jueves, 27 de marzo de 2014

Cine clásico: “El niño”, de Charles Chaplin (Estados Unidos, 1921)

Duración: 68 min.
Música: Charles Chaplin (Compuesta en 1971)
Fotografía: Roland Totheroh
Guión y Dirección: Charles Chaplin
Intérpretes: Charles Chaplin, Edna Purviance, Jackie Coogan, Henry Bergman, Lita Grey, Carl Miller, Tom Wilson, Chuck Reisner.

Síntesis

Tras salir del hospital de caridad donde ha dado a luz a un niño, una madre soltera, desesperada por la falta de medios decide abandonarlo en un coche aparcado frente a una gran mansión, esperando darle una vida mejor.

No lo conseguirá, pues el automóvil es robado por dos ladrones que abandonan al niño en los barrios bajos.

Allí es encontrado por un vagabundo, que, no sabiendo que hacer con él intenta abandonarlo sin éxito, dado que tropieza constantemente con un policía que se lo impide, por lo que, tras encontrar la nota que dejó su madre pidiendo que lo cuiden decide quedarse con él, debiendo llevárselo para ello a su casa, donde le prepara una cuna y un biberón improvisados.

La madre del muchacho, arrepentida trata de recuperarlo acudiendo a la mansión donde lo abandonó, no pudiendo encontrarlo ya.

Cinco años más tarde el vagabundo se ha convertido en cristalero y dispone de la ayuda del niño, que rompe a pedradas los cristales que luego él reparará.

Entre tanto, la madre del niño ha conseguido triunfar y se ha convertido en una actriz de éxito que de vez en cuando pasea por los barrios pobres y regala dinero y golosinas a los niños, entregándole en una ocasión a su hijo, ignorando de quién se trata, un perro de juguete y una pelota.

Cuando un niño mayor que él le quita la pelota, el niño se pelea con él, consiguiendo vencerle pese a su tamaño, lo que provoca que el hermano de este, un fortachón, rete al vagabundo, que, pese a su inferioridad consigue vencerlo.

Pero la madre del muchacho, que pasaba por allí e intentó mediar para evitar que se pelearan recoge al niño dándose cuenta de que está enfermo.

El vagabundo llama entonces a un médico, que se da cuenta de que el muchacho no vive en buenas condiciones y avisa a un orfanato para que se lo lleven.

Van en un camión a recogerlo, consiguiendo llevárselo pese a la resistencia del vagabundo, que tras huir por los tejados consigue llegar hasta el camión y rescatar al niño, con el que pasará la noche en un albergue para evitar que se lo lleven de nuevo.

Entretanto, la mujer va a casa del vagabundo para ver cómo sigue el niño, encontrándose con el doctor, que le cuenta que el niño no era hijo del vagabundo y le muestra la nota que ella mismo escribió cinco años antes, dándose cuenta de ese modo de que el pequeño es su hijo.

Mientras duermen en el albergue, el vigilante descubre en el periódico un anuncio ofreciendo una recompensa de 1.000 dólares por un niño que coincide con las características del muchacho que duerme con el vagabundo, por lo que decide secuestrarlo y llevarlo a la comisaría, donde a la mañana siguiente lo recoge su madre.

Cuando el vagabundo despierta se desespera al no encontrar al niño, al que busca por todas partes sin éxito, por lo que regresa a su casa, quedándose dormido en la puerta y soñando que su barrio es un Paraíso habitado por ángeles, donde también se cuelan los diablos para hacer que todo vuelva a ser como antes.

Le despierta un policía que se lo lleva con él, sin que oponga resistencia, para encontrarse con que no lo lleva a la comisaría, sino a una elegante mansión, propiedad de la madre del niño, donde es recibido por este con los brazos abiertos.



Fuente: http://www.tecuentolapelicula.com/peliculase/elchico.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.