miércoles, 15 de mayo de 2013

El Remordimiento

Jorge Luis Borges

He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz. Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el fuego.

Los defraudé. No fui feliz. Cumplida no fue su joven voluntad. Mi mente se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente. No me abandona. Siempre está a mi lado la sombra de haber sido un desdichado.

Tomado de “La moneda de hierro”, Obras completas, tomo III, Emecé, Barcelona 1996, pág. 143.




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.