jueves, 21 de marzo de 2013

Dos poemas


Isabel Fagúndez (Desde Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Hago Honor

A todo el que hoy y desde siempre
Sabe distinguir AYER
Entre la vida que vende el dinero
Y la vida del que no lo tiene.

LLORÉ  LA MUERTE
A quien comprende
La diferencia que implica
El poder .de los imperios
Y el poder de la justicia. DEL
OLVIDADO

A quien puede seguir  siendo
A pesar  de lo que hacen
Para que seas
Otra
Otro.

A quien mantiene la palabra
En los actos
No en los momentos
No en los discursos
No en el pensamiento. EN SUS MISERIAS…

A quien no cambia
De ideas
Como un ritmo de vida
Como un discurso oportuno
Como  enseñanza mentirosa. Y

A quien hoy despierta
Y se siente mejor
Con las manos limpias
Con el verde para todos
Con el olor de la tierra. SIN ENTENDER

A los que permanecen ME ALEGRÉ
DE MI TRISTEZA
Más allá de la partida
En sus gritos
En su humanidad
En su ternura.

Hago Honor

A la unión de nuestras tierras
En cantos
Poesía
Luchas
Heridas
Hombres y Mujeres.

A quien lamenta
La agresión y la mentira
Y las detecta
Las descubre
Las adversa.

A quien no cree
Que
Cenicienta
Es un cuento
Inocente
Y el mundo Disney
El mejor sueño.

A quien se muere un poco
Y paga el costo
Con soledad
Pues mira indiferente
Lo que parece ser
Normal
Se aleja
Del nuevo poderoso
Se cansa
De las mentiras aceptadas
Y    vomita
Ante tanto estiércol.


________

Tiempos

Tiempos de magia
Que el grito de la patria
Despertó
En cada intento
Victorioso del amor
Que canta
Que cabalga
Y que sonríe
A la tierra sin límites
Que luchas
La tierra que Bolívar
Libertó.
Tiempos de magia
Misteriosa de tu voz
Que en rebeldía
De Chaguaramos
Promete
La verdad oculta de la historia
De un pueblo que dibujas
Como  Revolución.
Tiempos de magia
En el café que te embruja
De aromas
Y el color de la sabana
En tus palabras
Y nunca la esperanza
dijo tanto
conjuro de espera
interminable
en detenido y eterno
por ahora.
No han de perdonar que existas
En cada tiempo
de olvido
indiferencia
y falsedad
Ahora que en alquimia
De tu magia
en río rojo
y militante
rescatas las memorias
vigilantes
de Robinsón ,Bolívar y Zamora.
Te regalo los sueños
De este pueblo
Que tiene la magia
Que sembraste
En cada sonrisa huérfana olvidada
En cada sabio de la vida
Esos que entregaron sus años incansables
En la esperanza del que adolorido
Siente que te duele
Y encuentra espacio a sus quejas y pesares
En la utopía de la lucha que libramos
En cada encuentro
De la  América y  del mundo.
Tiempos de magia
Humildad y pensamientos
El encuentro perfecto de lo que haces
Y el verde sin fronteras
Sin temores
En alquimia transformas
Gigantes mentirosos
En siniestros ídolos
Inconforme tu
Nosotros inconformes
Dicho está
…tu magia
…tu magia
cuyo nombre
es
¡Venezuela!


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.