jueves, 4 de abril de 2013

Fue en abril...

Miguel Longarini

Veníamos de gritarles ¡Se Van...! a los milicos cuando nos pegaron mucho...Casi nadie dijo nada...muy pocos...Así quedaron /mos golpeados y con compañeros presos...Claro, le gritamos a los milicos: ¡Váyanse...No los queremos...Basta de muerte!

Pero “fue en abril’’, a escasas horas de que le gritáramos que se fueran… que el pueblo vivó, aplaudió, lloró… amó AL DICTADOR con su dictadura y sus socios genocidas que, borracho de derrota, salió al balcón de la Rosada a arengar a los porteños emocionados, para JUNTOS hacer LA GUERRA A LOS INGLESES CON NUESTROS PIBES CON SU CUERO CRIOLLO, MAYORITARIAMENTE DE LAS PROVINCIAS… Y así fue nomás que tomaron Puerto Argentino y a los pocos días jugábamos como siempre convertidos en Malvinólogos y patriotas…pero con los pibes de otros…



Todavía hay Malvinólogos que aparecen cada 2 de abril… con escarapela , con cámaras de TV , con micrófonos , con pluma conchabada…que ofician de “recordadores” patrios para una gran audiencia , para un público que compra de todo …hasta las hazañas de tipos que nunca tomaron frío más que un whisky o un Martini…

Perdón a todos los familiares y Ex - Combatientes argentinos, insisto con mi pedido de perdón…

Las Malvinas son Argentinas…Pero la reparación y la deuda con cada Ex – Combatiente y con sus familiares también es nuestra.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los negros (as) y su desprendimiento de la geografía ancestral africana

Antonio José Guevara y Brunilde I. Palacios Rivas (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)



Pensamos que se debe valorar el esfuerzo hecho dentro de un espacio que nos llama a la reflexión constructiva, como a la producción de hechos que conlleven a visibilizar ese proceso que implicó el negocio negrero, donde hay que vanagloriar la inteligencia de esos seres que fueron tratados por su por sus aspectos fenotípicos y capacidades físicas, considerados como inhumanos o piezas de ébanos, en donde solamente se valoró sin tenían potencialidades para el trabajo y la faena dura (donde la mayor carga la llevó la mujer negra). Pero quisiéramos enarbolar el aporte que hicieron estos desarraigados a la diversidad venezolana, donde la reflexión se ha convertido en la herramienta epistémica que permita desentrañar una reflexión en contra de la colonización de la memoria y desentrañar sus principales premisas que no dejan ver como unos seres que sufrieron en carne propia la crueldad de las culturas africanas y europeas, pudieron convertirles en creadores culturas Por ejemplo el santón que se baila en Curiepe en el estado miranda es totalmente diferente al San Benito que se baila en Bobures en el estado Zulia y sus ritos y solemnidades no son iguales, como sus cantos, músicas y formas de vestir, a pesar que ambas fiestas responden al calendario católico y no al africano), en el que se pudo echar a un lado el trato impío e inhumano recibido (tanto por los africanos, como por los europeos) y en el que no se ha comprendido la importancia que tiene la inteligencia humana para adaptarse a otros medios para crear una geografía espacial diferente (denominada como cultura negra) que se va a caracterizar por poseer rasgos que la identifican como propia de ese proceso que se vivió en los nuevos estados nación que se estaban creando y que la hacen determinarse como diferente a la africana, indígena, criolla y europea, en el que sin la participación de los negros y los indígenas no se fuera hecho visible en el proceso que implicó nuestra independencia y este país jamás hubieran alcanzado el grado de desarrollo que actualmente tiene.

Por ello, venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo que el término "afro-descendiente", es intrascendente y anti-histórico que irrumpe en contra de las fuentes que sirvieron para crear la República (1811), en un momento en que la Revolución Bolivariana está propiciando un nuevo sistema de participación centrado en la cohesión y corresponsabilidad que incluye el relanzamiento de nuevos paradigmas que vienen a favorecer una generación de alternativas que están auspiciando un sistema que implican una serie de procesos con el propósito que transfieran su efectividad dentro del contexto local y para ello se hace necesario adecuarlos dentro de una serie de principios y valores consustanciados con el proceso histórico que estamos viviendo, en donde la participación debe conllevar a la cimentación de una visión compartida que genere un pensamiento holístico en función de concebir un ciudadano que tenga una capacidad de comunicación que posea un esquema conceptual actualizado y socializado, con el propósito de que se pueda discernir en cuando al uso agudo de herramientas que confieran su formación particular, lo cual implicaría compartir una imagen de futuro que permita el desarrollo de la energía generativa de lo humano, con la finalidad de afirmar la nacionalidad venezolana y reconstruir un país más justo y ético que tome en cuenta la importancia que tienen los principios y valores para el desenvolvimiento de sus potencialidades, la imaginación productivas, la sensibilidad de percepción y la comprensión del espíritu (por ello... la lucha por su memoria no se puede separar de su nueva geografía espacial, ya que existió la necesidad de crear una nueva que viene a reafirmar el que la cultura negra no es producto de lo africano, sino del proceso que implicó el desarraigo, la esclavitud y la conformación de las nuevas repúblicas que se libraban de la imposición europeas.

No solamente nos podemos quedar en la descripción de las cosas para no ver su fondo y seguir deambulando en su apariencia..., allí nos quedamos, olvidado que la voz que viene de los ancestros nos exigen esclarecer el bam, bam, bam, quipán, bam, ban, cuando suena el mina (instrumento musical creado por los negros para celebrar la fiesta de San Juan) y porque en los países caribeños no hay cultura africana, en el que resaltan los vestigios de una cultura denominada distinta a la africana, cuando resalta en el solar, el cuerpo de la negra, haciendo resaltar sus senos conversos de mazorca ansiosa de cosechar, como su vientre virgen que hacía enloquecer a las aguas cristalina, cuando el tambor repicaba en sus sentidos, queriéndole reventar sus oídos y la imaginación se hundía en la penumbra vesperal y la bemba del negro se convertía en tizón de fuego encendido, exigiéndonos que profundicemos y que no sigamos utilizando ese lenguaje anti histórico en el que se quiere hacer ver que somos afro descendientes y que los catalogado por los africanos como negros no fueron capaces de crear una cultura distinta a la africana, cuando esto lo que hace es oscurecer nuestra dinámica histórica para no reconocer que los negros se convirtieron en sujetos creadores de cultura y por otro lado…, eran inteligentes (diferente a decir africano o afro descendiente, que son dos categoría que hay que profundizarla, puesto que el término descendiente se utiliza en el derecho de familia para heredar en primera línea). Connotación que conlleva a que no pueden ser catalogados como descendientes de africanos, puesto que su aspiración en América y en los nuevos continente descubiertos para los europeos, fue hecha en contra de su voluntad, no solamente porque los compraron los europeos, sino porque fueron cazados y vendidos por los propios africanos, en el que se necesario rescatar que hay una diferencia bien grande ante tal situación histórica que no se puede echar de un lado y ante la postura asumida por las diferentes culturas africanas de la época ante tal realidad de lesa humanidad, en el que se hizo manifiesto la ambición por asumir las culturas europeas, la transformación de seres inteligentes en piezas de ébanos cuyo objetivo persiguió la consecución de mano de obra sin ningún gasto o pago por la utilización de su fuerza de trabajo, la imposición de las culturas africanas y europeas, la creación de un sistema transnacional con vidas humanas, el fraccionamiento de África y la apropiación de todos sus recurso naturales.

 Esto representa que somos negros (donde a pesar de tener una peyoración negativa como lo malo, feo, etc., el tiempo le atribuyó una carga Histórica distinta que permite reconocer a diferentes estratos que salieron de África y que fueron considerados como no africanos, producto de los cambios que ha sufrido dicho apelativo y que ha permitido que se conviertan en sujetos creadores de cultura) a decir, soy afro descendiente, porque por un lado, se puede notar que el termino implica que ambos padres sean africanos y el hijo nace en un país distinto al de los padres, o tener uno de los dos y haber nacido en otro país diferentes. Pero el término descendencia se utiliza en el derecho para establecer el vínculo por consanguinidad para poder heredar, lo que indica que no es necesario las dos condiciones, porque si naces en África y tienes padres africanos…, eres descendientes de africanos (afro descendiente y entras en contradicción con la nacionalidad africana). Esto representa que el término jurídicamente presenta una serie de vacíos, cuando lo vas interpretar y hacerlo viable para reconocer nacionalidad, puesto que echa por el Ius soli y Ius sanguinis, lo quiere decir, que el término Afro no nos reivindica y menos a esos desarraigados que salieron de África en contra de su voluntad, en donde se buscó un artificio religioso para quitarle la africanidad y convertirlos en piezas de ébano (sin capacidad para razonar), en el cual perdían toda capacidad, la cual era trasladada a quienes los convertían en su propiedad, en donde prevalecía el derecho a usufructo de quien lo compraba, puesto que fueron considerados como cosas, sin ningún tipo de capacidad. Es por ello, que no hemos visto ningún texto (escrito por negros, africanos, afro descendientes, europeos, etc., que diga que los negros son inteligentes que reconozca que esos negras y negros se convirtieron en sujetos creadores de una cultura diferente a la africana), porque nos quedamos simplemente alimentando la banalidad en el discurso y no vamos un poco más allá, porque somos inconscientemente parte de esa maquinaria que no acepta otro tipo de criterio, porque el positivismo lo tenemos metido hasta en los tuétanos, el cual ha corroído hasta las formas como percibimos las cosas y muchas veces estamos diciendo cosas y no nos estamos dando cuenta que el discurso que estamos utilizando fortalece la colonización, es por ello que estamos en desacuerdo a que se nos llame afro descendiente, porque somos venezolanos de piel negra…, originarios de los diferentes estados nación que se crearon en América y el mundo.

Es por ello que quienes nos hemos convertido en gestores de este diálogo, no podemos dejar de pensar y obviar, el papel jugado por las culturas africanas , las cuales se dedicaron al oficio de cazar y vender a sus congéneres a los europeos por objetos que no tenían valor alguno, en el que se quedaban seducidos ante el mefítico aroma en descomposición que emergía y de otros perfumes que brotaban de tan olientes prendas que intercambiaban, en el que no importó que eran humanos y es por ello que se está tratando de imponer el apelativo de afro descendiente con el propósito de invisibilizar trescientos años de holocausto humano en el no importó vender y cazar seres humanos inteligentes y convertirlos en una mercancía que podía se adquirido por cualquier europeo en cualquiera factoría africana o anaquel, plaza pública o mercado al aire libre europeo, lo cual representó una experiencia desgarradora que no se puede disfrazar, o desvanecer tan fácilmente, en el que no se puede olvidar su sabor amargo y desolado y en el que no se hace fácil que se nos quiera imponer el término afro descendiente, sin tomar en cuenta las implicaciones de tales hechos históricos, porque reconstruir lo anterior a lo ocurrido, implica un ejercicio doloroso que marcaría el carácter definitivo y destructor de tal actividad humana.

Por ello, se hace recomendable revisar tales supuesto histórico, en el que no importaba si nuestros originarios que vinieron a conformar las nuevas Repúblicas, pensaban, sentían y además (…) que eran africanos y es por ello, que la pérdida de sus diferentes idiomas se convirtió en un gesto de irreverencia y en una respuesta que debía garantizar la necesidad de adquirir otra y esto trajo como consecuencia mucho odio, por el acto cruel e inhumano de ser tratados como Pieza de ébano, donde sólo importaba su venta y fortalecer ese mercado tras nacional que se instauró en el mundo por más de trecientos años, lo cual trajo consecuencias transcendentales, puesto que estos desarraigados se convirtieron en creadores de la Cultura Negra o en Sujetos creadores de cultura que marcaron un hito en la historia del mundo y fue uno de los fenómenos para que el mundo sintiera cambios profundos a partir del siglo XVIII, y es lo que hoy, los africanos no nos perdonan, puesto que estos seres humanos fueron capaces de superar tales inhumanos, mientras los africanos se quedaron en sus países entregándoles todos sus recursos naturales a los europeo (Hoy Unión europea) y en el que se está buscando (en unión con la Liga Árabe y algunos países africanos que se dan lujo de tener plantas atómicas, porque gran parte de su recursos están empeñados y en el que no importa el grado de pobreza crónica que sufren las diferentes culturas africanas, en donde diferentes enfermedades tropicales y la no obtención de agua tratada, la están matando y los niños son lo que más sufren sus consecuencias) partir al continente africano en dos y su hegemonía la tengan los árabes musulmanes

En este sentido, no podemos aceptar que hoy no se quiera reconocer nuestra capacidad, como nuestro aporte a la diversidad de la humanidad y que se le quiera echar a ese acto cruel, e inhumano en que se imbuyeron las diferentes culturas africanas y europeas, para hoy sin pena, con el mayor descaro, plantear que somos "Afro- descendientes" y en el que se busca fragmentar el país, cuando por el contrario, debería existir un rechazo muy marcado por parte de la sociedad venezolana, en contra de esa conducta que solamente contribuye a la preservación de intereses personales y a la imposición de una conducta que niega la naturaleza del otro.

Esto implica que La Cultura Negra se ha sabido levantar, con entereza y mucha fortaleza, a pesar que le ha costado mucho su aceptación dentro de la idiosincrasia venezolana, pero estamos cada día trabajando en función de la igualdad, en pro de nuestro reconocimiento como cultura que hizo un aporte importante a la diversidad venezolana, aunque dentro de los principios que se incorporaron en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, estamos viendo como mucho delicadeza sus implicaciones en pro del desarrollo de las diferentes culturas negras que se encuentran en el país, en el que se puede notar con mucha seriadad, que el termino afro-descendiente, no encaja dentro los supuesto jurídicos que allí se establecen para poder ser reconocida como pueblos que poseen una identidad étnica y cultural que los diferencia de los demás, y en el que quedó expresado “…un profundo cambio de perspectiva política y cultural que reoriente la conducción del Estado venezolano, por su carácter multiétnico, pluricultural y multilingüe, en el que se les reconocen ciertas especificidades y, en particular, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, sus idiomas y religiones, así como el derecho que tienen a mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores y espiritualidad.

Por ello vemos, que el estado venezolano debe asumir una postura trascendental, en el que tiene que administrar justicia en base a lo justo, a la equidad, así como el deber de reconocer en sus decisiones a las partes que se articulan y que desde hace muchas centurias, vinieron a conformar la venezolanidad, de la manera más humana, equitativa, justa, equilibrada e imparcial, en el que se debe ser garante de la aplicación suprema y preeminente de la Constitución y este es uno de los problemas jurídicos que se les va a presentar a quienes creen que es fácil que se le reconozca su africanidad, al no contar con una organización social, política y económica, además de una jurisdicción especial que le ha permitido en el tiempo mantener una cultura identificadora que contenga, usos y costumbres, idiomas y religiones, como una identidad étnica, especificidades en sus formas de comunicación que los identifique del resto de la cultura nacional, cosmovisión, valores, espiritualidad y sus lugares sagrados y de culto, así como sus autoridades legítimas…, requisito fundamental para que el estado pueda reconocer su existencia, además de su soberanía e indivisibilización.

Esto quiere decir, que a pesar que Venezuela se ha convertido en un Estado Social de Derecho y Justicia, la aplicación de la justicia debe de cumplir con estos principios. Es por ello, que el constituyente de 1.999 concibió una actividad jurisdiccional eficaz, confiable y transparente a cargo de administradores de justicia de las diferentes jurisdicciones comprometidos en proteger y garantizar a la persona los derechos sustanciales y las libertades consagradas en la Constitución Política y en la ley, con el objeto de alcanzar la convivencia social y la concordia nacional. Por eso, el reconocimiento de la jurisdicción especial, juega un papel importante para ser reconocidos como pueblos autónomos y como componente esencial del Sistema de Justicia, dando la posibilidad a las autoridades legítimas, en el que se puede notar que quienes se auto-determinan como descendientes de africanos no cuenta con una instancia de justicia originaria, y no se pueden reconocer como cultura autóctona u originaria dentro de un Estado pluricultural, a quien no cumple con una serie de especificidades para ser reconocida como cultura diferente a la nacional y es visto, que los negros a diferencia de los indígenas venezolanos…, no cumplen con este principio jurídico, debido a la forma como se dio el proceso de desarraigo e instauración de la esclavitud en Venezuela, en el que se dieron relaciones de poder distintas en comparación a Colombia, Perú, Cuba, República Dominicana, Haití, etc., y por otro lado, porque el desprendimiento de los idiomas se hizo de manera muy rápida, porque de no ser así, no se fueran convertidos en sujetos creadores de cultura, con una capacidad tan impresionante para aprender, que crearon una cultura distinta a la africana, indígena y distinta a la europea y a la criolla, en donde su núcleo central de sentido no se puede aislar de estas culturas.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Cómo se construyó la Torre Eiffel en París?


El Ave Fénix

Imágenes de cómo se hizo el símbolo de París, la Torre Eiffel.

Ver presentación completa (formato .pps).


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Decálogo de la Revolución

Pablo Mora



PRIMERO. El verdadero hombre, el verdadero pueblo, no miran de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber, de qué lado el devenir de la utopía, el sueño. Aprende a ver, a pulsar las grandes injusticias, los grandes ideales, a considerar las grandes patrañas o mentiras. Faro que traza porvenires, cada pueblo profundiza aceleradamente los conocimientos, la cultura general y la conciencia pública de puertas adentro y de cara al mundo, siendo su mayor aporte a la humanidad su propia Revolución, en defensa de los valores humanos para los seres más humildes en su justiciero afán de libertad.

SEGUNDO. Es posible soñar, el sueño forma parte de nuestra realidad, consecuencia legítima de la genuina utopía concreta, enarbolando, profundizando y perfeccionando el respeto y la comunicación con el pueblo de modo participativo, en la convicción de que la revolución social radica en la capacidad del hombre para transformarse a sí mismo, transformando su entorno. Sin cultura no hay libertad posible. La alfabetización ha de signar todo desarrollo cultural, haciendo que cultura y nación constituyan binomio indisoluble proyectado hacia la futuridad, vinculado con los sueños, con la dimensión humana de cada territorialidad, espiritualidad, en esperanza abierta hacia las conquistas e ideales.

TERCERO. La fuerza del pueblo es realmente invencible, y la fuerza del pueblo unido, por supuesto, indestructible. Los fusiles se toman y se cargan y se disparan cuando ello es necesario, cuando no queda otra salida, cuando morir o matar es la única alternativa que resta para reconquistar la dignidad. Pero la Revolución ha de hacerse para poder enterrar los fusiles de una vez y para siempre.

CUARTO. La Revolución es paz, y por eso cuesta tanto. La fuerza es el recurso definitivo que queda a los pueblos. Nunca un pueblo puede renunciar a la fuerza, pero la fuerza sólo se utiliza para luchar contra el que la ejerce en forma indiscriminada. Se puede iniciar obligadamente con el camino de la lucha armada, un camino muy triste, muy doloroso, cuando no se pueda hacer otra cosa. Pero si la aspiración del pueblo a su bienestar se puede lograr por medios pacíficos, eso es lo ideal y eso es por lo que hay que luchar.

QUINTO. Por la palabra comienza toda revolución, en la medida en que sólo se consigue evitar los equívocos e hipocresías cuando la palabra realmente dice lo que significa. La Revolución tiene como propósito que cada uno cuente con su palabra, piense con cabeza propia, enriqueciendo con sus ideas el patrimonio colectivo. Ser revolucionario es tener una postura revolucionaria en todos los órdenes, dedicar su vida a la causa de la revolución de los pueblos, a la plena redención de los pueblos oprimidos y explotados.

SEXTO. La justicia —pan del pueblo— casi siempre hambrea al hombre. Ante un pueblo con justicia, sobra el arma. Defender los derechos del pueblo pareciera subversión. Se empieza por la palabra. Al pie de ella, nace el pueblo. De nada sirven los dirigentes si no son respaldados, seguidos y empujados por esas miles de anónimas personas, mujeres y hombres, que conforman eso que llamamos “pueblo”. En aprieto, el pueblo apela a la pólvora. Despierta la conciencia, se encienden las pasiones, surge la tormenta que arrasa, renueva, restaura, limpia, purifica. Al precio de su sangre, insurge el pueblo en busca de palabra. Se rebela. Desaforado, corre tras el pan. La guerra, el último remedio, sólo medio; el fin, la paz.

SÉPTIMO. Perdida la palabra, al pueblo no le queda sino asirse a la pólvora para reencontrar el camino, que puede ser de mucha o poca sangre. Las revoluciones que empiezan por la palabra, a las veces concluyen con la pólvora de manos del pueblo, de los hombres. Tendremos que elegir entre empuñar los fusiles o las manceras de los arados. Frente a toda dificultad, confiar en las capacidades humanas para crear, sembrar y cultivar valores e ideas, apostar por la humanidad, compartir la hermosa convicción de que un mundo mejor es posible.

OCTAVO. Cada uno tiene su encuentro con la historia. Cada uno tiene su Moncada. Ante los reales dominios de la violencia, abramos camino entre los dioses y los lobos que asechan la esperanza. Cantémosle a los que luchan por un pedazo de pan. Salvémonos todos con las mismas manos y las mismas sombras. Saludemos al Sol, al Sol del Mundo que haremos. Compartamos fracasos, esperanzas, ternuras y arrecheras; soledad, naufragio y suerte. Confiemos en el pueblo y busquemos en él los nuevos marcos teóricos ajustados a las nuevas realidades. Antes o después, los pueblos siempre encuentran su camino. La revolución es una necesidad histórica, un hecho inevitable. De pueblo en pueblo, la revolución un día llegará. Podrá el día estar lejano, más signado; y ninguna reforma, ningún artificio, ninguna represión podrá evitar su adviento.

NOVENO. Luchemos por crear, paso a paso, un orden más justo, más libre, más pleno, que permita que cada cual, respetando a los otros, pueda expresar su propio credo, sus propias ideas, avanzando por cauces democráticos hasta donde sea posible. Las ideas pueden más que las armas por sofisticadas y poderosas que éstas sean. La paz consiste en el fomento de un orden nuevo mediante la acción solidaria de los hombres. La paz pasa a través de la revolución —la revolución integral—. Tiende a realizar una humanidad nueva. Es cuestión de crear la tierra nueva, asumiendo personal y comunitariamente el riesgo de la aventura humana. Sólo una tierra distinta hará menos increíble el cielo.

DÉCIMO. Definitivamente, grabar el sueño entre los árboles, desentrañar los secretos al asombro, tener mucha imaginación para ver la realidad, asumir absurdos, enigmas, laberintos y zozobras; perpetuar la gloria del mundo en un grano de maíz, mantener la espada en la trocha que corresponda abrir, compartir la luz al mismo tiempo que la noche oscura, encender lámparas en el túnel de la infamia enloquecida: empuñar las manceras del arado en el lugar apropiado, en el momento apropiado y en la circunstancia apropiada.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tres reflexiones


Isabel Fagúndez (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

El Silencio

Cuando el silencio se hace cargo de la vida, cualquier respuesta parece al fin ser la que todo lo justifica. Tal vez nada más lejos de la realidad, de las circunstancias, o de las sinrazones que también existen.

Cuando el silencio se impone, el tiempo, se hace enemigo poderoso que abre abismos, que deja cosas insalvables, que rompe y desgarra los sentimientos hoy, los recuerdos mañana.

Cuando las palabras no afloran, es necesario arrancar la duda que se apropia, intrusa, en el espacio del amor y si es preciso vaciar el cuerpo de lágrimas o arrancar los quejidos y susurros que también hablan de mil cosas.

Cuando el silencio es importante y se convierte en el derecho, en el escudo, en la barrera, es, entonces desencuentro, cobardía, egoísmo mentiroso, que nos hace vivir intentando mirar hacia otro rostro, hacia otro lugar y diciendo otras palabras. Es desencuentro total, que nos debilita y nos impide reconocernos en un amor que pregonamos existe, aunque no sepamos amar.

Nunca se puede haber sido objeto del amor desde el silencio, pues el amor es grito inagotable de sonrisas, de lágrimas, de besos, de sinrazones, de esperas, de caricias, de angustias. Es inagotable el amor en expresiones y los silencios se hacen miradas que traspasan la profundidad misma de mirarse, hasta encontrarse exactamente en lo que se quiere decir. El amor hace del silencio otra voz.

Cuando cedemos espacio al silencio, son otras las cosas que realmente deseamos ocupen el vacío, pero en cobardía actuamos para evitarnos, desde las miradas hasta el desencuentro, consecuencia lógica del desamor.

El no amor, también es otra forma de silencio, pues sobre bases de arena, se inventa un mundo para los sueños, pero éstos, son la mágica realidad del mundo de lo irreal

_________

El Orgullo

Él compañero creado desde lugares misteriosos; paisajes inhabitables para el encuentro con nosotros, con los otros. Creaciones ficticias que nos hacen y nos deshacen en palabras, actitudes, sentimientos, fetiches absurdos de quienes en eslabón de vida; contagian temores, siembran desconfianza, invaden con dudas…engañados seres, desconocen la inmensa fuerza de la humanidad.

En irreal batalla, a veces ganas la contienda, más sólo hasta que descubierto, cedes paso al fin ,a esa mirada que desnuda, permite emerger la lágrima prisionera que en-no-concepto, evidencia debilidad, dolor. Sólo hasta que las palabras, como volcán; inevitables y decididas, se hacen fuente de sentimientos que encuentran el sentido justo al ser escuchadas y libres al fin, del pensamiento mutilante expresan en voz melodías de amor.

_________
La Venganza

¿Después de lo perdido que has perdido?

El pensamiento en aras del placer por lo que otros no han de alcanzar, y ahí, justo en lo que creo el dolor de otros me imagino, haciendo planes inacabados que tal vez sólo me incluyen en circulo vicioso, que se adelanta al pensamiento insano de la tragedia de vida que no nos pertenece .Nos apropiamos del libre actuar y condenamos lo que no es nuestro para sumisos, determinar nuestra alegría en las sinrazones de otros que simplemente…no somos.

La sonrisa desde el verde inagotable, a cambio de la mueca disfrazada que hace surcos en el alma.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Misterios de las noches y los días”, de Juan Eduardo Zúñiga


Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Juan Eduardo Zúñiga
Misterios de las noches y los días
Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores

En estos cuarenta relatos cortos que componen la nueva edición de Misterios de las noches y los días de Juan Eduardo Zúñiga los personajes giran desde su enigma interior entre el amor y la muerte portando las oscuridades que reflejan la identidad de cada uno, interiores que todo ser humano lleva y alimenta. Sueños y deseos, frustraciones reflejadas en los espejos cóncavos de la imaginación adquieren vida propia  sorpresivamente en la narración, desencantos surgidos de la realidad frente al deseo. El sufrimiento humano de la mano emblemático monólogo de la soledad y la derrota.

La obra se editó por primera ve en 1992, pasarían los años hasta que de nuevo surge esta apuesta de Galaxia Gutenberg pora la recuperación tan sólido y inquietante escritor. Un acertado rescate de cortas historias de limpio estilo donde el tono lírico envuelve la escritura con suave pátina que la va impregnando las secuencias de grandeza literaria. “Unos relatos que son muy intensos pero que deben dejar un espacio, como un hueco, para que el lector pueda descubrir lo que ocultan”. Señala el propio Zúñiga. Justo razonamiento, porque la contemplación de una esfinge por un niño una y otra vez hasta sentir su voz, sus preguntas inocentes les lleva a poder hablar con ella. Porque un bisabuelo desde el lugar donde cuelga su retrato y su pasado le muestra toda la decadencia heredada. “¿Son cuentos sobre el sufrimiento humano? Son sugerencias frente al enigma de aquello a lo que no alcanza la lógica”. Incógnita de lo que significa el fracaso de ser nada envuelto en la oscuridad de la noche, cuando las reflexiones surgen como embrujadas buscando respuestas imposible.

En todos los relatos el amor y la pasión marcan la pauta de los protagonistas con una prosa envuelta de hálito poético que le proporciona suave y armoniosa música susurrante, que se esparce en las oscuridades conmocionan a los protagonistas de los relatos. Esa decadencia y esa derrota de las ensoñaciones surgida de la meditación, que lleva a contemplar el retrato del bisabuelo ejemplo a modo de caída de una clase, dioses familiares que se esfuman. El soldado de trágico sino, el martirio del perdón. El cuchillo de un carnicero, la historia de amor silenciosa. Muestran “siempre la intensidad del relato, su capacidad para sugerir en unas pocas páginas sentimientos y estados de ánimo complejos. Es como si fuera el ritmo de mi respiración”

De escritor raro, no usual, se puede calificar a Zúñiga en estos relatos que el mismo considera “como cuentos en los que el elemento fantástico es clave” "atmósferas brumosas, un clímax gótico, donde pueden desarrollarse historias enigmáticas e inquietantes" Esas historias de amor silenciosas e imaginarias del maestro que observa con estremecedor candor a la alumna preferida, que se expande por el espacio en un efímero ensueño. Una escritura depurada hasta El más exigente extremo, la maestría de Juan Eduardo Zúñiga toda ella rodeada por el mundo imaginario de lo fantástico, en el que la ficción alcanza visos de realidad al surgir esa otra personalidad que todos los personajes portan consigo en sus interiores y que por salir. Tomar vidas con la que convertirse en realidad que brota de los monólogos de ellos mismos. Y en toda su escritura queda bien patente de la influencia de los grandes maestros den la literatura rusa. Igualmente que otros contemporáneos como Borges y Cortázar.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Relato de Estela


Beatriz Paganini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Y qué pasó en ese MUNDO?

La Avaricia del Dios Mercado, como dice un escritor de mi mundo EDUARDO GALEANO, destruyó TODO.

Y las GUERRAS hicieron desaparecer la PAZ.

Y algunos, con el pretexto de buscarla (a la PAZ) siguen guerreando y se ha llegado al absurdo de premiar con el NOBEL al que dirige la Guerra como si fuera emisario de la Paz.

Mientras tanto:

Se están devastando los bosques.

Aumentan la fabricación de Armas.

Países que antes no las fabricaban ahora si lo hacen.

Se inventaron los Paraísos Fiscales.

Se creó el FMI organización criminal de guante blanco al servicio del DIOS ARTIFICIAL.

Se creó la OTAN y con su patrocinio mata, roba y destruye como Atila.

El reglamento de Guerra no se cumple nunca.

Las sociedades anónimas permiten delinquir.

Las minas a cielo abierto envenenan los ríos.

Los agroquímicos contaminan las plantas y sus frutos.

Los agroquímicos producen malformaciones en el feto humano.

Los agroquímicos producen cáncer y enfermedades en el ser humano.

Los agroquímicos producen enfermedades en los animales.

Están desapareciendo especies animales.

Desaparecen especies acuáticas.

Un nuevo término “DESPLAZADOS”, designa a familias enteras que deben huir porque les expropian las tierras falsificando títulos de propiedad, que les confiere el Dios inventado.

Las jerarquías religiosas, no cuestionan el valor absoluto del Dios Artificial y le permiten convivir con el Dios de sus distintas creencias: católica, evangélica, musulmana o protestante.

Pequeñas industrias y/o empresas desaparecen absorbidas por el DIOS ARTIFICIAL que sustenta a los capitales internacionales globalizados.

Se le ha cambiado el nombre a las meretrices y se las denomina “trabajadoras sexuales”, para conformar así a un sector moralmente marginal, dándole una referencia valorativa que es falsa pero suficiente para que la parte sórdida del sub mundo de la prostitución se fortalezca ya que mueve millones en el mercado negro, junto a la droga, el juego de los casinos y el blanqueo de los capitales mal habidos de los millonarios.

La televisión emite programas de estupidización mental.

Los canales de televisión, la prensa oral y escrita, desvirtúan las noticias al mejor postor.

Varios países conservan la Pena de Muerte.

El descubrimiento de América sólo significó, para los europeos, más colonias para saquearlas.

La esclavitud existe disfrazada (con el nombre de trabajo precario o en negro) en los países llamados del tercer mundo y también en el llamado primero.

Cuando no les cierran los números a la Especulación (que es un falso argumento del falso DIOS) provoca crisis financieras que obligan a los pobres a ser más pobres y a distintos estados que se creían soberanos a enajenar sus riquezas naturales y patrimonios culturales.

Bilderberg se denomina a un club de notables desnaturalizados con fabulosas fortunas que administran con el Dios Artificial.

Algunos miembros del Club Bilderberg son inimputables de nacimiento porque creen tener otro color de sangre, que dicen es azul.

Los considerados de sangre azul heredan los derechos inalienables de sus privilegios y los ciudadanos comunes pueden ser pasibles de severas medidas, según el país, si cuestionan a los de dicha sangre azul. También existen los llamados jeques que gobiernan, despóticamente, en países, por lo general, ricos en yacimientos de petróleo que les permiten llevar vidas fastuosas en contraste a la pobreza de sus súbitos.

En algunos países monárquicos, se pueden obtener los privilegios de los de sangre azul cuando el llamado monarca les otorga un título llamado nobiliario.

En países obsecuentes con el Imperio donde radica el mayor Templo del Dios Artificial, han aceptado llamar “Falsos Positivos” a ciudadanos inocentes a quienes se les inventó currícula terrorista para matarlos y ofrecer a sus superiores una cantidad que justificara la tarea de encontrar terroristas. A raíz de una matanza llamada de “La Macarena” en Colombia, se descubrió este siniestro sistema, pero que es más común de lo admitido y no sólo ocurre en Colombia sino también, en Latinoamérica. Como en mi país, Argentina, donde algunos gobernadores con mentalidad de señores feudales, cometen despojos con los pueblos originarios y los asesinan impunemente. O en su defecto, mueren de hambre o enfermedades ya superadas en otras provincias.

Cuando en el Templo del Dios Artificial se advierte que en algún país los ciudadanos pobres pretenden vivir mejor porque están gobernados por dictadores que el Imperio del Norte protege (Eje. Egipto, Túnez, etc.) Se les cortan los medios de comunicación y de dinero (internet, sistemas bancarios, etc.) y el ejército o la policía los mata y castiga en las plazas donde han ido desarmados a peticionar por sus derechos.

A PROPÓSITO DEL DIOS FALSO, te transcribo el pensamiento del tercer presidente de EEUU:

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron” Thomas Jefferson.

Si ahora viviera ¿Lo considerarían terrorista a Thomas Jeffersin?

El presente relato es una página de la novela “ANTES Y DESPUÉS DE GUERNIKA”, de la autora.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Desde el Caribe: El calipso


El Calipso (llamado también calypso) es el nombre de un género musical originario de Trinidad y Tobago,
muy popular en las islas del Caribe. Es tanto anglófono como francófono.

El calipso es popular en: el norte de Brasil (principalmente el estado de Pará), Costa Rica, Jamaica, Nicaragua, Panamá, el archipiélago de San Andrés y Providencia, Trinidad y Tobago y Venezuela.

Su peculiaridad es que usa como instrumento principal unos tambores metálicos (en realidad pertenecen a la familia de los idiófonos), fabricados a partir de barriles de petróleo reciclados, llamados steeldrums (‘tambores de acero’) o simplemente tambores metálicos de Trinidad, muy usados en los carnavales trinitarios. Esos tambores se crearon por la necesidad de percutir que tenían los descendientes de los africanos en estas islas y, dado que no poseían ningún instrumento, empezaron a percutir los barriles, los cuales se fueron abollando y luego estableciéndose alturas definidas, lo que haría que en el futuro el instrumento se pudiera templar con una escala cromática.

El calipso venezolano o calipso de El Callao, cantado tradicionalmente en inglés, se hace a partir de una batería rítmica de percusión basada en el bumbac, acompañada de charrasca, campana o cencerro y cuatro (especie de guitarra pequeña, típica de Venezuela). Comúnmente se adiciona además teclado, bajo eléctrico, instrumentos de viento y voces masculinas y femeninas.

Los intérpretes y compositores de calipso que han estudiado la cultura musical de Trinidad y Tobago y han memorizado sus ritmos y estructuras tradicionales para incorporarlas a su música son conocidos como calipsonianos (más usual en inglés: calypsonian). La creatividad de algunos de ellos hace que sean capaces de improvisar un calipso a partir de cualquier tema, llegando a competir entre ellos en sesiones ad hoc realizadas durante el carnaval de Trinidad y desde los años cincuenta, en competiciones organizadas.

Para permitir tener una idea de cómo suena este bello baile, dejamos aquí algunos clásicos del calypso:

1. Serenata Guayanesa - Calipso de El Callao


2. Harry Belafonte - Jump in the Line


3. Mighty Sparrow - Lord Melody


4. Tim Tim - Rum'n'cocacola


Fuente: Wikipedia


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La ciudadanía sudamericana

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Construir la ciudadanía sudamericana es un proyecto de largo plazo, pero cada día más viable, tanto que el subcontinente ha dejado de ser el conjunto de pequeñas repúblicas conducidas por caudillos sedientos de poder, al punto que el Libertador Simón Bolívar exclamó en un momento crítico de caos y conspiraciones: "He arado en el mar".

El Perú este año ejerce la presidencia pro témpore de UNASUR. En esta condición, ha sido la sede de la I Reunión de Altos Delegados del Consejo Suramericano de Educación, con participación de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.



En esa cita los países sudamericanos han propuesto políticas educativas que se conviertan en mandatos permanentes. La redacción del Proyecto de Estatuto del Consejo Suramericano de Educación, confirma este interés colectivo. Los temas de agenda han incluido: Integración Regional, Equidad e Inclusión Social, Equidad de Género, Participación Ciudadana, Calidad y Cobertura Educativa, Transparencia y Divulgación, Intraculturalidad e Interculturalidad, Diálogo y Solidaridad, Colaboración en Red y Proyección Internacional.

En esa misma dirección coinciden pronósticos de otras instituciones académicas, financieras y religiosas que consideran el Sur – Sur, la tierra de las nuevas oportunidades. La elección del jesuita argentino como el Jefe de la Iglesia Católica, corrobora esta visión.

Vemos, que el PNUD, con el Índice de Desarrollo Humano - IDH 2013 considera que el ascenso del Sur no tiene precedentes en cuanto a velocidad y escala. Nunca antes en la historia, las condiciones de vida y las perspectivas de futuro de tantas personas habían cambiado tanto ni tan rápido. Desde Ciudad de México, nos señala como condición de desarrollo regional, la superación de las profundas desigualdades sociales vigentes, para disminuir la inseguridad.

El HSBC (Hong Kong and Shanghai Banking Corporation, con sede en Londres), pronostica, desde Davos, que Perú y Filipinas, como puente Asia y Pacífico, serían potencias emergentes para el 2050, gracias a sus parámetros demográficos y a un aumento en sus estándares educativos. Filipinas registrará el ascenso más fuerte, avanzando 27 casilleros hasta llegar al puesto 16 de las economías más grandes del mundo dentro de cuatro o cinco décadas.

China, siguiendo a Confucio y su paciencia histórica, superará a EEUU como la economía más grande del mundo y las fuertes tasas de crecimiento en otros países en desarrollo marcarán el camino de la economía mundial. "Los perdedores son las poblaciones pequeñas de Europa y sus envejecidas economías".

En cambio, la economía de Filipinas crecerá un promedio de 7% anual durante los próximos cuarenta años, mientras que Perú debiera tener un crecimiento promedio de 5,5%.

El BID advierte sobre menor tasa de crecimiento de inversión en América Latina, y podría traer consigo una brusca caída en la tasa de expansión de las inversiones y los bancos centrales de la región. Contempla una expansión económica cercana al 3,9% para el 2013-2017.

En la agenda filipina, la transparencia y la lucha contra la corrupción forman parte del gobierno del presidente Benigno Aquino. Es hijo de la popular presidenta Cory Aquino y del senador Ninoy Aquino, quien fue asesinado por los esbirros de Ferdinand Marcos cuando en verano de 1983 regresaba del exilio.

Más allá de las variables económicas. El idioma y la democracia adquieren un valor extraordinario. En Filipinas, hay literatura en inglés, consecuencia del neocolonialismo de los WASP usenses, y otra con el actual idioma nacional a base del tagalo, también en ilocana y por lo menos en diez otras lenguas más.

Los autores filipinos en español suman más de ocho mil. Y sus obras pueden formar una enorme biblioteca de primera fuerza. El Instituto Cervantes de España será el eje de la red en el sureste asiático, para la enseñanza del español, que fue postergada durante la dictadura de Marcos. La población filipina rechazó en el 2007 un golpe de estado, reacción ciudadana que constituye una lección para seguir fortaleciendo sus instituciones.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los muertos que no quitan el sueño a los dueños del poder

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El celular de Dios volvió a sonar. Está impertinente. Creo que ambos tenemos que aclarar los tantos, sin hacernos los tontos. Hace poco concluí que Dios me debe una, vamos a ver como me va.

“Chaco chico”, el remisero “proveedor de datos” para Yon, viene de racha. Hace una semana metió al Duna, que manejaba, bajo un acoplado en Larrea y Mentruyt, eso sí, con prolijidad.



No se olvidó de nada, al retroceder, alisó el techo y “desencuadró” las puertas. Sergio “el trompa”, le perdonó la vida. Pero “Chaco chico” es ostentoso. Creyó que la vida, que había salvado, estaba garantizada.

Salió despreocupado a hacer un viaje y como no retuvo la dirección, donde debía recoger -con perdón de la palabra- al pasajero, se detuvo en el kiosco de la cuadra previa al destino y tropezó con el suyo. Se aprovisionó, total ya tenía veinte pesos ganados y a esa altura de la noche, para él, era buena plata.

Encendió “el pucho”, antes de subir al auto, que había dejado en marcha. Ahí se quedó.
“Los tres rápidos de Santa Marta”, aparecidos de la nada, lo encañonaron, se llevaron el Duna y en diez minutos, ni uno más, “lo cortaron”, cerca del Arroyo del Rey, otro cementerio, pero este de autos.

La Brigada “A”-a de apurados-, que laburan en la remisería banfileña, llegó exactamente diez minutos después del robo, para comprobar la eficiencia de los emprendedores chicos que creen en el futuro y por ello acunaron su frase de cabecera: “corto y me voy”.

El hilo se corta por lo más delgado.

Un auto menos para Sergio.

Un laburo menos para “Chaco chico” que ahora, si, pasó a ser un desocupado más.

Postales de la Argentina discreta, por lo menos del aquel domingo seis de abril del 2008.

- Pasamos a las noticias del exterior -, fue la volanta oral de Yon.

--

-En el cruce de acceso a Brandsen -, resultó lacónico el parte del “Nene”. Había dejado los autos y decidido viajar en “Bondi”; la SS (su seguridad), se le aconsejaba.

Su empresa y el personal, también. Una horita de reposo es una horita, parece fue argumento que lo convenció.

-¿Te dieron alguna indicación?, el vasco interrogó como si supiera de que se trataba. Tal vez su largo entrenamiento en la clandestinidad. Vaya uno a entender.

- No ninguna, solo que me entregarían el informe a las … puntualmente-, se me escapó la hora de la cita, cuando el legendario 543, cartel Bustos, que atraviesa como un estilete el paraje donde mora “la mujer dorada”, atronó ahumó y ensordeció a los parados en Boedo y la avenida.

Algunos pasajeros se zarandeaban, gozosos, en el interior y otros disputaban el estribo, con entusiasmos propios de mejores momentos, por ejemplo cuando la gente iba a trabajar. En este caso, ese vicio, ya desapareció. Otros no.

Lo acompañamos y convinimos la contra entrega.

El “Nene” no sabe que le van a entregar, menos quien se lo va a entregar y mucho menos porque lo eligieron a él.

Pero así son las cosas en este suburbio del planeta.

Además, el no sabía que nosotros sabíamos, que Brandsen tiene una semana de fiesta y ocultamos la sonrisa, por el almuerzo campestre, digno también de “mañanas campestres”, que siempre frecuentamos en algún regreso. Además, el Alfa gris estaba a punto, el sol era generoso y un poco de aire oxigenaba el futuro.

Llevé una ración de chupetines para “Maca”, porque, a veces, son necesarias las obsecuencias de vida.

--

“Pocos días después del atentado del 11 de setiembre, dentro del establishment corporativo financiero globalizado, había quienes sabían que estaba por suceder lo que sucedió y que hubo sectores beneficiados.

Casi un año más tarde, la prensa norteamericana reveló que la Casa Blanca fue informada por los servicios de inteligencia, respecto de la posibilidad de atentados similares a los que efectivamente sucedieron.

Ello demuestra que Bush & Ben Laden comparten sugestivas coincidencias, si se desmenuzan las relaciones económicas y corporativas existentes entre la familia Bush y Ben Laden”, fue lo que alcancé a “pispear” del voluminoso documento que el “nene” tenía en sus manos temblorosas.

-¿Viste un fantasma?-, Yon suele ser extremadamente riguroso en ciertas circunstancias. Es más, estoy seguro que conocía las razones de la palidez que lucía en las fronteras de sus mejillas rosadas, bajo la atribulada mirada gris verdosa que, ahora, acumulaba vientos de miedo.

-Esperé en el cruce, como me indicaron-, comenzó el relato el “nene”.

-Fui puntual-, nadie es perfecto.

A la hora exacta y luego de distraerse con el camión verde oliva, techado por lona impermeable, advirtió que, detrás, se detuvo la limusina negra, silenciosa como un presagio. Los vidrios polarizados rebotaban, reverberando, imágenes. Las puerta delantera y trasera, del lado derecho, según se mira desde Brandsen a Buenos Aires, se abrieron aún más silenciosamente.

El copiloto, rubio, alto cabello ¿por razones de servicio?, sin perder de vista al “nene”, se inclinó hacia el interior, desde donde dos cuidadas manos blancas, algo pecosas, denunciando mediana edad, deslizaron el sobre marrón, tamaño oficio, pero de papel color madera, impermeable, voluminoso contenido foliado y banderita de las estrellas, en el ángulo superior izquierdo.

-Como nadie le va creer, difúndalo-, fue el escueto parte de entrega, que alcanzó a escuchar proveniente del invisible pasajero.

La mirada helada –casi de agosto- y penetrante del escudero, fue convincente, tanto como el gesto cortés, para que se retirara.

El “nene” decidió –cosa extraña-, que era más seguro darle la espalda a la “corporación de la oscuridad”, que quedarse mirando desde el muelle verde y vegetal, la partida del silencio.

Con la espalda tiesa, su oído atento escuchó el súbito ronroneo, potente, que emergió desde el yuyal opuesto –como todo en esta vida-, y el helicóptero artillado se elevó para proteger el vuelo, en este caso todo terreno, de la limusina insonora.

La sensación de que todo el tiempo estuvo, bajo riesgo de fuego, lo volvió parkinsoniano.

-¿Por qué?-, me pregunté por lo bajo. Yon miró fastidiado, cuando no.

-Porque las dudas y reflexiones, hablan de eso sobre lo que nadie quiere hablar: dicen que aunque se declame y jure lo contrario, las muertes del 11 de setiembre, así como otras tantas muertes que vienen multiplicándose a lo largo de los años y las geografías, no le quitan el sueño a los dueños del poder mundial-, fue su extenso parlamento de medio tono, mientras recibía el sobre que, no sé por qué, el “nene” le entregó a Yon.

-Vos sabrás que hacer-, le dijo al vasco, algo más compuesto. Este, como siempre, propietario conspirativo del silencio, lo palmeó en el hombro antes de invitarlo a sabir al Alfa y partir en dirección al pueblo y su fiesta.

El asado estará a punto y las achuras más, pero a mi se me iban los ojos hacia el sobre marrón y lo poco que divisé del “descuido” con que Yon lo hizo descansar.

--

“Arabia Saudita sigue siendo el principal aliado de Estados Unidos, en el mundo del Islam. Una de las familias más ricas de ese país del Golfo, participa en las propiedades accionarias de seis empresas radicadas en los Estados Unidos y que aparecen en los registros de proveedores del Pentágono. Una de esas empresas es “Iridium”, especializada en telefonía satelital. “Iridium”, es proveedora, también, de la red de aeropuertos norteamericanos.

Los principales accionista de “Iridium”, son miembros de la familia Ben Laden. Su presidente es hermano del terrorista más buscado por el gobierno de los Estados Unidos y su directorio contó con el apoyo de Washington, cuando intentó ganar en Brasil, una licitación para la compra de sistemas de radar y monitoreo informático del Amazonas.
A esta altura de los acontecimientos es lícito decir que los atentados de Nueva York y Washington podrían formar parte de una guerra que parece no ser otra cosa que un enfrentamiento intercorporativo financiero y económico, global.
Las autoridades financieras alemanas, japonesas y norteamericanas investigaron extrañas operaciones bursátiles concretadas días antes de los ataques a las Torres.
La voz de alarma fue dada en Frankfurt, donde algunos operadores recordaron con sospecha, la caída en hasta una 15%del valor de las acciones de Munich-Re, la compañía aseguradora más grande del mundo, la semana anterior a la tragedia.

Otros datos que intrigan, son que la reaseguradora suiza Swiss Re y la francesa Axa, también hayan experimentado bruscas caídas en las jornadas previas a los atentados” (…)

--

Me quedé perplejo y prometí seguir el rastro al documento… justo antes de perderme ante las mollejas y rendirle honores al Cabernet que Yon sacó de algún misterioso estante situado en el club rutilante llamado “Estrella”.

P.D. Para remiseros “embocados”. Y para conspiradores “de carrera”.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

112. Minnie Mouse


Manuel Filpo Cabana (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Durante una estancia en Madrid se nos ocurrió una tarde volver a la Plaza Mayor. Como siempre, un gentío ocupaba el amplio y bello recinto y, como no, las fotografías reclamaron su protagonismo. Disparé algunas teniendo como fondo la Casa de las Panaderías con la alta y ennegrecida estatua ecuestre del Rey Felipe III, dominando el lugar desde su serenísima majestad.

Mi hermano tomó la máquina para hacernos una pero instantes antes de disparar noté que alguien se abalanzaba sobre mi espalda, abrazándome en movimientos convulsos. Instintivamente rechacé tan cálidos abrazos con irritación. Se trataba de una mujer ─algo de volumen pectoral lo evidenciaba─ disfrazada de la novia de Mickey, la famosa Minnie. Después, con evidentes gestos reclamaba un donativo por salir en la foto, algo que en mi caso no logró.

Al día siguiente noté la falta del monedero sin recordar dónde lo pude dejar. Rebusqué con insistencia mientras la memoria limpiaba las estancias del Alzheimer hasta que caí en el asunto: Minnie me lo quitó.

Todo tenía sentido: el absurdo abrazo, innecesario para salir en una foto; la ausencia de un imprescindible permiso; el disfraz, tapadera perfecta; una profesionalidad extraordinaria resultado de unas prácticas dignas de mejor causa y unas presas perfectas por nuestra avanzada edad y cantar a las claras el tener dineritos de jubilados.

Recuperado del enfado, preferí ser víctima de una tía con arte y no de un ratero de los de hoy que saca una navaja, pide el número de la tarjeta de crédito y después pincha para que sepamos su capacidad de leche podrida.

Lo comentaban y comentaba: ¡cuidado con los rateros de Madrid! Pero bien sabido resultan las contradicciones de las prédicas. Quiero decir que me gustaría ir de nuevo a la Plaza Mayor disfrazado de progre con un monedero de cartón y unos papeles con la leyenda: «Esta vez te pillé, querida Minnie», santa venganza en nombre de los pensionistas españoles del Imserso.

Agazapado, observaría la actuación de Minnie para comprobar si la acompaña su novio, seguirlos para averiguar su ratonera y ver su posible descendencia. Pudiera suceder que si le mandase a algún político un bonito informe lleno de eufemismos al uso me ganase una comisión por la habilidad de apoderarse de lo ajeno con gracia y salero, lejos de las abruptas bastedades de algunas señorías.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Plástica: Juan de Espinosa

ARGENPRESS CULTURAL

Juan de Espinosa (activo entre 1628 y 1659), pintor barroco español, especializado en la pintura de bodegones.

Se conocen dos pintores casi homónimos, activos en Madrid y dedicados ambos a la pintura de naturalezas muertas, lo que ha dado lugar a confusiones entre ellos e incluso con un Juan de Espinosa, dorador de retablos, documentado en Madrid entre 1608 y 1613, casado con María de Aranda en la parroquia de San Sebastián. El segundo hijo de este matrimonio, nacido en 1610 y también llamado Juan, podría ser el mejor conocido de los dos pintores de bodegones de este nombre.

El mayor de los Espinosa bodegonistas ha de ser el que firma Joanes Bapta. Despinosa faciebat Anno D’1624 un bodegón de piezas de plata de la Fundación Hilman Reksten de Bergen (Noruega), utilizando la misma fórmula que empleó en 1612 al ingresar en la cofradía del Sacramento de la parroquia de San Sebastián en Madrid. En fecha incierta tasó el retablo mayor de la parroquia de Alcaudete de la Jara (Toledo), lo que ha dado pie a pensar que repartiese su trabajo entre Madrid y Toledo. Poco más se sabe de él, salvo que había fallecido ya en 1641, cuando su viuda hizo testamento. Estilísticamente es pintor estrechamente vinculado a la obra de Juan van der Hamen, con su mismo sentido del orden y de la simetría.



El segundo, más joven, activo aún en 1659, firmó Juan de Espinosa en la carta de dote del pintor Francisco de Burgos Mantilla en 1645, la misma fecha que llevaba un Bodegón de flores y frutas, del Museo del Louvre, firmado del mismo modo. Se trata de un pintor más libre, de colores brillantes e iluminación intensa aplicada a composiciones complejas. De la misma mano que el óleo del Louvre son sendos bodegones de frutas del Museo Nacional del Prado y el Bodegón con pájaro muerto del Museo de Córdoba (depósito del Prado), procedentes los tres de las colecciones reales, en todos los cuales muestra el mismo tratamiento preciosista de las uvas, logrado a base de veladuras, y la entonación rojiza clara. Más compleja es la relación que se establece entre las distintas piezas en el Bodegón ochavado con racimos de uvas, firmado en 1646, ingresado en 2006 en el Museo del Prado, en el que de nuevo aparece un pajarillo muerto, pero ahora en disposición diagonal, entre racimos de uvas, peras, manzanas, algún fruto seco y un cacharro de barro rojizo mexicano semejante al empleado en el bodegón del Louvre. El tratamiento pormenorizado y a la vez fresco de las frutas, particularmente de las uvas, que parecen recibir la luz desde su interior, y la utilización de contraluces para perfilar las hojas de pámpano, aproximan estilísticamente el trabajo de este pintor a la obra de Juan Fernández, el Labrador.

Ver su obra aquí:
http://www.mystudios.com/artgallery/J/Juan-De-Espinosa/Juan-De-Espinosa-oil-paintings-1.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La boca

Miguel Hernández



Boca que arrastra mi boca:
boca que me has arrastrado:
boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.
Alba que das a mis noches
un resplandor rojo y blanco.
Boca poblada de bocas:
pájaro lleno de pájaros.
Canción que vuelve las alas
hacia arriba y hacia abajo.
Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,
das a la grama sangrante
dos tremendos aletazos.
El labio de arriba el cielo
y la tierra el otro labio.

Beso que rueda en la sombra:
beso que viene rodando
desde el primer cementerio
hasta los últimos astros.
Astro que tiene tu boca
enmudecido y cerrado
hasta que un roce celeste
hace que vibren sus párpados.
Beso que va a un porvenir
de muchachas y muchachos,
que no dejarán desiertos
ni las calles ni los campos.
¡Cuánta boca haya enterrada,
sin boca, desenterramos!
Beso en tu boca por ellos,
brindo en tu boca por tantos
que cayeron sobre el vino
de los amorosos vasos.
Hoy son recuerdos, recuerdos,
besos distantes y amargos.

Hundo en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado.
He de volverte a besar,
he de volver, hundo, caigo,
mientras descienden los siglos
hacia los hondos barrancos
como una febril nevada
de besos y enamorados.
Boca que desenterraste
el amanecer más claro
con tu lengua. Tres palabras,
tres fuegos has heredado:
vida, muerte, amor. Ahí quedan
escritos sobre tus labios.

Miguel Hernández (1910-1942) es uno de los más connotados poetas españoles. De él dijo Pablo Neruda: “Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La noche que lo dejaron solo

Juan Rulfo

-¿Por qué van tan despacio? -les preguntó Feliciano Ruelas a los de adelante-. Así acabaremos por dormirnos. ¿Acaso no les urge llegar pronto?

-Llegaremos mañana amaneciendo -le contestaron.

Fue lo último que les oyó decir. Sus últimas palabras. Pero de eso se acordaría después, al día siguiente.

Allí iban los tres, con la mirada en el suelo, tratando de aprovechar la poca claridad de la noche.

"Es mejor que esté oscuro. Así no nos verán." También habían dicho eso, un poco antes, o quizá la noche anterior. No se acordaba. El sueño le nublaba el pensamiento.

Ahora, en la subida, lo vio venir de nuevo. Sintió cuando se le acercaba, rodeándolo como buscándole la parte más cansada. Hasta que lo tuvo encima, sobre su espalda, donde llevaba terciados los rifles.

Mientras el terreno estuvo parejo, caminó deprisa. Al comenzar la subida, se retrasó; su cabeza empezó a moverse despacio, más lentamente conforme se acortaban sus pasos. Los otros pasaron junto a él, ahora iban muy adelante y él seguía balanceando su cabeza dormida.

Se fue rezagando. Tenía el camino enfrente, casi a la altura de sus ojos. Y el peso de los rifles. Y el sueño trepado allí donde su espalda se encorvaba.

Oyó cuando se le perdían los pasos: aquellos huecos talonazos que habían venido oyendo quién sabe desde cuándo, durante quién sabe cuántas noches: "De la Magdalena para allá, la primera noche; después de allá para acá, la segunda, y ésta es la tercera. No serían muchas -pensó-, si al menos hubiéramos dormido de día". Pero ellos no quisieron: Nos pueden agarrar dormidos -dijeron-. Y eso sería lo peor.

-¿Lo peor para quién?

Ahora el sueño le hacía hablar. "Les dije que esperaran: vamos dejando este día para descansar. Mañana caminaremos de filo y con más ganas y con más fuerzas, por si tenemos que correr. Puede darse el caso."

Se detuvo con los ojos cerrados. "Es mucho -dijo-. ¿Qué ganamos con apurarnos? Una jornada. Después de tantas que hemos perdido, no vale la pena". En seguida gritó: "¿Dónde andan?"

Y casi en secreto: "Váyanse, pues. ¡Váyanse!"

Se recostó en el tronco de un árbol. Allí estaban la tierra fría y el sudor convertido en agua fría. Ésta debía de ser la sierra de que le habían hablado. Allá abajo el tiempo tibio, y ahora acá arriba este frío que se le metía por debajo del gabán: "Como si me levantaran la camisa y me manosearan el pellejo con manos heladas."

Se fue sentando sobre el musgo. Abrió los brazos como si quisiera medir el tamaño de la noche y encontró una cerca de árboles. Respiró un aire oloroso a trementina. Luego se dejó resbalar en el sueño, sobre el cochal, sintiendo cómo se le iba entumeciendo el cuerpo.

Lo despertó el frío de la madrugada. La humedad del rocío.

Abrió los ojos. Vio estrellas transparentes en un cielo claro, por encima de las ramas oscuras.

"Está oscureciendo", pensó. Y se volvió a dormir.

Se levantó al oír gritos y el apretado golpetear de pezuñas sobre el seco tepetate del camino. Una luz amarilla bordeaba el horizonte.

Los arrieros pasaron junto a él, mirándolo. Lo saludaron: "Buenos días", le dijeron. Pero él no contestó.

Se acordó de lo que tenía que hacer. Era ya de día. Y él debía de haber atravesado la sierra por la noche para evitar a los vigías. Este paso era el más resguardado. Se lo habían dicho.

Tomó el tercio de carabinas y se las echó a la espalda. Se hizo a un lado del camino y cortó por el monte, hacia donde estaba saliendo el sol. Subió y bajó, cruzando lomas terregosas.

Le parecía oír a los arrieros que decían: "Lo vimos allá arriba. Es así y asado, y trae muchas armas."

Tiró los rifles. Después se deshizo de las carrilleras. Entonces se sintió livianito y comenzó a correr como si quisiera ganarles a los arrieros la bajada.

Había que "encumbrar, rodear la meseta y luego bajar". Eso estaba haciendo. Obre Dios. Estaba haciendo lo que le dijeron que hiciera, aunque no a las mismas horas.

Llegó al borde de las barrancas. Miró allá lejos la gran llanura gris.

"Ellos deben estar allá. Descansando al sol, ya sin ningún pendiente", pensó.

Y se dejó caer barranca abajo, rodando y corriendo y volviendo a rodar.

"Obre Dios", decía. Y rodaba cada vez más en su carrera.

Le parecía seguir oyendo a los arrieros cuando le dijeron: "¡Buenos días!" Sintió que sus ojos eran engañosos. Llegarán al primer vigía y le dirán: "Lo vimos en tal y tal parte. No tardará el estar por aquí."

De pronto se quedó quieto.

"¡Cristo!", dijo. Y ya iba a gritar: "¡Viva Cristo Rey!", pero se contuvo. Sacó la pistola de la costadilla y se la acomodó por dentro, debajo de la camisa, para sentirla cerquita de su carne. Eso le dio valor. Se fue acercando hasta los ranchos del Agua Zarca a pasos queditos, mirando el bullicio de los soldados que se calentaban junto a grandes fogatas.

Llegó hasta las bardas del corral y pudo verlos mejor; reconocerles la cara: eran ellos, su tío Tanis y su tío Librado. Mientras los soldados daban vuelta alrededor de la lumbre, ellos se mecían, colgados de un mezquite, en mitad del corral. No parecían ya darse cuenta del humo que subía de las fogatas, que les nublaba los ojos vidriosos y les ennegrecía la cara.

No quiso seguir viéndolos. Se arrastró a lo largo de la barda y se arrinconó en una esquina, descansando el cuerpo, aunque sentía que un gusano se le retorcía en el estómago.

Arriba de él, oyó que alguien decía:

-¿Qué esperan para descolgar a ésos?

-Estamos esperando que llegue el otro. Dicen que eran tres, así que tienen que ser tres. Dicen que el que falta es un muchachito; pero muchachito y todo, fue el que le tendió la emboscada a mi teniente Parra y le acabó su gente. Tiene que caer por aquí, como cayeron esos otros que eran más viejos y más colmilludos. Mi mayor dice que si no viene de hoy a mañana, acabalamos con el primero que pase y así se cumplirán las órdenes.

-¿Y por qué no salimos mejor a buscarlo? Así hasta se nos quitaría un poco lo aburrido.

-No hace falta. Tiene que venir. Todos están arrendando para la Sierra de Comanja a juntarse con los cristeros del Catorce. Éstos son ya de los últimos. Lo bueno sería dejarlos pasar para que les dieran guerra a los compañeros de Los Altos.

-Eso sería lo bueno. A ver si no a resultas de eso nos enfilan también a nosotros por aquel rumbo.

Feliciano Ruelas esperó todavía un rato a que se le calmara el bullicio que sentía cosquillearle el estómago. Luego sorbió tantito aire como si se fuera a zambullir en el agua y, agazapado hasta arrastrarse por el suelo, se fue caminando, empujando el cuerpo con las manos.

Cuando llegó al reliz del arroyo, enderezó la cabeza y se echó a correr, abriéndose paso entre los pajonales. No miró para atrás ni paró en su carrera hasta que sintió que el arroyo se disolvía en la llanura.

Entonces se detuvo. Respiró fuerte y temblorosamente.



Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno (1917-1986): escritor, guionista y fotógrafo mexicano, perteneciente a la generación del 52. La reputación de Rulfo se asienta en dos pequeños libros: El llano en llamas, compuesto de diecisiete pequeños relatos y publicado en 1953, y la novela Pedro Páramo, publicada en 1955. Escribió también guiones cinematográficos como Paloma herida (1963) y otra novela corta magistral, El gallo de oro (1963). En 1970 recibió el Premio Nacional de Literatura de México, y en 1983, el Príncipe de Asturias de la Letras.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.