miércoles, 4 de diciembre de 2013

Ciprés de Cementerio

Paula Orellana (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cortada, podada, sometida
sólo para adornar
para expresar calma, silencio y tranquilidad
entre tanto muerto sembrado a sus pies.

Cortada, podada, sometida
al gusto pero no a su gana
sin dejar sus ramas crecer voluptuosas
porque un peligro puede ser
a la simbología de muerte que puede preceder.

A sus décadas sembrada,
como ciprés de cementerio
está condenada a ser.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.