martes, 3 de febrero de 2015

Fantasías

Eliza Óliver (Desde Canelones, Uruguay. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



A veces me imagino que soy la exitosa editora de una gran magazine y tengo por despacho una suite climatizada despampanante en un hotel 5 estrellas de París.

Me veo alta, flaca, elegante y joven, por supuesto, a tono con el resto del entorno.

Un asistente inglés (al que le enseñé a decirme "madame") me sirve un whisky haciéndome una reverencia mientras me pone al tanto de la agenda del día.

Yo lo escucho displicentemente fumando un american blend con una larga y fina boquilla de ébano, me descalzo los "horma italiana" y estiro las piernas en un chaise longue tapizado en seda natural.

Acto seguido, viene el gato y me pincha el culo con la uñita para que le reponga la leche del plato, su maullido lastimero esfuma a mi elegante Perkins y se me van las veleidades al mismísimo carajo. Ahí es cuando doy un giro urgente hacia la realidad y me dispongo a... ... ... asumirla.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.