miércoles, 26 de noviembre de 2014

AYOTZINAPA 43 veces… “Nunca Más” (Noviembre-2014. Oaxaca. Feria del Libro)

Miguelángel Epeeyüi, Fredy Chikangana y Hugo Jamioy



Desde el orgullo del canto de Nezahualcóyotl empinamos esta palabra

De nuevo en la hora del vértigo sobre el abismo de nuestra profunda herida… y aquí llegan las fuerzas nutrientes olvidadas… se despiertan los espíritus de los clarines de la esperanza… ¡todos a salir por el mantenimiento de la milagrosa vida entre nosotros!

Ayotzinapa nos convoca… reúne los surcos de la dignidad del México perenne. Revive el vuelo del águila libertaria… no se apagará esta llama del corazón enamorado de la vida erguida. El copal humea el dolor sobre los pechos de las madres despojadas. Cuarenta y tres vidas atacadas, desde el monstruo humano en su camuflaje civilizatorio… ora seguridad ciudadana, ora gobierno, ora poder de los monopolios… es monstruo que expele intimidación y recoge miedos… se alimenta del miedo primario que subyace en la humildad; pero se intoxica y muere con el miedo inteligente que emerge de la indignación.

Los altares de Teotihuacan brillan y amplifican las voces de la defensa de la vida. Asciende un coro resonante, de esencia milenaria, es el coro mexicano de la resistencia y la trascendencia que cubre a Latinoamérica y anuncia al mundo su vitalidad transformadora desde la agonía.

La patria suave de López Velarde sigue brotando sus aguas y sus flores de nopal en cada sueño de estudiante; la Piedra del Sol Meshica continuará alumbrando los pasos en el camino de la unidad en la diversidad.

México viene desde adentro… y llega. Es este el desnudamiento de una Nación… hacia su catarsis realimentaria… hacia el temazcal colectivo que sostenga el vuelo humano mexicano… siempre redivivo… tan admirado, tan indispensable para el orgullo del mundo.

Ayotzinapa nos convoca… para reafirmar cuarenta y tres veces “nunca más”… la matriz de la nación no se asesina… pisoteada, reverdece y de nuevo se abre campo el México de las altivas entrañas… el de los gobiernos de gente arcillosa… allí, en donde se manda obedeciendo a la inteligencia colectiva. Latinoamérica marcha contigo entre el río Bravo y el río Deseado.

Miguelángel Epeeyüi, Fredy Chikangana y Hugo Jamioy
(Poetas de las comunidades indígenas de Colombia)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.