viernes, 14 de marzo de 2014

Caminante no hay camino

Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso…

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
“Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…”

Golpe a golpe, verso a verso.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Arte realista y arte abstracto

Antonio Guerrero (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Es un axioma que las artes son reflejo de la vida social: El Renacimiento en las artes brotado en Florenciadió impulso al arte Renacentista que recuperó de Grecia el ideal artístico de labelleza clásica y l0 revolucionó colocando al centro la armonía y proporcionalidad, la materialidad del ser humano y la naturaleza. Estas artes ligadas a una época caracterizada por los descubrimientos científicos fueron el batintín precursor de la revolución industrial que preñaba en las entrañas del mundo feudal en descomposición. Las artes del “Cinquencento” rompieron con la corriente estético-artística ascético-feudal dominante en Italia que se extendía a Europa.El arte Renacentista creado bajo los auspicios del Poder de los Banqueros Médicis generó una pléyade de artistas del realismo clásico de la talla de Da Vinci, Miguel Ángel, Boticelly, Donatello, Rafael, Durero, Brunelesqui -quien era artista y arquitecto-, quienes contribuyeron a apuntalar el Poder de Los Médicis bajo cuyos resplandores artísticos se cobijó la pujante burguesía florentina.



Expresiones de este arte renovador que mantiene su fortaleza a través de los tiempos fueron de Boticelly, Los de Donatello y Miguel Ángel; los frescos de este mismo artista pintados en la Capilla Sixtina; la y la de Da Vinci, etcétera, a través de las cuales se recupera el vigor, la simetría del cuerpo humano, la armonía de la vida envuelta en las contradicciones naturales y sociales fruto de la dialéctica de la naturaleza como parte del universo en perpetuo cambio. El desnudo artístico mostró en forma realista las proporciones del cuerpo humano ya anticipadas por el arquitecto romano Vitrubio que fueran plasmadas en la composición artística “El hombre de Vitrubio” por Da Vinci, arte que estableció una relación con las ciencias que abrían sus espectros durante esos siglos de descubrimientos científicos que fue también una época revolucionaria de la historia; arte esencialmente realista aunque influenciado por la concepción filosófica idealista de

La filosofía mecanicista y la estética realista burguesas

Durante aquel período cabezas de pensadores como Diderot y otros contribuyeron a que se diera un salto en el desarrollo de la filosofía materialista en mecanicista y de la estética realista, opuestas a la filosofía y estética idealistas feudales.

Las artes críticas del feudalismo y las florecientes artes burguesas

En este mundo feudal en decadencia y descomposición afloraron artes y literaturas críticas que muestran por dentro el mundo de los Reyes en deterioro: Las obras de teatro de Shakespeare: “Hamlet”, “Becket”, “El Rey Lear”, “Otelo”, “Romeo y Julieta”; la ofensiva política del cura Rabelais contra los vicios de los reyes a través de sus personajes satíricos: ;deBocaccio que muestra la inmoralidad de la Iglesia feudal en Italia;el levantamiento popular contra la tiraníareflejado en de Lope de Vega, etcétera, artísticamente reflejan la crítica acerva a los antivalores de la corrupción, la inmoralidad, el crimen, cuya pus muestra la descomposición feudal. 

La novela de Víctor Hugo, es otra expresión del derrumbamiento del feudalismo y la alborada del sistema burgués. El conjunto de obras literarias y artísticas como la de Beethoven, las obras de Chopin y Listz reflejan el advenimiento del capitalismo como sistema. 

La Comuna de París y las artes realistas populares que en esas circunstancias histórico-políticas se crearon

Con el advenimiento del capitalismo surgió la contradicción histórica entre la burguesía y el proletariado en cuyas circunstancias brotó la teoría científica del marxismo. Así como la ciencia del marxismo en medio de una lucha incesante y acoso de la burguesía, resistía, se abría paso y lanzaba a la ofensiva en cuyo escenario las luchas del proletariado alcanzaron en los preparativos y la realización de la Comuna de París en 1871 su gran eclosión temporalmente derrotada: Su “Asalto del Cielo” metáfora con la cual Marx pinceló teórica y políticamente esa formidable experiencia, también las artes como reflejo de estas circunstancias económicas, sociales, políticas, militares, tuvieron en la poética de Eugenio Pottyer, en la pintura de Courbet, Millet, Daumier, Delacroix, una presencia significativa que mostró el mundo de los de abajo, que pinceló con maestría, en arreglo a las leyes de la aprehensión estética de la realidad, en diversas expresiones especialmente pictóricas realistas, la vida de los trabajadores y los pueblos; e incluso, dejando atrás la hipocresía burguesa, mostraron un erotismo realista que mostró la fuerza, la belleza y proporcionalidad estética latente en la vida de los pueblos.

Más, con la derrota de la Comuna vino la persecución y estigmatización del arte realista que se pintó en y, de Courbet; “Las Espigadoras” de Jean FrancoisMillet; “Vagón de Tercera Clase” y “El levantamiento”, de Honoré Daumier, etcétera.

La consolidación del capitalismo

La revolución burguesa -en cuyo escenario Lutero creó en Alemania la Iglesia Protestante burguesa- estuvo caracterizada por las restauraciones monárquicas hasta que la dominación del capital se afirmó en todos los terrenos durante las primeras décadas del siglo XIX.

Todo lo que antes remeció al mundo fue cambiando de carácter y las artes como su reflejo. La dominación burguesa trajo consigo una sociedad basada en la explotación del proletariado por la burguesía.

Las artes durante la consolidación del capitalismo

Durante este período de consolidación de la clase burguesa surgieron la literatura y las artes críticas que mostraron a través de las obras literarias de Balzac, de Maupassant, de Tolstoi, de Chejov, la naturaleza opresora, hipócrita, inmoral de la burguesía; el pintor Manet rechazando la manipulación del arte clásico que se manifestaba en “Los Salones” sacó a flote la podredumbre de la burguesía en cuadros que provocaron escándalo en la sociedad burguesa.

El impresionismo: Primera manifestación de las artes que evadieron la realidad cultural de clases y la lucha de clases

Tras la persecución al arte realista proletario y popular forjado en los ambientes sociales de La Comuna, en el terreno de las artes va desarrollándose un arte propiamente burgués ligado a Las Galerías y al mercantilismo de las artes que se caracteriza por la alienación de la realidad profunda de la sociedad burguesa, cuyo reflejo va configurando las características del llamado o .

Tras la represión a la pintura realista las artes y los artistas van adaptándose a la política y economía de la burguesía en el Poder buscando su aval para obtener fama, posición, recursos. Este período es representado inicialmente por los pintores en cuyos cuadros se va diluyendo la realidad de clases de la vida en el capitalismo. 

Van Ghog: Un artista que refleja el cambio artístico del realismo al impresionismo

Muestra de este período artístico de transición de la pintura realista a impresionista es Van Ghog: Inicialmente realista pinta la vida de los pobres: , , , , , , que responden a la influencia de los pintores de cuyo realismo entra en reflujo tras la derrota del primer ensayo de la revolución proletaria.

Tras el período de influencia de la pintura realista y popular de Courbet, Daumier, especialmente de Millet sobre la obra pictórica de Van Ghog éste pasa a ser influenciado por los “Impresionistas” (Degas, Monet, Renoir, el arte japonés)pero se diferencia de aquellos en sus cuadros por el manejo de colores, explosivo, destellante. La obra pictórica de los ligados a las Galerías y al arte mercancía –Theo hermano de Vincent Van Ghog fue promotor de Galería- se diluyen en la realidad de los paisajes y en la vida bucólica de la clase media aunque también pinta escenas cotidianas de su propia vida. 

La burguesía rescata no por sus cuadros realistas donde muestra escenas de la vida de los pobres sino por aquellos donde la realidad de la vida en el capitalismo se diluye en los paisajes, en la captación de la realidad de la naturaleza y de la vida de la clase media exenta de las contradicciones sociales que genera el capitalismo; imágenes cargadas de su fuego creador iconoclasta. 

Con los impresionistas se inicia el escapismo del arte de la realidad clasista de la sociedad burguesa y se abre paso al abstraccionismo, al arte burgués que evade la realidad del capitalismo y la oculta.

El arte abstracto: producto del mercantilismo: arte-mercancia que aliena a las masas

 En ese escenario se forma una mescolanza : donde estaban: Manet, -quien no fue impresionista-, Cezanne que era impresionista, Van Ghog, quien fue realista y luego impresionista; Gauguin y otros que transitaron por la pintura identificándose con el naturalismo exento de las contradicciones sociales que genera el capitalismo; todos ellos auspiciados por

Los fueron otros antecesores del

El arte cubista abstraccionista se da a conocer como y es exaltado a través de pinturas como: y de Pablo Picasso; de Delaunay y otra serie de obras abstractas. El abstraccionismo es hij0 natural del capitalismo en su período inicial: El esconde “artísticamente” las contradicciones entre la burguesía y el proletariado.

Surge otra expresión artística abstracta: El de André Bretón que acude a la introspección psíquica, al mundo interior, a los sueños. El como tendencia abstracta evasiva de la realidad social es definido así por Bretón: . Bretón relaciona abiertamente al con Freud, con el subconsciente. Se imbrica con el cubismo de Picasso y se relaciona con el de Tristán Tzara en arte y literatura. 

Los años precedentes a la Primera Guerra Mundial incuban algunas expresiones del llamado abstracto opuesto al arte realista. 

La crisis del sistema capitalista que conduce a la primera conflagración mundial imperialista se refleja en el terreno de las artes y literaturas abstractas burguesas que venían configurándose tras la derrota de La Comuna de París: el impresionismo, el postimpresionismo, el cubismo, el surrealismo; todos estos abstractos paridos en el entorno social del aislamiento, de la evasión y el escapismo de las artes y las literaturas de los profundos problemas económicos que generan los conflictos sociales producto de la estructura explotadora capitalista, se relacionan con las Galerías y los haciendo del arte una mercancía más del capitalismo. En esos ambientes van surgiendo otras expresiones del : El futurismo y el dadaísmo.

Todas estas expresiones del arte abstracto toman partido en favor o en contra de la primera guerra imperialista. En el campo del arte, entre los artistas que se colocan a favor de la guerra imperialista destacan los de Marinetti: <…destruir sin piedad las ciudades veneradas>, posición políticaque promueve un anti-arte ultra reaccionario que desnaturaliza el ideal de la belleza estética y aplaude el horror que genera la guerra imperialista que destruye naciones, mutila y asesina pueblos. 

De otro lado humanista burgués, anárquico, no logra abordar artísticamente los orígenes de la guerra mundial: Tristán Tzara, Jean Arp y otros artistas y escritores dadaístas se establecen en el iconoclastas, anti belicistas pero anárquicas y abstractas. Por su tendencia abstraccionista estuvo incapacitado para crear obras de arte que mostrasen el carácter imperialista de aquella primera conflagración mundial. 

En oposición a esta guerra imperialista también se ubicarán los abstraccionistas cubistas: Picasso, Brake, Delaunay.

Entre los surrealistas se adoptarán dos posiciones: Unos en favor y otros en contra de aquella primera Gran Guerra.

En el ruso Kamdimsky -quien se opone a la guerra y posteriormente viaja y se establece en la Unión Soviética socialista, hasta que por sus concepciones burguesas abstractas es expulsado de allí-encontramos otro emblemático representante del arte abstracto.

En Kandimsky éste encuentra una expresión más estereotipada, sistemática y “creativa” desde la óptica del abstraccionismo al punto que se lo considera un “maestro” de esta tendencia. 

Marcel Duchamp es otro “artista” propulsor del arte abstracto inicialmente relacionado con el cubismo y el dadaísmo. Desprendido de estas tendencias abstractas nos brinda una visión de la evasión del arte burgués de la realidad económica, política y social del mundo capitalista.

Duchamp emigra a los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, país imperialista donde las artes abstractas ligadas al mercado no habían adquirido, aún, la intensidad que en Europa, y trasplanta la pintura abstracta a Norteamérica con: , , , , , (cuadro abstracto: Una ventana de marco turquesa y ventanas color negro); Duchamp pone bigotes al cuadro “La Gioconda” de Da Vinci y presenta esto como “arte”.

Duchamp elabora una “teoría” del arte abstracto que muestra la decadencia de la estética burguesa y del arte burgués:El llamado que es una renuncia a la creación artística, una refutación grosera y alienante del realismo y del proceso de asimilación estética de la realidad. Pseudo que la estética marxista-leninista denomina: : Un es sacado de su cotidianidad: Un orinal es expuesto por Duchamp como bajo el criterio supuestamente de que al sacar éste u otro objeto: una lata de cola, una pieza de fábrica, un zapato, etcétera, de su cotidianidad, estas cosas adquieren connotación o categoría de debido al papel que juega la , la del artista y del público. 

El llamado es, primero, una visión filosófica idealista que establece como fundamento de la creación artística la relación entre el artista (sujeto) y el objeto. Esto significa que la deja de lado la realidad como fuente del arte, pues, según esta solo puede existir cuando se establece una relación entre el artista y la realidad. Fuera del ojo, de la sensibilidad y capacidad cerebral del artista, no existe arte según el abstraccionista Duchamp. Eso significa negar la existencia de la realidad como fuente natural del arte. 

El origen, la cantera del arte, es la realidad. Lo primero y fundamental en el proceso de la existencia del arte es el reconocimiento de la existencia del universo, de la naturaleza, de la sociedad, como fuentes del arte.

El arte-objeto constituye una negación de la existencia del mundo, de la realidad en su complejo y perpetuo movimiento.

En segundo lugar, el es una expresión decadente que da la espalda, que reniega y pretende opacar tanto al arte clásico y al arte realista como al arte realista proletario y popular; el llamado simplifica y vulgariza el proceso de la creación artística dejando de lado la ley de asimilación estética de la realidad y de ésta como fuente de la creación artística y literaria.

Las diversas obras de Duchamp: , o , pintura abstracta y supuestamente erótica donde nueve “novios” se masturban ante la imagen de una novia “desnuda” es muestra patética de la degeneración mental de este supuesto “teórico” del arte abstracto, de la cosificación del arte y representante del anti-arte a quien la intelectualidad artística burguesa e imperialista ha elevado a la calidad de “genio” cuando en él se expresa la decadencia y degradación del arte, del ideal de la belleza y se abre paso la esteticidad de con la cual la estética burguesa y revisionista, sobre todo en estos tiempos de hegemonía del arte burgués imperialista y de sus corrientes asalariadas de toda índole, apuntan a sepultar al arte realista y al arte realista proletario y popular. 

El “arte objeto” es un antecedente del “kitsch art”, del , del body art, que deforman, afean el arte, promueven el no- arte y atentan contra el ideal estético de la belleza y del arte, lo cosifican. A través de este no-arte atraen la mirada del público hacia la evasión de la realidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Operación Monumento: Ideología pura bajo el juego de la mosqueta

Luis E. Sabini Fernández (Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Con su hybris securitaria y el reforzamiento de su preponderancia militar globalizada, que le permite seguir usufructuando el papel de privilegiados planetarios y sobre todo de dominadores -aunque ese destino parece restringirse cada vez más a acentuadas minorías en el mismo corazón de The Union- la máquina de difusión ideológica que es Hollywood, suele atosigarnos con mensajes que puedan cumplir esa vieja ley de declarar como cierto lo opuesto a lo verdadero o de atribuir al “otro” comportamientos propios, incluso hasta para denunciarlos.



Tras Irak, la lucha contra el cuco nazi ha recrudecido. No es ninguna casualidad. Es apenas una forma de alivio psicológico, esto de transferir a otros comportamientos inaceptables… propios.

Apenas, a través de la malla de los medios de incomunicación de masas, hace diez años, el mundo pudo presenciar con asco y horror aunque bajo una modalidad transitoria, fugaz, cómo el ejército de Estados Unidos, arrasaba Irak, ya devastado y carcomido por la guerra perdida en 1991 y por doce años de bombardeos sistemáticos y casi diarios entre 1991 y 2003. Arrasada la sociedad y el estado iraquí, destruyendo mediante artillería y saqueo todos los ministerios salvo el de Interior (para ponerlo a su servicio) y el de Petróleo (para mantener los flujos como si nada). Y ensañándose particularmente con las casas de cultura y museos que atesoraban muestras, piezas y testimonios de los primeros pasos de la humanidad sedentaria de todo el planeta, es decir, no iraquíes sino humanos.

Esos fósiles o maravillas arqueológicas se cruzaban y/o se apoyaban en los primeros trazos de escritura cuneiforme que los humanos hemos logrado desentrañar, en su doble sentido, en el de inteligir y en el de extraer del suelo, de la tierra…

Todo eso fue saqueado y dilapidado entre “coleccionistas” privados y gananciosos a los cuales los saqueadores vistiendo los gloriosos trajes de faena del ejército estadounidense malvendieron lo robado, jugando a ser por un día empresarios con espíritu de iniciativa como predica la ideología del mercado…

Todavía calientes los cadáveres ideológicos de tanta impudicia, Hollywood sale a reclamar el papel de buenos para sus muchachos en este mismo rubro. Y nos muestra en Operación Monumento como Clooney y los suyos rescatan obras de arte, defienden la cultura, etcétera, combatiendo el comportamiento piratesco del nazismo que había proyectado montar sus propios museos, al estilo del British Museum, con cantidad de obras de arte saqueadas, robadas, confiscadas, aquí y allí. La derrota les impidió concretar ese “sueño cultural” que por su parte fueran labrando los ingleses con mucho tesón y paciencia durante siglos… el sueño nazi, afiebrado, convertido apenas en un segundo de doce años, no les permitió concretarlo.

Y además, allí estaban los justos estadounidenses para restituir las obras a sus legítimos dueños, una tarea que llevaron a cabo entre 1947 y 1951.

Este fenómeno de travestismo ideológico se ha repetido innumerables veces: contarnos como un bravo impide el abuso de una cáfila de árabes o “latinos”, cuando tantas veces han sido esos “bravos” quienes han arrasado con sociedades árabes o con las mal llamadas “latinas” …

Para sortear estas falsificaciones históricas, los libretos suelen ignorarlas.

En OM, la situación es diferente. Los constructores del filme son totalmente conscientes de antecedentes como el tan reciente y atroz en Iraq, que sucintamente reseñamos. Y Clooney declara: “Me pareció que tenía sentido abordar en una película un tema como la destrucción sistemática de cultura, que es algo que no ocurrió únicamente durante los años del Reich sino que sigue vigente.” (Mariano Kairuz, “El arte y la guerra”, Supl. Radar, P 12, 2/3/2014).

Abordar el tema, pero mediante una prolija transfiguración de personajes. Sin faltar a verdad alguna; ésos son los escamoteos que tienen gracia. Mentir con la verdad.

Clooney remata su meditación: “[…] se destruyen o se roban joyas arquitectónicas o artísticas en Siria, Afganistán, Irak o Sudán. Los estamos dejando sin su propia cultura.” Podría haber agregado Palestina, aunque allí actúe el quincuagésimo primero o segundo estado de la Unión.

Para referirse a esta política de dejar a gente, sociedades, sin su propia cultura, algo que el sistema globocolonializador viene haciendo ininterrumpidamente desde hace mucho tiempo, Clooney y su trupe optan por cantar como el tero… en otra parte.

Y significativamente, le bajan voltaje dramático al despojo, que es el que en la vida real sufren los pueblos que el imperio va vaciando de territorios, recursos y culturas a través, entre otros instrumentos, de sus fábricas de ideología. En este caso, lo vemos, con OM, una película light, que el propio Clooney se encarga de situar: “nuestra película no puede dejar de reconocer los horrores de la guerra, pero para nosotros el conflicto es el trasfondo, el contexto en que se desarrolla nuestra historia, que es un espectáculo de entretenimiento para el gran público.” (ibíd. y ¡sic!)

Clooney ha despejado el panorama. La materia prima aquí tomada es apenas eso, materia prima para un espectáculo. La especialidad de Hollywood y del American Way of Life. Y para el gran público. Porque somos demócratas… o porque eso nos proporciona más dinero.

La persistencia de los estadounidenses en su propia alegada inocencia es patética. El mismo Clooney hizo referencia a lo vivido en Irak, Afganistán, Sudán…. No ha nombrado a Serbia, devastada igual que Libia (aunque en Libia, Estados Unidos excusó su participación y dejó “la tarea” a Inglaterra, Francia e Israel). Pero ejemplifica con el plan de Hitler de hacer desaparecer la cultura de pueblos despreciados por el racismo purista nazi.

Aunque lo que vemos, en las últimas décadas es la destrucción sistemática de pueblos y sociedades avasalladas por el intervencionismo occidental; el mundo árabe, el universo musulmán, muchos países y estados que fueran dictaduras comunistas, poblaciones nativas en América y África…y frente a ello Grant Heslow, el socio de George Clooney en OM nos apostrofa que “la idea de que Hitler estaba tratando de hacer desaparecer una cultura entera […] se vuelve algo por lo que vale la pena luchar, y hasta morir.” (ibíd.) O hacer un peli light, le completamos su arrojo ético.

Rematado el travestismo, tenemos a los yanquis que están arrasando el planeta con sus invasiones (directas o indirectas), con su riego de bases militares, con su comida basura, con la plétora comunicacional que significa el empobrecimiento conceptual sin pausa que estamos sufriendo con modalidades de comunicación cada vez más rápidas, urgentes y que nos impelen a escribir poco; lo que Pascual Serrano califica de “información jibarizada” advirtiéndonos que el problema no es escribir poco y escueto; que el problema es pensar bajo esa misma modalidad.

La movilización social mediante tweeters es, siguiendo la acertada visión de Serrano, una “movida” emocional, y, sobre todo, muy manipulable.

Adivine el lector qué constelación de poder puede darse el lujo de disponer de decenas, centenares, miles de repetidoras perfectamente pagadas, con miles de millones de papeles verdes, como le explicara la secretaria de estado Nuland al embajador de Estados Unidos en Ucrania, Pyatt.

Tenemos así juventudes fácilmente conmovidas, rentados incluidos.

OM nos revela el grado de impunidad que tiene el sistema principal de poder establecido y globalizado; pueden hacer casi lo que quieren con nuestra “sensibilidad”. La ofensiva, por ahora, es de ellos. Heteronomía, uno; autonomía, cero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mi tatuaje en la espalda

Paula Orellana (Desde Guatemala. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Que cómo me hice mi tatuaje? Verás, me levanté, todo estaba oscuro. Todavía era de madrugada. Tenía una erección, así que fui al baño a hacer algo al respecto. Regresé a mi habitación a tratar de recuperar el sueño. Eran las 2:37 de la mañana y me quedaban exactamente 3 horas con 23 minutos para levantarme, tarea que no iba a ser nada fácil después de la cantidad de cervezas que tomé. Daba vueltas en mi cama buscando el ladito frío de las sábanas. No pude dormir, todavía tenía esta idea en mi mente. Salí al patio y escuchaba los grillos platicando entre ellos. Decidí dar un paseo. Caminaba con la cabeza baja sólo viendo mis pies. Caminé unos 15 minutos cuando, de repente, escuché un trueno. Por el susto cerré los ojos (¿Quién en su sano juicio cierra los ojos al asustarse, en vez de correr?). Abrí los ojos y levanté la mirada; no se parecía para nada a mi vecindario. ¿Había caminado dormido? ¿Estaba soñando? Era un lugar lleno de árboles y tan sólo un par de casas. Asustado, decidí ir a una casa para pedir ayuda. ¿Ayuda? ¿A las 2:54 de la madrugada? Lo mejor era buscar una estación de policía. Seguí caminando y ni siquiera encontré una tienda, un bar, un restaurante, ni una pinche cabina telefónica. ¿En dónde estaba?

Luego de unos minutos perdí el miedo. Mis pensamientos pesimistas invadieron mi mente. ¿Tenía algo para regresar a casa? ¿Alguien me buscaría? ¿Alguien se preocuparía? ¿Mi novia se asustaría? Bueno, en realidad era mi novia, sólo que todavía no se lo decía, así que si no se preocupaba por mí, ella no tendría la culpa. Recordé que en mi pashama había metido mis cigarrillos. Abrí la caja y me quedaban dos. Dos cigarrillos y tres fósforos. Era todo lo que tenía conmigo. Las 3:14 marcaba mi reloj de mano y había dejado de caminar. Pensé en recostarme bajo un árbol y esperar el amanecer. Encendí mi cigarrillo con uno de los 3 fósforos que tenía. Pensé que un poco de cafeína no me caería nada mal. Tuve la intención de pararme por sentir el culo mojado, pero ya no importaba nada; era un loco al que nadie creería que en un minuto estaba en su vecindario y al siguiente estaba en... en... en este lugar. Cerré mis ojos un momento y me quedé dormido. Mis sueños fueron más normales que la vida real. Abrí los ojos y para mi extremada sorpresa, tenía alas. ¿¡ALAS!? No, no, no, no. Yo nunca he tenido alas. Extrañamente, decidí seguir el juego mental que mi propia cabeza me estaba jugando. Me las empecé a tocar; eran suaves y esponjosas de color anaranjado. -"Bueno mente". Dije. -"Si me diste alas, hazme volar." Es difícil explicar cómo en realidad empecé a volar. Sentí como una clase de mariposas en el estómago que subieron a mi pecho y salieron por mis ojos y al tratar de seguirlas empecé a volar. Si, así empecé a volar. Jamás había sentido el aire tan puro. Comprendí que nadie en realidad puede ser tan puro, ni siquiera las personas que hemos considerado puras lo han sido. ¡Pues claro! -pensé. Somos humanos después de todo.

Eran las 4:28 y yo seguía volando. Viajé por encima de todo el lugar y parecía que no tenía fin. Todo era lo mismo; árboles, pequeñas casas y más árboles. Pude ver una pequeña laguna y decidí aterrizar cerca. Nunca vi agua más limpia y comprendí que nadie puede ser tan limpio como quiere aparentar serlo lavándose las manos después de ir al baño. Nadie tiene la mente, el estómago, los nervios, la piel, el corazón tan limpios. Somos humanos después de todo. Vi mi reflejo en el agua. No era yo. Era otra persona. Mi mente me estaba haciendo volar mi imaginación al máximo. Por el reflejo noté que ya no tenía mis alas. Volteé a ver si era cierto y, para mis lamentos, ya no estaban. Comprendí que cuando tu mente te da alas, hay que usarlas.

Abrí los ojos. Todo había sido un sueño. Me levanté con un sentimiento de tristeza de pensar que lo más emocionante de mi vida había sido un sueño. Pero... momento. ¡Todavía me encontraba en ese lugar! ¡¿Qué quieres de mí, mente?! ¿¡Qué me vuelva loco!? Me picaba la espalda y, para mi mayor sorpresa y placer, al rascarme noté que tenía mis alas. ¡No había sido un sueño! Y comprendí que cuando piensas que tú solo te has quitado las alas, tú te las puedes volver a poner. Volví a volar. Eran las 5:47. En menos de 15 minutos tenía que levantarme para ir a trabajar. No me importó y seguí volando. Dando vueltas por el aire vi que ya estaba volando por encima de mi vecindario. ¿Tan pronto mente? ¿Ya tengo que regresar? Comprendí que volar implica tener que regresar al suelo para accionar todo lo que aprendiste volando. Entré a mi casa y al entrar a mi cuarto, como si no hubiera tenido demasiadas sorpresas ya, me vi a mí mismo acostado en mi cama todavía dando vueltas buscando el lado friíto de las sábanas. Mi expresión era de tristeza, preocupación e incomodidad. ¿He sido así siempre? ¿Con arrugas provocadas en mi rostro? Sentí las mariposas otra vez en mi estómago subir hacia mi pecho y salir por mis ojos. Cuando salió la última mariposa cerré los ojos. No quería abrir mis ojos porque ya sabía que estaba acostado en mi cama, sin embargo, los abrí. Una vez más comprendí algo tan simple; hay que abrir los ojos. Así tengas uno, dos o tres ojos, hay que abrirlos. Para mi sorpresa cuando vi mi reloj eran las 2:37 de la madrugada, pero ya no tenía erección.

Y así, querido amigo, es como me hice mi tatuaje en la espalda. Así decidí tatuarme un par de alas con un ojo en medio ¿comprendes?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine: Conducta del futuro… hombre libre pensador

Luis Alberto Figueroa (Desde Pinar del Río, Cuba. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Cuando uno se sienta en la butaca de un salón de proyecciones, se arriesga ante todo a ser espectador, por lo tanto a ser manipulado por miles de truculencias que trae consigo el espectáculo cinematográfico y repasar las experiencias más disímiles de la vida con los matices de la ficción estructurada en aras de convertirnos en un ser experimenta, pensante solo cuando se encienden las luces.



Hoy llegué al recién reabierto Cine-teatro Praga a visualizar el filme que tanto me dicen en la calle que es la crítica más dura hecha a la educación cubana, la educación socialista.Por cierto fui un poco temeroso de tantas recomendaciones y criterios como de que hay miles de Carmela y miles de Chala que no denigran de su descendencia, es decir, admiten su condición ; marginal uno y testaruda la otra como virtud de su razón humana en un medio social que a veces se les hace necesario usar estos epítetos para subsistir ante la intransigencia de las verdades de la vida .

La primera exclamación que escuché a plena oscuridad fue un suspiro (colectivo) descomunal de muchas personas al ver en la pantalla a una maestra que carga con todas las responsabilidades de formadora de valores a ultranza de y con sus alumnos ¡Qué impresión más agradable! Desde la época de esplendor del cine no veía otras manifestaciones de alegría, dolor y respeto hacia la imagen del cinematógrafo en nuestras salas y con nuestro cine Ahí comencé a desconfiar del uso de los recursos manipuladores del melodrama y empecé a rebuscar los contra-sentidos del especialista en medios de comunicación que venía con estos mensajes en una manta arrolladora de mis sentimientos, yo endeble como una esponja, en la cómoda butaca y a oscuras. Esa es la verdadera condición que el director pretende durante su exposición para dejarme exhausto y al final de todo, pensativo…quizás confundido, sobre todo por mis experiencias en el terreno de educador-formador-padre en resumidas un espectador “madurito” para aprehender las cosas que me quiere decir aunque me predisponga un poco en determinados pasajes que se elaboran con mucha meticulosidad.

Ernesto Daranas, Director y guionista de la televisión cubana vino destacándose a través de una línea estilística que está permeada del melodrama que lógicamente reclama la dramaturgia de este medio tan usado como tertulia comunicativa en la cotidianeidad realista de los días que nos atraviesan la vida al vivirla. Este joven cuando co-dirigió el telefilme La vida en rosa (2004) anunció su impronta con el género. Por fin llega al Cine Cubano con un filme que le hará director de extrema puntería en la realización de un producto de altos vuelas artísticos: Los dioses rotos(2008) , la obra que viene a destacarse y formar fila entre los filmes puntuales de este siglo XXI que lo transforman como el punto de mira imprescindible para la critica nacional y extranjera y aun mas para las expectativas del espectador criollo , cinéfilo por excelencia y consumidor de su propio cine, indiscutiblemente del cual Daranas es también talento dramático y talento para concebir una bella historia, será representativo como lo han sido siempre Solás y Titon.

Hoy avanza contra toda una población que le aplaude, constantemente, en las salas del país donde se estrena CONDUCTA (2012. Estrenada en el 2014).¿ El aplauso es a los intérpretes, al director, o solo a lo que dicen? Creo que es una expresión entusiasta de acompañamiento a la obra en general. Pero me cuidaría mal si no me solidarizo con lo que lo hacen con mucho entusiasmo por lo que se dice y sobre todo cuando la crítica es incisiva ¿Qué más se puede pedir a estas alturas? Todos conocemos cuantas dificultades se traen a colación de la factibilidad del cine cercado por las letras Icaic, que por suerte de ser institución revolucionaria de antaño ha facilitado recursos para obras de este género y con sus características irreverentes de” CINE INDEPENDIENTE”, y comienza a sentirse dispuesto a cambiar muchas cosas que en sus interiores se deben cambiar.

“Aunque partimos de una realidad, es una obra de ficción”. Dice Daranas cuando aun filmaba:Claro que de ahí nace su gran exposición al realizar el principal trabajo que sostiene el futuro de la realización y del talento de un colectivo de creación artística que construye y convierte cada escena en obra de arte y la hacen trascender en una sociedad que vive cuestionándoselo todo y siempre como él , por haber aprendido a pensar.

ES además la primera señal de seguridad que el guionista , el propio director, nos está diciendo a soto voces cuanto ha tenido que consolidar el texto en cada trama y sub-trama que entreteje al estructurar los andamiajes de la lógica sobre la vida de estos personajes donde se acumulan las mas disimiles motivaciones y que le van a exigir muchos altos y bajos en la realización, la cual deben representar bien bordados de acuerdo con sus condiciones histriónicas ,bastante bisoñas en general, pero es indiscutible también, un magnifico elenco que le logró reunir su especialista de casting: Mariela López, directora de La sombrilla amarilla. Ahí se empieza a ver la primera condición para reconocer a priori que debía salir un trabajo de grandes envergaduras.

¡Hay Carmela! Razón de ser por su originalidad en la representación de Alina Rodríguez. Intérprete principal de María Antonia (1990), Lista de espera (1999) ,El premio flaco (2011),Fabula (2011),.Maestría de una actriz para hacer ,mejor dicho, engrandecer un personaje que podía tener más aristas en su existencia, como nos ocurre a los educadores cubanos, triste ha de ser para muchos no poder incrementar sus experiencias pasadas con los niños que han contribuido a formar desde una tribuna tan popular , pero ella logra convencer a quien quiera hurgar en sus entretelas histriónicas

Carmela llega a ser mucha Carmela en el salón, pero lo será en cualquier aula o espacio donde se proyecte, (ya corresponderá hacerlo al cine itinerante nacional) esa personalidad que Alina logra colorear con su humildad y valentía, que no es de a por gusto, ella misma lo afirma cuando nos reconoce haber incursionado en la carrera de educadora.

Mi principal afirmación de crítico es: ¡Daranas se tiene que sentir muy satisfecho con ellas dos…Alina y Carmela! ¡Tal para cual! Hacen una presentación consecuente de la armonía dramatúrgica en pantalla que expulsa al personaje y lo sostiene absolutamente en carne y hueso, nadie la verá mas como ella misma, todos la reconocerán mas como Carmela, incluso, que como María Antonia.

Y dónde ponemos al niño-joven Armando Miguel Gómez (Chala) maravilloso adolescente con doce años que no repara en nada para bajar a su reciente niñez, recuerdo que parece tener muy presente y bien consumido en la armónica existencia familiar. Un tremendo record para su futuro, y miren ustedes cuanto se complica éste próximo galán de nuestros medios de comunicación. ¿O no? Pues sí, no puede ser otro su devenir histriónico que invadir las aulas del Instituto Superior de Artes ya con una buena a su haber ¿vendrán otras? No hay mucho más que decir al respecto, solo sumarle al dueto Armando- Ernesto la virtud y ventaja de restituir la fe y su futuro a la actuación infantil dentro del Cine Cubano que desde hace mucho se ha teatralizado y por supuesto desfigurado ante las cámaras del cinematógrafo, que no es igual, ni lo mismo cuando analizamos las últimas realizaciones .Veo en Pablo de: como una obra permeada de vicios inherentes a lo antes dicho.

Si, se puede hacer más con nuestra creación y hay talento suficiente. Aunque muchas veces desperdiciado por las irreverentes falsedades del conformismo y los esquemas vivenciales que tanto se ilustran en la dinámica de esa hermosa obra que es CONDUCTA. A pesar de las cosas que le están faltando y me saltan a la memoria cada vez que pienso en ella o abro una discusión con mis amigos y alumnos acerca del tema principal.

Inciertas serian las interrogantes si no me doy una respuesta inmediata: ¿Qué será de Chala en el nivel superior, es decir “secundaria”? ¿Estará en la Escuela de Conducta o en la Escuela Pública? ¿Tendrá el apoyo de la maestra más buena de ese plantel? mire usted que de no ser así estamos perdiendo la batalla desde el principio en la educación y despilfarrando los sentimientos por gusto en la sala de cine.

¿Por qué no se define de donde sale el personaje más malo? Solo se dice que es del nivel superior (municipio) y siempre se define con expresiones de resentimiento como si fuera representativo de todo el poder que sustenta nuestra educación, no olvidemos cuantos recursos se priorizan por lograr una mejor formación de nuestros estudiantes en todos los niveles.

¿Cómo hacer valedera la utopía si no le damos un sentido al destino de esos niños y maestros ¿(que no son pocos) Los primeros circulan anualmente por las aulas haciendo una espiral de formación conceptual y practica del futuro :y a los segundos que mantienen el sistema educacional por toda una vida a costa de sus principales sueños y que se enfrentan juntos con la dialéctica del buen vivir preconizado aun en nuestra sociedad.

¿Se mantendrá el filme en la memoria de los espectadores siempre con la misma firmeza que hoy está haciendo furor en los adolescentes y jóvenes que andan en las aulas. ¿Será valedera como cuento para aplicarse personalmente los maestros y profesores de nuestras enseñanzas, en todos sus niveles? ¿Llegarán a entender alguna vez , algo, los personajes (funcionarios) que tan bien llegó a representar Silvia águila en una imagen descolorida pero trascendente hasta la médula de todos los educadores que hemos enfrentado estas barbaridades cotidianas?

Yo creo en las posibilidades de que Chala transite hasta la universidad a pesar de los tratabileos que le esperan, según las insinuaciones de la película que le ha dado vida y nos hace pensar con tanta diversidad de juicios acerca de la “conducta del futuro” que todos los educadores y padres esperamos se pueda alcanzar.

Ya pueden ver ustedes, yo también he sido manipulado por la truculencia bien concebida del filme y quedé obnubilado en medio del cine hasta poder hacer un esfuerzo para levantarme y salir a comentar con mis hijos sobre la importancia del cine como medio de enseñanza en todos los lugares de la vida real.

CONDUCTA

Director: Ernesto Daranas Serrano. Una producción de MINCULT, ICAIC y RTV Comercial. Con la Colaboración de la Asociación Cubana del Audiovisual y la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA.

Sinopsis

Chala tiene once años, vive solo con su madre adicta y entrena perros de pelea para buscar un sustento económico. Este entorno de violencia a veces sale a relucir en la escuela. Carmela es su maestra de sexto grado y el muchacho siente un gran respeto por ella; pero cuando Carmela enferma y se ve obligada a abandonar el aula durante varios meses, una nueva profesora, incapaz de manejar el carácter de Chala, lo traslada a una escuela de conducta. A su regreso, Carmela se opone a esta medida y a otras transformaciones ocurridas en su clase. La relación entre la veterana maestra y el niño se hace cada vez más fuerte, pero este compromiso pondrá en riesgo la permanencia de ambos en la escuela.

Ficha artística

Carmela: Alina Rodríguez

Chala: Armando Valdés Freire

Raquel: Silvia Águila

Sonia: Yuliet Cruz

Ignacio: Armando Miguel Gómez

Yeni: Amaly Junco

Marta: Miriel Cejas

Mercedes: Idalmis García

Carlos: Tomás Cao

Pablo: Héctor Noas

Asesor: Aramís Delgado

Yoan: Yoan Angarica

Richard: Richard Andrade

“El niño”: Cristian Guerra

María Paula: Roxana Pérez

Policía: Roque Moreno

Mirta: Anniet Forte

Ficha técnica

Director y Guión: Ernesto Daranas

Editor: Pedro Suárez

Director de fotografía: Alejandro Pérez

Director de arte: Erick Grass

Directora de casting: Mariela López

Diseñador de vestuario: Vladimir Cuenca

Diseñador de banda sonora: Osmany Olivare

Grabador de sonido directo: Juan Carlos Herrera

Músicos: Juan Antonio Leyva y Magda Rosa Galbán

Productores ejecutivos: Isabel Prendes, Danilo León, Joel Ortega y
Adriana Moya

Directora de producción: Esther Masero

Perfil del director

Ernesto Daranas Serrano (La Habana, 1961): Su filmografía como director y guionista incluye Los últimos gaiteros de La Habana (2004), ganador del Premio Internacional de Periodismo “Rey de España”; Los dioses rotos (2008), su primer largometraje de ficción, selección de Cuba para la candidatura de los premios Oscar 2010, premiado en los festivales internacionales de Providence, La Habana, Ceará, Gibara, etc.; Bluechacha (2012), nominado al Latin Grammy como Mejor Video Musical de Larga Duración.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La decrepitud del cordel que se negó a morir

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

En algún sitio que en realidad era todos los sitios, existía un cordel atado del extremo donde nacía la vida extendiéndose hasta lo que se imaginaba como el final de los días. Aunque era invisible, todos sabían que gracias a ese trozo de cuerda cualquier sociedad puede ir tejiendo su destino a la vez que permitía que la vida transcurriera con normalidad. El hilo se auto regeneraba luciendo brillante cada amanecer, respetarlo era tarea colectiva.



Poco a poco, con la lentitud de quien aminora su marcha por estar muy apurado, cerebros perversos fueron orquestando la destrucción de la cuerda. Para ello, en primera instancia era necesario corromper cada hilo fino que unido a otros otorgaba la fuerza necesaria para mantenerlo tirante.

Fue entonces cuando el lugar que era todos los lugares, comenzó a despatarrarse, cooptado por una Inteligencia superior, diosa de destinos enmugrados, cavadora de fosas donde entrarían en putrefacción las buenas intenciones.

Cada vez que se cortaba una fibra, el cordel perdía parte de su capacidad de tensión combándose hasta adquirir la forma de un paréntesis perezoso. Suponía la Inteligencia que una vez que estuviera totalmente derrumbado, ella podría dominarlo todo. Y así se fue modificando ese lugar que era todos los lugares. O casi todos, porque a decir verdad, nada es tan absoluto.

La confusión se instaló. El poder y quienes creían tenerlo, ayudados por los que soñaban alcanzarlo algún día, comenzaron a caminar sobre la cuerda. Con el tiempo y ante una realidad que evidenciaba la decrepitud de la maroma, muchos fueron saltando eso que consideraban un obstáculo pero que en realidad era imprescindible, sabiendo que del otro lado del cordel la vida era muy distinta. Desordenada, sin márgenes, sin consideración, germinaba la semilla maldita creando el descontrol, desatando iras, alterando la historia y con ello el ritmo normal existente hasta ese momento.

Con el tiempo y dado que algunos hilos de la soga se cortaban con rapidez, el lugar fue ingresando en una especie de nebulosa donde muy pocos eran los que suponían hacia dónde se dirigían los pobladores de los alrededores. La irracionalidad, empujada por la perversidad de la Inteligencia, impulsaba los movimientos a los que habrían de seguir otros.

Es decir, en medio de semejante desmadre y con el cordel herido de muerte, todos parecían volverse locos generando situaciones que acarrearían más desmadre.

Los ricos, haciendo uso de su poder hostigaban a los pobres sin tener en cuenta que su riqueza era posible gracias al esfuerzo de estos. Los pobres, no siempre se sometían al destino señalado sino que muchas veces se rebelaban. Ante lo que consideraban semejante desparpajo, lo único posible, creían los ricos, era ejercer más control sobre ellos y qué mejor manera de hacerlo que adoctrinando fuerzas de seguridad cuyos miembros, paradójicamente, pertenecían a la clase pobre. Estas fuerzas fueron convocadas para escarmentar a los insumisos, convirtiendo a esos seres en ejecutores de sus hermanos. Eran expertos en salto al cordel gracias al excelente estado atlético adquirido luego de someterse a fuertes presiones que los ubicaría en la categoría de desclasados.

Así fueron saltando la cuerdita divisoria, la que marcaba la frontera que separaba el raciocinio de la bestialidad, esta última valorada erróneamente como acción nacida desde el centro de la “malas ideas” que se consideran patrimonio de los más hostigados.

La Inteligencia continuaba creando aliados, se valió también de docentes formados en escuelas con orientación pedagógica de tinte fascistoide. Estos formadores demostraban su sapiencia imponiendo obligaciones pero omitiendo los derechos que tenían los educando.

 Los alumnos fueron aprendiendo que cuando un mayor salta, excediendo la realidad objetiva de la presencia de cordeles, era lícito imitar el atropello y fueron también ejercitándose en el arte de salto a la soga y en ese brinco se desbarrancaba su juventud.

Las sustancias tóxicas fueron introducidas en aquel sitio, con tanta facilidad, que daba miedo notarlo y su tenencia y consumo, al ser de tan fácil acceso y con un cordel ya sin fuerzas capaces de mantenerlo todo lo tirante que debía estar, se desparramaron por todo el lugar.

El salto al cordel fue continuo, se convirtió en el deporte de moda, aunque en realidad no fuera sino el salvoconducto que dirigiría hacia el desmoronamiento de la vida en ese lugar.

En medio de semejante tragedia crecía la descomposición del tejido social. Era cosa cotidiana ver padres y madres incapaces de generar en sus hijos el respeto lógico que merecía el viejo cordel, impulsándolos a no solo a saltarlo, sino también a desconocerlo, como si fuera un trasto viejo.

La Inteligencia superior gozaba ante cada salto que se ejecutaba en el lugar. Sabía muy bien que una vez instalada su hegemonía muy difícil sería salir de ese desorden, lo que mantendría su proyecto a resguardo hasta que nuevas formas de esclavitud, acorde a los tiempos que vendrían, fueran amasándose como arcilla blanda.

La pregunta que se hacían los observadores del nuevo fenómeno tan dañino, en expansión constante, se centraba en el interrogante acerca de qué sería lo que habría de suceder una vez que se cortara el último hilo que mantenía al cordón con vida. Pero la soga, tan herida de muerte como estaba, aún podía conservar un poco de la tensión que lo mantuvo vivo durante tantísimo tiempo.

Ante ese hilo debilitado, se apoyaba la esperanza por sobre la decrepitud de un cordel que se negaba a morir del todo, impidiendo con gran esfuerzo, que se corrompiera su última fibra. (Siempre hay hilos conductores que se niegan a morir sabiéndose tan necesarios…)

Fueron pasando los años hasta llegar al presente, el cordel sigue agonizando; al salto sobre sí ya no podemos mencionarlo como deporte. Ahora estamos en condiciones de asegurar que se trata de una compulsión provocada por el deseo patológico de transgredir cualquier cuerda. Cualquier barrera capaz de contener al orbe de la degradación absoluta.

La Inteligencia va ganando su enésima batalla pírrica tratando de demorar la llegada de fuerzas vinculadas con los actos nobles que puedan salvar a la humanidad, en aquel lugar que es todos los lugares, mientras el cordel insiste en mantenerse vivo pese a tanta violación inducida.

Ilustración: “Cordel”. Obra de la artista plástica argentina Beatriz Palmieri

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cuando el fútbol nos pone a prueba: Juguemos en el bosque

Kurt Lutman (REDACCIÓN ROSARIO)

“Se prueban chicos categoría 2006/5/4/3/2”. El afiche pegado en la puerta del club no sorprende y, por el contrario, entusiasma. Las pruebas que se realizan en los clubes infantiles son cada vez más y la mayoría están atravesadas por una dinámica que vale la pena observar.

En una “prueba de jugadores” (niños) no hay “tiempo”. En una prueba -que consiste en un partido de 30 ó 40 minutos- el niño debe:



Entregarse al juego de manera relajada para así poder desplegar todas las habilidades y conocimientos.

Construir lazos inmediatos con sus compañeros desconocidos para poder potenciarse como equipo.

Aprender seis nombres más en tres minutos ya que un juego colectivo sin comunicación es inviable.

Desplegar en cuarenta minutos toda su destreza individual y colectiva, con el marco descrito anteriormente y con esas condiciones lúdicas.

Lograr el único objetivo que está instalado, que es ser parte de los poquitos que estarán dentro. Sobresalir para así pertenecer y no ser rechazados, no ser excluidos del futuro equipo y de la institución.

A este clima lúdico se los somete a los niños en esta época del año (enero/febrero). Se trata de pibes de entre seis y diez años, y sobre estas pruebas existe la creencia de que se definirá parte de su carrera y o futuro.

Metamos la cuchara en las exigencias de los cinco puntos desarrollados arriba:

Es imposible entrar relajado a un juego en el que no se conoce a nadie, te llaman por el apellido y tenés 40 minutos para demostrarle a alguien, que tampoco conocés, que sos “valioso” y mereces ser incluido.

Al ser un juego de equipo es vital, para desplegarte individualmente, apoyarte en la confianza y el afecto de tus compañeros. Esta ingeniería lleva “tiempo”. En estos espacios existe la urgencia, no EL TIEMPO, todos son desconocidos y el estado anímico del chico no es contemplado.

A contratiempo el niño tratará de registrar a sus compañeros de alguna forma. Aprender los nombres es una de ellas, aunque imposible debido a que sólo ha convivido durante 150 segundos que fue el tiempo que demandó reunirlos, enunciar sus nombres y apellidos en voz alta y darles las pecheras para distinguirlos en dos equipos. Pecheras que ni siquiera están numeradas, lo que impiden encima poder decirle: “Tocá 5”.

En ese barullo anímico el silbato da la orden de que empiece el partido/prueba. El niño se siente desconocido y desconoce al resto. Al correr en exceso y descoordinado del resto, y sumado a la incomodidad del marco de juego, se llena de ácido láctico. Este líquido que segrega el cuerpo ante situaciones de presión y estrés hacen que las piernas no respondan como deben. La cuenta regresiva de 40 minutos aprieta, si el niño se equivoca en alguna jugada su ánimo disminuirá y el resto de los desconocidos, que usan su misma pechera, no podrán hacerse cargo de inflarlo, sostenerlo y apuntalarlo ya que la trama del juego es sobresalir por sobre el resto.

Al término de la práctica el niño es llevado a un costadito para que le devuelvan la prueba “corregida”. La sabiduría encarnada en el Zoquete con silbato dará el veredicto. Adentro o afuera. Ser parte o quedar excluido. Sos valioso o no. El crimen culmina cuando el niño luego de haber vivenciado el episodio…lo cree. El crimen empezó cuando los padres del niño lo creyeron.

Creer y reventar.

De esta lógica perversa es imposible escapar como padres. Todos los que llevamos a nuestro hijos a una prueba de jugadores “creemos” en el adentro o afuera. Todos vamos a querer que nuestro hijo sea aceptado y pertenezca, y esta alegría desbordante hará invisible al resto de los gurises y su tristeza.

A la generación de quienes hoy somos padres se nos fogueó en esta creencia. De la dictadura para acá ése fue el código y el lenguaje. Adentro o afuera. Hay lugar sólo para pocos. Triunfás o sos un fracasado.

Acompaño a mi hijo hasta la puerta del club y llegamos obedientes 5 minutos antes de la hora acordada. Entramos de la mano y de golpe sin buscarlo me cae una ficha que viene atada de angustia. Parpadeo y me siento un pelotudo. A la creencia ya la tengo adentro hasta el cogote y en ese momento llaman a mi hijo para anotarlo antes de la prueba de jugadores. Él sale corriendo y siento que se me escapa de las manos. El órgano más sensible del hombre es el hijo, diría Fontanarrosa.

A la vuelta, ya en casa, giro y lo veo jugando distraído a otra cosa. Agradezco a Dios que se haya olvidado (¿se habrá olvidado?) de las dos horas que pasó hace un ratito. No quedó en el equipo. No fue elegido. Afuera. Consideraron que no era lo suficientemente valioso.

Otra ficha cae y me sacude. Entiendo que estuve “preso” de esta creencia llena de mierda durante toda mi vida y se la convidé a la persona que más amo en el mundo.

Se la expliqué para que la crea. Se la mastiqué para que la morfe.

Le hablé de fútbol, de estrategias y formas, sabiendo que lo iban a evaluar, le hablé de sacrificio y que no pare de correr ya que a los que eligen en las pruebas eso les gusta. Todo ese tiempo de charlas, demostraciones y enseñanzas culminó en algo terrible…mi hijo me creyó.

Aturdido, me propongo que ahora empiece “mi” prueba y esto me calma.

Ahora juego yo. Armar nuevas creencias. Romperme para re armarme.

Pongo la pava y no sé porqué pero camino hasta el estante de papeles. Abro en la mitad un cuaderno viejo de anotaciones y me topo con una frase escrita en lápiz hace años: “La búsqueda de la libertad, mi amigo, es declararse la guerra…”. (Castaneda).

Artículo publicado en la edición 135 del periódico El Eslabón.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: Canciones de la Revolución Mexicana

Esa extraordinaria gesta que fue la Revolución Mexicana de los primeros años del Siglo XX con Emiliano Zapata y Francisco Villa a la cabeza (para algunos: primera revolución con tono socialista de la historia, que corriera luego una suerte nada envidiable terminando en un proceso de burocratización y degeneración absolutas), tuvo su música. De aquel momento nos llegan varias canciones que pasaron a ser piezas obligadas del cantar popular, no sólo de México, sino de toda Latinoamérica. Más aún: canciones conocidas, hoy por hoy, en todo el mundo, piezas que ya son parte de un cancionero universal.



Entre otras, pueden mencionarse las siguientes:

- Carabina 30-30
- Corrido de Pancho Villa
- El Siete Leguas
- La Adelita
- La cucaracha
- La llorona
- La maquinita
- La persecución de Villa o [Nuestro México, febrero veintitrés]
- La petenera
- La Valentina
- Malagueña
- Nuestro México, febrero veintitrés o [La persecución de Villa]
- Soldado revolucionario

Presentamos un acucioso e interesante material sobre esta producción musical:

La música y la Revolución mexicana

Oscar Ramírez Maldonado

En nuestro imaginario colectivo los ejércitos revolucionarios marchan a través de inmensas llanuras y valles, paisajes con montañas que se recortan en el horizonte. Imágenes en blanco y negro, con intenso claroscuro al estilo de Gabriel Figueroa; interminables columnas de jinetes, seguidas al paso por infantería y soladaderas. A veces van sobre trenes maltrechos, con los techos saturados de combatientes. En nuestra memoria gráfica la Revolución se hizo en tren, a caballo, con una variedad vario pinta de sombreros y sarapes, pero también se hizo cantando.

Las tropas marchan mientras las bandas de guerra tocan la Marcha de Zacatecas o La rielera, en los campamentos, por la noche, grupos de soldados cantan al calor de las fogatas con guitarra en mano La Valentina y La Adelita, cantan corridos que cuentan las hazañas de compañeros de armas y jefes militares. No hay batalla ganada que no se celebre con las notas de La Marieta y Jesusita de Chihuahua. Pancho Villa levanta su mano con tres dedos al aire e inmediatamente un grupo musical interpreta una de sus canciones favoritas, Las tres pelonas.

Un Dorado de Villa no solamente es valiente, sino que es capaz de cantar La Valentina como Jorge Negrete lo hace en la película Si Adelita se fuera con otro (Chano Urueta, 1948). Las tropas del Ejército Libertador del Sur, si bien menos representadas en la cinematografía nacional, también saben cantar en sus campamentos.

Estas imágenes idílicas han llegado a nosotros a través del cine con tema revolucionario, sin embargo no son del todo falsas sino solamente una idealización. La División del Norte, en cada uno de sus 21 cuerpos militares, contaba con una o más bandas de guerra.

Se cuenta que en la batalla de Torreón, en marzo de 1914, las tropas del entonces invencible ejército villista se lanzaban en sus cargas de caballería cantando. Al respecto Paco Ignacio Taibo II señala en su biografía de Villa, que la versión es dudosa, pues la mayoría de los integrantes de la caballería villista se lanzaban al ataque sosteniendo con la boca las riendas y en ambas manos sus pistolas, lo cual dificultaría que cantaran al hacerlo, sin embargo el autor señala que todas las versiones coinciden en que los villistas marchaban entonando El torito o La Cucaracha, que hacía referencia a Victoriano Huerta. Esta última, seguramente sonaba en la estación de trenes de Chihuahua cuando el general Felipe Ángeles llegó para integrarse a la División del Norte, previo a la toma de Torreón.

Todas estas canciones y corridos, con la Revolución triunfante, se incorporaron a la cultura popular como referente del movimiento armado. Anteriormente, todavía hasta bien entrados los años cuarenta del siglo pasado, el corrido funcionó también como una medio de transmitir noticias y hechos relevantes. Vicente T. Mendoza, en su libro El corrido mexicano (FCE, 1954), señala que si bien los grandes periódicos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX eran para las clases urbanas educadas el medio por el cual se enteraban de los acontecimientos nacionales, para la población rural y la urbana popular el corrido era la forma en que se transmitían las noticias. Los cantantes contaban los hechos y las hazañas de una amplia variedad de personajes, repartiendo en hojas sueltas la letra de estos corridos.

El corrido vio su época de auge en el periodo comprendido entre 1910 (con el levantamiento maderista) y 1929 (con la guerra cristera). Sin embargo, el género inicia propiamente, con las característica que hoy conocemos, en el último cuarto del siglo XIX, cuando se cantaban las hazañas de algunos rebeldes al gobierno porfirista, según explica Vicente T. Mendoza en su libro. Este género épico-lírico-narrativo tiene una forma bien definida, se trata de cuartetas de rima variable (asonante o consonante) en los versos pares. El corrido es heredero formal de las coplas, de los cantares y de la jácara (composición popular de corte satírico), todas ellas de origen español. Este género, que comienza a tomar forma durante la época de la Reforma, con el radio y la televisión se convirtió en una forma musical de consumo masivo. En los últimos años, el corrido se ha visto en el centro del debate con la aparición de los llamados “narco corridos”, sin embargo, más allá de la controversia, el corrido es una expresión culturalmente rica y que durante ya largos años ha sido parte de la cultura popular mexicana.

Fuente: http://homozapping.com.mx/2011/11/la-musica-y-la-revolucion-mexicana/

Entre algunas de las más renombradas canciones, escuchemos por ejemplo:

- La cucaracha


- Adelita


- Carabina 30-30


- Corrido de Pancho Villa


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ochenta

Héctor Buccolini (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)

Parece mentira, pero ya llegó a los ochenta la compañera que tengo y con quien subí al tren hace cincuenta y cuatro años. Los cumple el ocho de marzo, justo el día Internacional de la Mujer. Yo que la conozco bien, estoy seguro de que un pedacito de ese homenaje ella se lo merece.



Estuvimos dos años preparando las maletas y juntando para comprar los pasajes y poder hacer este viaje en el tren de la vida. Partimos allá por el año mil novecientos sesenta y por suerte todavía seguimos viajando.

Parte del trayecto viajamos en vagones con asientos de madera bastante incómodos, pero pudimos superarlo. Gran parte del viaje en vagones con asientos acolchados, muy confortables, y también tuvimos tramos por suerte largos, que pudimos viajar en camarote.

Pasamos y conocimos muchas estaciones, algunas muy pobres donde casi no había ni agua para tomar, otras que eran verdaderos shoppings donde se podía disfrutar de todo, mirar vidrieras y poder comprar algo de lo que veíamos. Conocimos también algunas donde había lo que había: a veces se podía y a veces no se podía. Pasamos por una donde tuvimos el peor momento de nuestro viaje, el más doloroso, pero el tren nos obligaba a seguir. La marca de ese dolor nos quedó para siempre.

Hoy vamos bastante tranquilos en un cómodo camarote aunque cada tanto hay algún cimbronazo. Se nota que las vías no están del todo bien en algunos tramos, pero la conmoción es superable. A veces nos llegamos hasta el primer vagón y miramos para adelante a ver si se divisa la estación terminal, pero hasta ahora no se ve nada. Ojalá no lleguemos pronto porque vamos viajando bastante bien y muy cómodos.

Así que ahora festejaremos los ochenta, nos vamos a llegar hasta el coche comedor, nos haremos servir el mejor menú, terminaremos con una fría botella de champaña y con un beso nos daremos mutuamente las gracias por seguir juntos en este viaje.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La paz con tu rostro

Isabel Fagúndez Gedler (Desde Caracas, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Mis sueños
Son testigos del primer rostro de la Paz en la sonrisa de un anciano
...quiero soñar su sonrisa llena de lágrimas agradecidas, cuando te miran
Mis ojos
Son testigos del primer rostro de la Paz, en los niños de la Patria
En el único llamado que he escuchado, el de tu voz
…quiero seguir mirando, una oportunidad para los niños, que te nombran
Mis manos
Son testigos del primer rostro de la Paz en un Cuatro
Que intenta recorrer el mundo, con sus notas Venezuelaesmúsica
…quiero seguir volando en acordes de libertad., cuando le cantas
A esta tierra.

Mi pensamiento
Es testigo del primer rostro de la paz al escucharte
…quiero repetir incansable tus palabras
Como respuestas sin tiempos y sin dudas
Como esperanza cuando el miedo haga su juego
Como ideal en la utopía de la vida
Como invencible en la defensa de la patria
…quiero escuchar la paz de tus ideas
Y el siempre como eterno por ahora
Y que el amor invada realidades
Será un mapa sin fronteras Todosur
Será la unión de los hijos prisioneros
Tus hijos liberados por batallas
Por tu fragua respondona a los imperios
Será tu rostro repetido en los abandonados
Será tu andar por Nuestra América y el mundo.

Mis palabras
Son testigos de la Paz
y agradecida de conocer su primer rostro
…quiero decir que al fin
La Paz, soy yo
Que imagino tu rostro sonriendo
Cuando sabes
Que eterno eres promesa
Nostalgia sí
Pero en presencia
Amor del bueno
De café, de orgullo sabanero
Eres lo que dijiste
No te equivocas
Eres la paz
…eres un pueblo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fallece Emilio Agra, humorista gráfico de Venezuela

Emilio, amigo, camarada e integrante del "salón de la fama" de los grandes guerreros del humor gráfico, especialmente cuando éste se usa como arma de lucha política, nos ha dejado. Falleció en Maracay a la edad de 61 años.

Nos dejó también su pensamiento lúcido, cuando hablábamos sobre la sobrevivencia y las dificultades que enfrentamos en nuestra cotidianidad laboral los dibujantes de humor gráfico político, cuando expresó: "Los humoristas gráficos solemos llegar al borde de lo que es considerado “correcto” para llamar la atención sobre un tema. Incluso, algunos, para presumir de audaces. Pero yo prefiero indignarme, resoplar o maldecir al ver uno de esos dibujos malintencionados o cuestionables, antes de saber que fueron censurados."



Los miembros de nuestro colectivo, lamentamos esta pérdida por ser un artista plástico de gran imaginación política, sentido del humor, y conciencia ética. Nos preparamos a rendirle el homenaje que se merece en un adiós que tendrá lugar en los espacios virtuales de nuestro Blog Humorgraficonecesario donde participaba activamente, su extensa obra seguirá viva en la memoria del pueblo venezolano y en nuestros corazones.

Aníbal Ortizpozo

Nació en España (1952). A los siete años se residenció en Caracas y a los doce en Maracay. (Venezuela) Desde 1970 es un escultor prestado al dibujo de humor o quizá un humorista prestado a la escultura. Ha publicado sus dibujos en diversos medios impresos locales y foráneos. Durante 16 años (1988-2004) mantuvo una caricatura diaria en "El Periódico" (Luego "El Periodiquito" (Maracay) y desde 2006, una caricatura interdiaria en el diario "Ultimas Noticias". Desde mayo 2012 publica una caricatura diaria en la Pag. Web "La Iguana.TV" y regularmente en las páginas "Cartoon Movement", "Brazil Cartoon" y "Toon Pool" Recientes reconocimientos: PREMIO METROPOLITANO DE PERIODISMO "ANÍBAL NAZOA" -Mención Caricatura- (Caracas 2008 y 2011) y el PREMIO REGIONAL DE ARTES VISUALES (Maracay 2012) Ha publicado cinco libros de humor gráfico: "...Y no solo de pan..." -1981- "Haga el humor... no la guerra" -1989- "La Napa" (Recopilación) -1991- "Usemos el cerebro por razones de higiene" -1996- "Chávez Si... Chávez no" -2003

http://humorgraficonecesario.blogspot.com/2014/03/emilio-agra-fallece-y-nos-deja-la.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Maniquíes y percherones

Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Sucede en La Cueva de los Barones, donde maniquíes, personas que se dejan gobernar por el capricho ajeno, y percherones, personas-caballos de tiro y fatiga, sacan a hora a tender sus ropas y el ajuar. Oran en voz alta, hablan con elocuencia persuadiendo a nadie, dan matraca como si examinar el estado de la nación fuera el curar al enfermo imaginario de Moliere. Estado de la nación, por otra parte, más bellaca que las puertas de Chamorro, de quien cuenta la leyenda que fue un fulano de Villanueva de los Infantes, en Orense, que remendó tantas veces sus puertas con diferentes maderas y espartos que dio ocasión a hacer refrán por comparación de malas.



Lo que más se distinguió del hemiciclo es la anécdota de un “señoría” que quería escupir mientras peroraba, y el presidente le dijo:

-No escupáis, que os echaré de la sala.

Él se detuvo diciendo:

-No escupiré, aunque me ahogue.

Ahogo que se sintió en la bancada de la oposición y no en la de la mayoría, para quienes no fue otra cosa que ahogarse en un escupitajo o en un vaso de agua.

Ahogo al vado o la puente, que es el que está sufriendo el pueblo, pero de ronda cual oquernela, lazadilla que forma la hebra por si sola al tiempo de coser. Que en cada Comunidad hay un ramo santo de taberna, que es en el que confían, que se halla colocado en posición encontrada con él.

Dicen, entre pasillos, que uno de Villamanrique, en Sevilla, no pudo soportar un desahucio ni el cáncer roedor de la hipoteca. Que por ello, se suicidó, sin trascender noticia de esto. Por lo que la gente preguntaba:

-Pues ¿cómo el pueblo no le llora?

Oyólo un señoría; y dicen que dijo:

-¡Mañana llorarán¡ Ya veréis cuando la tenaza les apriete el culo.

Hizo un silencio, y prosiguió:

-Sólo el cilicio y los ejercicios espirituales salvarán al pueblo. JaJa.

Alza la voz y sigue:

-Que la única manifestación permitida será ante el templete donde se expone el sacramento, y el euro (quizás mañana la peseta, dijo entre dientes), ¡cagüenla!

El chequeo de la nación terminó como había empezado. El señoría presidente cogió un Birimbao sujetándole entre los dientes, haciendo vibrar con las manos una lengüeta metálica de que está provisto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Olympe de Gouges, una feminista olvidada

Rafael Plaza (Desde Madrid, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Olympe de Gouges (1748-1793) es el pseudónimo de Marie Gouze, escritora, dramaturga y política francesa, autora de una “Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadanía” (1791) que parafraseaba la “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”, publicada dos años antes como texto base de la Revolución Francesa. La emancipación femenina tiene su fundamento en la igualdad de derechos desde el principio de los tiempos, y es una vergüenza que tuviera que llegar la Revolución Francesa, ¡hace solo poco más de 2 siglos!, para que la sociedad tomara conciencia de algo tan obvio.



En aquella Declaración, Olympe de Gouges afirmaba que “la mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos”; que estos derechos son “la libertad, la propiedad, la seguridad y sobre todo la resistencia a la opresión”; que “ningún cuerpo, ningún individuo puede ejercer autoridad que no emane de ellos”; que “el ejercicio de los derechos naturales de la mujer sólo tiene por límites la tiranía perpetua que el hombre le opone, límites que deben ser corregidos por las leyes de la naturaleza y de la razón”; que “nadie puede ser obligado a hacer lo que las leyes de la naturaleza y de la razón permiten”… que “toda sociedad en la que la garantía de los derechos no esté asegurada, ni la separación de los poderes determinada, no tiene constitución; la constitución es nula si la mayoría de los individuos que componen la Nación no ha cooperado en su redacción”…

La "Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana", constituye un alegato brillante y radical en favor de las reivindicaciones de la mujer. Su autora defendía que la mujer nace libre y debe permanecer igual al hombre en derechos y que la Ley debe ser la expresión de la voluntad general; que todas las Ciudadanas y los Ciudadanos deben contribuir, personalmente o por medio de sus representantes, a su formación. Defendió la igualdad entre el hombre y la mujer en todos los aspectos de la vida pública y privada, incluyendo la igualdad con el hombre en el derecho a voto, en el acceso al trabajo público, a hablar en público de temas políticos, a acceder a la vida política, a poseer y controlar propiedades, a formar parte del ejército; incluso a la igualdad fiscal así como el derecho a la educación. Asimismo realizó planteamientos sobre la supresión del matrimonio y la instauración del divorcio, la idea de un contrato anual renovable firmado entre concubinos y militó por el reconocimiento paterno de los niños nacidos fuera de matrimonio. Reclamaba un trato igualitario hacia las mujeres en todos los ámbitos de la vida, tanto públicos como privados, llegando incluso a pedir la igualdad de poder en la familia y en la Iglesia… …

Parece, sin embargo, que Olympe de Gouges no creía que mujeres y hombres fueran iguales “del todo” Al contrario que la mayoría de las teóricas de la igualdad, pensaba que había dos naturalezas distintas para hombres y para mujeres, y que las mujeres… eran superiores. Sus planteamientos feministas no fueron compartidos por los varones que dirigían la Revolución, ni siquiera los más radicales. Olympe de Gouges fue incluso acusada de traición a aquella Revolución por oponerse a la pena de muerte contra el rey Luis XVI. Esta olvidada feminista mantuvo también una intensa actividad a favor de la abolición de la esclavitud. En 1788 publicó el ensayo “Réflexions sur les hommes nègres” que le abrió las puertas del "Club des amis des noirs", del que fue miembro.

En vida, Olympe de Gouges tuvo que enfrentarse con la misoginia habitual de la época, y fue descreditada por la incomprensión de sus ideas por parte de muchos de sus contemporáneos. Su obra cayó en el olvido, mientras el desconocimiento y mala interpretación de sus escritos contribuyó a convertirla en objeto de desprecio y burla a lo largo del siglo XIX, donde gran parte de la intelectualidad francesa rechazaba frontalmente la idea de que una mujer hubiera sido ideóloga revolucionaria. Se dijo de Olympe de Gouges que apenas sabía leer y escribir, se sospechó de la autoría de sus obras y se dudó de su capacidad intelectual hasta llegar a cuestionar sus facultades mentales. Hubo que esp6erar hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, para que Olympe de Gouges saliera del terreno de la caricatura y la anécdota pseudo-histórica, y se convirtiera en una de las grandes figuras humanistas de Francia al final del siglo XVIII. En la línea de Montesquieu, defendió la separación de poderes. Apoyó en un principio la monarquía constitucional, pero se adhirió rápidamente a la causa republicana y se opuso a la condena a muerte de Luis XVI en 1793. Tomó partido por los Girondinos y advirtió sobre los riesgos de dictadura, criticando duramente la política de Robespierre y Marat. Denunció también la creación del Comité de Salvación Pública. Su defensa de los Girondinos, después de que éstos fueran eliminados de la escena política en junio de 1793, le valió ser detenida en agosto de aquel mismo año bajo la acusación de ser la autora de un cartel a favor de éstos. Enferma por culpa de una herida que se había infectado, fue transferida a una enfermería carcelaria.

Olympe de Gouges reclamó sin descanso que se la juzgara para poder defenderse de las acusaciones que pesaban sobre ella, y evitar así el expeditivo tribunal revolucionario. Con este fin, compuso dos carteles que logró sacar de su lugar de reclusión y que tuvieron una amplia difusión, "Olympe de Gouges en el Tribunal revolucionario" y "Una patriota perseguida". Fueron sus últimos textos. El 2 de noviembre de 1793, 48 horas después de que fueran ejecutados sus amigos girondinos, Olympe fue llevada ante el tribunal revolucionario sin poder disponer de abogado. Se defendió con valor e inteligencia en un juicio sumario que la condenó a muerte por haber defendido un estado federado, de acuerdo con los principios girondinos. Fue guillotinada al día siguiente, entre los vítores de unas mujeres trabajadoras francesas a las que Gouges siempre había tratado como invisibles en sus escritos, el 3 de noviembre de 1793.

La historia del movimiento feminista y la lucha por los derechos de la mujer resulta más candente en un momento en el que en el Gobierno de España "pretenden arrebatar", en palabras de las mujeres que encabezan este movimiento, sus derechos sexuales y reproductivos, sobre los que "hemos tenido un serio revés", o sea, el despropósito" que representa la reforma de la Ley del Aborto, elaborada en el Ministerio que dirige Alberto Ruiz-Gallardón.

Rafael Plaza es periodista, escritor, viajero.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La universidad en Latinoamérica: Entre la Utopía y el lucro infinito

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Si el objetivo de UNASUR es promover la ciudadanía regional, la Ley Universitaria que debe aprobar el Congreso Peruano, es un aporte a este propósito de integración.

Lima, la segunda semana de marzo del 2014, se convierte en sede de la reunión de altos delegados y equipos técnicos del Consejo Suramericano de Educación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.



Durante esta cita se concretarán acciones que forman parte del Plan Operativo Quinquenal de dicho Consejo para los próximos cinco años y se revisarán los avances de los proyectos financiados por el Fondo de Iniciativas Comunes.

La Educación Superior no será un tema específico de este Consejo, del cual el Perú ejerce la presidencia pro témpore 2013-2014, pero bien vale comentar la trascendencia del Proyecto de Ley que cambiará el rumbo de las Universidades Nacionales y su correlación con el lucrativo negocio de la educación.

La cantidad no es sinónimo de calidad. Una evaluación de las primeras 100 universidades de América Latina, indica que las de mayor prestigio se encuentran en Brasil, México y Buenos Aires. Del Perú no figura ninguna, no obstante que ya cuenta con 140 universidades, el 70% privadas.

Algunos mensajes ratifican el carácter crítico de la Universidad Peruana: - Más de cuatro mil científicos, egresados de universidades prestigiosas de Europa y EEUU, no pueden retornar a su país, el Perú, debido a las dificultades que impone la Asamblea Nacional de Rectores, entidad que sería reemplazada por una Superintendencia de la Educación Superior, que es parte del Proyecto de Ley que deberá ser aprobado por el Congreso de la República este mes de Marzo.

Es irónico que existan universidades privadas que pagan salarios mínimos a los profesores y rectores con ingresos mensuales cercanos al millón de soles (350 mil dólares americanos) e impongan el nepotismo.

Diversos círculos cercanos a los negocios universitarios como el FIPES, especula sobre la posible vejación de la libertad de pensamiento con la creación de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Suneu), adscrita al Ministerio de Educación, que, según el proyecto, supervisará y fiscalizará a las universidades.

El congresista Daniel Mora, del partido gobernante Gana Perú y presidente de la Comisión de Educación del Congreso - cuya vida ha sido dedicada a la docencia y capacitación de las Fuerzas Armadas -, confía en que el Proyecto sea convertido en Ley, al mismo tiempo que invoca la abstención de su voto en el Pleno de aquellos legisladores vinculados a la creación de universidades.

El Sistema Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación de la Enseñanza ha brindado diversos aportes para fortalecer el sistema educativo universitario. Se suma la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica, que identifica la participación negativa del sector privado en la calidad de la formación del profesional en la mayoría de las instituciones creadas en la última década. Hay universidades que pertenecen a holdings que succionan los ingresos nacionales hacia otras latitudes, pero ninguna de ellas reconoce que es una institución de lucro.

La Federación de Estudiantes del Perú (FEP), en apariencia y siguiendo la Reforma de Córdova, rechaza el proyecto porque es una norma que violenta la autonomía.

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería votan por una reforma que mejore la calidad de la enseñanza, por encima de los privilegios que mantienen las actuales autoridades.

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) expresa su preocupación por la aprobación de la nueva Ley, que incluye el desarrollo de las diez principales universidades públicas, a las cuales se les otorga una década de plazo para rescatar los principios esenciales de una educación al servicio a la comunidad. El gremio empresarial, señala que la norma “no toma en cuenta ninguna opinión de los propios involucrados, que desnaturaliza la autonomía y que más bien la somete a una entidad bajo el control político de turno”.

La Confiep, pretende confundir o que significa autonomía académica y administrativa en concordancia con calidad y no el negocio especulativo que gobierna el mercado. En el proyecto de Ley figura una representación de los sectores empresariales, que le faculta su participación en las decisiones en el sistema universitario, pero no defender el lucro.

La Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (FIPES), considera que una norma que “viola la autonomía política, administrativa y académica; burocratiza la innovación del conocimiento”. Sin embargo, ignora que durante cerca de tres décadas de libre mercado, las universidades no se han quejado de nada, por el contrario sólo han crecido en número.

Los ataques a la nueva legislación se centran básicamente contra el presidente de la Comisión de Educación del Congresista, por su cercanía a las Fuerzas Armadas, como la Escuela Militar, el Centro de Altos Estudios Militares, que durante el régimen del presidente Velasco Alvarado (1968-1975), se alentó reformas estructurales en el campo laboral, agrario e intercambio académico con escuelas de los países vecinos como Venezuela.

Para prolongar privilegios, la dirigencia de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) pide la postergación del debate parlamentario hasta la próxima legislatura. Aunque la ANR no oculta su “victoria” cuando considera que la reglamentación de la Ley tardará y también porque no se fija presupuestos de inversión.

Las críticas se centran en la creación de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria que está adscrita al Ministerio de Educación y la acreditación de la calidad universitaria que pasará a ser obligatoria. Los centros de estudios que no logren la certificación no tendrán autorización para expedir títulos.

En el Perú funcionan 140 universidades, entre públicas y privadas, número que refleja que la educación es vista como un negocio. Según diagnóstico de la Comisión del Congreso, la rentabilidad de la educación universitaria en promedio es de 30% anual, con lo que una inversión de US$100 millones puede ser recuperada en tres o cuatro años.

Solo entre 2006 y 2011 se crearon en el Perú 49 universidades: 16 públicas y 33 privadas. De las públicas, 12 deben estar cerradas por inconstitucionales. Y de las privadas, ninguna goza de prestigio académico.

El 9 de diciembre del 2013, la Comisión de Educación del Congreso aprobó el dictamen de la nueva Norma. De ser ratificada por el Pleno, las universidades tendrán siete años para acreditar sus respectivas carreras y se preparará un plan piloto en nueve universidades nacionales, que cubren el desarrollo descentralizado del país: Mayor de San Marcos, San Cristóbal de Huamanga, San Antonio Abad del Cuzco, Trujillo, San Agustín de Arequipa, de Ingeniería, Agraria La Molina, Altiplano de Puno y la de la Amazonía Peruana.

Se buscará acreditar a todas las universidades de forma obligatoria, de tal modo que las que no consigan esta certificación no podrán entregar títulos a nombre de la Nación. Se cerrarán las facultades que no logren la acreditación en tres evaluaciones consecutivas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Yo soy

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Yo soy mi historia
lo que recuerdo
y no recuerdo
pero en algún lado está.

Yo soy aquella vez
lo que quise ser
saber
comer
el recuerdo de la que cogí
y la que quise coger.

Lo que escribí
lo que canté
bajo la ducha
lo que escuché
aquella lucha
esos odios
aquellos amores
el recuerdo de esas flores.

Soy mi recuerdo
y deseo
de lo que quise
y lo que veo.

Yo soy
el que ahora está
solamente con ella
mi única estrella.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.