viernes, 14 de marzo de 2014

Cine: Conducta del futuro… hombre libre pensador

Luis Alberto Figueroa (Desde Pinar del Río, Cuba. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cuando uno se sienta en la butaca de un salón de proyecciones, se arriesga ante todo a ser espectador, por lo tanto a ser manipulado por miles de truculencias que trae consigo el espectáculo cinematográfico y repasar las experiencias más disímiles de la vida con los matices de la ficción estructurada en aras de convertirnos en un ser experimenta, pensante solo cuando se encienden las luces.



Hoy llegué al recién reabierto Cine-teatro Praga a visualizar el filme que tanto me dicen en la calle que es la crítica más dura hecha a la educación cubana, la educación socialista.Por cierto fui un poco temeroso de tantas recomendaciones y criterios como de que hay miles de Carmela y miles de Chala que no denigran de su descendencia, es decir, admiten su condición ; marginal uno y testaruda la otra como virtud de su razón humana en un medio social que a veces se les hace necesario usar estos epítetos para subsistir ante la intransigencia de las verdades de la vida .

La primera exclamación que escuché a plena oscuridad fue un suspiro (colectivo) descomunal de muchas personas al ver en la pantalla a una maestra que carga con todas las responsabilidades de formadora de valores a ultranza de y con sus alumnos ¡Qué impresión más agradable! Desde la época de esplendor del cine no veía otras manifestaciones de alegría, dolor y respeto hacia la imagen del cinematógrafo en nuestras salas y con nuestro cine Ahí comencé a desconfiar del uso de los recursos manipuladores del melodrama y empecé a rebuscar los contra-sentidos del especialista en medios de comunicación que venía con estos mensajes en una manta arrolladora de mis sentimientos, yo endeble como una esponja, en la cómoda butaca y a oscuras. Esa es la verdadera condición que el director pretende durante su exposición para dejarme exhausto y al final de todo, pensativo…quizás confundido, sobre todo por mis experiencias en el terreno de educador-formador-padre en resumidas un espectador “madurito” para aprehender las cosas que me quiere decir aunque me predisponga un poco en determinados pasajes que se elaboran con mucha meticulosidad.

Ernesto Daranas, Director y guionista de la televisión cubana vino destacándose a través de una línea estilística que está permeada del melodrama que lógicamente reclama la dramaturgia de este medio tan usado como tertulia comunicativa en la cotidianeidad realista de los días que nos atraviesan la vida al vivirla. Este joven cuando co-dirigió el telefilme La vida en rosa (2004) anunció su impronta con el género. Por fin llega al Cine Cubano con un filme que le hará director de extrema puntería en la realización de un producto de altos vuelas artísticos: Los dioses rotos(2008) , la obra que viene a destacarse y formar fila entre los filmes puntuales de este siglo XXI que lo transforman como el punto de mira imprescindible para la critica nacional y extranjera y aun mas para las expectativas del espectador criollo , cinéfilo por excelencia y consumidor de su propio cine, indiscutiblemente del cual Daranas es también talento dramático y talento para concebir una bella historia, será representativo como lo han sido siempre Solás y Titon.

Hoy avanza contra toda una población que le aplaude, constantemente, en las salas del país donde se estrena CONDUCTA (2012. Estrenada en el 2014).¿ El aplauso es a los intérpretes, al director, o solo a lo que dicen? Creo que es una expresión entusiasta de acompañamiento a la obra en general. Pero me cuidaría mal si no me solidarizo con lo que lo hacen con mucho entusiasmo por lo que se dice y sobre todo cuando la crítica es incisiva ¿Qué más se puede pedir a estas alturas? Todos conocemos cuantas dificultades se traen a colación de la factibilidad del cine cercado por las letras Icaic, que por suerte de ser institución revolucionaria de antaño ha facilitado recursos para obras de este género y con sus características irreverentes de” CINE INDEPENDIENTE”, y comienza a sentirse dispuesto a cambiar muchas cosas que en sus interiores se deben cambiar.

“Aunque partimos de una realidad, es una obra de ficción”. Dice Daranas cuando aun filmaba:Claro que de ahí nace su gran exposición al realizar el principal trabajo que sostiene el futuro de la realización y del talento de un colectivo de creación artística que construye y convierte cada escena en obra de arte y la hacen trascender en una sociedad que vive cuestionándoselo todo y siempre como él , por haber aprendido a pensar.

ES además la primera señal de seguridad que el guionista , el propio director, nos está diciendo a soto voces cuanto ha tenido que consolidar el texto en cada trama y sub-trama que entreteje al estructurar los andamiajes de la lógica sobre la vida de estos personajes donde se acumulan las mas disimiles motivaciones y que le van a exigir muchos altos y bajos en la realización, la cual deben representar bien bordados de acuerdo con sus condiciones histriónicas ,bastante bisoñas en general, pero es indiscutible también, un magnifico elenco que le logró reunir su especialista de casting: Mariela López, directora de La sombrilla amarilla. Ahí se empieza a ver la primera condición para reconocer a priori que debía salir un trabajo de grandes envergaduras.

¡Hay Carmela! Razón de ser por su originalidad en la representación de Alina Rodríguez. Intérprete principal de María Antonia (1990), Lista de espera (1999) ,El premio flaco (2011),Fabula (2011),.Maestría de una actriz para hacer ,mejor dicho, engrandecer un personaje que podía tener más aristas en su existencia, como nos ocurre a los educadores cubanos, triste ha de ser para muchos no poder incrementar sus experiencias pasadas con los niños que han contribuido a formar desde una tribuna tan popular , pero ella logra convencer a quien quiera hurgar en sus entretelas histriónicas

Carmela llega a ser mucha Carmela en el salón, pero lo será en cualquier aula o espacio donde se proyecte, (ya corresponderá hacerlo al cine itinerante nacional) esa personalidad que Alina logra colorear con su humildad y valentía, que no es de a por gusto, ella misma lo afirma cuando nos reconoce haber incursionado en la carrera de educadora.

Mi principal afirmación de crítico es: ¡Daranas se tiene que sentir muy satisfecho con ellas dos…Alina y Carmela! ¡Tal para cual! Hacen una presentación consecuente de la armonía dramatúrgica en pantalla que expulsa al personaje y lo sostiene absolutamente en carne y hueso, nadie la verá mas como ella misma, todos la reconocerán mas como Carmela, incluso, que como María Antonia.

Y dónde ponemos al niño-joven Armando Miguel Gómez (Chala) maravilloso adolescente con doce años que no repara en nada para bajar a su reciente niñez, recuerdo que parece tener muy presente y bien consumido en la armónica existencia familiar. Un tremendo record para su futuro, y miren ustedes cuanto se complica éste próximo galán de nuestros medios de comunicación. ¿O no? Pues sí, no puede ser otro su devenir histriónico que invadir las aulas del Instituto Superior de Artes ya con una buena a su haber ¿vendrán otras? No hay mucho más que decir al respecto, solo sumarle al dueto Armando- Ernesto la virtud y ventaja de restituir la fe y su futuro a la actuación infantil dentro del Cine Cubano que desde hace mucho se ha teatralizado y por supuesto desfigurado ante las cámaras del cinematógrafo, que no es igual, ni lo mismo cuando analizamos las últimas realizaciones .Veo en Pablo de: como una obra permeada de vicios inherentes a lo antes dicho.

Si, se puede hacer más con nuestra creación y hay talento suficiente. Aunque muchas veces desperdiciado por las irreverentes falsedades del conformismo y los esquemas vivenciales que tanto se ilustran en la dinámica de esa hermosa obra que es CONDUCTA. A pesar de las cosas que le están faltando y me saltan a la memoria cada vez que pienso en ella o abro una discusión con mis amigos y alumnos acerca del tema principal.

Inciertas serian las interrogantes si no me doy una respuesta inmediata: ¿Qué será de Chala en el nivel superior, es decir “secundaria”? ¿Estará en la Escuela de Conducta o en la Escuela Pública? ¿Tendrá el apoyo de la maestra más buena de ese plantel? mire usted que de no ser así estamos perdiendo la batalla desde el principio en la educación y despilfarrando los sentimientos por gusto en la sala de cine.

¿Por qué no se define de donde sale el personaje más malo? Solo se dice que es del nivel superior (municipio) y siempre se define con expresiones de resentimiento como si fuera representativo de todo el poder que sustenta nuestra educación, no olvidemos cuantos recursos se priorizan por lograr una mejor formación de nuestros estudiantes en todos los niveles.

¿Cómo hacer valedera la utopía si no le damos un sentido al destino de esos niños y maestros ¿(que no son pocos) Los primeros circulan anualmente por las aulas haciendo una espiral de formación conceptual y practica del futuro :y a los segundos que mantienen el sistema educacional por toda una vida a costa de sus principales sueños y que se enfrentan juntos con la dialéctica del buen vivir preconizado aun en nuestra sociedad.

¿Se mantendrá el filme en la memoria de los espectadores siempre con la misma firmeza que hoy está haciendo furor en los adolescentes y jóvenes que andan en las aulas. ¿Será valedera como cuento para aplicarse personalmente los maestros y profesores de nuestras enseñanzas, en todos sus niveles? ¿Llegarán a entender alguna vez , algo, los personajes (funcionarios) que tan bien llegó a representar Silvia águila en una imagen descolorida pero trascendente hasta la médula de todos los educadores que hemos enfrentado estas barbaridades cotidianas?

Yo creo en las posibilidades de que Chala transite hasta la universidad a pesar de los tratabileos que le esperan, según las insinuaciones de la película que le ha dado vida y nos hace pensar con tanta diversidad de juicios acerca de la “conducta del futuro” que todos los educadores y padres esperamos se pueda alcanzar.

Ya pueden ver ustedes, yo también he sido manipulado por la truculencia bien concebida del filme y quedé obnubilado en medio del cine hasta poder hacer un esfuerzo para levantarme y salir a comentar con mis hijos sobre la importancia del cine como medio de enseñanza en todos los lugares de la vida real.

CONDUCTA

Director: Ernesto Daranas Serrano. Una producción de MINCULT, ICAIC y RTV Comercial. Con la Colaboración de la Asociación Cubana del Audiovisual y la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA.

Sinopsis

Chala tiene once años, vive solo con su madre adicta y entrena perros de pelea para buscar un sustento económico. Este entorno de violencia a veces sale a relucir en la escuela. Carmela es su maestra de sexto grado y el muchacho siente un gran respeto por ella; pero cuando Carmela enferma y se ve obligada a abandonar el aula durante varios meses, una nueva profesora, incapaz de manejar el carácter de Chala, lo traslada a una escuela de conducta. A su regreso, Carmela se opone a esta medida y a otras transformaciones ocurridas en su clase. La relación entre la veterana maestra y el niño se hace cada vez más fuerte, pero este compromiso pondrá en riesgo la permanencia de ambos en la escuela.

Ficha artística

Carmela: Alina Rodríguez

Chala: Armando Valdés Freire

Raquel: Silvia Águila

Sonia: Yuliet Cruz

Ignacio: Armando Miguel Gómez

Yeni: Amaly Junco

Marta: Miriel Cejas

Mercedes: Idalmis García

Carlos: Tomás Cao

Pablo: Héctor Noas

Asesor: Aramís Delgado

Yoan: Yoan Angarica

Richard: Richard Andrade

“El niño”: Cristian Guerra

María Paula: Roxana Pérez

Policía: Roque Moreno

Mirta: Anniet Forte

Ficha técnica

Director y Guión: Ernesto Daranas

Editor: Pedro Suárez

Director de fotografía: Alejandro Pérez

Director de arte: Erick Grass

Directora de casting: Mariela López

Diseñador de vestuario: Vladimir Cuenca

Diseñador de banda sonora: Osmany Olivare

Grabador de sonido directo: Juan Carlos Herrera

Músicos: Juan Antonio Leyva y Magda Rosa Galbán

Productores ejecutivos: Isabel Prendes, Danilo León, Joel Ortega y
Adriana Moya

Directora de producción: Esther Masero

Perfil del director

Ernesto Daranas Serrano (La Habana, 1961): Su filmografía como director y guionista incluye Los últimos gaiteros de La Habana (2004), ganador del Premio Internacional de Periodismo “Rey de España”; Los dioses rotos (2008), su primer largometraje de ficción, selección de Cuba para la candidatura de los premios Oscar 2010, premiado en los festivales internacionales de Providence, La Habana, Ceará, Gibara, etc.; Bluechacha (2012), nominado al Latin Grammy como Mejor Video Musical de Larga Duración.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.