miércoles, 30 de abril de 2014

La Habana, la puerta de Cuba al mundo

Luz Marina Fornieles Sánchez (Desde La Habana, Cuba. Servicio Especial de la AIN. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)



Con casi cinco siglos acumulando historia, La Habana, en particular su Centro Histórico, constituye en conjunto una de las más bellas urbes iberoamericanas.

De ese museo viviente, los turistas podrán recorrerlo y recordarlo todo. A los viajeros de este nuevo siglo se les presenta esta localidad marinera como una Habana diferente, nueva, emergida sobre las ruinas, restaurada ante el paso inexorable de los años.

La memoria histórica se remonta a casi cinco centurias atrás. Cuenta la leyenda que a la sombra de una ceiba, el 16 de noviembre de 1519, se fundó la entonces llamada Villa de San Cristóbal de La Habana, justo en el sitio donde se ubica ahora el Templete, testigo entonces del primer cabildo y la primera misa.

Precisamente, Cuba se prepara para el aniversario 495 de la fundación de su capital, con el desafío de continuar las labores de restauración y conservación.

Muchos son los lugares que distinguen a tales dominios citadinos: el Castillo de los Tres Reyes del Morro, el de la Real Fuerza, la Catedral, el malecón, amplio muro de más de cinco kilómetros de longitud que separa aquí la tierra firme del mar (ahora vuelto a remozar y con una moderna iluminación); el Hotel Nacional y la estatua del Cristo de La Habana, por solo mencionar los más descollantes.

La Habana ve pasar un año más, mientras sus calles de adoquines y sus lugares históricos continúan deleitando a visitantes extranjeros e, incluso, a sus mismos habitantes que descubren en paisajes ya frecuentados una nueva belleza.

Descrita por el barón prusiano Alejandro de Humboldt, considerado el segundo descubridor de Cuba, como “una de las ciudades más pintorescas de América”, con el transcurrir del tiempo otras personalidades, foráneas y autóctonas, la encuentran hoy tan hermosa como antaño, vestida con el barroquismo secular de la madera, los vidrios, los enrejados y sus muchas columnas, en una comunión de estilos extendidos también al neoclásico y el eclecticismo.

UN GRAN CAUDAL…

Poseedora de un gran caudal de historia, cultura y tradición, La Habana es el destino cultural por excelencia de la mayor de las Antillas.

El Premio Nobel de Literatura, Ernest Hemingway, decía que, en belleza, solo la superaban Venecia y París. Una ciudad bulliciosa, marítima, abierta, alegre y desprejuiciada que sabe, sin embargo, vivir su propia vida interior.

 San Cristóbal de La Habana atesora múltiples atractivos en su condición de destino turístico: playas de calidad, una arquitectura colonial de genuinos valores y numerosos sitios de recreo. En ella se concentran los grandes hoteles, los cabarets más rutilantes y los más afamados restaurantes.

En la capital cubana el turismo de eventos crece cada año. Por otra parte, la náutica y la salud ofrecen ventajosos programas para su desarrollo. También se puede disfrutar de clubes, marinas, parques recreativos, museos, teatros, complejos deportivos y de excursiones y recorridos dentro y fuera de sus límites geográficos.

Esta nación caribeña está conectada hoy con 51 ciudades del orbe mediante 36 líneas aéreas y mantiene en funcionamiento 10 aeropuertos internacionales, de estos el más importante y moderno el de ciudad de La Habana; en tanto la conexión por mar se establece gracias a una decena de marinas, entre éstas las capitalinas Tarará y Marina Hemingway.

Más del 50 por ciento de los turistas arriban al archipiélago por La Habana, la puerta de Cuba al mundo; y ahí mismo, desde el impacto visual primario, sumada la idiosincrasia del cubano, comienza a gestarse entonces el ajiaco de sentimientos que la capital de la Isla despierta en sus huéspedes, esos mismos que, sin haberse puesto de acuerdo previamente, a su regreso a sus países de origen empiezan a promover el destino entre amigos y familiares.

Tan relevante polo local dispone de una empleomanía que supera los 30 mil; en tanto son unas 13 mil sus habitaciones, en 70 hoteles. Sus aportes financieros representan alrededor del 33 por ciento de los ingresos totales del giro a nivel nacional.

La ciudad se renueva, se rejuvenece para sus pobladores y para los miles de vacacionistas de otras latitudes, quienes sienten sobre sí el magnetismo de la mayor ínsula del Caribe.

Desde su nacimiento hasta acá, la Villa de San Cristóbal- y no solo su centro histórico- ha sido testigo de una renovación constante, con atisbos de hechos milagrosos, en muchos casos. Aún así queda mucho por hacer, en un largo camino por delante, que, sin embargo, NO impide ver con mirada positiva cuántas buenas iniciativas retocan el rostro de estos dominios.

Y entre las proyecciones se auguran novedades en materia de infraestructura hotelera y extrahotelera (campos de golf), así como la futura transformación de la bahía citadina en un extraordinario puerto turístico, que se consolidará como uno de los más relevantes destinos de la región en la modalidad.

Estos nuevos aires contribuyeron a que La Habana reinara entre los destinos emergentes más populares de 2013 a nivel universal, de acuerdo con el sitio de viajes Trip Advisor. Se posesionó así en el primer puesto del Premio Traveler´s Choice en la categoría de Destinos en Alza, que otorga el referido sitio a partir de las calificaciones de millones de usuarios, al encabezar una lista de 54 lugares de todo el planeta.

Y por si solo no bastara tal distinción, trascendió también que la capital clasificó entre las 28 finalistas para ser una de las “7 ciudades maravilla”, proyecto patrocinado por la fundación suiza "New 7 Wonders". La presentación en Zúrich de este listado marcó el inicio de la etapa final de la elección global, que se ejecutará en tres fases de eliminación hasta designar a las localidades vencedoras en diciembre venidero, según informaron fuentes de esa entidad.

Considerada con justeza la capital de todos los cubanos, La Habana, compartirá con Francia y el producto de circuitos, el protagonismo de la XXXlV Feria Internacional de Turismo de Cuba FITCUBA 2014, convocada del seis al 10 de mayo entrante, en su ya tradicional sede del Complejo Morro-Cabaña.

Tras celebrar los más de tres decenios de que la UNESCO inscribiera a su Centro Histórico en la lista del Patrimonio Mundial- hoy con más de 800 integrantes: 117 de América y de ellos, ocho en Cuba-, la principal urbe cubana sigue siendo mística, con un valor asentado por los siglos y con una cultura y arquitectura ricas, cimentadas en la sustancia de cada una de sus piedras, adoquines y en sus propios moradores, que la hacen indiscutiblemente auténtica y viva.

Por eso la campaña de la imagen turística del país titulada Auténtica Cuba, tiene por objetivo primordial, según explicara el propio Ministro del ramo, Manuel Marrero, “el mostrarnos al mundo tal y como somos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.