miércoles, 13 de marzo de 2013

El hombre de ciudad Bolívar (Para el hombre de ciudad Bolívar y para Hugo Chávez Frías)


Urda Alice Klueger

Traducción de Luiz Ramirez

Más o menos a las diez de la noche, yo llegaba a Ciudad Bolívar, en el interior de Venezuela, cansada, con hambre y curiosa por saber que pensaba la gente de una ciudad de 100.000 habitantes, después una semana de oír a la gente de Caracas, una ciudad grande.

Me senté a la mesa de plástico de un vendedor de sándwiches y pedí algo para comer. Los venezolanos son muy simpáticos y pronto yo estaba en animada conversación con aquel vendedor de sándwiches.

- Primero, yo nunca había votado - me explico él. Hay que recordar que en Venezuela el voto no es obligatorio. Mi nuevo amigo me señalo una plaza próxima:

- Ahora no me pierdo una elección. Ahora todos votan. ¿Ve aquella plaza de allí? Hay tanta gente que vota que aquella plaza queda tapada por una fila que va de aquí hasta allá, he! – continuo, mostrando el tamaño considerable de una fila que colmaba la plaza y que reveía en su imaginación y presenciaba en cada elección y referendo.

Era realmente impresionante el tamaño de la fila que él me contaba, como era impresionante su mirada en su rostro y su orgullo de saber y sentirse ciudadano, después de la miseria de una vida casi como de esclavitud, ya que en los más de sesenta años anteriores solo eran ciudadanos y casi solo votaban los ricos dueños de petróleo o por lo menos, eran ellos quienes daban todas las cartas y se apropiaban de todo el dinero generado por el subsuelo venezolano y lo giraban a sus cuentas en Miami, mientras tenían a su pueblo abandonado a su propia suerte. Como yo misma viera en la Caracas rodeada de cerros, donde hasta hace poco campeaba la más absoluta miseria y abandono.

- ¿Y el Comandante?- hice una pregunta que podía ser todo o nada.

El rostro del hombre se abrió en una amplia sonrisa de placer, como también se abrían los rostros de la gente de Caracas.

- Ah, ¡nosotros amamos al Comandante! No había ninguna esperanza en nuestras vidas antes del Comandante. Ahora pasamos a ser gente libre, ahora podemos decidir nuestro futuro - mi amigo pasó a contarme las diferencias qué el Comandante produjo en su vida, de cómo volvió a estudiar, de como ahora él y su familia tenían acceso a la salud, a un medico en cualquier momento, de cómo los remedios eran gratuitos, de como la comida era subsidiada por el dinero del petróleo que ahora no pasaba mas todo para Miami, de cómo hasta pudieron abrir su pequeño negocio de sándwiches.

- Antes la gente no podía hacer nada, además de ser pobres y sufrir- si no fuese por el comandante ¿qué sería de nosotros?

Esto fue en enero de 2006 y como hoy ya es 6 de marzo, han pasado siete años. Yo se que aquel hombre de ciudad Bolívar debe estar llorando en este momento y quisiera estar allí para abrazarme con él, porque yo también estoy llorando. Chávez se fue ayer, pero nunca más dejara de estar con nosotros-

Luminosa estrella en mi cielo, yo te digo:

- Hasta la victoria siempre, Comandante.

Y de nuevo lloro, porque el mundo ya no es igual desde ayer, cuando te fuiste tan prematuramente. Lo único que consuela, es toda la semilla que plantaste. Tantas, que la gente ni puede calcular como han de germinar por todos lados.

Mientras tanto, solo queda llorar, porque el corazón duele.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tu mirada de niño dormida…es Ahora la Quinta Raíz


Evaristo Pérez-Suárez (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

“…no se puede amar a Bolívar en una forma abstracta…”
Alí primera

Los ojos del abismo te llamaron en la tarde. Pero la tuya no es una muerte cualquiera. Ahora CHÁVEZ se Siembra en Nuestra Memoria de IDENTIDAD. Ahora con Rodríguez, Bolívar, Zamora y Alí es la QUINTA RAÍZ.

Desde ese mismo instante en que tu mirada de niño huía a la Tierra Madre y el Padre Río, se ejecutaba la paradoja que vos mismo anunciaste: “Yo ya viví…”, “me consumiré gustosamente…” -como decías- sentenciando tu propia profecía heroica, que ya presentías en los dolores físicos que callabas.

Esa entrega vital, era la antípoda del privilegio y el poder potencial atribuido por los demonios fosilizados al “presidencialismo”, al “régimen”. Tal entrega suponía una privación a la cual mucho te referiste, era en lo personal, lo contrario del proyecto que gestionabas para los otros, la felicidad bolivariana para esta dimensión de la realidad.

Pero para vos ese “consumirse” era el revés del principio de “vivir viviendo”, término tomado de Evo Morales como concreción coloquial en dos palabras, de tanta lucha, como traducción del criterio de Bolívar: “la mayor suma de felicidad posible”.

Esto se fue traduciendo en políticas que daban acceso popular a los programas sociales una vez recuperada la capacidad económica del Estado… para llevar a las demandas básicas de la vida…

…Vos morías…el pueblo vivía…

Entre las contradicciones de sortear fascistas, insolentes, especuladores, prepotentes, apáticos, contrabandistas antipatrióticos y traidores, farsantes…

…pero el acertijo de cómo tu inmensa energía desplegada hasta el último instante sufrió tal debacle, nos suscita el derecho a dudar y recordar tu propia suspicacia sobre la muerte de Bolívar… asediada por el acecho de los demonios imperiales y los macabros vendepatrias…

El asedio sobre tu inmensa figura y el pueblo venezolano, tus duelos por la soberanía, contra la putrefacta cúpula episcopal, financiera, televisiva, prensística y sus réplicas radiales, transnacional, imperial, pro-imperial: las traiciones, se diluían o debían lidiar con tu insistencia macerada, firmeza bolivariana y densa creatividad humorística que jugaba en destrezas burlando la aparente solemnidad del conflicto y la mueca del amenazador monstruo, mientras en esa estrategia llamaste al pueblo a acompañarte o viceversa y burlar la mascarada de la difamación.

Pero a mi juicio no puede seguir prolongándose el principio de inmolación de nuestros grandes conductores, si mil cargamos un kilo no tiene porque uno cargar mil. El socialismo de las cargas debe ocurrir en el sentido del reparto del esfuerzo. La felicidad del pueblo consciente también consiste y tiene derecho a ello, en ver disfrutar el goce turgente y el envejecimiento sano de sus líderes amados…cuando no hay fisuras en ellos y Chávez pudo redimir ese goce al ser visto por nosotros rodeado en una vetusta mecedora de cují… con nietos y bisnietos a orillas de algún brioso río de la llanura, sorteado de inhalaciones de savias, oreganales o garzas.

¡¡Ahh..!! Pero es que nos mostráis que una vida de servicios a los otros es LA VIDA.

¿Quedó en una incógnita qué es el socialismo del siglo XXI? La respuesta está en que su propio ejemplo y nombre le dan identidad. Califican o adjetivan ese “del S.XXI”. La respuesta está en que el líder conoció la explicación dinámica de los procesos. Chávez no la cerró. No la redujo a dogmas de procedimientos pero sí a doctrina de valores genuinos principistas para la unidad, campos espirituales que guían el camino.

He allí su prístina inteligencia venezolana como pecho abierto al Caribe-mundo que somos. No claudicar la guía de los valores que nos dicen que somos una relación de intercambios, que la acumulación exagerada de bienes y el despojo al débil crea distorsiones globales y locales y es anticrística, antibolivariana, golpea a Guaicaipuro o a Nigale, a Jose Leonardo Chirinos, a Ernesto Guevara, a la madre tierra y al padre río, al cosmos universal y a la espiritualidad de la bondad divina.

Desde que Chávez apareció maravillosamente en el horizonte de nuestra historia lo supimos.

El entendió la interrelación compleja de la realidad y la geopolítica, su conexión nacional y validó en todo contexto el trato directo al ser humano más allá de la frialdad diplomática y el peso de figuras. Lo hizo desde el peso contundente de nuestra riqueza petrolera y nuestro protagonismo libertador. Su respuesta a las paradojas la halló en la salida intuitiva pensada y repensada, en la libertad del humor profundo. Eso sí: a riesgo de vida y de batirse contra la injusticia, el imperialismo, el vicio degradante, el poder opíparo opresor, la degradación frívola de la estupidez mediática del poder y sus peones del lumpenproletariado. Lo hizo acompañado de las multitudes conscientes, sin conceder el fondo y regado en las ranuras desobedientes de la inteligencia, de las formas de la vida, la vigencia de la epopeya bolivariana independentista y del saber del pueblo para de allí concluir los caminos a seguir.

Así se demostró en el filigranado manejo de conflictos de los paros insurreccionales, la locura fascista de plaza Altamira, sabotajes petroleros, comerciales, financieros, el golpe fascista de abril 2002, las inmundas guarimbas...

Los entuertos de sus errores estaban asidos del honor y batidos por la traición de otros. De allí la reivindicación de sus lecciones y vivencias formadoras de su carácter de niño llanero, del virtuosismo de los próceres reconocidos o rescatados por él del olvido, del privilegio de honrar la memoria de los justos, historiados o rescatados del anonimato de su pueblo campesino en el orden de su recuerdo patriota y en la comprensión de que el gran mundo y el pueblo chico se dan la mano en la esquina y a la sombra de un árbol.

Hugo Rafael Chávez Frías buscó el goce y la necesidad de comunicarse con la multitud y el ser especifico que alguna situación lo colocaba frente a sí, recitaba y cantaba al alma del canto popular como expresión de identidad y hermandad, se regó en los intersticios del sistema amoroso del venezolano, del suramericano, del caribeño, del habitante consciente en cualquier continente.

Seguro que su angustia ante la ineficiencia le venía de su gran escuela casera del campo llanero: sabemos que era muy lidioso atendiendo la frugalidad con que su abuela estiraba los recursos y las pequeñas cosas en su casita de palma campesina…repleta de esencias de hierbas y café vespertino: “ella me decía, Huguito…el diablo está en los detalles”.

Alí Primera aniquiló los fariseos de Bolívar y nos dijo inmenso: “No se puede amar a Bolívar en una forma abstracta…”, y Chávez hizo luz en su carne la influencia de su obra y canción investigando esos textos bolivarianos, rescatándolos del moho y develando al hombre específico de espacio-tiempo de Bolívar que amó y fue amado físicamente e integralmente y concretando su propósito antiimperialista, de trabajo pleno, eficiente, integrador… esta plenitud fue abrazando a su proceso de liberación con el clamor de los humildes y uniéndola singularmente al amor pregonado entre todos por el principio revolucionario trascendente de Jesús, al hondo grito de la patria aborigen y la esclavizada sangre de África en nuestra patria grande.

Chávez así, rebelde y hermoso, fue seguido en alma, vida y corazón y actualizó la vigencia de las disímiles prácticas y esfuerzos antiimperialistas, sembradores de la necesidad de “ser con los otros y la naturaleza” de los movimientos, esfuerzos y figuras populares cristianos, ecológicos, revolucionarios, espirituales, comunitarios.

Como un bálsamo de las resinas penetrantes del árbol de “cabima” emana su esencia histórica entre nosotros.

Que Chávez vuelva a nacer cada día para moldear lo que le faltó es ahora tarea de nuestra conciencia y obra. Y lo será en medio del acecho y la macabra máscara del poder real y televisivo que intentará la confusión. Hoy mantener su memoria diaria será clave. El imperialismo y sus cachorros intentarán diluir su memoria en la sensiblería y el olvido.

Pero como Rafael Urdaneta protegió a Bolívar no lo permitiremos. Orgullosos de ser venezolanos nosotros resistiremos y re-crearemos gustosamente su fuerza histórica en nuestra Identidad señera del mundo. Lo juramos y presiento que ya comenzamos.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Me caí del mundo y no sé cómo se entra


Eduardo Galeano

Ver presentación completa desde aquí.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una orquesta latinoamericana


Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La música constituye el mejor eslabón para fortalecer la integración de América Latina y el Caribe. Las políticas culturales de Venezuela y Chile son dos referentes para esa mayor fusión de los valores locales.

La Sinfónica Simón Bolívar, junto a las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela y el Coro de Opera Teresa Carreño, presentó a Juan Diego Flórez, reconocido tenor peruano, en su primera visita a Venezuela en el 2009, bajo la batuta del director Gustavo Dudamel.

Este y otros encuentros artísticos, abiertos a los espectadores y sin costo alguno, son consecuencia del esfuerzo entre empresa privada y gestión cultural pública, a través de su Ministerio del Poder Popular para la Participación y Protección Social.

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles y el Conservatorio de Música Simón Bolívar cuentan con diversas academias (de violonchelo, violín, piano, flauta y otros instrumentos de viento), con programas que responden a la excelencia musical y el criterio de sus líderes docentes, artistas todos de trayectoria internacional.

El Conservatorio de Música, fundado en 1975, funciona bajo la práctica colectiva de la música como parte esencial de enseñanza. Hasta febrero último, más de 150.000 mil jóvenes se han formado en esta institución y han obtenido el título de músico ejecutante, avalado por el Ministerio de Educación.

El Sistema cuenta con un plan docente regional, con varias vertientes de formación: Orquesta Sinfónica Juvenil, Banda Sinfónica Juvenil, Big-Band Jazz, Latino Caribeña, Afro Venezolana, Coro Juvenil y Orquesta de Rock Sinfónico.

Y el Centro Académico Infantil de Montalbán con capacidad para atender a más de mil niños, niñas y adolescentes, de dos años hasta los quince o dieciséis años de edad, cuando ya están preparados para continuar su formación en el Conservatorio de Música o la Universidad Nacional Experimental de las Artes UNEARTE. Existen orquestas y corales pre infantiles en los estados Aragua, Carabobo, Lara, Nueva Esparta, Trujillo, Yaracuy y Zulia.

CHILE Y LAS BECAS

La Fundación de Orquesta Juveniles e Infantiles de Chile promueve con becas al mérito, con el pago de alojamiento (residencia universitaria, pensión y arriendo de departamento). Existe un fondo solidario de crédito universitario y crédito Corfo, la principal financiera pública del país.

El año pasado la Orquesta Chilena, actuó en el teatro de la Universidad Nacional de Ingeniería, mereciendo el aplauso de los estudiantes y los pobladores del Norte de Lima.

En consecuencia, constituye una acertada iniciativa que la Fundación de Juan Diego Flórez y la Municipalidad de Lima hayan empezado a trabajar en los distritos de la Capital donde los niños y niñas al no tener oportunidades de recreación, están más propensos a integrar pandillas o consumir drogas en el futuro.

"Sembrando mi música - Sinfonía por el Perú", proyecto de la alcaldesa Susana Villarán, en el Centro Infantil Municipal Maravillas de Barrios Altos, constituye una ocasión para que la empresa privada participe, como ocurre, aunque en forma incipiente, en Puno, Juliaca, Cusco, donde compañías de exploración de oro y plata cubren los modestos sueldos de los profesores de música.

El proyecto no está solo. El Estado deberá afinar la participación multisectorial. Las instituciones culturales de Europa, EU y Asia sean bienvenidas. La oferta de profesores de la Orquesta Filarmónica de Viena, es un buen paso.

En el Perú se asiste a un proceso espontáneo de revaloración de su cultura. Se conoce más de las danzas típicas y en la música la diversificación está muy marcada entre las clases populares y los sectores de altos ingresos. La música, sin duda, es el instrumento de mejor comprensión del arte y la convivencia pacífica. Alma llanera, para cruzar los andes y llegar a la Patagonia, predicaba Bolívar.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

De África salieron seres humanos estereotipados como negros y negras en condiciones infrahumanas e impías

Antonio José Guevara - Brunilde I. Palacios Rivas (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

“...comienzan a descubrir que existe una música sincrética, mestiza, con ritmos, con tambores que representan al negro, y un instrumento llamado cuatro que representa el alma popular de una población no elitista, una población casi marginada cuya su única cultura es tocar algunas cosas de esas del vulgo popular llamadas gaitas, parrandas, valses, merengues y de vez en cuando una vaina que llaman joropo.”

Raúl Landaeta

A pesar que el Censo de Vivienda y Habita del 2011 demostró que el pueblo venezolano se reconoció como moreno, negro y que es la población mayoritaria, pudiéramos decir que las poblaciones venezolanas que poseen una piel negra han elevado su poder adquisitivo y su nivel de conciencia a partir que el gobierno bolivariano viene implementando las misiones con contenido sociales, en el que se puede notar que han servido para paliar su situación de indigencia y vulneración en la que se encontraban y en el eran considerados estratos en situación crítica…, pero lo más delicado de tal situación, es que no hemos vistos a determinados sectores que han sido muy beneficiados, y que han usurpado cargos de muchas relevanciaen diferentes instituciones, que hayan tenido una gestión proactiva, eficiente y trasparente que haga llegar ese reclamo convertido en hechos y no en proyectos que se pierden en la oratoria y que no pasan de las paredes del prestigioso Hotel Alba Caracas, porque no hemos visto que a ninguno de los acuerdos formulados haya tenido alguna inherencia en mejorar su calidad o elevar su nivel de oportunidad, en función de dignificar aspectos que tengan que ver con elevar su calidad de vida, puesto que lo que hemos visto es que esos logros a que se hacen mención se han quedado en papel y solamente han servido para beneficiar a sus acólitos en grandes cargos (porque no se puede negar los beneficios otorgados a ese sector por el gobierno bolivariano, en el que no se crítica que los tengan, sino la pasividad dichos gestores que se han venido caracterizándose porque se han convertidos en uno asalariados más que se han olvidado de hacer transparente sus petitorios de inclusión) no ha llegado a beneficiar a las poblaciones que se caracterizan por poseer una piel negras, lo cual es público y notorio.

Por cierto, hablando de la Ley Orgánica Contra la Discriminación Racial (LOCDR), esta se quedó muy corta (a pesar que les hicimos ciertas acotaciones, críticas y aportes, los cuales no fueron tomados en cuenta) que a nuestro parecer, pareciera que con su promulgación se hizo un alto a la bandera, puesto que dicha ley, no se adapta al momento histórico que estamos viviendo y eso pasa porque no se buscaron a las personas idóneas más adecuadas, y por otro lado, porque el ventajismo demostrado, no les dejó ver que era una Ley Orgánica para todos los venezolanos y no exclusivamente para un solo estrato social (Así paso con el Sub Comité de Estadísticas de Población afro descendientes del Instituto Nacional de Estadísticas -INE-, los cuales se dieron a la tarea de conceptualizar al venezolano de piel negra (dentro de la pregunta que fue para el Censo 2011, en Septiembre pasado, como "…Toda persona de piel ´pigmentada, pelo rizado, nariz achatada y labios grueso. Puede tener prácticas culturales de origen africano, aun cuando no las identifique como tales " (textual del documento censal), mientras al afro descendiente "es aquella persona que reconoce sus raíces africanas considerando su historia, generación, territorio, cultura y/o rasgos físicos"), lo que demuestra que no se tuvo el asesoramiento adecuado, que fue impuesta y que se impuso el protagonismo no proactivo, puestoque su orientación debió estar impregnada por unos fundamentos que estuvieran relacionados por el proceso de desarraigo que los llevó a consolidar una nueva identidad, su inclusión en diferentes legislaciones que dieron origen a los nuevos estados nación y no por los contenidos jurídicos que se encuentran plasmado en el derecho positivo que le han servido a los países considerados potencias en el mundo, como base jurídica para justificar sus intervenciones en los país donde les quedan todavía intereses (Véase el caso de Mali, otros países de África y América, con las Malvinas, donde inmediatamente que Argentina hizo su reclamo, rodearon la isla de su tecnología bélica) en tiempos en que se está hablando de pluralismo Jurídico, en el que tal apreciación que se utilizó para conceptualizar al negro dentro de la Ley Orgánica, es muy parecidaa la que se encuentra en el documento Censal 2011, y se asemeja a las apreciaciones que se utilizaron para quitarle su capacidad en el proceso que los conllevó a convertirlo en negros y negras, en el que nuestra conjeturas nos lleva a clasificar dicho proceso a partir de una serie de segmentos históricos, conformados por una ETAPA DESARRAIGO, en donde se hace presente la pérdida de su capacidad como ser inteligente, se convierte en pieza de ébano u objeto para la venta, donde la característica más sobresaliente de ese segmento es que se le quita su nacionalidad y no se reconocen como africanos o africanas, sino comonegros y negras, lo cual lleva implícito la perdida su identidad.

Proceso que se caracteriza por la presencia imponente de las Culturas africanas, quienes son las que se dedican a cazarlos, depositarlos y venderlos a los barcos negreros, basado en un argumento religioso de las formas como se conceptualizaba el mundo y su contacto con lo desconocido. Una segunda que tiene que ver con la CONSOLIDACIÓN DE LA ETAPA DE ESCLAVITUD TOTAL, donde pierde totalmente su capacidad, principalmente todo lo que tiene que ver con la africanidad, sus idiomas, cultura, formas de vestir, bailar, etc., Este segmento se caracteriza por ser uno de los más impío y cruel que hay sufrido ser humano alguno, en el que los rasgos que los singularizaban, eran aquellos que tenían que ver con su inferioridad,incompetencias lingüística, social e intelectual que loparticularizaban y que lo presentaban como un ser más próximo al bruto que al humano que poseían una serie de cualidades y potencialidades que lo hacía diferente al europeo y al indígena fiero físicamente para el trabajo tosco y fuerte que necesitaba ser domesticado por una raza superior a la de él. Etapa que pusiéramos decir de reacomodo y que pudiera tener su origen ante de 1500, con la llegada de los primeros contingentes a las provincias o a los nuevos mundos considerados como colonias, factorías y colonias de los países potencia de la época (Considerada para Europa por diferentes investigadora tanto marxista como no marxistas, como Modo de Producción Feudal en tránsito hacia el Capitalismo Liberal). Etapa de madurez y de consolidación del proceso de colonización de la memoria, pero que también utilizaron los desarraigados para convertirse en sujetoscreadores de cultura, lo cual supieron aprovechar y negociar en función de su libertad y de su reconocimiento como ciudadanos con los mismos derechos y deberes que tenían los otros estratos sociales.

Este segmento de tiempo se caracteriza porque supieron darle valores diferentes a sus potencialidades y capacidades que los llevó a capacitarse, manejar las grandes ideas y asumir una posición diferente que los transformó de actores pasivos en actores activo o en gestores de su propia historia. Y un último segmento que la Hemos considerado como de DESPLIEGUE DE SUS PODERES CREADORES QUE LOS CONVIRTIÓ EN SUJETOS CREADORES DE CULTURA, que comienza con la in fluencia que tuvo la Revolución haitiana (1791–1804), la cual fue la primera revolución de América Latina, que culminó con la abolición de la esclavitud en la colonia francesa de Saint-Domingue, y la proclamación de la República de Haití. Aunque ocurrieron cientos de revueltas de esclavos en el Nuevo Mundo, la revuelta de esclavos de Santo Domingo iniciada en 1791 fue la única en conseguir una independencia duradera bajo un estado libre que le da al negro un estatus diferente y lo convierte en sujeto creador de cultura. A partir de este momento se consolida en los estados nación que se encontraba dominados por los imperios la abolición de la esclavitud- Haití, puesto que se proclamó su independencia, el 01 de enero de 1804, convirtiéndose en el segundo país del continente americano en acceder a ella tras un singular proceso revolucionario de carácter abolicionista iniciado en 1791 que desembocó en una prolongada lucha armada contra Francia, la potencia colonizadora desde finales del siglo XVII y es por ello que La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2004 como el Año Internacional de conmemoración de la lucha contra la esclavitud y de su abolición y se celebra a la vez el bicentenario de la proclamación del primer Estado Negro, que le dio el estatus Haití de convertirse en el símbolo del combate y resistencia de los esclavos negros y negras. En el caso venezolano pudiéramos sostener que dicho segmento de tiempo se origina a partir de 1811 y se consolida en 1854, con el gobierno de José Gregorio Monagas, el cual mediante una transacción económica favorable para los blancos criollos y mantuanos el 24 de marzo acepta la aplicación de la ley que derogaba la sumisión en el país. A partir de ese momento, en esta fecha, se conmemora la abolición de la esclavitud en Venezuela. Muchos años tuvieron que esperar los venezolanos y venezolanas de piel negra para que se decretara la libertad, una libertad que para ese entonces era casi inexistente. Sin embargo esta decisión trajo como consecuencia que en un primer momento quedaran sin tierras, ni posibilidades de educación o alimentación, lo cual los convirtió en sub arrendatarios que debían entregar gran parte de lo cosechados a los dueños de las tierras arrendadas.

A pesar de haber vivido todo este proceso histórico, podemos sostener sin temor a equivocarnos que nos siguen equiparando, como nosequipararonlos europeos (nótese"…Toda persona de piel pigmentada, pelo rizado, nariz achatada y labios grueso”, mientras que al afro descendiente "…es aquella persona que reconoce sus raíces africanas y/o rasgos físicos. Concepto que utilizó el Subcomité de Estadística de Poblaciones Afro descendientes que pertenece al Instituto Nacional de Estadística de Venezuela y que se utilizó para estereotipar al Negra y Negra) para legitimar el proceso de desarraigo y el segmento de esclavitud total, en una sociedad que consideraba su piel parecida al del animal, el cual urgía ser domesticado y para ello, era necesario convertirlo en una propiedad que debía ayudar a satisfacer las necesidades de su amo europeo, donde su animalización era avalada jurídicamente, socialmente, culturalmente y religiosamente, en el que tuvo que soportar que sus mujeres fueran concubinas de sus amos y que sus hijos fueran vendidos al mejor postor en beneficios de sus dueños, sin importar que eran seres humanos inteligentes, a pesar de estar prohibido por las costumbres de la época y en el que sólo importaba el interés de los dueños en la reproducción de sus esclavos y por ellos eran examinados correctamente cunado se fueran a comprar para descartar a los que lo tuvieran pequeño o mal formado pues sería señal de malos procreadores, en su afán por el aumento de la población negra para sacar de ella el mejor rendimiento, por ello, se les dejaban hacer fiestas, que se divirtieran, se socializaran, descansaran para que rindieran más en las faenas fuertes y en la reproducción. De ahí que se les permitieran agruparse en cofradías, puesto que ello, les permitía la posibilidad de reunirse y recrearse lúdicamente, en donde los bailes y cantos que hacían parte de dicha actividad gozaban de impresionantes movimientos rítmicos y tatareo, transformándose en el único ámbito social de esparcimiento, distensión y relativa libertad con que contaban.

Por ellos nos preguntamos ¿Cuáles son esos logros?, si más bien estamos viendo que tal término(Afro descendiente), funciona como un comodín que pretende sustituir otras etiquetas que no logran devolver la dignidad a estos estratos sociales venezolanos que fueron Identificados como negra o negro, o es que no hemos olvidado que África no se ha podido librar del flagelo y lastre de haber cazado, depositado y vendido a su propia gente a los barcos negreros europeos y que esta realidad tiene más de trecientos años, puesto que era un oficio generalizado que conllevó a deshumanizar a seres inteligentes solamente porque poseían un color diferentes que por la fuerza vino a fortalecer su genoma y por ello fueron llevados a Europa y a sus colonias, puesto que al ponerse en contacto con África, se ponían en peligro de morir por cualquiera contaminación ambiental o por la picada de cualquier insecto, por no estar adaptado a ese ambiente complejo y lleno de múltiples incógnitas y en el que no se podían darse el lujo de perder el recurso humano que formaban parte de sus expediciones, puesto que se ponía en duda sus aspiraciones y para ello utilizaron la estrategia de mesclase con las culturas africanas, aprehender sus diferentes idiomas, costumbres, lo cual conllevó acentuar su colonización a través de las formas elementales de la vida religiosaque hacían parte de las distintas culturas africanas para imponer su poder, es por ello que desde hace mucho tiempo, lo hemos estado invitando a que enarbolemos y fortalezcamosla unidad como una postura que tiene su fundamento en el reconocimiento de su proceso vivido y en el principio que los convirtió en sujetos creadores de cultura, en el que no podemos seguir reproduciendo los mismo patrones que conllevaron a la colonización de la memoria y donde la controversia que tienen que ver con el color, se ha convertido en una maraña en el que está implícito reconocer que los africanos no tuvieron ninguna consideración contra su propia gente, en el cual los llevó a convertirlos en piezas de ébanos, en el que queda demostrado que nunca les importó la vida de los seres que estuvieron bajo su dominio, puesto que no es posible que ellos mismos contribuyeron a que se consolidara tal delito, el cual debe ser reprochado por todas las culturas del mundo.

Pero por otro lado, se debe enarbolar el papel jugado por el sujeto creador de cultura y ello es muy importante para el desarrollo de la humanidad, ya que estos desarraigados fueron capaces no solamente de echar a un lado sus culturas originarias, sino que además fueron tan inteligentes que crearon unas diferentes a la africana, a las europeas e indígenas, pero además tiene un detalle que las hace ser única, ya que no se pueden desprender de ellas, porque dejan de ser cultura negra (véase el caso del Bautista, donde el rasgo más sobresaliente, es el europeo, en el que tal manifestación ha pasado a formar parte de la identidad venezolana).

En este sentido, se hace necesario reconocer que el estereotipado como negro o negra, se convirtieron en sujetos creadores de cultura, el cual debe ser atemperado a los condiciones actuales de nuestro contexto, ya que no es fácil olvidar tales hechos y menos encubrirlo con termino que no se adapta a tal realidad, en el que no se quiere reconocer que tal actitud llevó a seres humanos a ser transformado en piezas para fortalecer el modo de Producción feudal en tránsito hacia el Capitalismo, en el que se sigue alimentando los efectos tardíos del colonialismo que demuestran que esa actitud pasiva no es intrínseca en los estratos negros venezolanos, sino que fue impuesta bajo un proceso de colonización de la memoria, donde se le hizo creer que eran inferiores a los blancos europeos, lo cual no permitió que recrearan su cultura original y se les impuso la lengua de la nación civilizadora, es decir la cultura del esclavizador, impuesta a través de la fuerza y del discurso ideológico, en el que se mostraron como La Civilización del Mundo que debían internalizar y aprendercomo el modelo cultural a seguir, erigiéndose como el modelo que sirvió para dictamina que es el otro(el diferente), que por no tener su mismo modo de vida es definido como bárbaro en oposición a ellos, que como pueblo europeo son los civilizados y por otro lado, la naturaleza práctica y social del lenguaje en medio de las relaciones de dominación y de poder que se tejióen el colonialismo, trajo como consecuencia que su internalización la conllevó a convertirse en un mecanismo que hizo eficaz la misión civilizadora, ya que a través de su incorporación, los colonizados interiorizan sus valores culturales y por consiguiente su modo de vida, que en el caso de los desarraigados negros, terminó sumiéndolos en un afán por salir de su negrura, es decir dejar de ser bárbaro, salvaje y ser aceptado por y como blanco, ya que que fueron considerados como no africanos por los mismos africanos y hoy sentimos que todo este proceso de enmascaramiento a través de la incorporación del lenguaje, lo que busca es negar nuestra herencia histórica y no reconocer que esos desarraigados se convirtieron en sujetos creadores de cultura para asumir a través del lenguaje, el peso de una cultura africana que no sentimos y que creemos que queda al descubierto como mecanismo eficaz para imponer la dominación y para la reproducción de una visión del otro y de sí mismo.



Parroquia Catia (Caracas, Venezuela): Los negros y morenos rompiendo el silencio, tomando decisión en una parroquia tan compleja.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Jayne Cortez o la poesía de los pueblos que encuentran su voz


Angye Gaona

Celebramos la poesía de Jayne Cortez, hoy 8 de marzo, a dos meses de su muerte en Nueva York, repasando algunos hechos de su vida y aludiendo a su legado poético.

La voz erguida de mujer negra que no elude las circunstancias sociales en las que se levanta, hace imposible diferenciar en Jayne Cortez su historia literaria de su vida dedicada a la actividad por la dignidad de las mujeres y de los afroamericanos. Junto a ella y en su momento, las mujeres negras norteamericanas despertaron a la creación y al canto, llamando a las cosas por su crudo nombre cotidiano. Asumieron una estética de la rabia y del rechazo a la opresión, valiéndose de los excesos en el lenguaje y de la pérdida total del pudor en el poema.

Siendo este un tiempo de guerra para Joanne
ella hizo lo que un ministerio de defensa haría
en tiempos de guerra
y cuando el chupameados-huelemierda policía dijo:
voy a hacer que prefieras haber estado muerta puta negra
ven aquí
Joanne le clavó un pica-hielo en
el pecho del perverso SWAT fornicador de su madre
sí en el cuello grasoso de ese policía racista
Joanne ejecutó la danza de los pica-hielos y una vez más
de costa a costa
de casa a casa
celebramos el día del puerco violador muerto
¿y qué otra mierda se supone que deberíamos hacer?

Hacer poesía para una mujer negra en el siglo XX fue un ejercicio de fuerza más que de contemplación. No se arranca una mordaza de siglos con delicadeza.

La activación de una voz poética como instrumento musical sucedió en los poetas de esta generación del Movimiento de las Artes Negras con su sede en Norteamérica, años 60. Ellos incorporaron el subgénero del Spoken word que apropia el componente rítmico y escénico característico del canto, haciendo prevalecer la oralidad en el poema. Jayne se acompaña de una banda de Jazz, fundada junto a su hijo, el baterista Denardo Coleman, y crea piezas de poesía inseparables de la música, poesía-jazz, con todo la apasionante sinestesia que el hecho suscita.

http://www.youtube.com/watch?v=G6bKgljhvR0

Si la pasión en la poesía de Jayne está alimentada por la discriminación racial y sexual, no dejan de encontrarse en su poesía profundas vetas de ternura. La sublevación y el erotismo se confirman inseparables. En poemas como Chocolate, las series de sentido se tejen a través de una cadencia que lleva a pensar si hubo alguna vez, acaso, algo negro y sublevado que no fuera dulce: Chococolate /dicen que por tu cuerno abierto lleno de danzantes /llega la risa. Una relación directa queda sellada entre lo universalmente erótico y lo universal revolucionario.

A diferencia de otras creadoras como Nina Simone que decidieron salir de Estados Unidos para escapar a las arbitrariedades y discriminaciones de disqueras y editoriales, Jayne implementó la alternativa de fundar medios propios. Es así como parte de sus 12 libros de poemas publicados y las 9 grabaciones de su poesía-jazz se hicieron posibles a través de Bola Press, su propia editorial.

En 1991, junto a la escritora Ama Ata Aidoo (Ghana), fundó la Organización de Mujeres Escritoras de África, para crear caminos de confluencia y conocimiento entre las africanas y las afroamericanas. No se sabe si es la organización de las mujeres tan precisa para la emancipación del ser humano en general la que se vuelve poesía-jazz, un subgénero de irresistible belleza, en Jayne Cortez o si sucede el fenómeno contrario:

http://www.youtube.com/watch?v=G6bKgljhvR0

La poeta estuvo en Colombia en 2009, participando en el Festival Internacional de Poesía de Medellín. La página del Festival reproduce sus poemas en el siguiente enlace. Allí también puede encontrarse la magnífica antología de poetas de los cinco continentes que han llegado hasta Medellín en 22 años de Festival.
http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Revista/
ultimas_ediciones/84_85/cortez.html

Siguiendo el enlace a continuación se encuentra una grabación de Jayne Cortez leyendo en Medellín: “Encuentra tu propia voz y úsala. Usa tu propia voz y encuéntrala”, dice:

http://www.youtube.com/watch?v=g8BwkXaim44

La voz de Jayne Cortez permanecerá con su preciso encanto y vigorosa composición afirmando las posiciones en el campo de batalla espiritual por la dignidad del ser humano entero. En general, las letras y la música de raíz africana difícilmente desconocen o desfallecen ante la adversidad, antes bien, se elevan como protagonistas de la contradicción activa e inspirada que funda el movimiento espiritual y material, dotando a los pueblos de motivos.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Talismán”, de José de María Romero Barea


Pedro Luis Ibáñez Lérida (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Edición bilingüe inglés / español, de Curtis Bauer.
Editorial Anantes Gestoría Cultural

“La palabra ha de llevar al lenguaje al punto cero, al punto de la indeterminación infinita, de la infinita libertad”. Durante más de cuarenta años el poeta gallego José Ángel Valente recogió en Diario anónimo los pensamientos que albergaron su existir intelectual. Apuntes, esbozos de futuros libros, inicios de poemas, comentarios críticos, citas de autores, etc, un compendio reflexivo sobre su derredor y el silencio agonizante que lo contenía. La frase que, a modo de pretil, inicia este artículo y pertenece a esta obra, enuncia de forma precisa y fehaciente a Talismán, de José de María Romero Barea.

Pensemos en el ignoto lugar del lenguaje. Allí, la sapiencia gramatical o expresiva no sirve absolutamente para nada. Allí, el oficio literario es pura hipocresía. Su vanagloria no es fuente de deseo, ni de estima, ni de querencia, ni tan siquiera de abrigo. “Porque si hubiéramos entendido una / emoción / la más mínima / no hubiéramos entendido ni mú”. Hablamos de un espacio vasto como el horizonte, sin fracturas o fallas en el paisaje que favorezca la contemplación o acomode la mirada, “La piel huidiza de la luz / le arranco las palabras” Sólo la inmensidad afilada y acerada que decapita cualquier atisbo de superchería, artificio o alamar. “Sólo este poema es real y / no lo que queda / después de haberlo escrito”. El poeta se transforma en el vacío que lo principia todo, “El placer de haber sido / nadie bajo una luz / antes no usada”

Pensemos, entonces, qué ámbito literario es el que conocemos. La soledad del creador es partisana. Me refiero a aquélla que no es autocomplaciente, ni es pose, ni es ademán, ni tan siquiera mohín, “Otras la escritura precede al nudo / Como si escribir fuera / un espejo ante el cual / es delicioso / echarse a llorar”. Sencillamente la extensión de un signo inequívoco de duda, de tibieza, de fragilidad, de levedad. “El viaje es corto / largo el Arte o quizás / es que no sé / escribir mientras / los paisajes suceden / El deseo de contarlos / de contártelos / dura ese instante”.

Pensemos, con este hermoso libro en nuestras manos, tras su lectura sosegada y reparadora, que la poesía ya no es, porque nunca dejó de serlo. Su existencia misma es indefinida, “Una vez llegado a este punto / no sé que más decir”. Una tea encendida que a medida que avanza hacia la luz deja atrás las tinieblas, “No quisiera dejar / pasar siquiera un verso / más alimentado de esperanzas / Lo que pasa aquí es que no pasa nada”. La poesía es un hecho individual que se consagra a la ofrenda colectiva: los rastros poéticos no se entrecruzan, no convergen, no son correspondencia, son caminos por hacer, “A veces las palabras adecuadas / no son las que uno / quería decir / Las más / lo de menos son las palabras”

El autor de Talismán es un apartida, “La palabra precede / al silencio que es estar vivo”. Niega la oportunidad del outsider y prefiere la abstinencia estoica como fruto perecedero, “Porque el trabajo nunca / se acaba el plazo se amplía y con cada / moratoria el desasosiego / es aún mayor”. Es oriundo del valle de la Subbética, Aguilar de la Frontera, Córdoba, y, quizás, por ello su vista arracima las nubes sabedor que su viaje definitivo es la lluvia, que empapará otros destinos más allá del suyo. Quizás ahí se halle la incólume fortaleza de su lirismo, “Salvar la vida / haberla ganado para ese / fin desconocido / que nos sonríe”. La vida por encima de todo, incluso de la poesía. No hay compraventa. El sentir y el decir en la plena conciencia de su perecedero y mustio fin: que el sino de otros labios lo rescaten del olvido, no por presunción, simplemente por contravenir lo establecido como principio y fin.”En cualquier caso / este poema me hace pensar en otros / que tampoco he escrito / Aún / así me dispongo a vivir (...) / Como si fuera el único / mientras todos los demás (los poemas / que no he escrito) / palidecen”

El autor de Talismán no se resigna a la prudencia. Es funambulista y emprende el medido paso para ahuyentar el alcance y someterse al vacío. La libertad no tiene límites insostenibles. El poeta no transige, se decanta por el cedazo más tupido para que la esencia permanezca intacta. La no adjetivación es una riqueza que consume al texto y lo inflama de un renacimiento deslumbrante. La carencia de puntuación le dota de ese infinito asunto del que trata, que no es otro que de sí mismo, o sea de mí mismo o sea de ustedes mismos. La angustia reclama, en este texto de vocación estoica, la porción de su triunfo. Los poemas se hacen espacios de resistencia. El enfrentamiento con el desencanto desde la propia herida que lo provoca.

José de María Romero Barea, en su doble faceta de autor y traductor, transfigura su obra en la doble escritura de Curtis Bauer, traductor de Talismán. Son dos cauces de una misma agua que fluye hacia el lector con la fuerza desmedida e inusitada que sólo cabe en la interpretación de los signos. Ese pormenor que es un por mayor en sus respectivas y simultáneas formas de crear y recrear. Qué es la traducción sino un mapa mudo sobre el que se identifican los topónimos que el lector debe conocer en la ruta que emprende con su lectura. La reescritura fiel y el sentido metódico, sin desatender el grácil espejismo en que se convierten las palabras para ulular su significado, son las premisas en las que basan su trabajo de conversión. A modo de zahorís, Curtis y José de María, sondan la piel de las palabras hasta encontrar el ansiado y fecundo término. Pero no satisfechos con ello, no desatienden al eco que subyace en toda palabra. Esperan de forma paciente que la reverberación se aposente y tome su justo reposo.

José de María Romero Barea, cierra con Talismán una secuencia vital que inició con la plaquette (mil novecientos setenta y) Dos, Ediciones En Huida, 2011 y Resurrecciones, Edición Asociación Cultura y progreso, 2011. En este periplo viajero la consumación de su huella poética es un hecho innegable. Ha ido adquiriendo cuerpo y volumen en estos últimos años en los que su callada voz e invisible presencia, ha esperado el momento propicio para significar su palabra. Y éste no ha sido otro que el de la madurez poética que ha ido atesorando desde el silencio. En un proceso de decantación que le colma con una laboriosa cualidad estilística. Poeta sin prisas que atiende exclusivamente a ese don inherente de quienes acusan y sufren la banalidad contemporánea. Él prefiere asirse a la vida tal como viene, pero sin estridencias, asumiendo el reto de vivir como un canto herido, el transido tránsito que le ha llevado hasta aquí. De ahí que la textura de su poesía se impregne de un inequívoco pensamiento de pérdida, no como nostálgico principio de la memoria, más bien como existencia única ya hecha ceniza.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Zuckerman encadenado”, de Philip Roth


Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Philip Roth
Zuckerman encadenado
Traducción de Ramón Buenaventura
Galaxia Gutenberg

El retorno de Nathan Zuckerman, alter ego del maestro, se edita con la otra trilogía de Philip Roth Zuckerman encadenado. En este caso se trata de sus tres primeras novelas con Zuckerman de protagonista: La visita al maestro, escrita en 1979, Zuckerman desencadenado, de 1981, y La lección de anatomía, de 1983. Completa el volumen, a modo de epílogo, La orgía de Praga una de las historias más exquisitas de su autor. Es una narración dedicada por Roth a su amigo Milan Kundera. El joven Zuckerman visita a su mentor y se enamora de una mujer que cree identificar con Anna Frank, a la vez que reflexiona sobre temas centrales en la obra de Roth como la identidad, la responsabilidad del escritor y la condición de judío en Estados Unidos. En Zuckerman desencadenado lo encontramos víctima de la fama que le ha proporcionado su novela Carnovskyen una divertida parodia del éxito que fue llevada al cine por Robert Redford.

En La lección de anatomía, Zuckerman es ya un hombre de mediana edad postrado por una rara enfermedad que nadie sabe diagnosticar y sin poder escribir, lo que le deja tiempo para echar una mirada atrás y revivir entre la ansiedad y la nostalgia sus fracasos matrimoniales o las difíciles relaciones con quienes le rodean En La orgía de Praga Zuckerman viaja a la Praga ocupada por los soviéticos en busca del manuscrito inédito de un escritor judío. Los seres humanos tenemos tendencia a intentar cambiar ese enigma entre extraño y misterioso que se conoce por destino. Para ello disponemos de un ejercicio mental conocido como ansiedad y ensueño, que nos impulsa desde muy diversos observatorios buscando evasión donde nos tiene situados la realidad y las propias circunstancias en las que vivimos. Entonces llevamos la vida a riesgos imprevisibles para conformar o contentar nuestra propia existencia.

Toda su obra es autobiográfica, en la que se repite las más diversas historias, realidades y leyendas, obsesión andenes por los que desfilan sus personajes. La experiencia literaria muy personal con la que mostrar algo así como doble ficción en la que se suma vida y literatura. Y así el lector puede cognocer mejor la personalidad íntima paralela a la cotidiana. Creo que es la conclusión, que se debe sacar de su lectura. Sombra doble de sí mismo, en un severo ataque a la propia capacidad de escritor crítico como propio biógrafo, contraste dentro de una “narración extraordinaria e implacablemente coherente” con la propia realidad de tan inmenso autor. Gran retrato entre lo real e imaginario de una vida entregada con apasionado compromiso social e intelectual y la pugna creativa y escrupulosa de lucha interminable por alcanzar ese nivel de dignidad y calidad que él mismo se ha impuesto como creador literario.

Pero en sus bien expresados mundos, surge de improviso algo inesperado. Una angina de pecho amenaza la vida del dentista según nos narra el hermano. Su corazón debe de palpitar pasivamente, por lo que se ve obligado a una medicación que le permite seguir viviendo a cambio de la merma potencial de su sexualidad. En pocas palabras, ha dejado de ser un hombre viril de tal forma que las relaciones sexuales con sus interesantes amantes se hacen imposibles. Es entonces cuando las diferencias de ser judío en Norteamérica se enfrentan con la de judío de Palestina. La comodidad económica y la especulación intelectual frente a quienes arriesgan en una guerra tiránica de un territorio, la vida y el poder usurpador en la “Tierra prometida”.

Dos culturas y formas de interpretar la existencia partiendo del árbol viejo de un pueblo entre la creencia fanática en muchos términos y el escepticismo, incluso cínico, de quien se siente judío pero al margen de toda creencia religiosa y todo amago de imperialismo. Una dicotomía entre creyente y no creyente, desencanto y encanto, ambos razonamientos con el estigma de la tragedia del pasado europeo doloroso fruto de la Segunda Guerra Mundial, los campos de exterminios, la diáspora. Una vez más el pueblo errante que busca su razón de ser desde su propio fatalismo con ese humor tan suyo capaz de burlarse de sí mismo, dejando ver que tras él se puede ocultar la angustia de un pueblo que se considera poseedor de un bagaje cultural superior. Todos los judíos pueden odiarse los unos a los otros, pero siempre cerrarán filas a la hora de una defensa en honor de su propia historia. En el fondo subyace la cultura bíblica tanto para creyentes como para incrédulos.”El desencanto también es una forma de preocuparse por el país”.

Conseguir buena y embriagadora literatura con un tema aparentemente trivial y cotidiano, sólo lo puede elevarla a primera categoría literaria un maestro como Roth. Precisamente por esto en novela es fácil encontrar la huella de su personalidad, envuelta de finísimo humor, que no puede faltar como principio insobornable el insaciable espíritu crítico de Roth uniendo ficción y realidad. El desafío que se desarrolla no es sólo los achaques propios de los años, ni la fantasía erótica del viejo escritor. Es la vivencia de un maestro de la narrativa cuya capacidad creadora se acrecienta con la madurez de espalda a la influencia negativa de los años. Que en este caso suma beneficio y experiencia de un clásico vivo.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Doble rebeldía de la homosexualidad contra natura y contra la sociedad


Marcos Winocur (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Contra Natura se levanta el gay porque vino empaquetado junto a los demás seres vivos. Y el gay no lo acepta, rechaza que la unión de un hombre y una mujer formen la pareja que asegura la continuidad de la especie humana y, como premio, cada uno, si hace las cosas bien, tiene derecho a una cuota de placer. La pareja homosexual, en cambio, es estéril, lo cual ofende a la señora Natura. No tendrán hijos, en ustedes se detiene la evolución, dice. Y ordena a la sociedad: mantén al gay en el clóset, condenándolo incluso judicialmente como ocurrió con el célebre escritor Oscar Wilde que fue a parar a la cárcel. Así, el homosexual se ve obligado a una doble rebeldía si quiere ser dueño de una identidad: contra Natura y contra la sociedad.

Y el gay en nombre de la libertad acabó por ganarse un lugar en la política, pesando sus votos en las elecciones. Clinton fue ungido Presidente de EU con un programa que contemplaba una nueva relación entre el gay y el ejército. Es un ejemplo elocuente. Por lo demás, esto tiene lugar en un mundo convulsionado en medio de revoluciones, guerras civiles, golpes de estado, hambrunas, genocidios, armas de destrucción masiva, y no prosigo la lista, donde una revolución científico-técnica como nunca antes vista ha sido puesta al servicio del más fuerte. El tema no podía estar ausente de las discusiones y entonces se habla de preferencias sexuales, de si se nace o se hace homosexual, el gay reclamando su derecho a disponer libremente del cuerpo y salir del closet, es una rebeldía más… con peso electoral.

La homosexualidad deja el clóset y emprende vuelo. Un último episodio lo acaba de protagonizar Mauricio Clark, astro de la tele americana, “confesándose” ante las cámaras: soy gay y adicto a las drogas. Dicho así, colocadas ambas cosas en el mismo plano, se prestan a la confusión. La homosexualidad responde a más de un factor: a una elección, afirma la opinión predominante, a una herencia biológica sostienen otros, a la influencia del medio, a una rebeldía contra la sociedad, contra la naturaleza, contra los padres, lo que se quiera menos llevar el signo destructivo que caracteriza a la droga y cuyo consumo acorta los años de vida, y en esto incluyo al alcohol y al tabaco. La droga es una enfermedad adictiva, una vez que le das lugar no te suelta. Naturalmente, hay curas y organismos médicos dedicados a la enfermedad, en EU catorce estados y Washington, la mariguana ha sido despenalizada, con distintos grados de permisibilidad. Pero igual emprendes una batalla que te hará arrepentirte una y mil veces haber caído en la droga, así sea “para una probadita, nada más”. Insisto, no se trata de generalizar, un abismo separa a la droga con aplicación medicinal de los asesinatos en serie, uno de los más aberrantes se ha consumado en una escuela primaria de Estados Unidos dejando el saldo de veinte escolares asesinados más el criminal que se suicida.

Una hipótesis cabe. El asesino en serie guarda desde tiempo atrás la intensión de suicidarse pero no logra consumarlo, retrocede antes de apretar el gatillo. Debe crearse una situación que no admita volverse atrás, donde nada es peor a sobrevivir recibiendo la repulsa del mundo entero, que lo escupe. Entre esta situación y el suicidio no cabe otra alternativa. Por fin se arma de valor y ya sin dudas y sin miedos llama a la muerte sobre sí.

Ésta es una historia muy triste y lo que aquí digo es sólo una parcial aproximación.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: El legendario Trío Los Panchos

El Trío Los Panchos surge en Nueva York en Junio de 1944. Nace como parte del fenómeno de la emigración e integración Latina en un medio que le resultaba extraño y hostil. Los mexicanos Alfredo Gil y Chucho Navarro se encuentran con el portorriqueño Hernando Avilés en Nueva York y deciden formar un trío de voces y guitarras.

La historia de cómo nace el Trío Los Panchos se las relato de la misma forma y manera que la recibí del dilecto Juan Reséndiz Picasso, compueblano de Alfredo Gil.



"Más o menos por junio de 1944 se deshizo el conjunto de Felipe Gil, quedando al garete Alfredo Gil y Chucho Navarro, ninguno de los cuales era primera voz. Por lo que al faltar esa primera voz, de hecho los dos restantes quedaban al desamparo artístico."

"Fue una noche de ese mismo mes, a unos cuántos días de salir Felipe Gil, que fui a una fiesta que ofrecían unos amigos puertorriqueños, entre los cuales estaban Machito y su Conjunto. Bobby Capo, Servando Díaz y su Trío. Mirta Silva. Entre otros que recuerdo, no sé si para festejar la boda de los mejicanos Eva Garza con Felipe Gil, o por cualquier otro motivo, porque a los artistas latinoamericanos jamás les faltaron móviles para festejar. También asistieron a la fiesta Alfredo Gil y Chucho Navarro. Por sorpresa de la vida otro de los invitados, desconocido hasta entonces por Alfredo Gil y Chucho Navarro, era Hernando Avilés. Para esa fecha Hernando cantaba como solista con orquestas latinas, entre éstas, la de Juanito Zanabria y la del maestro Bobby Quinton. Siendo la fiesta de tono bohemia grande, todos los presentes participaban conforme a sus talentos y posibilidades. Hernando Avilés cantó "Sin Bandera”, de don Pedro Flores. Al escucharlo, Alfredo Gil y Chucho Navarro al instante comprendieron que no tenían que buscar más la primera voz que necesitaban para formar su Trío. Con un breve y ligero ensayo esa misma noche, cantaron juntos por primera vez. Surgió entonces el Trío, aunque aun sin seleccionar el nombre que pasearían por los mejores escenarios latinos."

Hernando Avilés, en un programa que le dedicaran en el desaparecido “Show Goya”, hace muchos años, ofreció otra versión de la formación del Trío Los Panchos.

Según Hernando, allá para mayo de 1944, él había llegado de un viaje que como solista había hecho a Nueva Orleans. Conoció a Alfredo Gil y Chucho Navarro en los estudios de la "Columbia Broadcasting System”, donde se presentaba El Charro Gil y sus Caporales, que recién habían llegado de una gira. Venían disgustados y ocurrió la separación del grupo. Alfredo y Chucho le encontraron mientras caminaban por la Calle 51 y Séptima Avenida y le invitaron a formar un trío juntos. Comenzaron a ensayar y así surgió el Trío Los Panchos.

Existe otra versión en cuanto a la formación del grupo que gira igualmente en torno al Charro Gil y sus Caporales.

Dice esta otra fuente "La agrupación Los Panchos surgió al panorama artístico en el I 944, cuando el requintista mejicano Alfredo el ‘Güero’ Gil y su compatriota José de Jesús 'Chucho’ Navarro (segunda voz) viajaran a Nueva York en busca de una primera voz para formar su trío. Ambos provenían del grupo Los Caporales, dirigido por Simón (otros le llamaban Felipe), 'el Charro Gil’ (hermano del Güero), quien acababa de perecer trágicamente. Tras su muerte, el conjunto se disolvió."

Según algunos conocedores de esa época. Simón se quedó dormido mientras fumaba, cogiendo fuego el mosquitero y luego la habitación, muriendo él quemado.

Al comenzar la búsqueda de una primera voz para integrar el grupo de Alfredo Gil y Chucho Navarro, la primera persona en quien pensaron fue en una dama a quien conocían por ser la esposa del conocido compositor Chucho Monge. Poseía una bonita voz y un estilo que parecía ser el complemento de Chucho y Alfredo. Esta primera idea no progresó y es entonces cuando aparece Hemando Avilés. Se integran y forman el Trío que adoptaría el nombre de Los Panchos’.

1944-1951

El Trío Los Panchos, formado por Alfredo Gil, Chucho Navarro y Hernando Avilés, emprende una larga y exitosa gira por Latinoamérica dándose a conocer como "la trilogía más perfecta de América".

Inicialmente, el Trío Los Panchos se dedicó a cantar música típica mejicana. Huapangos, corridos, rancheras. El disco "Mexicantos" grabado en 1945 tenía las siguiente canciones:

Guadalajara
Hasta Mañana
El Guayabo
Cielito Lindo Huasteco
La Cucaracha
La Malagueña Salerosa
Lilongo
Si, Si, Si, No, No, No

1951-52

En el 1951 Hernando Avilés se separa del grupo. Los Panchos se encuentran con el boliviano Raúl Shaw, quien estaba deseoso de que Los Panchos grabaran algunas de sus composiciones. Estuvo con el Trío solamente nueve meses.

1952-56

En 1952, por recomendación del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, Alfredo Gil y Chucho Navarro reciben a Julito Rodríguez Reyes como la próxima primera vos del Trío Los Panchos.

1956-58

En el 1956, luego de Julito Rodríguez Reyes separarse del Trío, Hernando Avilés vuelve a formar parte del Trío Los Panchos.

1958-68

En 1958 Johnny Albino, quien había tenido éxitos con su famoso Trío San Juan, se integra al Trío Los Panchos. Su estadía con el Trío duraría 10 años.

1968-72

En 1968 Enrique Cáceres, mejicano, se integra como la nueva primera voz del Trío.

1972-76

En 1972, otro mejicano, Ovidio Hernández, pasa a ser primera voz del Trío Los Panchos.

1976-81

En 1976, después de la desafortunada muerte de Ovidio Hernández, Rafael Basurto Lara, mejicano se convirtió en la próxima, y última, primera voz del Trío Los Panchos. En 1981 Alfredo Gil se retira terminando así la vida del Trío Los Panchos.

Sus éxitos son innumerables. Buena parte del siglo XX estuvo marcada por su estilo, y muchas de sus canciones son de las más cantadas y vendidas, aún hoy, años después de su desaparición. Decir Trío Los Panchos es asociar música melódica, bolero, guitarra. Presentar una breve muestra de su obra musical es difícil, imposible. Pero como se trata sólo de dar a conocer algún ejemplo, no hay más alternativa que dejar unas pocas canciones, quizá las más emblemáticas:

Bésame mucho


Quizás, quizás, quizás


Solamente una vez


Fuente: http://www.musica.com/letras.asp?biografia=8994


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una araña

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Su cuerpo es un puntito
sus piernas y sus brazos
solo son hilitos.

Son también hilitos
los que hace
dando vueltas y vueltas
para comer moscas
y mosquitos.

Queda quieta
en un rincón de la pared
esperando el tiempo pasar
y las moscas y mosquitos llegar.

La única araña mala
es la araña pollito
que mata solamente
con un mordisquito.




Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una de chivos y pastores


Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Sergio vino a podar los tilos y los plátanos. En realidad es un exceso. Vino a cortar algunas ramas que hacían peligroso el túnel verde que da sobre la casa, se inicia en una calle y concluye en otra.

Los tilos aromaban implacables, era su resistencia a la mutilación, expresada de la mejor manera posible y, tal vez, de cómo se sentían capaces de rechazarla.

Cabe precisar que ellos son cuatro y parecen alertas, sobre todo a la altura del pasillo de piedra que cubren casi amorosamente.

La gente cuando pasa, sobre todo si hay viento y lluvia, se siente bañada por lágrimas que impregnan y murmullos que extienden, en su oídos desprevenidos, mensajes crípticos pero desde ya, posibles.

Sergio mostró, desde su llegada, a bordo de la bici de cuadro robusto, facilidad simiesca para ir y venir por las ramas, que ya no se encuentra con frecuencia digamos, respecto de algunos años atrás, cuando los chicos jugaban juegos de chicos.

Llegó portando un serrucho zapallero, al parecer afilado y con el respeto cauto de aquellos que cuidan sus pasos y también sus comentarios, para no tocar canteros prohibidos, fue un encanto de discreción.

Los chicos humildes, que gambetearon tentaciones de la calle y siguieron la huella del trabajo, en algunos casos suelen ser sutiles, inteligentes, de rápida adaptabilidad y tan maleables que, casi parecen inasibles. Aquel poco ducho en su trato, puede caer en el simplismo de los boludos, que subestiman sapiencias nacidas del oficio de vivir.

Miró de reojo, sospechando que no me daba cuenta. Hizo las suyas. Me tomó las medidas y algo lo decidió a progresar en la confianza. No es sencillo. Pero como tengo cierto entrenamiento y la soberbia facilidad de ser torpe, dos atributos infalibles para que ellos te perdonen por incapaz, me gané su condescendencia. La superioridad siempre acciona mecanismos impensados en la gente.

Yo, armado con dos bolsas negras de consorcio, grandes y caras para mi magro presupuesto, la escalera de metal plegable, capaz de dar pie no sólo al comentario y él, con su serruchito zapallero, salimos a la calle dispuestos a cortar por lo sano. Una metáfora de domingo al mediodía previa a una infracción posible.

Las “lanchas blancas” que van y vienen de su casa, gambetean prolijas, la caravana apiñada de autos estacionados por los propios guardianes. Algunos más irrespetuosos que otros, ocupan las veredas de los vecinos, seguramente por miedo a que se los roben. Los responsables de la seguridad temen.

Los patrulleros van y vienen llevando, portando y depositando, en cada unidad particular, bolsas, paquetes, ruidos sospechables con sonido a fiestas y entonces las rondas resultan divertidas para los habitantes de “la Rivera”, que aceptan vivir en la manzana más concurrida. Casi la manzana de las luces, pero por tanta licuadora titilando azul, una rapsodia en blue.

Sergio miraba desde arriba de los árboles, tanto movimiento que entra y sale, en este turbulento diciembre, lleno de de celebraciones la mayoría prescindibles, pero eso es cuestión de opinión.

Sostener la escalera para que subiera, rápido y preciso, me ganó un gamo de confianza, sobe todo cuando el gramo está muy caro, tanto como el de la blanca.

Es habitante de los suburbios de Villa Niza, casi cerca de los Tribunales, pero esa zona, en Lomas de Zamora, se la disputan, encarnizadamente, los dos barrios bravos, para ser simples digamos que la pulseada la sostienen con Chaco chico. Se ha puesto tan duro el territorio que pronto, los vecinos se van a pagar el peaje, pero para irse de sus casas, el barrio y la ciudad.

Ah, pero hay una tranquilidad eh, se trata del que está en las inmediaciones de de Tribunales, donde Larroque y el Camino Negro, se dan cita con la justicia. Lógico, jamás se encuentran.

Pero, claro está, ella es ciega y no hay bifocómetro capaz de devolverle algo, por lo menos para ver lo ridículo que, en sus inmediaciones la ley es de la calle, una estampa virtual más, de un país habitado por absurdos, capaces de permitir dejar morir de hambre a sus chicos y alimentar el planeta.

País donde se discuten las ventajas comparativas de los cereales transgénicos y sus bondades. Mientras la desnutrición gana por knock out, tan fulminante como el resultado de un derechazo de De la Hoya.

Eso sí, todos opinamos, saltamos cuando aparece la cámara de TV, piqueteamos en lugar de sembrar, caceroleamos hasta que nos devuelven algo que, rápidamente ocultamos, con la satisfacción del desprecio cumplido, porque ahora todos volvemos a ser gente como uno. En fin, Sergio vive en un barrio donde lo único seguro es la inseguridad. Por eso la caravana del “gusano blanco y luminoso”, lo tenía deslumbrado.

Absorto no reparó, yo sí, pero por instinto, que la sombra que se nos venía rauda, por la vereda de Payró, era el Alfa gris tripulado por Yon. Se le había dado por llegar sin avisar. Los abusos no reconocen sponsors. Sus ojos celestes, limpios y restallantes, inventariaron la situación y a Sergio.

-Vos siempre haciendo “cagadas”-, fue su amable forma de saludarme, haciendo caso omiso del chico que estaba calculando el tiempo para llegar a terminar con los cuatro plátanos robustos, cuyas ramas eran como ventanas, tapiando la luz del farol caramelo esfumado que, desde un ángulo de la casa, echaba luz sobre las sombras tibias para las parejas dispuestas a utilizar el paredón, como colchón vertical algo más duro, por supuesto.

-Es que algunas ramas estaban demasiado bajas y tocaban a la gente-, respondí, recordando la caricia helada de una rama, cierta noche en que la luz suspendida sobre la puerta de Rivera, estaba en huelga.

- Pero hermano, no es tiempo de podar, estamos en diciembre y para peor te van a multar. No te olvides que recién asumieron en el municipio y cualquier excusa viene bien para parecer -, Lo escuché. El no. Pero yo estaba como “Inodoro, mal pero acostumbrau”. Sin olvidar que un inodoro a mano, en tiempos de emergencia, vale más que una yunta de bueyes.

-Es cuestión de minutos, nada más-., relativicé. El vasco tenía un brillito sospechoso en la mirada. Abrió el baúl del Alfa gris, dispuesto a descargar.

- Sin autorización ni aduana-, dijo por la carga que portaba. Como ambos tenemos horarios erráticos, cualquier momento nos viene bien, por eso desenfundé el hambre y la sed, apropiadas para aquello que, seguramente, llegaba dispuesto a alegrar los husos horarios, sin discutirlos.

-Ganó “boquita”, me imagino que estarás enterado. Somos campeones del mundo -, afirmó suelto de cuerpo. Mi palidez no se notó porque soy, en el mejor sentido, negro.

Me había levantado casi pisando un callo al mediodía y venía recuperando compostura. Mientras Sergio operaba, sin quirófano, ni otro instrumental que el serruchito zapallero los árboles estoicos.

 El pibe –veinte con suerte- se rió a carcajadas. El vasco es así gana por una simpatía exótica. Lo cierto es que él, sin dejar de trabajar, viajar por las ramas con la agilidad de un Titicaca, se fue enamorando de la charla extraña que Yon deslizaba, mientras potaba olorosos paquetes rumbo al patio sevillano, junto a unas cajas de bebidas más que apetecibles.

¿Quién pagaba todo esto?, seguirá siendo el secreto mejor guardado, desde la existencia de “las 7 hermanas”, después de las guerras del petróleo.

Luego de contarle quien y que hacía Sergio, Yon pareció dejarlo atrás y se puso a liar un cigarrillo. Costumbre que no trajo de Bilbao, precisamente, sino de algunos encierros no siempre voluntarios.

La lancha azul celeste Chrysler, neón por el rotativo titilar de la luz, pareció un conflicto militar a punto de desatarse. Dos potencias se saludan, pensé.

El vasco se puso rígido y a Sergio se le escurrió el serruchito, como a mi la manteca sobre el tostador, cada vez que decido quitarle el frío del freezer. Sergio me miró cuando recogí, con perdón de la palabra y de la mujer dorada, que andaba por otras dunas cercanas, la herramienta.

-Al que maneja lo conozco-, dijo lacónico.

-Ah ¿sí? Y ¿de donde? -, sin volverse preguntó Yon.

-Del último River-Boca que vi. Soy de River, disculpándose, aclaró.

-Pero el pibe Tevez es un jugadorazo, blanqueó prontuario con el vasco a quien parecía dirigirse.

-Está bien. ¿Pero qué hizo el guía?-, explicitó Yon con su particular amistad y reverencia par con el idioma castellano.

-A este y unos cuantos más, los llaman “los huevos”, no se separan nunca y en ese partido, cancha de Boca, nos abrieron la puerta antes de hora y las barras “bravas” se cruzaron a diez cuadras. Hubo batalla, piedras y hasta tiros, no cumplieron con la hora de diferencia.

En la puerta, antes de entrar, nos apretaban con eso de que River perdía ya uno a cero y para que mierda íbamos a entrar si estaba escrito. Más, ese, que me vio cara de tranquilo, en esos forcejeos de “documentos por favor”, me dejó una tarjeta en el bolsillo de la campera.

“Mirala afuera”, me dijo y siguió con la promo. Tienen que ver otra cosa, para qué pierden el tiempo. Además es peligroso, discurseó. Y era cierto por lo que pasó después. Juré que no iba más a la cancha y se dije a mis viejos y mis hermanos. Ahora voy a ver Turismo de carretera, pero cuando vienen al autódromo eh, es otra cosa –

El largo discurso de Sergio no hizo más que incentivar la curiosidad de Yon que sólo se advierte, si se lo conoce, por la manera de entrecerrar los ojos, cuando la línea celeste parece un fragmento de cielo cristalizado

-¿Y de donde te salió el amor por el TC y desde cuando te hiciste tuerca?-, ironizó olfateando la noticia.

-Desde la tarjeta- sinceró Sergio que ya a esta altura de la charla estaba quebrando hojas para rellenar la segunda bolsa negra de consorcio y no dejar huellas que aviven giles.

-¿Y que decía la tarjeta?-, la suavidad en el tono de Yon, casi sedosa, era vital prueba de que el asunto lo tenía comprado.

-Al lado de la tribuna de los chivos, donde está la casita-, apuntó Sergio, con la inocente convicción de que todo el mundo sabe lo que nadie sabe.

-¡Y allí que pasa?-, retrucó el vasco.

-Pasa que “ellos” te dejan pasar, están arreglados con alguna gente de adentro que hacen la vista gorda y “ellos” te dejan pasar, tenés que saltar el muro y después pasar la casita, para entrar. Lo menos que te piden son cinco pesos.

¿Te imaginás lo que juntan desde las seis de la mañana?, porque “ellos” son los que hacen la seguridad. Eso sí, allí no hay ningún problema, aunque están apareciendo algunas barritas duras – completó Sergio.

-Así que estos tipos “los buenos muchachos federales”, tienen una agencia propia de acomodación en el autódromo cuando se corre TC y se llevan un “tocaso”. ¿Seguro que vos e sentís seguro, no?-, en realidad no le preguntó nada, se lo estaba preguntando, la incredulidad es patrimonio de los inocentes y el vasco, de alguna manera, se resistía al escepticismo. Me miró.

-Vos si que tenés historias gratis y sin moverte. Después las contás y te cagan, pero no escarmentás, ¿todavía no te convenciste que en una carrera de boludos salís último?-, me dijo, áspero, como si yo hubiera dado señales de vida. Me encogí de hombros. Juntamos con Sergio el resto de las hojas verdes, que plastificaban las baldosas con ambición de ser clorofila.

-Vamos adentro a comer algo y yo voy a pensar, antes que el cerebro se me llene de telas de arañas., dijo para agregar. – Pibe, vos también, eh-.

-Gracias señor- Yon le pagó, no se cuanto, porque él no lo sabía, pero el gesto le resultó convincente a Sergio. El tono de humildad, bien aprendida, me era familiar.

Tardamos un rato en poner orden al desorden La mesa en el patio sevillano, relucía. Unas costillitas de ternera, jugosas, como nos gusta al vasco y a mi, eran más que tentación. La copa roja de cabernet sauvignon Alfieri, lista para brindar, no incomodó la excusa de Sergio.

-¿Señor no tendrá un poco de agua para mi?- Estos pibes son un asco, pensé. El vasco le sirvió. Lo vi comer con hambre flamante, quizás algo retroactiva. Me consolé. Soldado que come sirva para otra batalla. Cerré los ojos buscando despegarme de la realidad y ella, mirada brillante color caramelo y almíbar neutro, del sur de su ombligo, reparé que me estaban llamando.

-¿Qué esperaba ahí?-, entonces recordé. “Andrés que hacemos con esta gente? pero Calamaro ya no puede contestar.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

No te dejes tentar

Xuxo, el indiano

Ulises, el héroe de la Ilíada, estuvo tentado, por los cantos de las Sirenas, en el Mediterráneo; el hombre se protegió contra ellos, para evitar la fatalidad. Para evitar su seducción, el gran marino hizo tapar de cera los oídos de los remeros y, él mismo, se hizo atar del mástil del navío:

Éste es un canto de Sirenas contemporáneo que te invita al juego y el placer para reforzar el deseo de jugar y, finalmente, desplumarte o convertirte en un ludópata, con todo su sufrimiento o el de sus familias.



Y, ahora, sin ningún escrúpulo, grandes terrenos se venden en España, para construir a Eurovegas, con toda su alcahutería, mientras se recorta en salud y educación, sin misericordia. Pero… no te dejes tentar por estas “maravillas”: http://www.youtube.com/watch?v=x21kClCjkW0


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista con Jorge Majfud: Harlem Shake y el espíritu de nuestro tiempo

Paul Fremont

EF: Unos años atrás, en un artículo (1) sobre el breakdance, usted señalaba que la soledad era la característica esencial de ese baile.

JM: Sí, algo que se puede contrastar con el tango y con muchos otros tipos de bailes que no necesariamente tienen contacto interpersonal…

EF: Mi pregunta es sobre los nuevos fenómenos de Gangnam Style y Harlem Shake. Este último ha surgido hace unos pocos meses y ya tiene millones de visitas en YouTube y miles de versiones. ¿Cómo explicaría usted estos nuevos fenómenos que años antes hubiesen sido inimaginables?



JM: Existe una clara conexión entre el “inocente” fenómeno del “zombi” y la cultura del consumo. El consumidor es, al menos en su condición de consumidor, un zombi que consume y es consumido. Su sangre ha dejado de ser sagrada desde un punto de vista religioso, humanístico y político, como fue considerado alguna vez en el caso del revolucionario latinoamericano, y ha pasado a ser un producto más de consumo. En el breakdance que se practica en los gimnasios y en los espacios públicos, el individuo espera su turno para ejercitar sus admirables piruetas, que más que emociones expresan habilidades gimnásticas, y luego se retira a revisar su teléfono celular mientras otro ocupa su espacio para ejercitar lo mismo con algunas variaciones por un tiempo similar. Es un claro ejercicio de autismo social. Ahora, ese autismo no se diferencia mucho del narcisovouyerismo de las redes sociales. Aunque no se le puede negar a nadie que su actividad en Facebook, por ejemplo, es para comunicarse con sus amigos, tampoco nadie puede negar una generalidad: con vasta frecuencia, los “amigos” acuden a esos espacios virtuales con una necesidad de exponer sus intimidades o sus banalidades diarias, mientras “expían” las intimidades y las banalidades ajenas. Hay varios estudios al respecto, donde se constata una tendencia a la depresión de los usuarios, sobre todo ante el aparente éxito de sus “amigos”.

EF: ¿El éxito de los amigos produce depresión?

JM: Al parecer, en una sociedad competitiva, sí. Claro que esos estudios no diferencian amigos de “amigos” (póngalo así, entre comillas). Pero el punto es otro: no son los amigos sino las nuevas sensibilidades que se expresan y son creadas en las “redes sociales” que, como cualquiera sabe, son lo más antisocial que ha creado la historia de la humanidad.

EF: Pero volvamos al fenómeno de Harlem Shake…

JM: Creo que podemos tener una muestra de toda una civilización, del espíritu de un tiempo (si asumimos que los zombis tienen espíritu) a través del análisis de un fenómeno que lo más que provocan son risas o gente golpeándose la cabeza ante un aparente absurdo. Incluso, en Estados Unidos la gente que ha hecho versiones sobre el mismo no tenía ni tiene la menor idea de qué decía la única frase que se escucha (“Con los terroristas”) porque está en español. Supongo que aquí en Francia es igual.

EF: Sí, pero no conozco a nadie que le haya dado importancia a la letra. Normalmente se piensa que es divertida y nada más.

JM: Pero sería un error pensar que un fenómeno mundial como Harlem Shake es sólo algo “divertido” o un mero producto de una casualidad inexplicable. Si se me cae azúcar fuera de esta taza, puedo atribuírselo a un mero accidente. Pero cuando el ochenta por ciento de las veces me ocurre lo mismo debo descartar semejante comodidad interpretativa.

EF: Entonces, ¿cómo explicaría usted este fenómeno?

JM: Lo haría en la misma línea que podemos trazar desde los zombis de los ochenta y cierto break dance de las últimas décadas. Si vemos de cerca el caso particular de Harlem Shake, podemos comenzar por preguntarnos en qué consisten todas las versiones. En total hay dos momentos: en el primero, una persona se mueve como si bailara. Claro, podríamos discutir sobre si esto es un baile o no, pero lo que es un hecho objetivo es que ese individuo se está moviendo solo, rodeado de un grupo de cinco o veinte personas que no lo hacen. Pero no sólo el resto de las personas no se mueven o sus movimientos no tienen nada que ver con el primer individuo, sino que cada una de esas personas está ocupada en algo que no son los otros. Muchos de ellos son jóvenes que están chequeando sus teléfonos celulares. Aquí tenemos una de las claves de esta sociedad de las “comunicaciones”: el autismo social en que vivimos. Por si fuera poco, el primer individuo casi siempre usa un casco de motocicleta, aun en espacios interiores, o alguna mascara que acentúa la idea de alienación y, sobre todo, de incomunicación. El individuo danza consigo mismo, lo cual es otro signo de narcisismo y alineación. Luego se pasa al segundo momento. El narcisismo de uno ha triunfado y el resto de alienados ha repetido el acto mecánico. No es casualidad que la explosión de popularidad de estos videos se llama “viral”, y el fenómeno que lleva de la sorpresa y el primer desagrado por el absurdo a la repetición placentera se llama “inoculación”. En el segundo momento la masa de zombis, de teléfonos celulares con personas, ha sido inoculada por la banalidad de uno de los narcisos. Como consumidor, el narciso es parte de la masa pero necesita sentirse diferente logrando sus quince minutos de fama gracias a un acto intrascendente pero mórbido. Si vemos el resultado final del segundo acto veremos el triunfo de uno de los autistas pero no la superación del autismo. Al final, todos han sido contagiados, el sueño de cada uno de los narcisovuyeristas se ha realizado en el triunfo del primero “diferente”, pero la situación es la misma que al comienzo: cada uno de los participantes, luego de un gran esfuerzo por ser original, ha elegido una variación de lo mismo y, sobre todo, ha terminado danzando consigo mismo. En algunos pocos casos dos participantes interactúan, pero es una interacción donde se realiza simbólicamente un acto sexual marcado por la repetición donde el deseo de ridículo sustituye cualquier posibilidad a la emoción amorosa, por ejemplo. Entonces, en cualquier caso vamos del autismo al autismo. En cualquier caso, es la más pura expresión de nuestro tiempo de las incomunicaciones electrónicas. Es un acto de masturbación colectiva. No muy diferente es nuestra cultura global hoy en día. Por la misma razón, y como expresión y como producto de una civilización del consumo, tanto Gangnam Style como Harlem Shake no pueden durar mucho.

EF: ¿Habría participado en alguna de estas versiones?

JM: Tal vez sí. ¿Por qué no? No soy ortodoxo ni purista. Como acto en sí, es un absurdo divertido y no agrega ni quita nada al mundo. Pero, independientemente de esto, el fenómeno es inmensamente significativo para comprender el estado actual de nuestra civilización. Yo no lo subestimaría, al menos no como signo.

Nota:
1) http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/8970465


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.