miércoles, 22 de mayo de 2013

Música: La música navideña

ARGENPRESS CULTURAL

Como lo dice su nombre, la música de navidad es representativa de aquella fecha y de lo que significa para el mundo cristiano lo acontecido un lejano 24 de diciembre en Belén. Es clara la alusión de esta música al nacimiento de Cristo, y todo lo que rodea aquel acontecimiento y su profundo significado para la cristiandad. En la música navideña existen canciones sobre Jesús, la Virgen, San José, los pastorcitos, los animales, los Reyes Magos y demás simbología de esta religión.



La expresión tal vez más representativa de la música de navidad son los villancicos. Estos nacieron en Europa, pero principalmente en las villas españolas. En ellas se empleaban estas melodías, con lírica incluida, para poder expresar lo que acontecía con la vida diaria de aquellos poblados. Posteriormente surge la música de navidad propiamente tal; las melodías fueron tomando un sentido cristiano, con alabanzas al nacimiento de Cristo, la vida misma de la Virgen, y la llegada de los Reyes Magos al establo donde nació el Redentor.

En la actualidad, la música de navidad se ha popularizado en todo el mundo, y no tardó mucho en llegar incluso a Latinoamérica, gracias a la colonización realizada por los españoles en estas latitudes. De la misma manera, esta tradición musical de navidad, por medio del comercio, se fue propagando por otras zonas de Europa. Hoy en día países como Austria y Alemania son fuente de alguno de los más hermosos villancicos y tonadas navideñas.

Con la hiper comercialización de esta fiesta, el desarrollo de la música navideña ha dado paso a grandes estrategias de mercadeo que usan esa música como gancho publicitario durante los meses anteriores a la celebración misma de la navidad. En todo caso, esto también ha servido para la difusión de esta variante musical y para la composición de populares temas que ya forman parte de las tradiciones de buena parte del mundo.

La composición de la música de navidad es bastante sencilla. Nunca ha sido rebuscada. Es alegre y en ella se mezclan estribillos con estrofas de distintas formas. En la actualidad estos mismos villancicos han sido transformados en canciones navideñas. Pero la esencia misma de ellos sigue intacta. La música de navidad es cantar con alegría para celebrar esa fecha tan importante, la más importante en la religión cristiana.

El villancico es una forma musical y poética originalmente en castellano y portugués, tradicional de España, Portugal y luego Latinoamérica. Estas piezas fueron populares entre los siglos XV y XVIII. Los villancicos eran originariamente canciones profanas con estribillo, de origen popular, y armonizadas a varias voces. Posteriormente comenzaron a cantarse en las iglesias y a asociarse específicamente con la Navidad. Compositores notables de villancicos fueron, entre otros, Juan del Enzina, Pedro de Escobar, Francisco Guerrero, Gaspar Fernandes y Juan Gutiérrez de Padilla.

Actualmente, tras el declive de la antigua forma del villancico, el término pasó a denominar simplemente un género de canción cuya letra hace referencia a la Navidad y que se canta tradicionalmente en esas fechas.

Las composiciones basadas en la Navidad tienen un origen muy antiguo. Una de las más antiguos que se conservan es “Veni redentor gens”, himno atribuido a San Ambrosio de Milán (340-397). Del siglo siguiente es Corde natus ex Parentis, basado en textos del poeta hispanolatino Prudencio. Puer Natus Est Nobis es un canto gregoriano del siglo VI que se cantaba como introito de la tercera misa de la liturgia navideña. La composición la utilizó posteriormente el compositor inglés Thomas Tallis como parte de su misa de Navidad, en el siglo XVI. En los siglos IX y X, la secuencia de Navidad se populariza en la liturgia de los monasterios cistercienses. La primera adaptación de música profana popular a cantos religiosos se debe a Adán de San Víctor, monje francés del siglo XII, con la creación de un género mixto que posteriormente favorecería el uso de melodías populares como cantos navideños.

En la actualidad en los países de habla hispana se llama villancico a un amplio conjunto muy heterogéneo de composiciones musicales populares de muy diverso origen, época y estilo.

En el siglo XVIII, la última época en la que el villancico se cantaba todavía en las celebraciones religiosas, este se fue quedando relegado a la celebración de festividades navideñas. Por este motivo el villancico quedó en la memoria popular como un género de canción específica de la Navidad, pasando a denominar por extensión a toda canción de temática navideña.

Gran Bretaña y países de habla inglesa; Christmas carol

En la Inglaterra del siglo XV se comenzó a desarrollar un género musical llamado carol (del francés carole y este del latín coralus) que tenía su origen en bailes populares de los siglos XII al XIV que, de forma similar a los villancicos ibéricos, se interpretaban fuera de la liturgia religiosa en celebraciones tales como la época de la cosecha y también la Navidad. Originariamente se cantaban de puerta en puerta a cambio de una pequeña donación, de forma similar a la tradición española del aguinaldo, y también se cantaban en los campos de cultivo para propiciar una buena cosecha. Posteriormente se incorporaron a las celebraciones religiosas, y pasaron de este modo, en la cultura inglesa, a denominar a toda canción navideña. En su forma original el carol alterna una parte coral con un estribillo bailable y era cantado. Estas composiciones tienen su origen en ocasiones en composiciones medievales muy antiguas, lo que les confiere una cadencia y musicalidad particular que se asocia en el mundo anglosajón con la Navidad.

Dada la primacía de la cultura anglosajona en el mundo occidental, buena parte de las canciones navideñas que se cantan hoy día, aún en áreas de cultura latina, tienen su origen en estos carols; de ahí que hoy los centros comerciales y los medios de comunicación estén inundados de canciones en idioma inglés para la época navideña.

Dejamos aquí un breve selección de algunas de las más populares canciones de navidad, sin dudas ampliamente conocidas por cualquier lector.












Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.