martes, 9 de septiembre de 2014

Malabarismo

Aldo Luis Novelli (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



El pibe llegó
en una bicicleta
con un perro atrás
se detuvo en la esquina
tiró la bicicleta al piso
sacó una botella plástica de la mochila
le ofreció al perro
éste lamió la botella
entonces hizo un cuenco con la mano
y le dio de beber
luego bebió el.
después sacó tres clavas
y se puso a hacer malabares
frente a los autos detenidos.
cuando el semáforo
cambia a verde
todos aceleran
cierran sus ventanillas
ponen cara de monos
hacen morisquetas
mueven la cabeza
expresando negación
algunos gritan:
“andá a laburar vago”
otros insultan por lo bajo
todos se sienten expuestos
capitalistas
poderosos
salvados del ridículo ajeno.
todos
por dentro
se sienten miserables.
el domingo
a la tarde
felices de ser padres
llevan a sus hijos
al nuevo circo
y aplauden riendo
a los malabaristas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.