lunes, 15 de septiembre de 2014

¡Ay Palestina!

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Pobre el poeta que no llega a condolerse,
ni levanta su voz frente al espanto
de la muerte.

¿Puede un artista refugiarse en el mutismo
sin convertirse en una burda caricatura del ausente?

¿Cuál es la zona fronteriza que separa
al cómplice brutal
del indolente?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.