jueves, 16 de enero de 2014

Antes del final

Aldo Luis Novelli (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Estoy solo

Quiero escribir todas las páginas del mundo
leer la cifra secreta oculta en el agua primordial
cantar el canto nuevo de la nueva humanidad/
cantar sin tiempo un canto de lluvia y empaparme la cara
y la sangre de agua fresca/ del agua clara que baja de la cima.

Y me pregunto: ¿por eso estoy aquí?
en medio del desierto rodeado de gente que no conozco.
¿Conozco esta gente? ¿me rodea y me habla a mí? ¿a quiénes hablan?.

Quiero decir estos poemas con la voz de un pájaro y el zarpazo de un tigre.
¿Qué son estos poemas? ¿qué es eso que llaman poesía?
Clasificar el mundo y sus objetos y ponerle número a cada cosa es la religión de los tiempos.
Una legión de fanáticos caminan detrás de los objetos.

El arte es el opio de los pueblos dicen los nuevos pastores
¿existe el arte? ¿el pueblo?
¿dónde están los pastores de este inmenso rebaño de ovejas?.

¿Por qué estoy aquí? ¿por qué aquí y no allá?
allá donde el sol broncea el cuerpo de felinas mujeres
o más allá/ donde el hombre inventa distintas muertes cada día/ todos los días.

Estoy solo/
busco amor. Quiero ser el amado.
¿Me alcanzará?
¿Me alcanza esta soledad para escribir el poema total?/
ese aleph/ ese inalcanzable.
¿O el amor y el deseo de una dulce obrera del mercado es el fin de todas mis utopías?
naranjas papas y manzanas en sus manos sucias y sus jugos en mi cuerpo
y sus ojos admirando mi palabra/ mis sombras/ mis castillos de humo.

¿Para qué nacer amar desamar y morir?
¿para qué Dios de los vencidos?
dime Dios ¿para qué?

Quiero ser el amado/ el bienamado/ el más amado.
¿Y el paraíso terrenal/ la revolución/ la súper hembra/ el gran polvo?
y buscarte en lo alto/ más alto que los fatuos cielos

¿dónde estás padre?

¿Y los hombres/ la libertad/ los ideales supremos/ la loca utopía...?.
¿Qué hago acá en este punto infinitesimal del cosmos
intentando trascender con palabras demasiado gastadas?

¿Y los hijos? ¿y esta sangre que me sucede como revolución ansiada?

Hombre que inventa religiones/ mecanismos/ discursos/ fantasmagorías
¿porqué y para qué el poema? ¿dónde la poesía?
ese arco tensado entre dos estrellas ilusorias
¿dónde la flecha que atraviesa esta eternidad de instantes?

la poesía: esa oscuridad/ luz/ pensamiento/ genio encerrado en una botella/ todo y nada.

¿Detendrá mi palabra algún día la bala del suicida o el asesino?
¿es necesario el poema/ el poeta/ el inventado/ para detener esa bala?
¿justificará ese instante el poema? ¿la miseria del mundo/ el hambre/ la muerte sin sentido?.

Estoy solo/ sin padres/ sin hijos/ sin amada en medio de la noche cósmica.

Estoy temblando.
Voy a morir.

¡Pero antes voy a salvarme!.
¡Antes escribiré el poema que frenará la bala
de la infinita tristeza del hombre!.- //

Tomado del libro: “Estúpidos mirones de televisión”.

___________

Comentario sobre el poema del escritor y crítico dominicano Abraham Méndez Vargas.

“Antes del final”, o el descubrimiento de un poeta universal

Antes del final, del poeta Aldo Novelli, es un poema de larga respiración.

Sin las complicaciones del Edgar Allan Poe en el Cuervo, Aldo logra colocar su corazón como punto de apoyo de la existencia. Existencialista, tiene como centro de interrogación al hombre, sobre sí mismo.

Siendo el individuo es el soporte de toda civilización, Aldo se siente triste. Se siente solo. Pero, como he dicho en un poema que me parece que anda por ahí, El mundo se ve solo. Pero esta soledad de Aldo es más que una soledad producto de una crisis política mundial, en Aldo el ser, como en voz de Sócrates o de Protágoras, hay una comicidad donde el universo tiene, entre las piernas de una mujer, dolores de parto, y el padre de la criatura, que se sabe cultivado en una lagrima y que no es Dios, abandona su corazón en el cosmos, y no sabe, a estas alturas del mundo, si podrá salvarse. Y ve que esta temblando. Va a morir. Ya la Humanidad no es eterna, antes si, cuando un hombre y una mujer morían y dejaban sus generaciones sobre la tierra, pero ahora sabe que va a morir, y grita: ¡Pero antes voy a salvarme!", salvarse es saber que los que se quedan vivirán para siempre. Entonces el poeta Aldo sabe que la clave es el verbo, el dialogo entre los hombre, y se decide por la Paz, pues ¡Antes escribiré el poema que frenará la bala de la infinita tristeza del hombre!- Y es que la bala de la infinita tristeza del hombre es su finitud, su temporalidad, pero, ahora como nunca, la civilización misma del hombre, es tan finita, y ello genera tristeza este gran poeta llamado Aldo Novelli, poeta de una profunda respiración humana y de una alma verdaderamente noble. Y como en Celmiro Koryto, que está en el extremo del verso breve, muestra la misma preocupación por la libertad indefinible del hombre posmoderno.

Felicidades Aldo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.