miércoles, 26 de noviembre de 2014

Ricardo Silva Santisteban Ubillus, nuevo presidente: El manantial oculto de la academia de la lengua

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

El nuevo presidente de la Academia Peruana de la Lengua, elegido por unanimidad de sus miembros, es Ricardo Silva Santisteban Ubillús, reconocido crítico, estudioso de la literatura francesa, editor de César Vallejo y de célebres autores de todos los tiempos, profesor de varias generaciones y autor de una sólida obra poética.



La Real Academia Española fue fundada en 1713 y la Academia Peruana de la Lengua se creó el 5 de mayo de en 1887 por Ricardo Palma Soriano. El 30 de agosto de ese mismo año se eligió como el primer presidente a Francisco García Calderón, ex jefe de Estado en 1881.

Actualmente, la institución es integrada por 28 académicos, y en los últimos años ha tendido puentes con el consorcio de universidades privadas, la Universidad Mayor de San Marcos, San Martín de Porras y la Católica Sedes Sapientae.

 Esta institución tiene como objetivo fundamental velar por la integridad de nuestro idioma, estudiar sus usos antiguos y presentes y difundir la obra de los escritores peruanos clásicos. Silva - Santisteban es un infatigable editor de poetas y narradores peruanos y por varios años ha dirigido la colección El Manantial Oculto, auspiciada por la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Silva - Santisteban (Lima, 1941) ha reunido su obra crítica en Escrito en el agua (2 volúmenes, 2004). Como poeta es autor de Terra Incognita (1975), Las acumulaciones del deseo (1980), La eternidad que nunca acaba (1985), Fuego de tu fuego (1994) y Ajuste de cuentas (2000), entre otros.

Reunió estos títulos en el volumen Terra Incógnita: Obra poética (1965-2000). Asimismo, es destacable la incansable tarea de Silva-Santisteban como traductor, sobre todo de autores franceses, como Stéphane Mallarmé.



El nuevo Presidente de la Academia Peruana de la Lengua confesó alguna vez que sus escritos sobre literatura no parten necesariamente, ni están basados en las teorías que tanto abundan en la academia con mayor frecuencia. El prefiere el análisis directo del texto. De esta manera ha firmado sesudos ensayos sobre los poetas Valdelomar, Eguren, Westphalen, Eielson, Maupassant, Joyce, Martín Adán, Novalis, Ezra Pound y Breton, entre otros.

El directivo de la academia afirma que el “derrumbe” de la educación en el país, en todos los niveles, está provocando una profunda crisis en el habla del español, por lo que no puede compartir la opinión que se atribuye a José de la Riva Agüero, quien alguna sostuvo que hacia 1940 el Perú era el país latinoamericano en el que mejor se hablaba el castellano. Por ello es un convencido de la necesidad de mejorar la enseñanza de la gramática y difundir la lectura de los clásicos de la literatura.

Los jóvenes de hoy sufren graves carencias respecto del idioma y su vocabulario es muy limitado. Bienvenidos los anuncios de revivir las ediciones de los Clásicos Peruanos de los primeros años de la década de los setenta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.