domingo, 8 de febrero de 2015

“Le canto a Cuba querida la tierra de mis amores”

Isabel Cristina Batista



… “Al Guateque con Celina”…

El 4 de febrero falleció, en La Habana, la cantante y compositora cubana Celina González. La reina de la música campesina, jerarquía artística popular ganada por la incuestionable intérprete de este género musical.

Celina, de origen humilde comenzó su carrera artística muy joven, y junto a su esposo Reutilio formaron uno de los grandes dúos de la música campesina. Sus interpretaciones recorrieron a todos los grandes soneros montunos cubanos: Eduardo Saborit, Ñico Saquito, Juan Mariño y Remberto Becquer, entre otros. Interpretó también a nuestros grandes músicos cubanos, como al inolvidable creador de la bellísima canción “Longina”, y otras como “Aurora”, de Manuel Corona.

“Que Viva Chango”, constituyó una de sus composiciones emblemáticas, adjudicadas por la cantante a la aparición que por su devoción le tenía a Santa Bárbara, “la virgen venerada y pura” como traducía en sus estrofas, salidas de esa religiosidad cubana sintetizada de la fusión de las religiones que formaron nuestra identidad nacional: mezcla de catolicismo proveniente de nuestro país, encontrado, conquistado y colonizado por España, y de la deidad africana surgida en los duros años del régimen esclavista imperante en la Cuba colonial. Tradiciones y costumbres de un pueblo donde pulula la religiosidad popular.

Los cubanos de ayer, de hoy y del mañana, tendremos el orgullo de que en nuestra tierra naciera esta artista. Auténtica expresión de cubanía, dotada de una voz de bello timbre, voz restayante y fresca, que en los recónditos lugares del mundo permitió tener y mantener, un pedacito de Cuba en los corazones, para dar fortaleza y patria, cuando nos legaba, ya desde entonces. “Le canto a Cuba querida, la tierra de mis amores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.