miércoles, 6 de marzo de 2013

Plástica: Desde Colombia, Fernando Botero


Fernando Botero nace en Medellín (Colombia) el 19 de Abril del año 1932. En sus primeros años perteneció al mundo de los toros gracias a que un tío lo matriculó en clases. Llegado sus catorce años toma la decisión de abordar el arte a través de la pintura, determinación que sorprende a su conservadora familia, aunque recibió el apoyo de su madre, quien le dijo que él debía conseguir el dinero para sus estudios. Vendió su primer cuadro en la taquilla de la plaza de toros y el tema de la pintura fue precisamente los toros.

Sus primeros pasos artísticos los dio en el año de 1948, trabajando para "El Colombiano", uno de los más prestigiosos diarios de su ciudad natal, allí se publicaron algunos dibujos del maestro. En este mismo año participó en su primera exposición conjunta conocida como Exposición de Pintores Antioqueños.

Para el año de 1951 Botero trasladó su residencia a la ciudad de Bogotá, y fue allí donde lleva a cabo su primera exposición individual en las instalaciones de la Galería de Leo Matiz. En el siguiente año, su óleo "Frente al Mar" le hizo acreedor del segundo puesto en el Salón Nacional de Artistas; además viajó a Madrid para realizar algunos estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Entre 1953 y 1955 se desplaza por Italia y Francia, y es en la ciudad de Florencia, más exactamente en la Academia de San marcos donde aprende las técnicas al fresco que empleaban los maestros italianos, las cuales han influenciado su arte desde entonces. Tuvo como profesor a Bernard Berenson escritor e historiador estadounidense, con quien descubre el Renacimiento Italiano, y de aquí obtiene sus primeras inspiraciones.

Vuelve a Bogotá en el año de 1955 y permanece allí por un año, mientras sus obras no acaparaban relevancia. Un año después viaja a la ciudad de México para estudiar la obra de Rivera y Orozco. En 1957 realiza su primer viaje a Washington con el fin de llevar a cabo una exposición individual en el Pan American Union.

Para 1958, de regreso a Bogotá lo nombran catedrático de pintura en la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Bogotá. Dos años después decide radicarse en la ciudad de New York.

Contrae nupcias con Gloria Zea en el año de 1964, con quien tiene tres hijos: Fernando, Lina y Juan Carlos.

Durante los años 60's, Fernando Botero se dedicó por completo a la pintura, tomando como bases el Renacimiento, la pintura barroca y la tradición colonial de América Latina. En esta época comienza a experimentar con el volumen de sus creaciones, expandiendo sus figuras y comprimiendo el espacio alrededor de ellas. Debido a su disciplina y gran esfuerzo, para este periodo Fernando Botero contaba entre sus creaciones con miles de dibujos y más de 1000 pinturas.

Llegada la década de los 70's, Fernando Botero se inclina por la escultura, y puede decirse que durante este tiempo estuvo dedicado de lleno al bronce, mármol y la resina fundida. En 1973 viaja a París y se establece allí. Sus esculturas no difieren mucho de sus pinturas y dibujos, pues en ellas también se dedica a resaltar el gran volumen de las formas desproporcionadas de animales y personas. Retoma la pintura en el año de 1978.

En la década de los 80's, los toros, una de sus pasiones se constituye en la principal fuente de inspiración; obras como: la pica, el quite y la corrida, permiten confirmar esta idea.

Montecarlo y los Campos Elíseos fueron los sitios escogidos para exhibir sus esculturas en el año de 1992, recibiendo el honor de ser el primero artista de nacionalidad no francesa que presentaba su arte en estas ciudades. También, desarrolló una exposición sobre toros en el Gran Palais en la ciudad de París.

El 14 de octubre del año 2000, se inaugura en su ciudad natal un proyecto llevado a cabo por la Alcaldía de Medellín y el Museo de Antioquia, conocido con el nombre de: Medellín ciudad Botero, con el cual se busca construir una ciudad en paz a partir de la cultura y la educación. El maestro realizó una donación de varias de sus obras para llevar a cabo el proyecto.

Sus exposiciones han llegado a diversos países del mundo como: Italia, Francia, España, Austria, Suecia, Alemania, Japón, Corea, Sudáfrica, Estados Unidos, México, Venezuela, Brasil y Colombia, entre otros. Se resalta que desde 1972 ha tenido exposiciones individuales en la Galería Marlborough (New York), la Galería Buchholz (Munich) y la Galería Claude Bernard (París).

Fernando Botero posee actualmente residencias en varios países como lo son: Francia, Colombia, Estados Unidos e Italia. Para cada uno de estos lugares Botero tiene una técnica de arte determinada, es decir, presenta la singularidad de: en su apartamento de la Rue Dui Dragon en la Rive Gauche de París se dedica a pintar sus óleos grandes, en su apartamento sobre Park Avenue en New York pinta pasteles y acuarelas, y en su casa de Piedrasanta en la Toscana de Italia funde la esculturas de bronce; esto se ve reflejado en las palabras de Botero, quien dice que él nunca pinta en Italia porque es un lugar apropiado para esculpir y no para pintar.

Para ver su obra:
http://www.mystudios.com/artgallery/F/Fernando-Botero/Fernando-Botero-oil-paintings-1.html

Fuente: http://tierra.free-people.net/artes/pintura-fernando-botero.php


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.