jueves, 15 de agosto de 2013

“El Olimpo”, pero sin los dioses y otros torturadores

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Camino de Cintura y Olimpo, justo enfrene del “elo”, pero como para puente Doce. De allí, diez cuadras a la derecha. “Si las tenés bien puestas”, podés entrar a la feria del Olimpo. Veinte cuadras de todo o nada por… lo que quieras.



Allí la “onda” es llegar cerca del mediodía, porque como tienen que cerrar, antes de la una, nadie se quiere llevar la “merca” de oferta, para no quedar “pegado”.

El horario habilitado por los “servidores del desorden”, que viajan en lanchas blancas, arranca a las seis y media de la mañana de un día asignado en aquel 2001 “inolvidable” por la casualidad.. Es para madrugadores o para quienes están volviendo, como nosotros, que siempre regresamos.

Los puesteros han pagado su cuota de seguridad y cuando se van “olvidan aquello que no pudieron colocar”, por ejemplo el motor de un auto. Pero la oferta es diversa, allí Babilonia ha vuelto del pasado.

Pilchas, electrodomésticos, sanitarios, electrónica, cibernética, no te preocupes por la banda ancha o la banda elástica, las bandas allí trabajan libres. Nada de caos, porque esto no es una ciudad, se parece más a “Mad Max”, pero los volvemos a avivar para que descubran “con permiso”, lo que de otra forma no pueden mostrar.

¿Qué venimos a hacer aquí?, pensé en preguntarle al vasco, temerario si los hay, en eso de “estacionar” el Alfa gris en la villa. Menos mal que no lo hice. De la nada, un flaco de pelo corto y Rayban oscuros, con una cicatriz que lo obligaba a sonreír, lo rozó y siguió su camino.

Yo, que lo único que aprendí es a mirar con cuidado, vi pasar otro sobre marrón, “como al descuido” Me hice el “boludo”, lo que me sale bastante bien y me quedé esperando. Yon miraba “las ofertas” y balanceaba la cabeza. Nunca sabré si era impotencia, lo cierto es que la esperanza “productiva” del Olimpo, era conmovedora a la hora de pensar el futuro.

¡Ah!, si tenés problemas para llevarte una compra “los muchachos” te llevan la “merca” a domicilio. Claro que después te la tenés que aguantar, cosas del “dateo”, más rápido que un correo electrónico. ¿Hace falta agregar que todo lo que se vende viene del “achaco nacional”? “Mate y venga” dijo “robersalcorta”, musitó el vasco, exhumando un código de los ´60. Todo lo anterior me lo contó antes de bajarnos. Nos fuimos sin la sangre en el ojo. La teníamos helada.

--

El salón de la confitería del Club Temperley también es una paradoja. El histórico “Cele” tiene su espacio público pintado de rosa. Tanto para estar a tono con la incoherencia. Mucha gente, para estos tiempos, estaba estacionada en distintas mesas.

En una de ellas “el nene” cenaba o amagaba hacerlo, porque anda de dieta con el “boga” y el “ayatollah”, quien está subastando el gorro kármico al mejor postor, porque se pasó al otro bando.

Una orquesta de jazz, Temperley tiene esas delicias, ensayaba con entusiasmos dignos del Carnegie Hall. “El nene” parecía hipnotizado y encomendaba notas, deslumbrado por los sonidos.

La carne asada había logrado lo imposible, que se pusieran de acuerdo. No hay nada más conmovedor que el silencio, cuando un duelo de mandíbulas batientes, mecaniza la perfección de un Oratorio de Bach.

El guiño del “nene” fue suficiente hechizo para el vasco. Yon pasó raudo y se llevó el penúltimo sobre, como siempre oficio marrón y, además, impermeable por si las moscas. Yo, en la penumbra contraria, estaba seguro que las banderitas “rojoazulesestrelladas”, serían un nuevo dato. Pero me armé de paciencia, en tiempos donde la gente se arma de otra manera.

Yon me tocó el hombro para salir a 9 de Julio y subir al Alfa gris, sobre el que ya no pregunto nada. Una lágrima se me escapó, cuando pensé en el bife de chorizo jugoso, que dejaba a mis espaldas, pero imaginé una revancha inmediata, porque el vasco nunca da tregua.

--

“Tito” detuvo el remís 505 gris oscuro en Grigera y Vetere, Banfield. Miró pesaroso a Yon. “Tito” es un tipo “ocupado y preocupado”, pero no por las mismas razones que esgrime el ex presidente.

-¿Sabías que mataron a otros dos remiseros en Lomas?-, se peguntó más que preguntar. El vasco levantó y giró la cabeza, para que las ventanillas quedaran a nivel. “Chaco chico” ya es recuerdo.

-¿Hicieron balance?-, ironizó con la crueldad que solo se inhala en los pueblos de montaña. Los vascos suelen ser acerados e invasores, pero esa es una explicación geodemográfica.

-A uno lo “limpiaron” atrás de Tribunales (¿hacían justicia?). Estaba acompañado, “por seguridad” Lo habían llamado desde el Barrio, para hacer un viaje. El acompañante quedó herido-, Yon, impávido, se lo confirmó

-El que lo llamó trabaja en la empresa de “Emergencias”, me lo contó Ana- y la rubia con sabor a lágrima, en inglés, se me cruzó como un relámpago.

-El tipo tiene que ocultar las guardias de 24 horas, porque lo tienen vigilado y por el momento zafó-, trató de tranquilizar a “Tito”, no sé para qué, el otro seguía su propio inventario.

- Al otro le pegaron un tiro en el centro de Lomas, en la puerta de un banco. ¿Porqué los remiseros?-, seguía preguntándose. Nosotros no teníamos respuesta. Además por cada uno que muere, aparecen “nuevos voluntarios de la necesidad”. El hombre puso primera y antes de salir “arando”, añadió.

-¿Qué se puede hacer por la inseguridad?-, La incredulidad debe haber sido una buena fotocopia en nuestras caras.

--

Me fui a pensar. Caminé por la vereda despareja del espigón. El río seguía murmurando, por lo bajo. Cuatro pescadores hacían guardia al lado de la garrafa donde calentaban agua para el mate. Una caña tiritando, daba señales de muerte. Era la vida que se iba. Bagre más, bagre menos.

La voz del vasco desde la vereda opuesta, casi en la puerta de “Solanas”, me llamaba. El servicio que los hermanos “yoruguas” habían dispuesto, era alentador. Riñoncitos al jerez, mucho tabasco, con “frontera” y todo un puré de manzanas deslumbrante, en tono verde, rociado con pepermint y rodajas de lomo grillé, parecían convincentes argumentos. El “chateau vieux”, estaba a punto.

Los aviones que emergían daban un concierto apropiado. Los dos sobres oficios, impermeables, eran tentadoras incógnitas, que no me atrevía a reclamar, aunque el vasco usó la sorna, para recordarme que en las últimas semanas, “los medios” habían difundido algunos de los informes que tratamos hace meses.

El anonimato tiene precios y castigos. Las cosas se solucionaron solas. Yon me avisó que tenía que llamar a la dueña del Alfa gris, seguro que para renovar el permiso de portación de autos. Yo pensé en la mujer dorada, mientras él se alejaba y leí sólo dos “papers”.

--

“Ha comenzado la ejecución del plan final de la desaparición del primer Estado Nacional de América del Sur: ARGENTINA”-, anoté el título. Esta película ya la vi. Pensé, pero espiar puede servir.

“Plan B: “Golpe de ablande”. Si el Plan A (intervención directa de la ONU, por violencias varias) no prospera, entonces la ayuda financiera será parcial y se seguirá asfixiando la economía local, hasta provocar una segunda intervención.

En definitiva para la Argentina el plan prevé su desmembramiento en varias regiones que al principio funcionarían como Protectorados: NOA, Cuyo, Mesopotamia, Patagonia y Región Pampeana”.

Hipótesis II. Defendida por algunos funcionarios de la Casa Blanca. Hacer todo el plan desde la presión sobre el actual gobierno, el cual es lo suficientemente débil.

Internacionalmente, la oposición más firme es la de Cardozo (pero se va dentro de poco). “El gobierno de Brasil, sabe que si cae la Argentina, arrastra inmediatamente a Uruguay. Uno de los grandes objetivos de EE.UU., es el control total sobre la Amazonia, dado que si logra el control, podrá asegurarse la energía y su pulmón ecológico, sin la urgencia de disminuir su propia actividad industrial contaminante.”

¿Esto explica la morosidad del Fondo y la histeria de la historia electoral? No sé para qué me pregunto si tengo el otro sobre a mi alcance. Me parece conocido pero vamos a chusmear.

--

“Debe tenerse en cuenta, entre otras cosas, que entre los principales asesores de las empresas norteamericanas que pujan contra sus colegas rusas y de la Unión Europea, por los gasoductos de Afganistán y los recursos petroleros de Irak, figuran George Bush padre y Henry Kissinger.

Este es uno de los principales teóricos de la nueva doctrina militar de los Estados Unidos, para la cual el enfrenamiento entre Occidente y el Islam, es la principal hipótesis de conflicto bélico para las primeras décadas de este siglo”.

¿Será el aviso previo antes de las elecciones de noviembre en EE.UU., la mejor forma de ganar el Congreso y legalizar la impunidad?

“Sucedió que el establishment mundial reaccionó con las herramientas del pasado inmediato en el que los contenciosos políticos y militares, funcionaban a partir de naciones-estados, sin darse cuenta que el enemigo estaba en casa, que el enemigo es el mismo poder económico y financiero que lo sustenta, que le paga y que, hasta ahora, lo necesita para vivir.

Todo indica que el corporativismo financiero global decidió hacerse cargo de la situación, sin la intermediación de instituciones políticas del pasado.

La consigna de estos tiempos de principios de siglo, parece ser todo el poder a los bancos, aunque al viejo establishment le resultó más fácil no pensar y gracias a la CNN, crear nuevas brujas y nuevas inquisiciones.

Resulta más fácil echarle la culpa al mundo islámico, al nuevo Satán, que pensar hacia donde ha derivado este orden internacional injusto y todo porque si se animan a pensar en ello, no verán otra alternativa que modificarlo y eso no les conviene. Los que braman contra el terrorismo, son los que viven de los verdaderos terroristas”.

--

Cartón lleno, el panorama era demasiado “flu”. Hay que dar vuelta la página o mirar televisión, total es lo mismo. Esta historia-cuento es del 2001 y se aceptan las casualidades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.