jueves, 19 de diciembre de 2013

Cine clásico: “La Patagonia rebelde”, de Héctor Olivera (Argentina, 1974)

Argenpress Cultural

Dirección: Héctor Olivera
País: Argentina
Año: 1974
Duración: 110 min.
Género: Drama, Histórico
Reparto: Pedro Aleandro, Héctor Alterio, Luis Brandoni, Franklin Caicedo, Horacio Dener, Coco Fossati, José María Gutiérrez, Alfredo Iglesias, Maurice Jouvet, Néstor Kirchner, Carlos Lasarte, Claudio Lucero, Federico Luppi, Carlos Muñoz, Eduardo Muñoz, Ernesto Nogués, Héctor Pellegrini, Jorge Rivera López, Walter Santa Ana, José Soriano, Walter Soubrie, Alfredo Suárez, Osvaldo Terranova, Jorge Villalba
 Diseño de producción: María Julia Bertotto, Óscar Piruzanto
Fotografía: Victor Hugo Caula
Guión: Fernando Ayala, Héctor Olivera
Maquillaje: Blanca Olavego
Montaje: Oscar Montauti
Música: Óscar Cardozo Ocampo
Novela original: Osvaldo Bayer
Producción: Fernando Ayala

Análisis, por Ricardo Ávila



Temporalidad:

La historia comienza en Buenos Aires, en Enero de 1923, con el asesinato del Comandante Zavala, durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear.

Luego de este suceso podemos identificar una anacronía del tipo "raconto", lo que en el campo cinematográfico se entiende como un movimiento de retrospección de mayor extensión que el "flashback". De esta manera, nos remontamos al año 1920 donde se desarrollaran el nudo y desenlace de la historia, la cual comprende un periodo estimado entre 1920 y 1923.

Localización:

Como dijimos, la película comienza en Buenos Aires, luego se traslada en desarrollo de la misma a Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

Hipólito Irigoyen ocupaba el cargo presidencial en la época en que se desarrollan los acontecimientos, quien asume el 12 de octubre de 1916, marcando la terminación de una época de fraude electoral. Fue la primera vez que se elegía a través del " voto universal, secreto y obligatorio ", como lo establecía la ley electoral sancionada en 1912, conocida con el nombre de Ley Sáenz Peña. Así se produce un cambio total en la política al asumir el gobierno la fórmula Yrigoyen-Pelagio Luna. El mandato duró hasta 1922, año en el que le sucedió Marcelo T. de Alvear. A pesar de ser ambos presidentes radicales, fueron muy distintos en sus pensamientos y actitudes. Consideramos importante destacar también las discrepancias entre el gobierno nacional radical y el gobierno provincial conservador, donde los distintos intereses son uno de los puntos claves de la dirección que toman los sucesos.

En este periodo la Argentina estaba integrada a la economía mundial como economía primaria exportadora, vendiendo al exterior trigo, maíz, lino, cueros y lana. Más tarde se agregó la venta de carne vacuna que reemplazó a la de ganado en pie, la cual pasó a ser el principal rubro de exportaciones argentinas. La integración al mercado mundial también dependió de factores como el desarrollo tecnológico, la tendencia de algunos países europeos a invertir fuera de su continente y la infraestructura nacional acorde para poner en marcha el modelo agro-exportador. Este último aspecto se tradujo en la recepción de muchos inmigrantes europeos. En el plano internacional, la Primera Guerra Mundial impactó en la Argentina, que mantuvo una posición neutral en el conflicto. En el campo comercial, afectó fuertemente el caudal de las importaciones: en dos años el porcentaje de operaciones con los países europeos se redujo en un 40 por ciento. Sin embargo, creció el intercambio con los Estados Unidos. El rubro más castigado y de más lento restablecimiento fue el de las máquinas, herramientas, materiales para ferrocarriles, construcciones e instalaciones industriales. Como contrapartida, en el país aumentó la capacidad productiva de las industrias alimenticias y ganaderas en general: frigoríficos, alimentos en conservas, los molinos, las lanas y los cueros. También crecieron las industrias textiles y mecánicas.

Podemos identificar la influencia que tuvieron las condiciones antes mencionadas en el contexto social tal es el caso de la caída del precio de la lana tras el fin de la Primera Guerra, la cual generó una preocupante desocupación. La caída de la demanda mundial ocasionó una gran crisis para los estancieros latifundistas que se beneficiaban con la explotación de la cría de ganado lanar, sometiendo a los trabajadores a inhumanas condiciones laborales, dando lugar a las primeras organizaciones y huelgas en reclamos de mejores condiciones. Sumado a esto la gran influencia de inmigrantes europeos con ideas socialistas se hace presente como un factor fuerte en la lucha de los trabajadores. En oposición se consolida la estructura latifundista, compuesta por la elite terrateniente.

Perfil de los Personajes

Antonio "el Gallego" Soto: Protagonista. Era uno de los líderes de la organización sindical que forman los trabajadores en reclamo de la explotación laboral en la Patagonia, es quien dirige las reuniones. De origen español, era un hombre enérgico, con ideales firmes, honesto que a lo largo de la película defiende lo sostenido desde el principio y solo busca llevarlo a cabo. Se enfrenta al gobierno provincial y alienta a la gente a adherirse a la lucha. En el final de la película podemos ver como ante la decepción que le provoca el "fracaso" de ser vencidos, escapa a Chile. Demuestra tener claro cuáles son los objetivos de su lucha, y no tomar provecho en términos oportunistas como lo hacen los miembros del Consejo Rojo. En cuanto a su vida política podemos identificar una ideología que combina los principios anarquistas y un fuerte compromiso sindical.

Es un personaje profundo y de gran importancia e influencia. Si bien es justificada la existencia de la figura de Antonio Soto como líder, no se aleja de ser un estereotipo que concentra el ideal de lucha característico del contexto. Es verosímil y la persona que este fue inspirado (Antonio Soto Canalejo) se convirtió con el tiempo en una leyenda de la Patagonia.

Schultz "el Alemán": Es la mano derecha de Soto, con más experiencia. Suele aconsejarlo y alentarlo para seguir con la lucha. Es un inmigrante que soñando con una mejor vida vino a nuestro país y se vio enfrentado con la injusticia y la explotación. Tenía proyectos y expectativas con respecto a su familia y mantiene sus ideales hasta las últimas instancias. Da la vida por su causa. Es un estereotipo, no se encuentran registros de su existencia, lo que nos lleva a pensar que es solo un personaje verosímil, no verídico.

José "Facón Grande" Font: Protagonista. Es un líder nato y a diferencia de Soto, es más espontáneo en su lucha y menos idealista, mientras el primero busca mucho más que un contrato laboral, a "Facón Grande" le concierne lo más cercano a la realidad que se vivía y la búsqueda de una instancia justa para los trabajadores. Es un hombre sin mayor educación. Verosímil, basado en el líder patagónico homónimo.

Teniente Coronel Zabala: Antagonista. Es quien dirige al Ejército en contra de los obreros. Es un hombre que pone su cargo por sobre todo, lo que le otorga una superioridad metafórica de palabra y literal de hecho. Obediente, consciente de lo que hacía pero totalmente debido a su papel como militar "…podrán decir que fui un sanguinario, pero no un desobediente…", inescrupuloso, no duda en recurrir a los engaños para liquidar a "Facón Grande". Inflexible, no acepta menos de lo que exige, no negocia, ya que eso sería rebajar su autoridad "…rendición incondicional o muerte…". Es un personaje verosímil, basado en la figura de Varela, quien dirigió la ofensiva contra el movimiento obrero en la Patagonia argentina.

Gobernador Méndez Garzón: Antagonista. Es inescrupuloso y claramente defensor de la elite local a la cual pertenece. Conservador. Quiere debilitar por todos los edios el movimiento obrero, esta demuestra cómo, al igual que el Ejército, esta temeroso por cómo pueden tornarse las cosas, al estar en desventaja numérica frente a los trabajadores. Aparenta estar seguro del cargo que ejerce y no vacila, pero con lo anteriormente mencionado, es evidente la inseguridad que manifiesta con sus actitudes poco representativas de la mayoría. Es un personaje verosímil, basado en la figura del Gobernador de la provincia de Santa Cruz.

Elite Local: Grupo humano conformado por las personas más adineradas y poderosas de la región, muchos de ellos propietarios de grandes extensiones de tierra que eran trabajadas por terceros. Fundamentalmente eran inversionistas extranjeros y políticos locales. Se destacan como la avaricia y el aislamiento de otras partes de la sociedad juegan sus cartas, determinando acciones no solo fundamentadas por la economía fría y calculada, sino también inhumanas. Grupo por demás verosímil, superficial y crucial para el desarrollo del ambiente socioeconómico en que se desarrollan los hechos.

Trabajadores: Grupo humano conformado por aquellos que trabajaban en relación de dependencia. Eran fundamentalmente inmigrantes europeos, con un idealismo influenciado por el comunismo, que buscaban encontrar en la Argentina una forma de vida más digna y cómoda que la que llevaban en sus países de origen. Podemos diferenciar dos grupos entre ellos: Unos, idealistas, de una orientación "Socialista", más culturizados y con objetivos más allá de la lucha obrera. Y otros, menos educados, con una ideología "Anarco-sindicalistas", conformados por obreros sin preparación previa mayormente analfabetos.

Acción dramática

Huelga sindical: los trabajadores hoteleros reclaman un aumento salarial y los sindicatos de estibadores, choferes, mozos y carreros se les unen.

Los terratenientes extranjeros y gobernantes buscan a alguien que represente y defienda sus intereses. Se lo proponen al gobernador de Santa Cruz, pero este no acepta ya que concentraría los dos cargos más importantes, Gobernador de la provincia y Gerente de la Sociedad Rural.

Los trabajadores no aceptan que algunos sectores no se adhieran a la huelga y sabotean los distintos lugares de trabajo en actividad.

Un enviado del juez llega a mediar entre los obreros y los patrones, para finalizar con las medidas les entrega el dinero que exigían como pago de los sueldos y "multa" por daños y perjuicios.

Se da una discusión sobre qué hacer con el dinero obtenido de la multa, deciden comprar una imprenta, un arma indispensable para difundir sus ideas.

El gobierno está en contra del acto que se realizará para el día del trabajador y lo quiere prohibir, sin embargo el Juez lo permite ya que no contradice ningún tipo de orden constitucional o político.

Las milicias irrumpen en el camarote de Antonio Soto donde se lleva a cabo una requisa y lo detienen junto con aquellos que dormían allí también. Los que se encuentran libres continúan con la huelga.

La clase dirigente se reúne para solucionar la huelga, ya que si las ovejas no se esquilaban en el momento propicio, el valor de la lana iba a caer, y resultarles en pérdidas económicas. Los más preocupados eran los hacendados ya que los comerciantes no tenían este problema y podían vender en cualquier época del año.

Llega un telegrama de Buenos Aires del gobierno Nacional, que ordena la liberación de los detenidos.

Se dan a conocer las condiciones del Convenio propuesto por los trabajadores, que establecía una serie de exigencias, en las que se incluían entre otras cosas:

La abolición de los camarotes.
Lavatorios para una mejor higiene.
Luz pagada por los empleadores.
Instructivos y manuales en castellano (La mayoría venía en Inglés)
Sueldo mínimo de $100
Dar preferencia a los trabajadores con familia, para propiciar el crecimiento de la sociedad.
Se hace cada vez más evidente la diferencia entre el Gobernador conservador y el Juez y Gobierno Nacional Radical.

Desde Buenos Aires la Organización de Trabajadores Libres envía 100 colaboradores para no perder la esquila, pero son boicoteados y mueren en un tiroteo.

Se envían gendarmes para luchar con los trabajadores y los matan.

Yrigoyen envía a un representante para saber que estaba sucediendo, y aunque este apoya a los trabajadores el presidente cede ante las presiones del exterior, y se "lava las manos". Los trabajadores se encuentran en la situación de explotación más primitiva.

Se propone a los trabajadores devolver las armas a cambio del acuerdo, ellos aceptan y se firma el 1º Convenio Rural de la Patagonia.

El Convenio no se cumple, boicot a un estanciero local con una nueva huelga.

Tanto la embajada chilena como los inversionistas ingleses están preocupados ya que la situación no se soluciona.

Ante estos hechos se convoca una huelga general en Lago Argentino.

Miembros del "Consejo Rojo" saquean las casas de estancieros, hacen destrozos y violan a las mujeres.

Los trabajadores sindicalistas los increpan por lo que hacen y se rehúsan a unirse a ellos, ya que no lo ven como una forma respetable de conseguir sus objetivos.

Yrigoyen ordena al Teniente Coronel Zabala que envíe tropas a Lago Argentino para terminar con el problema.

Los huelguistas se rinden ante el ataque, piden la liberación de los apresados y el cumplimiento del Convenio, pero el ejército les exige la rendición incondicional, sin dar lugar a ningún tipo de reclamos o la muerte.

Después de una Asamblea, los trabajadores finalizado el plaza de Zabala, repiten el reclamo y el ejército fusila a los representantes que habían salido a negociar.

El ejército tampoco estaba de acuerdo con el derramamiento de sangre que se estaba produciendo, pero las tropas eran ampliamente superadas en número por los huelguistas, por lo que temían perder el control de la Patagonia si no actuaban.

Después de numerosos ataques, los trabajadores de la columna de "Facón Grande" detienen el tren en el que se transportaban las milicias. Gracias al sorpresivo ataque, el ejército se repliega.

Mattheus, un estanciero de la zona le envía a "Facón Grande" un telegrama con miras de resolver el conflicto, pero a su aparición en el campamento de Zabala, los matan a el y a su segundo.

El Ejército reduce al "Consejo Rojo"

En el campamento de los huelguistas, el Alemán quiere atacarlos, pero Antonio Soto rechaza la idea, ya que considera que no están preparados.

La Asamblea está dividida, algunos quieren atacar el campamento de Zabala, y otros hablan de levantar la huelga. Se decide negociar y se envía a dos representantes.

El ejército los fusila y manda a pedir la rendición incondicional de los huelguistas.

Los trabajadores quieren rendirse, pero Soto está decepcionado, debido a esto huye a Chile junto con otros hombres.

Las milicias quieren encontrar a Antonio Soto, no le interesan los demás, nadie lo delata y de a poco los fusilan a todos.

El Convenio se deroga y se firma uno nuevo que beneficia a los terratenientes, se bajan los salarios.

Lenguaje e imagen

La película está llena de símbolos propios de la ideología de los sindicatos, y pueden aplicarse así mismo a un contexto actual con la misma validez que lo hacemos para este análisis.

La musicalización es dramática, acentuando los momentos de tensión y marcando claramente los distintos puntos de la misma sociedad en que se encontraban estos grupos: la elite terrateniente por un lado, particularmente influenciada por la cultura inglesa, dominante de tierras y con supuesta "clase". Vemos como hasta en aquellos actos que deberían ser "nacionalistas", existen tintes evidentes de esta dominación cultural. Por ejemplo, cuando se da la victoria en Estancia La Anita, se festeja cantando "Because he is a jolly good fellow" ("Porque es un buen compañero" en ingles).

Por otro lado, la caracterización de los obreros es mucho más fuerte y particular: cantan himnos con un fuerte sentimiento socialista. Mismo con esto vemos también la fractura en el sindicalismo, ya que mientras algunos entonan a viva voz "Grito del pueblo que oprime en cadenas, y esa injusticia no puede seguir, sin resistencia es un mundo de penas, antes que esclavo, prefiero morir…", otros trabajadores intercambian miradas y se sientan en silencio. El sindicalismo se presenta con una gran cantidad de evidencia socialista y anarquista, la cual no es originaria de aquí sino traídos de la cultura propia de los inmigrantes europeos. Vemos colgado en una de las paredes de donde se llevan a cabo las reuniones una bandera negra y roja. Estos colores no se presentaron de forma fortuita, sino que representan los dos movimientos que influenciaron su lucha, el negro por el anarquismo y el rojo por el socialismo. Como fruto de una lucha no solo por cambiar las condiciones de trabajo, sino también la mentalidad popular podemos ver volantes y carteles enunciando "Viva la huelga general. Mueran los zánganos de la colmena social.", tal vez esperado de la columna extranjera de lucha, bajo la voz de mando de Soto, de donde surgen estas leyendas y no tanto de la de "Facón Grande" con objetivos más humildes que la revolución utópica que pretendían los primeros.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.