jueves, 7 de noviembre de 2013

Plástica: Ron Mueck y la escultura hiperrealista

El Ave Fénix

Ron Mueck (1958) es un escultor hiperrealista australiano que vive en Inglaterra.

Su origen profesional fue en el mundo de los efectos especiales para el cine, trabajando para Jim Henson en películas como Labyrinth (donde llegó a interpretar a uno de los personajes, Ludo) o The Dark Crystal. Sin embargo ya había dado un paso hacia el mundo del arte aprovechando su talento para desarrollar creaciones plásticas con un realismo sorprendente.



Mueck se mudó a Londres para establecer su propia compañía, creando utilería y “animatronics” para la industria de la publicidad. A pesar de ser altamente detallados sus trabajos, eran diseñados para ser fotografiados desde un ángulo muy específico, ocultando así el desorden de la obra vista desde otro ángulo. Mueck con más y más frecuencia deseaba producir esculturas que se vieran perfectas desde cualquier ángulo.

En 1996 Mueck cambió hacia el “arte refinado” colaborando con su suegra Paula Rego, para producir pequeñas figuras como parte de una escena que ella estaba mostrando en la Galería Hayward. Rego lo presentó con Charles Saatchi quien inmediatamente quedó sorprendido con su trabajo y comenzó a coleccionar y solicitar trabajos. Esto lo dirigió hacia la creación que le formó un nombre a Mueck, “Dead Dad” (papá muerto) que es una escalofriante e hiperrealista obra de silicona y otros materiales, del cuerpo muerto de su padre, reducido aproximadamente a dos tercios del tamaño natural. Es la única obra de Mueck que usa su propio pelo para el producto final.

Las esculturas de Mueck reproducen fielmente los detalles del cuerpo humano, pero juega con la escala para crear imágenes que nos sacuden. Su obra de cinco metros “Boy”, fue mostrada en 1999 en el “Millenium Dome” y más tarde se exhibió en la “Biennale de Venecia”.

Éste escultor formó parte de la exposición “Sensation” que causó polémica y otras reacciones extremas entre los críticos y el público. La pieza que expuso en esa ocasión era “Dead Dad”. Esa exposición incluyó también a otros “nuevos” artistas británicos como Damien Hirst y los hermanos Jake y Dinos Chapman, que llevan su quehacer a extremos definitivamente estremecedores.

Ver su obra aquí

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: “Adiós Nonino” de Astor Piazzolla, en versión libre

ARGENPRESS CULTURAL

Hermosa versión de “Adiós Nonino”, de Astor Piazzolla, por el director y violinista neozelandés André Rieu, con el bandoneón de Carlos Buono y la The Johann Strauss Orchestra.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Prohibido

Paula Orellana (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Prohibido tener piernas y no caminar
tener alas y no volar
tener voz y no gritar
tener mente y no pensar
tener todo y no regalar
tener poco y no prestar
tener alma y no gozarla
tener cuerpo y no compartirlo
tener enojo y no sacarlo
tener amor y no usarlo
tener ideas y no escribirlas
tener colores y usar negro
tener luz y vivir en oscuridad;
vivir en oscuridad cuando hay luz.
Tener brazos y no abrazar
tener boca y no besar
tener ojos y sólo mirar
tener conciencia y ser injusto
De todo lo prohibido, para mí,
tú no estás prohibido.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine clásico: “La ley de Herodes”, de Luis Estrada (México, 1999)

ARGENPRESS CULTURAL

“La ley de Herodes” es una película sobre la corrupción en el gobierno mexicano.

El protagonista se llama Juan Vargas. Se hace el presidente municipal de un pueblito aislado. Su jefe quiere ser el candidato del PRI para el gobernador. Así no quiere que esté asociado con los problemas del pueblo que están llevando atención. Busca el menos inteligente persona del partido que puede encontrar para hacer el nuevo presidente y espera que no tener que pensar en el pueblo nunca más.



Juan Vargas llega y pronto descubre que hay bastantes problemas en el pueblo y él no tiene ningún dinero para arreglarlos. En el principio trata de ser justo pero pronto empieza a usar impuestos para robar dinero de la gente del pueblo. Se hace más y más corrupto como tiempo pasa. Soborna el cura, visita al burdel, mata personas y golpe su mujer.

En la ciudad su jefe ha tenido problemas también. Él no era elegido como el candidato del PRI. Así decide matar al otro candidato parar lograr el puesto. Trata de matarlo pero falló. Oye que Juan ha sacado mucho dinero en el pueblecito así decide de venir allá para tomarlo. Pero cuando trata de robar el dinero Juan lo mata.

Las personas del pueblo deciden a la misma vez a matar Juan por los tantos malos que ha cometido. Afortunadamente los hombres del otro candidato llegar para buscar el jefe de Juan y lo rescatan. Por matar su jefe, Juan se convierte en un héroe y se hace un miembro del Congreso.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

25º Festival de cine europeo en América Latina

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Europa, va superando su crisis de manera lenta, pero en cuanto a cooperación cultural con América Latina no ha cesado. Por el contrario se ha incrementado. Una constatación es el Festival de Cine Europeo, que este año 2013 se desarrolla en Perú su vigésima segunda edición.

No cabe duda que la promoción de este cine viene influenciado en la formación de profesionales especializados en el sétimo arte, con una percepción global de la cultura cinematográfica y un estímulo a la producción de cine latinoamericano.



El cine latinoamericano contemporáneo está ganando prestigio y se ha convertido en un arte al cual el ámbito académico ve con interés y entusiasmo. Se confirma la posibilidad del arte experimental, sin límites, que plantea preguntas cruciales. Esta es una primera conclusión de un detenido estudio de las películas más importantes de las dos últimas décadas, según el escritor Jorge Zavaleta Balarezo, en un estudio “Hacia un cuarto cine: violencia, marginalidad, memoria y nuevos escenarios globales en veintiún películas latinoamericanas”, que los académicos de la Universidad de Pittsuburgh, en Pennsilvania, consideran como una de las más destacadas y recientes investigaciones sobre América Latina a través del séptimo arte.

En el Perú, del 22 de octubre al 17 de noviembre se podrá acceder al Festival. Más de 41 salas en ocho ciudades proyectarán más de 300 filmes europeos. Este año cuenta con las características propias que hacen del Festival una opción cada vez más atractiva.

En 1987 se inició como el Festival de la Comunidad Económica Europea, con la participación de 11 países, 18 largometrajes, 17 cortos, 28 proyecciones, 15 días en una sala. En 1994, toma el nombre de Festival de Cine Europeo, para llegar al 2013 como un festival consolidado con 81 largometrajes y 255 cortos representando la cinematografía europea de 21 países a exhibirse en 41 salas entre Lima y 7 ciudades del interior del país en 29 días.

El Festival organizado por los países miembros de la Unión Europea, la Delegación de la Unión Europea (antes Delegación de la Comisión Europea) y la Filmoteca de la Universidad Católica, en los últimos años ha contado con la participación de Suiza como país invitado.

Este proyecto se inició en Lima y fue reproducido en los otros países de América Latina. Además, este año el Festival se presenta en las ciudades de Lima, Arequipa, Piura, Cusco, Trujillo, Chiclayo, Iquitos y Huaraz, con una selección documental, películas de animación, clásicos europeos, retrospectivas sobre el cine esloveno y sobre la cinematografía de Georges Méliès, dos pequeñas selecciones de 'fuera de Europa' y 'cuentos de los Grimm', y el tour Eurochannel de cortometrajes.

El Festival, en opinión de investigadores notables, ha sido una muestra de la expresión artística europea en torno a la diversidad de identidades. Su realización es un símbolo de trabajo conjunto entre las representaciones diplomáticas.

Invitados

Cathy de Haan (Alemania) dicta las cátedras de escritura creativa y estrategia de comunicación cultural en las ciudades de Leipzig y Potsdam. Es miembro del jurado y curadora en proyectos de contexto transcultural en festivales y simposios sobre el cine, en Alemania y en el mundo. En colaboración con el Goethe Institut ofrecerá las conferencias:

a.- ¿Quién me puede ayudar a terminar mi película? – Los programas europeos de apoyo al cine. Conferencia y conversatorio. Centro Cultural PUCP, aula 4, sábado 26: 4 p.m.

b.- ¿Por qué esperar? Filmmaking y Microbudget. Conferencia y conversatorio. Universidad de Lima, Ventana Indiscreta, miércoles 30: 10:30 a.m.

WouterVerhoeven. Doctor en economía y con una maestría en arte Verhoeven, ha trabajado como documentalista y artista de video desde 1998. Sus filmes se centran en temas de interés humano, en cuestionamiento y búsqueda de la relación que los seres humanos tienen con sus semejantes y con la madre tierra. En colaboración con la Embajada de los Países Bajos, realizará conversatorios después de la proyección de su película El corazón que ama.

Ficción, documental y animación

De Alemania Sin no nosotros, ¿Quién? de Andres Veiel, El color del océano de Maggie Peren, Corre, si puedes de Dietrich Brüggemann, El día que no nací de FlorianCossen, Parada en plena vía de Andreas Dresen, de quién en años anteriores el Festival presentó Whisky con Vodka y En las nubes. Y la comedia Almanya – Bienvenido en Alemania de Yasemin Samdereli, que será motivo de una proyección al aire libre en el Goethe Institut el 8 de noviembre. Dos filmes de coproducción alemana Faro, la reina de las aguas de Salif Traoré y Saratan de Ernest Abdyshaparov. A los que se suman siete cintas sobre los cuentos más famosos de los hermanos Grimm.

Museum Hours de Jem Cohen, cinta austriaca que ha recibido las mejores críticas y ha sido premiada en el Festival de Locarno. De Bélgica Una casa en Córcega de Pierre Duculot y el policial La memoria del asesino de Erik Van Looy, con el desacatado actor Jan Decleir. Las danesas La caza de Thomas Vinterberg con Mads Mikkelsen, ganador del premio al mejor actor en el Festival de Cannes y el clásico Tortura de Alf Sjöberg con el primer guión escrito por Ingmar Bergman. Y la eslovena Padre de VladoSkafar.

España ofrece cintas imprescindibles como las ganadoras de los premios Goya, Blancanieves de Pablo Berger, con Maribel Verdú y No habrá paz para los malvados de Enrique Urbizu, con José Coronado. El thriller Mientras duermes de Jaume Balagueró con Luis Tosar, tres historias de mujeres De tu ventana a la mía de Paula Ortiz y una historia de hermanos en tono de comedia ¿Para qué sirve un oso? de Tom Fernández. El documental Bicicleta, cuchara, manzana de Carles Bosch, el premio Goya a mejor película de animación y mejor guión adaptado Arrugas de Ignacio Ferreras, y Donkey Xote de José Pozo.

Rumbo al norte de uno de los hermanos finlandeses más famosos Mika Kaurismäki. De Estonia, Klass de Ilmar Raag. Dos filmes franceses Las nieves del Kilimandjaro de Robert Guédiguian, inspirada en el poema de Víctor Hugo La gente pobre, y Manos al aire de RomainGoupil.

Whatif… de Christoforos Papakaliatis de Grecia, la húngara nominada a la Palma de Oro en Cannes, Semilla de maldad de Kornél Mundruczó. De Irlanda títulos esenciales, una comedia muy particular El irlandés de John Michael McDonagh; Nora de Pat Murphy, centrando en la relación del escritor James Joyce y Nora Barnacle, su compañera sentimental; la cautivante historia de amor Once (una vez) de John Carney, ganadora del Oscar a mejor canción original, y Omagh de Pete Travis basada en un hecho histórico.

Las italianas Ilsole dentro de Paolo Bianchini, La kriptonita en la cartera de Ivan Cotroneo, Lárrivo di Wang de los hermanos Antonio y Marco Manetti, Los malavoglia de Pasquale Scimeca, basada en la novela de Verga, llevada al cine anteriormente por Luchino Visconti; Matrimonio y otros desastres de Nina Di Majo y Choque de civilizaciones por un ascensor en Piazza Vottorio de Isotta Toso, basada en la novela homónima de Amara Lakhous.

Tres películas de Países Bajos, La Banda de Oss de André van Duren, inspirada en un hecho histórico; Los de octavo no lloran de Dennis Bots y la comedia Tío Hank! de Elbert van Strien. Tres cintas polacas Indeleble de Jacek Borcuch, premio a la mejor fotografía en el Festival de Sundance, Un cuento de verano de Andrzej Jakimowski y Venice de Jan JakubKolski.

De Portugal José y Pilar de Miguel Gonçalvez Mendes, un documental apasionante sobre la vida del Premio Nobel de Literatura José Saramago, Joana Vasconcelos – corazón independiente de Joana Cunha Ferreira sobre Joana Vasconcelos artista portuguesa de reconocida trayectoria mundial y la ingeniosa comedia El último vuelo del Flamenco de João Ribeiro.

De República Checa cuatro cintas El Gitano de Martin Šulík, La rosa de Kawasaki de Jan Hřebejk, el documental Ivetka y el monte de Vít Janeček, y el clásico de Karel Zeman, El Barón de Münchausen.

Si quiero silbar silbo del rumano Florin Serban; el filme sueco Himlens Hjärta de Peter Asmussen, Simon Staho. Cinco películas de Suiza 180° - Cuando de pronto tu mundo está de cabeza una asombrosa experiencia cinematográfica de suspenso y acción de Cihan Inan; Sennentuntschi, la maldición de los Alpes de Michael Steiner basada en unas famosas leyendas popular de la tradición suiza; Los predicadores de pájaros de Clemens Klopfenstein, la comedia La desaparición de Giulia de Christoph Schaub, y Vitus de Fredi M. Murer, premio del Cine Suizo a mejor director y con el actor Bruno Ganz. Los documentales El apicultor de Mano Khalil y un retrato conmovedor y sorprendente Chrigu de Jan Gassmann y Christian Ziörjen.

De Islandia una comedia de enredos Viaje sin boda de Valdís Óskarsdóttir; las noruegas Oslo, 31 de agosto de Joachim Trier, La isla de los olvidados de Marius Holst, y El inadaptado de Jens Lien, premio ACID de la “Semana de la Crítica” en el Festival de Cannes.

Retrospectivas

La Primera Retrospectiva de Cine Esloveno en América del Sur, compuesta por siete títulos que van de 1962 al 2009, todas en 35 mm. Un cine por de obliga visión, un cine por descubrir, presentado por la Embajada de Eslovenia en Argentina y el Centro de Cine Esloveno.

Tributo a George Méliès

Este año el mundo rinde homenaje a Méliès y el Festival lo hace a través de la imagen y concepto creado especialmente para su 25 versión por los alumnos del Instituto Superior de Comunicación y Diseño Toulouse Lautrec, y la exhibición de la retrospectiva más completa de su obra en versión restaurada. George Méliès, el mago del cine ha convertido en una leyenda y en la figura que trazó lo que es actualmente la industria cinematográfica: director, productor, autor, guionista, constructor de decorados, pintor, coreógrafo, mecánico, camarógrafo, fotógrafo, creador de efectos especiales, ilustrador, maquetista, encargado de vestuario, actor (con varios personajes), montador, distribuidor y un audaz empresario que creó el primer estudio al que llamó “Teatro de Filmación”, la Star Film, Montreuil.

Asimismo, se exhibirá el Quinto Tour de Europa Eurochannel compuesto por una selección de cortos con una temática muy especial, la mujer europea en: ... Y Dios creó a la mujer europea.

Sedes

Lima: - Filmoteca PUCP – Sala Azul del Centro Cultural PUCP - Alianzas Francesas de Miraflores, Jesús María, La Molina y Los Olivos. - Biblioteca Nacional del Perú. - Centro Cultural de España. - Instituto Italiano de Cultura. - Goethe Institut Lima. - Sala Armando Robles Godoy – Ministerio de Cultura. - Centro Cultural Inca Garcilaso – Ministerio de Relaciones Exteriores. - Cine Club del Banco Central de Reserva. - MALI - Museo de Arte de Lima. - Ventana Indiscreta de la Universidad de Lima. - Universidad del Pacífico. - Cine Club Universidad San Martín de Porres. - Centro Cultural de la Universidad de Ciencias y Humanidades, Lima, Breña, Los Olivos y Villa El Salvador. - Centro Cultural Ricardo Palma. – Municipalidad de Miraflores. - Instituto Cultural Peruano Norteamericano - ICPNA. - Vichama – Centro de Arte y Cultura. - Casa Cultural Comunitaria Arenas y Esteras – Villa El Salvador

Provincias:

- Alianzas Francesas de Arequipa, Cusco, Iquitos, Piura y Trujillo. - Instituto Cultural Peruano-Alemán de Arequipa. - Universidad Nacional de San Agustín, Arequipa. - Estudio Club, Cusco. - Universidad César Vallejo de Piura. - Pinacoteca Municipal de Piura. - Universidad Privada del Norte, Trujillo. - Centro Cultural de Trujillo. - Universidad César Vallejo de Trujillo. - Universidad Particular Antenor Orrego de Trujillo. - Dirección Regional de Cultura de Trujillo. - Dirección Regional de Cultura de Chiclayo. - Centro Cultural Huaraz.

Más información:
http://www.thelovingheartfilm.com;
http://www.wouterverhoeven.com;
http://www.letralia.com/firmas/zavaletabalarezojorge.htm

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: Edgar Borges escribe "Vínculos. Apuntes con Rubén Blades"

TERCERA INFORMACIÓN

En Vínculos, el escritor Edgar Borges invita al cantautor Rubén Blades a realizar un viaje por la memoria para celebrar la vida. Literatura y música son los motivos para que ambos creadores intercambien correos, encuentros y recorridos. En cada palabra, como en cada canción, surgen calles y vivencias que hablan de todos. Vínculos. Apuntes con Rubén Blades (España 2013) en lugar de comunicarnos con la palabra nos comunica con la piel. Edgar Borges viaja a la ventana de su niñez para revelar su descubrimiento de la música de Rubén Blades. En paralelo, como si sus relatos fuesen los nuestros, el cantautor panameño rememora sus antecedentes pero también expone su perspectiva sobre los más variados temas.



Vínculos es un libro que salta de un correo a una esquina, de un encuentro a una avenida y de una entrevista a un puente. Dos voces (muchas voces) danzan con sus testimonios. La familia, la mujer, Gabriel García Márquez, Cheo Feliciano, América Latina, el mundo, la madre tierra; siempre un olor nos regresa a la habitación de nuestra infancia. Tiene esta obra la pasión de un joven que desea ser cantante y los sueños de un niño que imagina historias con las canciones de su ídolo. Vínculos, tanto en su lado festivo como trágico, nos muestra las respuestas de los amigos.

Rubén Blades, creador de obras musicales como Siembra; Maestra Vida; Buscando América; Escenas y Mundo, le escribe al autor venezolano: “Espero que estas notas que tú haces ayuden a otros a entender que el verdadero propósito de vivir es tratar de mejorar lo que puede y debe ser corregido, para defender lo que naturalmente nos beneficia. He decidido participar en esta solicitud dando mi opinión, o explicando mi posición, para aclarar a todos lo que siento, pienso, digo y hago, cosa de que en mi ausencia física otros no interpreten erróneamente mis actos, u omisiones”. Edgar Borges, creador de novelas como ¿Quién mató a mi madre?; La contemplación y El hombre no mediático que leía a Peter Handke, captó el mensaje para celebrar con sus lectores la poética de Rubén Blades, “un cronista universal-como define el escritor-que ha sabido tejer la Maestra Vida del colectivo urbano”. Edgar Borges declaró que cuando terminé de escribir Vínculos pensé que de alguna manera el libro decía que la única posibilidad humana de entender el yo es si en su esencia existen réplicas del nosotros”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El hijo del duende

Antonio Prada Fortul (Desde Cartagena de Indias, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cristina Macott nació en un islote del rosario de islas que bordea a Cartagena de Indias. Sus padres descendientes de los guerreros haitianos que acompañaron a Simón Bolívar en su gesta libertaria, se quedaron para siempre en estas tierras embrujados por la hermosura de la mujer isleña, el paisaje, la belleza de sus playas de dorados arenales y la transparencia de sus aguas donde podían adorar a Yemayá Iyalorde dueña de los mares y corales y a Olokun.

Recordaba que su finado abuelo Lomé, duraba días en la espesura con Pamphile su padre, buscando hierbas y raíces para curar a aquel que llegaba aquejado por enfermedades renuentes y extrañas, su abuelo siempre encontraba la cura para los males de las personas que lo visitaban, fueran estos de cualquier naturaleza.



Al morir su abuelo, Pamphile heredó ese conocimiento, asumiendo el rol de sanador en esa isla montaraz de costumbres y prácticas espirituales africanas.

Cristina crecía hermosa y encantadora, tenía un cuerpo bello y bien torneado, se enamoró de Miló, un pescador de su edad que vivía al lado de su casa, fue el único que pudo conquistarla. Las dos familias estaban complacidas.

En esa isla cuando las parejas se unen, se internan en la espesura y se entregan el uno al otro para amarse con intensidad al amparo de un árbol de jobo.

Los abuelos contaban que los africanos llegados a la isla esclavizados, amaban sus mujeres bajo ese frutal, porque este pertenece a Changó, el Orisha de lo viril y de los rayos.

Al llegar al Jobo, Miló acarició a Cristina que propiciaba con sinuosos movimientos el despojo de su ropa bajo el fresco ramaje del árbol de olorosas hojas, la hembra se le ofrecía en una entrega apasionada una penumbra tenue envolvió a la pareja.

En esos momentos de pasión, una lluvia de polen amarillo, invadía el espacio sumiéndolo en una dorada luminosidad que daba un encanto especial a ese inolvidable día en que la pareja se entregó a los designios de Ochún.

Cristina en una de las pausas, sintió en su interior a Miló, al abrir sus ojos lo vio a su lado, a pesar de eso aún lo sentía en ella. Gritó y la sensación de estar penetrada desapareció. Quedó intrigada pero pensó que quizá era debido a su primera experiencia amatoria.

Los encuentros amorosos se realizaban diariamente al regresar David de su faena de pesca y se reiteraba en ella, la sensación que alguien diferente la penetraba.

Preocupada por esa situación anormal, decidió hablar con su madre.

Al dirigirse a la casa paterna, cayeron pedruscos en su cuerpo lanzadas desde la espesura sin que se viera al agresor. Corrió asustada, entró por el callejón hasta el patio donde su madre rallaba el coco, al ver el sobresalto de su hija le preguntó intrigada: ¿Qué pasa? Cristine se abalanzó sollozante a los brazos maternos.

Dándole palmadas en la espalda, esperó que se serenara.

Contó lo ocurrido el primer día que copuló con su marido y los días subsiguientes, cuando dijo que le lanzaron piedras desde el monte, dijo: ¡Esperemos a tu padre! Rossina relacionó algunas cosas. Una noche llovió solo en el totumo, la gallina sacó un pollo bicéfalo y una noche llovieron piedras sobre su techumbre casa.

Interpretó el fenómeno como mensaje del guerrero Oggún alertando a la familia.

Hirvió hojas de limón, guanábana, matarratón, jobo, raíces secas, miel y canela. Bañó su hija y la acostó en su alcoba, para que su cuerpo secara.

Cuando regresó Pamphile del monte, tomó café y preguntó: ¿Qué está pasando?

Esta contó a su marido lo dicho por su hija; con el ceño fruncido, pidió a la joven que repitiera la historia sin omitir nada.

Cristina contó a su padre lo ocurrido, le dio detalles del día que Miló “la llevó” al jobo y que al principio pensó que era fortuito, un día al descamar un macabí, este empezó a brincar y lo correteó hasta el corral, muchas veces escuchó un chillido de la espesura que se repetía en su vientre cuando el bebé respondía al llamado.

Después de escuchar a su hija, le dijo viviera con ellos hasta el día del parto.

La pareja se trasladó a la casa de Pamphile, este preparaba baños e infusiones para su hija, le puso un collar de cuentas azules y blancas de Yemayá, protectora de las embarazadas y un rojo coral del arrecife, para Olokun, eleke verde y negro para Oggún, negro y rojo para Elegguá poderoso Orisha guerrero, blanco para Obatalá, amarillo y miel para Ochún, un Otán, (piedra) que había estado en su familia desde la llegada de los primeros africanos a la isla; “Veló” a su hija entrando en sus sueños para espantar los ataques desde la oscuridad.

Días antes del parto percibió una presencia maligna cerca de la casa.

Sabiendo lo que iba a enfrentar, asumió una posición de meditación trascendental y salió a encararla, vio una luz grisácea en el matarratón y divisó un hombre arrugado, su cabellera y barbas llegaban a las rodillas, calzaba botas puntiagudas, cubría su cabeza con un gorro frigio verde, descolorido y roto en varias partes.

El duende lo observaba con una mirada diabólica, sintió la voz del maligno ser en su cabeza diciendo: ¡Atrás negro yoruba, vuelve a tu casa brujo insensato!

Pamphile respondió sin temor sacando de una bolsa un polvo llamado Afoché: ¡Tu eres quien debes irte de aquí! ¡Regresa a tu caverna inmunda rata miserable!

Esparció el Afoché en el matarratón y la aparición se esfumó.

Regresó a su casa su mujer sentada en el suelo lo esperaba, al contarle lo sucedido en el patio, esta exclamó: ¡Ave María Purísima!

Cuando Cristina entró en trabajo de parto, llegaron voluntarias para ayudar a la partera la cual después del desembarazo, recibe la criatura que se le escurre de las manos y queda flotando en el aire con las piernas cruzadas entonando un canto extraño, una salmodia cadenciosa y rítmica, todos se paralizaron. Pamphile extrajo de su bolsa los polvos compuestos de hierbas y ralladura animal (Afoché), que echó en su manó sopló en dirección al duende recién nacido.

La criatura quedó inmóvil en el aire por la acción del Afoché, el contrahecho ser le lanzó una mirada agresiva. Poniendo la mayor malignidad en cada palabra, dijo mirándolo con sus enrojecidos ojos: ¡Cuando venga mi padre lo pagarás!

Escucharon un estropicio de cercas y portones desvencijados en el patio, un olor a tierra húmeda se esparció en el ambiente mientras en una nube de verdoso polen, aparecía el maléfico ser proveniente de lo más profundo de las entrañas de la tierra. Viendo a su hijo encerrado en medio de las frases mántricas y el círculo cabalístico hecho por Pamphile, le gritó violento: ¡Suéltalo Yoruba Malnacido!

Pamphile entonaba un suave Suyere africano, mientras la criatura flotaba y los líquidos de su cuerpo caían desde el aire empapando el suelo.

¡Suéltalo negro miserable! ¡Suéltalo o acabo con tu familia!

Tranquilamente respondió: ¡No puedes, tengo su ombligo en un frasco! ¡Ambos están en mi poder!

¡Qué quieres miserable!...decía el furibundo duende.

¡Quiero que se vayan y dejen quieta a mi familia!

¡Me voy si devuelves el ombligo de mi hijo!

¡No! Dijo Pamphile, ¡Está enterrado, si intentas algo morirán!

¡Déjame llevar lo que está bajo el totumo!. . .decía el diabólico ser.

¡No! Gritaba Pamphile con energía, tienes que salir de la isla o activaré el conjuro!

Desesperado el duende decía: ¡Suelta a mi hijo africano malnacido…suéltalo!

Era un enfrentamiento lleno de magia ancestral, de conocimiento y sabiduría arcana, heredado de sus abuelos haitianos, iniciados en los misterios africanos, y por otro lado el maligno duende sin reacción a pesar de su poder.

Desesperado dijo: ¡Si lo sueltas te doy la mitad de lo que está en el totumo!

Acepto todo entregado aquí de lo contrario retendré a tu hijo que se está secando.

El maléfico duende gritó: “Acepto pero suéltalo inmediatamente”.

El duende extrajo del totumo una saquilla de cuero sin curtir, en su interior había numerosas monedas de oro. Al caer al suelo, el tintineo cantarino anunciaba su existencia real, no era ilusión. Pamphile esparció Afoché sobre las monedas.

Las presentes, tenían la mirada fija en un punto inexistente del horizonte.

El duende al verse libre del conjuro, agarró a su contrahecho hijo y produciendo un ensordecedor estruendo, desapareció del lugar dejando el totumo completamente quemado, la cerca destruida y las tablas de la casa dispersas por todas partes.

Pamphile dejó caer una porción de los polvos que cargaba en su bolsa a los presentes, entonó unas palabras en yoruba antiguo y de inmediato recobraron la movilidad.

Las parteras continuaron su labor como si nada hubiera sucedido extrayendo con cuidado y amor, el verdadero hijo de Miló que emitió un fuerte grito cuando vio la luz por primera vez en su vida.

¡Bendito sea Dios!...Dijo Pamphile mientras respiraba con alivio y se secaba las gruesas gotas de sudor que le resbalaban por la frente.

Ninguno de los presentes supo lo ocurrido, solamente Pamphile, Miló, Cristina y Rossina se enteraron de lo sucedido cuando el sabio afrodescendiente les contó con pelos y señales lo sucedido la tarde anterior.

Se llamará Pamphile dijo Miló entusiasmado.

Al día siguiente en un atracadero de la ciudad, se embarcaba Pamphile con su familia incluyendo al recién nacido nieto, en una goleta mediana pintada de color amarillo, verde, negro y rojo, iban a partir para el único sitio de este mundo donde podía estar completamente resguardado de la retaliación del duende: Haití.

Jamás se volvió a saber del paradero de esa familia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Parque María Luisa en Sevilla, España

El Ave Fénix

Uno de los más bellos lugares de la ciudad de Sevilla, en España.



Ver imágenes aquí

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las cosas que abandonamos

Erasmo Magoulas (Desde Ontario, Canadá. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¡Qué cosas las influencias!
Leyendo a Gelman en un aeropuerto,
comencé a ver todo aquello
insoportablemente poético.
Taciturnas miradas masculinas,
Y esposas emocionalmente perturbadas.
La arquitectura impersonal;
el “summa cum laude” del funcionalismo;
aluminio, vidrio y plástico moldeado.
La vida en módulos.
La rutina enmascarada de los aeropuertos.
¿Qué pasará sin mi presencia?
Qué será de esas gigantescas naves,
Que nunca parten hacia ningún lugar,
Aunque parecieran dispuestas a hacerlo
A cada instante.
Me pregunto, ¿me extrañarán las trabajadoras
de los “check in”?,
los oficiales de aduana,
los poco gentiles controladores de equipaje;
que te piden, con una sarcástica mueca,
después del pip, a veces pip-pip,
te quités los “socks”, o los calcetines, o las medias;
para ver si tenés un dispositivo
que pudiera asemejarse a un arma de destrucción masiva,
debajo de la uña del dedo gordo.
¡Yo sí los extraño!
Qué puede haber más poético
Que un multitud de anónimos,
Que sabe hacia dónde va,
porque se lo indica un tablero electrónico.
¡Yo sí los extraño!



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crítica literaria: “Los expedientes Eichmann”, de Gaby Weber

ARGENPRESS CULTURAL

Los archivos desclasificados que revelan su relación con el sionismo, la Bomba Atómica, la Guerra Fría, y la investigación sobre su secuestro en la Argentina que no fue tal. Todo eso puede leerse en el libro de Gaby Weber recientemente publicado por la Editorial Sudamericana: “Los expedientes Eichmann”

En mayo de 1960, las primeras planas de los diarios del mundo se ven invadidas por la noticia: en Buenos Aires, el Mossad, servicio de inteligencia israelí, secuestró al jerarca nazi Adolf Eichmann y lo trasladó a Israel para su inmediato enjuiciamiento. En la misma fecha, al sur de Chile, en Valdivia, se produce el peor terremoto de la historia.



En principio, no parece haber conexión alguna entre ambos hechos. Sin embargo, la periodista Gaby Weber obtuvo -tras largos litigios- la desclasificación de diversos archivos de inteligencia y llegó a conclusiones que obligan a cuestionar un capítulo importante de la historia contemporánea.

¿Es cierto que se conocía el paradero de Eichmann desde el fin de la guerra? ¿Qué rol jugó el anuncio de su captura en las relaciones entre la Alemania del canciller Konrad Adenauer y el Israel del primer ministro David Ben Gurion? ¿Por qué el hecho fue funcional a la política atómica del presidente norteamericano Dwight Eisenhower?

Basado en documentación inédita, este libro apasionante ilumina el complejo entramado de intereses encontrados y alianzas inconfesables detrás de un simulacro de secuestro que, lejos de clausurar la Segunda Guerra, fue una arriesgada jugada estratégica en el tablero caliente de la Guerra Fría.

Gaby Weber nació en Stuttgart, Alemania, y se doctoró en Berlín. En 1985 se radicó en Montevideo y desde 2002 vive en Buenos Aires. Periodista de investigación con varios libros publicados en Alemania y la Argentina, trabaja para medios de todo el mundo, especialmente en lengua alemana.

A partir del archivo de la Comisión Jorge Antonio investigó el lavado de dinero nazi en los años 50 en Mercedes Benz Argentina y, posteriormente, la relación de la automotriz con la desaparición de obreros durante la última dictadura militar.

Es querellante en numerosos juicios por la desclasificación de archivos en nuestro país, Estados Unidos y Alemania. El que ganara a la BND, el servicio de inteligencia alemán, le permitió acceder a buena parte de la documentación en la que se basan las afirmaciones de este libro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En algún lugar… Imagen y semejanzas

Laura M. López Murillo (Desde México. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

"La muerte, es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera".

José Guadalupe Posada

En algún lugar del sincretismo se diluyen las fronteras culturales para concretar todo lo intangible, las influencias se mezclan para trivializar lo sublime en colores y sabores mundanos; sólo así es posible festejar las tristezas y remontar la distancia entre el cielo y el suelo…



En un planeta globalizado las festividades tienden a expandirse porque los recovecos de la condición humana son los mismos en todos los idiomas y en todos los pueblos. Hoy por hoy, la fiesta mexicana del día de los muertos es un ritual de exportación que germinará dondequiera que se implante porque atenúa la incertidumbre al envolverla con la bondad de un rebozo, porque ilumina un vacío irreparable con una esperanza inexplicable. Los quebrantos causados por la muerte se ridiculizan y las querencias se fortalecen cuando los recuerdos cobran vida.

La silueta escuálida de la calavera garbancera, creada por José Guadalupe Posada, recorre la aldea global inspirando nuevas interpretaciones del momento imposible en el que se reencuentran de los vivos y los fallecidos. Y la garbancera se siente como en casa en el inmenso territorio del mercado porque sus rasgos son, ahora, más vigentes que nunca cuando los efectos de la ética del lucro moldean la actitud de los habitantes de la sociedad de consumo.

Actualmente, el predominio de un criterio aspiracional incide en las definiciones de la felicidad y el éxito; el valor que se concede a las personas depende del precio de las propiedades que ostenten. La similitud es evidente: el único atuendo de la calavera de Posada es un enorme sombrero cuya elegancia contrasta con su desnudez, y con esta vanalidad del siglo XIX, Posada criticó a todos aquellos que pretendían aparentar un estilo de vida superior. El autor la bautizó con el adjetivo “garbancera” aludiendo a las personas que renegaban de sus raíces indígenas y pretendían parecer europeos. La semejanza de la garbancera con los nativos de la globalidad reside en el desapego a los gentilicios y la sobrepoblación de avatares que personifican en la virtualidad los atributos que se carecen en la realidad. La población digital de identifica con una imagen, con un ícono que representa rasgos idealizados.

Y como siempre y desde entonces, ante lo inminente e irremediable resurge la efímera consistencia de lo humano. La muerte nos reduce a lo que somos en esencia: una microscópica partícula del polvo de estrellas; y la insignificancia del tiempo se aplica en la biografía de todos por igual. Lo único que nos distingue en el páramo de la muerte es la fuerza del cariño que nos inmortaliza en un recuerdo.

El regalo de México a la aldea global es la calavera garbancera, una imagen insolente y trivial que atenúa el quebranto del duelo y que ridiculiza los devaneos de la condición humana porque sólo en su compañía se revierte la fatalidad para festejar las tristezas y remontar la distancia entre el cielo y el suelo…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ella...

Carlos Alberto Parodíz Márquez (Desde Alejandro Korn, Buenos Aires, Argentina. Especial para
ARGENPRESS CULTURAL)

Hubo una vez una mujer, empecinada en sentirse propietaria de las desdichas. Tenía la fuerte convicción que la carga de sucesivas frustraciones, formaban parte de una cuenta, tan larga, que podría provenir de otras vidas.

Amanecía expectante, angustiada, como aguardando alguna calamidad, que asociaba con todas las formas imaginables de la comunicación. Un culto casi cerrado a la incomunicación y el fatalismo trágico e histórico; se sentía incapaz de superar el pesado lastre, de las desdichas propias y ajenas acumuladas y, para peor, pendientes de cancelar, con su propio sacrificio.

Su delgada y lánguida figura, deambulaba por los puentes y los puertos, tratando de respirar y encontrar sosiego.

Un día alguien, inopinadamente, salido de un cruce brumoso, se puso a su lado y sin palabras, la cargó sobre sí; las huellas en la arena de la playa, que ahora transitaban, se borraron a medida que avanzaban hacia el mar y la levedad; ella con los ojos cerrados, fuertemente cerrados; negándose a la posibilidad, aguardaba la caída, que la devolviera a la realidad cotidiana, esto no sucedió; por el contrario, él, con manos gentiles, quitó su túnica, dejó que el sol entibiara su piel y sus entrañas.

Cuando esas manos la acariciaron, casi rozándola, sintió que no era cierto y comenzó a abandonarse; él seguía cargándola en sus brazos, pero sus manos tenían la propiedad de despertar en ella, dormidas sensaciones.

La prolongada caricia; la deliciosa suavidad, con que esa exploración de su cuerpo la transportaba, dio lento ingreso al placer, algo biselado en los pliegues de la memoria.

No abandonó su abandono, en aquellos brazos y, sobre todo, en aquellas manos sabias, expertas, imperceptibles, perfectas, para conducirla a las cumbres que, ella ahora avizoraba.

Algún atisbo de resistencia flameaba, reticente, pero claudicando.

Cuando ingresaron al mar se dio cuenta que el milagro se cumplía; no sintió la temperatura del agua, ni el vaivén de las olas; sus caídas habían dejado de suceder.

A medida que penetraban en el mar, ella se sentía penetrada por él y la fusión creciente, inviolable, caminaba rumbo a lo insondable.

En tanto las aguas los cubrían, ellos se cubrían con los estallidos de ella, prolongados, multicolores, eternos, suficientes y a cubierto de los miedos y los vientos del alma.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Escrito a mano

Guillermo Jaim Etcheverry

En Inglaterra se vuelve a usar la estilográfica para que los estudiantes aprendan la grafía. En Francia también se considera que no se debe prescindir de esa habilidad, pero allí el problema reside en que ya no la dominan ni los maestros.

Aunque el mundo adulto no está aún preparado para recibir las nuevas inteligencias de los niños producto de la tecnología, la pérdida de la habilidad de la escritura cursiva explica trastornos del aprendizaje que advierten los maestros e inciden en el desempeño escolar.



En la escritura cursiva, el hecho de que las letras estén unidas una a la otra por trazos permite que el pensamiento fluya con armonía de la mente a la hoja de papel. Al ligar las letras con la línea, quien escribe vincula los pensamientos traduciéndolos en palabras.

Por su parte, el escribir en letra de imprenta implica escindir lo que se piensa en letras, desguazarlo, anular el tiempo de la frase, interrumpir su ritmo y su respiración.

Si bien ya resulta claro que las computadoras son un apéndice de nuestro ser, hay que advertir que favorecen un pensamiento binario, mientras que la escritura a mano es rica, diversa, individual, y nos diferencia a unos de otros.

Habría que educar a los niños desde la infancia en comprender que la escritura responde a su voz interior y representa un ejercicio irrenunciable. Los sistemas de escritura deberían convivir, precisamente por esa calidad que tiene la grafía de ser un lenguaje del alma que hace únicas a las personas. Su abandono convierte al mensaje en frío, casi descarnado, en oposición a la escritura cursiva, que es vehículo y fuente de emociones al revelar la personalidad, el estado de ánimo.

Posiblemente sea esto lo que los jóvenes temen, y optan por esconderse en la homogeneización que posibilita el recurrir a la letra de imprenta. Porque, como lo destaca Umberto Eco, que interviene activamente en este debate, la escritura cursiva exige componer la frase mentalmente antes de escribirla, requisito que la computadora no sugiere.

En todo caso, la resistencia que ofrecen la pluma y el papel impone una lentitud reflexiva.

Como en tantos otros aspectos de la sociedad actual, surge aquí la centralidad del tiempo. Un artículo reciente en la revista Time, titulado: Duelo por la muerte de la escritura a mano, señala que es ése un arte perdido, ya que, aunque los chicos lo aprenden con placer porque lo consideran un rito de pasaje, "nuestro objetivo es expresar el pensamiento lo más rápidamente posible. Hemos abandonado la belleza por la velocidad, la artesanía por la eficiencia.

La escritura cursiva parece condenada a seguir el camino del latín: dentro de un tiempo, no la podremos leer". Abriendo una tímida ventana a la individualidad, aún firmamos a mano. Por poco tiempo...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: desde el desierto del Sahara, los tuareg

Los Tuaregs son un pueblo pastoril nómada bereber. Son los habitantes principales del interior del Sahara en
el norte de África. Ellos se denominan a sí mismos como Kel Tamasheq (voces del Tamasheq), Imashaghen (gente libre), o Kel Tagelmust (gente de velo). El origen y el sentido del término Tuareg ha sido debatido por mucho tiempo por etimólogos, y pareciera ser el plural de Targi, un nombre cuyo antiguo sentido era “habitante de Targa”, una región de Libia conocida generalmente como Fezzan (Targa para los bereberes). Los Tuaregs se encuentran hoy en día en el Oeste de África. Algunos historiadores afirman que se fueron moviendo cada vez más hacia el Sur durante los últimos 2000 años, aunque en épocas pasadas fueron nómadas por todo el Sahara. Tradicionalmente la sociedad Tuareg es jerárquica, con nobleza y vasallos. Cada clan Tuareg (tawshet), está formado por varios grupos de familias conducidos por sus jefes colectivos (amghar). Una serie de tribus puede juntarse en una confederación o Amenokal.

El pueblo Tuareg habita un gran área cubriendo casi todo el Sahara central y occidental. Para ellos, el Sahara no es un desierto, sino que es una sucesión de desiertos a los que denominan Tinariwen (los desiertos).

La música tradicional Tuareg tiene dos componentes principales: el Anzad, una especie de violín de una cuerda, tocado a menudo en las reuniones nocturnas; y el Tende, un tambor pequeño cubierto de piel de cabra , y que se lo toca principalmente durante las carreras de caballos y camellos, y también en otras festividades. Las canciones tradicionales llamadas Asak y Tisiway (poemas), son cantadas por mujeres y hombres en banquetes y ocasiones sociales. Otro género musical Tuareg muy popular es el Takamba, característico por sus percusiones Afro-bereber. En Malí coexisten dos prácticas musicales entre los Tuaregs, la música tradicional y la música instrumental de los miembros de la casta de los herreros, que poseen el monopolio de la interpretación del laúd de tres cuerdas llamado Tahardant, cuyo origen y repertorio son netamente sedentarios.

Estos músicos se han convertido en la casta de músicos brujos, mientras que la función de músico profesional no existe en el resto del mundo Tuareg. El músico brujo goza de gran libertad cuando se trata de improvisar y crear cánticos nuevos. A principios de los 70, las jóvenes generaciones de Tuaregs rurales, gracias a los cassettes, entraron en contacto con la música de Malí y sus cantos satíricos y críticos hacia los gobernantes y la jerarquía tradicional. Los nuevos repertorios provocaron entre dichos jóvenes una toma de conciencia de la rigidez de su patrimonio musical, del modo de ejecutarlo y de la dificultad de actualizarlo en la medida en que está vinculado a la rigidez de la estructura social. No es sorprendente que dichos jóvenes hayan estado al asecho de nuevas referencias identitarias. Eso es lo que le han ofrecido los cantos de los Inhumar.

Los Inhumar son grupos de jóvenes que debido a las crisis de los últimos años, pasaron a la clandestinidad armada, y a través de sus contactos con el exterior, adoptaron nuevas costumbres, como la adquisición de cantos de índole marcial. La mayoría de esos cantos fueron compuestos por exiliados de Malí y constituyen una especie de prensa cantada. Los temas evocados en estos cánticos revolucionarios, se refieren a la sumisión impuesta por la sociedad Tuareg tradicional, la colaboración de algunos caudillos con los gobiernos, las muchachas mal casadas con hombres sedentarios, la necesidad de tener un territorio propio, etc. El modelo instrumental de estos grupos está compuesto por dos guitarras y a veces una tercera utilizada como instrumento de percusión, un cantante solista y un coro de chicas.

Dejamos tres ejemplos de esta atrapante música.







Fuente: http://demasiadasnoches.blogspot.com/2011/02/tuareg.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ayer San Juan de Luz, hoy La Junquera: Sexo en movimiento

Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Ayer, bajo un régimen tijereta (cortapichas), que veía la paja en el ojo ajeno, y no el pajón en el propio, el macho hispano al que se le puede aplicar infinidad de calificativos relativos a su rumbo, con viento fresco, y las más de las veces huracanado, marchaba a San Juan de Luz, tras el olor que dejan como rastro las piezas de caza, a ver la película El último tango en París, pieza franco italiana de 1972, dirigida por Bernardo Bertolucci, y protagonizada por Marlon Brando y María Schneider, dando vida a ese cierto hueso que tienen los perros entre las orejas y los machos entre las piernas, que nos habita y nos contiene, en cavidad grande e interior de una cosa hueca, aplicada más a la yegua, vaca o hembra que se destina a la reproducción o goce, sacando una y uno el vientre de buen año, aprovechando la coyuntura u ocasión favorable para sentir mejor que de costumbre un macho educastrado en seminarios y conventos, o para hacer ellas su agosto en cualquier terreno referido al sexo aparecido al sur de Francia.



Si preguntabas al españolito que volvía a casa ¿qué tal la película?, respondía: “De vicio”. Apostillando otro: “tras el vicio viene el fornicio”.Y ja ja ja.

La película fue como huelgo de la bala en el ánima del arma de fuego. Vanidad y jactancia de Amor amarrado por un extremo a una estaca hincada en carne como palo enhiesto, cabria, en una posición fija e inestable.

Hoy, La Junquera, al sur de Francia y al norte de Cataluña, con viento de la prosperidad, la crisis es un cuento chino, el viento de la victoria, viento, en popa, en pompas, con fortuna, prósperamente, arrostrando toda suerte de dificultades e inconvenientes, nos ofrece sus vinos y sus carnes de burdel solicitadas con mucho ahínco y diligencia por los jefe y súbditos de la camándula, personas de mucha trastienda, disimulada e hipócrita, marca hispana choricera, seguidores de la doctrina de las acémilas en acemilería u oficio antiguo de la Casa Real relativo al cuidado de las acémilas, marchando los unos, jefes, a la caza y muerte del elefante o elefanta, y los otros, los súbditos, a la caza del conejo de mancebía, cual manceros, hijos de prostituta, y cantando, rebuznando:” No hay tal cama como la de la enjalma, albarda”.El hispano que baja a Barcelona va diciendo: ¿Queréis cola, alcaldesa buena? Comed de La Junquera. Que no en Junqueras, localidad de la provincia de Barcelona, donde en su monasterio, hoy medio derruido, notable por su arquitectura, comieron cola de carnero Jimena Gómez, hermana del rey de Asturias Alfonso el Casto, madre de Bernardo del Carpio, primera mujer del Cid, por la que se peleó en desafío con l conde de Gormaz; y Jimena Díaz, segunda mujer del mismo Cid, hija de un conde Don Diego de Asturias y sobrina del rey Alfonso VI, de quien cuentan muchas mentiras y valentías falsas.

Entre San Juan de Luz y la Junquera hay una diferencia como la de entre la anomalía media y la verdadera de un astro o una estrella, un empleado subalterno o una hija concubina. Que en la inscripción cuneiforme de Asiria, muy anterior al Kama Sutra, vemos cómo se introduce más o menos profundamente un órgano entre las partes de otro o se adhiere a su superficie, dando a entender una cosa, indicándola someramente y no tan someramente, haciendo la manifestación de un instrumento, introduciéndole mañosamente en la cópula copernicana, como así nos afirmaron, por un lado, Vigilancio, heresiarca natural de la Galia, sacerdote en Barcelona, viajero por Palestina, que era contrario a la veneración de las reliquias, a la vida monástica, y a los ayunos y vigilias, y negaba los milagros; que fue combatido por Jerónimo por no dejarse sodomizar en La Junquera.

Igual, Protágoras, filósofo sofista discípulo de Demócrito, que viajó mucho y sostenía que el hombre es la medida de todas las cosas; que todo, verdadero o falso, puede igualmente demostrarse; que ley, virtud, verdad, todo absolutamente es arbitrario y dependiente del modo de apreciarlo; que lo mismo puede haber dioses que no haberlos; que lo mismo podemos ser todos hijos de la gran puta o no serlo, lo que ya es más difícil, como dijo en San Juan de Luz, formando el aire en su ropa fuelle hueco o ahuecamiento. No valiendo un pito los dos, pues no tocaron pito en La Junquera, no tocando en ella pito ni flauta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chapuzón inesperado: Buena receta

Marcelo Colussi (Desde Guatemala, ARGENPRESS CULTURAL)

Con 63 años, estaba en la plenitud de su carrera como director de orquesta. Especialista en Mozart y Haydn, sus grabaciones se habían hecho célebres, habiendo logrado así amasar una considerable fortuna. Wilhelm von Krauersaut era todo un excéntrico.

Luego del primer vómito de sangre, el diagnóstico fue inequívoco: le dieron no más de seis meses de vida. Mientras le duraran las fuerzas, decidió hacer una despedida que lo guardara en la historia como más célebre aún de lo que ya era. Y más excéntrico. Organizó un concierto final en las cataratas del Iguazú.



Le aconsejaron que no, que era demasiado arriesgado, pero nada lo hizo desistir en su determinación. Y el gran día llegó. Había más de cien profesores y un coro de cincuenta voces apostados en un escenario levantado sobre la Garganta del Diablo, y eran alrededor de tres mil las personas asistentes, ubicadas en improvisadas pasarelas que surcaban los otros saltos. El juego de luces que acompañaba el concierto era fascinante. El programa elegido contemplaba tres obras monumentales: la Sinfonía Fantástica de Berlioz, la Obertura 1812 de Tchaicovsky y la Novena Sinfonía Coral de van Beethoven. Cuando sonaba la Marcha del Suplicio, del compositor francés, sucedió lo inesperado. Una de las pasarelas cedió, cayendo más de mil oyentes a las cataratas. El golpe emocional fue tan grande para von Krauersaut que, contrariando todos los pronósticos, vivió cuatro años más.

Dicen que en un baño público de su Munich natal apareció la inscripción anónima: "Cura para el para cáncer de pulmón: arrojar al agua a unos cuantos".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.