martes, 6 de agosto de 2013

La marcha de los pendejos y las lanzas coloradas

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Caracas, Julio 2013. A fines de octubre de 1989, las calles de la capital venezolana se convirtieron en escenario de la “Gran Marcha de los Pendejos”, movilización de indignados contra la corrupción del régimen que lideraba el presidente Carlos Andrés Pérez, quien murió en la ignominia como reo domiciliario por su mayoría de edad.

Los venezolanos de entonces exigían la inmediata libertad de un bodeguero de descendencia asiática, a quien se le acusaba del mal uso de dos mil dólares de las devaluadas divisas, mientras banqueros y grandes empresarios multiplicaban sus fortunas con el tráfico de los dólares subsidiados por la caja fiscal, en manos del gobierno de Acción Democrática.



Arturo Uslar Pietri (1906-2001), escritor, abogado, periodista y político venezolano, tres veces ministro de Estado, autor de Las Lanzas Coloradas y Oficio de Difuntos, entre otras novelas, acuñó la palabra pendejo y la hizo muy popular, convocando esa primera “Gran Marcha de los Pendejos”.

La palabra pendejo, a diferencia de otros países latinoamericanos, en Venezuela tiene un significado opuesto, para referirse de manera irónica a la persona honesta, incapaz de cometer actos de corrupción.

Uslar Pietri, sugirió que se debía crear la “Orden de los Pendejos”. Su amigo Christian Cazabonne, creó “La fábula del pendejo”, e hizo posible distinguir a los funcionarios públicos en corruptos y “pendejos”. Esta estrategia de movilización, que bulle actualmente en la juventud latinoamericana, bien puede contribuir a que los países latinoamericanos se liberen de la corrupción endémica que trunca el futuro.

Pietri, descendiente de los forjadores de la independencia republicana es el escritor venezolano de más celebridad y consideración en el siglo XX, después de Rómulo Gallegos.

Con su novela Las lanzas coloradas, se dio a conocer cuando contaba apenas veinticinco años y contribuyó a forjar la tan hispanoamericana tradición del "realismo mágico". Presentó su candidatura a la presidencia de la República en 1963.

Sus crónicas "Sembrar el petróleo", levantaron la voz para pedirle a los gobernantes que no despilfarraran el oro negro, cuya explotación había comenzado a hacerse intensiva, y lo utilizaran para actividades capaces de garantizar el sustento de sus habitantes.

Un cuarto de siglo después

En julio del 2013, la historia es relativamente diferente. En Caracas, donde la oligarquía trata de recuperar espacio perdido con el gobierno nacionalista de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, se realiza la primera reunión de los ministros de Educación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -CELAC- en la cual se ha decidido trabajar por la creación de políticas conjuntas, como estrategia continental para erradicar la pobreza y el hambre.

La cultura de la unión

Bien se puede afirmar que la I Reunión del Consejo de Cultura de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) de Junio 2013 en Lima, tiene que ver con las ideas y propuestas elaboradas por números intelectuales y escritores de nuestra Región.

La cultura es el principal eje articulador de la integración regional. En la cita se ha programado el lanzamiento de los proyectos Expreso Sur y de creación del Banco de Contenidos Audiovisuales entre 2013-2014. El primero, orientado a compartir festividades a partir de la visión de los niños suramericanos. El Banco busca definir estrategias conjuntas de lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y defender y garantizar los derechos de los pueblos indígenas, originarios y afrodescendientes, entre otros.

El Consejo Suramericano de Cultura, según su estatuto, se centra en los ejes de interculturalidad, industrias culturales y economía creativa, defensa del patrimonio cultural, comunicación y cultura, y artes.

Volvamos al CELAC

Es el proyecto de unión política, económica, cultural y social más importante de la historia contemporánea de la región, a contraparte de la OEA, institución anquilosada frente al mundo global.

La CELAC fue creada el martes 23 de febrero de 2010 en la Cumbre de la unidad de América Latina y el Caribe, en la ciudad de Playa del Carmen, Quintana Roo, México.

Su I Cumbre, con el objetivo de su constitución definitiva y de integración frente a la crisis económica, tuvo lugar en Caracas, diciembre 2011. La II Cumbre se celebró en Chile en enero de 2013. En el 2014 será en Cuba y en el 2015 en Costa Rica.

La CELAC involucra programas conjuntos de educación, salud y alimentación, con la misma dinámica de trabajo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - ALBA.

La inclusión social no puede hacerse desde la visión capitalista y neoliberal, sin la participación del Estado y apostando por el individualismo, pero tampoco solo desde el Estado protector.

La CELAC ha decidido la inclusión de la Troika -Cuba, Costa Rica y Haití- como una manera de reconocer el aporte del Caribe. El organismo regional apoya a las Islas Malvinas, bajo el control de Reino Unido desde 1833 y cuya soberanía reclama Argentina.

La CELAC, una organización cuya aspiración es convertir a la región en un bloque de integración y desarrollo económico, reúne a 33 países latinoamericanos y caribeños, sin Estados Unidos y Canadá, y con la presencia de Cuba, aislada durante años de la OEA.



La CELAC agrupa a más de 550 millones de habitantes y se extiende a más de 20 millones de kilómetros cuadrados, se formó después de que confluyeran en ésta el Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y del Caribe.

Los mandatarios también aprobaron el plan de acción para 2013-2015, que recoge propuestas concretas para impulsar inversiones que promuevan el desarrollo sostenible. En el plan se estima "promover marcos reguladores abiertos, estables, predecibles y transparentes para fomentar las inversiones y proporcionar certidumbre legal a los inversores y los socios locales, a la vez que se reconocen los derechos soberanos de los estados para regular".

La CELAC es un organismo intergubernamental de ámbito regional, heredero del Grupo de Río y la CALC, la Cumbre de América Latina y del Caribe.

La economía latinoamericana que actualmente está experimentando un gran crecimiento debido al gran mercado interno, a la exportación de commodities y a la fusión de bienes y servicios, en toda la región traerá consigo un aumento del consumo por parte de los latinoamericanos elevando así la calidad de vida en la mayoría de sus países.

No obstante aún se deberá hacer un esfuerzo para rescatar al 30% de la población pobre que aún existe en la región.

Con un PIB de aproximadamente 7 billones de dólares a precios de poder adquisitivo (incluyendo los nuevos territorios tomados en cuenta), es la tercera potencia económica en el mundo, además del mayor productor de alimentos y el 3° mayor productor de energía eléctrica.

La región tiene acceso a créditos menor en comparación con otras regiones (30%), no obstante tener un sistema financiero estable, con bancos relativamente pequeños, pero bien saneados.

La economía más grande de Latinoamérica es Brasil con un PIB de 2,293 billones de dólares (2011). A nivel mundial se ubica en el 7° puesto. Está incluida en la teoría BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), demostrando que para el año 2050 llegarán a ser, junto con la de Estados Unidos, las cinco economías más grandes del mundo.

La segunda economía regional es México que se ubica en la posición 11ª a nivel mundial, aunque no fue incluida inicialmente en el BRICS.

La tercera economía regional es la Argentina, ubicada en la posición 22ª nivel mundial, es miembro activo del Grupo de los 20 junto con Brasil y México, que reúne a los países industrializados y a los emergentes más importantes. Es uno de los principales exportadores de alimentos del mundo. Es el mayor productor de software de la región.

Colombia es la cuarta economía de América Latina según el FMI. Venezuela es la quinta economía de la región, con las reservas de petróleo y gas entre las más grandes del mundo.

La Economía que más veloz crece es el Perú con un promedio de 7.5% al año, aunque en el 2013 se reducirá a menos de 6%, por la baja de precios de los minerales.

En lo referente al índice de desarrollo humano, todos los países de la región están entre los puestos 45° (Chile) y 145° (Haití) entre 158 países, según los datos del 2010.

El mayor acuerdo o bloque comercial de la región es la UNASUR conformado por el MERCOSUR y la CAN. Se intenta la integración económica continental a través de la ALADI y el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA).

Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela tienen su propio bloque, llamado en este caso la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos.

En América del Sur existe un bloque predominante, el Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, con Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú como miembros asociados.

Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú conforman la Comunidad Andina, de la que los países vecinos son miembros asociados.

Recientemente Chile, Colombia, México y Perú conforman la Alianza del Pacífico que conformará un área de integración que buscará conquistar el mercado de asiático.

Fuera del ámbito continental, Argentina, Brasil y México son los únicos países de la región que forman parte del Grupo de los 20 (países industrializados y emergentes); mientras que Chile, México y Perú forman parte de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico).

Chile y México son los únicos que forman parte de la OCDE.

En la I Cumbre de la CELAC en Caracas, con asistencia de 33 países de la región latinoamericana y caribeña, constituye de manera oficial la existencia de este organismo, tan importante en el futuro de la integración y un aporte a la reforma de la tradicional OEA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.