miércoles, 27 de marzo de 2013

“La contemplación”, una novela en crecimiento

Alberto M. Lozano (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Decir que “La contemplación” es una de las novelas venezolanas más importantes de los últimos tiempos no representa exageración alguna. Si bien lo que en este caso sería venezolano es su autor, Edgar Borges (Caracas, 1996), porque en lo que respecta a la obra se trata de una monumental novela de características globales. “La contemplación” no sólo logró en el año 2010 el I Premio Internacional de Novela “Albert Camus”, sino que también logró levantar críticas realmente impresionantes de escritores y críticos de España. El Poeta sevillano Francisco Vélez Nieto la considera “un clásico en camino” mientras que el narrador madrileño Antonio Gómez Rufo la cataloga de “paseo literario que celebra la vida en tiempos de niebla”.



“La contemplación” salió publicada por vez primera en España en 2010 por Grup Lobher Editorial, luego, en 2011 la editorial Leer-e, la misma que tiene los derechos para ebook de autores como Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, contrata los derechos de la obra de Edgar Borges para lanzarla en formato de libro electrónico. Y es en 2103 donde se profundiza el recorrido de “La contemplación” cuando el Grupo venezolano Editorial Negro Sobre Blanco, del editor y escritor Richard Sabodal, anuncia el lanzamiento de la novela para el mes de abril en el país natal del creador; poco después, específicamente en mayo de este año el importante sello italiano Lavieri Edizioni publicará la traducción de la novela bajo el título de “La contemplazione” en la lengua de Dante. Gianfranco Pecchinenda, reconocido sociólogo y escritor que descubrió para el gran público italiano la obra del francés Emmanuel Bove, también revela la narrativa del caraqueño Edgar Borges a los lectores del idioma de Dante. Pecchinenda, quien se ha encargado de la traducción de “La contemplazione”, cuenta cómo ocurrió el descubrimiento: “En mi búsqueda continua, a veces casual y nunca premeditada, por descubrir autores, un día me impacté con un libro cuyo título me llamó la atención: "Crónicas de bar". En parte el titulo, en parte las notas de la portada, en parte el nombre del autor, me llevaron a intentar conocerlo mejor. De inmediato lo compré a través de Amazon y me emocioné de tal manera que a los dos días de leerlo inmediatamente ordené todo lo que pude conseguirme de Edgar Borges. La novela “El hombre no mediático que leía a Peter Handke” me llamó muchísimo la atención, tanto que hablé con el editor de Lavieri, que siempre me da mucha confianza, y así intentamos ponernos en contacto directamente con el autor. Edgar desde el comienzo abrazó la idea del proyecto que queremos llevar adelante y que esperamos pueda durar en el tiempo. Empezaremos con “La contemplación”, que estará en las librerías italianas en mayo, y seguiremos el próximo año con
“El hombre no mediático que leía a Peter Handke”.



Marcello Buonomo, director de Lavieri, asegura que “La idea - por lo que respecta el catalogo de las dos series que tenemos de literatura - es de moverse con el descubrimiento de viejos autores de la literatura europea que por razones oscuras (y a veces increíbles, como en el caso de Arno Schmidt y de Emmanuel Bove) nunca o muy raramente han sido traducidas al italiano, por un lado; y por el otro lado tratamos de descubrir en la literatura sobretodo latinoamericana e italiana, autores nuevos, que no necesariamente hayan llegado a editores importantes en sus países; un ejemplo, en este sentido, es justamente el del venezolano Edgar Borges, en el que tenemos mucha confianza, y que ha sido descubierto por Gianfranco Pecchinenda, que para nosotros tiene además el gran mérito de habernos traído a Emmanuel Bove, un autor francés que después de su muerte se ha convertido en un clásico".



“La contemplación” cuenta la historia de la dualidad que habita en un ser, una pareja, una ciudad o un mundo. Si bien en su momento la crítica de España destacó la transexualidad de uno de los protagonistas de la trama, Edgar Borges dice que al tiempo de su publicación en español sintió que los muchos personajes que había escrito no eran más que uno. Al respecto, el venezolano relata que “una nueva lectura me hizo pensar que en la novela sólo existe una persona multiplicada en otras. Las otras vidas son un espejo que proyecta los otros yo de la protagonista que viaja en tren para encontrar a su pareja que le ha abandonado. Esta persona mientras más vaga más se multiplica, como si en los otros tomaran formas sus recuerdos”.

Edgar Borges (Caracas, 1966), quien reside en España desde 2007, escribe literatura y periodismo para contradecir la realidad dominante. En el caso de la ficción el autor cuenta historias sobre personajes que se enfrentan a su realidad más íntima; en el periodismo asume su condición de articulista de diversos medios internacionales para anteponer al término de realidad su perspectiva de realidades. Una de las críticas que bien podría definir tanto su obra de ficción como la periodística la expuso el filósofo Vicente Huici (Pamplona, 1955) en el ensayo “Edgar Borges y/o las historias que nos narran”. Se trata de una literatura que busca los pequeños espacios como si desde el encierro pretendiera que la imaginación se abriera paso en medio de una realidad que le incomoda. Entre los títulos de sus libros se cuentan “¿El vuelo de Caín y otros relatos”; “¿Quién mató a mi madre?”; “La contemplación” y “El hombre no mediático que leía a Peter Handke”.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.