viernes, 21 de noviembre de 2014

La Lira Huaylina: Los conjuntos musicales de Los Andes

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El planeta te dio toda la nieve,/aguas mayores y volcanes nuevos/ y luego el hombre fue agregando muros/ y adentro de los muros, sufrimiento/ y es por amor que pego en tus costados: recíbeme como si fuera el viento/…: Américas (cantata popular) de Pablo Neruda - Gustavo Becerra-Schmidt).



En la música, los pueblos encuentran la mayor grandeza de su existencia. Las danzas, la mitología, la cosmovisión, las técnicas de producción agrarias, los sentimientos íntimos de sus habitantes, brotan en sus canciones. Todo está tan imbricado.

La música ayacuchana, puneña, huanca, cajamarquina, ancashina, fomenta un sentimiento de pertenencia a su historia y cultura.

En el presente siglo, hay un renacimiento de las expresiones culturales, una mayor construcción de las identidades regionales, aunque los medios traten de propiciar mundos no vinculantes a las variadas expresiones de los pueblos con raíces en Los Andes. Las tradiciones culturales lejos de debilitarse, se fortalecen.

Las orquestas, bandas, son las modalidades predominantes de la producción musical. La música a través de sus intérpretes es el nudo central de la vida cultural. Desde la colonia el arpa, el violín, la flauta, el tambor o la tinya. La guitarra estaba relacionada con las ciudades. Con la acelerada migración aparecen programas radiales, grabaciones de discos, arte vernácula. Ingresa el saxofón, el clarinete, la trompeta sordina.

No es difícil identificar al Perú o una determinada región de su geografía e historia por sus expresiones musicales: La Pampa y la Puna. Paucacuro de la selva. El gorrioncito (chuscada, huayno ancashino). El cóndor pasa. Qhantati ururi, (huayno puneño). El Veneno (marinera norteña). Falsía (muliza con fuga de huayno de Huancayo). El forastero (Triste con fuga de tondero). Embrujo (vals). Madre querida (Yaraví). Cantares a mi tierra (zampoñada de la zona aimara de Tacna). Río Santa Caudoloso (huayno de la Cordillera Blanca)…:Chalena Vásquez, musicóloga.

Géneros musicales desarrollados en el Perú: Aguenieve, Alcatraz, Anata, Ayarachi, Bandurria cusqueña, Carnaval Cajamarquino, Cumanana, Cumbia, Cumbia andina, Chacallada, Chicha, Cumbia sureña, Festejo, Folklore, Folk metal, Guaracha, Huayno: Ancashino, Ayacuchano, Mohoceñada o Luriguayo, Marinera puneña (Departamento de Puno), Pandilla (Departamento de Puno), Tinkus (Departamento de Puno), Kullawada (Departamento de Puno), Diablada (Departamento de Puno), Qhaswa (Departamento de Puno), Muliza, Huaylas, Ingá, Landó, Marinera, Marinera Norteña, Chicha, Pampeña Arequipeña, Panalivio, Pinkillada, Polka, Requinto (andino), Resbalosa, Rock, Rock Subterráneo, Sicuri, Sicu moreno, Son de los Diablos, Tarkeada y Tarkada, Tecnocumbia, Tondero, Triste Norteño, Vals criollo, Yaraví, Yaraví Arequipeño, Zamacueca, Zampoñada.

La lira huaylina



Huaylas, lleva el nombre de la Provincia y es uno de sus nueve distritos. Es parte del departamento de Ancash, a 430km, al NE de Lima.

El profesor Rodomiro Flores Vásquez, hermano mayor de una numerosa familia, hijo de un educador y músico y con una madre de acompasada voz, fundó La Lira Huaylina, el 30 de Octubre de 1945, convocando a un grupo de jóvenes y sucesivamente a sus hermanos David (ahora Director), Miguel* y Luis:

La historia es un poco larga, confiesa. Fue creada como una asociación de amigos vinculados por el amor al terruño y el arte musical. Cursaba sus estudios de profesor en la Escuela Normal de Tingua, en la provincia de Yungay, tierra arrasada por el terremoto de 1970 y la consiguiente avalancha de un deslizamiento del nevado del Huascarán.

Recuerda con mucho cariño a los primeros integrantes de la primera Junta Directiva que el presidió: Diógenes Villar Alba, Horacio Villafana, Octavio Sánchez, Luis Germán Espinoza Alcedo. Los demás, como su hermano Miguel, ya se han ido con la ilusión del arpegio huaylino.

A largo de la vida hemos hecho muchas cosas: "Entre 1948 - 1950 viajamos a Lima a amenizar una fiesta organizada por la Asociación Distrital Huaylina. En esa ocasión se tuvo la oportunidad de visitar palacio de gobierno y después diferentes instituciones donde encontramos mucho aprecio y cariño".

En Lima se reunieron muchos jóvenes como Luis Gómez, Tito Ardiles, Sergio Vergaray. Con ellos organizaron diferentes actuaciones. Realizaron diferentes actuaciones por todo el Callejón de Huaylas, Chimbote, Cusco.

Recuerda mucho haber interpretado canciones al pie del Señor de los Temblores, la famosa efigie del Cusco. Y haber estado en Palacio de Gobierno invitados por Alan García para entonces presidente, "felizmente mi alumno con quienes hemos pasado momentos muy bonitos, disfrutando del valor de la música. Nuestra presentación ha sido bastante emotiva, congratulada por diferentes personas que nos han conocido".

-A propósito del ex presidente Alan García, que gobernó al Perú entre 1985-90 y 2008-2013) ¿cómo los define ahora?

-Parece que tuviera un peso. Y eso me preocupa. Hablando en cristiano, me parece que es el único representante real, ahora, del Partido Aprista Peruano. No existe aún un líder que lo pueda reemplazar.

-¿Ahora, en un nuevo siglo cómo se puede apreciar alguna repercusión en la formación de ese niño, en la gratitud, indiferencia o confusión de lo que aprendió?

-Recuerdo mucho las palabras de Alan García. En una revista que me obsequió declara que el aprendió de su maestro muchas cosas y que conmigo es un hombre demasiado agradecido, porque él me dijo: “Yo he aprendido a hablar de mi maestro Rodomiro Flores”. Y parece que le fue muy bien, y hoy habla perfectamente. Eso no se le puede negar.

García es un alumno muy reconocido, en diferentes ocasiones me ha llamado, me ha ensalzado, ha guardado un profundo amor a quien fue su profesor en el Colegio Experimental de Barranco, en Lima.

-¿Con la experiencia de lo vivido, cuál es la opinión sobre la trascendencia de la música, del arte, en la Educación?

-La música es la maestra de las Artes, la que despierta el sentimiento, la grandeza y nos hace ver la realidad en su verdadera dimensión. Quisiera que desde la escuela los niños practicaran intensamente el arte, por lo menos con las canciones, organizando pequeñas estudiantinas que con el tiempo se van a convertir en conjuntos musicales.

Felizmente, en mi tiempo enseñé mucho a cantar, porque el canto es la expresión del arte de la música.

-¿Por qué, al menos en el Perú, la música revela una sociedad fraccionada, prejuiciada, que convierte al país en un espacio colonial, anquilosado, contra su tradición e historia?

-En nuestra patria hay diferentes escuelas musicales. Hay la escuela cuzqueña, andina, serrana. Me gustaría que haya una escuela representativa de nuestra patria. Y esa podría ser el Huayno, porque es una expresión que la cantamos o conocemos en todas partes del Perú.

-¿En cuanto a la música de Huaylas, cuál es el tema central de inspiración popular?

En Huaylas como en todas las canciones ya sea religiosas o canciones del pueblo están dedicadas a la religión, explícitamente a Santa Isabel, fiesta que se celebra el 8 de Julio de cada año, que convoca el retorno de sus hijos.

En Huaylas se practica música. Hay arpas, violines, guitarra. Ahora último se aprecia a innumerables jóvenes que practican el arte con especial dedicación.

-¿Cómo nació la vocación por la música y cómo se organiza el grupo que ahora camina hacia la octava década?

-Tendría que remontarme a mi padre, que en su juventud tocaba el acordeón. Me acuerdo desde muy pequeñito lo tocaba. Poco más tarde me emocioné cuando estuvimos en el colegio “2 de Mayo”, de Caraz, capital de la provincia, y allí practicábamos la música. Después, escuchábamos a don Jacinto Córdova, un promotor cultural, quien la música unía a la comunidad, inclusivo partiendo del cumpleaños de un músico, de un profesor, fiesta en la cual iba participando los amigos, la familia, las instituciones.

Así aprendió a tocar la mandolina, fue en la Escuela Normal de Tingua, y en otras actuaciones. Llevo la música en el alma.

Logré algunas composiciones, las cuales las mantengo en el recuerdo. Las compartí con mis alumnos, en las aulas.

-¿Qué rol han cumplido los gobiernos locales, las municipalidades en la promoción de la música?

-Los gobiernos locales juegan y deben jugar una función esencial para participar en la educación. En el caso de la Lira Huaylina, el municipio nos ha declarado Hijos Predilectos. El Municipio de Caraz, igualmente. Nos han otorgado diplomas, medallas de honor y el cariño de los pueblos.

Nuestras dos grabaciones han dado la vuelta a la tierra, porque en diferentes partes del mundo viven huaylinos y hay huaylinos que quieren a la Lira y quieren a la música.

-¿Una de las características de la música es su alegría, en especial la ancashina, a diferencia de las composiciones ayacuchanas y del altiplano. Recomendaciones para su promoción.

-La música de Ancash, incluyendo la de Huaylas tiene gracia, toma las cosas con humor, es humanista, es alegre. Mi recomendación pasa por establecer una suerte de obligatoriedad de la enseñanza de la música, porque despierta el espíritu, nos hace más conscientes, más sentimentales, más cariñosos, más emotivos. La música debe ser parte integral de los programas de las escuelas y colegios.

-No hay conocimiento aislado, sino multidisciplinario. Inclusive los negocios, deben inspirarse en hacer feliz al prójimo, antes que el lucro incesante. ¿Cómo construir una visión latinoamericana desde o con el arte?

-Considero que las instituciones representativas deben fortalecer estas actividades. El Estado no puede estar al margen.

Había que pensar en las músicas mexicanas y cubanas que se han impuesto en el mundo. Son numerosos los artistas, su música se ha impregnado en diferentes públicos.

-Recuerdos que se mantienen vivos. ¿Cómo la literatura y otras vertientes del conocimiento han con concurrido en la Lira?

-La literatura y la música son dos artes que se complementan. Las letras de muchas canciones son adaptaciones o expresiones de una buena literatura. José María Arguedas*, fue el escritor peruano que como literato y antropólogo contribuyó más al conocimiento más expresivo de la cultura andina.

En 1940 conocí el mar. Llegamos a Chimbote, el puerto que dos décadas después se convirtió en una fábrica de harina de pescado. Alquilamos un bote para que nos paseara por la playa. Y atraídos por el oleaje y la inmensidad del horizonte, damos vueltas y cantamos Pescadorita:

A los murmullos suaves del viento/ mis dulces trovas sabré cantar,/ para que sepan mis pensamientos/y los secretos que brinda el mar…

A los murmullos suaves del viento/mis dulces trovas sabré cantar,/para que sepan mis pensamientos/y los secretos que brinda el mar.



* El zorrro de arriba y el zorro de abajo. Novela que fusiona: discurso, diario personal, relato, drama, ensayo, poesía, canción…. Es un referente de la sociedad peruana de la década de los sesentas del siglo XX.
** Música chicha: Un fervor conocido por muchos, valorado por algunos, y desprestigiado por ciertos sectores en el Perú, es deseoso y incandescente este fenómeno que llama multitudes, llena estadios y reembalsa alegría y oculta el dolor transformándolo en pasión. Degregori, Carlos Iván 2000. La década de la antipolítica. Vich Víctor “borrachos de amor”: las luchas por la ciudadanía en el cancionero peruano. Bailón, Jaime, 2004, “La chicha no muere ni se destruye, sólo se transforma.
*** Historia de Lira Huaylina: Inicialmente su nombre fue “La Lira de Huaylas”. Fundadores: Rodomiro Flores Vásquez, su primer Presidente. Luis Espinoza Alcedo, primer Director y Julio Sánchez Aguirre, Tesorero. Socios fundadores; Ricardo Cortez Espinoza, Aurelio Maza, Horacio Villafana Villafana, Secretario de Cultura, Filemón Villar Alba, Rigoberto Cox Peregrino, Edgardo Villar Alba y Diógenes Villar Alcedo, Secretario.
Los fines de la institución: Difusión de la cultura musical en Huaylas. Cultivar el arte escénico. Patrocinar concursos de canto y música. Propugnar la construcción de un Salón de Actos.
Primera presentación pública: 2 de julio de 1946, en Huaylas, en el entonces “Hotel América” de la Familia Rodríguez Haro y fueron padrinos Agripina Rodríguez Haro y Agustín Romero Herrera. El Programa inaugural: Palabras del Presidente de la Institución, 11 canciones entre polcas, valses, guaracha y boleros. Terminó con las palabras de agradecimiento del Secretario de Cultura.
La “Lira Huaylina” en su trayectoria de colaboración cultural, ha preferido prescindir de pago por sus actuaciones. Ha grabado un disco de larga duración: “Remembranzas” y un álbum de sus Bodas de Oro institucionales. Entre sus actuaciones: Radio Nacional, Radio la Crónica, Radio El Sol, Radio San Cristóbal, Radio Santa Rosa. En las actas fundacionales figuran simbólicas cuotas de 0.10 y 0.20 centavos de Sol, de los socios, para promover la institución.
Ha actuado en: Palacio de Gobierno, Teatro Felipe Pardo y Aliaga, Teatro Peruano Japonés, Casa del Maestro, Asociación de Artistas y Compositores, Biblioteca Nacional, Colegio Médico del Perú, Rotary International, Casa del Maestro, Diario El Comercio, Cine Barranco, Club de la Unión, Club Ancash, Club Apurímac, Club La Libertad, Club Yungay y muchos espacios.
Ha alternado con destacados artistas como Los Chamas, Los Angeles Negros, Raúl García Zárate, Pastorita Huaracina, Princesita de Yungay, Amanda Portales, Los Campesinos.... Una de sus más recordadas actuaciones fue en la Catedral del Cuzco con motivo de la bendición de la Cruz de la Evangelización y en el Concejo Provincial del Cuzco.
Distinciones: Hijos Predilectos de Huaylas por la Municipalidad de Huaylas. Patrimonio Cultural de Huaylas de la Municipalidad Distrital de Huaylas. Patrimonio Cultural de la Provincia de Huaylas, Condecoración Club Ancash, Condecoración Lira Dorada, Insignia de Oro, Bodas de Oro, etc.
Músicos en la Lira. Jacinto Córdova, Sixto Iturrizaga, Teodosio Granados, Eneas Sarmiento, Miguel Flores Vásquez, entre otros.
Actuales integrantes: Rodomiro Flores Vásquez, Edilberto Ardiles Espinoza, Sergio Vergaray Ramos, Eugenio Angeles Fuentes, Mario Sáenz Chávez, Juan Vásquez Gomero, Jorge Nuñez del Prado, Luis Flores Vásquez, Adolfo Flores Villar, Julio Flores Espinoza y David Flores Vásquez, Director, abogado, músico y promotor del turismo cultural.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.