lunes, 4 de agosto de 2014

Alleluia, del Oratorio El Mesías, de Händel

ARGENPRESS CULTURAL

Pocas obras de la literatura musical académica europea (mal llamada “clásica”) son tan conocidas como el Alleluia, del Oratorio El Mesías, del compositor alemán/británico Georg Händel. Definitivamente es muy bella. Su arquitectura musical es extraordinaria, y la maravilla de su melodía es más entradora que el más popular de los cantos populares. Es, en sentido estricto, una espectacular creación de un genio musical. Ello explica que haya perdurado en el tiempo, y sea hoy ya un ícono de la cultura universal.

Sin dudas, Händel era un genio: en un rapto de inspiración, este alemán que trabajó siempre en Gran Bretaña, en dos semanas compuso un Oratorio completo, incluido el Alleluia, trabajo que podría tomar meses, o años.

La obra completa se estrenó en 1742, en el New Music Hall de Dublin para un concierto benéfico. Es ya mítico el hecho que el Rey asistió al estreno, y si bien es costumbre no aplaudir en este tipo de creaciones sino hasta el final, fue tan grande el impacto de la belleza del Alleluia que, contrariando las usanzas y buenas costumbres de un buen melómano, su Majestad se paró terminado ese fragmento y rompió en frenéticos aplausos, regla que se sigue manteniendo aún hoy.

La letra está tomada del Apocalipsis (Revelation) de la edición King James de la Biblia, en inglés:

Revelation 19:6 - And I heard as it were the voice of a great multitude, and as the voice of many waters, and as the voice of mighty thunderings, saying, Alleluia: for the Lord God omnipotent reigneth.

Revelation 11:15 - And the seventh angel sounded; and there were great voices in heaven, saying, The kingdoms of this world are become the kingdoms of our Lord, and of his Christ; and he shall reign for ever and ever.

Revelation 19:16 - And he hath on his vesture and on his thigh a name written, King Of Kings, And Lord Of Lords.

Hay innumerables versiones. Las más afamadas orquestas y coros, y los más renombrados directores, lo han ejecutado. Presentamos aquí una excelente versión:



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.