jueves, 4 de abril de 2013

Relato de Estela


Beatriz Paganini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Y qué pasó en ese MUNDO?

La Avaricia del Dios Mercado, como dice un escritor de mi mundo EDUARDO GALEANO, destruyó TODO.

Y las GUERRAS hicieron desaparecer la PAZ.

Y algunos, con el pretexto de buscarla (a la PAZ) siguen guerreando y se ha llegado al absurdo de premiar con el NOBEL al que dirige la Guerra como si fuera emisario de la Paz.

Mientras tanto:

Se están devastando los bosques.

Aumentan la fabricación de Armas.

Países que antes no las fabricaban ahora si lo hacen.

Se inventaron los Paraísos Fiscales.

Se creó el FMI organización criminal de guante blanco al servicio del DIOS ARTIFICIAL.

Se creó la OTAN y con su patrocinio mata, roba y destruye como Atila.

El reglamento de Guerra no se cumple nunca.

Las sociedades anónimas permiten delinquir.

Las minas a cielo abierto envenenan los ríos.

Los agroquímicos contaminan las plantas y sus frutos.

Los agroquímicos producen malformaciones en el feto humano.

Los agroquímicos producen cáncer y enfermedades en el ser humano.

Los agroquímicos producen enfermedades en los animales.

Están desapareciendo especies animales.

Desaparecen especies acuáticas.

Un nuevo término “DESPLAZADOS”, designa a familias enteras que deben huir porque les expropian las tierras falsificando títulos de propiedad, que les confiere el Dios inventado.

Las jerarquías religiosas, no cuestionan el valor absoluto del Dios Artificial y le permiten convivir con el Dios de sus distintas creencias: católica, evangélica, musulmana o protestante.

Pequeñas industrias y/o empresas desaparecen absorbidas por el DIOS ARTIFICIAL que sustenta a los capitales internacionales globalizados.

Se le ha cambiado el nombre a las meretrices y se las denomina “trabajadoras sexuales”, para conformar así a un sector moralmente marginal, dándole una referencia valorativa que es falsa pero suficiente para que la parte sórdida del sub mundo de la prostitución se fortalezca ya que mueve millones en el mercado negro, junto a la droga, el juego de los casinos y el blanqueo de los capitales mal habidos de los millonarios.

La televisión emite programas de estupidización mental.

Los canales de televisión, la prensa oral y escrita, desvirtúan las noticias al mejor postor.

Varios países conservan la Pena de Muerte.

El descubrimiento de América sólo significó, para los europeos, más colonias para saquearlas.

La esclavitud existe disfrazada (con el nombre de trabajo precario o en negro) en los países llamados del tercer mundo y también en el llamado primero.

Cuando no les cierran los números a la Especulación (que es un falso argumento del falso DIOS) provoca crisis financieras que obligan a los pobres a ser más pobres y a distintos estados que se creían soberanos a enajenar sus riquezas naturales y patrimonios culturales.

Bilderberg se denomina a un club de notables desnaturalizados con fabulosas fortunas que administran con el Dios Artificial.

Algunos miembros del Club Bilderberg son inimputables de nacimiento porque creen tener otro color de sangre, que dicen es azul.

Los considerados de sangre azul heredan los derechos inalienables de sus privilegios y los ciudadanos comunes pueden ser pasibles de severas medidas, según el país, si cuestionan a los de dicha sangre azul. También existen los llamados jeques que gobiernan, despóticamente, en países, por lo general, ricos en yacimientos de petróleo que les permiten llevar vidas fastuosas en contraste a la pobreza de sus súbitos.

En algunos países monárquicos, se pueden obtener los privilegios de los de sangre azul cuando el llamado monarca les otorga un título llamado nobiliario.

En países obsecuentes con el Imperio donde radica el mayor Templo del Dios Artificial, han aceptado llamar “Falsos Positivos” a ciudadanos inocentes a quienes se les inventó currícula terrorista para matarlos y ofrecer a sus superiores una cantidad que justificara la tarea de encontrar terroristas. A raíz de una matanza llamada de “La Macarena” en Colombia, se descubrió este siniestro sistema, pero que es más común de lo admitido y no sólo ocurre en Colombia sino también, en Latinoamérica. Como en mi país, Argentina, donde algunos gobernadores con mentalidad de señores feudales, cometen despojos con los pueblos originarios y los asesinan impunemente. O en su defecto, mueren de hambre o enfermedades ya superadas en otras provincias.

Cuando en el Templo del Dios Artificial se advierte que en algún país los ciudadanos pobres pretenden vivir mejor porque están gobernados por dictadores que el Imperio del Norte protege (Eje. Egipto, Túnez, etc.) Se les cortan los medios de comunicación y de dinero (internet, sistemas bancarios, etc.) y el ejército o la policía los mata y castiga en las plazas donde han ido desarmados a peticionar por sus derechos.

A PROPÓSITO DEL DIOS FALSO, te transcribo el pensamiento del tercer presidente de EEUU:

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron” Thomas Jefferson.

Si ahora viviera ¿Lo considerarían terrorista a Thomas Jeffersin?

El presente relato es una página de la novela “ANTES Y DESPUÉS DE GUERNIKA”, de la autora.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.