miércoles, 30 de julio de 2014

Poema

Guillermo Henao (Desde Medellín, Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Bien. Cuanto me circunda puede constituir tu hoguera,
pero lo que hoy me con-tiene, esta brasa esparcida,
ni lapso ni rincón; enseres en seres.
Son voces que también morirán, palabras pro-visionales,
cauzales, que no quiero apartarme.

Adicióname más, un poco más, de esto mismo que tengo,
porque cuánto más hay para averiguar.
Son días que acaso llegan a punto y pasamos de puntillas
y en los que mucho también puede ser transformado.
Sólo basta tu voz junto a las otras,
temerosa de un no sé qué que todos conocemos
y que aún así nos acuita y fortalece.

Uno no sabe cómo ser feliz -lo que todos buscamos-
y se imagina encontrarloavecesno;
se llega a pesquisar en un bolsillo, en un cráneo abierto,
bajo el pellejo personal
y,
a una hora igual -ninguna lo es-, en una tierra idéntica e imprevista,
todas lo son y no,
toparse con que quizás han construido algunas soluciones.

Qué más puede uno sentir sino alegrarse en su pequeño y abierto mundo,
esforzarse en ingerir y acercarse desde adentro
para com-prender lo que en ese momento se piensa definitivo.

En todo caso, las cosas tienen su límite
y ahora te pido que me ayudes a encender tu llama incandescente
y hagamos
nuestro fuego tuyomíodetodos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.