jueves, 24 de enero de 2013

Error 0036


Rodolfo Bassarsky (Desde Barcelona, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Transfórmese el hombre moderno en cavernario.

Regrese la ciencia informática al ábaco de bolillas.

Vuélvase el coche 200 Km/h en carruaje de caballos.

Involucione la vivienda y el vestido.

Reemplácese la orquesta por dos tambores.

Cámbiense los antibióticos por infusiones de hierbas.

Simplifíquense los guisos, las ensaladas, los complejos cocidos y las salsas complicadas: vuelta al trozo de carne salvaje y la simple hoja de lechuga.

Redúzcanse las respuestas a los inequívocos sí y no.

Constitúyase una religión con todos los dioses primitivos.

En pintura ni barroco ni renacentismo ni modernismo ni abstracta ni concreta ni cubismo ni cosa parecida: pinturas rupestres, nada más.

Qué filosofías ni abstrusos sistemas filosóficos. Nada. Nacemos, comemos para vivir o viceversa que es lo mismo y desaparecemos. ¿Y qué?

Quítense las autopistas, los asfaltos en general, las vías férreas. Sendas peatonales.

Hágase chatarra con aeronaves, cruceros, automóviles y demás demonios. A lo sumo, un noble caballo.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.