miércoles, 29 de mayo de 2013

TIC’s (Tecnologías de la información y la comunicación): Nativos e inmigrantes digitales

Mark Prensky



Presentamos una interesante síntesis de un tema de absoluta actualidad: las tecnologías de la información y la comunicación. Es una presentación didáctica, que no por pequeña deja de tener gran rigor y puede ser de mucha utilidad.

Como Argenpress Cultural nos permitimos recomendarla, y sugerimos como su complemento la siguiente reflexión: http://www.argenpress.info/2011/12/ponencia-de-argenpress-en-el-taller.html

Descargar presentación adjunta (formato pps)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los Antiguos Pueblos en Mesa Verde

Mario R. Fernández (Desde Canadá. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Mesa Verde es un territorio de mesetas, cañadas y cañones situado al sur-oeste del estado de Colorado en los Estados Unidos. Para llegar a Mesa Verde, venga uno de donde venga, tiene que recorrer caminos y carreteras por paisajes áridos y semidesérticos. El lugar de destino, sin embargo, es parte del altiplano o gran meseta del Colorado, un panorama imponente y uno de los lugares culturales más importantes de Norteamérica -lugar de la cultura y civilización de los Antiguos Pueblos, conocidos como los Anasazi como los llamaran los Navajo. La civilización y cultura de los Pueblos dejaron su huella y presencia en la historia de la humanidad en artefactos, herramientas, semillas, telas, puntas de flechas, petroglifos y pictogramas, y también en edificaciones laboriosamente trabajadas en piedra, arenisca y adobe que usaban como viviendas, almacenamiento de alimentos, reservas de agua y sistemas de regadíos e incluso como edificios posiblemente dedicados a sus cultos religiosos.



Nos acercamos a Mesa Verde con mi hijo mayor por el norte, desde la ciudad de Salt Lake City capital del estado de Utah donde vive. Es una ciudad de calles muy limpias -quizás las más anchas del mundo, y es también el sitio donde se encuentra lo que podemos llamar el vaticano de los mormones -o de la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, seguidores serios de lo que bien pueden considerarse las fantasías del profeta Joseph Smith. Salt Lake City está a seis horas en auto de Mesa Verde por un camino que es mayormente desierto; un camino calmado con ese silencio que le da hermosura a los territorios áridos donde la vista pasa toda prueba de distancias. Y por esa misma carretera llegamos primero al Parque Nacional de Arches, el único lugar en el planeta donde uno puede creer que llegó a Marte, un parque formado por rocas de diferentes formas y de color rojo donde se han filmado decenas de películas que seguramente muchos de ustedes han visto. Antes de llegar al Parque Nacional de Mesa Verde pasamos también por Cortez, ya en el estado de Colorado, que es una pequeña ciudad en el valle de Montezuma donde abundan las casas móviles viejas y precarias que lo señalan como un lugar donde la vida no es fácil. Cortez también apareció en el cine brevemente en Terminator 2 -el lugar desértico donde Sarah Connors había escondido armas.

A la entrada del parque de Mesa Verde, con un área de más de 212 kilómetros cuadrados y una elevación de hasta 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar, hay un centro de información increíblemente completo y muy bien atendido por su personal que recibe a más de 600.000 visitantes al año. El parque de Mesa Verde fue creado en 1906 por el entonces presidente Theodore Roosevelt que supo ver incluso entonces la importancia histórica y arqueológica del lugar. Aunque Estados Unidos es hoy una sociedad que enfrenta problemas de todo tipo hay que reconocer que las instituciones federales y los parques nacionales son administrados en forma eficiente.

El nombre de Mesa Verde se lo dieron dos misioneros y exploradores españoles-mexicanos (tal como en forma elegante se les denomina en muchos textos de historia); se trata de Francisco Atanasio Domínguez y Silvestre Vélez de Escalante, quienes pasaron por este lugar en 1776 buscando una ruta de Santa Fe (New Mexico) a California y se encontraron con estas mesetas que contrastaban con el resto del territorio por sus árboles verdes y grandes. De allí el nombre que le dieron, y que mencionaron en sus relatos de viaje aunque no se acercaron a investigar y no conocieron los edificios de piedra y adobe en los poblados que los Pueblos habían construido allí hacía cientos de años, justamente lo que hoy atrae a millones.

Los orígenes de los Pueblos -que así los llamaron los españoles cuando los invadieron por encontrarlos viviendo en villas o pueblos - remonta a los primeros primitivos indígenas de América (Paleo-Indians) alrededor del año 10.000 años A.N.E (Años antes de Nuestra Era) pero no hay certeza que los Pueblos fueron sus descendientes. Hay más opiniones a favor de que fueron descendientes directos de los pueblos de la época Arcaica entre los años 5500 a 1200 A.N.E. Se sabe con certeza que los Pueblos vivieron en Mesa Verde desde el año 600 al 1300 N.E. (Nuestra Era) aproximadamente, por más de seis siglos y dejando una riqueza arqueológica de más de 4.500 lugares -600 de ellos son poblados edificados sobre cuevas extensas y abiertas en las paredes rocosas de los acantilados o cañones. Los Pueblos no vivieron durante la mayor parte de su existencia en Mesa Verde en estos cañones sino en los poblados y villas que construyeron sobre la meseta misma y al lado de donde cultivaban la tierra rodeados de bosques que todavía existen debido a que Mesa Verde es un parque nacional. Podemos hoy contemplar los hermosos abetos, pinos piñón y ponderosa y el junípero, entre otros. Las construcciones y la vida en los acantilados y cañones tuvieron dos periodos, allí vivieron al llegar a Mesa Verde y luego en las mesetas, pero para el año 1200 volvieron a los acantilados y cañones y reconstruyeron estos poblados que habían albergado a sus antepasados siglos atrás. Nadie sabe el motivo de este movimiento. La mayor parte de las construcciones fueron levantadas entre 1190 y 1270 y allí vivieron por menos de 100 años.

Cuando los Antiguos Pueblos dejaron de ser nómadas, se empezaron a establecer remplazando la recolección y la caza por la agricultura, aprovechando las mesetas de Mesa Verde alfombradas de un suelo rojo llamado “loess” que cuenta con el depósito de fino limo muy rico que mantiene la humedad. Este limo ha sido traído por los vientos desde el sur (Arizona) durante el último millón de años. La primera vivienda de los Pueblos en Mesa Verde fue el “Pithouse” o casa en hoyo -un tipo de construcción que se dio en muchos lugares del mundo, se trata de una vivienda que tiene como base un hoyo no profundo y cuenta con una estructura de palos y mimbre a forma de techo y paredes -ellos conocían el mimbre por sus antepasados. Estas viviendas contaban con una entrada que era un hoyo para buna persona que servía de pasaje y que llamaban “sipapu.” Más tarde esta vivienda se convirtió en la “Kiva” que es mucho más circular y construida de adobe o piedra trabajada con sus techos de estructura de palos y barro seco y como entrada un hoyo en el centro con una escalera. Fuera de la “Kiva” con el tiempo construyeron otras edificaciones de formas geométricas más sofisticadas, más grandes y altas para diferentes usos. El más importante de los poblados o villas en cuevas (Cliff Dwelling) fue “Cliff Palace” construido mirando hacia el sol para recibir su calor en los días fríos de invierno; esta villa, que se conserva muy bien y es uno de los símbolos de Mesa Verde, contaba con más de 150 habitaciones y 23 Kivas donde vivían unas 100 personas.

Los Antiguos Pueblos de Mesa Verde en su desarrollo agrícola cultivaron frijoles, maíz, calabazas, recolectaban tubérculos de yuca -de la que también sacaban materia prima para cuerdas y tejidos, de lo que quedan hoy muestras en increíble buen estado (como los envueltos de harina de maíz en hojas de mazorca) en el museo del parque, que es excelente y que ilustra de una forma clara y que hace que se interese en la historia hasta el más indiferente. Como animales domésticos solo contaron con los perros y los pavos. Recolectaban otras plantas para completar su dieta y medicinales. Cazaban además ciervos y conejos. Se vestían con pieles en invierno, pieles que también usaban para el calzado, todo esto que se sabe con certeza porque al lado de sus poblados los Pueblos tenían un lugar para los desperdicios y artefactos en desuso. En el Periodo Clásico en Mesa Verde desde 1100 al 1300 varias generaciones de familias vivieron juntas formando clanes maternos que ocupaban varias habitaciones, el clan tenía derechos sobre su propio solar o terreno para cultivar.

Fabricaban canastos impermeables, una tecnología anterior a la cerámica y alfarería desarrollada por los Pueblos. Después del año 550 la cestería declinó pero se continuó haciendo. La cerámica se usó para todo tipo de usos, como vasijas para guardar grano, como cacerolas u ollas para cocinar. Las mujeres fueron probablemente las ceramistas y alfareras, y ha sido a través de sus diseños (como en otras civilizaciones) que los arqueólogos y aborígenes descendientes identifican las épocas y lugares de los Antiguos Pueblos.

La geología en Mesa Verde es compleja, y la organización social y la economía de los Pueblos fue también compleja, más de lo que se suponía. Los habitantes de Mesa Verde, tenían especializaciones en la agricultura, la construcción, la fabricación de herramientas y utensilios (el “metate”, la “mano” hechos de piedra dura y usados para moler maíz), la cerámica, la orfebrería, el trabajo en cuero, la joyería, los tejidos, el calzado (sandalias) y las puntas de flechas. Su eficiencia de producir todo esto generó un excedente que ellos intercambiaron y compartieron con sus vecinos cercanos y lejanos. Las conchas marinas venían del Pacífico, el algodón, la piedra turquesa y otras cerámicas venían desde el sur a través de tratantes a pie por una extendida red de caminos o pasando el intercambio de un pueblo a otro pueblo.

Aunque se continúa investigando sobre los Antiguos Pueblos de Mesa Verde, quizás nunca sabremos su historia completa por falta de registros sobre su diario vivir, su estructura social y política, las grandes decisiones que tomaron durante su fascinante pasado de seis siglos que hoy sus edificaciones guardan en silencio, secretos de su historia. Lo que sí se sabe es que pese a tener una alimentación balanceada su expectativa de vida no pasaba de 50 años de edad, quizás debido a que su dieta no era suficiente y tenían una vida muy activa con exceso de trabajo o que sus condiciones inmunológicas eran deficientes.

Cuando los Antiguos Pueblos, a mitad del 1300, comenzaron a abandonar Mesa Verde otros pueblos habitaban el norte de Mesa Verde sobre las riberas del rio Dolores y en el cercano valle de Montezuma. Para fin de ese siglo estas mesetas quedaron desiertas para siempre, no se sabe con certeza porque fueron abandonadas luego de tantos años de ser pobladas. Existen diferentes teorías sobre esta emigración, por ejemplo, se sabe que en el año 1200 hubo una gran sequía, aunque los Antiguos Pueblos habían sobrevivido otras sequías anteriormente. Tal vez como pasó en toda las civilizaciones del Suroeste de lo que hoy es Estados Unidos, cuando crecieron sus poblaciones comenzó la desforestación, la falta de agua, el empobrecimiento de los suelos y con ello la falta de alimentos y quizás los problemas políticos y así vino el colapso. Así le sucedió a Chaco Cañon más al sur de Mesa Verde en el siglo 12 -que fue la máxima expresión cultural de los Antiguos Pueblos por 200 años; asi les sucedió a los Kayenta Anasazi en el 1300, en lo que es hoy el noreste del estado de Arizona; asi les pasó a los aborígenes Mogollón más al sur de los Pueblos que colapsaron en el 1400 y a los aborígenes Hohokan en el centro sur de Arizona que colapsaron a fines del siglo 15. Todos estos pueblos aborígenes usaron la agricultura y el regadío de la tierra y también los árboles en la construcción de viviendas y como recurso de energía y todos colapsaron. Sus descendientes abandonaron estos lugares y se esparcieron a otros lugares y luego les tocaría vivir la llegada de los europeos, y pagar un alto precio en vidas, esclavitud, pérdida de identidad al enfrentarse al invasor blanco en el siglo 16 que traía como única meta saquear, esclavizar y convertir a las poblaciones autóctonas con mentiras y fábulas totalmente ajenas a ellos.

El viaje a Mesa Verde es un viaje interesante al pasado que nos enseña algo crucial sobre la supervivencia humana, los colapsos y el precio de colapsar. Hoy no estamos tan distantes de aquellos colapsos del pasado, como entonces nuestra forma de vivir compromete el medio que nos nutre, alimenta, abriga y da energía. A pesar de la distancia histórica y civilizatoria que nos separa, aquellas fueron civilizaciones florecientes y fascinantes que vivieron en contacto directo con su naturaleza, a la que conocían bien, además tenía una vida modesta, sacrificada y corta y eran muchos menos que nosotros. Hoy muchos lugares están colapsando o listos a colapsar, ya sea debido al abuso de los suelos salificados, la falta de agua o por insistentes fenómenos climáticos nocivos. Casi todos nosotros hacemos hoy las mismas cosas, cultivamos la tierra con la misma tecnología, usamos los mismos recursos naturales renovables y no renovables, respiramos el mismo aire y contaminamos la misma atmósfera que alcanza como el agua similares niveles de envenenamiento en constante aumento. Lo peor quizás es que compartimos los mismos principios civilizatorios, los mismos valores depredadores, los mismos conceptos narcisistas sobre lo que entendemos como derechos y encima no vislumbramos otra forma de vivir. ¿Qué nos depara el futuro no tan lejano? ¿Quizás la sombra del colapso nos quite la luz ya que no tenemos lugares donde continuar?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La rana que quería ser una rana auténtica

Augusto Monterroso

Había una vez una rana que quería ser una rana auténtica, y todos los días se esforzaba en ello.

Al principio se compró un espejo en el que se miraba largamente buscando su ansiada autenticidad. Unas veces parecía encontrarla y otras no, según el humor de ese día o de la hora, hasta que se cansó de esto y guardó el espejo en un baúl.

Por fin pensó que la única forma de conocer su propio valor estaba en la opinión de la gente, y comenzó a peinarse y a vestirse y a desvestirse (cuando no le quedaba otro recurso) para saber si los demás la aprobaban y reconocían que era una rana auténtica.


Un día observó que lo que más admiraban de ella era su cuerpo, especialmente sus piernas, de manera que se dedicó a hacer sentadillas y a saltar para tener unas ancas cada vez mejores, y sentía que todos la aplaudían.

Y así seguía haciendo esfuerzos hasta que, dispuesta a cualquier cosa para lograr que la consideraran una rana auténtica, se dejaba arrancar las ancas, y los otros se las comían, y ella todavía alcanzaba a oír con amargura cuando decían que qué buena rana, que parecía pollo.

Augusto Monterroso (1921-2003) nació en Honduras, pero pasó la mayor parte de su vida en Guatemala. Recibió numerosos premios nacionales e internacionales. Su producción literaria es netamente guatemalteca. Su cuento “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”, está considerado como el relato más breve de la literatura universal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Desde España: Dibujos de Juan Francisco Casas

Impresionante que estos dibujos sean hechos a punta de bolígrafo, por ese andaluz de Jaén que es Juan
Francisco Casas y cuyo instrumento sea esto:



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La cruzada contra la verdadera justicia

Alex Jano González (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Pensemos de forma breve en México, uno de los lugares en donde los contrastes entre la opulencia desmedida y la pobreza brutal pintan un paisaje surrealista que supera cualquier puesta en escena del teatro del absurdo.

En esta tierra bendita, para unos cuantos, se ha decidido nombrarle folclórico a lo marginado y de ese modo se va normalizando de a poco la costumbre de la injusticia. Es a base de dicha costumbre a la desposesión, que un programa que pretende acabar con el hambre de la nación puede camuflarse como un acto salvador del actual gobierno federal. Tengamos cuidado, no se trata aquí de una única postura política que critique lo que se hace en la actualidad, programas como el mencionado han tenido sus versiones en todos los gobiernos anteriores-solidaridad, oportunidades y todo tipo de nombres atractivos que disfrazan el asistencialismo imperante en las estrategias gubernamentales- todos ellos llevando detrás la pantalla de que los gobernantes están interesados en sacar al pueblo de su precariedad eterna.



En realidad esta actitud de falsa caridad hacia la gente se sustenta en el hecho de que en México no se respetan las leyes básicas como el derecho al empleo digno y la alimentación. De ahí que sea posible anunciar como un acto bondadoso de quienes llevan las riendas de los dineros que aporta la ciudadanía, el garantizar algo que no tendría porque ser siquiera motivo de cualquier anuncio, a saber, el derecho a alimentarse.

Considero que los gobiernos, todos en la historia de este país, salvo aquel que yo desconozca u olvide de momento, han tenido y tienen una idea muy equivocada de la justicia que les ha resultado muy conveniente. El derecho romano dice que lo justo es darle a cada quien lo que le corresponde, de modo que al pobre siempre le corresponderá un plato de sopa y frijoles pues según su condición esa una retribución correspondiente, si le damos eso para comer, entonces somos buenos y justos. Es claro que estoy exagerando para probar mi punto.

Tomemos la licencia literaria de exagerar en sentido contrario e imaginemos que la concepción de justicia va en el sentido absolutamente opuesto, posmoderno tal vez, y que los funcionarios de gobierno consideran como justo darle al otro aquello que ni siquiera sabemos que le debemos. De esta manera no habría forma de considerar un plato de comida como un paso en el sentido de una justicia legitima, siempre recordarían que están en el puesto que ocupan gracias a alguien a quien nunca podrán terminar de pagar la deuda contraída y se verían en la necesidad y obligación de colocar a los demás en una situación de mayor dignidad en lugar de conformarse con garantizar el menor sufrimiento como un acto providencial.

Les propongo este ejercicio de imaginación, porque tal vez sea a través de imaginar la manera en la que logremos ir cambiando la realidad, aunque sea un proceso lento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El viento

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El viento
es el aire cantando
saliendo
y entrando
con un pajarito
volando.

El viento llama
muge grita
odia ama
murmulla
y despacito
arrulla
un nenito.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Desde Inglaterra: John Frederick Lewis

El Ave Fénix

Nació en Londres en 1804, falleciendo en 1876 en Walton-on-Thames. Fue, por tanto, uno de los primeros pintores profesionales británicos en hacer ese recorrido que tantos otros seguirían más tarde. Vivió en España entre 1832 y 1834. En El Cairo entre 1841 y 1850. De regreso a Inglaterra en 1851 traía innumerables bocetos que entonces pintó en excelentes acuarelas y óleos.



Contemporáneo de Robert Davis, tiene como él una visión de los lugares que visita y pinta distinta a pintores como Hunt y otros. Es más respetuoso con lo que ve, parece integrarse en el mundo que pinta, hasta el punto de incluirse entre los personajes de sus pinturas.

A pesar de compartir el habitual asombro y deslumbramiento romántico por el color, la indumentaria, las costumbres o el abigarrado ambiente tan alejado de la ordenada y gris Inglaterra, no impone el prejuicio que a otros muchos llevó a crear o seguir estereotipos que han perdurado, añadiendo a las escenas lo que, en su opinión, faltaba para completar el deseado exotismo.

Descargar presentación adjunta (pps)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Víctor Valera Mora vivió con la plenitud de los quijotes

Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

La obra poética de este escritor trujillano da testimonio de la coherencia ideológica y vital de un hombre que supo del compromiso y la entrega con lo más libre y justo que habita a los hombres.

Aún debe andar preguntándose cómo camina una mujer después de haber hecho el amor. Y con esa interrogante todos deben amanecer de bala, como él, pero también de nubes y de sueños. Víctor Valera Mora, el “Chino”, nació en Trujillo el 25 de septiembre de 1935. De su infancia se sabe poco. Pero no es difícil imaginarlo contemplando el cielo y volando papagayos, corriendo libre a través del verdor, conmoviéndose con el color y el tacto de las flores, tal vez de allí le vienen el sentir de las gentes y sus llantos, sus risas y esperanzas.



Estudió el bachillerato en San Juan de los Morros, en el estado Guárico, y cuentan que precisamente en esos años empezó a delinear sus versos mientras leía poetas de los llanos venezolanos, escuchaba galerones y conocía poetas allende el mar.

En Caracas estudió sociología en la Universidad Central de Venezuela. Trabajó en la Universidad de Los Andes, en el antiguo Conac, y en la biblioteca ambulante de los Ovalles, la cual era conocida como La gran papelería del mundo.

De la poesía que sabe decirnos

Fue miembro del Partido Comunista cuando aún no cumplía veinte años y por irredento rebelde fue encarcelado a finales de 1957, durante las manifestaciones contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Durante esos años el Chino fue un desenfrenado lector. En los años siguientes Venezuela vivió tiempos turbulentos, signados por la violencia ejercida desde el Estado. Levantamientos militares e insurrecciones estudiantiles y políticas, marcadas en la memoria por el Carupanazo y el Porteñazo.

La poesía del Chino siempre llevó en sus alforjas el sabor y el canto del Pueblo, por eso supo hacer nacer los versos que cantando y diciendo nos encuentran.

Acompañado de los escritores Luis Camilo Guevara, Mario Abreu, Pepe Barroeta y Caupolicán Ovalles, entre otros, Valera Mora fue miembro destacado de la Pandilla de Lautréamont, un grupo que proclamaba la necesidad de la poesía para todos.

En 1961 publicó La canción del soldado justo, un trabajo poético que enarboló las esperanzas y sueños revolucionarios de esa década. Luego, vinieron Amanecí de bala (1971) y Con un pie en el estribo (1972). Precisamente por su segundo libro fue catalogado de subversivo por un general de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM). Era buscado entonces para ser nuevamente encarcelado. El Chino no esperó la condena, ni la desaparición forzosa. Partió rumbo a Roma gracias a una beca. En la capital italiana escribió sus 70 poemas estalinistas, el último de sus libros publicado en vida, que le valió un premio en 1980.

El Chino Valera falleció el 30 de abril de 1984. Dicen que fue un mediodía acostado en su cama cuando le falló el corazón. Lo enterraron un 1 de mayo, como celebrando un oficio que con versos supo edificar la vida. Luego de su muerte fue editado el libro Del ridículo arte de componer poesía, donde se recoge su producción poética entre 1979 y 1984.

El Chino en versos

Probablemente no haya un poeta tan coherente entre sus versos y pensares. Vivió con la plenitud de los quijotes, sabiendo cómo se conquista el viento. El Chino fue de la generación de los 60, de esa que encontró al país entre los que se animaron a conquistar el cielo y los que se doblegaron. Él siempre supo estar del lado de la orilla en la que viven los que sueñan el mundo y se juegan la vida y como él, también la palabra.

Todo en su poesía tiene de amor, de tacto, de lucha y entrega. Aunque quisieron siempre silenciarlo sus versos siguen incendiando la calma, son llama viva que ilumina el futuro que aún está por venir.

Earle Herrera, ese otro poeta y periodista, dice en el prólogo de la edición de Obras completas de Víctor Valera Mora, publicado por el Fondo Editorial Fundarte, en tercera edición en 2012, que “No hay artificio, no hay postura, no hay acomodo a una época o a una moda. El lector sabe y siente que lo que escribe el poeta, le sale de adentro, de lo más hondo”. Y esa profundidad hermosa de la palabra del Chino Valera Mora, esa hechura humana capaz de trascender el papel, esa poética del compromiso que también sabe reír, es la que nos convoca siempre a ser mejores.

______________

Tiempo de perros

VII

de Víctor Valera Mora

“Os doy mi voz erguida
mi sangre de regreso hacia tu edad primera.
Juventud siempre antigua, recomenzada toda,
agonía, irreductible fusil de barricada.
El tiempo pide corazones enarbolados.
¡Uníos! ¡Uníos, fuertes picapedreros!
Implacable tormenta de puños
y metálicas lunas sea la marcha,
porque esta tierra es un río de rodillas,
hay que levantarlo.
Y yo, os aseguro,
la muerte de los lobos será de madrugada”.

(Del libro Canción del Soldado Justo. 1961)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El mundo en 2030

Ignacio Ramonet (LE MONDE DIPLOMATIQUE)

Cada cuatro años, con el inicio del nuevo mandato presidencial en Estados Unidos, el National Intelligence Council (NIC), la oficina de análisis y de anticipación geopolítica y económica de la Central Intelligence Agency (CIA), publica un informe que se convierte automáticamente en una referencia para todas las cancillerías del mundo. Aunque obviamente se trata de una visión muy parcial (la de Washington), elaborada por una agencia, la CIA, cuya principal misión es defender los intereses de Estados Unidos, el informe estratégico del NIC presenta una indiscutible utilidad porque resulta de una puesta en común -revisada por todas las agencias de inteligencia de Estados Unidos- de estudios elaborados por expertos independientes de varias universidades y de muchos otros países (Europa, China, la India, África, América Latina, mundo árabe-musulmán, etc.). El documento confidencial que el presidente Barack Obama encontró sobre la mesa de su despacho en la Casa Blanca el pasado 21 de enero al tomar posesión de su segundo mandato, se acaba de publicar con el título: Global Trends 2030. Alternative Worlds (Tendencias mundiales 2030: nuevos mundos posibles). ¿Qué nos dice? La principal constatación es: el declive de Occidente. Por vez primera desde el siglo XV, los países occidentales están perdiendo poderío frente a la subida de las nuevas potencias emergentes. Empieza la fase final de un ciclo de cinco siglos de dominación occidental del mundo. Aunque Estados Unidos seguirá siendo una de las principales potencias planetarias, perderá su hegemonía económica en favor de China. Y ya no ejercerá su “hegemonía militar solitaria” como lo hizo desde el fin de la Guerra Fría (1989). Vamos hacia un mundo multipolar en el que nuevos actores (China, la India, Brasil, Rusia, Sudáfrica) tienen vocación de constituir sólidos polos continentales y de disputarle la supremacía internacional a Washington y a sus aliados históricos (Japón, Alemania, Reino Unido, Francia).



Para tener una idea de la importancia y de la rapidez del desclasamiento occidental que se avecina, baste con señalar estas cifras: la parte de los países occidentales en la economía mundial va a pasar del 56% hoy, a un 25% en 2030... O sea que, en menos de veinte años, Occidente perderá más de la mitad de su preponderancia económica... Una de las principales consecuencias de esto es que Estados Unidos y sus aliados ya no tendrán probablemente los medios financieros para asumir el rol de gendarmes del mundo... De tal modo que este cambio estructural (añadido a la profunda crisis económico-financiera actual) podría lograr lo que ni la Unión Soviética ni Al Qaeda consiguieron: debilitar durante mucho tiempo a Occidente. Según este informe, en Europa la crisis durará al menos un decenio, es decir hasta 2023... Y, siempre según este documento de la CIA, no es seguro que la Unión Europea logre mantener su cohesión. Entretanto, se confirma la emergencia de China como segunda economía mundial y con vocación de convertirse en la primera. Al mismo tiempo, los demás países del grupo llamado BRICS (Brasil, Rusia, la India y Sudáfrica) se instalan en segunda línea compitiendo directamente con los antiguos imperios dominantes del grupo JAFRU (Japón, Alemania, Francia, Reino Unido). En tercera línea aparecen ahora una serie de potencias intermediarias, con demografías en alza y fuertes tasas de crecimiento económico, llamadas a convertirse también en polos hegemónicos regionales y con tendencia a transformarse en grupo de influencia mundial, el CINETV (Colombia, Indonesia, Nigeria, Etiopía, Turquía, Vietnam).

Pero de aquí a 2030, en el Nuevo Sistema Internacional, algunas de las mayores colectividades del mundo ya no serán países sino comunidades congregadas y vinculadas entre sí por Internet y las redes sociales. Por ejemplo, ‘Facebooklandia’: más de mil millones de usuarios... O ‘Twitterlandia’, más de 800 millones... Cuya influencia, en el “juego de tronos” de la geopolítica mundial, podrá revelarse decisivo. Las estructuras de poder se difuminarán gracias al acceso universal a la Red y el uso de nuevas herramientas digitales. A este respecto, el informe de la CIA anuncia la aparición de tensiones entre los ciudadanos y algunos gobiernos en unas dinámicas que varios sociólogos califican de ‘post-políticas’ o ‘post-democráticas’... Por un lado, la generalización del acceso a la Red y la universalización del uso de las nuevas tecnologías permitirán a la ciudadanía alcanzar altas cuotas de libertad y desafiar a sus representantes políticos (como durante las primaveras árabes o la crisis de los “indignados”). Pero, a la vez, según los autores del informe, estas mismas herramientas electrónicas proporcionarán a los gobiernos “una capacidad sin precedentes para vigilar a sus ciudadanos”.

“La tecnología -añaden los analistas de Global Trends 2030- continuará siendo el gran nivelador, y los futuros magnates de Internet, como podría ser el caso de los de Google y Facebook, poseen montañas enteras de bases de datos, y manejan en tiempo real mucha más información que cualquier Gobierno”. Por eso, la CIA recomienda a la Administración de Estados Unidos que haga frente a esa amenaza eventual de las grandes corporaciones de Internet activando el Special Collection Service, un servicio de inteligencia ultrasecreto -administrado conjuntamente por la NSA (National Security Service) y el SCE (Service Cryptologic Elements) de las Fuerzas Armadas- especializado en la captación clandestina de informaciones de origen electromagnético. El peligro de que un grupo de empresas privadas controle toda esa masa de datos reside, principalmente, en que podría condicionar el comportamiento a gran escala de la población mundial e incluso de las entidades gubernamentales. También se teme que el terrorismo yihadista sea reemplazado por un ciberterrorismo aún más sobrecogedor. La CIA toma tan en serio este nuevo tipo de amenazas que, finalmente, el declive de Estados Unidos no habrá sido provocado por una causa exterior sino por una crisis interior: la quiebra económica acaecida a partir de 2008. El informe insiste en que la geopolítica de hoy debe interesarse por nuevos fenómenos que no poseen forzosamente un carácter militar. Pues, aunque las amenazas militares no han desaparecido (véase les intimidaciones armadas contra Siria o la reciente actitud de Corea del Norte y su anuncio de un uso posible del arma nuclear), los peligros principales que corren hoy nuestras sociedades son de orden no-militar: cambio climático, conflictos económicos, crimen organizado, guerras electrónicas, agotamiento de los recursos naturales...

Sobre este último aspecto, el informe indica que uno de los recursos que más aceleradamente se está agotando es el agua dulce. En 2030, el 60% de la población mundial tendrá problemas de abastecimiento de agua, dando lugar a la aparición de “conflictos hídricos”... En cuanto al fin de los hidrocarburos en cambio, la CIA se muestra mucho más optimista que los ecologistas. Gracias a las nuevas técnicas de fracturación hidráulica, la explotación del petróleo y del gas de esquisto está alcanzando niveles excepcionales. Ya Estados Unidos es autosuficiente en gas, y en 2030 lo será en petróleo, lo cual abarata sus costos de producción manufacturera y exhorta a la relocalización de sus industrias. Pero si Estados Unidos -principal importador actual de hidrocarburos- deja de importar petróleo, es de prever que los precios se derrumbarán. ¿Cuáles serán entonces las consecuencias para los actuales países exportadores? En el mundo hacia el que vamos, el 60% de las personas vivirá, por primera vez en la historia de la humanidad, en las ciudades. Y, como consecuencia de la reducción acelerada de la pobreza, las clases medias serán dominantes y se triplicarán, pasando de los 1.000 a los 3.000 millones de personas. Esto, que en sí es una revolución colosal, acarreará como secuela, entre otros efectos, un cambio general en los hábitos culinarios y, en particular, un aumento del consumo de carne a escala planetaria. Lo cual agravará la crisis medioambiental. Porque se multiplicará la cría de ganado, de cerdos y de aves; y eso supone un derroche de agua (para producir piensos), de pastos, de fertilizantes y de energía. Con derivaciones negativas en términos de efectos invernadero y calentamiento global...

El informe de la CIA anuncia también que, en 2030, los habitantes del planeta seremos 8.400 millones pero el aumento demográfico cesará en todos los continentes menos en África, con el consiguiente envejecimiento general de la población mundial. En cambio, el vínculo entre el ser humano y las tecnologías protésicas acelerará la puesta a punto de nuevas generaciones de robots y la aparición de “superhombres” capaces de proezas físicas e intelectuales inéditas. El futuro es pocas veces predecible. No por ello hay que dejar de imaginarlo en términos de prospectiva. Preparándonos para actuar ante diversas circunstancias posibles, de las cuales una sola se producirá. Aunque ya advertimos que la CIA tiene su propio punto de vista subjetivo sobre la marcha del mundo, condicionado por el prisma de la defensa de los intereses estadounidenses, su informe tetranual no deja de constituir una herramienta extremadamente útil. Su lectura nos ayuda a tomar conciencia de las rápidas evoluciones en curso y a reflexionar sobre la posibilidad de cada uno de nosotros a intervenir y a fijar el rumbo. Para construir un futuro más justo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

TopadoraS-menteS

Miguel Longarini (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Inmensas, gigantes y hambrientas
vienen las topadoras:
A salvar la soja, al sojero…
A las transnacionales
Al Intendente, al funcionario,
Al Gobernador, al Presidente…;
Nunca a la Tierra…Nunca al Hombre.
Llegan, se instalan y talan los bosques
hasta dejar limpio de árboles, de pájaros
y de seres humanos hijos de la tierra.
Nadie puede con ellas ni con ellos,
hace años les decretaron su poder,
su ‘’imperiosa’’ fuerza necesaria…
hace años que las protegen,
que las desean como desean el oro verde
como desean rociar con venenos
todo lo que tenga vida e impida
que la soja crezca , que la soja sea oro.
Qué responden los hombres/ topadoras
a sus hijos preguntones?
Cómo se presentan en la escuela
cuando celebrando el día del árbol
acompañan a sus niños y hacen de papá?
Nada que asombre es su sombra;
Ninguna mueca indica alerta, ni el peligro,
que lo deje al descubierto.
Terminar con los bosques
se acepta como un favor a la patria,
para ser grande, para ser más granero que nunca,
para no guardar patrimonio que sobra…
Ya llegan las hambrientas topadoras
Ya no hay tiempo que sujete a la muerte.
Se escuchan las voces del monte,
de la tierra que se resiste en dar sus hijos
AY PACHAMAMA- AY …PACHAMAMA!
Imploran nuestros hermanos originarios
cuando la orden de pegar y desalojar
por parte de los milicos se hace efectiva…
Y cae una mujer, un niño, un anciano…
y JUNTOS caen los primeros árboles
y el patrón impaciente -paradójicamente-
pide más leña, más palos…más garrote,
menos salvaje, menos comunidad TONOKOTÉ
en Santiago del Estero o en todas las partes
que se oponen a sus topadoras,
a sus desiertos, a su soja …
… a sus negocios de desmontar la vida.

Más información sobre el hecho

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El estruendo mudo y la pedagogía de la alegría

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

“Una mirada a la ciudad con ojos de niños”. Es un llamativo cartel de bienvenida de la municipalidad de Miraflores a los pobladores del Perú y a los turistas del mundo que visitan el país, muchos de ellos interesados en el proceso económico del Sur - Sur y proyectar la vida con la adopción de un niño o niña natural de los Andes.

En efecto, ese cartel sintetiza una filosofía, una serie de actividades relacionadas con la cultura de la paz, como la campaña “Adopción, la visión de ser familia”, impulsada por los gobiernos distritales de Lima, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, la Asociación de Familias Adoptivas Ruruchay y conocidos artistas y comunicadores. Destaca el aporte del Colectivo Artístico Estruendo Mudo, de Mangomarca – Lurigancho.



El fin es consolidar una red, que logre superar prejuicios de raza, de sexo, de procedencia u otros elementos que perturban a un padre soltero o a las familias con voluntad de adoptar un niño o niña, como parte esencial del bienestar integral.

Este Mayo de 2013, declarado por las Naciones Unidas como el mes del Niño, la plaza principal de Miraflores fue escenario de una concurrida manifestación de solidaridad con la adopción. Estruendo Mudo ofrece al público: batucadas o percusión de tambores. Malabares con fuego. Escenificaciones como: Por una flor, Represión infernal, Camino de Rosas, entre sus obras más difundidas. Y paseos con zancos.

Estruendo Mudo, se inspira en un poema vertiginoso de César Vallejo, que siempre alimenta la imaginación. En el verso XIII de Trilce (1922) dice: Pienso en tu sexo./ Simplificado el corazón, pienso en tu sexo,/ ante el hijar maduro del día./Palpo el botón de dicha, está en sazón./ Y muere un sentimiento antiguo/ degenerado en seso.

Pienso en tu sexo, surco más prolífico/ y armonioso que el vientre de la Sombra,/ aunque la Muerte concibe y pare/de Dios mismo. Oh Conciencia,/ pienso, sí, en el bruto libre/ que goza donde quiere, donde puede. /Oh, escándalo de miel de los crepúsculos./ Oh estruendo mudo. Odumodneurtse!

Integrado hasta ahora por 5 mujeres y 12 hombres, Estruendo Mudo, es un grupo dirigido por el profesor Alfredo Bocanegra, del Colegio Valentin Sujomlinski, nombre de un educador de origen ruso, que diseñó la pedagogía de la protección de los niños: “Nadie sufre tanto como los niños las desventuras de la guerra y a nadie necesita tanto el pueblo como al pedagogo después de la guerra”.

Los integrantes de Estruendo Mudo son: José Andrés Vargas, Renzo Maniquero Crispín, Angelo Torres Pérez, Alicia Alvarado Canales, Gersson Huamán García, Dicia Valdez Japa, Yosefín Irca de Xuca, Raúl Montoya, Angie Advvores, Milagros Quispe Visalot, Mario José Espinoza Meléndez y otros. Todos ellos, tienen como objetivo llevar la alegría a la comunidad, de la cual reciben el aliento espiritual, de gente que mantiene otra forma de pensar. Sus presentaciones más aplaudidas son los pasacalles.



Sus miembros están convencidos en proseguir cultivando su arte y al mismo tiempo que siguen una carrera paralela para obtener sustento económico. “Los padres no siempre ven bien el arte. El pensamiento generalizado es que el arte no da de comer”. Los jóvenes artistas sienten mucha satisfacción unirse a la causa de los niños sin padres y a las familias integradas, y ven con espíritu crítico aquellos laboratorios de embriones que en algunos lugares del mundo sirven para ofrecer un nuevo miembro de familia.

Estruendo Mudo ha recorrido varias ciudades del país y en sus actuaciones en Chiclayo, Chancay, Ancash y particularmente en Oruro, observan el potencial cultural de la niñez y la adolescencia. De Oruro, pueblo boliviano que cultiva el arte de la danza, destacan el famoso mundo de las “Diabladas”, festivales anuales, que compiten con los Carnavales del Brasil. Igualmente, aprecian la dinámica de los grupos de Lurigancho como Kactus, El Agustino y otros. La idea es que cada distrito tenga su grupo cultural, que sea el mensajero de paz. Que el arte de la solidaridad se amplíe.

Su participación en el Parque Kennedy del 18 de Mayo, fue un éxito. Estruendo Mudo, escenificó representaciones de la fauna amazónica y la complejidad del bosque, con la armonía en la protección de la vida de los animales de diferentes especies, hasta que logran capacidad para su propia supervivencia.

“Qué suerte tenéis los jóvenes de hoy. Todo el mundo es vuestro, es fácil jugar, correr, saber, señala Frato, artista argentino que se suma a la cruzada, en una ingeniosa exposición de viñetas.

Estruendo Mudo de Lurigancho, se inspira en la historia de su distrito, que se remonta a la cultura prehispánica Ruricancho, que ocupó el territorio hasta la confluencia de los ríos Rímac y Santa Eulalia. El 24 de junio de 1571, se fundó el pueblo "San Juan Bautista de Lurigancho".

Poco a poco la población nativa de estas zonas desaparece entre los siglos XVI y XVII. San Juan Bautista de Lurigancho se extiende hasta Lurigancho-Chosica y el centro poblado de Huachipa. Actualmente sobrepasa el millón de residentes. Es el distrito más poblado del Perú y de América del Sur. Para su mejor administración se ha dividido en 8 zonas y 27 comunidades. Entre las urbanizaciones y localidades más representativas del distrito está Mangomarca, el barrio donde nace Estruendo Mudo.

La Huaca Mangomarca o Templo Nuevo de Mangomarca, es un conjunto arquitectónico hecho a base de tapial y de adobe. El ministerio de Cultura, se ha hecho presente. La zona está señalizada y debidamente identificada y se ha construido en parte un cerco perimétrico. Al lado de la Huaca Mangomarca, se ha recuperado el parque y los colegios zonales usan la zona perimétrica para representar el Inti Raymi o Fiesta al Dios Sol, que cada año, el 24 de junio, ofrece para el mundo el mágico Cusco.

La pedagogía de la alegría

El sistema de educación superior ha experimentado un crecimiento explosivo en las últimas cuatro décadas. El número de trabajadores con educación superior representa casi el 30 % de la fuerza de trabajo. Pero existe un desajuste entre la educación superior y empleo que no sólo se traduce en subempleo. Los sectores de menores recursos son los más perjudicados por la baja calidad e ineficiencia del sistema educativo.



San Juan de Lurigancho posee una capacidad exportadora de 130 millones de dólares anuales, cifra similar a toda la región Lambayeque y superiores a otras del país. Las actividades comerciales, manufactureras y de la construcción son las más importantes.

Estas actividades tuvieron sus bases con la masiva migración de los provincianos a la capital a partir de los años cincuenta e hicieron frente a su condición marginal al laborar como vendedores ambulantes y trabajadores dependientes. Ha generado cerca de 100 mil negocios de todos los tamaños, de los cuales más del 50% están formalizados, según la gerencia de desarrollo económico de la Municipalidad de SJL.

Más que recursos naturales, Lurigancho cuenta con fábricas principalmente de confecciones, bombas centrífugas, pinturas, muebles de madera, ladrillos y cuero. Además, envasadoras de gas, plásticos, equipos electrodomésticos, artículos de cobre, cocinas industriales, escobillas de ropa, embutidos y alimentos. Variedad servicios en alimentos y hostales, así como imprentas, líneas de transporte público, cabinas de informática e Internet, agencias bancarias, librerías, peluquerías, empresas de seguridad.

Las potencialidades humanas de Lurigancho se aprecian a través de su red cultural, los operarios de construcción, confecciones, conductores de vehículos, y profesionales como maestros, economistas, abogados, técnicos de enfermería, técnicos de nivel intermedio, etc. De acuerdo al "Ránking de Ejecución de Inversiones de las municipalidades de la Provincia de Lima 2009" elaborado por el MEF, la municipalidad de San Juan de Lurigancho ocupa el 3er Lugar del monto presupuestal ejecutado solo detrás de San Bartolo, y Magdalena del Mar.

Es además el distrito que tiene más hogares con uno de sus miembros viviendo en el extranjero a nivel nacional, por ello un punto fundamental es la importante suma de dinero que se capta a través de las "remesas" provenientes del exterior.

El Instituto Cultural Ruricancho, en sus diversas investigaciones emprendidas desde el año de 1998 ha contabilizado más de una veintena de asentamientos arqueológicos. Es uno de los distritos con mayor diversidad arqueológica de Lima Metropolitana. Tiene un observatorio astronómico en los altos de cerros cerca de Jicamarca. Lurigancho se encuentra hermanada con: Santiago de Cali, Colombia, Cantón, China. Innsbruck, Austria.

El nombre de Estruendo Mudo se extiende a grupos editoriales del Perú y otros países latinoamericanos, como Mitin Editores y Calato Editores. La publicación del periódico de poesía Odumodneurtse, posteriormente daría nombre a la editorial Estruendomudo.

La pedagogía que predica es la pedagogía de la bondad, de la verdad, de la cultura de los sentimientos y del pensamiento, la pedagogía de la formación del Hombre y del Ciudadano. El deseo de estudiar viene con el progreso en el estudio. No depende del interés de los niños, sino del saber estudiar. Resulta que para que el niño estudie bien es preciso... que estudie bien.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Todo lo que era sólido”, de Antonio Muñoz Molina

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Antonio Muñoz Molina
Todo lo que era sólido
Seix Barral

“El lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras
suenen a verdades y que sea respetable el crimen”
George Orwell

Para quienes han olvidado sus propias circunstancias y tienen la espalda vuelta a nuestro reciente pasado, este ensayo envuelto de amenidad literaria. Analiza con orden reflexivo desafiador el panorama de una España en declive, mostrando una proyección del tiempo vivido que le hará reaccionar ante el presente donde tantos mantienen una dura briega por su subsistencia y lamentándose con no menos angustia ante la situación actual que conmueve al país. Seguro que la generación de mayor edad, que se va extinguiendo debido a los años y el tiempo sufrido, observará la tragicomedia coincidiendo la lectura de Todo lo que era sólido mostrando confirmación por experiencia propia y desconfianza hacia la parodia de la “riqueza” y falta de altura de miras de aquellos que cayeron en la trampa de tan esperpéntica burbuja, que los viejos roqueros indignados denunciaban durante todo su proceso destructivo y especulador de esta última década. Corrupción y desmemoria, desde una óptica diferente a como la ven las nuevas generaciones, que por fortuna, no sufrieron tan luctuoso principio de posguerra de la cruel dictadura del nacionalcatolicismo.

Aquí pues el toque crítico, la llamada de atención que hace Muñoz Molina: “Me gustaría que este libro pudiera ser una herramienta útil en el debate imprescindible que tenemos por delante como ciudadanos, No podemos eludir la responsabilidad de reflexionar críticamente y de actuar cada uno en el ámbito preciso de su vida civil” No más ayer, un aire de democracia llamó a la puerta para dar paso a una Transición con demasiados errores para la que no faltaron advertencias ante la “fuerza que se concedió a los aparatos políticos de los partidos y a la primacía de esos partidos políticos sobre la Administración” Con ello el clientelismo llegó en bandadas. La derecha heredera del franquismo atado y bien atado, se encasquetó la máscara de la democracia manteniendo sus ideas ligeramente suavizadas, mientras la socialdemocracia diluida del PSOE iniciaba su camino hacia la desmemoria y la mediocridad, aceptando un clientelismo cada día más alejado de una Administración digna al servicio de loa ciudadanía, optando por la degeneración como alimento prospero de sus propios intereses. Olvidando los versos del poeta sevillano Luis Cernuda: “Recuérdalo tú y recuérdalo a los otros". Versos con los que Muñoz Molina asevera: “Los partidos políticos nunca han querido una administración fuerte”

No debe ser esto una condena total de los partidos políticos por quienes descalificamos con razón la sociedad española, debiendo tener en cuenta, que tanto en la derecha como en la desmemoriada izquierda hay políticos de valía, de altura, pero que han sido postergados a un segundo puesto cuando no a la marginación total, para ocupar la primera fila como protagonistas los mediocres de escasa intelectualidad y cultura social, para regenerar a un país que ellos mismo han conducido a la degeneración social y cultural, eliminando el espíritu crítico, implantando el silencio como respuesta a la realidad que se sufre, porque “el espíritu crítico se ejerce muy en privado o del todo en silencio. Uno de los rasgos más sorprendente de la innumerable clase política española es la conformidad. Los dirigentes de cada partido son reelegidos una y otra vez con unanimidades norcoreanas” por los acólitos con carnet que sestean en los cementerios de las administraciones con nóminas bondadosas.

“Había un país real, más bien austero habitado por gente dedicada a trabajar lo mejor que podía” trascurriendo su vivir en una atmósfera limpia y el deseo de recuperar el derecho a reír y ser críticos que durante cuarenta años había estado condenado. Así iniciamos el camino elegido con ilusión. Pero trascurridos unos años, no demasiados, el desencanto empezó a llamar en nuestras conciencias. “pero por encima de ese otro país y mucho más visible estuvo desde muy pronto el otro país de los simulacros y los espejismos, el de las candidaturas olímpicas y la exposiciones universales, el de las obras ingentes destinadas a ningún uso real, sino el exhibicionismo de los políticos que las inauguraban” Y con tan sombrío como menesteroso llegó el estallido de la burbuja de la construcción desmedida, de la corrupción protegida, déspota y devastadora amparada por el propio sistema.

Porque “En treinta y tantos años de democracia y después de casi cuarenta de dictadura no se ha hecho ninguna pedagogía democrática” Este es el presente, el desafío al que tenemos que enfrentarnos quienes ya lo hicimos, observando a las generaciones que nos vienen sucediendo especialmente la más joven a la queda un duro camino en la lucha por supervivencia. Y si ganas no le faltan combatir para construir una democracia limpia con la que poder realizar su propia realidad y necesidades. Porque “Ahora despertamos a la fuerza, y descubrimos algo que se nos había olvidado. Somos pobres. Vamos a serlo más todavía y durante mucho tiempo. Éramos nuevos ricos y ahora resulta que somos pobres” Esta es la emocional y severa crítica que expone Todo lo que era sólido, un espejo en el que debemos mirarnos todos sin importar la ideología de cada cual. Mirando con realismo práctico el desolador basurero donde nos han arrojado los falsificadores de la democracia. Lograr eliminar todo este desafuero es tarea de decencia, voluntad y coraje sin populismo y radicalismos. Somos blancos como la hija de sus majestades, un pueblo viejo por el que han pasado muchas civilizaciones que se han quedado con nosotros. Pero seguimos siendo una colonia. Olvidarlo sería una traición a nosotros mismos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El mortal

Guillermo Henao (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Catapulta nuclear sepulta
tus proyectos
en el sepulcro público.
Es una antigua muerte a diario rediviva,
circanual-ultradiana.
Asumió la suma de las cosas para dividirlas
multiplicadasentreotros.
Retuvo el frágil cordel de la re-partición.

Atrévete, atrévete siempre. Así hollarás hoyas,
escollos, ríos, saltos.
Ya es la hora
de imponer pena de muerte a los secretos, incluso
a los de estado y de guerra. Triunfaremos de todos modos,
aun sobre estos, si nos esforzamos más allá de nosotros.

Para empezar
es preciso haber empezado antes.
Saca todo de ti, dalo todo, nada ocultes: todo lo oculto puede ser sabido.
Y desoye las consejas de desaliento.
No hay des-tino, y los hechos des-atinan la empresa.
La ciencia, cons-ciente,
organiza lo desconocido, gana palma a palmo a las sombras.
¡Anímate!
Sólo falta
un trayectico
infinito.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crónica de una muerte esperada

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Era lunes negro.

Después de la fiesta sabatina y “bombonera”, parecía lógico. Lo bueno dura poco.

Entraba en el tercer día del tune sin sueño.

Yon sonó lúgubre en el teléfono. Lúgubre y casi imperceptible.

- Preparate que es un thriller. Vamos urgente a verlo a “Baruch, el yacaré cibernético” -, Si hubiera sido por el tono, habría optado por la puteada o la carcajada, sin miedo a la rima.

Exprimí dos naranjas, dos, para cumplir con la cuota vitamínica que me supe recetar. La cosa era frugal. Más tarde, tal vez antes de que nos cobre la noche, podríamos explotar los misteriosos “paswords” del vasco para comer bien, beber mejor y, sobre todo, no pagar.

--

En la esquina de Grigera, depositados sobre la plaza verde y florida, con mucha gente dispersa, pero ninguna del mejor humor, “Baruch”, el correntino, le contaba al vasco un policial de otro correntino. Como siempre se columpiaba.

Es un conjeturologo fenomenal, pero ahora era veraz, certero como un estilete y estaba enojado.

Sabe que está en las diez de últimas, me refiero al tiempo que le queda, antes de abrocharse a una esperanza “murciana”, en España por supuesto.

Yo llegué bastante confundido, como siempre, porque el silencio de “garganta profunda”, el confidente lanusense de Yon, a quien habían degradado, me tenía perturbado.

Los golpes, para los soldados de fortuna, son probables, porque el exilio lo decidió “el viejo”, quien estaba siendo díscolo, cuando en realidad se limitaba a ser astuto, como siempre.

Caminamos los tres, dando “la vuelta del perro”. Yon con las manos atrás y atento, se escondía del reflejo solar, entornando sus ojos celestes.

“Baruch”, torrencial cada vez que se larga a hablar, en ésta fue somero.

- Sábado 10 de noviembre a las cinco y media de la mañana y con lluvia torrencial, llegaba el presagio -, comenzó a contar.

-En Banfield (otra vez Banfield), Alsina y Medrano, un rato antes, se enroscaron dos chicos con un auto. El alcoholímetro, de haber existido, seguro que reventaba, pero esa es una suposición -, se disculpó.

- La ambulancia pediátrica regresaba de una emergencia. La gente socorrista es empecinada. Lucha contra la muerte, como queriendo olvidarla. Son muy cabezas duras. Podría decirse otra cosa, pero…-, y siguió su cuento.

-La doctora Analía es una ex voluntaria en la guardia del hospital, donde “jugó” como socorrista hace más de diez años, ahora es pediatra. Progresó, pero no renegó del todo en eso de la batalla-, agregó.

- El que la acompaña, Ariel, ostenta diez de enfermero-, sigue sumando “Baruch”.

-Dan el parte a la base, “tenemos un “vía pública”-, que manera tiene esta gente de caratular una “piña”. Pasan los datos.

-¡Rápido!-, piden apoyo, la lluvia torrencial y justo de noviembre, se llora todo.

Tal vez es la bronca de Dios.

-¡Rápido!, mandame otra ambulancia-, le reclama a Viviana, la recepcionista de emergencias.

-“Dos masculinos” (sigue la jerga) de más de veine años, uno grave oro moderado -, suena la voz monocorde por la radio y en ambos extremos de la línea imaginaria.

Viviana recibe el pedido de auxilio de Ariel y Analía y “despacha”-, sigue relatando el “yacaré”.

- Salen dos ambulancias, una de Llavallol, apostada para cualquier eventualidad que suspenden, gracias a otro Dios y por la gente. La de Lomas, pero fuera de servicio, tripulada por el correntino, ex voluntario de guardias hospitalarias, socorrista e instructor, parte con Luis, otro socorrista veterano -, sigue narrando el “yacaré”.

-Viviana llama al hospital, para avisar. Nadie atiende los teléfonos-, agrega, tenso.

-Ah…, Luis estaba durmiendo cuando lo llamaron. A las siete, le tocaban las siguientes veinticuatro horas de guarda -, sigue enumerando.

- El correntino reclama: -vamos “ET”, Ariel precisa ayuda, está en un “vía pública” -, el compañero gasta una protesta.

-Afuera es noche y llueve tanto, esto ya era un tango -, ameniza Baruch.

- Llega la ambulancia a la guardia del hospital. Los recibe un enjambre de “ambos”, así le llaman a los uniformes: bordó, azules, blancos. Nadie sabe por donde empezar -, aumenta explicaciones “Baruch”.

-¿Quién es el médico?-, pregunta Analía.

- Ya viene -, es la respuesta anónima.

- Se va un “ambo”-, amplía el narrador y sigue:

El correntino lidera la atención, como hace doce años, cuando era el instructor y Analía la alumna. Las miradas que se cruzan entre los dos son de aprobación, ambos “la tienen clara”.

Ariel y Luis no se quedan atrás, se anticipan a los pedidos de material.

Se van yendo los “ambos”, pero de a uno, contabiliza el “Yacaré”.

-¿Quién es el médico?- , vuelve a preguntar Analía.

- Ya viene lo fueron a buscar -, otra vez la respuesta anónima. Se va otro “ambo”-

- El único que queda es un “ambo” blanco (enfermero) con poca experiencia en emergencias –

-Si alguien quiere criticar, no estaba ahí para criticar -, dice que dijo el correntino, para agregar – si alguien enía algo preparado, ahí no se vio.-

Llega la muerte, siempre artera y sigilosa.

- Luego de veinte minutos, más o menos, después, es como la eternidad de Dios, aparece la médica. Ve el cuerpo inerte -, sigue monocorde “Baruch”

- Analía le explica todo, de donde lo traen, lo que pasó -.

- La Guardia no recibe muertos… lo tenes que llevar de donde lo traen-, frió la médica –

- El correntino se brota de furia: “usted no estaba acá hace veinte minutos-, escupió y retransmitió Baruch.

- Para enfriar la calentura sale a la lluvia –

Llega la ambulancia de los bomberos –con dos pacientes más-, y nadie los ayudó, salvo los voluntarios, amigos de haber entrenado alguna vez juntos, de haber compartido un mate, juntos-.

- Analía le dice al correntino “lo recibieron”, se refiere al cuerpo del accidentado – padeciendo cierto alivio.

- Saludan a “los bombas” y salen-, antes de soltar la puerta alguien la empuja a un costado y evita que la cierre -, añade el “Yacaré”.

“Soy la madre del muchacho accidentado”, dice que dijo. Otro alguien se apura a cerrarle la puerta.

- No señora, por aquí, no. Vaya por “al lado” Sabiendo que “al lado” no había nadie para contestar las preguntas de esa madre a la que se le había “perdido” el hijo -, extiende “Baruch”

Sigue lloviendo torrencialmente y Analía repitiendo “lo recibieron”-.

Fue un logro. ¿De quien? ¿De la imprudencia? ¿Del amor? ¿De la negligencia? ¿De la humanidad? O ¿de la solidaridad?


- Afuera sigue lloviendo-, ignorando los tiempos de la narración. El chico se había “ido”, agarrado a un crucifijo que, para colmo, lo ahorcaba. Había sido su único asidero en la escalera temblorosa de la conversión.

La barrera, por alta o baja que fuera, sobre todo la de Loria, por muy tenazmente que se intentara saltarla. Seguía enturbiando la corriente de mis pensamientos.

Aunque fuera del tamaño de un guijarro, el obstáculo persistía, empañando la pureza de esos pensamientos.

Cada uno tiene que seguir su camino, pensé, por supuesto, no por Yon.

.-Quizás ya no tenemos nada en común-, flagelé

-Quizás nunca lo hemos tenido-.

- Pero aunque me trates como a un “hijo de puta” despiadado, se que tenés algo que decir, no para mí-.

- Tenés cosas más importantes que hacer -.

-¿Me entendiste Baruch”?-.

Quise ser amable, con tanta reflexión nunca dicha, pero te regalo “la yapa”, para tu prurito evangélico que leí por ahí, “los ingleses siempre han reverenciado a los santos, pero odiado que sean perspicaces”

--

Después de la lluvia de noviembre Yon me tomó del hombro y se frotó “la panza”, me di cuenta que hoy no haríamos la digestión. Lloré para mis adentros, al pensar en los ajies morrones a la parrilla, que prometiera “Ani”. Me consuelo, el “thriller” para el vago de Jorge, está listo. Esto que nos ocupa ocurrió en el invierno del 2002.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música tradicional de Afganistán

Argenpress Cultural

Afganistán es un país sin salida al mar ubicado en el corazón de Asia. Considerado generalmente como parte de Asia Central, está a veces agrupado dentro de un bloque regional entre el Subcontinente Indio y el Medio Oriente, como una entidad religiosa, etno-lingüística y geográfica relacionado con la mayoría de sus vecinos. Limita con Pakistán al sur y al este, con Irán al oeste, con las ex repúblicas soviéticas de Turkmenistán, Uzbekistán, y Tayikistán norte, y con la República Popular China al noreste a través del corredor de Wakhan.

En los últimos años las guerras y los conflictos se han sucedido en el país, convirtiéndolo en uno de los lugares más golpeados del mundo, con una conflictividad casi perpetua que no baja.



Afganistán es un país extremadamente pobre, con una alta dependencia en la agricultura, pues la mayor parte de la población (90%) trabaja en el sector agrícola cultivando cereales, frutales, frutos secos, algodón y papaya. La mayoría de la agricultura se realiza en las llanuras del norte, cerca de las fronteras con Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán. También hay importantes rebaños de ovejas karakul, así como artesanía de alfombras. Posee importantes reservas de gas natural explotadas a baja escala por empresas de capital estadounidense y una industria (textiles, alimentos) de incipiente desarrollo. En general, la economía afgana tiene muy bajo desarrollo debido a la situación de guerra permanente, a la falta de un gobierno central efectivo, y a la fragmentación de la sociedad en grupos tribales.

Su cultura ha sido enormemente influenciada por el Islam, pero también en menor medida por el Budismo y el Zoroastrismo. El país ha sido un cruce de caminos a lo largo de la historia para la India, Irán y Asia Central, lo cual ha repercutido sobre su civilización.

La mayoría de afganos (cerca del 99 por ciento) son musulmanes, de los cuales el 80-89% son pertenecen al grupo suní, mientras que sólo el 10-19% son es chiíta. Existe una pequeña minoría de sikhs en la nación. Una importante figura de la vida musulmana en Afganistán es el mulá (líder religioso o instructor). Cualquier hombre que pueda recitar el Corán (la escritura sagrada del mahometismo) de memoria, puede ser un mulá.

Música religiosa

La recitación del Corán es un tipo importante de interpretación religiosa sin acompañamiento, como lo es el ritual zikr de los sufíes que usan canciones llamadas na't, y el estilo de canto Shi'a, tanto solista como en grupo, conocidos como mursia, manqasat, nowheh y rowzeh. La secta sufí Chishti de Kabul es una excepción, ya que usa instrumentos como el rubab, la tabla y el armonio en su veneración; esta música es llamada gaza-yeh ruh (alimento para el alma).

Música clásica afgana

La música denominada klasik incluye tanto producción instrumental como vocal, así como danzas, lo mismo que tarana y ghazals. Varios Ustads, o músicos profesionales, han aprendido música clásica de la India, y usan teorías y terminología de la música indostaní.

Los instrumentos usados son: las percusiones en tabla, zerbaghali, dayra y dohol; los instrumentos de cuerda pulsada son el dutar, sitar, tambur y rubab; los instrumentos de cuerda frotada dilruba y ghichak, y el instrumento de viento sorna. El rubab es instrumento nacional.

Para mostrar algo de esta vasta producción, dejamos aquí tres breves ejemplos, sin dudas con sonoridades a las que nosotros, occidentales, no estamos acostumbrados.







Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En algún lugar… Mundo Google

Laura M. López Murillo (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En algún lugar limítrofe y en la víspera del futuro se reinventan las prioridades y los métodos de una nueva época; es una labor exhaustiva y apremiante porque el umbral del porvenir aguarda en un punto cercano y con él, la esperanza de realizar la utopía del conocimiento…

El escenario de un futuro que alguna vez se consideró remoto se construye segundo a segundo cuando los avances en la ciencia traspasan las fronteras de lo imposible. Hoy por hoy, el legado cultural y científico se conserva en una biblioteca universal e infinita, porque el ciberespacio es el recinto donde se almacena, se comparte y se distribuye la información. La utopía hiper moderna consiste en el advenimiento de una sociedad sustentada en el conocimiento teórico y en la información donde las ideologías resultarían sobrando.



La Declaración de Principios de Ginebra en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información en 2003, expresa “el deseo y el compromiso de las naciones para construir una Sociedad de la Información centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en la que todos puedan crear, consultar, utilizar ycompartir la información y el conocimiento, para que las personas, las comunidades y los pueblos puedan emplear plenamente sus posibilidades en la promoción de sudesarrollo sostenible y en la mejora de su calidad de vida, sobre la base de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y respetando plenamente ydefendiendo la Declaración Universal de Derechos Humanos".

En el acceso al conocimiento residen todas las esperanzas y el factor de la polarización se ubica en la brecha digital. Las cifras publicadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) indicó que persiste la gran diferencia en el acceso a Internet: en las naciones emergentes es del 31% mientras que en los países industrializados asciende al 71%. La población europea es la más conectada del mundo con un 77%, en segundo lugar se encuentra la población americana con un 61% y las regiones con menor acceso son Asia y el Pacífico con un 32% mientras que África no supera el 16%.

Pero este abismo digital ya no es irremediable: Google tiene la intención de financiar, construir y ayudar a operar redes inalámbricas desde el África subsahariana hasta el sudeste de Asia, esperando conectar a Internet a millones de personas en países emergentes. Google estaría dispuesto a aportar los recursos necesarios para construir la infraestructura requerida, proporcionar teléfonos móviles de bajo costo y emplear globos o dirigibles para transmitir señales a cientos de miles de kilómetros.

Sin embargo, la consolidación de la aldea Google implica riesgos y el acceso a Internet no garantiza la obtención de conocimiento. Aún es muy pronto para ponderar el costo de los beneficios, pero los primeros efectos son evidentes: las tecnologías de la comunicación acercan a los cibernautas pero los abstraen de la realidad y se agudiza la dependencia de los dispositivos inteligentes en detrimento de los procesos cognitivos y la memoria.

Realizaremos el nuevo ideal social cuando la sociedad y la información no sean entornos excluyentes ni alienantes, cuando la comunicación sea un bien público y no una mercancía, cuando el lucro superlativo abandone la categoría de las prioridades; es una labor exhaustiva y apremiante, pero inexorable, porque el umbral del porvenir aguarda en un punto muy cercano y con él, la esperanza de realizar la utopía del conocimiento…

Laura M. López Murillo es Licenciada en Contaduría por la UNAM, con Maestría en Estudios Humanísticos. Especializada en Literatura en el Itesm.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los libros más caros del mundo

¿Cuáles son los libros más costosos del mundo?



Descargar presentación adjunta (formato pps)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Blancanieves: Una manzana envenenada para el cine español

Jesús María Dapena Botero (Desde Vigo, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



NACIONALIDAD: española
GÉNERO: Cine infantil
DIRECCIÓN: Pablo Berger
PRODUCCIÓN: Pablo Berger, Ibon Cromenzana, Jerôme Vidal
PROTAGONISTAS:
Maribel Verdú
Encarna/Madrastra
Macarena Gracía
Carmen/Blancanieves
Daniel Giménez Cacho
Antonio Villalta/El padre
Ángela Molina
Doña Concha/La abuela
Sofía Oria. Carmencita/Blancanieves
Pere Ponce
Genaro/El chofer
Josep María Pou
Don Carlos/El apoderado
Inma Cuesta.
Carmen de Triana/La madre
GUIÓN: Pablo Berger
FOTOGRAFÍA: Kiko de la Rica
MÚSICA: Alfonso Villalonga
DURACIÓN: 104 minutos

¿Dónde estarán los grandes maestros del cine español, los Luis Buñuel, los Carlos Saura, los Mario Camus, los Fernando Trueba, los José Luis Cuerda, los Almodóvar, los Amenábar?...

En este potpurrí nostálgico del cine mudo, apenas si aparecen evocaciones de ellos, como el simpático Pepe, que nos recuerda las gallináceas de Los olvidados.



Y gozamos, un poco del folclore crítico de La niña de tus ojos, sin la riqueza de contenidos de un Saura, un Camus o un Cuerda, en un cine en el que Pablo Berger pareciera aferrarse superficialmente a las más viejas tradiciones, sin ocasionar la ruptura de un Luis Buñuel o un Salvador Dalí, al proponer su estética surrealista.

La apuesta de Berger pareciera ser más bien por un postmoderno neoconservatismo, con un formato neogótico, que huele a las españoladas del cine del franquismo, con la recreación de un viejo cuento de hadas, sin el romanticismo de los hermanos Grimm, ni de Walt Disney, pero sí con el realce de la tauromaquia, por más que se indulte a la bestia, y de un flamenco, que dista mucho del cante jondo de un Carlos Saura, que va tras las raíces de la música andaluza.

Porque la mezcolanza preciosista, que hace Berger, al sacar retazos de un cajón de sastre, no pareciera comprender la hondura del cante, que inspirara a don Miguel de Unamuno, versos como éstos:

¿Arte? ¿Para qué arte?
Canta, alma mía,
canta a tu modo...,
pero no cantes, grita,
grita a tus ansias
sin hacer caso alguno de sus músicas,
y déjales que pasen…

El preciosismo de Berger pareciera acercarse más a sus orígenes como publicista, en una obra, que pudiera pensarse que apuesta más por la tesis del arte por el arte, más allá de contenidos, con el uso de significantes más que de significados, a la manera que lo señalara David Bordwell, en su obra de 1995, El significado del filme: inferencia y retórica en la interpretación, para darnos un cine light, el cual, a pesar de todas las tragedias iniciales, no pareciera dar cuenta de ese verdadero sentimiento trágico de la vida, tan ibérico, como el propio Miguel de Unamuno, sino que se convierte en un divertimento vacuo, en el que se desperdicia el talento de actrices de la talla de Maribel Verdú, casi convertida por Berger, en una modelo de Vogue, en una esquemática y rígida, narración de un maniqueísmo radical, en el mal combate envidiosamente al bien.



Destino del que logra escaparse esa, que fuese nuestro obscuro objeto del deseo, Ángela Molina, ahora convertida en una excelente actriz de carácter, aún en los pocos episodios que Berger le permite ser doña Concha, la abuela de Carmencita, para revelarnos la verdadera magia de las danzas sevillanas:



No deja de ser terriblemente lamentable, que en manos de Berger, el hermoso cuento popular, recopilado por los hermanos Grimm, se convierta en un esperpéntico melodrama, así se eviten los gritos y sollozos del cine sonoro, para dar paso a una excelente banda musical, como fondo a las imágenes captadas, por ese maravilloso fotógrafo, que es Kiko de la Rica, a quién sería al único al que yo daría el Goya, si fuese jurado en ese concurso, al considerarlo, verdaderamente digno de entrar en la historia del cine español; afortunadamente, lo tiene entre sus manos:



Acuerdo con Roger Ebert que la cinta es visualmente impactante, así suscite simpatías o antipatías, con cierto tono británico de underground, almibarado a la andaluza, que cambia el rock, por un aceptable flamenco.

Para mí, pese a la excelencia de la fotografía, Blancanieves de Pablo Berger no se convierte, como para algún crítico, en un milagro del silencio; será una película, que se recuerde por su forma original de presentar un viejo cuento, pero no creo que trascienda demasiado, en la medida que su formalismo no invita a la reflexión ni al pensamiento, al no tocar, ni involucrar, profundamente, al espectador, más allá de hacer su mezcolanza de estilos, con un poco de expresionismo alemán, de surrealismo e incluso de neorrealismo, en clave neogótica, sin romper para nada la continuidad del érase una vez del cuento y del cine tradicional, que recopila y representa de una manera muy española, más cercana a la España de charanga y pandereta, que la España de la rabia y de la idea.

Lo verdaderamente preocupante, es que, así como la Blancanieves de Pablo Berger, esta cinta pudiera llegar a ser una de las últimas proyecciones de un cine que, en vez, de ser cuidado como la niña de los ojos del pueblo español, esté condenado a morir, como si se hubiese tragado la manzana envenenada de la economía española, en un país que no ha tenido la osadía de burlar, como lo hiciera, Macarena Granada, al poderío alemán, que cada vez, aprieta más la cuerda y obliga a más recortes en educación, salud y cultura a un gobierno-títere, como el que tenemos en España, bajo la presión de titiriteros, muy distintos al de Joan Manuel Serrat y más parecidos a esa otra dama de acero que es la Ángela Merkel, como bien lo denunciara una carroza en un desfile vigués:



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Libros imprescindibles

ARGENPRESS CULTURAL

Argenpress Cultural pone a disposición del lector algunos libros cuya lectura consideramos imprescindible dentro del campo amplio de las “humanidades”, o si se prefiere, de las ciencias sociales.

Hay de todo un poco: clásicos de la filosofía, de la política, de la semiótica. Esperamos con esto brindar una biblioteca mínima en el campo social que permita tener instrumentos con los cuales leer nuestra compleja realidad; y no sólo “leerla” sino, como dijo algún clásico hoy algo pretendidamente “pasado de moda”, transformarla.

Hoy dejamos un clásico del pensamiento marxista: del italiano Antonio Gramsci: “Cuadernos de la cárcel”.

¡Feliz lectura!

Descargar el texto desde aquí.

Archivo 1

Archivo 2

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.