miércoles, 8 de mayo de 2013

“Campesino”

Juan Gaudenzi (Desde Durango, México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Ninguna manifestación artística con pretensiones de serlo debería necesitar del auxilio de una explicación o justificación.

Pero hay algo engañoso o perverso en este retrato que acabo de terminar.

Un latifundista y hasta un pequeñoburgués, observándolo, podría sentirse menos culpable. Nada más alejado de mi intención.

Lo que simplemente intenté compartir es la idea de que no necesitamos de toda la parafernalia científico-tecnológica que nos rodea -ni de la sociedad de consumo como sistema de dominación- para poder sonreír.

La alegría, por mas tímida y momentánea que sea, no proviene del exterior. Es tranquilidad de espíritu o encomiable fuerza interior contra la adversidad.




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.