viernes, 3 de enero de 2014

Montserrat Costas: La murga y la poesía

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Montserrat Costas (Capelladades, Anoia, BARCELONA 1976), es poeta. Su obra se caracteriza por el estilo conciso y sobrio, el toque de humor e ironía y la predilección por los temas contemporáneos.

Ella forma parte, entre otras, de una de las antologías de poesía -editada por Fernando Sabido Sánchez- en la que se registra 10,700 poetas del siglo XXI de 180 países. Se trata de un revelador documento que nos acerca a la Poesía, como parte esencial -la más esencial- de las expresiones de la cultura universal. Montserrat está presente también en diversas antologías de poesía catalana, y parte de sus obras se han traducido al noruego y el último al japonés.

Montserrat, es licenciada en Periodismo, editora en Ara Libre. Ha publicado los libros L’amplitud del sangles (2003), Hibrid (1999 e ironía, con Jordi Condal) y Poesía egocéntrica (1977).



Ha recitado su poesía por todos los Países Catalans: En Barcelona, Tarragona, Palma, Búger, Badalona, Villafranca del Penedés, con Quark Poesía en la Universitat Autónoma de Barcela, en el festival Códols de Cerdabyola del Vallés, en Valencia, en el festivaal de literatura de Lillhammer Norsk Litterstur festival y en Oslo.

Un incordio

Montse Costas, nos ofrece una nueva entrega, su cuarto libro, lleva el título de La Murga (Lapizlázuli Editores, 2013), un excelente trabajo experimental en el campo de la poesía.

Define la Murga como “aquella cosa que provocó la molestia pequeña. No es una tortura, no es algo letal. No es algo que puede producir un sufrimiento imposible de soportar, pero si son aquellas cosas que impiden que la felicidad sea completa o que la perfección sea absoluta total”.

La Murga “podría ser la picadura de una avispa, o un pelo de un cocinero en un exquisito plato de sopa. Algo que es molesto, y que nos recuerda que no podemos escapar de ella. Pero tampoco he dicho desde un punto de vista airado sino desde una vista real”.

July Balarezo Alayo, historiadora y pintora, le inquiere, en Lima, si la murga tiene que ver con la acepción caribeña de la alegría colectiva que puede llegar al caos.

Montse cree que no: “La murga es una expresión catalana que explica este tipo de Incordio. Se que la palabra existe en otros lugares y con otros significados, inclusive más musicales y precisamente ha sido bastante difícil traducir del catalán al japonés. Y el traductor Japonés Ko Kutazawa, el mejor especialista en la literatura del Japón, quien ha tenido que sufrir mucho para encontrar una palabra adecuada en el idioma japonés, que no existía.



¿En la región donde tú vives la mayor parte del tiempo se siente mucho la murga?

En verdad estamos de suerte. En mi región hay una corriente muy favorable, sobre todo de la poesía recitada en directo, hay muchos festivales oficiales y en muchos locales, donde se programa recitales de manera regular y un público que asiste regularmente a estos encuentros. Hace unos diez años que existe esta corriente, de estar bien visto asistir a recitales de poesía.

¿El género de la poesía nunca estará en crisis, más de dos milenios nos acompaña?

Siempre estamos bordeando. Yo creo que hay para todos los gustos y estilos. Hay una diversidad muy grande y muchas expresiones diferentes. Hay poesía más experimental, clásica, y realmente la poesía se está ensanchando mucho, bordeando otros géneros que no son la poesía o la literatura.

La poesía permite extenderse es el slam poetry, dar una batalla de poetas a la semejanza de las batallas de raperos, o por ejemplo poesía hibridada, con audiovisuales, música, otra poesía más parecida con el humor o stand up comedy, comedias norteamericanas tan difundidas. La poesía, hay veces, más parece un show de humor que un recital de poesía. Creo que es mi caso, se parece a un show de comedia que un recital al uso.

¿Barcelona tiene una visión orgánica de promover la poesía entre las diversas manifestaciones de la cultura?

La poesía es un género que mucha gente se gana la vida. Esto permite un campo muy grande para la experimentación. Barcelona tiene algo que es muy bueno para la cultura. Es un polo de atracción de gente de varias partes del mundo y se está dando varios circuitos de difusión de la poesía tanto por internet, libros, recitales en varias lenguas diferentes. Es posible encontrar poesía escrita en catalán, castellano, inglés. Hay en Barcelona poetas de Inglaterra que han creado sus circuitos de poesía. Esto me parece algo extraordinario y me parece enriquecedor.

¿Cómo se comporta la prensa en esta una nueva sociedad del espectáculo?

Hay prensa especializada que se porta bien, de hecho, con la poesía. La poesía es un género marginal, no aspira a nada más. Pues también hay medios especializados. Sus corrientes críticas que se conocen como Capelletas, (equivalente a cofradías), esto es inevitable, pasa por todos lados. Hay algo de crítica, hay pequeñas editoriales que han surgido. Lapizlázuli, la que ha publicado La Murga es una, son pequeñas editoriales de una o dos personas. Hay una editorial Bureau que publica muchas poesías. Terrícola Visión, hay otras muy pequeñas que tienen gran simpatía con los medios, vienen a ser un soplido de aire fresco.

¿Es comprensible asociar la labor editorial y la poesía?

Son dos cosas separadas. La poesía es el campo donde me muevo más libremente y realmente el hecho de escribir poesía es un reto intelectual, no es una labor comercial.Tengo la suerte de trabajar también como editora de libros de otros géneros.

Desde hace un año, viene incidiendo su compromiso con extender el círculo de lectores de Poesía, con reseñas de libros de poesía en la revista Caracteres, como parte del Jurado del premio de poesía Juan Perucho–Villa de Aaseó. Ha sido distinguida con los premios de Villa Martorrell 1999 1999 y Divendres Culturas de Cerdanbyola del Vallés 1996. Es miembro de la Asociaccióm d´Escritores en Llengua Catalana.

Viajera impenitente, estuvo hace poco en el Feria de Libros de Guadalajara y para iniciar el nuevo año 2014 en el Perú, donde es parte del directorio del Instituto de Descentralización y Desarrollo – IDD, organización creada en los noventa por el filósofo y jurista Adolfo Omar Céspedes Zavaleta (Trujillo 1972 – Piura 2011) y su hermano Jorge, administrador de empresas, con la participación inicial y el apoyo de intelectuales y funcionarios de la Unión Europea, del BID, diario Gestión, Cambio16, comprometidos con la Integración de nuestras comarcas. La finalidad es impulsar el proceso de modernización de los países andinos, alentando publicación de libros de especialidad, asesoramiento a regiones y gobiernos locales tan ligadas a la historia de Europa.

La murga, según la Editorial Lapizlásuli:

En paisaje idílico siempre hay un poste de la luz que estropea la fotografía, en un plato de sopa deliciosa hay un pelo del cocinero, en el árbol más sólido siempre hay una sombra de duda que nos mortifica, en un poema sublime seguro que sobra una sílaba. La Murga, de Monserrat Costas, es un libro de humor, hay inteligencia, hay crítica social, hay ironía y por encima de todo eso hay una poesía personalísima que es el reflejo o más bien la refracción del tiempo y del lugar donde se ha gestado la Barcelona del año 2000. El Libro cuenta con el prólogo del poeta San Perucho y traducción japonesa de Ko Tazawa, 2003.

Algunos poemas de 'la murga'

Boixets

I no teníem temps mai d'acabar
les vànues impossibles.
S'esmuny el fil si el vols nuar.
Et nua quan l'ignores.

Job en desgracia

Si el pes dels anys et fa encorbar
encrossa'l amb paciència.
Que és de justos repartir,
d'honestos abdicar,
de savis badallar.
Estrany privilegi, bipedisme,
caducs com som.

-Hem fet tard

A la sorra calenta,
o a l'asfalt, o al sembrat,
el vent s'ha endut sempre les últimes roderes.
Hemfettard
A la sorra calenta, /o a l'asfalt, o al sembrat,
elvents'haendutsempre les últimesroderes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.