martes, 9 de septiembre de 2014

En la Tele, dicen, que murió Cerati…

Miguel Longarini (Desde 9 de julio, Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Qué dicen? El tipo no se murió,
qué se va a morir si es un artista.
Se mueren los que no son nada.
Los que no pueden entender el arte;
los que laburan de explotadores de buena gente,
de tranzas, de rufianes, de financistas…
y no saben de atorrantes.
Mirá que se va a morir ¡Gustavo Cerati!
Esos flacos son de otra nube, de otro palo…
Nacen todos los días,
nada los mata ni los hace olvido.
No vengan a vender muerte de artistas
porque yo sé que no se mueren.
Sigan con las malas noticias
que les cagan la vida al pueblo,
pero con un flaco que hizo música grosa, no…
Ahora lo estoy escuchando… Yo, que soy viejo
y el vendedor de muerte, en la tele, grita:
Chau Gustavo, te vamos a extrañar…
No entienden, tienen que vender…
“Fuerza Natural’’ Gustavo…y ya está.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El museo del Faraón Tutankamon, en El Cairo, Egipto



Descargar presentación completa desde aquí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Madre Boxer y padre Pastor Alemán

Daniel de Culla (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



A la niña le habían educado en el posibilismo, opinión de ciertos moralistas fundada en lo probable. Ella veía a su madre Boxer, estilo perra, en esa verosimilitud o apariencia fundada de verdad. Su madre siempre decía, viendo los pasos de un estado putrefacto con florituras místico fascistas “que había buenas razones para creer que sucederá una hecatombe o matanza grande como en otro cercano entonces sucedió. Y que no nos salvaría ni el sacrificio de los cien bueyes como sucedió entre los antiguos griegos, según refieren Hecateo, historiador, y Herodoto, “el padre de la historia””.

La niña odiaba a su padre pastor alemán, pero no sabe, y nunca supo, si pastor evangélico o vatic-anal, que oficiaba cada semana en el altar o en el coro y ladraba en adverbios aquí, ahí o allí, precediendo a los pronombres me, te, le, lo, que por eso le decían don Mete-lelo, quien siempre saludaba en primera instancia con un he aquí, heme aquí, helos ahí, helos aquí, etcétera.

Ella le odiaba porque era fútil, insustancial. No le faltaba una hebilla, e iba de veinticinco alfileres. Por supuesto que no creía en dios, ni en chuminadas eternas, pero tenía un tragadero de rumiante donde le cabían todas las doctrinas. A todo decía que sí, y le llamaban, para dolor de mi madre y mío, “hombre de timo”, y “pastor pedófilo”.

Siempre que se enfada con alguno, en especial conmigo, nos dice que nos va a mandar a las Islas del Espíritu Santo, Nuevas Hébridas, grupo de islas situadas al Este de Australia, lugar de destierro y establecimiento penitenciario, como el vecino de Nueva Caledonia, como así hizo Pedro Fernández de Quiroga a principios del siglo XVII, que erigió la primera piedra taleguera en la piedra donde se vendían barato las putas.

El me decía “hija de los Infiernos”

Mi madre se llama Diana Boxer, y yo Proserpina. Mi madre le llamaba a él, diciendo: “Hedor, hueles mal”. El afán de mi padre es el de privarnos de la voluntad o reducirnos a un estado de dependencia de cabezas sobrenaturales y misteriosas, mediante procedimientos maléficos ejecutados, como dicen que hacían los curas a los seminaristas en el seminario, con la polla creciente y aumentada. Pensaba que cautivaba a mi madre, y ami, girando de un lado a otro su pene contrahecho, fingido, imitado del natural, hecho a lo tonto, enseñándole al orto u ocaso de un astro anterior o posterior al del sol en una hora.

Como un ser irracional nos gritaba “que él nos había dado la existencia y nos había hecho lo que somos”. Al mirarle, le veíamos como una imagen, estatua o figura con un bulto en la entrepierna como el de los toreros. Enfadoso, molesto, torpe, repugnante y obsceno, marchaba como el que camina entre las célebres ciudades de Medina y la Meca, recordando en voz alta el hecho de helar o escarchar, diciendo: “Ara con helada matarás la grama”, Y, dirigiéndose a mí, gritando: “Me cagüen la perrita Marilyn”.

Su dominio era alodial, y se salía a la puerta, sentándose en el sardinel o poyo corrido todo a lo largo del frente de la casa, adosado al muro.

Yo marchaba con mi madre, desapareciendo en espesura de vegetación en Monbuey, villa de la provincia de Zamora , por muy breve tiempo, mientras él ladraba, soñando el Helicón, lugar donde se viene o adonde se va a buscar la inspiración poética o divina Rebuznando.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La banca de desarrollo: Límites y potencialidades

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



La Banca de Desarrollo busca recuperar sus objetivos fundacionales de las décadas pasadas, que ahora en un nuevo contexto internacional ha reducido drásticamente su participación respecto del producto bruto interno de los países latinoamericanos. Uruguay, con su Banco de la República, constituye un modelo financiero en América Latina y el Caribe.

Esta es una gran inquietud de múltiples académicos y empresarios del sector privado que alientan la promoción de la Banca Pública en el desarrollo, que en diversas situaciones neutralizaba los efectos negativos de diversas crisis, colaborando para dar soberanía monetaria y financiamiento multisectorial.

La relación entre democracia y crecimiento económico, exige una sólida teoría sobre la economía social que rescate la credibilidad y reputación del bien público en relación a la estructura de la banca privada.

La Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE)con sede en Lima, actualmente cuenta con 80 miembros en la Región y en Alemania, Canadá, China, España, Portugal, Suecia y Rusia. Viene impulsando las buenas prácticas financieras entre sus asociados, como el financiamiento de proyectos inclusivos, responsables y sustentables.

El último libro Premios ALIDE 2014 destaca cinco proyectos con innovación e impacto socio ambiental. Sus directivos explican que no solo son significativos por alentar la inclusión financiera, sino que además se concentran en todo el proceso: facilitan capacitaciones y ofrecen seguimiento y asesorías para encaminarlos.

En esta línea aparece, por ejemplo, el proyecto ”Inclusión Financiera de Pequeños Negocios”, del Serviço Brasileiro de Apoio as Micro e Pequenas Empresas (Sebrae), de Brasil.

La Nacional Financiera (Nafinsa) de México ha desarrollado el “Esquema Emergente para Apoyo en Desastres Naturales y Reactivación Económica”.

Argentina, como en otros países, potencia el uso de energías renovables porque se ha vuelto una prioridad, pero no ha capturado la atención de las firmas financieras. El Banco de Inversión y Comercio Exterior busca revertir esta realidad mediante su “Programa de Financiamiento de Energía Renovable-Green Project Finance”.

El Perú, es uno de los países que más ha crecido económicamente en los últimos años, y ello se debe en gran parte al fortalecimiento empresarial que ha tenido de la mano con el sistema financiero, pero no sólo del sector privado sino también de la banca de desarrollo. La economía informal es aún muy intensa, pues reclama la mayor dinámica de la Banca de Desarrollo.

ALIDE considera a COFIDE, una banca de segundo piso que otorga financiamiento a las micro, pequeña y mediana empresa, mediante una red de instituciones financieras intermediarias en forma descentralizada y en sectores excluidos como las familias de zonas rurales en situación de pobreza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Flora quiso eclipsar

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Nació gata, simple gata asilvestrada; fue poseedora de un solo apellido, Felidae, pero siempre, desde muy joven, tuvo ínfulas de oligarcona por eso pensó que algún día podría casarse con un espécimen valioso-aunque carente de valores- para vivir como viven las reinas con el mismo afán parasitario. Es decir, quería ser rica pero apoyada en la columna donde se rascan los que no hacen siquiera el mínimo esfuerzo por procurarse un momento placentero como la necesidad de rascarnos con las uñas cuando algo nos pica.

Esperando concretar su sueño vivió en un zoológico corriendo de aquí para allá buscando una presa, por supuesto la que fuera más fácil, para saciar su hambre. Convengamos que esa gata era de las que se conocen como “dameunacamaytejuego”, como dije antes, solo contaba con ínfulas pero éstas no suelen saciar el apetito. No había gato ni ratón capaz de acercarse a ella para resolverle el sustento porque sí nomás, sino a menos que tuviera algo para ofrecer a cambio, contrariamente a sus deseos más íntimos: almuerzo o cena.

Pasaron los años, Flora fue creciendo y al entrar en la etapa de la madurez gatuna sus posibilidades de ascenso disminuyeron, como es lógico, en las sociedades que solo valoran lo que no es valorable, digamos que el más puro capitalismo descarnado.

Lo que fue aumentando era la grasa alojada sobre todo en sus caderas además de su tremenda panza que ya arrastraba por el suelo, por ello los movimientos cadenciosos que se notaban esforzadamente exagerados perdían la fuerza de armonía. El exceso de adiposidad no suele resultar erótico, mucho menos si tenemos en cuenta que en el mismo zoológico habitaban gatitas más jóvenes y mucho más bonitas y graciosas que ella. También mucho menos pretenciosas, por eso, generalmente, avanzada la oscuridad se la veía salir para hacer la calle donde la demanda ante la oferta era mucho más interesante.

Sin embargo, tanto esfuerzo por ingresar en una capa social inaccesible para ella, también había impedido que la pobre Flora pensara que sus sueños habían sido estériles.

Siquiera tampoco pensó que su vida hubiera sido mucho más interesante si se le hubiese ocurrido utilizar otras aptitudes mucho más beneficiosas, como suelen realizar otros animales de su misma especie, por ejemplo, el hecho de asimilar algunos conceptos.

Pese a todo lo que les cuento de Flora, no puedo dejar de mencionar su tenacidad sobre todo para mantener sus humos, seguía sintiéndose importante, además, por haber accedido a cierta amistad con una runfla de gatos tan ambiciosos como ella, que más de una vez le tiraban una soga cuando la veían casi ahogada y con la cara del hambre dibujada entre sus cachetes. Amigos a los que acudía haciendo uso de sus pocas habilidades: el gruñido, siseo o silbido, sonido que emitía al sentir la cercanía del peligro. ¡Y vaya si el hambre es peligroso! ¡Y vaya si la runfla era tan inescrupulosa como ella!

Cada tanto tiempo llegaban al zoológico nuevas especies de animales, motivo que generaba gran alteración entre los viejos residentes del lugar. Una mañana muy temprano, Flora descansaba luego de haber vivido una noche fogosa en la que varios machos se disputaron la voluptuosidad de sus carnes ya convertidas en sebo. Pero los gatos que entienden muy bien a los humanos solían repetir algunas frases populares: “a falta de pan, buenas son tortas”. Claro, sobre todo si las otras gatitas ya estaban ocupadas.

Flora y otros animales sueltos vieron la imagen de una imponente leona que había ingresado a desgano como es lógico imaginar, y fuera ubicada tras el alambrado que separaba a los animales domésticos de los que llaman salvajes, que no tenían por qué ocupar ese lugar tan lejano a su hábitat natural. Era una hermosa leona a la que la tristeza de su mirada no logró opacar tremenda imponencia, haciendo sentir a Flora como una especie de insecto en ese mundo donde habitara que consideraba suyo.

Para tristeza de Flora, ya bastante alicaída por el peso de los calendarios, resultó terrible notar el orgullo y la autoestima altísima de los gatos al ver tamaña belleza a pocos centímetros de distancia. Ellos, nada tontos, comenzaron a jactarse sabiendo que sus penes son iguales a los del león, cosa a la que no pudo acceder otra especie ni siquiera haciendo uso de pastillitas mágicas impulsadas por las empresas farmacológicas que lograron estirar el placer con afán lucrativo.
Y como la leoncita estaba sin pareja, habrían de tenerlo en cuenta. Además, a ella no haría falta proveerle ningún tipo de alimentos sabiendo muy bien que era cazadora por naturaleza y esa autosuficiencia leonina marcaba otra diferencia considerable.

-Ella se las arreglará para proveer sus propias necesidades, comentaban los machos mientras frotaban sus cuerpos contra el alambrado divisorio.

La gata, víctima de un fuerte ataque de histeria intuyendo que se acercaban tiempos difíciles, comenzó a transpirar cayendo envuelta en un estado paroxístico de no fácil manejo.

Su poco cerebro en ese momento impedido hasta de razonamiento lineal, le impedía generar ideas. Su pelaje lucía deslucido, sus carnes flojas no eran comparables a la turgencia de la leona. Pero lo más duro de asumir para la pobre gatita, fue darse cuenta que la nueva vecina en ese espacio tan cruel como existente, sentía por sí misma un orgullo al que Flora jamás pudo acceder abocada como estaba en su manía constante por trepar escalones que la elevaran hasta por sobre de toda lógica.

La chatura de su cerebro pareció disminuir más todavía, a partir de una desacertada decisión de la gata que al borde de la desesperación pensó que si se paraba frente a la leona en momentos en que el sol permitiera hacerle sombra pese al alambrado, la eclipsaría con facilidad.

Saboreaba lo que suponía sería su mayor victoria cuando el sol estuviera de su lado. ¡Su mayor victoria!

Cuando el astro alcanzó el punto exacto esperado ansiosamente por la gata, Flora se paró delante de la leona. Antes citó a los gatos para presenciar cómo ella, la gata Flora, habría de hacer sombra sobre la bestia opacando la fuerza innata de la recién llegada.
Los gatos, hinchados de curiosidad, fueron acercándose para ver la escena. Flora se paró frente a la bestia, pero el sol no tuvo la capacidad como para lograr que semejante anatomía quedara tapada por algo tan minúsculo. La gata cambió la posición sin embargo el resultado fue el mismo.

Giró, se corrió, fue hacia la derecha, hacia la izquierda, sin producir ningún efecto sombrío sobre la mole. La leona continuaba mirando sin entender qué era lo que pretendía la que, respecto a ella, no era sino una pobre animalita cargada de ínfulas pero nada más que eso.
Harta de los bailoteos estériles de la gata desesperada, la leona se puso de pie y tal como era de esperar, más allá de que el sol hubiera realizado un giro conspirativo o no, proyectó su sombra sobre la pobre Flora.

La gata se retiró entre alaridos producto de la furia que ataca cuando se entiende, aún con las limitaciones descriptas, que muchas veces sucede que la victoria suele tener un apellido fortísimo: Pírrica.

Lo rescatable de ese momento tan triste como aleccionador, fue que la gata comprendió que no es lo importante querer ser, sino simplemente ser. Y para ello no hace falta vivir apoyada en catervas de rufianes. De la misma manera que entendió, además, que así como un insecto jamás podrá construir un edificio de mampostería; ni una culebra gestar pajaritos de colores; o un torturador dar una tesis de derechos humanos resultando creíble; una simpática gata asilvestrada tampoco podrá hacer sombra sobre cuerpo, fuerza y garra de una leona, aunque esté en cautiverio.

Ilustración “Gata y leona” de Beatriz Palmieri

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La catedral de Santa María de la Sede de Sevilla



Presentamos aquí una maravilla de la arquitectura gótica. Inaugurada en 1520 por el arquitecto Juan de Castillo, esta catedral es el templo gótico de la tradición cristiana con mayor superficie del mundo.

En 1987 la UNESCO la declaró Patrimonio cultural de la Humanidad.

Descargar presentación completa desde aquí

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Plástica: Crónica de una visita al Museo de Arte de Philadelphia

El Ave Fénix



Para terminar esta "Crónica de una visita al Museo de Arte de Philadelphia" les comentaré la obra "Muchacha con un virginal" del pintor holandés Johannes Vermeer (1632-1675), de la cual les adjunto una foto.

Este egregio artista pintó solamente 35 obras, de las cuales 34 pertenecen a diversos Museos alrededor del mundo; solamente esta pintura "Muchacha con un virginal" pertenece a un coleccionista privado, el cual la ha cedido en calidad préstamo al "Museo de Arte de Philadelphia" para deleite del público; se trata de una oportunidad excepcional para contemplarla personalmente.

Johannes Vermeer es conocido como "pintor de género", es decir, artistas que pintan escenas familiares, pueblerinas, pintan la cotidianeidad de la vida, las cuales pueden ser reales, romantizadas e inclusive imaginadas, haciendo énfasis en la figura humana, la más difícil de todas las categorías comprendidas en la "pintura de género"; incluye también naturalezas muertas, pintura arquitectónica, decorado de vasos de porcelana, etcétera.

Vermeer es considerado el pintor que mejor ha captado la luz y su efecto sobre las personas y objetos contenidos en sus obras; mientras vivió disfrutó de una fama de modestas dimensiones; poco se conoce de su vida, siempre llevó una vida familiar austera y tranquila. Sus pinturas son tan detalladas que algunos historiadores de arte opinan que fue el precursor del fotorealismo; también se dice que se basaba en las leyes de la óptica y que usaba una cámara oscura y espejos para obtener tan perfecta perspectiva y proporción.

En cuanto a la geometría subyacente en esta obra, podemos ver que está definida por cuatro líneas principales:

- la línea vertical que baja desde el centro de su borde superior, pasa por el borde derecho del rostro de la muchacha, continúa por el borde frontal de su abrigo color dorado y termina en el centro de su voluminosa falda.

- la segunda línea es horizontal, ésta comienza en la parte superior del piano (virginal), continúa en la sombra horizontal de su abrigo y termina en la parte superior del respaldo de la silla.

Es interesante ver que la línea transversal que corre de la esquina superior izquierda hasta la esquina inferior derecha forma a su alrededor un corredor, una franja ancha que recorre transversalmente todo el espacio de la pintura.

- la tercera línea es una diagonal que recorre toda la pintura desde su extremo superior izquierdo hasta su esquina inferior derecha, esta diagonal es ancha, no está limitada a una línea sino que está constituída por un ancho corredor, veamos: la línea inferior de esta ancha diagonal comienza con el atril que se mira sobre el piano y termina exactamente en el punto 3/4 derecho de la base del cuadro

- la cuarta línea es una diagonal que está sugerida por el borde inferior del brazo izquierdo de la pianista, ésta es la menos visible de las cuatro líneas, pero observemos que termina exactamente en el punto 1/4 izquierdo de la base del cuadro.

- finalmente una figura en forma de "X" que está formada por dos líneas: la que comienza en la esquina superior izquierda y termina en la esquina inferior derecha y la que comienza en la esquina superior derecha y termina en la esquina inferior izquierda. La intersección entre ambas se sitúa exactamente en el ángulo superior de la sombra del abrigo de la pianista, es la sombra que bordea el rombo transversal de un área pequeña del abrigo; si Ustedes colocan dos lápices formando esta "X" será fácil ubicarla con exactitud.

Esta obra es de dimensiones mínimas (25.1 cms. de alto x 20 cms. de ancho) se cree que fue la última obra pintada por Vermeer. En ella aparece una muchacha sentada en una silla, tocando un virginal (un instrumento precursor de los pianos modernos) mientras gira su rostro hacia el espectador.

La luz entra por un ventanal situado afuera del cuadro, arriba de su esquina superior izquierda. Esa luz es lo que imprime vida y carácter a la obra, desde la pared de color gris claro, la muchacha, la silla y el virginal. El opulento atuendo que viste la muchacha, finalmente, indica su posición económico-social privilegiada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La niña de un solo zapato

Xabier Susperregi (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)



Niña
de pié
descalzo
del país
de derechos
quebrados;
te observo
a veces,
sin poder
evitarlo
con tu zapato
y dios
siempre
a tu lado.
Y me alegro
que sin
posesiones
puedas
tener
tanto.
Y en el recuerdo
hace
ya más
de un rato
tuve también
un dios;
con tus mismos
años.
Pero la vida,
el mundo
gira
vira
y sigue
rodando
y siempre
fui yo,
allá
donde fuera,
del mismo
bando
y por ello
por más
que ahora
voy a dios
buscando;
seguro
estoy
que jamás
podré
ya lograr
encontrarlo.

Fotografía de Shereef Sarhan

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Malabarismo

Aldo Luis Novelli (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



El pibe llegó
en una bicicleta
con un perro atrás
se detuvo en la esquina
tiró la bicicleta al piso
sacó una botella plástica de la mochila
le ofreció al perro
éste lamió la botella
entonces hizo un cuenco con la mano
y le dio de beber
luego bebió el.
después sacó tres clavas
y se puso a hacer malabares
frente a los autos detenidos.
cuando el semáforo
cambia a verde
todos aceleran
cierran sus ventanillas
ponen cara de monos
hacen morisquetas
mueven la cabeza
expresando negación
algunos gritan:
“andá a laburar vago”
otros insultan por lo bajo
todos se sienten expuestos
capitalistas
poderosos
salvados del ridículo ajeno.
todos
por dentro
se sienten miserables.
el domingo
a la tarde
felices de ser padres
llevan a sus hijos
al nuevo circo
y aplauden riendo
a los malabaristas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Neblina entre escombros

Chara Lattuf (Desde Caracas, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



El caminar pausado entre la neblina y el sonido de la respiración le hacía sentir que la vida era solo un soplo que se perdía en un laberinto. Se detiene y levanta la mirada; quedándose admirada de tanto azul del cielo; en solo fracción de segundos escucha una estruendosa explosión que le hizo titilar un silbido en sus oídos. Luego, una estela de humo seguido de gritos, lamentos. Como pudo se levantó, al percatarse que se había caído y comenzó a tantear, a recobrar el equilibrio al caminar. Solo vio escombros y algunas personas que trataban de sobrevivir, saliendo entre paredes caídas y montones de cementos apilados; de lo que antes era un edificio de ocho pisos. Lo sucesivo fueron detonaciones cercanas y aquel ruido ensordecedor, seguido del paso de aviones en toda la región. No había duda, Carica estaba siendo bombardeada. Una población de tres mil habitantes, quedan solo las ruinas. María Rodríguez observa como una película que se suceden esas imágenes pasadas de generación tras generación; eso le pasó a sus abuelos, a sus padres en plena juventud y así otras generaciones que presenciaron de un país vecino que se apoderaron del territorio de Carica, así como de su desarrollo, estancados por bloqueos, cerrándolos en unos pocos kilómetros, cual si fuera una cárcel gigantesca.

María logra levantarse entre los escombros, junto a ella, centenas de mujeres, niños y hombres ; emergen sueños por conquistar en una vida plena y un sabor amargo los acompaña, de aquellos seres queridos que perdieron sus vidas por ambiciones de poder y la debilidad de quienes podían detener ese horror en una franja que delimita la vida y la muerte. María levanta la mirada y en una profunda respiración observa un cielo azul, libre, infinito, sin límite de espacio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Del cosmos y de mares

Andrés Eloy Hernández



VUELO DE MAR

ALZAS EL VUELO, DOS MIL QUINIENTOS AÑOS DE DISTANCIA
VIAJE LARGO DE OCEANOS Y ESTRELLAS
LA VIA LACTEA LO CELEBRA,
QUE DIRAN LOS TELESCOPIOS SECRETOS QUE TE OBSERVAN?

EL JUEVES EN UNA NAVE MADRE

Hubo un encuentro de poetas
Y todos, de instantáneo, decidieron
Visitar los barrios del Sur de Júpiter
Algunas Lunas y nuevas estrellas.

CELEBRACION

Los habitantes de los satélites de Urano
Celebraron el Día de la Tierra
Disertaron sobre la expansión del Universo
Y el intercambio migratorio de aves
Durante dos mil Lunas llenas.

ESTADISTICAS

De los millones de computadores
Dirigidos por el subconsciente
No se reportaron fallas ni alteraciones
Observándose aumento de conexión con otras estrellas.

CONSTELACION DE ORION

En los mares de Orión
Al sur de la Constelación
Hubo una conferencia de millones
Donde se tomó la decisión de no pescar jamás
Celebrando larga vida a los peces.

REGISTRO SURREALISTA

Cassini detalló un remolino de nubes
Y un registro de imágenes, con falso color
Promoviendo de urgencia una reunión de Breton
Max Ernst y otros artistas surrealistas.

LEER PESSOA

Los lectores de costas del mar de Brasil
Comprobaron que leer a Fernando en luna llena
Presagia a las mujeres sorprendentes augurios
Y otras nuevas sorpresas mantenidas en reserva.

INSTANTE ETERNO

Observaciones en la nebulosa Roseta
Detectaron un aviso en sus cielos
Con gases cinéticos y graffitis estelares que decían:
“Practiquen más el juego de las intuiciones”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A...Toñi Ceada Acevedo

Su Gea



A flor de piel llevas cerezos
y recuerdos a fuego lento
en el cobre-bronce del pecho.
Antonia Ceada Acevedo
levanta el mentón hacia el cielo
y dos hombros hartos de soles
como almohadas en silencio.
Lleva una lágrima en el dorso
con verbos de todos los tiempos.
Un arcón preñado de vientos,
miles de fotos, mar y dolor,
hijos paridos, piel coraje,
hasta las cartas que ha roto
y el arrepentimiento deshace.
Tres o cuatro flores marchitas,
lucen como recién nacidas
bajo el sol que te ilumina.
¿Vieron pasar una lágrima
mar adentro de toda espera
No han visto una luna nueva
ida y vuelta en la nostalgia?
La constancia es fortaleza
con los ojos de cristal
y esa libertad que sueña
en el pecho como noria,
es futuro y brisa fresca,
es menta libre y es nogal.
Antonia exorciza las penas...
brava la niña de cobre,
llora apenas a la luz de un farol.
Con amargura sapiente
con la justicia por bandera
con el puñal de la vida
clavado en el corazón.
¿Han visto pasar una lágrima
en una cáscara de nuez?
donde no hay juez que juzgue
la injusticia y el calvario?
No hay quien pueda contigo
Antonia...
El fragor de las manolas,
la Carmen de tu España,
aquel Federico y la Flores,
la Lola de Sevilla, aún erguida
y un candor de niña
atravesando poesías.
Antonia Ceada Acevedo,
vamos maja...¡tiemble Huelva!
que tu fuerza se bebe los aires
y tu palabra nos cobija
hecha volcán en tus poemas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Música: Un clásico del rock argentino: del grupo Vox Dei, “Las Guerras”, del álbum “La Biblia”

ARGENPRESS CULTURAL

Una de las más legendarias obras del rock argentino, del grupo Vox Dei, presentamos aquí “Las Guerras”, de su álbum “La Biblia”, de 1971.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Balada para un loco: Una bomba atómica

Reinaldo Spitaletta



No sé cuándo la escuché por primera vez. Pudo haber sido en una radio cultural, porque en las otras, a ningún programador se le hubiera ocurrido ponerla. El recitado inicial, en la voz de un cantor, me cautivó: “Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos… cuando, de repente, detrás de un árbol, me aparezco yo…”.

Eran los días en que estaba más interesado en escuchar a Mercedes Sosa, Los Quilapayún, tal vez un poco a Serrat. Y, claro, a fin de año las músicas tropicales paisas de Los Hispanos y Los Graduados. Los tangos los tenía incorporados, sin conciencia, de tanto oírlos en los cafetines de esquina en Bello y Medellín. No sabía entonces que esa música tremenda, de malevajes, idilios truncos, desesperaciones existenciales y barriadas, lo esperaba a uno. Le daba tiempo de crecer y tener recuerdos.

El cantor continuó con su voz honda y su vocalización perfecta: “Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano…”. “¡Huy!, me dije, es surrealismo puro”. Ya tenía nociones del mismo, por las discusiones en la Universidad de Antioquia sobre arte y literatura, el marxismo, el mayo francés que nos llegó tardíamente y alguna lectura superficial de Breton. “Me parece que estoy soñando”, agregué.

La canción continuó y sus versos me revolcaron la cabeza. No entendía algunas palabras, como piantao, piantao, piantao…, y lo de la luna (la percibí como un balón) que rodaba por Callao. Pero otras frases me dejaron lelo: “cuando anochezca en tu porteña soledad”. La música y la voz pasaron, y yo quedé prendado. Era como una revelación. Me propuse conseguirla, pero luego la intención cayó en el olvido. Un aplazamiento.

Un día, quizá de fines de los setenta, una estudiante de música de la U de A, la estaba tocando en una flauta traversa. Quedé paralizado. Cuando terminó, le dije que si tenía la letra. Me la llevó al día siguiente. También me dio una información volcánica: que tenía la grabación de Amelita Baltar con Astor Piazzolla. Me la grabó en un casete. Y ya no hubo forma de desprenderme de la letra del uruguayo Horacio Ferrer y la música del autor de Adiós Nonino.

En rigor, Balada para un loco fue el último gran éxito del tango canción. No ganó el día de su estreno en el Festival de la Canción y de la Danza, organizado por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, en noviembre de 1969. Obtuvo el segundo puesto (el primero fue para Hasta el último tren, de Julio Camilloni y Julio Ahumada, interpretada por Jorge Sobral). La voz ronca (sensual, dicen algunos) de Amelita Baltar no gustó a parte del público, que le arrojó monedas y otros artefactos. Se dijo después, que hubo una especie de sabotaje, promovido por algunos enemigos de Piazzolla.

La misma semana de su nacimiento en sociedad, se grabó un sencillo con la revolucionaria pieza, en compañía de Chiquilín de Bachín, también de Astor y Horacio. Se vendieron doscientos mil discos en un santiamén.

Un día de 1984, tras una velada onírica en el bar La Boa, de Medellín, salimos a medianoche, navegando en un barco ebrio, el escultor Gabriel Restrepo y el periodista Armando Villa (qepd), tambaleando por las calles del Centro. Y los tres, en coro, bajamos por La Playa y doblamos por Junín, cantando (es un decir) la Balada para un loco. Con certeza, era a grito tendido: “Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao… / Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión; / y a vos te vi tan triste… ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!… / el loco berretín que tengo para vos: / ¡Loco! ¡Loco! ¡Loco! / Cuando anochezca en tu porteña soledad, / por la ribera de tu sábana vendré / con un poema y un trombón / a desvelarte el corazón”.

La primera vez que visité Buenos Aires (en 1993), de las primeras cosas que hice fue irme, de noche, a la calle Callao, a ver la luna (aunque esa noche no había) rodando por el asfalto, y, en efecto, la vi reflejada en vitrinas (escaparates) y no pude contenerme: “mirá que va la luna rodando por Callao”, grité, en medio del desconcierto de los transeúntes. Otro día, caminé por Arenales, y el tiempo no alcanzó para ir hasta el manicomio de Vieytes, a ver si los locos me daban algún aplauso.

El 15 de noviembre de 1969, en Buenos Aires, en el Luna Park, estalló una bomba atómica (la expresión es de Piazzolla). Había nacido una nueva forma de hacer tango. Una alucinación poética y musical. El surgimiento vanguardista del surrealismo urbano en América Latina. Treinta años después de la explosión, entrevisté a Horacio Ferrer sobre esta descarga de profundidad que es su Balada. “¿Por qué sigue vigente?”, le pregunté. “Porque trata un tema romántico en un mundo de mercaderes”, me dijo.

Balada para un loco, una sucesión delirante de Breton, es un hito en la incorporación de metáforas nuevas en la cancionística urbana, en el tango, que sigue ganando adeptos en el mundo, tras haber perdido en un festival. La primera vez que la escuché era la voz de Goyeneche, que la grabó pocos días después de la de Amelita, también en 1969.

Uno quisiera, cada vez que la escucha, irse a correr por las cornisas con una golondrina en el motor y ponerse medio melón en la cabeza (un sombrero bombín) y pintarse en la piel las rayas de una camisa irreal. En Buenos Aires me encontré con semáforos que tenían sus tres luces celestes. Semáforos hechos solo para volar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Sé volar

Alicia Susana Gómez



Monto una bicicleta sin ruedas en la vida.
Como una guerrillera, afronto sus balasdesafíos.
Persisto, resistiendo. Voy tras las utopías.
Combato el perdón olvido con mi memoria activa.
Viajo en el colectivo de los imaginarios.
Sueño, ojos abiertos, con despertar mañanas incoherentes.
Amo, con cuerpo y sangre, la sangre del caído.
Me doy, enteramente, sin mezquinar el goce.
Derrocho el displacer del abandono
con el dolor dulzor del buen recuerdo.
No me interesa lo perfecto ni creo en valor éxito.
Veo el sol en la luna de los locos y la locura de quien presume cuerdo.
Prefiero volar bajo:
Abajo está mi gente más abajo,
las alas que entierran los que adueñan.
Por eso, en metamorfosis, excavo, penetro,
alcanzo en ósmosis, las nubes del deseo.
Oigo el orgasmo del grito del silencio
y no me pierdo, perder el tiempo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Plástica. Desde China: la pintura de Feng Chiang-jiang

ARGENPRESS CULTURAL



Feng Chiang-Jiang nació en la ciudad de Xian, República Popular China, en 1943 Interesado en la pintura desde su juventud, fue un acucioso autodidacta. Después de practicar inicialmente la pintura occidental y la pintura-y-aguada de tinta china, se especializó en la pintura de pincelada meticulosa tradicional con la ayuda y la inspiración del famoso historiador del arte y pintor Pan Xie-zi.

Pan Xie-zi también contribuyó en su conocimiento de la antigua replicación de frescos los cuales Feng fue capaz de aplicar a varios templos, tumbas y sitios como el Palacio Yung Li Qing.

Las obras de Feng integran el ritmo del enfoque lineal tradicional y el enfoque de color espectacular occidental. Después de su exitoso debut con "Danza de seda roja", Feng ha producido numerosos cuadros de pincelada meticulosa moderna y pinturas de colores fuertes, lo que le valió elogios de la crítica en China.

Con su talento y esfuerzo, fue galardonado en numerosas ocasiones y reconocido como un "artista eminente" En 1997, Feng se trasladó a Nueva York para seguir desarrollando su carrera artística.

Sus exposiciones en los EE.UU. tuvieron éxito y despertó el interés de muchos espectadores y coleccionistas extranjeros. Varias de sus obras han sido seleccionadas para formar "Obras de Feng Chiang-Jiang", "Obras de Feng Chiang-Jiang seleccionados" y "Las obras de arte de Feng Chang-Jiang"

Sus obras han sido expuestas en todo el mundo y en la actualidad son atesoradas por muchos museos y coleccionistas como obras de arte de alta valía.

Descargar presentación completa desde aquí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Propuesta Educativa: La Chakana como Herramienta para la comprensión de textos

Macario Coarite Quispe (Desde Bolivia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



0. Entrada

En la actual educación Secundaria Comunitaria Productiva, contar con un modelo propio de análisis de textos y que armonice con la racionalidad de los pueblos Aymara y Quechua no ha sido posible, por lo menos, hasta antes de la actual revolución cultural educativa, ya que antes de ella era inaceptable e impensable este tipo de herramienta. Ahora, el nuevo Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo (MESCP) propugna la recuperación de los saberes y conocimientos de los pueblos originarios y en ese marco se propone la siguiente propuesta educativa operativa. Bien puede ser aceptada y aplicada o no en las aulas, eso depende de la convicción de las profesoras y los profesores de Comunicación y Lenguajes.

Como punto de partida: la Chakana se cristaliza en una herramienta de análisis de diferentes textos. ¿Por qué? El mencionado instrumento —para cumplir con lo afirmado— necesita de su formalización y para ello requiere ser interpretado desde una visión propia para posteriormente ser probado desde su funcionamiento, aplicando a una tradición oral recuperada del norte paceño, Santiago Huata.

La herramienta es una sugerencia alternativa (un auxiliar) para el análisis de textos, un modelo de análisis. En el aporte se muestra el sustento teórico, las orientaciones y un ejemplo de funcionamiento. El utensilio es extensivo para trabajar con otras narrativas, como ser: relatos literarios, discursos musicales y hasta la misma realidad.

1. El uso de la Chakana como herramienta

La Chakana se utiliza como herramienta desde tiempos pasados en diferentes actividades de simbolización. Los usos de la Chakana se dan en diferentes ámbitos, por ejemplo: la filosofía, la astronomía, la matemática y otros. Desde el punto de vista formal, la herramienta se ha convertido en ordenador o codificador del mundo andino ¿Quién hace la codificación en base a la Chakana? La respuesta es: el ser humano. Gracias a la fascinación mostrada hacia el firmamento encuentra el elemento codificador de todo lo que le circunda. Dado que toda forma de ordenamiento realizado por el ser humano en la Tawa Chakana es el orden que le asigna a su realidad. Como resultado de la codificación realizada en la Chakana, el elemento adquiere significaciones polisémicas, se constituye en símbolo. Las significaciones de la simbolización siempre acontecen paritariamente y en completa correspondencia entre ambas. Por tanto, en el siguiente caso, la Chakana se usa como herramienta de análisis para comprender e interpretar textos, previa fundamentación.

Lo anterior hace revelar que la Chakana se constituye en el soporte de toda forma de conocimiento y práctica ancestral, la que debe ser formalizada para el uso en diferentes campos disciplinarios, para que sea posible otro mundo, si se quiere, un mundo transmoderno.

2. ¿Qué es la Chakana?

Aquí se tiene un estudio filosófico de la Chakana en tres puntos:

La Chakana es la constelación de las cuatro estrellas que constituyen el puente entre el Padre Sol y la Madre Luna. De ahí su nombre: Chaka: puente y Hanan: arriba (El puente del cielo entre el Sol y la Luna).

En la Chakana están contenidas la cosmogonía, la cosmología y la cosmovisión de las culturas indígena originarias Aymara y Quechua del Mundo Andino.

La Chakana posee cuatro principios: AJAYU (Ser), YATIÑA (Saber), LURAÑA (Hacer) y QAMASA (Poder), que pueden tener diferentes sentidos de acuerdo al contexto o nivel de conocimiento. (Quintanilla 2008:1)

El estudio antecedido se constituye en fuente inspirador para elaborar un modelo de análisis de discursos, bajo las siguientes puntualizaciones.

• Argumento Astronómico: La Chakana es una constelación de cuatro estrellas que se encuentra en el firmamento y es el puente del cielo entre el Sol y la Luna.
• Argumento Filosófico: La Chakana es el soporte de los saberes y las prácticas ceremoniales de los pueblos andinos.
• Argumento Hermenéutico: Es un símbolo que sugiere sentidos siempre pareados. En el siguiente caso: la Chakana se constituye en una herramienta de análisis, comprensión e interpretación de discursos literarios, comunicacionales y culturales.

3. Modalidades narrativas formalizadas en la Chakana Andina

Del punto de la formalización filosófica en forma de principios originarios se pasa a tematizar seriamente en forma de modalidades narrativas en la misma Chakana: AJAYU (Ser), YATIÑA (Saber), LURAÑA (Hacer) y QAMASA (Poder). Las particularidades contempladas hacen posible la transformación de un estado narrativo a otro estado narrativo. Como dicen Blanco y Bueno: “Para que un estado narrativo se transforme en otro estado diferente, debe intervenir (...), una transformación. Toda transformación supone un “hacer”, y todo “hacer” es atribuido a un sujeto operador, que lo realiza” (Blanco y Bueno 1983:99). Es decir, el cambio de un estado a otro es realizado por el sujeto del texto narrativo; esto, gracias al hacer del personaje. Sin embargo, se debe aclarar lo siguiente: para la transformación de un estado a otro estado es preciso poner de relieve el Ser, la que se comprende como la voluntad que tiene el personaje para saber o conocimiento. El Saber engrana con el Ser, ya que sin voluntad del personaje el saber del mismo se agota en sí mismo. El hacer del personaje se refiere a las acciones que realiza el personaje, que es únicamente posible gracias al Ser y el Poder o logro del personaje. En otras palabras: “El querer, el saber y hacer se concentran para poder vivir bien en comunidad”. (Quintanilla 2010:1). Es decir, en términos modales, se reúnen para dar lugar al sentido comunitario, al sentido paritario en el Taypi (Centro) de la Chakana. Por tanto, la mutación de un estado narrativo a otro estado narrativo involucra el “hacer” del personaje, pero eso es imposible sin la voluntad, el saber y poder del personaje, los que son irreductibles para que acontezca el significado paritario.
Blanco y Bueno proponen cuatro capacidades para el cambio de un estado a otro estado narrativo, que son: querer, deber, saber y poder. Así se confirma en la argumentación que sigue:

Ahora bien; para que un sujeto realice una transformación entre dos estados (conjunción/disyunción; disyunción/conjunción), debe estar capacitado para ello. La capacidad a la que nos referimos está expresada por el querer, el deber, el saber y el poder para hacer la transformación en cuestión. Las modalidades expresan, pues, la competencia del sujeto operador en relación con su “hacer” específico. (Blanco y Bueno 1983: 100).

Con respecto a la cita anterior, se esclarece: la racionalidad del mundo occidental se identifica dual, funciona por oposición y separadamente Uno del Otro, Uno adquiere predominio sobre Otro . De ahí que en el terreno narrativo la transformación se dé en forma de disyunción/conjunción; conjunción/disyunción. Sin embargo, la racionalidad de las naciones originarias se identifica paritaria. Por tal motivo, en el campo de las narrativas se tiene la complementariedad y reciprocidad entre pares opuestos. Otro aspecto que se hace necesario aclarar es el relacionado a la capacidad del deber. El deber tiene relación con la ética, según la cita, hacer se refiere a la ética individualizada del personaje que se aprecia en los textos literarios provenientes de la lengua y cultura ibérica y otros. En cambio, a las naciones indígenas subyace otra ética, la ética comunitaria. Por lo que, en la transformación narrativa del personaje (cambio de un estado a otro estado) en la historia ocurre la correspondencia en el sentido par e involucra correlación ética. Ciertamente, el par opuesto y complementario se hace posible a través de la transformación del sujeto en la narrativa.

Aquí se sintetiza las capacidades del sujeto o personaje:

Munaña-Ser (Pacha o Espacio Superior) Ser o Voluntad del personaje.
Yatiña- Saber (Pacha o Espacio izquierdo) Saber o conocimiento del personaje.
Luraña-Hacer (Pacha o Espacio Inferior) Hacer o acciones del personaje.
Qamasa- Poder (Pacha o Espacio Derecho) Poder o logro del personaje.

4. Orientaciones para analizar con el modelo de la Chakana Andina.

Los espacios o pachas de la Chakana conforman un círculo, el mismo recorre de derecha a izquierda y viceversa en el análisis de textos. Dicho círculo hace al tiempo cíclico en el mundo andino. En la visión andina, el curso del tiempo se torna cíclico, ya que el tiempo hace referencia a todo lo que acontece. Lo que acontece se compone de historia y ficción, es decir, ambas narrativas conforman lo acontecido, la historia. Aquí, nos apoyamos en Ricoeur: “Pertenecemos al ámbito de lo histórico antes de contar historias o de escribir la Historia. La historicidad propia del acto de contar y de escribir forma parte de la realidad histórica” (Ricoeur 1999:152). Como complemento a lo antecedido: los sujetos son históricos antes de narrar historias de la historia, antes de contar narraciones de ficción y antes se cifrar la Historia; es decir, el carácter histórico del acto de contar algo y es escribir son parte del acontecimiento, la realidad histórica. De aquí se deriva que, lo acontecido o la historia (tiempo, incluye espacio) en el mundo andino conforma en sujetos históricos. Porque la forma de desenvolverse de los sujetos en la realidad y en la forma de contar narrativas se configura desde el curso cíclico del tiempo, de la historia. El curso del tiempo se encuentra establecido por los espacios de la Chakana. Por consiguiente, la concepción cíclica del tiempo de la Chakana se aplica al recorrido analítico que se hace con los textos, circulando por los diferentes espacios o pachas y contar con el significado (el par recíproco y complementario), luego de regresión hacia el inicio de la narrativa.

A continuación se tiene la orientación en relación al recorrido cíclico en el análisis, derivado de la concepción temporal del mundo andino:

— Muñana o Voluntad

• Inicialmente se identifica el personaje o los personajes en el centro de la Chakana
• Hace referencia a la voluntad que comporta el personaje, para conseguir el logro al interior de la narrativa.
• Espacio en donde se describe el deseo del personaje

— Yatiña o Saber

• La voluntad hace que el personaje tenga conocimiento del asunto, para alcanzar lo deseado
• Se describe lo que piensa el personaje en relación a la cuestión o problema

— Luraña o Hacer

• La comprensión del asunto hace posible que el personaje realice ciertas acciones, siempre orientadas a conseguir lo deseado, el logro.
• Se describen las acciones que efectúa el personaje en aras de alcanzar lo buscado.

— Poder o Logro
• Las acciones del personaje concurren al logro o no logro de lo buscado, es decir, el personaje alcanza o en su defecto no alcanza lo deseado.
• Se describe el logro o el no logro del personaje.
• De la evaluación de la historia del texto, del final para atrás, se puede derivar en el sentido.

De aquí que, el lector colija el sentido paritario del discurso abordado, el sentido se pasa a develar en el centro de la Chakana. El sentido paritario se hace posible al final de la narrativa y en revisión retrospectiva con el inicio. Al respecto, Paul Ricoeur aclara:

(…) el desarrollo de la historia nos impulsa a continuar, y respondemos a dicho impulso mediante expectativas que se refieren al comienzo y al final de todo el proceso. En ese sentido, el “final” de una narración es el polo magnético que orienta todo el proceso. Pero el final de una narrativa no puede ser deducido ni predicho (…). Por ello, hay que seguir la historia hasta su conclusión. Más que previsible, un final ha de ser aceptable. Al mirar hacia atrás, a los episodios que desembocan en esa conclusión, hemos de poder decir que ese final precisaba que sucederán esos acontecimientos y que las acciones se encadenaran de ese modo. (Ricoeur 1999: 93)

Al hacer parte de nuestro lado el argumento de Ricoeur. El final de la narrativa como el polo magnético que permite significar complementariamente con la otra significación, que hasta cierto punto ha dado lugar al acontecimiento del sentido recíproco, se obtiene al final de la narrativa. Por lo que, el sentido paritario se tiene gracias al recorrido minucioso de la narrativa, se consigue en la correspondencia del final con su antecedente próximo, el clímax y en relación al inicio. Todo eso implica seguir la narrativa.

En pocas palabras, la herramienta analítica de la Chakana se aplica a la narrativa. En cada uno de los espacios se describen: la voluntad, los conocimientos, las acciones y el logro o no (ser-saber-hacer y poder). Finalmente, se pasa a evaluar del final hacia atrás y derivar el sentido par.

5. Leer para escribir por medio de la Chakana

Las dos tareas de leer para escribir son posibles gracias al empleo de la Chakana como instrumento de análisis de textos. El texto se lee con el modelo de la Chakana, es decir, el texto se analiza con la herramienta. La actividad de leer con la Chakana trae la tarea de escribir, interpretando el sentido paritario. La escritura puede derivar en la estructuración de diferentes tipos de textos, por ejemplo: precisos, reseñas, comentarios, ensayos y monografías. En consecuencia, gracias a la herramienta de análisis se anda simultáneamente con las actividades de lectura y escritura.

• Primero: considerar en el centro de la Chakana, el texto, como problema a ser resuelto, comprendido.
• Segundo: el lector debe mostrar voluntad para leer— el saber subyacente al texto. Esto debe traer el despliegue de la lectura crítica para comprender el texto.
• Tercero: la comprensión trae la paridad recíproca y complementaria de sentido, el cual acontece en el centro de la Chakana, se anota en el Taypi.
• Cuarto: frente a lo comprendido (tema) se asume la posición crítica—tesis seguida por argumentos—, para estructurar el ensayo.

6. La paridad recíproca y complementaria de sentido

Se refiere al sentido paritario , al que antes se refirió escuálidamente. Aquí se trata de profundizar sobre el asunto:

El sentido paritario se establece en un criterio para interpretar el mundo cultural y los productos culturales. Porque el mismo tiene origen material, el sendero físico llamado QhapaqÑan. Según Javier Lajo, el QhapaqÑan se comprende como un camino físico, el método que permite el re-aprendizaje y la interpretación de los saberes milenarios. Como dicho método se muestra material; cada espacio del camino está organizado paritariamente y recibe el nombre de Yanantin. El Yanantin encarna la ley fundamental del pensamiento de los pueblos andinos, son dos esencias irreductibles. En síntesis, el QapaqÑan o el camino, principalmente, el Yatantin se interpreta como el sentido paritario fundamental para interpretar la cultura y los productos culturales. Lo esclarecido se apoya en Javier Lajo:

Nosotros los andinos, tenemos un camino físico, que se llama QhapaqÑan, EL CAMINO DE LOS JUSTOS, ese es nuestro camino, nuestro método, y quien se encamine por ese camino, va a aprender nuevamente toda nuestra milenaria sabiduría, porque va a encontrar nuestros templos y allí en esas piedras milenarias, indestructibles está nuestra sabiduría guardada y la interpretación y la lectura de esos símbolos que hay en esos templos nos dan las claves suficientes para recuperar nuestra sabiduría. Pero, veamos un ejemplo, ¿Qué cosa hay en Amantani?: Hay dos templos, en dos cerros, los dos únicos cerros que hay en Amantaní, dos templos ceremoniales que hasta ahora existen, ustedes los pueden ir a visitar ahora mismo, uno es el templo de Pachatata, que es cuadrado y el otro es el templo circular, que es Pachamama: Entre ambos hacen la "Paridad Cósmica" si pues, nuestro Yanantin, la primera ley de nuestro pensamiento, nosotros no creemos en "la Unidad" como paradigma filosófico, "la unidad" es estéril, no llega a ningún lado, para nuestros pueblos el paradigma es "La Paridad", Yanantin o la paridad es la ley fundamental de nuestro pensamiento profundo, de la luz de nuestra mente, Yanantin son dos esencias irreductibles una a otra, permanentes, eternas, opuestas y complementarias. (Lajo 2013: 3)

Se recurre nuevamente a Medina con respecto al Yanantin:

Unidad es lo impar y se dice en quechua Ch`ulla. Paridad se dice en quechua Yanantin que significa dos energías antagónicas complementarias. El mundo acaece en par. Par no es igual a uno más uno: 1+1; eso nos llevaría al dualismo que es la forma cómo el monoteísmo profundiza la separación, dando lugar al Maniqueísmo: “Imperio de la lucha del Bien contra el imperio del Mal” y sólo uno debe prevalecer. (Medina 2008:13)
Se interpreta la cita que sustenta a nivel de la educación literaria. La educación de la enseñanza y aprendizaje de la literatura, específicamente, el análisis de textos literarios y no literarios ha justificado la búsqueda del sentido Ch´ulla, el sentido impar, encubriendo el sentido complementario, el Yanantin, el sentido paritario de los textos andinos y los textos provenientes de la cultura ibérica y otros textos. La educación literaria con énfasis en el análisis de textos ha traído serias consecuencias en el pensar, sentir y actuar de los estudiantes y de la sociedad en general ¿Cuáles son? La violencia, el egoísmo, el individualismo, la envidia y otros, que justifican la cultura de la Unidad (Uno), por tanto, el educarse como Uno encubridor del Otro en el mundo moderno. Por lo que, la tarea que resta hacer a través del sentido paritario es justamente des-ocultar lo encubierto y armonizar el par en la comprensión de los textos y hacer posible la consolidación de la conducta incluyente y el vivir bien en comunidad o sociedad.

Ya en el terreno del estudio de textos, el sentido paritario debe derivarse luego del análisis del texto. Porque el ordenamiento en el mundo andino se hace paritariamente. El argumento de hecho incluye a los discursos orales andinos (tradiciones orales) y todo lo que se elabore sobre lo andino debe hacer teniendo pleno conocimiento de su pensamiento. Un ejemplo: “La vida como complemento de la muerte” y “la muerte como complemento de la vida”. Dicho sentido paritario deriva del análisis de la dramática andina “Las abarca del Tiempo” de César Brie . El sentido paritario se comprende cuando: “(…) nuestra conciencia capta justo el momento del cruce, encuentro o “Taypi” de los pares. Por eso tenemos un recuerdo del ‘antes’, pero también podemos darnos cuenta de lo que pasara ‘después,’ a lo que llamamos ‘prospección’ del tiempo o devenir” (Lajo 2013:10) En definitiva, la certeza que brinda Javier Lajo, sobre el par para la comprensión de textos es la siguiente: La comprensión del sentido paritario acontece en el Taypi de la Chakana. El acontecimiento del sentido paritario en el Taypi de la Chakana implica la revisión de la narrativa hacia atrás, para tener claro sobre el sentido y poder interpretar el texto, el cómo y el porqué del sentido paritario.

7. Ejemplo de aplicación y funcionamiento

La Chakana como instrumento de análisis se aplica a los textos de la tradición oral y otros textos. Al respecto, la siguiente es una propuesta de aplicación y funcionamiento en la tradición oral: “Del Zorro y la Muchacha”

Modelo de Análisis de la Chakana

Ahora bien, se pasa a esclarecer con razones, el análisis anterior, o sea, se pasa a explicar el cómo y el porqué del sentido paritario derivado, rastreando minuciosamente la historia del cuento oral, para convencer sobre la evidencia de la significación paritaria. Entonces, el texto abordado se pasa a interpretar de la siguiente manera:

La pregunta inicial es ¿Cómo se genera el sentido en el cuento “Del Zorro y la Muchacha”? Para responder a la interrogante se rastrea la historia del texto. Inicialmente, el zorro se enamora de la muchacha y pide casarse sin fiesta, porque el zorro se escaparía. Aquí se revela el primer par amor-abandono. Luego, la joven se había casado con pompa y el zorro se había escapado. Dado que acontece el matrimonio y el zorro escapa, otra vez más emerge el par complementario amor-abandono. Más tarde, el zorro retorna con la muchacha. Al día siguiente, ambos personajes habían pernoctado en la cama. La suegra, al ver al zorro, se retira de susto. De aquí que luego, el zorro, sin motivo alguno, se había escapado, desaparecido. Por tanto, el último encuentro entre el zorro y la muchacha comporta el par amor-abandono.

En definitiva, el amor-abandono se constituyen el en sentido de la tradición oral “Del zorro y la muchacha”. Porque ambos personajes transitan en el vaivén del amor y el abandono. Finalmente, el zorro llega a separase de la joven, y ahí emerge el abandono en el amor. Se puede atribuir tal abandono del zorro a la muchacha, porque el zorro en el mundo andino es considerado como tramposo y engañador.

La siguiente pregunta interpretativa es: ¿Por qué se tiene a la mano el sentido paritario amor-abandono en el cuento andino “Del zorro y la muchacha”?. La respuesta es simple, porque la forma de pensar de los seres humanos las nacionalidades originarias son paritarias. Aquí se ilustra con algunos ejemplos: chacha-warmi, izquierda-derecha, alto-bajo, sol-luna, día-noche, alto-bajo, etc. Y, un ejemplo actualizado y antiguo en el texto es la correspondencia entre el amor y el abandono o abandono en el amor, es decir, el amor forma parte del abandono y el abandono forma parte del amor. En el texto, el amor desemboca en el abandono y el abandono converge con el amor. Por lo que, existe correspondencia entre el amor y el abandono y viceversa.

Por consiguiente, se afirma que el modelo de análisis de la Chakana funciona como adminículo para abordar tradiciones orales andinas, basta probar su funcionamiento con otros textos, si la suministración funciona, quiere decir que sirve.

8. Salida

Como conclusión del siguiente aporte, se dice que la Ckakana ha sido formalizada a nivel de modelo de análisis de textos narrativos. Las fundamentaciones desde el pensamiento andino, la semiótica y la hermenéutica sirven para que la herramienta sea considerada en la educación de los educandos. En pocas palabras, la Chakana como modelo de análisis y posterior comprensión e interpretación de textos se constituye en un insumo más en el terreno de análisis de textos. Por lo que, por su importancia, se tienen las siguientes puntualizaciones finales:

• La Chakana como herramienta sirve para analizar textos de diferentes formatos.
• La Chakana ayuda a la comprensión de textos, la redacción del ensayo y otros tipos de textos académicos, porque a través de su sentido paritario se llega a afirmar y sustentar algo con razones.
• Se constituye en un nuevo contenido y puede ser usado en el abordaje de textos.


Bibliografía:
Blanco, Desiderio y Bueno, Raúl: Metodología del Análisis Semiótico. Perú: Universidad de Lima, 1983.
Brie, César: Las Abarcas del Tiempo. Revista de Teatro CELCIT, 196. Buenos Aires, 2005.
Jemio Gonzales, Lucy: Senderos y Mojones. Literatura Oral Aymara. JUKUMARITA. La Paz: IEB- UMSA-Carrera de Literatura, 2005.
Lajo, Javier: Sumaq Kawsay o Espléndida Existencia. Revista del Instituto de Ciencia y Tecnología, Debates, 12,4-16. Perú: Universidad Ricardo Palma, 2013.
Lajo, Javier: “Pensamiento del Sur”. Lima Perú, 4 de febrero 2013.
Medina, Javier: Ch`ulla y Yananatin. Las dos matrices de la civilización que constituyen Bolivia. La Paz: Garza Azul, 2008.
Ricoeur, Paul: Historia y Narratividad. Barcelona: Paidós, 1999.
Quintanilla Coro, Víctor Hugo: “El currículum de la Chakana”. La Paz: DELLA, 2008. Conferencia.
Quintanilla Coro, Víctor Hugo: “Orientaciones para una educación con fundamento ético” La Paz: AIDES, 2008.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Instrucciones para una molotov

Cristhian Espinoza (Desde Cipolletti, Río Negro, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)





Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El viento y las caricias

Gustavo E. Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



El viento
acaricia caras
el mar
acaricia playas
las madres
acarician bebitos
y maridos.

Vientos
mares
y madres
acarician
cuerpos
de nenitos
y viejitos.

Y así
como un viento
acariciando
algunas cosas
la vida
va pasando
acariciando
rosas
y acariciando
suavemente
el cuerpo
de algunas mozas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Elogio del destrato

Roberto Fermín Bertossi (Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)



Ante el abrumador destrato familiar, escolar, social, estatal, televisivo, comercial e institucional, deberemos admitir que el mismo, como actitud irrespetuosa y desconsiderada de una persona hacia otra, se ha instalado apabullantemente entre nosotros.

El buen trato es imprescindible para convivir en sociedad, para conseguir las metas que se han propuesto y para poder disfrutar de una vida tranquila, sin recibir críticas por su forma de comportarse tanto en familia como en la sociedad pero, resulta que imperan, denigrantemente, la procacidad, lo chabacano, lo efímero enrevesado.

Ante la ausencia de valores como cortesía, amabilidad, delicadeza y “códigos”, la ética relacional social luce `eclipsada`.

En efecto, extrañamos lo amable, lo cortés, lo atento; extrañamos y anhelamos todavía, personas educadas, correctas, galantes, con gestos y detalles que animen y retroalimenten nuestras vidas.

Entonces, ¿por qué falta cordialidad y armonía en la convivencia y vecindad cotidiana?

Una respuesta posible es el imperio de la grosería, de la “insolencia con audiencia”, de lo vano, de lo pueril, de la falta de afables modales, incluso en personas que pareciera nunca fueron educadas… por casos, ya no ceden el asiento del colectivo al anciano ni en la calle, el paso al que viene a su derecha…

Lo agradable y correcto está poco menos en vías de extinción en tanto prevalece la impaciencia e irritación personal en grados crecientes que cobran día a día más agresión y virulencia hasta llegar al insulto, los golpes, las heridas y la muerte …por nada; muertes ridículas y absurdas repotenciadas y amplificadas perversamente por un periodismo mercantilista sin responsabilidad social.

Inquieta y mucho los niveles de violencia e inseguridad que se han apropiado de las calles y caminos de la vida. Crece el maltrato familiar, laboral, institucional, en las rutas, en los transportes colectivos, en las comunidades educativas y hasta en lo supuestamente recreativo: (estadios de futbol, boliches/pubs, etc.).

Concomitantemente duele admitir que una hipercompetitividad individualista ha herido de gravedad la solidaridad y complementariedad social que nos caracterizaba (Vg., las mingas, las techadas, las cosechas, etc.).

Demasiada violencia encubierta ante demasiada insensibilidad e indolencia favorecidas y facilitadas por tanta indiferencia, derivan en un grave tipo de crueldad, una crueldad que se ha apoderado de los escenarios vitales, esto es, de las convivencias racionales y razonables que antes resultaban espontáneamente habituales en los mismos, los que así, vienen exhibiendo un incremento inaceptable de ausencias fraternales básicas e imprescindibles para la paz social, familiar, escolar, deportiva y ciudadana en las calles e instituciones, etc.

Ya deberíamos darnos cuenta y convencernos que nos urge revertir o al menos, aminorar todo eso, incentivando, difundiendo y publicando periodísticamente sus opuestos; esto es, nada de lo que hacen ciertos medios de comunicación en la actualidad.

Estos últimos, de uno u otro modo, alientan y sugieren más o menos subliminalmente o, “como sea”, escándalos de toda laya, logros narcisistas y volátiles, todos socialmente repugnables. Lamentablemente, a sus auspiciantes nada les importan sus consecuencias: Vg., anticulturas del desencuentro, de la holgazanería, del desenfado y del descarte humano. Todo lo contrario, ¡¡¡las están financiando!!!

Ahora bien, no es necesario ninguna sofisticación ni ilustración para ser cortés, simpático y empático.

Pero, sin el buen decir y la cortesía, nunca nos trataremos bien, salvo cuando excepcionalmente y por caso, somos espontáneamente autoconvocados para el festejo de un gran éxito deportivo nacional o un ágape … aunque, nobleza obliga, esto mismo también se disfruta… ¡¡¡hasta que prevalece la dictadura del alcohol, de los estupefacientes, de sus sustitutos y complementarios!!!

Resultan incontables los caminantes empachados visualmente y con la nada en sus pesadas mochilas del orgullo, la soberbia y las altanerías, algo propio de personas inseguras, preñadas de incertidumbres las que, en su realidad más profunda lo ignoran clara y absolutamente.

En realidad en lo más recóndito de su ser, todos ellos sólo buscan un poquito de afecto y contención pero, con un cómo, un dónde y un cuándo `babeliano` e inoportuno. Ciertamente, todo eso, injusta e inhumanamente, muchísimas veces les fue arrebatado en infancias y experiencias de maltrato, rechazo y abandono pero, de ninguna manera, nada de eso podrá jamás justificar ningún maltrato. Apenas si tratar de explicarlo, entenderlo, comprenderlo y resolverlo lo más satisfactoriamente posible en las instancias apropiadas las que –no se dude- de algún modo, nos conciernen e involucran a todos.

Los medios de comunicación con responsabilidad social deberían informar, comunicar y persuadir de que deberíamos optar entre la amabilidad, la solidaridad y el buen trato o, retirarse a vivir en aislamiento para lo que, lamentable y penosamente, parecieran estar “más preparados y dispuestos” gran parte de la sociedad del maltrato, el desprecio, la burla, la humillación o el “no existís”.

Las reglas de cortesía y buena educación son el pasaporte sin el cual no se puede viajar por la vida ni convivir como deberíamos en nuestra sociedad civil. Por eso nadie debería retacearlas con respeto, decoro, tolerancia y solidaridad.

Todo ello resalta el por qué hay que saber esclarecer sobre lograr la razón y el para qué de las reglas básicas de comportamiento en convivencia, algo de lo que nadie está exceptuado.

Debemos admitir que en el trato con los demás hay ciertas reglas que deben aplicarse, así nos caigan bien o no tan bien las personas que encontramos en nuestras vidas. Algunas de las mismas son: a) saber escuchar para hablar; b) recuperar el almuerzo familiar dominical; c) escuchar y respetar a los mayores, aunque parecieran aburridos, pesados o poco educados... (Cuántas veces encontramos en ellos tesoros de sabiduría, experiencias y ejemplos pedagógicos, si, de esos que a toda lección o petulancia, siempre ganan con su elocuencia irrefutable); d) siempre encontrar el modo mejor y más discreto para salir airoso de situaciones tensas, comprometidas o algo incómodas; e) etc.

Ser y tratar de ser educados siempre ayuda a saber qué hacer en casi todas las situaciones cotidianas como son el trato con los familiares, amigos, vecinos y extraños; las relaciones con los padres, maestros y profesores; a saber que no deben eludirse ciertas normas sociales o estándares comunitariamente aceptados si de verdad nos proponemos recuperar una convivencia menos difícil, más agradable y más vivible; una convivencia que recupere paulatinamente todos los: “por favor”, “permiso”, “perdón” y “gracias” para volver a enriquecerla y empoderarla con verdad, bondad y belleza.

Finalmente los padres, los docentes, los trabajadores, los profesionales, los empresarios, los agentes del orden, los servidores y funcionarios públicos, todos mancomunados, deberían codo a codo, ocuparse sin demora del asunto para que, entre todos y “todos juntos”, podamos reencontrar los caminos de la confianza, del encuentro, de la hospitalidad, de la cercanía, del entusiasmo y de la armonía social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.