración cerrado, cuyo funcionamiento duraba hasta que se saturasen todas las moléculas de aniones de CO3 -. Hoy se sabe que el oxígeno puro afecta el sistema nervioso y pude ocasionar episodios convulsivos, sin embargo, ninguno de estos héroes no lo padeció, tal vez, porque el oxígeno no era de una pureza del 100%. Los problemas que se ocasionaron fueron por profundidad porque sólo podían bajar hasta quince metros y muchas veces tenían que bajar a treinta.

Pero el invento más espectacular fueron los Maiale o cerdos, que eran unos torpedos modificados para poder llevar dos personas sumergidas, dos “locos” montados sobre trescientos kilogramos de explosivos, que podían maniobrar para sortear sistemas de defensa, como minas y obstáculos, que flanqueaban los puertos y a un submarino normal le era imposible; ya una vez allí, enfilaban el torpedo contra el barco elegido y los soldados regresaban buceando, con el sistema de respiración recién descrito.

Así consiguieron hundir numerosos barcos, en puertos de todo el mundo, y más concretamente en Gibraltar fue en uno de los que más actuaron; allí, un italiano, casado con una española, hizo una casa junto, Algeciras, que era centro de operaciones del Xa Mas Villa Carmela desde el cual hacían incursiones para hundir cientos de miles de toneladas de navíos de todo tipo, tanto mercantes como de guerra. Allí, en 1942, fue donde se interceptaron los Xa Mas y los tres maiale que salieron tras su objetivo, lo que ocasionó la muerte de tres buceadores, a pesar de su increíble valentía.

Un francés acusado de colaborar con los nazis durante la ocupación, es fusilado por las tropas aliadas.

Para comprender esta situación vale la pena leer Los cuadernos de guerra y otros textos de Marguerite Duras y su guión para la película de Alain Resnais, Hiroshima, mon amour.

Un soldado Alemán en el instante de ser alcanzado por una explosión.

Para terminar, una que es de la I Guerra Mundial pero no me he resistido a incluirla. En ella puede verse el instante en que un soldado Francés es abatido durante la toma de una trinchera.

Nota: Lamento mucho no incluir ninguna fuente, pero son fotos que he ido recopilando con el tiempo y he perdido la pista de donde han salido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“El mensajero se murió”

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Verde es un color. Buena afirmación en un lugar donde el verde puede al amarillo de la casa. La combinación del contraste es fuerte, casi explosiva, pero deben tolerarse. Las cosas estaban así cuando llegué. No tuve, ganas, plata, ni medios para cambiar esa contención de los opuestos.

El lugar es casi salvaje. Cuando llueve si se prolonga, el pasto – mal llamado césped – por lo menos en Alejandro Korn, crece vertiginosamente, como se eleva la masa en las bandejas torteras, casi repentinamente. No te da tiempo crece casi después que pasaste la máquina. Olvidé citar que hay, en él, una canchita de futbol, módica, como para sostener un desafío aceptable. Siete contra siete, según el Laywer.

La domesticación del pasto, todo fracaso cuando llueve, prueba que la resistencia de la naturaleza va lejos, adelante y los misterios superan toda superstición respecto a la sabiduría humana. Los aprendizajes quedan superados por la intolerancia de quien, desde un lugar inaccesible, demuestra que todo se transforma aunque los comportamientos en general, sean circulares y reciclemos las huellas que nos vuelven a la primera piedra.

He discutido con Yon, muchas veces, no tantas como las que considero suficientes sobre lo incomprensible. El supone, aplicando una lógica un tanto sinuosa, que el orden de la vida no siempre pasa por lo innombrable. Es bastante irrespetuoso, no tanto como yo y es más, en cierta forma él termina –entre ambos-, siendo bastante principista. Creo que en la Revolución francesa hubiera estado con Robespierre.

Las diferencias, entre nosotros, permiten que siempre tengamos otra oportunidad y quizás por eso la extraña relación que nos une siempre tiene motivos para estrecharse.

Hay vientos encontrados que permiten alguna que otra realimentación. El, pese a su hermetismo vasco, es bastante sociable, a punto tal que los materiales que me facilita provienen de grises encuentros con personajes que conozco, pero que se le dirigen desestimándome, lo que en realidad me tranquiliza porque mi introversión, reconozco, es insuperable y por lo tanto en realidad me favorece esa actitud.

A 30 minutos de la Ciudad Autónoma, Hurlingham se mantiene como pueblo, con su centro de actividades, su barrio inglés, sus árboles añosos y cierta tendencia aristocrática, que sobrevive. Allí está el Ombú, ubicable en la calle Monasterio, la excusa para emprender el viaje, fue la notificación del vasco, para darme noticias de alguna presencia inquietante, por lo menos para mi memoria. Ella era un buen topo para él y una ficha importante de su esquema. Trae noticias, sintetizó Yon. Como si a mi me importara. Lo de siempre, claudiqué a la hora de la carta de comidas.

"Recuerda que la información no es conocimiento. El conocimiento no es sabiduría. La sabiduría no es verdad. La verdad no es la belleza. La belleza no es amor. El amor no es música. La música... La música es lo mejor.", dijo Zappa alguna vez que pudo rescatarse.

El Ombú, es un restaurante ubicado en una casa con galería y jardín.

A cargo del fuego está Manuel. La estrella del lugar es un horno de barro hecho a mano donde se prepara el cordero, algún pescado, las crocantes papas, los ribs de cerdo. Más brasas ya que hay parrilla.

La entrada: Burrata con jamón crudo, albahaca, pimienta en grano y oliva, o una sopa bullabesa -de pescados y mariscos-. Luego un risotto de hongos de pino, crocante de queso y aceite de tartufo, y la carrillera estofada con papas y calabaza. O el rack de cordero al horno de barro con verduras asadas. Bodegas López, me pareció atinada la decisión del vasco. Aunque yo ignorara la razón del agasajo. Bah, en realidad no me interesa enterarme de cuanto cuesta esta parada.

Cuando el Alfa rojo, 2012, prolongó su silenciosa marcha, nos instalamos bajo las ramas en una mesa dispuesta casi en las fronteras de agosto y la primavera. Bebimos los aperitivos anisados que el vasco habría encargado, y ella con su aterciopelada pronunciación dijo, voy a relatar, para luego acercar su dossier informativo al vasco, demorando un tanto, para mi gusto, la mano contra mano. Yon sin mirarme, me pasó la información, que ella pasaba, para precisar.

Murió el creador de la secta Moon, "Iglesia de la Unificación”

Sun Myung Moon, el autoproclamado mesías coreano fundador de la controvertida "Iglesia de la Unificación" a la que convirtió en un imperio multimillonario. Falleció la madrugada al iniciar setiembre en Corea del Sur a los 92 años. Volanta y titulo fueron una acaramelada unidad en su voz.

Moon, fue hospitalizado el mes anterior aquejado por una neumonía, falleció pasadas las 02H00 locales (17H00 GMT del domingo), informó su portavoz a la AFP.

La secta había informado el viernes que su fundador padecía una disfunción crítica de sus órganos vitales que había obligado a colocarlo en tratamiento intensivo. El sábado los médicos precisaron que Moon ingresó "en un estado irreversible".

Moon había sido trasladado del hospital St. Mary de Seúl, donde había ingresado a mediados de agosto en terapia intensiva, a un centro médico propiedad de la secta, en el este de la capital coreana, la noticia de su fallecimiento, fue anunciada por la agencia surcoreana Yonhap.

Moon, nació en una familia de agricultores de Corea del Norte. El reverendo dijo que a los 15 años tuvo una visión de Jesús que le encomendó que completara la misión interrumpida por la crucifixión.

Rechazado por las iglesias protestantes coreanas, Moon fundó en Corea del Sur su propia iglesia, la "Iglesia de la Unificación", en 1954. Es una de las comunidades religiosas más controvertidas del mundo y muchos países la consideran una secta.

La organización dice contar con tres millones de seguidores en doscientos países donde lo llaman "el Verdadero Padre" y lo consideran como "el único Mesías de la historia humana".

Sus enseñanzas están basadas en la Biblia con nuevas interpretaciones condenadas como heréticas por organizaciones cristianas.

El movimiento, entre sus ceremonias nupciales, reagrupa miles de parejas; la última fue organizada en Corea del Sur en marzo de este año.

La secta afirma evangelizar en doscientos países y su imperio económico abarca desde la construcción, educación, alimentación, ingeniería, prensa, y posee entre otros medios el Washington Times.

En 1991 Moon se reunió con el entonces líder norcoreano Kim Il-Sung en Pyongyang. Desarrolló negocios en Corea del Norte a través de una firma asociada a la secta, Pyeonghwa (Peace) Motors, que desde 1999 se dedica a la construcción de automóviles en el norte de la península.

El reverendo tenía catorce hijos y algunos trabajan en su imperio. Hyung Jin Moon, el menor de los siete hijos, lo sucedió en 2008 con 28 años de edad al frente del movimiento.

Una secta muy particular.

Oficialmente llamada ALADO, la secta Moon toma su nombre de su fundador, el ingeniero norcoreano Fong Myung, quien cambió su nombre a Sun Myung Moon y es llamado por sus acólitos “Padre” y “Reverendo”.

Calificada de destructiva por muchos organismos internacionales, está dispersa bajo diversos nombres en Asia, América y Europa. Como respuesta a sus actividades delictivas y a sus atentados contra la libertad individual, la Iglesia de la Unificación ha sido expulsada de algunos países y tuvo inconvenientes con el reconocimiento de entidad religiosa.
Las contribuciones periodísticas de investigación respecto a la secta, dadas a conocer, ofrecen un panorama desolador de la increíbles alianzas político/religiosas entre sectas y grupos de poder, en este caso por aquella dirigida por el «reverendo» Sun Myung Moon y la Liga Anticomunista Mundial, sus acciones tanto en Asia como en América Latina dejaron una secuela criminal. Por los años noventa dos importantes bancos en Montevideo respondían a esos intereses. En Argentina, nunca fue visible –salvo un intento grafico- si pudo hacer pie.

El grupo de prensa EIR (Executive Intelligence Review) en su artículo de noviembre de 2002 títuló: «Los demócratas se aventuran en el lado oscuro de la Luna».

El texto decía:

«(…)desde los años ochenta en adelante, el aparato asiático y sudamericano de inteligencia de cuyas buenas intenciones hay serias dudas, fue puesto en marcha con dinero sucio y centralizado en torno al perturbado reverendo Sun Myung Moon quien gastó cientos de millones de dólares para lograr poner a su servicio a la derecha cristiana de Estados Unidos. Este proceso comenzó con William F. Buckley Jr., vinculado a Richard Viguerie, el llamado mago de la contratación por email, quien se declaró a mismo en bancarrota hacia 1987 (...)».

Este informe añade : «...La culminación de los esfuerzos de la empresa de espionaje más grande de todos los tiempos, la organización Moon, se da en el orden teológico en 1994, año en que el congreso institucionalizó el «Día de los Verdaderos Padres» como una nueva fiesta nacional, designando para ello el cuarto domingo de julio. El mayor instigador de esta iniciativa legislativa fue el representante republicano Dan Burton (del estado de Indiana, EEUU), que era uno de los fundamentalistas más radicales del Congreso (...) ».

Casi nadie repudió la culminación del esfuerzo por institucionalizar el «Día de los Verdaderos Padres», y tienen problemas para asimilar las ideas del reverendo Moon, en relación a su parentesco divino. Esta idea fanática religiosa pudo verse en los principales dirigentes de la administración Bush.

De acuerdo a Moon, él y su cuarta esposa Hak Ja Han Moon, son los «Verdaderos Padres del Género Humano». Moon argumenta que Jesucristo fracasó en su misión redentora, porque permitió ser crucificado antes de tener hijos. Como consecuencia la humanidad no pudo librarse del pecado original, que, según la palabra de Moon, deriva de Eva por haber tenido relaciones sexuales con Satán.

Este mito basado en la teología cristiana, continúa siendo aceptado. La Iglesia presbiteriana, a la que pertenece el ex presidente George W. Bush, está sometida al designio moonista en EEUU.

El reverendo Moon ha completado su misión con la celebración, una vez al año, de tumultuarios matrimonios donde asisten parejas jóvenes que han sido «casadas» varias veces. Cuando llega el novio, se le asigna una chica de Corea o Japón con la que ha de unirse para contribuir a la unificación de las razas.

En un mensaje del Unification Church website, el reverendo Michael Jenkins, cabecilla de la secta en Estados Unidos (que allí se denomina la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación de las Iglesias Mundiales), escribió: al menos «que los seres humanos seamos limpiados del pecado original, desde el momento de la concepción no vivimos de acuerdo a nuestra naturaleza».

Con este tipo de avances que nada tienen que ver con los evangelios, hacia el final de la década de los noventa, cada nombre significativo de la derecha cristiana, como Pat Robertson, Tim y Beverly LaHaye, Gary Bauer, conocido fundamentalista político a favor de la guerra religiosa, James Dobson, Rocco Buttiglione, Billy Graham, Robert Schuller, Elliott Abrams y otros personajes fueron absorbidos para la organización Moon y desempeñaron funciones para captar fondos, sean o no provenientes de los tráficos de narcodólares.

El antecedente criminal

Para alguien que se proclama el Mesías de la humanidad, el norcoreano Moon tiene un pasado bastante agitado. En la Segunda posguerra Moon emigró a Corea del Sur, donde se involucró con una secta mística denominada Israelí Suo-won, que practicaba un extraño rito de purificación, en el que las mujeres alcanzaban la pureza en la relación sexual con los ministros del grupo.

Así en Corea del Norte como en la del Sur, el reverendo Moon fue sometido a diversos procedimientos penales por transgresiones a la moral, de acuerdo a un informe del FBI, que fue obtenido por el periodista Robert Parry bajo la Ley sobre libertad de información (FOIA). Moon aterrizó en una cárcel norcoreana en 1955 por su trabajo misionero de naturaleza sexual, testimonio que comparte, con el público norteamericano, Jeffrey Steinberg.

Ya estaban presentes en esta actividad sectaria dos de quienes serían fundadores de la CIA coreana, Kim Jong-Pil y Bo Hi Pak y con ellos sus patrones pertenecientes al ala derecha de la inteligencia anglosajona. Estas redes ultraderechistas de inteligencia giraban en torno de William F. Buckley, quien contribuyó a formar el vínculo del carlismo español bajo la cobertura de su revista National Review, y la asociación Jóvenes Americanos por la Libertad YAF por sus siglas en inglés, un movimiento juvenil anticomunista.

La asociación con los carlistas españoles y derechistas irlandeses en aras del proyecto político de National Review la consiguió Mary Ball Martínez, corresponsal de NR en España e Italia y autora del libro incandescente Undermining the Catholic Church, que publicó en México en una edición personal, un libro que devela los secretos de la alianza de antiguos nazis y fascistas con los servicios de inteligencia anglosajones intermediados por ciertos jerarcas católicos.

Un diseño incluyente que provocó el terror de los años setenta en Europa y el Medio Oriente y promotor de la subversión de doble ideología diseñada por los autores de Gladio, una red de subversión y especialistas en terrorismo de estado, dirigida por la OTAN para hacer pasar atentados con explosivos como si fuesen obra de grupos izquierdistas.

Al reverendo Moon de seguro los anglosajones le clavaron la mirada para cooptarlo desde que fue «liberado» de un cómodo cautiverio japonés, siguiendo la ruta crítica de los italianos y alemanes cooptados por los servicios anglosajones para la contención «del comunismo». De acuerdo a un informe de la CIA fechado el 26 de febrero de 1963, Kim Jong-Pil organizó la Iglesia de la Unificación mientras era director de la Agencia Central de Inteligencia coreana y comenzó a utilizar a la iglesia de la Unificación como trampolín político aprovechando que contaba con 27 mil miembros.

Kim Jong-Pil también tuvo a su cargo la tarea de reconstruir los lazos amistosos con Japón, como parte de un enorme esfuerzo anglosajón por crear un muro de contención anticomunista dispuesto de diversas maneras sobre Corea del Sur, Japón y Taiwán, echando mano de una red de organizaciones secretas dedicadas al crimen organizado, ansiosas de combatir al comunismo, para corresponder al derecho reconocido por los anglosajones, vencedores de la guerra, de delinquir. Entre los contactos japoneses de Kim Jong-Pil se cuentan dos criminales de guerra japoneses Yoshio Kodama y Ryoichi Sasakawa.

La historia del alto espionaje comienza con el coronel Bo Hi Pak, uno de los fundadores de la agencia surcoreana KCIA, que siendo agregado militar surcoreano en Washington entregó 10 millones de dólares a los moonies ya establecidos, para adquirir una parte de un inmueble comercial, pero llegó a manos del vendedor la cantidad incompleta del precio", dice Steinberg, director de Inteligencia de Executive Intelligence Review.

La agencia de noticias Notimex descubre «un mundo subterráneo entre México y EEUU»

Los moonies descubren el paso de «extremistas afganos e iraquíes por los conductos bajo tierra». Lo sensacional es que la prensa del reverendo Moon (The Washington Times), descubre a «60 extremistas afganos e iraquíes» que serían introducidos a EEUU por México. No hay duda: la derecha cristiana está creando el entorno mediático de un nuevo plan, completamente falso, basándose sobre uno que si realmente existió en el pasado, aquel de Irán-Contras nicaragüenses, simplemente para seguir haciendo creer a la opinión pública la omnipresencia del «terrorismo internacional».

Citando un reporte confidencial circulado entre agencias federales, el periódico estadounidense dijo que la revelación sobre estos planes, obligó a líderes militares a modificar las medidas de seguridad en el Fuerte Huachuca, ubicado en Arizona.

El fuerte se levanta en una amplia extensión, ubicado a unos 32 kilómetros de la frontera con México, y alberga a contingentes de las cuatro ramas de las fuerzas armadas estadounidenses que reciben entrenamiento en labores de inteligencia.

El diario añadió que los lazos entre narcos mexicanos y organizaciones extremistas se han convertido en una seria preocupación para las agencias que monitorean cuestiones de inteligencia.

-----

Hasta aquí llegó el rumor. "Lo más importante que debes hacer en tu vida, es no interferir con la vida de otra persona.", me lo dije como Frank lo hizo consigo en el concierto callejero de 1986. Después de leer y oír este resumen sobre alguien que produjo tanto daño sólo creo que su epitafio, según sus convicciones, debió ser "Nunca me ha importado que treinta millones de personas puedan pensar que estoy equivocado. El número de personas que pensaban que Hitler tenía razón no prueba que estuviese en lo cierto." Finalmente, es lo que hay…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine: Billy Elliot

Jesús María Dapena Botero (Desde Vigo, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Querida discípula:

Sigo cumpliendo con la tarea que me propusiste hace tiempos: reflexionar sobre algunas películas de cine y pedagogía.

Hoy lo hago con la cinta del director británico Stephen Daldry, protagonizada por Jamie Bell y Julie Walters, la extraordinaria intérprete femenina de Educando a Rita, una cinta que tuve la oportunidad de ver en Buenos Aires, en el invierno de 1984.

Vemos ahora a Mrs. Walters convertida en una excelente actriz de carácter. Si bien, diría yo, Bell y Julie Walters son los actores principales, hay otros magníficos dentro del filme, que hacen a los dramatis personnae de este bella representación humana, basada en una novela del afamado escritor inglés Melvin Burgess, digno maestro de ese género de la literatura juvenil, que tanto nos ha gustado y hemos compartido tan intensamente, la cual puedes leer ejemplar en español, en Norma, nuestra editorial colombiana, (1) una novela basada en un guión de Lee Hall, sobre un niño que tenía la fantasía inaugural de que había bailando del vientre de su madre, que gustaba del glam rock y lo bailaba sin pretender asemejarse a nadie, algo que, sencillamente, le resultaba maravilloso. (2)

Parece ser que la relación entre el director y el joven actor que interpreta a Billy Elliot, Jamie Bell, se dio en unos bellos términos , al estilo como la que se diera entre Mrs. Wilkinson (Julie Walters), la profesora de ballet y el chiquillo, hijo de un duro minero, un padre que a su vez es transformado por la fuerza de esa vocación del pequeño, constituida en el marco de ese vínculo tan creativo, que surge entre el púber y una frustrada profesora de ballet, que se convierte, sin proponérselo en una verdadera cazatalentos, hasta lograr sacar adelante a su pupilo, auna profesión que contrariaría toda la tradición de una comunidad, donde el único destino que parecía existir era bajar a los negros socavones, donde se explotaba tanto el carbón, como a esos seres humanos que descendían al fondo de la mina, con el riesgo continuo de, a la final, padecer de una silicosis o algún accidente, como chivos expiatorios de un ritual, en el obscuro laberinto de algún Minotauro.

Era un momento, en la historia económica, ese negro material rocoso iba perdiendo competitividad en el mercado, ante la presencia de nuevas fuentes energéticas, como el petróleo, el gas natural y la energía nuclear, lo que llevaba a toda una crisis comercial y laboral en Inglaterra, que echaría por tierra toda una tradición laboral en las regiones del norte de Gran Bretaña. Fue entonces cuando a Margaet Tatcher, esa Dama de Hierro, como la llamaban los soviéticos, quería poner coto al problema, a como diera lugar, sin que mediasen procesos de cambio social comunitarios, sino simplemente la palabras arbitrarias de una mujer que funcionaba como una suerte de Poder Absoluto.


Para comentarte esta película, echaré mano de ese maravilloso instrumento teórico que nos ha dado el psicoanálisis de las configuraciones vinculares, ese movimiento encabezado por Isidoro Berenstein y Janine Puget, quienes nos muestran los tres espacios donde se mueven las relaciones humanas.

1. El macrocontexto social, el cultural, donde se dan los vínculos transubjetivos.
2. El espacio intesubjetivo y
3. El espacio intrasubjetivo. (3)

Ya te he dado puntadas sobre el primero, en los párrafos anteriores pero es importante tener en consideración que el escenario principal de la película es la ciudad de Durnham, en el noreste británico, durante mucho tiempo, uno de los principales sitios de explotación del carbón en el país inglés.

Era un momento histórico, en el que la Tatcher estaba en el Poder, dispuesta a hacer una reconversión de la minería británica, presionada por las leyes del mercado; de ahí surgirían las primeras experiencias con las privatizaciones, las cuales se ha extendido en el mundo neoliberal - del que no sabemos si sea más bien un neoconservatismo; bien sabes que los extremos se tocan.

Tanto ella como Reagan tratarían de imponer un nuevo orden mundial, una especie de reingeniería política.

A la gobernanta le interesaba sacar de la crisis económica a Gran Bretaña, mediante un proceso de extrema dureza, sin ninguna consideración con la clase obrera, de parte de la clase política más conservadora, representada por esa férrea dama.

A ella, ufana por el triunfo en Las Malvinas, no le temblaba el pulso para sacrificar a la clase obrera, de tal modo que pareciera ser de ahí que en la cinta de Daldry, con todo su eclecticismo musical suene la canción Calling London de The Clash, cuando suenan los cascos galopantes azuzados por ese nuevo Jinete del Apocalipsis, que anunciaba el hambre para la región, con un texto que podríamos traducir así:

Londres llama a las ciudades lejanas;
Ahora la guerra se declara y la batalla se nos viene encima.

Londres llama al inframundo.

Salid del armario, chicos y chicas.

Londres llama; ahora no nos miran;
La falsa Beatlemanía se ha comido la tierra.

Londres llama; ven, sin vacilar;
Nos dan por el culo, sin importarles un rábano.

La edad de hielo se acerca;
El deshilo se espera; el trigo crece débil;
Las máquinas se detienen; pero, eso no me asusta.

Londres se está ahogando y yo vivo en el río.
Londres llama a que la imitemos;
Olvídate, hermano; tú puedes andar solo.

Londres convoca a muerte a los zombies
.
Sostente ahora y ensaya otra forma de respirar.

Londres llama y yo no quiero patear;
Mientras hablamos, no veo nada afuera.

Londres dice, que no miremos tan alto;
Excepto, por eso, de los ojos amarillos.

La edad del hielo se viene; el sol se aproxima;
Las máquinas paran; el trigo crece flaco;
Se da un error nuclear pero… no tengo miedo.

Londres se está inundando y yo vivo en el río.

Ahora consigue esto.

Londres llama; sí, yo estoy allá también.
Y ¿sabes qué dijeron?

Bien; algo de eso ¡era verdad!

Londres marca el teléfono.
Después de todo, ¿no quieres sonreírme?

Londres llama.
Y nunca sentí tanto así.

Pero es que…

A los hijos de la Revolución, no pueden abobarlos.

Como reza la otra canción de T. Rex, esa otra creación musical de la década de 1970, que como Calling London venían muy bien a una historia que se desarrolla en la década siguiente.

Ante la decisión gubernamental, los mineros no flaquean y se lanzan a una huelga, que para nada, asusta a la dura señora Tatcher, quien no duda en aseverar:

Si tuvimos que luchar, con el enemigo exterior, en las Malvinas. Siempre tenemos que estar alertas frente al enemigo interno, el cual es más difícil de combatir y más peligroso para la libertad.
Su propósito era hacer estallar la huelga un año después e iniciar todos los abusos que ha cometido la política neoliberal, desde que se ha impuesto en el orbe.

Así, el padre y el hermano de Billy Elliot, rudos mineros y huelguistas, por una herencia transgeneracional, ante lo cual, no pueden entender el niño menor de la familia se dedique al ballet.

En la novela de Burgess, el propio Billy nos informa que su papá pensaba que la música es la basura moderna. (4)

Sus parientes quisieran que fuera tan macho como ellos y, para ello. Le pagan sus clases de boxeo, deporte bien distinto a esa actividad artística, que desarrolla Mrs. Wilkinson, en la misma sede que les ha asignado la comunidad, para que compartan tanto los pugilistas como bailarinas de ballet, quienes ofrecen un mundo de bellas y delicadas formas, que atraen inmensamente el deseo del niño, quien desprecia la violencia deportiva, para identificarse con un ideal del yo mucho más estético y armónico, hasta que tal goce llegue a convertirse en una verdadera vocación, a la que él le es absolutamente ferviente, como si hubiera escuchado al Jorge Luis Borges, a quien oímos contestar a doña Rocío Vélez de Piedrahita, en la conferencia de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín:

Uno tiene que ser fiel a sus sueños. - es decir a los deseos, si sabemos, por Freud, que el sueño es un intento de realización de deseos. (5)

Más que llevar al ring de los púgiles, un elemento transgeneracional como eran los guantes de boxeo del abuelo, Billy prefiere el mundo degasiano de las ensoñaciones de su abuela, con sus finos tutús.


A sabiendas, como se lo confiesa a Mrs. Wilkinson, cuando el padre y el hermano se oponen a la realización de sus sueños, que su madre muerta en la realidad material, en la Wirlichheit freudiana pero viva en el mundo más interno del pequeño, ese que conforma la Realität, la realidad psíquica, le apoyaría, puesto que sabe de las últimas palabras que su madre le dirigiera por escrito:

Ahora te pareceré un recuerdo lejano, lo cual me parece una buena señal… aunque parezca muy tarde debes saber que he estado contigo en todo momento… Estoy orgullosa de haberte conocido; no dejes de ser tú mismo. Siempre te querré.

Por eso, a esta cinta, yo la llamaría, la cinta de la vocación, ya que Daldry nos lleva a asistir a un drama, en el que el joven asume una posición existencial, que no deja de ser de un gran valor humano y civil, que podría ilustrártela con el siguiente gráfico; el pequeño tiene la tenacidad del Sísifo, que Albert Camus nos presenta en su maravilloso libro El hombre rebelde. (6)

Billy sabe que, ante el absurdo que lo rodea, es la única opción posible; él desea pensar y vivir de una manera distinta a lo que ha sido la tradición de su familia y de su pueblo y para lograrlo no se arredra en su propósito; pareciera ser que este fuera su lema:


Es como si Burgess, el novelista y Daldry, el director comprendiesen muy bien que los seres humanos nos identificamos tanto con aspectos de nuestros padres, como de nuestras madres, sin que ello implique trastornos en la identidad de género ni en la identidad sexual.

Este pareciera ser un asunto que pareciera interesar bastante el director, desde su condición reconocida de homosexual, que ha deseado ser padre.

El tema de la liberación homosexual funciona a lo largo de toda la película.

Daldry nos enfrenta con los conflictos de identidad que han de superarse en la elección de una vocación, supuestamente femenina, a la vez, que llama la atención el respeto con el que se trata al compañero de estudios de Billy, quien asistirá, a la función final, con todo su orgullo gay, para celebrar el triunfo de las voluntades de poder, en el sentido nietzscheano, de uno y otro chico, al asumirse como homosexual, que asiste al apoteósico estreno de El lago de los cisnes, en la que Billy, su amigo, como gran bailarín, volará, como otrora lo hiciera Vaslav Nijinsky al dar su salto del gamo.

http://kentauro.blogspot.com.es/2011/01/nijinsky.html

Ambos muchachos siguen la ley de su deseo, gracias, en el caso de Billy, a la fuerza de su vínculo con esos objetos internos, que tan amorosamente le lanzan el difícil imperativo, que se expresa en la frase:

¡Sé tú!

Y, ahora, vamos dejando el espacio de lo intrasubjetivo para que nos dediquemos al de las relaciones intersubjetivas, tanto con su aparentemente bestial profesor de boxeo, quien termina siendo sumamente solidario con el delicado jovencito, lo mismo que el tosco padre, quien no duda en correr el riesgo de convertirse en esquirol, para darle otras oportunidades a su hijo, de tal manera que se rompiese la eterna y estéril repetición de lo mismo.

Así mismo la comunidad responde, transformada por la persistencia del púber, animado por una mujer frustrada, burda y dura, sólo en apariencia, con la suficiente sensibilidad para servir de pivote a toda una vocación, labor en la que los maestros debemos tener siempre presentes, para estimular eso que, como un germen, que empieza a germinar en los chicos hasta convertirse en una llama, en una pasión, como lo atestiguara el propio Billy ante el jurado calificador para la obtención de la beca en el Royal Ballet, cuando les define, con estas palabras, su vivencia de la danza:

No sé... Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero… cuando empiezo a moverme lo olvido todo. Es como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera un fuego por dentro y me veo volando, como un pájaro. Siento como una electricidad. Sí, como electricidad…

Es eso precisamente lo que viene a decirnos Enya con su canto de sirena, como si comprendiese al jovencito que sostiene su deseo:

Un día, una noche, un momento; los sueños podrán realizarse; así, aunque tras un paso, venga un tropezón o un tambaleo; con toda la consciencia de que el camino es toda una jornada por hacer, que, al final conformará el libro de sus días.

¡Qué forma más bella de hablar del proyecto existencial, en el sentido heideggeriano, o del proyecto identificatorio, en términos de Piera Aulagnier! (7) (8)

El pequeño sabe que, siempre y cuando, nada le impida intentarlo, ondeara, así pueda caerse y tambalearse, al confiar que algo encontrará a lo lejos, fuera del camino, que le ha sido trazado de antemano, al liberarse del deseo del Otro, siempre y cuando ose atravesar la anchura del mar. (9)

Y sobre todo, Billy sabe que no es William Elliot, aunque sea el nombre que conste en su registro civil; él no puede ser otro Billy Elliot, como es conocido por sí mismo, la familia y la colectividad en la que ha vivido, nombre por el que lucha denodadamente; ese es el signo de su identidad; por ello no puede dejárselo arrebatar.

Pero, con todo y ésto, una duda me asalta, al preguntarme por la posición política, tanto de Stephen Daldry y Lee Hall, como de Melvin Burgess.

Sin duda, todosos tienen una enorme comprensión empática de los adolescentes y su mundo.

Y habría que aceptar la solución que proponen, tal vez, ésta fuera la única salida posible para nuestro protagonista; sin embargo, es como si hubiese una aceptación de las políticas neoliberales de la Tatcher, tras la derrota de la clase obrera y el que la Dama de Hierro, se hiciera la de la oreja mocha, en relación con la legalización del matrimonio homosexual, que apenas si será posible en Inglaterra en 2015, si las iglesias anglicana y católica no terminan por hacer archivar ese proyecto.

Y preocupa que dichos autores den su voto por un mítico self-made man, así Billy Elliot no lo sea si somos suficientemente rigurosos, puesto que ha contado con los otros, Mrs. Wilkinson, la abuela, el amiguito, el padre, el hermano, el profesor de boxeo y la comunidad, en general, incluido el Royal Ballet, quienes le posibilitan la realización de su sueño.

El problema es que Billy Elliot podría constituirse en una historia más, para engrosar el grueso tomo, sobre las vidas de los self-made men, que nos propone la literatura neoliberal, al plantearlos como entes surgidos más allá de las luchas colectivas, como racionalizaciones, para justificar un individualismo a ultranza y las privatizaciones de las empresas, al estilo que las impusiera la primera ministro inglesa, para de una vez olvidarse, de la propuesta de un Estado de Bienestar, en la medida que el neoliberalismo nos propone reducir el tamaño del Estado, para que éste haga lo mínimo por la vida de sus individuos, sin preocuparse por el buena ventura de las familias, ni de la sociedad en su conjunto, ya que estos superhombres no necesitarían de ayudas adicionales para lograr sus cometidos.

Ese es el embeleco en el que han tratado de vendernos, al crear un fábula utópica, que intentan imponer desde su ideología del hombre de éxito, del que Billy Elliot vendría a ser un ejemplo paradigmático, como si no hubiera personas con talentos especiales y se ignorara que otra gran mayoría de la población carece de ellos, por mucho que se esfuercen por adquirirlos y convertirse en triunfadores en la vida.

La ideología neoconservadora refuerza la creencia en ese desarrollo creativo de las capacidades humanas, a través de una serie de semidioses de la sociedad postindustrial, con lo cual, muchas veces, lo que se promueven son personalidades narcisistas, que se proponen como modelos, a través de los medios de comunicación de masas, dentro de los cuales está el cine mismo, como parte de ensueños hipercapitalistas, como nos lo señalara José María Mardones en Utopía en la sociedad neoliberal. (101)

De esa manera que no sé si Burgess y Daldry se constituyan en profetas del neoliberalismo y se hacen precursores de modernas mitologías, en medio de todo el caos postindustrial y postmoderno que nos obliga a trabajar como a las hormiguitaz de Woody Allen, o como chinos para utilizar la expresión de Enrique de Amo. No podamos creer en las robinsonadas, de la que hablaba Marx, que bien le gustan a la economía política, puesto que los Robinsones son sólo mito, en la medida que nadie puede existir sin el Otro de la Cultura. (11) (12)

Billy Elliot, al menos no lo hace; él logra capturar la mirada de Mrs. Wilkinson.

Y su elección de carrera misma requiere de ese Otro, para ser mirado por sus semejantes, cuya ayuda no podría desconocer jamás, salvo que se dejara poseer de una estúpida arrogancia.
Pero, a su vez, lejos de toda alienación, Billy no completa al otro en su deseo; podríamos decir que es una verdadera máquina deseante, en el sentido de Deleuze (13), y se sabe siempre en falta, lo que se constituye en motor de su existencia; podríamos decir que sus fantasías le enseñan a desear o a la inversa que sus deseos lo llevan a fantasear con un futuro original y propio, sin estar nunca al margen del lazo social, que le ayuda a constituirse como sujeto.

Notas:
1) Burgess, M. Billy Elliot. Editorial Norma, Bogotá, 2001, 186 pp.
2) Lee Hall es un guionista inglés, nacido en 1966, cuyo mayor éxito comercial fue Billy Elliot, para el que se inspiraría la novela del viejo A. J. Cronin, Las estrellas miran hacia abajo, sobre los mineros del carbón, quienes entran en huelga. Para la caracterización de Billy, Hall se inspiró en la historia del barítono británico, Sir Thomas Allen, quien se crió en un ambiente parecido al descrito por el guionista, quien sirviera como tal para la cinta de Stephen Daldry, para luego adaptar el texto para un musical, con la ayuda de Elton John.
3) Íbid. pp. 6-7
4) Córdoba Sánz, R. Anotaciones sobre un artículo de Janine Puget sobre Piera Aulagnier. Piera Aulagnier: lo social, 27 años después. http://psicoletra.blogspot.com.es/2009/02/anotaciones-sobre-un-articulo-de-janine.html
5) Burgess, M. Billy Elliot. Editorial Norma, Bogotá, 2001, p. 5.
6) Freud, S. La interpretación de los sueño en Obras Completas (t. IV). Amorrortu Editores, Buenos Aires, 1976, pp, 142-152.
7) Camus, A. El hombre rebelde en Obras Completas (t.II). 3ª. ed., Editorial Aguilar, México, pp. 583-870
8) Vattimo, G. Introducción a Heidegger. Gedisa, 1987, 183 pp.
9) Horstein, L. Piera Aulagnier y el contrato narcisista. http://psicoletra.blogspot.com.es/2009/10/piera-aulagnier-luis-hornstein-y.html
10) Alberro, N. Deseo del Otro, deseo del analista. http://www.imagoagenda.com/articulo.asp?idarticulo=1226
11) Mardones, J.M. Utopía en la sociedad neoliberal. Editorial Sal Terrae, Santander 1997, p. 15.
12) de Amo, E. Trabajar como chinos. http://www.ual.es/~edeamo/diario_almeria/colabora92da.pdf
13) Marx, K. Elementos fundamentales para la crítica de la economía política. http://www.scribd.com/doc/12822033
14) Díaz, E. Gilles Deleuze: Postcapitalismo y deseo. http://www.estherdiaz.com.ar/textos/deleuze.htm

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Poema al mar Egeo

Iván Égüez

Desde el templo de Poseidón
se domina este mar de ojos auroras
demasiado calmos para los laureles
y tragedias que han visto.
Es como si el dios
hubiera pasado su mano (¿su tridente?)
por un lomo de iguanas odiseas
hasta convertirlo en colcha
de bordadas estrellas.
El dios ya no está en el templo
vive ciego en un museo. Pero
el resplandor de sus ojos transparentes
ahora tiene el Egeo.
Iván Égüez es un ecuatoriano que visitó Grecia, enviado por Anastasios Notakis, desde Grecia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Dos poesías

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El viento alegre

El viento alegre
es juguetón
revuelve los pelos
hasta con peinetón.

Levanta las polleras
para mostrar que adentro
no hay pollitos
y espera pajaritos
para hacerlos planear
en agujeritos
o frente al mar.

Es el viento
que siempre canta
una canción
el viento alegre
el viento juguetón.

El viento triste

A veces
el viento llora y gime
es aire que sufre
entre casas
que pasa.

Es aire que recuerda
que pasó por plantas
que hamacó flores
que pasó por tantas
que acarició amores.

De donde viene
adonde va
el viento que llora
tal vez adonde recuerda
tal vez adonde quiere olvidar
tal vez al desierto
tal vez al mar.

El viento
que siento
pasar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La Violencia como herramienta de Control dentro del Sistema Capitalista…

Níkolas Stolpkin

El presente artículo no es apto para personalidades sumergidas dentro de las burbujas existenciales de la Estupidez. Recomendamos a dichas personas alejarse de buena fe. No nos hacemos responsables de posibles roturas que puedan haber en su esquema de pensamiento. Solo es apto para personalidades fuertes, con poder de opinión, que no tragan todo lo que les cuentan; que saben bien donde están paradas, y con la fuerte convicción de que el actual sistema de dominación debe ser echado abajo o por las buenas o por las malas.

Introducción
La violencia suele ser uno de los tópicos más recurrentes y complejos debatidos en nuestra sociedad. Curiosamente, gracias al gran favor de los Medios de Difusión Masiva, suele estar identificada principalmente con las capas más inferiores de la sociedad en forma de violencia mediocre (maltrato intrafamiliar, asesinatos, robos, golpizas, violaciones, etc.); y cuando se trata del lado de las estructuras del Poder Dominante, la violencia adquiere una forma astuta o blanca habitualmente ataviada de santa o, bien, lisa y llanamente ignorada. No obstante la violencia del Sistema existe y se manifiesta de diversas maneras: política, ideológica, jurídica o judicial, económica, coercitiva, gubernamental o estatal, institucional, publicitaria o propagandística, comercial, cultural… Se ejerce violencia al imponer valores, conductas, ideas, modas, conceptos, normas, etc., que fundamentalmente habrán de beneficiar intereses particulares de la Clase Dominante. No deja de ser ironía el que cada cierto tiempo los administradores del Estado acusen a sectores populares (trabajadores, pobladores, estudiantes) de ejercer cierta “violencia” por el solo hecho de luchar por lo que ellos consideran que es justo o por abrazar ciertas ideologías o pensamientos contrarios al actual status quo. Incluso pareciera ser que la fuerza del Estado le acomodara mejor el que se ejerciera esa “violencia” para así tener motivos suficientes para querer aplastarlos tanto comunicacional, jurídica o físicamente. El Estado gusta criminalizar cualquier atisbo de rabia de los sectores populares acusándolos, comúnmente, de ser “violentos” y no importando siquiera el que quienes la ejercieran tan solo fueran grupos aislados. Todo se acostumbra a meter dentro de un saco, cuando de desprestigiar se trata. Pero… ¿Qué es la violencia? ¿Qué papel ejerce la violencia dentro de nuestras sociedades? ¿Por qué surge la violencia? ¿Acaso la violencia ejercida por los sectores populares es el único tipo de violencia? ¿La violencia solo se puede referir al acto físico o mediocre? ¿Qué hay de la violencia sistemática y estructural que día a día ejerce el propio Sistema Capitalista? ¿Acaso su tipo de violencia no es en sí violencia? ¿Acaso la violencia es de uso exclusivo de la Clase Dominante? ¿Por qué la violencia en manos de sectores populares, conciente y organizada, está siempre siendo obstaculizada por la Clase Dominante? ¿Por qué la violencia en manos del pueblo suele ser considerado un “delito” y en manos de la Clase Dominante suele ser un “derecho”? ¿Nunca nos hemos detenido a pensar en ello?
Cuando la violencia contra las Masas se hace norma, el derecho a rebelarse no se cuestiona
Debemos entender que los sectores populares en situaciones reivindicativas no ejercen la violencia por un mero capricho. Los sectores populares suelen ejercer violencia cuando ven cerrados los caminos que le puedan conducir a un mejor puerto. Si no se puede llegar a un buen puerto por las buenas, lo lógico es que se quiera llegar por las malas. ¿A caso nuestros pueblos no tienen derecho a vivir dignamente? La negación de la violencia propia del Sistema Capitalista es la negación de conflictos entre clases antagónicas. Todas las fuerzas del Poder están hechas a “imagen y semejanza” de la Clase Dominante, no están hechas a “imagen y semejanza” de la Clase Dominada, y si las hubieran solo serían simples caricaturas. La economía, la política, la ideología, la religión, el Estado, las fuerzas coercitivas, los medios de “comunicación” están hechos a la medida de la Clase Dominante. Por tanto no es de extrañar ver de vez en cuando a la Clase Dominada, cuando ve perjudicado sus intereses, tomar caminos de organización y lucha, al no sentirse representados por las estructuras del Poder que supuestamente se nos hace creer que son dizque “neutrales” y “pluralistas”. La violencia del Sistema acostumbra a estar en todas partes. El problema es que se da el lujo de querer pasar de manera imperceptible o de manera desapercibida. Pero está ahí, implantada sobre estructuras legales. Son las clases menos acomodadas o estratos inferiores de la sociedad quienes acostumbran a percibir con resignación los atropellos del Sistema.
Salvo el poder, todo es ilusión
Mientras más conciencia exista dentro del individuo, más oportunidades tendrá para visualizar toda la violencia que gira a su alrededor. Nuestra actual cultura del Consumo, por ejemplo, constantemente nos está invitando a glorificar una serie elementos tales como la violencia, el sexo, el consumo de alcohol, drogas, drama, comedia, romance, etc., puntos clave de manipulación de masas para el consumo de determinados productos. No es producto del azar que en nuestra actual Cultura del Consumo se nos sumerja constantemente en ambientes diseñados especialmente para la reproducción de conductas tendientes al consumo de determinados productos. Tampoco es producto del azar la producción de individuos adictos a los elementos antes señalados para sostener o mantener consumidores satisfechos y así poder reproducir o seguir desarrollando el actual modelo de consumo. La Conciencia de Clase se hace fundamental para que los individuos sepan bien en el terreno donde están situados y puedan visualizar mejor las formas o estrategias para hacer frente a la violencia del Sistema. Los individuos sin Conciencia de Clase son individuos que por lo general viven dentro de burbujas existenciales y les cuesta ver toda la violencia ejercida por el sistema que un individuo con Conciencia de Clase puede divisar. Fundamental sería romper y hacer trizas las burbujas existenciales. Pero por lo general se acostumbra a esperar que ciertas situaciones ayuden a romper las burbujas existenciales cuando se ven algunos intereses perjudicados. Lo ideal sería tomar la delantera.
Cómo identificar la violencia ejercida por el Sistema
Para comenzar a identificar la violencia ejercida por el Sistema debemos primero estar concientes de que se está viviendo dentro de una Formación Socioeconómica Capitalista. Dicha formación tiene como base una Estructura Económica la cual dota a la clase capitalista del Poder Económico con la cual se desarrolla. Pero para poder sostener y defender toda la Estructura Económica y junto con ello el Poder Económico, los Capitalistas se valen de una Superestructura Político-Ideológica-Coercitiva basado en un conjunto de entes materializados en instituciones u organizaciones con el fin de asegurar la reproducción de dicha formación socioeconómica. La Clase Dominante o la élite del Poder no son los que meramente tiene el Poder Económico. Quienes tienen verdadero Poder son los que tienen Poder de Influencia y están involucrados en las decisiones que afectan a toda una sociedad. Son los que poseen acceso privilegiado a los altos círculos que existen entre el Poder Económico, Político y Militar. A su vez estos se rodean de todo un ejército de individuos quienes por lo general han de capitanear las ideas y decisiones de las más altas esferas del Poder Económico, Político y Militar. Debajo de ese ejército le siguen los políticos profesionales y las celebridades, quienes son fieles proyectores de las ideas de los más altos círculos del Poder y acostumbran a ser el nexo visible entre los altos Círculos de Poder y el Pueblo. Por tanto es perentorio sacar aquí conclusiones a partir de lo antes señalado: nuestros pueblos viven sumergidos dentro de una ilusión tras otra; todo está dispuesto, no por “amor al pueblo”, sino para mantener a raya al pueblo y poder así salvaguardar los intereses de una élite dominante; los políticos, las leyes, el Estado o las fuerzas coercitivas no están para defender al pueblo sino los intereses de la élite dominante. ¿Es acaso beneficioso para nuestros pueblos el tener educación, salud, servicios como el agua o la electricidad, transporte, recursos naturales, medios de comunicación, etc., a manos del sector privado? ¿Son nuestros pueblos quienes han tenido la “genial” idea de traspasar todo aquello a manos privadas? Pero curiosamente y de manera hipócrita y desfachatada los representantes de los niveles medios del Poder se dan el lujo de mantener ministerios o secretarías de educación, salud, telecomunicaciones, energía, transporte, etc., para que nuestros pueblos crean ingenuamente que están muy “preocupados” por ellos. No nos equivoquemos. La idea principal de la élite del Poder sobre las Masas es que las Masas son meros consumidores, y mientras más desorganizadas, ocupadas o entretenidas estén, menos posibilidades habrá para que la élite del Poder pueda caer en el ojo crítico de las Masas… Sumando, además, el que se nos acostumbra o enseña a no ver ideologías contrarias a la ideología en el Poder, y si las hay no habría más que ridiculizarlas o tomarlas por algo “pasado de moda”. No es producto del “intelecto” el que algunos individuos automáticamente tilden de “comunistas”, de manera despectiva, a los que piensan distinto a lo establecido; ni que se tilde de “terroristas” a grupos organizados que quieran cambiar lo establecido por medio de la lucha armada. La Clase Dominante siempre tratará de meterles ideas a la Clase Dominada para tenerlas a su favor y así poder salvaguardar sus intereses particulares. Todo lo que se acostumbra a ver por parte de las Masas no es más que un discurso o una lectura que la élite del Poder trata de inculcar para que no se pueda ver todas las interconexiones existentes en los altos círculos del Poder donde se toman las grandes decisiones. La historia está hecha de grandes decisiones y todas ellas tienen procedencia, no están hechas de tan solo ejecutores. Señalar que los grandes hechos ¬–al tratar de dilucidar los verdaderos responsables de esos hechos– ha sido obra y arte de “conspiradores” “grupos cerrados”, “héroes” visibles, “manos invisibles” no es más que una forma de abandonar todo esfuerzo por comprender los caminos que llevan al Poder y sus propios hechos.
A continuación formas en la que la violencia se hace presente. Existe la violencia al:
-Televidente. Puede que la “caja mágica” que todos conocemos no despierte sospecha alguna en muchas conciencias. Sin embargo ese inocente aparato llamado Televisión juega un rol muy importante en lo que se refiere a transmitir ideas a las Masas. Y si pudiéramos poner mucha atención a lo que allí emiten, nos percataríamos de que ejerce cierta violencia de manera muy sutil. Juegan con las Masas.

a.- Comerciales o Publicidad. Estos puestos en cada pausa de un programa ejercen violencia, ya que a los televidentes, a una mayor parte, no les interesan los comerciales. No por nada, sabiendo ello, la industria publicitaria siempre se ha esmerado en atraer la atención de los televidentes por medio de recursos tales como: sensualidad o erotismo, humor, miedo, suspenso, fantasía, música, impacto, ejemplos demostrativos, testimonial, analogías, educativos, etc.

b.- Informativos o Noticiarios. Cuando nos entregan “información” que a nadie le incumbe, ya están ejerciendo violencia. Solo en contadas ocasiones suelen entregar información que le incumbe a toda la sociedad, pero éstas muchas veces, por el grado de incumbencia, suele a veces ser entregada en horarios cuando los trabajadores están descansando. Este espacio es muy especial, ya que sintetiza toda la gama de recursos utilizados en la televisión para poder mantener a las Masas en un lugar apropiado a los intereses de la élite Dominante. Robos, asesinatos, violaciones secuestros, accidentes, posibles catástrofes, etc., están dispuestos para meter miedo en los televidentes; la desgracia ajena o el morbo está dispuestos para jugar con los sentimientos y no para que supuestamente la gente quiera “ayudar”; la publicidad y propaganda encubierta del Gobierno y empresas, difundida para poder vender un producto o una idea (el gobierno o la empresa “lo está haciendo bien”), no están para “informar” hechos a los televidentes sino para entregar una buena imagen de gobierno o empresa o para llamar a los consumidores a comprar; la farándula está dispuesta para potenciar los “conocimientos” que se tiene de la gran industria de la Frivolidad donde el tema del dinero suele ser muchas veces el protagonista principal (que la boda costó tanto, que el divorcio costó tanto, que fulano de tal gastó tanto, que fulano de tal gana tanto, que la película tal costó tanto; etc.) o el chisme suele ser protagonista (que fulano se metió con tanto, que fulano le pegó a tanto, que fulana está embarazada de fulano, que fulano o fulana se divorció de fulana o fulano, etc.).

c.- Programas. Por lo general estos espacios son copados con programas donde el culto a la estupidez se ha convertido en norma. La idea de estos programas es dar la sensación de que no existen dramas o problemas y que todo es “felicidad”. Estos son dirigidos especialmente a nuestros jóvenes, lo que no quita que en determinados horarios nuestros adultos jóvenes o viejos puedan tener dichos espacios (en la mañana están los programas de chismes y en la noche otros programas de chismes pero en formato u horario “estelar”, los programas “Reality Show”, los programas de humor para adultos, los programas de concursos, etc.).

d.- Dibujos animados, Películas, Series y Telenovelas. El objetivo de estos espacios televisivos es acomodar a determinados receptores dentro de burbujas que se escapan de la realidad y ayudan a potenciar un marco de valores que desde muy temprana edad comienzan a ser adquiridos: la competencia, el egoísmo, el individualismo… Pero no conformes con dichos espacios algunos contribuyen a exaltar instintos básicos como la violencia y el sexo; juegan con las emociones del receptor al inyectarles dosis de ira, tristeza, miedo y alegría; exaltan conductas viciosas como el uso de drogas, alcohol, cigarros; exaltan conductas delictivas como robos, asesinatos, violaciones; exaltan conductas consumistas como el consumo de comida chatarra, el consumo de determinadas marcas; exaltan conductas de apoyo o rechazo a determinados bandos, vía propagandística, como el apoyo a los militares de EEUU y el rechazo a los enemigos de EEUU.

-Radioescucha. La Radio al igual que la televisión juega un rol sumamente importante, ya que a través de ella se transmite lo que está permitido transmitir por los grandes Círculos del Poder. No existe mucha diferencia entre la Radio y la Televisión, ambos persiguen un mismo fin: entretener, distraer, difundir ideas, vender productos, “informar”, etc. Por lo general la Radio es asociada a la difusión de música. Pero quizá más de alguno se preguntará ¿pero qué violencia puede ejercer la música que se difunde en la Radio? No es que violente la forma en que ella se es presentada. No. Lo que violenta en sí es el contenido de la música que mayormente apela a nuestras emociones más básicas como son la ilusión o la desilusión en el “amor”. Amor y desamor son los principales temas utilizados dentro de las Radios. ¿Nunca nos hemos detenido a pensar el por qué no existe contenido político o social en la música difundida por Radio? La respuesta de ellos será de que “eso no vende”. Respuesta que, por lo demás, es factible, ya que verdaderamente al mantener a las Masas adictas a un producto, un producto con contenido político o social podría “violentar” todo su esquema de ideas –lo mismo podría pasar con el contenido que se emite dentro de los espacios televisivos. Pero más violento aún es que el contenido sea emitido sin que muchos puedan entender de lo que se trata (música en un idioma foráneo), dando más realce a la contagiosa forma en la que es presentada. Si bien la música es universal, dentro de un Sistema Económico particular generalmente desempeña el mismo rol que desempeña una película, un libro, o una pintura. La música, el cine, la pintura y la literatura, o bien el arte en general, están para fortalecer conductas individualistas y egoístas. La música y el cine por lo general suele ser alimento preferencial de las Masas, aunque también pueda tener su espacio dentro de la clase acomodada o bien pequeño burgués (música clásica, jazz, cine arte); en cambio, la pintura y la literatura gustan alimentar a sectores medios y altos. Pero la inclinación de los sectores medios (por la pintura o literatura) podemos calificarla como un intento inconciente por estar más cerca de los gustos de los sectores altos. El arte en general, dentro del Sistema Económico Capitalista, está diseñado para mantener a las Masas ya sea entretenidas, con contenido alejado de problemas políticos o sociales, y más adentro de burbujas desechables y pasajeras que acostumbran a transmitir sensaciones de placer, ensoñación, etc.

-Lector. ¿Nunca nos hemos hecho preguntas del por qué mucha gente permanece gustosamente e inconcientemente en la ignorancia? ¿Qué es lo que gusta leer a la Masa? ¿Lee la Masa? Para saber sobre ello solo bastaría ver qué es lo que se vende en las esquinas, en las librerías…

a.- Diarios. Son los que más se encuentran al alcance de la Masa. Todos los días ellos son fielmente distribuidos en las esquinas. Por lo general son vendidos a un bajo costo. Se supone que están para informar sobre el acontecer tanto nacional como internacional. Pero solo bastaría dar algunas ojeadas y encontrarnos de que funcionan de la misma manera cómo funcionan los noticiarios televisivos antes señalados. Las opiniones de las Masas por lo general provienen de lo que se emite desde Medios de Difusión Masiva como la televisión o los diarios. Por tanto no es de sorprender el que las personas repitan lo que de esos medios se emite. Las Masas al ser “educadas” en la Cultura del Consumismo tienden a tener un comportamiento irresponsable al recibir todo tipo de información. Su comportamiento frente a la “información” se podría definir como “Traga-traga”. La Masa no se hace preguntas sobre una determinada información, solo la acoge y la hace suya por tratarse de medios “creíbles” y “serios” con la “información” divulgada. Para la Masa nada es mentira ni manipulación si de Medios Informativos se trata. La Masa tal como está, nunca le habrá de importar hacerse preguntas tales como: ¿Quiénes son los dueños de esos Medios? ¿Por qué cosas tan importantes pueden tener espacios pequeños y cosas sin importancia tiene mucho más espacio? ¿Por qué la información internacional siempre es presentada como un eco de la información divulgada por los Grandes Medios de Difusión Masiva? ¿Por qué tiene tan bajo costo para tamaña publicación? ¿Por qué todos los días ocupan impresas muchas páginas, que no dicen mucho sino lo de siempre? ¿Quiénes son los que escriben en los diarios y qué intereses particulares representan? ¿Qué porcentaje de Masa va y compra el diario?

b.- Libros. Cuando entramos a cualquier librería ¿con qué tipo de libros mayormente nos encontramos? ¿Con qué tipo de ideas nos encontramos? ¿Por qué razón no acostumbramos a encontrar libros que con sus ideas desafían abiertamente al actual sistema de dominación? ¿No existen clásicos que desafían el actual sistema? Entonces no nos debemos extrañar cuando nos pregunten, si es que estamos leyendo algún libro, “¿qué novela estás leyendo?”; o si estamos escribiendo algo, “¿escribes poesía?”. No nos debemos extrañar todo lo que acostumbra a leer la Clase Dominada. Para la Masa los libros son sinónimo de Novelas; y si no somos muy lectores de novelas, somos muy poco “culturizados”. Pero ¿cuánto lee la Masa? ¿Cuántos libros se lee en promedio un individuo cada año? Lo desastroso es que la mayoría que agarra un libro o un diario lee por el solo hecho de leer (traga-traga); y escribe por el solo hecho de escribir (cribe-cribe) –si es que llegara a escribir, por supuesto. Los libros acostumbran a no tener un contenido contundente sino un contenido superficial. Están hechos en su mayoría para entretener, soñar, no para expresar o cultivar ideas que nos hagan pensar. Los libros son meros productos comerciales. Se escribe para vender o para defender un modelo o sistema económico, no para despertar conciencias. ¿Acaso eso no nos violenta?

c.- Revistas. Hay tanta variedad que hasta incomoda abordarlo. Para niños, jóvenes, adultos, pobres, no tan pobres, ricos, no tan ricos, flacos, gordos, lindos, feos, embarazadas, novios, heterosexuales, homosexuales, melómanos, sexópatas, curiosos, fantasiosos, chismosos, profesores, psicólogos, psiquiatras, periodistas, economistas, artesanos, costureras, uniformados, marihuaneros, tribus urbanas, etc. ¿Cuál es el fin? ¿Satisfacer una “necesidad”? ¿Cuál “necesidad”? ¿La “necesidad” que tiene un ama de casa por no querer perderse un capítulo de su telenovela favorita?

-Consumidor. Si tomáramos al Consumismo como una enfermedad, los consumistas obviamente serían sus patéticos enfermos. Todos tenemos necesidades, pero también obligaciones. Pero dentro de la Cultura del Consumo la enfermedad es potenciada y los enfermos son atrapados. La violencia en el consumidor no está en el producto, sino que está en el hecho de quedar “atrapado” por su enfermedad. Quedar atrapado en la dinámica de las deudas, firma de contratos, compromisos, es el primer paso para poder encontrarnos con la señora violencia. Si nos atrasamos puede haber una multa, aumento de intereses, amenazas de embargo, acoso telefónico, recaptación, corte de servicio, etc. ¿Por qué? Porque las leyes están de su parte, de parte de los grandes intereses económicos. Las Grandes Casas Comerciales son verdaderos santuarios del Consumismo. La facilidad de pago es lo que los hace muy atrayentes. “Lleve hoy y pague después”, “¿En cuántas cuotas desea llevarlo?”
Nos violentan cuando nos seducen con caer en la dinámica del consumo o en el círculo vicioso del consumo. Seducción parecida a la que ocurre al regalar drogas fuertes a un individuo para luego tener un fiel drogadicto o adicto a las drogas. La facilidad para poder acceder a un producto o para poder obtener un producto encamina al consumidor a caer dentro de un comportamiento parecido al ejemplo anterior, solo que aquí ya no se trata de drogas sino de un producto legal, transformando o encaminando al individuo a convertirse en un adicto a las compras, ya sea para verse bien, para verse mejor, tener más estatus, estar a la moda, impresionar a terceros, renovar lo que ya tiene por algo más mejorado, etc. Cuando se compra un producto no solo se está comprando un producto, se está comprando estatus, belleza, juventud, ocio, poder sexual, felicidad, etc. Dentro del Capitalismo los consumidores deben caer dentro de algún círculo vicioso para así poder tener la máquina del dinero en movimiento. Mientras más caigan mucho mejor. La Industria de la Publicidad está para hacer el trabajo más fácil y animar a los futuros compradores. Los días de navidad, año nuevo, reyes magos, día del niño, día del padre, día de la madre, día de la amistad, día de los enamorados, Halloween, fiestas patrias… no son para recordarnos que es una fecha “especial”, sino para recordarnos que nos tenemos que preparar para hacer nuestras compras y así hacerle saber a nuestro ser querido que lo “queremos”. No querrás sentirte mal por no hacer tu compra ¿verdad? No querrás ser diferente a tu vecino, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo, a la gente que sale muy contenta por televisión ¿verdad?

El Capitalismo se basa en explotar lo más que se pueda un producto para luego poderlo cambiar por otro, y así sucesivamente. Incluso las personas “sobresalientes” son un producto en potencia: deportistas, animadores, actores, escritores, cantantes, grupos musicales, etc., son objetos de campañas publicitarias. La constante fabricación de “ídolos” alimenta la venta de marcas. Se explota lo más que se pueda y después es sustituido por otro, o se inventan otros para poder mantener o ampliar las ventas de una determinada marca. Lo mismo puede pasar en la industria de la medicina. Si hay que inventar más enfermedades para ampliar sus utilidades, lo habrán de hacer. Así funciona el Capitalismo. No por nada se han creado últimamente “enfermedades” tales como la depresión, bulimia, obesidad, anorexia, alopecia, bipolaridad, la impotencia… Si estás triste, ah es que estás con depresión, aquí tienes toda esta gama de pastillas; si comes mucha comida, ah es que estás con bulimia, aquí tienes estas pastillas; si estás muy gordo, ah es que tienes problema de obesidad, aquí tienes estas pastillas; si no comes mucho, ah es que tienes anorexia, aquí tienes estas pastillas; si se te ha caído el pelo, ah es que tienes alopecia, pero con estos productos podrás detener la caída del pelo; si estás muy alegre y después estás muy triste, no es que estés depresivo, es que tienes un trastorno de bipolaridad, ah aquí tienes estas pastillas; si en una relación sexual no hay alguna erección, ah es que tienes impotencia, tienes que ir al sicólogo o comprar unas pastillitas de colores…. Se nos ha inculcado la costumbre de ir a “especialistas” si es que estamos pasando momentos muy tristes, sin nos duele la cabeza, el estómago, si dormimos mal, si hay crisis en la pareja, si hemos aumentado de peso, si hemos bajado de peso, etc. Así funciona el Sistema Capitalista. No es ninguna obra de caridad ni por amor al prójimo.

Seguros de invalidez, seguros contra accidentes, seguros contra incendios, seguros contra robos, seguros de vida, seguros de autos, seguros de viaje, seguros de salud, seguros contra sismos, seguros contra terremotos, seguros contra fraudes, seguros de estudios, seguros de escolaridad, ¡¡¡seguros hasta por si puedes perder dinero en tu cuenta de ahorro que tienes en el banco!!! etc. ¿Será necesario dar aquí alguna explicación después de lo antes señalado? ¿Crees que la gran industria de la televisión está haciendo una obra de caridad al imponer aquello de la “Televisión de alta definición”? Primero nos meten la idea de que aquello ha “llegado para quedarse”, y progresivamente nos van convenciendo de que ahora vamos a ver una “mejor imagen” en la televisión. Y poco a poco comenzamos a comprarles el discurso y, los primeros en “comprar”, se sienten tan “especiales” –al tener algo “revolucionario”–, y vamos comprando adaptadores primero y luego nuestro nuevo televisor de “alta definición”. ¿No nos violentan al imponer sus productos? ¿Crees que en los supermercados y farmacias al ofrecerte ciertos “beneficios”, al pasar por caja, están para “ayudarte” y que te sientas feliz con tu compra? ¿Nunca se no ha ocurrido pensar que cuando entregamos nuestros datos personales, estos van a parar a un banco de datos para así ellos poder analizar nuestros patrones de consumo, y su información vendida a “captadores” de clientes? ¿Crees que cuando pasamos por caja en algún supermercado o farmacia, y nos piden alguna “colaboración” o “donación”, no nos están manipulando? ¿No es ninguna manipulación utilizar “fundaciones” que “ayudan” a niños quemados, ancianos, abandonados, en situación de “riesgo”, etc.? ¿Desearías decir “no” a esos “miserables” dentro de una fila de consumidores? ¿Crees que las insistentes llamadas a tu teléfono fijo, por parte de la “compañía”, son para entregarte un buen “beneficio”? ¿Crees que los insistentes mensajes a tu teléfono móvil son para hacerte la “gentil” invitación para que puedas participar en un concurso que te podría dar una casa, un auto, dinero en efectivo, un viaje, etc? En fin… Nos imponen productos, servicios, nuevas religiones o creencias, todo dentro de un marco legal. Pero también tenemos el marco ilegal: venta de drogas, armas, productos pirateados, etc. Lo importante es que de algún modo se tratará de tomar de nosotros lo que hace que todo negocio prospere: el Dinero. Y se tratará de mantener intacto en nosotros lo que hace que su poder acreciente: la Ignorancia.

-Peatón.

Cámaras de Vigilancia. …Y de pronto de la mano de la modernidad nos encontramos con las Cámaras de Vigilancia. En supermercados, estaciones de Metro, Grandes Centros Comerciales, esquinas muy concurridas, buses, bancos, Centros de Pago, etc. Donde circule el capital allí estarán las cámaras de vigilancia. ¿Para “combatir la delincuencia” o para asegurar la libre circulación de mercancías? ¿Para “resguardar” nuestra seguridad o para asegurar que los grandes intereses económicos pierdan lo menos posible capital? ¿Para tener “controlada” a la delincuencia o para sacar patrones de comportamiento en los consumidores? ¿Por qué ellos pueden libremente grabar y si grabamos nosotros podemos ser tratados de elementos “sospechosos”? Ya nos podríamos imaginar lo que puede significar cámaras de vigilancia en los centros de trabajo. ¿”Resguardar la seguridad de los trabajadores” o controlar la producción de los trabajadores?

Gigantografía publicitaria.Si hay algo que es una constante en la Cultura del Consumo es la publicidad urbana. Gigantografías publicitarias adornan el paisaje urbano, allí donde circula buena cantidad de gente o buena cantidad de autos. Están para acordarnos la existencia de un producto tangible o no tangible y para que su imagen siga siendo almacenada en nuestras cabezas. Nos invitan constantemente de la misma manera como nos invita la propaganda política para votar por tal o cual político. La diferencia es que aquí no nos invitan a votar, sino que nos invitan a comprar. Nos dicen en el fondo: “Si tienes sed y quieres refrescarte, acuérdate de mí”, “Si tienes hambre, acuérdate de mí”, “Si tienes frío, acuérdate de mí”, “Si quieres educarte, acuérdate de mí”, “Si quieres bajar de peso, acuérdate de mí”, “Si quieres viajar, acuérdate de mí”, “Si quieres verte bonita, acuérdate de mí”, “Si quieres verte como yo, acuérdate de mí”, “Si quieres sentirte bien, acuérdate de mí”, “Si quieres construir o arreglar tu casa, acuérdate de mí”, “Si quieres amueblar tu casa, acuérdate de mí”, etc. ¿No es violencia que incluso nuestros niños estén día a día expuestos a ello?

Propaganda política pro-capitalista. Las campañas políticas pro-capitalistas suelen caracterizarse por el enorme despliegue propagandístico. Caras sonrientes abarrotan nuestras calles con la promesa de querer servir de buena manera a tus intereses, siendo que sabemos en el fondo a qué intereses mejor sirven. Bajan a las poblaciones con “regalitos” para asegurar votos y, para hacernos creer que son “gente común y corriente”, se arremangan sus camisas o se despeinan un poco o se sacan la corbata, y, cuando son elegidos, nuevamente dando la espalda. ¿No nos violenta la hipocresía de la clase política pro-capitalista graficada en un cartel o personificada con su presencia física en nuestras poblaciones o centros urbanos?

-Trabajador. Muchas veces en los lugares de trabajo podemos encontrar violencia en el acto mismo de recibir la paga. Muchos trabajadores suelen tener sueldos miserables. Pero lo lamentable es que se vean obligados a recibir dichos salarios para así hacer frente a los gastos que pueda tener para él y su familia. Incluso muchas veces se ven obligados a hacer horas extras, no siendo a menudo estas canceladas. ¿Por qué los trabajadores deben muchas veces casi mendigar ante sus patrones o jefes? ¿No es ejercer violencia ante los trabajadores demorar la paga de los trabajadores? ¿No es ejercer violencia recibir un salario miserable por toda la labor desempeñada? ¿No es ejercer violencia recibir un sueldo de porcentaje por trabajo realizado? ¿No es ejercer violencia dejar responsabilidades a manos de empresas “contratistas” y “subcontratistas” y los que contratan a dichas empresas, a la una o a la otra, lavarse las manos frente a algún abuso laboral que esas ejerzan a sus trabajadores? ¿No es ejercer violencia al encontrar el trabajador una maraña burocrática cuando ha de hacer valer sus derechos? Pero si reclamas mucho, puedes estar despedido. La explotación y humillación con la cual muchos trabajadores se encuentran, es una cruda realidad. Los trabajadores poco menos deben ir a sus trabajos con la cola entre las piernas o con el moño gacho para no ser despedidos (máxima expresión de violencia hacia los trabajadores). Un trabajador obediente, laborioso, “sacrificado”, “comprensivo” y no problemático o no “conflictivo”, es lo que más esperan de un trabajador en cualquier empresa. Pero no solo existe violencia dentro de los propios trabajos. Existe también la violencia con los pequeños empresarios y sus trabajadores, cuando productos extranjeros entran al mercado masivamente y a precios muy asequibles al consumidor. Resultado: recorte de personal, quiebra, despidos. ¿No es ejercer violencia cuando los “representantes” del pueblo aprueban Tratados de Libre Comercio sin importar los efectos que podría acarrear a los pequeños empresarios y sus trabajadores? En la calle también hay violencia. Los trabajadores informales o ambulantes deben soportar tratos humillantes de la policía que no los deja trabajar. Para trabajar en la calle hay que tener un “permiso”. Pero si van donde supuestamente se dan esos “permisos”, deben soportar muchas negativas o trámites burocráticos eternos. Por lo que se ven obligados igual a salir a la calle para poder sobrevivir. ¿Por qué estos trabajadores deben ser echados de las calles si lo que buscan es trabajar tranquilamente? Se supone que están en las calles no por gusto sino por necesidad. Si no les dan solución ¿por qué ese ímpetu por querer sacarlos de las calles? ¿Cuál es el interés: querer mantener las calles limpias o que el gran comercio no se vea afectado? ¿Quiénes están más interesados en que los comerciantes ambulantes no estén en las calles: la “autoridad” o la “cámara del comercio”? ¿Los comerciantes ambulantes molestan a los peatones o molesta a la “cámara del comercio”? En el mar también hay violencia. Los pescadores artesanales deben luchar contra la pesca industrial nacional o extranjera y contra la violencia del Estado y sus leyes fabricadas a favor del gran empresariado o de la pesca industrial. ¿No existe violencia en contra de los pescadores artesanales?

-Estudiante. Una educación privatizada ya es suficiente para que los estudiantes estén prestos a entrar a la dinámica usurera en la cual son sumergidos. La firma de contratos es el primer paso para uno quedar atrapado. Permanentemente están subiendo los aranceles. Si por “x” razón uno deseara retirarse a mitad de año, uno igual queda obligado a pagar el tiempo que no va a estar, ya que el contrato estipula que se debe pagar igual, estés o no estés. A ellos no les importa tus problemas personales o económicos. Tampoco les va a importar si cuando salgas no encuentres campo laboral. ¿No es ejercer violencia el comenzar aceptando un contrato para uno poder estudiar? ¿No es ejercer violencia el “vender” carreras universitarias sin ningún campo laboral? ¿No es ejercer violencia entrar con “créditos” y salir como nuevo endeudado?

-Poblador.

¿Cuántas veces no hemos sabido de pobladores que son sacados por el Estado de donde están viviendo a ser reubicados en otra parte, por la razón de que se ha de construir un puente o una represa que ha de “beneficiar” a toda la “comunidad” o a los “habitantes” en particular? No importa la resistencia que puedan tener esos pobladores, siempre el Estado o el Gran Empresariado habrá de presentar una serie de artilugios para convencer a esos pobladores que deberán al final marcharse. ¿Cuántas veces no hemos sabido de las instalaciones de antenas para telefonía celular sin la venia previa de los habitantes de alrededor? ¿Por qué cuando hay problemas de drogas y delincuencia, en las poblaciones, no es abordado con seriedad y utilicen siempre como solución más presencia policial? ¿Por qué el Estado, frente al problema de las drogas y la delincuencia, va siempre en contra de los efectos o consecuencias y no va directo al origen o causas que lo originan? ¿Acaso no es ejercer violencia el alimentar una dinámica que no se soluciona con más presencia policial? La gente pobre pareciera ser el alimento ideal para el circo de los Medios de “Comunicación”. Según la visión de los Medios, es allí donde se encuentra toda la delincuencia: drogadictos, prostitutas, ladrones, asesinos, abusadores, violadores, falsificadores; es allí donde se encuentran todo “objeto” relacionado con la delincuencia: drogas, armas, objetos robados, etc.; es allí donde se encuentra el tráfico de drogas, venta de armas, falsificación de documentos, autos robados, etc. En consecuencia, es allí donde deben estar, según el Estado, sus fuerzas coercitivas. Represión y más represión. En cambio, en los barrios acomodados no están para reprimir, están para defender a sus habitantes. ¿No se ejerce violencia al estigmatizar en los Medios a las poblaciones humildes? Pero lo grandioso de todo es que no conformes con violentar a las poblaciones se dan el lujo de hasta violentar donde acostumbra a comprar el pueblo pobre y trabajador, dejándose caer junto al gran circo de los Medios de “Comunicación”. Son allí donde se encuentran con productos “falsificados” y “prohibidos” por el Estado. Pero las preguntas que muy pocas veces nos hacemos es ¿cómo llegan dichos productos al mercado nacional si supuestamente son fabricados en el extranjero? ¿Dónde el comerciante nacional los compra? ¿Es una falla del control de aduanas o una falla de los comerciantes?

-Protestante o manifestante.

Allí donde se preparan para organizar la huelga o la manifestación, elementos de “inteligencia” son desplegados en ocasiones para obtener información que pueda ser de utilidad para los órganos represivos. Es común la práctica de tener policías infiltrados en las marchas de los estudiantes, trabajadores o pobladores. Ya sea para recabar información o para provocar situaciones que beneficien la actuación del aparato represor, pero no para ejercer acto de “protección” alguno. Los Medios de “Comunicación” Capitalistas ejercen por lo general un trato parecido con el trato que tiene en las poblaciones pobres. Si protestan sectores de los estudiantes, trabajadores o pobladores, sectores claves de nuestra sociedad que luchan por sectores estratégicos de la sociedad (Educación, Trabajo y problemas que afectan a la población), lo común es dar una imagen distorsionada de cualquier expresión violenta que pueda haber. Por más pequeño que sea un acto de rabia, los Medios de “Comunicación” tratarán siempre de concentrar sus energías en ese hecho en particular y lo repetirán hasta el cansancio lo más que se pueda hasta que pueda quedar en la retina del receptor la “información” de que “ellos” (la marcha o manifestación, de forma generalizada) fueron los “violentos” o “violentistas”. Pero cuando hay que cubrir una manifestación pequeño burgués contra la matanza de ballenas, aves o de algún animal; cuando se protesta por la igualdad de género, contra la homofobia, contra el racismo, contra el maltrato animal, etc. ¿Por qué nunca sucede nada? ¿No hay rabia en sus manifestantes? ¿Su lucha afecta los intereses de los Grandes Grupos Económicos? ¿Por qué ese tipo de manifestaciones no son “resguardadas” por grandes contingentes policiales como sí se hace cuando se manifiestan los estudiantes, trabajadores y pobladores? ¿Qué sucedería si grupos infiltrados reventaran una manifestación pequeño burgués? ¿Los Medios de “Comunicación” ejercerían el mismo trato como ejercen cuando los Estudiantes, Trabajadores y Pobladores salen a manifestarse y a expresar su rabia? Pues se ejerce violencia, por parte de los Medios de “Comunicación”, cuando en lugar de informar y dar a conocer la problemática estudiantil, laboral o poblacional se transforma en un mero portavoz de la autoridad y de los Grandes Grupos Económicos.

-Etc.
Conclusión
No debemos negar la violencia, sabemos que está presente. La Clase Dominante ejerce violencia contra la Clase Dominada, es un hecho. Que surjan expresiones de violencia en nuestro pueblo no es por capricho alguno. Cuando las Masas se organizan y luchan unidas y organizadamente, no es porque de repente se les ha ocurrido salir a manifestarse y punto. No. Cuando las Masas salen a manifestarse lo hacen porque existe conciencia de que se les está pasando a llevar. Y eso lo pueden expresar tanto de manera pacífica como lo puede ser, también, violentamente. La diferencia que hay es que la violencia ejercida por la Masas es una violencia que surge por la violencia que acostumbra a ejercer la Clase Dominante sobre la Clase Dominada; por la violencia que acostumbra a imponer los Grandes Grupos Económicos, de la mano con los dizque “representantes” del pueblo, sobre la Clase Obrera y sus herederos. Cuando hay violencia hacia el trabajador, hay violencia contra sus hijos y viceversa. No podemos ver la violencia que ejerce el actual Sistema Económico de manera aislada. La violencia del Sistema se ejerce hacia un todo, hacia la Clase Dominada. Y si queremos echar abajo el actual Sistema Opresor, primero debemos ver la lucha de la Clase Dominada concentrada en un todo, no de manera aislada. Una lucha aislada es una lucha enana para el tamaño de Opresor que tenemos en frente. Si queremos que caiga el Gigante Opresor, nuestras luchas deberán ir unidas con un objetivo en común: terminar con el actual sistema opresor, que solo beneficia los intereses de la Clase Capitalista. ¿Por qué no puede haber un Sistema donde beneficie los intereses de nuestro Pueblo? ¿Por qué no puede haber un Sistema que se haga responsable de la educación de nuestros jóvenes? ¿Por qué no puede haber un sistema que tome control de los recursos naturales del país en beneficio de nuestro Pueblo? ¿Por qué no puede haber un Sistema que se haga responsable de la salud del Pueblo? ¡¡¡¿Por qué no puede haber un Sistema que se haga cargo de los sectores estratégicos de la sociedad?!!! ¿Por qué no podría ser? ¿Hasta cuándo debemos soportar que la Clase Dominante siga riéndose de la Ignorancia de nuestro Pueblo? Pues no. Deberíamos decir ¡¡¡BASTA YA!!! Basta de sus mentiras, su hipocresía, su falso interés por “favorecer” a nuestro Pueblo. Educación, propaganda y agitación, esos son los tres grandes pilares para comenzar a “revolver el gallinero” de la Clase Dominante. Lo demás viene unido por añadidura. Obviamente con nuestro norte bien definido: substituir la formación socioeconómica capitalista por una formación socioeconómica socialista. Y como luz y guía de acción el Marxismo-Leninismo, junto con la fuerza y enseñanza de todas sus ramificaciones, única herramienta hecha especialmente para que nuestros pueblos oprimidos puedan arrancar de raíz el Sistema de Producción Capitalista y podamos implantar la Dictadura del Proletariado. Estudio, disciplina, propagación, agitación!!! Convicción, lucha, revolución!!! Sin darle la espalda jamás a los que murieron y dieron sus vidas por todos nosotros. Porque quien da la espalda a un camarada por complacer una línea oportunista y revisionista es un traidor a la causa, y quien sostiene con orgullo la carga de los aciertos y errores de un camarada es un verdadero camarada. ¡¡¡Cuando la violencia contra las Masas se hace norma, el derecho a rebelarse no se cuestiona!!!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.