jueves, 27 de junio de 2013

Un clásico: El manisero (en versión nada clásica)

Argenpress Cultural

¿Quién no escuchó alguna vez la rumba “El manisero”, del cubano Moisés Simons? Como clásico de la música popular del siglo XX, la canción fue grabada en las más diversas versiones, siendo hoy, casi 100 años después de su aparición, un innegable ícono cultural.

Presentamos aquí una versión novedosa, sin dudas interesante. ¡A gozarla, chico!



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En la espera al observar

Andrea Sosa Kneeland (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Aquí termina esta historia,
No hay más cambios, solo falta de tu ser.
Primer instinto, reprimido.
Objeto cae, busca lugar y sentido.
Cuando hay amor, se rompen reglas como en los sueños.

Sin gravedad, espacio sin final.
La lluvia llora, se abraza del mar.

Juntos: nos vamos a sentir.
De las manos: nos vamos a agarrar.
A los ojos: nos vamos a mirar.
Reflejados: a la orilla del lago.
Miedo: nos vamos a nadar.
Como hermanos: nos vamos a ayudar.
Amor: vamos a regalar.
Aliados: ¡Hasta la eternidad!

Mente mariposa, revolotea.
No se detiene, el aire la envuelve.
Cohesiona la locura de cada quien.
Se busca paciencia:
Respiramos profundo, exhalamos…
Que el fuego cura heridas, solo si hay dolor.

Sin gravedad, espacio sin final.
La lluvia llora, se abraza del mar.

Aquí empieza esta historia.
Ahora hay cambios, se vale preguntar.
Cuando está escrito, solo agregále de tu ser.
Primer instinto, liberado.
Objeto cae, con un lugar y sentido.
Cuando hay amor,
Se rompen reglas como en los sueños.


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine: “El hombre de acero”, otro superhéroe maltratado

Jorge Zavaleta Balarezo (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

A estas alturas, comentar un blockbuster hollywoodense que presenta una nueva aventura de superheroes, con la excepción de las películas de Christopher Nolan dedicadas a Batman, se ha convertido en un ejercicio de repetición e insistencia. Es decir, estamos hablando, siempre, de cuán malas y pobres son estas cintas, cuán limitado su argumento y cómo pretenden capturar, bombardeándolo, al gran público, que ya es cautivo, con las escenas de efectos especiales y la novedad del 3D.



Sólo quien ha podido experimentar la sensibilidad de filmes de otras latitudes, ya sean América Latina o Asia, o la corriente independiente en Estados Unidos, podrá darse cuenta inmediatamente que a Hollywood ha llegado la hora de la pereza y del mínimo esfuerzo. Ya películas como “El hombre araña”, “Los vengadores” o “IronMan”, con sus respectivas o anunciadas secuelas, nos dicen mucho de ese modo de hacer cine que prolifera en las majors, los estudios dominantes de la fábrica de sueños. Todos ellos, en busca de elevar sus ingresos de manera infinita, crean argumentos que en verdad ni siquiera están pensados para un público infantil o adolescente y, menos, para ser disfrutados en familia. Esta veta hallada en las películas de los superhéroes de la Marvel o de DC Comics amenaza, si no lo ha hecho ya, en convertirse en una pandemia mundial que, obviamente, genera pingües ingresos a sus productores, dejando de lado todo asomo de ética o de un saber hacer como el que cultivaron auténticos y venerables maestros del cine norteamericano como John Ford o John Huston. En una palabra, la tecnología de avanzada que se utiliza en los blockbusters, y en exceso, perjudica la dramaturgia de las obras y su, ya no digamos verosimilitud sino coherencia.

El caso más reciente es “El hombre de acero”, la cual busca incorporar nuevamente en el imaginario masivo a un héroe que más bien ha aparecido siempre como muy comprometido con las causas aquí en nuestro planeta. Superman, así, no brilla ya por su fortaleza, sus posibilidades, o sus poderes sobrenaturales, sino que el filme que lo trae de vuelta es una exhibición excesiva de efectos ruidosos, explosiones, colisiones, choques y demás artilugios que inhiben al héroe de interpretar cualquier pensamiento sólido o al menos entendible. Así, el actor Henry Cavill no es más que una caricatura, que ya ni siquiera razona sobre su origen, lo cual constituía un elemento central en otras versiones cinematográficas del hombre de Kripton.



ACavill lo acompaña un reparto estelar, Russell Crowe, Diane Lane y Kevin Costner forman parte de él pero casi no tienen injerencia sobre la trama. El rol de LoisLane le ha correspondido a la encantadora Amy Adams, una chica que en los últimos años ha sabido escalar posiciones en el cine comercial norteamericano por su participación decisiva en filmes junto a MerylStreep, Christian Bale o Clint Eastwood.

La película se inicia con el nacimiento del héroe en lo que pretende ser una imagen mitológica, que se quede en la retina y la mente del espectador. Los habitantes de Kripton, sin embargo, se parecen mucho a los de “StarWars” y tienen un consejo de gobierno similar al que se ve en la serie de George Lucas.



Ya en la tierra, esta producción, en la que ha participado Cristopher Nolan, pronto nos lleva al enfrentamiento de Superman contra unos sobrevivientes de Kripton, historia tras la cual se conserva una idea de revivir el planeta. Esta es, precisamente, la serie de escenas y secuencias que motiva nuestras mayores críticas pues para mostrar ese enfrentamiento “entre el bien y el mal”, el directorZackSnyder (“300”, “Thewatchman”) recurre a una serie de exagerados artificios audiovisuales y gran parte del metraje está contenido en las catástrofes y explosiones que hoy Hollywood crea con facilidad gracias a su vanguardia tecnológica. Como se prefiere mostrar los desastres, la acción de los personajes queda reducida a su mínima expresión, de allí que anticipemos lo que puedan hacer o decir. En vez de convertirse en una cinta original, la cual plantearía un renacimiento del superhéroe, “El hombre de acero” es, por el contrario, una película confusa, sin aristas, es tan escasa la exposición del protagonista como su falta de personalidad que ni siquiera cabe pensar en ese tipo de interpretaciones que Umberto Eco, hace treinta años, hacía sobre este máximo líder de los comics norteamericanos.

Así, el resultado es negativo y preocupante, si consideramos que todos los grandes blockbusters del verano norteamericano, como “Rápidos y furiosos 6”, “IronMan 3”, “El gran Gatsby” y ahora esta versión de “Superman” no representan sino el lado menos convincente y más débil de una industria que alguna vez en la historia del cine supo crear una mitología y un “starsystem” que colmaban los sueños y las ilusiones de buena parte del orbe.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La almohada

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Ella siempre fue muy celosa. No tenía razones para ser celosa de él, pero aun así era celosa.

No de otras mujeres. Sus celos eran con algunas cosas, objetos, que a su marido le gustaba usar.

Cuando se ponía un pantalón marrón dos o tres veces seguidas le decía: -¡Pero qué te pasa que usas siempre el mismo pantalón! ¿Te gusta tanto? Y lo mismo con camisas y zapatos.

Él tuvo una vez un problema de columna, por lo que el médico le aconsejó dormir siempre de costado, con una almohada entre las piernas.

Lo que ella empezó a no soportar.

Tenés que estar siempre con ella, eh….!?. ¿Querés que hagamos cama redonda con la almohada, eh…!?

Hasta que una vez le dijo: -¡O ella o yo!

Obviamente él le respondió: Vos, claro. Como si fuese obvio que con ella

Y empezaron adormir y coger sin esa almohada. Las únicas eran para dormir.

Pero a él le volvió el dolor de columna.

Entonces usó una táctica. Esperaba que ella se durmiera y después, despacito, iba a buscar la almohada que estaba encima del sofá. Como él casi siempre despertaba antes que ella no había problema. Cuando se despertaba llevaba rápidamente hasta el sofá y ahí la dejaba en la posición que estaba antes.

Hasta que una vez no fue así. Ella despertó antes que él y lo descubrió con la almohada.

…!!!Otra vez…!!!, le dijo con rabia. –Entonces nos vamos a separar….!!! Quedate con ella…!!!...Dormí con ella….!!! Cogé con ella…!!!

Pero no…fue una excepción…una sola vez…le mintió él.

Y así fue que dejó de buscar la almohada a la noche.

Pero entonces se dio cuenta que sentía un extraño afecto por esa almohada.

Reconoció que le gustaba su suavidad, tocarla despacito, acariciarla. Y su blandura cuando la apretaba un poco.

Pensó entonces en que sentiría cogiendo con ella Pero también cómo hacer para eso. ¿Hacerle un agujero? Imposible. Se sentiría culpado.

Entonces cuando en su casa estaba solo con ella a veces le hacía mimitos, la acariciaba como si fuese una nenita adolescente. Le daba besitos.

Esa almohada. Su gran amor.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: El arpa paraguaya

Mauricio Cardozo Ocampo

Haremos una brevísima historia de este instrumento transculturado, para llegar a nuestro objetivo que es la de explicar el porqué decimos al arpa de nuestro medio: arpa paraguaya.

El arpa es uno de los instrumentos más antiguos que recuerda la historia de la humanidad y según nos dicen las Sagradas Escrituras, el rey David, ya la tocaba. En su origen tenía la pluridad de formas, sin embargo, según datos, existían dos tipos principales: el arpa angular originaria de Egipto y el arpa arqueada o combada, del África. Recuerda la literatura de remota época, que algunas tenían veintidós cuerdas y durante el año 600 fueron hechas muchas tentativas para el perfeccionamiento de su mecanismo. Después de un largo proceso tanto en sus lugares de origen como en Europa, y muy especialmente en Irlanda, Alemania y Italia, se fue perfeccionando, tanto en su caja de resonancia, su cordaje y en su mecanismo.

Muchos son los artífices de este instrumento. En 1710, el luthier Hochbrücker de Donawöt, inventó un mecanismo a pedal que permitía cambiar los acordes sin ocupar las manos. Un luthier de París llamado Cossineau, construyó otro mecanismo y sobre la idea de éste, en el año 1808, Sebastián Erard consiguió en el arpa otra estilización de su perfeccionamiento, universalizándose como arpa clásica.

La bibliografía de este instrumento es extensa, mas llegó a América con los españoles, que se aposentaron en distintas regiones del continente, una de las cuales sería con el tiempo la República del Paraguay, poblada por los indios Carios, quienes recibieron amistosamente a los conquistadores. Recuerdan las crónicas que, entre los que acompañaron a Sebastián Gaboto en su viaje al Río de la Plata, en el año 1526, arribó un tañedor de arpa de nombre Martín Niño.

Al producirse allí el cruzamiento se amalgamaron dos razas y dos culturas y surgió de esta fusión una estirpe nueva, la paraguaya. El idioma guaraní sufrió un fenómeno parecido. Sabido es que el Paraguay es un país bilingüe y que en la actualidad se habla el castellano por obligación y el guaraní, por una placentera necesidad. El idioma de los Carios, minado de hispanismos, ha dejado de ser castizo; hoy se escribe algunas poesías en guaraní puro, pero el pueblo habla un guaraní hispanizado, sin perder su esencia telúrica americana.

El arpa paraguaya se originó en la fusión de estas dos civilizaciones. Este instrumento fue adoptado por los naturales, quienes lo perfeccionaron a su manera, construyéndola de madera americana, logrando una notable estilización y creando su propio repertorio. La estilización de este nuevo instrumento significa un aporte para el arte musical; puede decirse que es valor representativo el hecho de que en el crisol de América, la unión de dos razas diera nacimiento al mestizo, que dejó de ser indio y español, para ser paraguayo. En esta eclosión americana, el bíblico instrumento fue remodelado para convertirse en arpa paraguaya, merced al ingenio y a los elementos nativos.

El instrumento que había llegado a América con los europeos, con simples aditamentos en su construcción, impresionó vivamente al mestizo. Este, con su disposición innata para el arte musical, reconocida muy especialmente por los misioneros jesuitas y franciscanos, lo construyó con madera americana. La evolución de arpa clásica no afectó mayormente a la paraguaya, pues ésta tomó otros rumbos en su progresivo mejoramiento. Un ejemplo de ello es la no adaptación de los pedales y clavijeros mecánicos que facultaban a la clásica para modular en distintas tonalidades; de ello, el arpa paraguaya resulta con ciertas posibilidades disminuidas, al no poseer la escala cromática, originada por esos nuevos elementos, sin embargo se halla beneficiada en la sonoridad, claridad y consistencia.

Sus cultores, a pesar de su afinación diatónica, hacen maravillas al ejecutarlo. Realizan su aprendizaje de generación en generación a través de la versión oral, creando una técnica propia, ejecutando la melodía con la mano derecha, usando las uñas en lugar de las yemas de los dedos como los arpistas clásicos; el acompañamiento lo hacen con la izquierda y en lo referente al modo de interpretar su música, tiene una personalidad bien definida. A la fecha, un músico nativo, Diosnel Martínez Bordón, ha creado un método para el aprendizaje, por música, del arpa paraguaya.

El arpa que llegó de Europa ha tomado carta de ciudadanía en América, y así podemos apreciar su presencia en México, Venezuela, Perú, Chile y Argentina, pero en estas regiones se usa como instrumento de acompañamiento, en cambio en el Paraguay se lo utiliza como instrumento base de conjuntos y su difusión es intensa y en cuanto a su estructura, difieren fundamentalmente entre sí. En manos de los arpistas paraguayos, sirve tanto para acompañar, como para tocar como solistas.

Por otra parte, en este país se ha creado un vasto repertorio en y para el arpa y la ejecución de estas composiciones por sus cultores, constituyen un pequeño concierto, entre las que se destacan: "Cascada", "Viejo Campanario", "Kurusu ára" (3 de Mayo), "Guyra pu" (Pájaro Campana), "Carreta güy", "Misiones Ñu" (Beni Loma), "Mamópa reho Josepa", "Llegada", "Tren Lechero", "Isla Saká", "Melodía para ti", "Guaraní F.B.Club", etc., etc., con lo que se demuestra el importante parnaso lírico que posee el instrumento trasculturado.

Tuvo el arpa en el Paraguay brillantes cultores, como los Villasboa, padre e hijo; el famoso misionense José del Rosario Diarte, Conché Ramírez y Tani Bordón, ambos de Ybycuí; Pedro Rojas (Perú´í) de Acahay y otros. En la actualidad han proliferado sus cultores y varios de ellos recorren el mundo en un lírico peregrinaje. A Buenos Aires llegó y cautivó con su arpa paraguaya el desaparecido arpista Félix Pérez Cardozo, quien fue un verdadero pionero de este instrumento. Este artista extraordinario sembró toda una escuela en la ejecución del arpa y además le agregó cuatro bordonas, elevándolo, de los treinta y dos cuerdas tradicionales, a treinta y seis. Creó varias composiciones que pasaron a pertenecer al repertorio permanente de los tañedores paraguayos y de otras latitudes, como las polcas "Llegada", "Tren Lechero", "Ángela Rosa", "El sueño de Angelita", "Mi despedida", "María Elsa" y otras.

Hasta hace poco, el luthier del arpa era el propio ejecutante, pero con el correr del tiempo y al multiplicarse sus cultores, empezaron a surgir verdaderos artífices. Epifanio López es un verdadero maestro de la estilización; le sigue Timoteo Rojas, Amadeo Monges y Lino Ruíz Díaz, estos dos últimos radicados en Buenos Aires, todos ellos paraguayos, dedicados en la difusión de este instrumento más allá de nuestra frontera.

No tan solamente en el país guaraní aumenta sus tañedores, sino que también los encontramos en los países vecinos: por ejemplo, en el Uruguay se destaca Aníbal Sampayo; en Chile, los Hermanos Silva, el dúo Rey Silva y en la Argentina el joven Ricardo González, Amadeo Monges (h), y otros, todos ellos entusiastas cultores del arpa paraguaya y su clásico repertorio de nuestras polcas.

El arpa se ha compenetrado tanto en el espíritu del paraguayo, que forma parte de su vida cotidiana, por eso recordamos esta adivinanza (expresión folklórica) que dice:"maravilla, maravilla mba´emotepa? (qué será ?) una mula castaña con treinta y dos riendas". La respuesta a la adivinanza es: el arpa. También entre los jugadores de truco se dice: "areko arpa sã" (tengo cuerdas del arpa) queriendo indicar así a su compañero que tiene treinta y dos puntos en la mano. En la actualidad tiene treinta y seis cuerdas y esto nos demuestra que su mejoramiento continúa.

La presente consideración esbozada en este ensayo es con el propósito de contribuir al esclarecimiento y a la ubicación justiciera de nuestro acervo nacional, en lo referente al patrimonio artístico musical y combatir las mistificaciones, o sea, esa dinastía regia con que se moteja a diario al instrumento y sus cultores, como ser: rey, príncipe o princesa del "arpa india". Llamarlo "india" ya es una aberración. En el año 1965, presenté este trabajo en el Simposio realizado en Río Hondo, Santiago del Estero, en ocasión del Festival Anual que se realiza en ese bello rincón argentino. Un año después, los "litoraleños", declararon el instrumento nuestro: "arpa criolla" (1), en la misma ciudad de Río Hondo. Sin embargo, en el Brasil nunca se niega la procedencia de este instrumento y siempre escuchamos decir a los locutores: arpa paraguaia. Así figura también en las carátulas de los discos brasileros, no así en el Río de la Plata, donde se pretende desconocer el aporte paraguayo en la transculturación del instrumento bíblico.

Una de las páginas musicales folklóricas más representativas del Paraguay es "Pájaro Campana", y justamente, la que más lucimiento brinda a los intérpretes del arpa. El público al verlo en un escenario, no concibe la finalización de la actuación del arpista sin la ejecución de la mencionada obra musical. Esta polca paraguaya hace rato trascendió nuestras fronteras, escuchándose por doquier los acentos y latidos telúricos de América que simboliza este "Guyra pu", que, como pájaro que es, vuela repartiendo armonías de nuestro continente, para todas las latitudes de la tierra y es una nuestra cabal y representativa de lo que afirmamos, que ha sido inspirada y modelada en este y para este instrumento de creación mestiza y repetimos, no es "india", ni criolla, sino arpa paraguaya.

Dejamos como ejemplo tres clásicos de la música popular del Paraguay, en eximia interpretación de talentosos arpistas:

1. Pájaro campana

2. Galopera

3. Tren lechero


1) Criolla o criollo-término que se aplicaba a los nacidos en tierra americana de padre y madre españoles.

Tomado del libro "Mundo Folklórico Paraguayo" de Mauricio Cardozo Ocampo, editado por Editorial Cuadernos Republicanos -1988-, Asunción, Paraguay. Director: Dr. Lendro Prieto Yegros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La burocracia

Eduardo Galeano

En tiempos de la dictadura militar, a mediados de 1973, un preso político uruguayo, Juan José Noueched, sufrió una sanción de cinco días: cinco días sin visita ni recreo, cinco días sin nada, por violación al reglamento. Desde el punto de vista del capitán que le aplicó la sanción, el reglamento no dejaba lugar a dudas. El reglamento establecía claramente que los presos debían caminar en fila y con ambas manos en la espalda. Noueched había sido castigado por poner una sola mano en la espalda. Noueched era manco.

Había caído preso en dos etapas. Primero había caído su brazo. Después, él. El brazo cayó en Montevideo. Noueched venía escapando a todo correr cuando el policía que lo perseguía alcanzó a pegarle el manotón, le gritó: ¡Dese preso! y se quedó con el brazo en la mano. El resto de Noueched cayó un año y medio después, en Paysandú.

En la cárcel, Noueched quiso recuperar el brazo perdido: -Haga una solicitud - le dijeron. El explicó que no tenía lápiz: -Haga una solicitud de lápiz - le dijeron. Entonces tuvo lápiz, pero no tenía papel: -Haga una solicitud de papel - le dijeron.

Cuando por fin tuvo lápiz y papel, formuló su solicitud de brazo. Al tiempo, le contestaron. Que no. No se podía: el brazo estaba en otro expediente. A él lo había procesado la justicia militar. Al brazo, la justicia civil.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Autobiografía de papel”, de Félix de Azúa

Francisco Vélez Nieto (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Félix de Azúa
Autobiografía de papel
Literatura Mondadori

“La literatura europea moderna nace a finales del renacimiento y su impulso decisivo es la Biblia en sus traducciones a lenguas vernáculas. En España no hemos tenido un texto bíblico como modelo literario”

Félix de Azúa

Mis referencias y conocimientos sobre la variada obra, poesía, novela y ensayo-periodismo (por el momento) de Félix de Azúa viene de aquellos tiempos lejanos, pero no olvidados, de la colección de poesía El bardo de José Batlló, punto de partida para llegar a la novedad plena de aquellos años con los “Novísimos” y su envolvente impacto mediático dirigido por Castellet que, provocaron muy variados juicios críticos y personales en el gremio de poesía y poetas donde no salían muy favorecidos los bardos del Sur.

Fueron duros los criterios del siempre admirado y recordado Vázquez Montalbán, pese a sus burlas, a los poetas de “secano” de esta Andalucía. Muy duros los criterios y de una superioridad innecesaria. Ellos se consideraban poseídos “ Nosotros orgullosos y estábamos persuadidos de que la poesía era la actividad más importante de la literatura, de ser un puñado de ilustrados en un país salvaje, comulgábamos con la corriente general” Curiosamente parece ser que no pasan fechas, pese a su “pobreza” y modestia (pueblo viejo y sabio a lo Gatopardo de Lampedusa), donde no son condenados los braceros del campo por el purísimo Duran Lleida, así como que Félix de Azúa vierta sobre el poeta Juan Ramón Jiménez los juicios de Gil de Biedma –que son los suyos- siendo aquel fiel discípulo de otro poeta de “secano” Luis Cernuda cuyo admirado maestro fue JRJ. En fin cosas de la modernidad catalana: “J.R,J. fue un escritor copioso al que no he leído del todo. Lo que aquí diga son recuerdos de impresiones de lecturas de Platero y yo, Españoles de tres mundos, Segunda antolojía, La estación total, Animal de fondo, En otro costado y el extenso poema Espacio”

Tras la andadura y riesgo poético, Azúa se adentró en la novela, escribe con lucidez y riqueza no le falta a este buen observador, aunque en ocasiones se apodera de una cierta precipitación un tanto subjetiva. Asunto que se debe comprender si a medida que se lee se refiere a sí mismo, pero con esmero y tacto que ha conservado de su primera fuente que fue la poesía: “La poesía ha gozado de un estatuto superior a las restantes artes desde la antigüedad. Esta privilegiada posición puede ser discutida, pero no es nuestro asunto” Para Félix de Azúa el novelista actual “acepta de buen grado su mercantilización, aunque algunos se pongan altivos.

En los años medianos del siglo XX todavía quedaba un buen número de novelistas que se ponían remilgosos y aseguraban escribir “para ellos mimos” o tan espontáneamente “como los pájaros cantan” Ya casi no quedan escritores de este jaez” Como señala al inicio de este interesante ensayo. Lo que escribió Gabriel Ferrater “que un buen novelista es un poeta que quiere dinero”. Lo que le parece “una excelente definición, aunque podría también con menos crueldad que un buen novelista es un poeta que quiere ser leído por las masas o por lo menos por un gran número de ciudadanos” Todo el que escribe desea ser leído, se escribe para transmitir a otros ficción o realidad. Claro que hoy día con la comercialización desorbitada, La novela ha dejado de ser considerada un arte mayor en cuanto a la producción real” lejos quedan pues, los tiempos de Anna Karenina y La montaña mágica, por tomar solo estos dos ejemplos. Buen ensayo sobre la novela, aunque por ciertas preferencias, como en el de la poesía, se podría discrepar.

Cierra el libro la escritura del ensayo, todo un laberinto interesante con una coda dedicada al periodismo género dominante en nuestros días. Aquí el autor se presenta tal como es en la actualidad en la que se encuentra en una tercera aventura tras la poesía y la novela. Etapa que se puede asegurar es leída y comentada con viento a favor por ese estilo y manera de tratar el ensayo periodístico como género dominante en nuestros días, en el que parece haber encontrado su tercera etapa. En el buen sentido de la palabra su tercera edad en el oficio creativo de la escritura. En resumen, es un “libro testimonio fino, polémico e interesante, “que a su vez construye un estímulo para enfrentarnos a las urgentes transformaciones de nuestro tiempo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La clase media y la matemática

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El Banco Mundial viene difundiendo la fórmula enciclopédica del 1+1=10, pretendiendo explicar una especular extensión en América Latina de la clase media, a la cual ahora pertenecen todas aquellas personas que tienen ingresos superiores a los 10 dólares por día.

El BM y el BID, su sucursal regional, quieren convencer que el neoliberalismo es la receta que está acabando con la pobreza del planeta.



La fórmula presentada el año pasado en Colombia, ya llegó al Perú. Quienes disponen cada nuevo amanecer de 10 dólares hacia arriba, han logrado la felicidad estadística.

El BM afirmó en el 2012 que Brasil, Chile y Colombia lograron importantes resultados en materia de movilidad social, señalando a la clase media como protagonista del crecimiento económico y como sustento que aumenta la solidez de la confianza inversionista.

“La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina”, aumentó en un 50%, pasando de 103 millones de personas a 152 millones, es decir que, ahora, este grupo social representa un 30% de la población. A lo largo del pasado decenio, unos 50 millones de latinoamericanos salieran de la pobreza”.

Si leemos con cautela los estudios de las multilaterales, “la sociedad latinoamericana no es todavía una sociedad de clase media. Son países de renta media que van en la dirección de convertirse en ese tipo de sociedad”.

La formula del 1+1=10 que ofrece el BM “es una medición en la que la clase media ha comenzado a tener un ingreso entre 10 y 50 dólares PPP. Pues si todo el mundo está mejor, hay un segmento de la población por debajo de ese nivel que también asciende”.

Crónicas del Brasil son más explícitas, cuando dan cuenta que la nueva clase media brasileña dispara la fiebre consumista. Treinta millones de personas han entrado en la horquilla de ingresos entre los 700 y 3.000 euros al mes. El crecimiento ha expandido el mercado interno y disparado los precios de la vivienda.

Los análisis que no involucran las vertientes de las diferentes disciplinas del conocimiento complejo, son incompletos, carecen de credibilidad. Los índices de desarrollo humano, los valores intangibles (educación de calidad, salud preventiva, derechos humanos, libertad de opinión, entre otros), no se pueden prescindir para explicar frías sumas y restas de dinero.

Recordemos que el término clase media es un grado o estamento de la estratificación de clase social que se aplica a las personas con un nivel socioeconómico medio que se sitúa entre la clase obrera y la clase alta.

En los países iberoamericanos, por ejemplo, es común nombrar a la clase media y no nombrar a la clase obrera o baja, lo que da lugar a la confusión, por su sentido lingüístico. En términos estrictos, la clase media es numéricamente inferior al porcentaje de la población que se auto identifica como tal.

La existencia de la clase media se remonta al siglo XVIII. Esta clase se hace más evidente cuando la separación social es más notoria debido a factores como la autoridad, la abundancia, dinero y trabajo, lo que daba un diferente sentido de vida, religión, educación y cultura para cada parte de la sociedad.

Originariamente, los integrantes de esta clase media eran de la vieja burguesía terrateniente (la gente, formada por comerciantes ricos y la baja nobleza), que empezaba a sobresalir por su éxito en la industria, las profesiones liberales y el comercio.

El nuevo estrato social fue desarrollándose a lo largo del siglo XVIII, y ampliándose conforme se iniciaba la incipiente industrialización del país, proceso a su vez íntimamente interrelacionado con el surgimiento de la clase media.

Hacia 1850, cuando Karl Marx escribía El Capital, la clase media era un grupo reducido de no mucha importancia, centrándose más en el antagonismo entre obreros y capitalistas. A finales del siglo XIX, Max Weber considera que la sociedad se estratifica como un continuo a lo largo de tres dimensiones paralelas: la económica, la política y la social. Las clases objetivas no necesariamente se corresponden con las identificaciones subjetivas efectuadas por los individuos, sino que se definen por las oportunidades que se les ofrece en los mercados su dotación de capital.

La clase media moderna surge en el siglo XX, inicialmente en Estados Unidos. Las nuevas industrias como la del automóvil de Ford comenzaron a aplicar novedosas técnicas de producción (taylorismo, producción en línea, estandarización del producto, automatización,...) que permitían reducir sobremanera los costes de los automóviles y que posibilitaban el pago de salarios mayores a los obreros de las fábricas.

La aplicación de las teorías económicas keynesianas tras la Segunda Guerra Mundial creó el concepto de estado del bienestar, orientado hacia la clase media, que pasaría a dominar el panorama del mundo capitalista hasta comienzos del siglo XXI. La clase media normalmente no dispone de suficiente capital como para dedicarse simplemente a recibir el interés que produce, sino que debe implicarse activamente como empresaria en la gestión de éste, como comerciante o industrial en pequeña escala por ejemplo.

El concepto de clase weberiano está basado sobre todo en la primera de estas dimensiones, la económica. Se involucra la inteligencia técnica —profesionales y técnicos de cuello blanco, que no disponen de capital propio, pero sí de habilidades a partir de las cuales pueden obtener rentas apreciables—. Y la pequeña burguesía, es la clase formada por los poseedores de capital que no pueden evitar el trabajar ellos mismos en su explotación.

Uno de los puntos cruciales del análisis weberiano de clase es que la clase no es necesariamente una realidad reconocida subjetivamente. Las relaciones sociales de producción, que constituyen la estructura básica de la sociedad, están definidas por el uso y la posesión de los medios de producción, es decir, de aquellos bienes que no están destinados al consumo directo, sino que se utilizan para producir otros bienes.

Para el BID la “Clase Media en el Perú: Cuantificación y Evolución Reciente”, se expandió hasta representar el 70.1% de la población, mientras que el 27.8% de ciudadanos pertenecen al sector pobre y el 2.1% pertenece a clase alta.

Académicos de importantes claustros de Latinoamérica afirman que la clase media en Perú es aquella que tiene un ingreso mensual de 4000 soles al menos, y muchos sabemos que eso es muy difícil. El promedio es 1800 soles.

Preguntas: ¿El 70% de la población que señalan los estudios del BM come 3 veces por semana afuera? ¿Puede estudiar en una universidad de calidad? ¿Puede alquilar o comprar casa en los distritos más desarrollados de Lima? ¿Puede viajar al extranjero 1 vez al año? ¿Tiene auto propio? ¿Puede tener computadora propia, servicios de internet y tv por cable? Definitivamente: No.

DATOS NECESARIOS

Para el BID la clase media en el Perú se habría duplicado en los últimos siete años. Las familias de clase media emergente registran ingresos de entre S/.1.088 y menos de S/. 1.660.

Señala que en el Perú es considerado pobre aquel que percibe menos de US$ 5 diarios. Además, la protección social a través de seguros de desempleo y mayor resguardo previsional, la reducción de la informalidad y el aumento de la productividad.

Del 2005-2011, el 48,9% de la población es considerada clase media consolidada. La clase media emergente (salió de la pobreza pero aún está en situación de vulnerabilidad, y podría retornar a ser pobre).

El BID, indica haber utilizado la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), la cual indica el 70,1% de la población pertenece a la clase media, el 27,8% es pobre y el 2,1% es clase alta o ricos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tiempo de oráculos desvirtuados

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Se vivían días de zozobra. El oráculo temblaba carente de respuestas ante la andanada de preguntas escupidas por los dioses. ¡Tal era el lío!

Que si no, que sí, sí.

Que quién sabe; que yo sí, sé.

Que aquello es así; que lo otro es asao.

Que: ¿qué me van a decir si al final quién sabe más que yo? Ninguno.

Los interrogantes vertidos desde la soberbia más irracional parecían espirales en las que se trenzaban las respuestas ahorcándose mutuamente. Unas tímidas, las otras más atrevidas pero sin dejar de ser las mismas que propinaran desde años atrás, cuando llegaba la época de las consultas desesperadas y el oráculo desvirtuado, chorreando aceite rancio, comenzaba a dar sus vueltas vacías.



Algunas interpelaciones sonaban como edulcoradas, pretendiendo contrarrestar a las otras donde el azúcar se convertía en una especie de melaza que resultaba amarga de tanta dulzura. Dialécticamente empalagosa, pegajosa. Demasiado.

Tan falsa como la edulcorada.

Algún pitón desdentado, asexuado, con su trasero apoyado sobre una roca fría, áspera como la realidad que se desarrollaba en ese tiempo de mañanas inciertas, sonreía mirando un futuro incipiente condenado a nacer tan maltrecho como el pasado donde había sido engendrado.

Mientras tanto, el oráculo seguía danzando su monótono giro repetitivo, aburrido, casi anquilosado, sin atreverse a asegurar qué carambas iría a deparar el futuro cercano que pudiera ser diferente. Nada.

Una tormenta anunciada seguía durmiendo su siesta dejando boquiabierta a la profecía que la anunciaba irresponsablemente. La tormenta sabía bien que aún no había llegado su tiempo. ¿Valía la pena dejar su marasmo en medio de semejante revuelo?

Gnomos del bosque de cemento charlaban divertidos, restándole importancia al concilio de profetas iluminados por halos de insensatez extrema, que como siempre, seguían elucubrando fantasías apocalípticas. Estúpidamente agoreros.

-Esta pelea no es nuestra, comentaban. Al fin, todo seguirá como hasta ahora.

De momento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia Nuestra América. México como caso de estudio

Alejandro L. Perdomo Aguilera (Desde La Habana, Cuba. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En el proceso de conformación de Estados Unidos como potencia mundial, se fueron delimitando sus intereses geoestratégicos en América Latina y el Caribe, en interés de “salvaguardar” su llamada área de influencia natural.



Durante el siglo XIX los políticos, diplomáticos e ideólogos de ese país plasmaron las ideas básicas de su expansión y control territorial para la consolidación como potencia. Dentro de esas ideas y doctrinas debe destacarse a la Doctrina Monroe, la cual fue expuesta por el presidente James Monroe en su comparecencia anual al Congreso, el 2 de diciembre de 1823. Esta doctrina declara como máximo interés la “América para los americanos”, o lo que significa lo mismo, todo el continente bajo el control del gobierno estadounidense.

Siguiendo las bases del monroísmo se ha diseñado la política exterior y de seguridad hacia América Latina y el Caribe, argumentada desde los postulados del llamado Destino Manifiesto que plantea“(…) que Estados Unidos era el país escogido por el todo poderoso para llevar el desarrollo, la civilización y su sistema político y económico a todos los países del mundo. A la injerencia económica, comercial y militar se sumaba ahora la social, cultural y política.” (García Iturbe, 2009)

Bajo esas premisas inició su ascenso como potencia el país norteño en el siglo XIX. Sin embrago, los conflictos internos de la unión estadounidense y la presencia de las Metrópolis europeas en Latinoamérica, ameritaron una colaboración antagónica, que permitiera el paulatino protagonismo de ese país en las Américas.

Por otra parte, el siglo XIX vio el auge de procesos independentistas en varios países de América Latina y el Caribe, que limitaron el dominio de las potencias europeas en la región. Ello condujo a que a pesar de las contradicciones existentes con las metrópolis europeas, Estados Unidos mantuviera una determinada colaboración antagónica, que tenía como objetivo el aseguramiento del dominio de la región para sí.

El gobierno de Estados Unidos, favorecido por el antecedente de colonia británica independizada, halló mejores condiciones para sus objetivos de trabajo de influencia y dominación. Las políticas trazadas, fueron restando protagonismo a España, pues paulatinamente Estados Unidos comenzó a apoderase de la economía de las colonias españolas, convirtiéndose la verdadera Metrópolis, si bien en el plano político, aún España mantenía algún dominio.

México fue para Estados Unidos la puerta de entrada en América Latina y el Caribe; el laboratorio donde se experimentaron las primeras proyecciones imperiales de la Doctrina Monroe y el llamado Destino Manifiesto del imperialismo estadounidense, que supone la creencia en que Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse desde las costas del Atlántico hasta el Pacífico.

Este término fue utilizado por primera vez en el artículo Anexión del periodista John L. O'Sullivan, publicado en la revista Democratic Review de Nueva York, en el número de julio-agosto de 1845. En él se planteaba: “El cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia, para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino.”

Poniendo en práctica los presupuestos imperiales, el joven gobierno de Estados Unidos logró apoderarse Texas (1840), California (1845), e invadió parte importante del territorio mexicano entre 1846 y 1848; reflejando el expansionismo estadounidense como mecanismo de dominación.

“Esto proporcionó a Estados Unidos un territorio que representa más de la mitad de la nación y amplias reservas minerales. (…). La invasión de tropas estadounidenses a tierras mexicanas no tenía justificación alguna y menos el apropiarse de la región conquistada, de ahí que fabricaron la justificación y finalmente se adueñaron del territorio.” (García Iturbe N. , Los Estados Unidos en la época de Bush, 2009)

Como consecuencia de la expansión territorial, Estados Unidos se apropió de Colorado, Arizona, Nuevo México, Nevada, Utah y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma, lo que suma un total 2 millones 100 mil kilómetros cuadrados. A cambio de despojar el 55% del territorio mexicano de entonces, el gobierno estadounidense le pagó a México la ridícula suma de 15 millones de dólares.

Durante la primera mitad del siglo XX se consolidaron los mecanismos de dominación económica, política, militar y sociocultural de los Estados Unidos hacia América Latina y el Caribe. Fue en este periodo donde Washington practicó la política del Gran Garrote o Big Stick, proveniente de un proverbio del África occidental que decía: "habla suavemente y lleva un gran garrote, así llegaras lejos" y el Corolario Roosevelt, puestas en práctica por el presidente Theodore Roosevelt, como actualización del monroísmo.

La crisis económicas sucedidas en Latinoamérica, en los primeros años de la década del 20 y fundamentalmente con el Crack de 1929 a 1933, la región sufriría de una forma sin precedentes la dependencia estructural a la economía estadounidense. Esta crisis de la economía mundial se solaparía con las medidas keynesianas aplicadas por el presidente Franklin Delano Roosevelt, con la política de New Deal (Nuevo Trato) y la llamada“buena vecindad” para Latinoamérica y el Caribe, por la cual se signaron las relaciones entre 1933 y 1945.

Durante la Guerra Fría la proyección exterior y de seguridad se centró en evitar el auge de gobiernos de izquierda con tendencias socialistas, para lo que Washington apoyó a dictaduras militares, desplegando planes sangrientos como la Operación Cóndor.

Entre las posiciones de México en el contexto interamericano debe destacarse su posición digna al continuar las relaciones diplomáticas con la República de Cuba, cuando nuestro país fue expulsado de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia la región, del fin de la guerra fría hasta nuestros días. México como caso de estudio

Concluida la política de Guerra Fría con el derrumbe del llamado campo socialista de Europa del Este, el presidente George H.W. Bush (1989-1993), planteó la necesidad de construir un “nuevo orden mundial” donde se consolidara la hegemonía estadounidense. Para las relaciones interamericanas, este interés hegemónico fue proyectado a través de instrumentos político-jurídicos, económicos, militares, de seguridad e ideológico-culturales, en interés de configurar “el nuevo orden panamericano”.

En el plano militar y de seguridad, ya se venían preparando nuevos enemigos que sustituyeran la “batalla” contra el comunismo, y continuaran alentando el Complejo de Seguridad Industrial para el enfrentamiento al llamado narcotráfico. En este sentido, la Administración de Ronald Reagan (1981-1989) ya había incentivado la guerra contra el flagelo de las drogas, con una militarización que ha sido continuada por los diferentes gobiernos demócratas y republicanos de ese país.

La necesidad de nuevas guerras por el control de recursos naturales estratégicos, adquirió como justificaciones más útiles, la lucha contra el terrorismo y contra el narcotráfico; aunque también fueron revalorados los temas de las migraciones descontroladas, la gobernabilidad, los derechos humanos, entre otros.

Para ello se reajustó el sistema interamericano con un nuevo aparato categorial de principios y valores acordes al nuevo contexto internacional. Entre los instrumentos político-jurídicos de este periodo se destaca el Compromiso con la Democracia Representativa y la Modernización del Sistema Interamericano aprobado en 1991 en la Asamblea General de la OEA. Este adecuaba la institucionalidad de sistema interamericano con principios y valores, susceptibles de ser reinterpretados de manera desfavorable para gobiernos latinoamericanos y caribeños; que resultaran perjudiciales para las pretensiones imperiales. Ese mismo año fue firmado el Protocolo de Washington, el cual invalidaba los principios del “pluralismo ideológico y político” establecido en el Protocolo de San José en 1975.

Respecto a los instrumentos de dominación económica, en 1990 fueron emitidas una serie de recetas de esta índole para los países de Nuestra América, a través del Consenso de Washington. Este establecía una serie de políticas económicas que perpetuaban la dependencia estructural a la economía estadounidense e incrementaban la explotación de la región. También en este sentido fueron promovidos acuerdos económicos-comerciales como el fracasadoAcuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y otros más efectivos como el Tratado de Libre comercio para América del Norte (TLCAN o NAFTA en inglés) entre Canadá, Estados Unidos y México.

En septiembre de 2001, fue aprobada la Carta Democrática Interamericana, que revaloraba la necesidad de “promover y consolidar la democracia representativa”. Con ello ponderaba la necesidad de consolidar la democracia y el Estado de derecho en los países miembros.

Esto ocurre en un complejo escenario internacional, luego de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas (World Trade Center de Nueva York) y el Pentágono de Estados Unidos de América. Estos hechos “validaron” la Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos de 2002, que dio a conocer públicamente el presidente G.W. Bush (2001-2009) la cual ha tenido una incidencia peculiar en el sistema interamericano. (Véase: Suárez, 2003)

En el orden militar han continuado las intervenciones estadounidenses, pero se ha perfilado la diplomacia interamericana, para justificar las incursiones como humanitarias, en aras de preservar la estabilidad, la gobernabilidad y la seguridad humana. Entre los ejemplos más significativos se destacan: la ratificación del NAFTA por el Congreso estadounidense y la Casa Blanca en 1994, con las “enmiendas laboral y medio ambiental”; la Iniciativa Mérida de 2007 y la injerencia de agencias como la USAID, la NED y la DEA en los asuntos internos de gobiernos progresistas de la región.

La política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia México

La política exterior y de la seguridad nacional de Estados Unidos hacia México tiene una dimensión tan abarcadora, que resulta necesario apreciarla desde una óptica más profunda que la simple relación bilateral.Los intereses económico-comerciales y de seguridad consolidados durante siglos, hacen de México un país prioritario para los intereses de política exterior y de seguridad estadounidense, tanto por el hecho de compartir frontera cómo por las implicaciones para la proyección hacia América Latina y el Caribe.

Dicha relación debe entenderse desde las características que asume un Imperio con su vecino más cercano en el periodo de su expansión territorial. Ello conllevó al despojo de una gran parte del territorio mexicano y a un proceso de influencia política, económica y sociocultural, donde Estados Unidos proyectó los primeros indicios de lo que hoy se conoce como los instrumentos de su poderío nacional.

Conel curso de los años, los mecanismos de dominación estadounidenses se han perfeccionado, delineando una política exterior y de seguridad acorde con cada contexto histórico. Ello parte de un conocimiento de las necesidades y características internas del pueblo mexicano, para poder consolidar su hegemonía.

Para un mayor conocimiento de la cultura mexicana, el Comando Norte de Estados Unidos (NORTHCOM) está desarrollando un programa “(…) contra México (que) se denomina “Programa de Análisis sobre la Cultura Mexicana” (…). Los asesores que forman parte de los programas del HTS (Human Terrain System) son por lo regular científicos sociales, donde se encuentran sociólogos, etnólogos, psicólogos, teólogos, antropólogos y otros.”(García Iturbe N. , 2013)

Existen elementos geoestratégicos que hacen de México un foco de atención permanente. El hecho de compartir fronteras hace de ese país la ruta principal para los flujos de personas, drogas y armas entre Estados Unidos y Nuestra América. Esta peculiaridad ha conllevado a una serie de problemáticas económicas, políticas, culturales y de seguridad, que han influenciado y en algunos casos, determinado, la historia de mexicana.

En los últimosaños, México ha presentado graves problemas de seguridad, violencia y criminalidad, asociados al tráfico ilícito de drogas y otros delitos conexos, que tienen como principal aliento, ser la puerta de entrada al primer mercado global de drogas, y la de salida del mayor mercado de armas.

La situación migratoria ha llegado a tal punto, que la reforma migratoria estadounidense constituye un punto central en la agenda de política exterior de ambos países, por lo que implica para la seguridad de ambos Estados y el impacto que posee a nivel regional.

Si bien la política exterior y de seguridad de Estados Unidos tiene un impacto a nivel global, para América Latina y el Caribe y en particular, para México, tiene una repercusión estructural. Para México resulta inminente la necesidad de cambios en la proyección de Estados Unidos La crueldad de las leyes migratorias y la militarización de la guerra contra las drogas han sumergido a ese país en una lamentable situación de criminalidad, violencia, y corrupción que afecta los derechos humanos y la institucionalidad de México.

México se halla ante una encrucijada entre las complejas relaciones bilaterales con su vecino del norte y los graves problemas que enfrenta en la política interna.En ello tiene un gran impacto, la influencia de las estrategias impulsadas para la lucha antidroga priorizan la militarización sobre las medidas de beneficio social, lo que aparta a un segundo plano la generación de empleos y otros programas de desarrollo social. Desde esta perspectiva, aumenta su dependencia, generando mayor violencia y criminalidad para la sociedad.

Entretanto, los cárteles del narcotráfico incrementan su poder de fuego y perfeccionan la transportación de las drogas y el lavado de dinero, a partir de su relación con empresas legales estadounidenses que desarrollan el negocio de las drogas, consolidándolocomo toda una empresa transnacional, con mecanismos de regulación de la oferta y la demanda.

Pero la militarización de la guerra contra las drogas no sólo ha incidido en el aumento de la violencia y de la inseguridad ciudadana en México, sino que repercute también en los procesos electorales del país, en tanto las demandas ciudadanas priorizan los aspectos de seguridad sobre otras necesidades sociopolíticas. De igual forma, la corrupción política e institucional y los nexos existentes entre altos funcionarios gubernamentales con los cárteles de la droga, así como con el sector financiero, amplía el diapasón de análisis, hacia elementos poco atendidos en el enfrentamiento estadounidense al tráfico ilícito de drogas, y a delitos conexos como el tráfico de personas, precursores químicos y el lavado de dinero.

Estados Unidos, ha logrado de México no sólo un aliado estratégico, sino un ratón de laboratorio donde ensaya y, a veces consolida, sus estrategias de dominación hacia todo el hemisferio occidental. La Iniciativa Mérida surgió como extensión del Plan Colombia y la Iniciativa Regional Andina para México y Centroamérica, producto del llamado efecto globo del flagelo de las drogas en las últimas tres décadas.

Uno de los grandes retos tal vez imposible en la actualidad, lo constituye desnarcotizar la relación entre Estados Unidos y México. Desde el segundo mandado de Ronald Reagan (1985-1989) la temática tomó prioridad en la proyección de Estados Unidos hacia la región, y México como país fronterizo, se consolidó como la ruta fundamental del tráfico de drogas hacia Estados Unidos de América.

Sin embargo, fue durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) que la política exterior y de seguridad estadounidense hacia México adquirió una mayor recepción en cuanto a la influencia militar, con asesores militares y civiles que han velado por que el enfrentamiento a las drogas, el tráfico ilegal de personas y otros delitos conexos se hicieran a la usanza estadounidense.

La Iniciativa Mérida, pactada entre los ex presidentes Felipe Calderón (2006-2012) y George W. Bush en 2008, ha conducido a un mar de sangre donde Estados Unidos pone las armas y las “técnicas” y México los muertos. “En los últimos cinco años, más de 60,000 personas han sido asesinadas en la lucha contra el narcotráfico en México. Y muchas de las armas que alimentan esta violencia son contrabandeadas de Estados Unidos a través de la frontera.” (Petición Binacional le pide a Obama Endurecer Ley Contra el Tráfico de Armas a México, 2013)

Estos datos reflejan el fracaso de la llamada guerra contra las drogas y permiten reconocer la misma, como parte fundamental de la política exterior y de seguridad concebida para México. La falta de voluntad política de Washington para asumir de manera integral la responsabilidad compartida y diferenciada contra el flagelo de las drogas, puede argumentarse por la oportunidad que le brinda para incrementar su poder militar y su influencia político-diplomática e institucional en México. La vulnerabilidad de las fronteras mexicanas con Estados Unidos y, sobre todo, con Guatemala, extiende el tráfico de ilícitos, alentando la tendencia militarista del problemay la violencia con que operan cárteles como el de los Zeta .

No es de despreciar los efectos negativos que la pobreza, la violencia y los delitos conexos al tráfico ilícito de drogas, con un enorme impacto económico-social, lo que afecta las inversiones extranjeras y el turismo; hallando una mayor cobertura para criminalizar la protesta social. Asimismo se incrementa la privatización de la seguridad pública, con el alza de los precios de protección, rescate y servicio de guardaespaldas, con la preocupante intervención de empresas privadas de servicios de defensa y seguridad (contratistas).

La crisis político-institucional se ve estimulada por las suntuosas sumas de capitales de la narco-economía, corrompiendo más el sistema político y de defensa nacional, lo que lesiona la convivencia democrática de ese país y su gobernabilidad, con un lamentable costo para su soberanía.

Asimismo, la equívoca funcionalidad de la Iniciativa Mérida posibilita un paulatino aumento de la violencia en el mercado de las drogas de México, en tanto le resulte conveniente a la industria armamentista de Estados Unidos y a sus intereses geopolíticos y geoeconómicos

La impunidad con que actúan agencias estadounidenses como la Agencia Antidroga (DEA) y los contratistas al servicio de Washington en el territorio mexicano; ha llevado a la realización de operaciones ilegales de entrega de armas de fuego a los carteles de la droga como la Operación Rápido y Furioso. “Un reporte de Buró de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF), plantea que el 70% de las armas incautadas en los últimos tres años en México procedían de Estados Unidos.” (Petición Binacional le pide a Obama endurecer Ley Contra el Tráfico de Armas a México, WOLA, 2013)

Ante esa situación, el gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) liderado por Enrique Peña Nieto, deberá acometer reformas importantes en la recuperación de la credibilidad del Estado mexicano. Los problemas anteriormente mencionados, aumentan las presiones para que este gobierno oriente las políticas públicas en un sentido revitalizador de los derechos ciudadanos y la gobernabilidad democrática.

La carencia de programas sociales que desestimulen el crimen organizado trasnacional en México, y la abismal desigualdad de entre ricos y pobres ha fomentado la criminalidad. Esta situación vulnera las capacidades del Estado mexicano para acometer acciones autónomas en el plano de la seguridad. Por otra parte, la responsabilidad compartida y diferenciada del gobierno de Estados Unidos con el flagelo de las drogas y varios de los problemas estructurales de la economía mexicana, hacen improbable una solución donde no se cuente con el concurso de las fuerzas y los fondos del gobierno estadounidense.

Ha sido justamente la influencia de la política exterior y de seguridad de Estados Unidos, junto a la dependencia estructural de la economía mexicana, lo que ha sometido a ese país en una seria crisis sociopolítica, que demanda de cambios, que mejoren su credibilidad y eleven los niveles de seguridad ciudadana que presenta ese país en la actualidad.

“El 14 de enero de 2013 WOLA (la Oficina de Washington para Estudios Latinoamericanos) entregó una petición binacional a la Casa Blanca pidiendo a la Administración Obama endurecer las leyes para frenar el tráfico de armas a México, ya que en ese país la violencia se ha convertido en una realidad aterradora cotidiana para muchas comunidades. (Petición Binacional le pide a Obama Endurecer Ley Contra el Tráfico de Armas a México, 2013)

Ciertamente la situación que vive México hoy no se explica sin la proyección exterior y de seguridad de Estados Unidos, contrastándola con los antecedentes históricos de dependencia y dominación, en lo cual tiene un importante rol, los acuerdos establecidos en materia económica-comercial y financiera.“Dentro de los mecanismos de dominación utilizados por Estados Unidos, es importante tomar en cuenta el comercio, fundamentado en el intercambio desigual y preferencial en lo que respecta a la nueva metrópoli.” (García Iturbe N. , Los Estados Unidos en la época de Bush, 2009)

En el plano económico, durante la primera mitad del siglo XX, México registró un importante crecimiento que lo ubicó como un referente para Latinoamérica y el Caribe. Ello ha sido utilizado por Washington para canalizar buena parte de sus intereses de dominación en la región a través de este país.

La dependencia en temas de seguridad complementa los acuerdos tomados en materia económico-comercial y financiera, con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) yla llamada Alianza para la Prosperidad y la Seguridad de América del Norte (ASPAN) mediante lo cual se ha consolidado el sistema de dominación estadounidense en México, desde el fin de la guerra fría hasta la actualidad.

El TLCAN prohíbe la exigencia de requisitos de desempeño o reglas de comportamiento a los inversionistas extranjeros, lo que da una mayor cobertura a los empresarios estadounidenses para actuar sin controles exigentes. Por otra parte, las empresas exportadoras no están obligadas a someter a concurso sus compras como sí lo están el Estado y las empresas públicas, de manera que mientras existen controles para el Estado mexicano, el ramo empresarial trasnacional cuenta con grandes libertades para su desarrollo.

La asimetría existente entre ambas economías, ha conllevado a una seria reducción de laparticipación del capital mexicano en producciones y exportaciones (2,75%). A estos tratados se suma la incorporación de México a la Alianza del Pacífico, junto a aliados estratégicos de Estados Unidos como Colombia, Panamá y Chile, para una alianza comercial, impulsada por Washington en aras de amedrentar los esfuerzos integracionistas de países como Venezuela (ALBA) y Brasil (MERCOSUR y UNASUR).

La crisis global, ha conllevado a serias limitantes para la economía estadounidense, la que ha tenido serios problemas en el empleo y que posee un impacto directo en los inmigrantes mexicanos, que constituye la principal comunidad de latinos en ese país y ello a su vez tiene un impacto electoral. La reelección de Obama con el apoyo de la mayoría de este sector, evidencia la importancia del voto latino como principal minoría de ese país, que ya cuenta con“(…) 50,5 millones de personas de origen latino que representan el 16% de la población y casi el 12% del electorado. Se convirtieron en la principal minoría del país y son mayoría en 28 ciudades, con un crecimiento de casi la mitad (43 %) en la última década.” (Los retos de Obama en su segundo mandato (2013-2017), 2012)

Estas transformaciones demográficas permiten comprender la ascendencia de los latinos en la política estadounidense, con figuras como Joaquín Castro, que calan en la opinión pública estadounidense, con efectos socioculturales de imprescindible valoración para un diagnóstico sobre la relación con la región y, en particular, con México. Sobre este elemento el académico Immanuel Wallerstein consideró:

“El antagonismo hacia México debido a los migrantes indocumentados ha llegado a jugar un papel importante en la política estadunidense y ha estado socavando los supuestos lazos económicos cercanos con México. Y en cuanto al resto de América Latina, el crecimiento de su postura geopolítica independiente es fuente de frustración para el gobierno estadunidense y de impaciencia para el público en ese país.” (Wallerstein, 2012)

Ello se traduce también en una reducción de los montos de remesas que recibe México, que registran un importante monto de 24 000 MMUSD, lo que lo convierte en el primer receptor de remesas de América Latina y el Caribe y el tercero a nivel global. Entretanto, la deuda externa mexicana se incrementó de 119 084 MMUSD en 2006 a 210 252 MMUSD en 2012, registrando un crecimiento del 83 %.

La economía de Méxicohamostrado varios indicadores positivos en los últimos años que pueden tender a confundirse, pues muchos de los índices de mejoría se deben a las inversiones de empresas trasnacionales cuyo capital mayoritario proviene de Estados Unidos De hecho los lazos comerciales bilaterales continúan creciendo, aunque el mercado chino aumenta la competencia para los productos mexicanos.

Según afirmó el Secretario Adjunto para Asuntos Económicos y Comerciales de Estados Unidos José W. Fernández, entre Estados Unidos y México hay “(…) 500,000 millones de dólares en comercio, ya sea en mercancía o en servicios, todos los años… (El) comercio se ha cuadruplicado desde la firma del TLC. Todos los días hay más de 1000 millones de dólares que van de un lado al otro de la frontera.”(Fernández, Sitio Oficial de la Emabajada de Estados Unidos en México, 2013).

En el plano político-diplomático México se halla ante el reto de recuperar su otrora liderazgo regional. Esta postura también es alentada en cierta medida, por el gobierno estadounidense, en aras de disminuir el influjo de Brasil en el Gran Caribe y en particular, en Centroamérica.

Estas circunstancias permiten apreciar el grado de interdependencia entre ambos países, lo cual acentúa los intereses y las prioridades de la política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia México. El flujo ilícito de personas, drogas y armas entre ambos países, hace de sus problemas comunes una poderosa razón para la cooperación bilateral; sólo que esta continúa siendo guiada desde la visión unidireccional del imperio estadounidense.

El viaje de Obama, a México y a Costa Rica para la reunión del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), era una deuda del primer mandato presidencial de Obama, respecto a la proyección hacia América Latina y el Caribe. En este viaje se actualizó la política bilateral hacia México, fundamentalmente en los tópicos de seguridad, donde resultaba necesaria una puntualización entre el gobierno de Obama y el de Enrique Peña Nieto.

El nuevo gobierno del PRI, ha debido tomar algunas medidas que reflejen cambios respecto a la política de Calderón y ello tiene una expresión directa en la relación bilateral con Estados Unidos sin bien se mantienen los lazos de dependencia y dominación estructurales respecto al vecino del norte.

Las discusiones en el marco de la OEA sobre el tema de las drogas y el papel de México en ese tópico, fortalecen las protestas respecto a la necesidad de un cambio de política que contenga la violencia y la criminalidad que afecta a gran parte de la región. Entre los debates más importantes se destaca la despenalización y la legalización de algunas drogas. Este aspecto enfatiza las discusiones que se sostuvieron en la pasada Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias.

En la actualidad, el gobierno de Estados Unidos ha recrudecido la guerra antidroga, con la autorizaron de la utilización de aviones no tripulados (Drones), para su utilización en la persecución de narcotraficantes e inmigrantes, en aras de aumentar la seguridad en la Frontera de Estados Unidos con México. Ello refuta la errónea estrategia antidroga que persigue Estados Unidos, la cual reinvierte en el pilar militar, dejando a un lado el importante control del consumo en su país y el impulso a programas de asistencia social, que contrarresten en alguna medida, las marcadas diferencias sociales, que repercuten a su vez en la falta de empleos y la crisis económica, e incentivala inserción en actividades ilícitas.

La fallida guerra contra las drogas ya va generalizando consenso en cuanto a su fracaso manifiesto. En el Informe de Human Rights Watch sobre la lucha contra el tráfico ilícito de drogas (TDI) en México se reconoce, a consideración del director de esta Institución para “las Américas”, José Miguel Vivanco:

“En vez de reducir la violencia, la ‘guerra contra el narcotráfico’ de México ha provocado un incremento dramático de la cantidad de asesinatos, torturas y otros terribles abusos por parte de las fuerzas de seguridad, que sólo contribuyen a agravar el clima de descontrol y temor que predomina en muchas partes del país.”(Ni Seguridad, Ni Derechos: Ejecuciones, desapariciones y tortura en la ‘guerra contra el narcotráfico’ de México”, 2013)

Si se hace retrospectiva hacia desde hace sólo una década, puede apreciarse laagudización de estas problemáticas, con serias afectaciones a la institucionalidad, el Estado de derecho y la seguridad ciudadana; lo que hace pertinente reconsiderar las consecuencias que posee para la región, y en especial para la nación mexicana, la política exterior y de seguridad estadounidense.

Conclusiones

Las sucesivas administraciones del gobierno estadounidense, incluso de la Obama (2009-2017), han reflejado una continuidad en las estrategias de dominación hacia la región, con independencia de los cambios y matices ajustados al contexto histórico e internacional, a las condicionantes internas de ese Estado-Nación y las características de cada presidente.

La política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia Méxicoseha comportado de manera estable, en cuanto a sus intereses de dominación. Para ello se ha consolidado la dependencia de México hacia ese país, estrechando todos aquellos pilares que comprometen las políticas del Estado mexicano a los designios de Estados Unidos

De manera general, el crimen organizado transnacional vinculado fundamentalmente, al tráfico ilícito de drogas influye, cada día más enla estabilidad mexicana, con un impacto en el sector social, económico y el político, del cual no son ajenos los procesos electorales existentes en esa nación.

Con la Iniciativa Mérida, se han consolidado los nexos de dependencia, que aumentan las presiones y las justificaciones para la penetración de personal de seguridad y otros asesores (contratistas) en territorio mexicano. Todo ello permite afirmar que la política antidroga de Washington para ese país ha resultado un fracaso.

La política exterior y de seguridad de Estados Unidos afronta la necesidad de transformar la visión de ese país ante el mundo. Para el caso latinoamericano, acoge un complejo contexto, con una correlación de fuerzas que resulta contestataria a los intereses imperiales en los foros regionales.

En ese panorama, el gobierno estadounidense ha debido perfeccionar la proyección político-diplomática, mediante el poder inteligente (smart power) y la diplomacia y el desarrollo como complemento de la defensa (las tres D). Desde estos presupuestos, se perfeccionan las bases esenciales de la proyección exterior de Estados Unidos, para el efectivo cumplimiento de los objetivos estratégicos en la esfera internacional.

Ante el impacto de la crisiseconómica, Estados Unidos ha reconocido la necesidad de realizar cambios a nivel doctrinal, para el ejercicio de una política exterior más efectiva. En este sentido, ya no basta con la recuperación económica y la demostración de la supremacía militar, sino que para la consolidación hegemónica es tambiénnecesariala preservación de su liderazgo en el orden político, diplomático, ideológico, cultural e informacional.

Desde estos presupuestos, se desarrolla una diplomacia en correspondencia con la necesidad de recuperar credibilidad y adecuar la agenda internacional a los nuevos tiempos. Para ello, los Departamentos y Agencias del gobierno estadounidense han llevado a cabo varias reformas, donde se destacan las implementadas por el Departamento de Estado y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

En este escenario, el gobierno estadounidense re-articula los instrumentos del poderío nacional para perfeccionar la penetración imperial. Para ello, se validan conceptos como la responsabilidad de proteger, para temas sensibles como la seguridad humana, la gobernabilidad, la convivencia democrática, el Estado de derecho, la violencia y la criminalidad; que faciliten el trabajo de influencia y dominación de la política exterior y de seguridad de Estados Unidos hacia México.

Bibliografía

Acanda, J. L. (2002). Sociedad Civil y Hegemonía. La Habana, Cuba: Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cuba “Juan Marinello”.
Algugaray, C. (2012). “Barack Obma y las crisis del Imperio”. En J. Hernández, Los Estados Unidos y la lógica del imperialismo. Una visión crítica (págs. 115-181). La Habana, La Habana, Cuba: Editorial de Ciencia Sociales.
Ayerbe, L. F. (s.f.). y poder inteligente. Continuidades y cambios en las agendas latinoamericanas de George W. Bush y Barack Obama La diplomacia transformacional. Obtenido de http://www.gloobal.net/iepala/gloobal/fichas/ficha.php?entidad=Textos&id=10119&opcion=documento
Bas, E. (2004). Megatendencias para el siglo XXI. Un estudio delfos. México: Fondo de Cultura Económica.
Brownfield, W. R. (2012, March 29). Testimony at Bureau of International Narcotics and Law Enforcement AffairsStatement Before the Subcommittee on State, Foreign Operations, and Related Programs of the House Appropriations Committee.
Castro Mariño , S., & López, V. (2007). Estados Unidos y América Latina. Los nuevos desafíos: ¿Unión o desunión?, México: Jorale Editores, 2007. México: Jorale Editores.
Castro, S. (11-13 Junio, 2001). El Conflicto Cuba-Estados Unidos: Notas sobre su Estado Actual. La Habana: Centro de Estudios Sobre Estados Unidos, Universidad de la Habana .
Castro, S. (2003). Estados Unidos: dinámica Interna y política exterior. La Habana: Editorial Ciencias Sociales.
Castro, S., Fernández, L. R., Lobaina, R. M., López, R., González, L. L., & Achkienasi, L. (2003). Estados Unidos. Dinámica interna y política exterior. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
Chomsky, N. (1988). Nuestra Pequeña Región de por Aquí: Política de Seguridad de los Estados Unidos. Managua: Editorial Nueva Nicaragua.
Cujabante, X. (uliodiciembre de 2009). La seguridad internacional: evolución del concepto. Revista de Relaciones Internacionales, Estrategia, Vol. 4, (Núm. 2, j,), 93-106.
Department of Defense. (2012, January). Sustaining U.S. Global leadership: Priorities for the 21st Century Defense, The New Strategic Guidance. Retrieved Enero 2012
Department of Defense. (February, 2010). Quadrennial Defense Review Report.
García Iturbe, N. (. (s.f.).
García Iturbe, N. (1984). El Complejo militar industrial y la estrategia global del imperialismo . La Habana : Editorial de Ciencias Sociales.
García Iturbe, N. (2007). Estados Unidos, de raíz. La Habana: Centro de Estudios Martianos.
García Iturbe, N. (2009). Los Estados Unidos en la época de Bush. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
García Iturbe, Néstor (2009.). (s.f.).
García, N. (2008). De Ford a Bush. La Habana: Editora Política.
García, N. (6 de enero de 2013). ¿Será México el nuevo objetivo de Estados Unidos? Obtenido de http://estudiosusacom.crearblog.com/?p=246#more-246
González, R. (1980). Doctrinas de Política Exterior Norteamericana en la Postguerra. La Habana: Centro de Estudio sobre América.
Hernández, J. (1988). Seguridad nacional y política latinoamericana de Estados Unidos. La Habana: Centro de Estudios sobre Estados Unido.
Hernández, J. (2008). Estados Unidos a la luz del siglo XXI. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
Hernández, J. (2010). Estados Unidos hegemonía, seguridad nacional y cultura política . La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
Hernández, J. (2012). Los Estados Unidos y la lógicas del imperialismo . La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.
National Intelligence Council. (December 2012, November). Global Trends 2030: A Transformed World.NIC, DNI Office.
Nye, J. S. (28 de enero de 2008). El Pais. Recuperado el 25 de abril de 2013, de El Pais: http://elpais.com/diario/2008/01/02/opinion/1199228404_850215.html
Nye, J. S. (10 de marzo de 2011). La doctrina de obama, el denominado poder inteligente y poder blando. Recuperado el 2 de abril de 2013, de En: http://cubandemocracy.wordpress.com/2011/03/10/la-doctrina-de-obama-el-denominado-poder-inteligente-y-poder-blando/
Nye, Joseph S. (1990). Bound to Lead: the changing nature of American Power. Basic Book, p. 307.
Nye, Joseph S. (2001). The Paradox of American Power: Why the World's Only Superpower Can't Go It Alone. Oxford University Press.
Nye, Joseph S. and William A Owens. (1996). America's Information Edge. Foreign Affairs, March/April, Vol.75, No.2, 20-36.
Obama, B. (19 de April de 2009). “Obama's Summit of the Americas Press Conference”.Recuperado el 21 de Abril de 2009, de http://www.realclearpolitics.com/articles/2009/04/19/obama_summit_americas_press_conference_96076.html
Obama, B. (30 de enero de 2013). Obtenido de http://iipdigital.usembassy.gov/st/spanish/texttrans/2013/01/20130130141641.html#axzz2LwVoUW3E
Obama, B. (Enero de 2013). DISCURSO DE TOMA DE POSESION DEL PRESIDENTE OBAMA.
Obama, B. (2013). El Discurso de Toma de Posesión. AP, 21 de enero.
Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. (s.f.). Obtenido de http://www.america.gov/esp
Petición Binacional le pide a Obama Endurecer Ley Contra el Tráfico de Armas a México. (15 de enero de 2013). Recuperado el 6 de febrero de 2013, de WOLA: http://www.wola.org/es/informes/piden_a_Obama_detener_tr%C3%A1fico_de_armas_M%C3%A9xico15 ene 2013
Petras, J. (s.f.). Las estrategias del imperio: los EEUU y América Latina. Argitaletxe Hiru.
Petras, J., & Veltmeyer, H. (2000). El sistema en crisis: dinámica del capitalismo de libre mercado. Editorial Popular.
Petras, J., & Veltmeyer, H. (2004). Imperio con imperialismo: La dinámica globalizante del capitalismo neoliberal.Siglo XXI.
(2010). State Department. The First Quadrienal Diplomacy and Development Review. Leading Through Civilian Power. Departamento de Estado, Washington D.C. Recuperado el 2012
The First Quadrennial Diplomacy and Development Review. (2010). Leading Through Civilian Power. Retrieved from United States Department of State, Washington, DC.
U.S. Department of State. (22 de October de 2012). “Pathways to Prosperity in the Americas, Fact Sheet,”.Recuperado el 7 de Noviembre de 2012, de http://www.state.gov/p/wha/rls/fs/2012/199459.htm.
U.S. Department of State. (September 14, 2012). “Small Business Network of the Americas,” Fact Sheet. Retrieved from http://www.state.gov/p/wha/rls/fs/2012/197743.htm.
U.S. Department of State, Arturo Valenzuela. (2011). Assistant Secretary of State, Bureau of Western Hemisphere Affairs, "U.S.-Latin American Relations: A Look Ahead", January 6,. Washington D.C.
USAID. (2011). USAID’s Policy Framework 2011-2015.
White House, Office of the Press Secretary. (2012, April 9). “Fact Sheet: Educational Exchanges for the 21st Century: 100,000 Strong in the Americas and Science without Borders,”. Retrieved Abril 15, 2012, from http://www.whitehouse.gov/the-press-office/ 2012/04/09/fact-sheet.
2013, J. W. (31 de enero de 2013). Sitio Oficial de la Emabajada de Estados Unidos en México. Recuperado el 27 de marzo de 2013, de http://www.state.gov/document

Sitios web especializados:

Proyecto Mesoamérica. En: www.proyectomesoamerica.org
Embajada de los Estados Unidos en México. En: http://spanish.mexico.usembassy.gov/es/temas-bilaterales.html
La página web de la Comisión en la OEA (el CICAD) www.cicad.org, www.reingex.com
Presidencia de México: www.presidencia.gob.mx
Organización de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD).
www.unodc.org/unodc/en/commissions/CND/index.html
Pág. de la Iniciativa Mérida, ex Plan Puebla-Panamá:
www.iniciativamerida.gob.mx
LA JORNADA, http://www.jornada.unam.mx
ARGENPRESS, http//www.argenpress.info/
MITOFSKY, http://www.consulta.mx/
ADITAL, http://www.adital.com.br
http://www.unodc.org. Sitio oficial de ONNUD.
http://www.oms.org. Sitio oficial de la Organización Mundial de la Salud.
http://www.onusystem.org. Sitio oficial de la ONU.
http://www.incb.org. Sitio oficial de la JIFE.
http://www.ungassondrugs. Sitio oficial de la UNGASS.
http://www.state.gov/p/inl/: Oficina de Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y Procuración de Justicia (INL).
http://www.whitehousedrugpolicy.gov/html: Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP)
http://www.usdoj.gov/dea/index.htm: Dirección Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA)
http://www.uscg.mil/: Servicio Guardacostas de Estados Unidos (USCG)
http://www.ussouthcom.com: Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM)
http://www.usaid.gov/: Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).
http://www.fbi.gov/: Buró federal de Investigaciones (FBI).
http://www.oms.org Sitio oficial de la Organización Mundial de la Salud.
http://www.onusystem.orgSitio oficial de la ONU.
http://www.incb.org Sitio oficial de la JIFE.
http://www.ungassondrugs Sitio oficial de la UNGASS.
http://www.state.gov/p/inl/ Oficina de Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y Procuración de Justicia (INL).
http://www.whitehousedrugpolicy.gov/html Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP)
http://www.usdoj.gov/dea/index.htmDirección Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA)
http://www.uscg.milServicio Guardacostas de Estados Unidos (USCG)
http://www.ussouthcom.comComando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM)
http://www.usaid.gov/ Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).
http://www.fbi.gov/ Buró federal de Investigaciones (FBI).
http:// www.atf.gov Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de fuego de Estados Unidos (ATF.)
http://transition.usaid.gov/policy/USAIDSitio Oficial de la USAID.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Manifiesto del partido de los poetas (A diez años de su nacimiento)

Partido de los Poetas

INTRODUCCIÓN

El 26 de Junio de 2013 el Partido de los Poetas cumplirá diez años; diez años en la calle acompañando con la poesía; diez años tomando partido por las causas históricas de los trabajadores, apoyando sus reclamos, reivindicando sus derechos, exigiendo justicia, secundando las luchas de los pueblos originarios, denunciando a este sistema capitalista de crueldad y barbarie, y reafirmando que es posible un mundo sin oprimidos ni explotados.

Se puede decir que el Partido de los Poetas fue engendrado el 26 de junio del 2002, con los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán (con quienes algunos de nosotros compartimos las movilizaciones y piquetes), porque ese día no alcanzaba el insulto o el grito; hacía falta el poema. Por eso un año después nació el Partido de los Poetas, cuando sentimos necesario tomar partido desde la poesía también, reclamando justicia, nombrando a los mártires del pueblo; porque el dolor nos brotaba sublevado. La poesía debía ser entregada en mano a los manifestantes, sin discriminación, los poetas tenían que ser parte comprometida, denunciando a los culpables de los crímenes, y entonces tomamos la consigna: “ Poesía Social es la que se socializa, poesía comprometida es la que compromete al poeta”.



De ahí en adelante no dejamos de participar en cuanta marcha o acto donde las circunstancias nos permitieran, pero fundamentalmente hemos estados todos los 8 de Marzo, 24 de Marzo, 1° de Mayo, 26 de Junio, 16 de Septiembre, 19 y 20 de diciembre, marcha por Julio López, Mariano Ferreira, etc. Por este grupo han pasado poetas dejando su huella militante, la mayoría apuntaló y construyó con lealtad y sacrificio, y no hay nada que reprochar a quienes siguieron su camino por diferencias (de cualquier índole que fueran las mismas), porque en cualquier grupo que toma posiciones frente a distintos hechos políticos y sociales pueden surgir distintos puntos de vista sobre cómo actuar y qué expresar ante los mismos.

MANIFIESTO

No somos un partido político, no actuamos como tal, no tenemos un programa o dogma a seguir, pero sí principios básicos y elementales que son parte de nuestra ética diaria como personas, y por ende, como poetas frente a la vida. Los miembros y adherentes del grupo somos de diferentes partidos políticos o de ninguno; sin embargo podemos ser apartidiarios pero no apolíticos, porque queremos un cambio social, y entendemos a la política como timón de ese cambio. No pretendemos una mirada homogénea sobre la vida, ni una táctica o estrategia en común para cambiar el mundo; eso sí, coincidimos en que queremos un mundo mejor, con equidad y justicia, y por eso nos unimos para expresarnos colectivamente desde el terreno del arte en general, y desde la poesía en particular. Tomamos partido por la vida, por el hombre y su hábitat, amamos la vida.

NOS MANIFESTAMOS POR:

La poesía que toma partido, la que compromete al poeta, la que se socializa, la que se expresa en todas las formas y estilos pero que es bandera de libertad, justicia y equidad.

Por el amor al prójimo, entendiendo al prójimo como hermanos y parte de uno mismo.

La poesía como pan para el espíritu.

Un mundo sin oprimidos ni explotados.

En contra del capitalismo y todas sus formas de gobierno, por un mundo donde las actividades de la economía cotidiana sean planificadas por y para el pueblo, y no generen desigualdad ni poderes privilegiados que puedan sojuzgar a ningún sector de la sociedad, ni condiciones de angustia por carencias básicas de alimentación, salud, habitación y seguridad.

A favor de todos los Derechos Humanos, naturales y constituidos; derecho a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad, educación, salud, vivienda, trabajo.

En contra de toda discriminación por raza, nacionalidad, color de piel, género, religión, capacidad diferente o especial, orientación sexual, clase social, etc.

En defensa del medio ambiente y la fauna, la explotación racional de los recursos naturales sin comprometer el hábitat de los pueblos ancestrales y no contactados.

En Contra de la trata de personas.

A favor de la hermandad de los pueblos y la unión de los mismos.

En defensa de todo perseguido y encarcelado por luchar contra toda injusticia.

PARTIDO DE LOS POETAS

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine clásico: De el milagro del p. Tinto a Binta y la gran idea de Javier Fesser

Jesús María Dapena Botero (Desde Vigo, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Se la ha considerado una muestra del cine surrealista español, ulterior a Buñuel y a Dalí, rodada en 1998, es decir casi a la vuelta del siglo XX, que lo había engendrado, una suerte de realismo postmoderno.

Es una cómica mirada restrospectiva de los hermanos Fesser, Javier y Guillermo. Al primero lo conozco como director de Camino, un filme rodado diez años después, que al menos, para mí, no resultó una película surrealista en sí misma, a pesar de los sueños de Alexia, la niña con cáncer que pretenden santificar, que más bien me recuerdan la estética de Belleza Americana quizás un tanto cursilona, agringada, con cierta nostalgia del american way of life, lo que me resulta un poco extraño en una cinta española, en un país donde el amor a los americanos no es demasiado grande, más allá de las buenas atenciones que se brinden a los turistas.

Si Camino se llevó seis Goyas para Javier Fesser, como director y guionista; para mí, inmerecidos, a pesar de su fortaleza de enfrentarse con la Obra de Monseñor Escrivá de Balaguer, para nada me resulta la mejor película del 2009, ni Jordi Dauder, don Luis, el promotor de santos, se me hace merecedor del galardón, aunque si se me hace potable que el premio se le dé a las mejores actrices protagonistas y de revelación, a Carme Elías, la madre y la simpática Nerea Camacho; sin embargo, El milagro de P. Tinto, sólo se llevó el de los mejores efectos especiales.

Estamos ante la historia de un heredero de una empresa familiar de formas de consagrar, representado por Luis Ciges, quien sueña obsesivamente con tener una gran familia y se casa con otra obsesiva, una ciega, empeñada en ahorrar, todo lo que pueda en la vida.

En ambos protagonistas persisten viejas teorías sexuales infantiles, en las que el amor se hace con estirones y contracciones de los elásticos de los pantalones, con lo cual se ven abocados a la esterilidad, hasta que la fe puesta en San Nicolás, supongo que de Bari, aunque tenga aspecto franciscano, hace que el taumaturgo le mande dos marcianos en un ovni, que va a parar a la casa de la pareja, a quienes el matrimonio adopta como hijos, al margen de que los extraterrestres, confiesen siempre su origen interplanetario; pero, la extrañeza con tales hijos, hace que los Tinto quieran adoptar un niño africano, pero a cambio llega un grandullón blanco, quien quiere convertirse en un experto en objetos voladores no identificados y trabajar para la NASA, para superar el trauma de la rivalidad con los dos hermanos interplanetarios, en una rica retahíla de la que no vale la pena detallara, puesto que es cine para verse y oírse más que para narrarlo oralmente, dado los deslizamientos de los significantes visuales y sonoros, con sus graciosas homofonías, como cuando se celebran los funerales del segundo P. Pinto, un industrial de los buenos tiempos del liberalismo smithniano, un hombre que murió repartiendo ostias a diestra y siniestra, gracias al ingente contrato que tenía con el Vaticano, ese buen hombre de paz, para cubrir las transubstanciaciones que se dieran en toda la Iglesia Católico.

P. Tinto es el dueño de una fábrica de obleas, heredada de su padre, quien tiene un solo obrero, pero que ha de modernizar la fábrica para mantener la contrata con el Vaticano, mediante un sistema automático, que hace obsoleto al único obrero de esa industria.

Dado el paso del tiempo de Buñuel y Dalí a fines del milenio, Omar Khan de El País se atrevería a hablar de un surrealismo postmoderno, con un humor bastante idiosincrático.

El director, a pesar de su trayectoria, se considera un avis rara en el cine español, que viene del mundo de la publicidad, pero ha realizado en la cinematografía un trabajo muy personal y original. En 1995, haría una cinta acerca de un hombre inmóvil en una silla de ruedas, en los últimos momentos de una vida gloriosa, como jefe de detectives de un empresa de electrodomésticos y saca de su memoria la recuperación del centrifugador 2000; es el primer cortometraje de Javier Fesser, el cual empieza con su actor fetiche, Luis Ciges, quien resulta bastante cómico, técnicamente perfecto, en un ámbito con un color y una iluminación y unos encuadres que permiten identificar los consejos laborales de Fesser, mientras la banda sonora hace oír a un Louis Armstrong, quien marca el ritmo de los pasos de Ciges, uno de los actores por excelencia del cine español, sobrino de Azorín e hijo del escritor Manuel Ciges Aparicio; tal actor no había tenido problema en irse de voluntario de la División Azul del lado franquista, para partir al frente de Leningrado, para en la postguerra hacerse médico y trabajar en 1961, para Luis García Berlanga en Plácido y asi iniciar de una prolífica labor actoral.

La figura de Ciges era enjuta pero desempeñaría el papel de personajes bastante cómicos, excéntricos y marginales, como el de criado de los Marqueses de Leguineche en La escopeta nacional de 1978 o como, cuando actuara para José Luis Cuerda copara Así en el cielo como en la tierra de 1995, que le valdría un Goya, como mejor actor de reparto.

Javier Fesser, con su hermano Guillermo, que es como si fuera su hermano siamés, y con el periodista y escritor español Juan Luis Cano compartiría su gusto por un humor surrealista bastnat sui generis, como lo hemos visto en cintas como Aquel ritmillo.

http://www.youtube.com/watch?v=ubEaIpHEkCEhttp://www.youtube.com/watch?v=ubEaIpHEkCE

Y luego esa obra del absurdo que es El sedcleto de la tlompeta, en el mismo año, impresionantes secuencias de circunstancias sin sentido, que se van sucediendo una a otras, como significantes en una cadena discursiva sin sentido, a la manera de lo que pasa en el mundo onírico, en un tiempo en el que para una hija de vecina todo parecía ir fatal, fatal, en España, pero no creo que tanto como ahora, narrada con una comicidad sin par:

http://www.soloespolitica.com/blog/2011/09/especial-javier-fesser/

Para el director, lo cómico está en la tragedia, de la que es como una especie de par dialéctico, que la hace algo soportable, al hacernos reír dentro del drama o de cosas divertidas que no tienen gracia.

El director habla de niños y de África, temas que ama, desde que ha trabajado para Unicef para dar cuenta de lo positivo y optimista que hay en el mundo africano, v.gr. la alegría que esperan encontrar los P. Pinto, en un niño que procediera del África, antes de que muchos de estos personajes se lanzaran a la conquista de España en patera y es que Fesser conserva la ilusión de que los chavales del mundo entero tengan ganas de reír, de hacer travesuras y pensar en el futuro, como lo hacen nuestros adultos chavales de El milagro del P. Pinto, provengan de los espacios siderales, de la vuelta de la esquina o del África ardiente y así sus historias estén entretejidas de hilos trágicos.

En esta línea Binta y la gran idea, propuesta de una idea de progreso distinta a la tradicional de la sociedad occidental, la cual se hizo merecedora a la nominación al Óscar por el mejor cortometraje, para darnos cuenta desde la mirada de un senegalés, que los hombres debemos aprender de los pájaros que toman lo bueno del norte y del sur, para hacer un mundo más solidario, donde la acumulación de la riqueza y toda la tecnología, no nos hagan olvidar que los unos debemos preocuparnos de los otros:

http://www.youtube.com/watch?v=gouZfHKRb_I

Y además, Fesser se constituye en un crítico de la sociedad de consumo, que es la que cree, que nos impide tomar conciencia de que estamos vivo, en la medida que toda una masa de individuos busca frenéticamente la felicidad, que se encuentra precisamente en esos lugares, donde aparentemente no podría darse, sino en cualquier momento, donde se piensa en el presente, en el entorno más directo y emocionalmente más satisfactorio, por ejemplo ante los maravillosos atardeceres africanos, mientras en las grandes ciudades, como Madrid, no hay tiempo para contemplarlos, sin la mirada de un Levi-Strauss que contemplaba los tristes trópicos sino con la alegría de los habitantes del Valle del Omo:



Y esta nueva cinta continuaría en la línea de lo que se ha dado en llamar el cine comprimido o minipelículas, microcintas, dentro de cuyo género Javier Fesser se ha constituido en uno de los pioneros, que puede ir del pueril cine lúdico al cine comprometido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.