viernes, 6 de septiembre de 2013

Según UNESCO: Cierta TV “vive solo del mercado y no crea mercado”. Rescatar la capacidad creativa. Que asuma la responsabilidad social

Jorge Zavaleta Alegre

Pilar Álvarez (México, 1960) subdirectora general de Ciencias Sociales y Humanas de la Unesco, desde el 2010, es una destacada investigadora, docente y ejecutiva en diferentes medios de comunicación, especialmente en periodismo y televisión educativa. Es una ciudadana vigilante. Ella estuvo en el Perú para instalar la V Escuela Regional del Programa “Gestión de las Transformaciones Sociales” – MOST (por sus siglas en inglés) con el lema “Inclusión social, género y desarrollo sustentable: Conocimiento y toma de decisiones hacia mejores políticas públicas”.

Cambio16. Un comentario inicial: el ejercicio del poder político y económico en América Latina está cuasi marcado por los medios de comunicación, sobre todo por la televisión. Esa dictadura excluye de toda posibilidad el desarrollo del factor cultural. No hay político que se respete y tenga en cuenta las artes, la música, la pintura, la literatura, es decir el quehacer cultural de ninguna comunidad.



Unesco. Es una pregunta abierta. Es evidente que los medios de comunicación, así como los gestores de políticas públicas, han sido formados en universidades, pasando por diferentes carreras, más de las veces por las ciencias sociales y por las humanidades.
De alguna forma siempre ha habido un acompañamiento durante la vida escolar o la vida previa al ejercicio profesional en las ramas de estos conocimientos, a las que usted menciona. Quizá no estructuradas, pero estuvieron presentes y aportan conocimiento y referentes. El problema es, en efecto, cuando se pasa a las decisiones públicas, a las acciones de gobierno, incluso a la academia, estas experiencias de vida, que se venían acumulando, se disocian. Hay varias investigaciones, incluso en ámbito financieros, donde el resultado proviene de aquellos profesionales que vinieron de las ciencias sociales o de las humanidades por el hecho de tener conocimientos más globales y genéricos, quizá no la especialización técnica que se necesita, pero sí el conocimiento global ayuda mucho más a ser flexibles y a poder aportar sentidos distintos al conocimiento ya recibido. Por lo tanto, cuando se requiere de un trabajo más especializado, más técnico, hay un entendimiento mayor. En ciertos aspectos del mundo ya hay especialidades blandas que se desarrollaron a lo largo de la vida para captar estas perspectivas. De allí vienen las otras perspectivas, el conocimiento técnico especializado, pero en un terreno mucho más fértil. Depende de la calidad de educación que se recibió, en el caso de los que han pasado por sistemas educativos. También es cierto para quienes no han transitado por sistemas educativos que son gente innovadora, creativas. ¿Por qué entonces están disociadas las artes y las humanidades de la política? En la práctica están subsumidas, allí están. Pero no articuladas de una forma orgánica, y además están como escondidas. Es como que cada individuo trae de su bagaje personal, de su historia personal. Y por eso es una cuestión abierta, un reto, porque en la medida que necesitamos enfrentar nuevos desafíos y nuevos problemas necesitamos encontrar soluciones innovadoras y la creatividad y la innovación se alimentan principalmente a través del pensamiento o de las prácticas que vienen de las humanidades.

JZA. Usted es especialista en televisión. Quisiera conocer su punto de vista sobre aquella TV envilecida con la realidad social. La TV que vive de espaldas a los países más atrasados. Jessica Oliveira advierte, en sus tesis del Ciudadano Vigilante, que una cámara provoca en la mujer amazónica el temor a que le roben su alma. ¿Qué propuestas, qué alternativas tiene la UNESCO. El modelo europeo, el público jurídico, comunitario…?

Unesco. En términos de comunicación Unesco tiene mandatos muy delimitados relacionados con la promoción de la libertad de expresión y de información y de opinión. Como tal, con relación a la TV, no hay un mandato específico sino marcos importantísimos en las transformaciones sociales. Por lo tanto, en ese sentido los países son interlocutores de la Unesco. Es más claro cuando hablamos de la TV como un trasmisor de cultura, pero no cuando hablamos de la responsabilidad ética que se tiene frente a la realidad. Usted dice que la TV en América Latina vive de espaldas a la cuestión social. Pues hay varias lecturas: lucran con la realidad social. Hay un compromiso con la realidad social, porque no podemos generalizar a todos los medios de comunicación, ni a todos los programas, ni a todos los dueños de los corporativos, ni a todos los profesionales que trabajan en la TV. Entonces encontramos un abanico de lecturas de la realidad en la televisión, desde el entretenimiento vulgar hasta el documental de investigación que no dejan de ser referentes por su inmediatez para enterarse de la realidad, y están en una competencia enorme cuando se habla de los medios de comunicación horizontales donde uno aporta y recibe. La TV es un medio mucho más vertical, piramidal.

JZA. De las experiencias de Europa, donde existe mayores índices de cultura, por lo menos la TV ensambla un poco más con lo ocurre en el entorno. Pero en el caso de países donde el libre mercado no tiene límites y las superintendencias son frágiles, la TV, realmente, fluye en torrente de violencia, de agresión a la dignidad humana, y no se puede convivir de esa manera. En este marco real, los organismos internacionales pierden predicamento, pierden horizonte en la medida que no tengan un discurso, una política pública y programas que alientan una convivencia creativa.

Unesco. Los organismos internacionales son intergubernamentales, y generalmente los medios de comunicación son privados. Por cierto que hay medios de comunicación estatales y que responden en concreto a los correspondientes gobiernos. La TV está capturada por el mercado, entonces vende lo que ellos consideran mercado, en lugar de crear mercado. En ese sentido, quizás lo rápido que consume información y lo caro que es la producción están haciendo que la TV se dedique a explotar el mercado existente en lugar de crear. Dos cosas señalaría: Una, se ha perdido la capacidad creativa e innovadora de lo que este medio de comunicación podría estimular en la sociedad. Su protagonismo es por un referente casi pasivo más que propositivo. Y segunda cosa que ha ocurrido con la TV en general es la falta de reflexión de lo que significa su responsabilidad social, y ese debate sí debería ser llevado a todos los espacios de reflexión, sean a los organismos multilaterales, intergubernamentales, de la academia, de la sociedad civil. Porque en efecto, es difícil que la TV va a desaparecer, tecnológicamente sigue evolucionando, la manera que entrega el mensaje sigue siendo muy atractiva, entonces por lo tanto permanecerá. Es posible que no sea desplazada por otros medios de comunicación. La historia nos ha demostrado que subsisten y conviven.
JZA. Efectivamente, como afirmaba el poeta César Vallejo, lo inventado no se puede desinventar. En esta Región está emergiendo el interés por conocer más sobre la teoría del Pensamiento Complejo, que inquiere sobre el momento que se dividió el mundo del conocimiento entre la ciencia y las humanidades. Los modelos de administración, inclusive los socialdemócratas, han estallado y en los países latinoamericanos no se emprenden modelos productivos de largo aliento, sino de mono exportación de materia prima con una insensible concentración del dinero en pocas manos. De qué manera la Unesco podría concurrir a llegar a un punto intermedio, donde puedan convivir la efervescencia del crecimiento latinoamericano y la crisis del norte que busca revisar los conceptos tradicionales.



Unesco. Las teorías del pensamiento complejo y del caos, quizá lo más sorprendente que muestran, de primera impresión, es que hay un orden caótico, pero es un orden. Ya en un plan más analítico el abordaje de la realidad es multidimensional y presenta distintos desafíos en las distintas dimensiones, en las que se puede intentar comprender. Edgar Morin, parisino de nacimiento, es una de las personas de referencia, uno de los revisores de nuestros programas, antes más. Lo que necesitamos es un cerebro con una capacidad para hacer una sinapsis (unión, enlace) más rápida para relacionar una cosa con la otra. La complejidad está allí aunque no podamos descifrar, que no podamos discernir, discriminar y comprender. ¿Qué puede hacer la UNESCO? La Unesco, evidentemente considera que no hay soluciones sencillas. La Organización, creada hace 65 años, tiene como mandato en materia de educación, cultura y ciencia, puede incidir en la mente de las personas. Es una organización intergubernamental llamada para incidir en los gobiernos, trabaja en encontrar soluciones prácticas, hechas, casi siempre, a medida de los países, de los contextos. No se puede pensar en una educación descontextualizada, hay valores humanísticos que debe trasmitir la educación, y hay realidades culturales que atender. De allí la importancia de la Unesco y la diversidad cultural, declaración que ratificaron muchos países y que está en proceso de continuar. Unesco puede proponer en la medida que sepamos escuchar, porque no todas las respuestas están dentro del secretariado de la Unesco, en la medida que podamos escuchar y podamos plantear y un paso más adelante disuadir, convencer.

JZA. Una noticia halagadora. La Biblioteca Pública de Lima y otras del país tienen abundantes lectores de jóvenes de los sectores populares en tanto la nueva Biblioteca Nacional permanece ensimismada entre un pocos investigadores. Muchas ciudades tienen extraordinarias bibliotecas, sobre todo en conventos coloniales, donde las autoridades encuentran o podrían hallar fuentes primigenias para emprender mejor sus funciones. ¿La UNESCO qué programas tiene para rescatar estas bibliotecas?

Unesco. La institución tiene muchos programas de conservación de la cultura. La digitalización del conocimiento para evitar su pérdida, claro esto en cooperación con los gobiernos interesados que aplican fondos y promoción de las bibliotecas como fuentes del saber, como espacios públicos de comprensión y conocimiento de la realidad. Esto para combatir el analfabetismo y ampliar conocimientos.

JZA. Es allí donde se aplica el Pensamiento Complejo que ya tiene algunas semillas en la Región, con institutos creados por Edgar Morin y Pedro Sotolongo. La separación del conocimiento científico, por compartimentos, a tal punto que un Ministerio de Economía y Finanzas sea considerada una catedral del dinero y un Ministerio de Cultura es la última rueda de una estructura gubernamental.

Unesco. Hay plataformas intersectoriales, intergubernamentales. Unesco tiene dueños, tiene patrones que son los países, entonces trabajamos en función de lo que ellos nos piden. Unesco es una plataforma en la cual se pueden encontrar todas aquellas demandas similares, iguales o divergentes. Por supuesto las bibliotecas son un instrumento básico para una educación de calidad.Y de bibliotecas me refiero a las tradicionales de papel, analógicas y digitales. El Perú está revisando los compromisos que se asumieron en la Cumbre de Dakar y allí cada país está tratando de llevar adelante. El Perú, inclusive, va más allá de esas propuestas en educación de calidad. Hay una voluntad gubernamental que debe traducirse en políticas públicas, en su implementación y medición. Lo que sabemos es que está avanzando la tecnología digital y no podemos prever decidir si el papel está condenando en muerte. Unesco tiene una red de comercialización de sus publicaciones en las principales ciudades del planeta en concertación con el Fondo de Cultura Económica y otros. La política de Unesco es abierta en internet, está libre de derechos.

ESCUELAS MOST

JZA. ¿Para qué las escuelas Most-Unesco?

Unesco: Las escuelas MOST, como explica el embajador peruano ante la Unesco, Manuel Rodríguez Cuadros, es acercar a la Academia con las Ciencias Sociales y curiosamente aunque el programa MOST tiene 20 años, esta entre los programas formadores de la Unesco. “La Unesco considera que si la guerra comienza en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde debe empezarse las ideas de la paz”. Y cómo se construye las defensas de la Paz: con las ciencias sociales y las humanidades. La defensa de la paz, son valores, conductas. Usted se pregunta cuándo se separaron las ciencias de las humanidades. Antes se consideraba que la filosofía era la que permitía preguntar, tener un espíritu crítico y seguir avanzando. En estas escuelas MOST, que es demasiado señalarlas como escuelas, inicialmente se invitaba a estudiantes que estaban terminando sus carreras, de forma que se interesaran de desarrollar investigaciones, que fueran relevantes para tomar decisiones en políticas públicas. Sin embargo, por lo limitado de tiempo y la diversidad de intereses de los estudiantes no se incidía en políticas públicas. De allí la necesidad de dirigirse más a los funcionarios públicos y a los investigadores. Unesco se autopregunta ¿Que pensamos lograr? Que el funcionario público que ha pasado por una carrera de ciencias sociales en la gran mayoría de los casos, encuentre los elementos que permitan saber y solicitar información pertinente. De la misma manera, por parte de la academia, si bien les interesa realizar teoría e investigación pertinente a la realidad que quieren afectar o para su carrera académica-profesional, que esta investigación tenga que ver más con las necesidades que se quieren enfrentar. Por decir, el problema de la violencia doméstica, juvenil, centralizar más esas investigaciones, cuyos resultados puedan ser reagrupados, reutilizados, traducidos en políticas públicas. Queremos lograr aquí esa sensibilización de ambos lados, compromisos en términos de investigación y encontrar recomendaciones de cómo favorecer esta necesidad, que se le pide una ayuda del funcionario público a un académico. Cómo puedo hacer una política pública, como puedo rediseñar la que existe antes de botar todo por la borda.

Tomado de Semanario Cambio16-Madrid

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.