jueves, 12 de junio de 2014

Plástica. Desde Grecia: Yannis Tsarouchis



Yannis Tsarouchis, nacido en El Pireo en 1910, está considerado como uno de los más importantes pintores griegos del siglo XX. Miembro destacado de la llamada "Generación del 30", muchos son los que afirman que es el padre de la escuela de pintura griega contemporánea.

Tsarouchis estudió en la Escuela Superior de Arte de Atenas, entre 1929 y 1935. Paralelamente a sus estudios en la escuela, fue también alumno de Fotis Kontoglou, quien le introdujo en el estudio de la iconografía bizantina. Al mismo tiempo también profundizó en el estudio de la arquitectura popular y las vestimentas tradicionales griegas. Al lado de artistas como Pikionis, Kontoglou y Hatzimihalis, Tsarouchis liderará el movimiento por la introducción de la tradición griega en la pintura.

Durante el periodo 1935-1936 visita Estambul, París e Italia. En sus visitas a diferentes museos, entra en contacto con las obras del Renacimiento y del Impresionismo, así como también con las corrientes artísticas de su época. Descubre también las obras del pintor popular Theofilos y conoce a artistas como Matisse y Giacometti.

En 1936 regresa a Grecia y dos años más tarde realiza su primera exposición personal en Atenas. En 1940 toma parte en la guerra contra la ocupación italiana. En 1947 realiza dos exposiciones personales con acuarelas y bocetos para decorados teatrales.

En 1949, junto a otros artistas como Yiannis Móralis, Hadjikyriakos-Ghikas, Nikos Nikolaou, Nikos Engonopoulos y Panayiotis Tetsis, crea el grupo"Armós". En 1951 expone en París y Londres. Un año después, el British Council de Atenas le dedica su primera retrospectiva. En 1958 representa a Grecia en la Bienal de Venecia.

Paralelamente a su trabajo como pintor, Tsarouchis (un gran aficionado al teatro) diseña decorados para producciones en la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres y el Festival de Aviñón en Francia. A su regreso a Grecia, a mediados de la década de los 70, diseña decorados para la ópera "Medea" de Cherubini, que se representó con enorme éxito en el anfiteatro de Epidauros.

Tsarouchis nos presenta en su arte la alegría y los placeres de la vida. Consigue como nadie combinar las técnicas y la visión que había aprendido de los pintores impresionistas con su pasión por las esculturas clásicas helénicas, por el arte bizantino (que representa el lado oriental de la estética griega), por las artes populares, el teatro de sombras y los iconos religiosos.

Es también Tsarouchis el Kavafis de la pintura. Reconocido homosexual, es una constante en su obra su obsesión por el cuerpo masculino. El pintor retrataba incesantemente a soldados y marineros que encontraba en las tabernas de El Pireo y de Plaka. Son soldados en tiempos de paz. Soldados aburridos, que toman café, que leen libros y cartas, que bailan, que se miran al espejo o simplemente yacen desnudos entre sábanas revueltas.

En 1982 se inauguró en el suburbio ateniense de Maroussi el Museo-Fundación que lleva su nombre y que tiene como sede la propia casa del artista. Tsarouchis murió en 1989 como consecuencia de la esclerosis múltiple que padecía.

En el siguiente vídeo se pueden contemplar algunas de las obras de Yannis Tsarouchis. Aconsejo especial atención a la serie de los doce meses del año, que el artista realizó empleando la técnica de la iconografía bizantina y en la cual se representó a sí mismo como alegoría del mes de diciembre. La música es de Manos Hatzidakis.

Ver su obra aquí.

Fuente: http://lapasiongriega.blogspot.com/2008/04/yiannis-tsarouchis.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.