martes, 4 de noviembre de 2014

Dos poesías

Macario Coarite Quispe (Desde Bolivia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Te extraño

Un extraño te extraña
En un año extraño,
Un día extra
Y hora inesperada.

Extraña espera
Se desvanece
En un instante
Y resiste
Con el respiro
En la fría madrugada.

En la espera extra
El extraño
Le espera
A la extraña.

_________

Atardecer

Me asomo al atardecer para versar estos versos
El horizonte crepuscular ensombrece
el recuerdo de tu semblante
Cae la tarde y con ella
la remembranza de tu nombre

Me asomo al atardecer…
El único ojo del mundo
se lleva el más bello recuerdo tuyo
Que la luz del hermoso día
me lo dio…

Me asomo al atardecer para versar estos versos
Mi único recuerdo tuyo comienza a agonizar
con la lumbre del padre sol
La tarde comienza a cantar
con su gélido abrazo

Me asomo al atardecer…
Tu bello rostro se pierde
con el crepúsculo
Mi sueño del día se diluye
Una señal me dejas,
el triste atardecer
El atardecer está agonizando
En él perece y no fallece
el recuerdo tuyo

Me asomo al atardecer para versar estos versos
Caigo con el moribundo celaje
Me quedo con el único recuerdo tuyo,
Tu nombre…
Siempre presente…
El último pestañeo
me abre a la eterna noche
Mi eterna muerte…
La soledad…

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.