lunes, 25 de agosto de 2014

Canción a Palestina: “Yo quisiera”, de Karla and Samir Hadj-Djilani

ARGENPRESS CULTURAL



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Terapia final

Obra de teatro de Marcelo Colussi y Oscar Acosta



Descargar obra completa desde aquí (formato pdf)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tupaq Amaru Inka está aquí

Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



“Un mundo de todos y para todos”

Tupaq Amaru

Tupaq Amaru Inka está aquí
Líder, libertador, poeta
Tan cierto como el aire que se respira en Tinta o en Madrid
Tan cierto como la mañana que se levanta en Lima
Tan cierto como ese canto revolucionario
En la plaza de Tungasuca, en Tinta
Donde ajustició a su criminal y esclavista corregidor
Antonio Juan de Arriaga
Nacido para el odio, el mal y la represión
A gusto del Rey y de su Iglesia
Dando a su junta de gobierno, recién nacida
El levantamiento contra el aniquilador español
Y la primera victoria de liberación en Sangarará
Lo puedes oír, escucha
Moviéndose entre nosotros
Lo puedes oír
Cantando con nosotros aquí
Lo puedes llevar
Cuando por el camino vayas del Amor a la Libertad
Lo puedes guardar
Muy dentro del corazón
Porque el Inka es bueno, el mejor
Quien, por confiar en poder negociar
Y no derramar más sangre
Las autoridades limeñas
En manos de traicioneros y asesinos
Unidos al Poder de la España criminal de Clerecía y Realdad
Cuya meta siempre fue el crimen y la maldad
Le hicieron prisionero a él junto con su familia
Y sus principales partidarios
Apareciendo, después, como actores vilipendiados, ultrajados
En ese escenario del horror y del crimen
Levantado en la plaza de Huacaypata, en el Cuzco
Para el Inka y los suyos
Con la tortura y la muerte tan amadas por el Gobierno
Detrás de los serones y las albardas
Tan adoradas por reyes, papas y tiranos
En ese cruel y asesino martirologio
En manos de José de Areche
Nacido en el corrincho ibérico del crimen
Empachado de sangre inocente
Juez y verdugo desde las orejas al rabo
Visitador de garrote con tornillo de hierro marca España
El primero que se vio en el Cuzco. Ved:
Al hermano político Antonio Bastidas
Y tres de sus capitanes ahorcados
Seis condenados metidos en serones
Y arrastrados de espalda por caballos
A Francisco, tío del Inca
Y a Hipólito se les arrancó la lengua
Aplicándoseles la pena de garrote vil
A Micaela, tan bella, y amada del Inka
Se le arrancó la lengua de cuajo
En presencia de su amado
Que la vio dar latidos
El tornillo al cuello y lazo
Armella “divina”, de criminal cruzada
O anillo por donde entra el cerrojo, brazalete santo
Dándoles de puntapiés en el pecho y el estómago
Unos cuantos clérigos, misioneros y lacayos
Como así solicitaba el tirano
Desde la balconada del colegio de Jesuitas
Diciendo, alabando al dios del crimen
Y de los asesinatos
: “No hay fronteras para el mal, el crimen y la violación
Cuando nos lo manda el rey o dios”
Al Inka poniendo sobre el tablero del desprecio y el horror
En Te Deum del Crimen
Y representación ejecutada conforme a los preceptos
De esa corte real y eclesial de la miseria y el dolor
Porque era distinto
Porque pensaba
Porque sentía
Libre de grillos y esposas
Abriéndole la boca a guantazos
Y arrancándole la lengua, también de cuajo
Tendiéndole en el Suelo
Con la cabeza fija en la tierra
Dejándole sin movimiento
Y amarrando sus muñecas y tobillos
A las cinchas de cuatro caballos
Que hicieron partir en direcciones o rumbos
Opuestos o contrarios:
Norte, Sur, Este, Oeste
Mutilando su cuerpo en el aire
Descuartizándole sus respetables miembros
Y al caer contra el suelo
Por orden decapitado
Lo que hizo correrle de gusto a Areche
En cada una de las vueltas del tormento
Mientras a un lego lechuzo le metía mano
Y reír a unas monjas profesas exentas de coro
Cual profanador deshonesto
Que, viendo al hijo mejor del Inka, Fernando
A cadena perpetua pidió le condenaran
Profanando a Tupac
El ser más grande y sagrado
Que parió Madre
Más insigne e ilustre que cualquier dios hombre
Que su amor de Inka es más grande
Que el de aquel Jesús de los cristianos
Falso y embustero
Pues él no quería diferencias
Su meta era la igualdad
La felicidad de todos
No ese grotesco axioma de
“Dar al César lo que del César sea
Y a dios la mentira y el embuste
Pura farsa crucificada”.

Tupaq Amaru Inka
Tú estás en los que aman la Verdad
Haz que el reino Inca que por Ti se dio
Llegue pronto a nuestro corazón
Pues el amor que tu Amada esposa nos dejó
El amor de tu hijo y todos tus antepasados
Inca Yupanqui, Pachacuti
Está con nosotros
Y en el pan de la unidad Inka
Danos, José Gabriel Condorcanqui
Tu Amor y tu verdad
No olvides el crimen y el asesinato
No olvides, también
 a toda esa ralea de sicarios
Meapilas asesinos y bufones reales
Del oprobio y el engaño
Que cayeron sobre vosotros sin tener piedad alguna
Que el Templo del Sol, en la Isla de Titicaca
Vuelva sobre las ruinas y cenizas de esa catedral de Lima
Y de Arequipa
Construidas sobre el crimen, la opresión y el odio
Que el imperio de los Inkas, tu Perú
Reluzca más allá del nevado de Sorch
A pesar de que en el Diccionario manual
Enciclopédico de la Lengua Castellana de 1918
Prohibieran tu reseña y tus hazañas de Señor
Que llenos están el cielo y la tierra
De tu sacrificado Amor
Por la alquimia teológica del crimen
Bajo el capisayo o vestidura que usan los obispos
O la ordenanza Real
Título o despacho para el goce del crimen
Garrote, cruz, tablado
Y ¡voto a Cribas¡

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El oro de los Yurbacos

Antonio Prada Fortul (Desde Colombia. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Jacobo Del Castillo y Morejón, oficial ibérico oriundo de Bailén, llegó a la provincia de Cartagena de Indias un lluvioso Mayo de 1539 a reforzar las fuerzas de Pedro de Heredia, acantonadas en esa ciudad. Don Pedro de Heredia se recuerda por el asesinato de centenares de nativos de esta tierra caribe y a quien muchos masoquistas criollos adoran.

Cierto día fue enviado Jacobo con catorce soldados, a recoger el tributo de los nativos en la aldea de los Yurbacos, feroces y valientes guerreros de la familia caribe de profunda espiritualidad y desarrollo, pero que temían al español por la brillantez de sus armaduras y la creencia que estos eran dioses.

Don Jacobo llegó a ese asentamiento nativo un Marzo lejano. Los nativos que ya los habían avizorado, lo esperaban en el redondel, frente al templo ceremonial.

El jefe de la aldea se llamaba Arinex y estaba plantado en medio de ocho guerreros y flanqueado por dos sacerdotes cuando llegaron las deidades.

La flatulencia emanada de esos “dioses” era terrible, el olor axilar y el de sus cuerpos, los sofocaba. A través de un intérprete dijeron que iban en busca del oro que debían tributar y las piedras preciosas que habitualmente entregaban.

En ese lugar el mosquito y el jején son abundantes y temidos. Mientras el intérprete traducía la petición y la transmitía al bravo cacique Arinex, un mosquito jabado (gris con blanco), se abalanzó sobre las carnes rosadas del ibérico y le enterró feliz, su afilado aguijón, el comandante español al sentir la terrible picadura dio un manotón tardío ya que el ágil y feroz mosquito tigre o Aedes albopictus, de la familia Culicidae había levantado vuelo para volver a atacar esa “carne nueva”.

Los sacerdotes y el buen Arinex se percataron de esto y viendo que los mosquitos se daban un banquete con los invasores, dijeron de la manera más inocente que le iban a entregar el oro equivalente al peso de los cinco soldados más robustos, pero que los dioses habían pedido que la entrega se hiciera en medio de profunda laguna, para honra y prez de Semingwarak, Dios Supremo de la familia yurbaco.

Ante una orden del cacique, los artesanos armaron las balsas para los visitantes a quienes el jején y el voraz mosquito tigre o jabao, con su afilada proboscide o aguijón, le daban clavo (picaban) de manera inmisericorde.

Después de armar las balsas y amarrarlas con bejuco prieto, (el más débil), subieron a los españoles en las dos balsas para que recibieran el tributo. Cuando llegaron a lo más profundo del lago, Tobanix el sacerdote mayor, levantó los brazos a la bóveda celeste emitiendo una teoglosia musical; arqueaba su cuerpo en la balsa, gemía y se contorsionaba en armónica gestualidad de una profunda sacralidad. Concluida su invocación ritual, Dijo: Semingwarak ha hablado:

Dijo que todo el oro era para los visitantes, cuando el traductor decía a don Luis Jacobo el mensaje de los dioses, este se frotaba las manos, satisfecho y feliz por el éxito de su gestión. La condición era que como ellos eran “deidades brillantes”, debían recogerlo en el fondo del lago y subirlo a la superficie.

Dicho esto, el sabio cacique Arinex, dijo solemnemente mientras soltaba las amarras de las balsas: “Acato humildemente tu decreto, divino Semingwarak”.

Las balsas con los conquistadores abordo se abrieron cuando el jefe tribal lascó los bejucos, los españoles se fueron a pique sumergiéndose para siempre en las frías aguas de la laguna turbaquera.

Por esa razón los Yurbacos rinden culto al mosquito y al jején dejando como legado numerosas estatuillas en oro de estos animales y a partir de ese día se inició una feroz lucha liderada por Arinex en defensa de su territorialidad.

Al final fueron derrotados y los sobrevivientes prefirieron el exilio en la tierra de los grandes sabios, (Sierra nevada de Santa Marta) a vivir esclavizados por los españoles. Arinex fue derrotado en la última batalla después de abatir más de diez españoles en el enfrentamiento, su cuerpo según narran los cronistas, tenía más de ochenta lanzazos y sádicamente descuartizado en doce partes.

Los sacerdotes y mamos de la sierra, pronuncian ese nombre, cuando se van a comunicar con los dioses en los mundos superiores.

Arinex, abure…que Ibaé, Ibán, Tonú

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Acerca de agonías

Norma Segades-Manías (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Apareció la sombra.
Era toda de ortigas, de vinagre. Caminaba descalza.
Había en el insomnio ese estupor salvaje que precede a los días de la furia.
No parecía el tiempo destinado para que detonaran las anteras en una llamarada tan intensa.
Sin embargo los vientos dejaron al desnudo la agonía, aristas de serbales, llagas como amapolas o ramos de campánulas bermejas, pústulas de begonias
y las huellas secretas de tánganos y trasgos huyendo hacia la hondura del sigilo.
Y aunque fuera bastante conocido que en la naturaleza de estos duendes los dioses cometieron el pecado de la inmortalidad y la perfidia
nadie estaba seguro de que salieran a inmolar los sueños o a mutilar el vuelo de algunas mariposas mientras el huerto estaba entregado al olvido.
De entre el silencio huyó como en enjambre la loca algarabía del azogue.
Volaban por el aire de diciembre reflejando la piel de los retratos, los espantados flancos del abismo, los ojos de un agobio donde convalecían las tristezas.
Huía desde el silencio mientras argumentaba con el cielo por las causales de los abandonos.
No parecía el tiempo destinado a refundar la savia,
a reconstruir la paz que reclamaban las dalias de los pétalos oscuros, los ásperos gladiolos.
Antes de que la fiebre lo advirtiera. Antes de que la niebla lo advirtiera. Antes de que la muerte lo advirtiera.
Aún no habían nacido las magnolias.
A través de la noche una luna caníbal, sofocante. Un resplandor ajeno colgando en el perfil de la ventana. Grávida de vergüenza.
Envuelta en el sayal de sus complicidades. Lejana como nunca. Más allá de la pena.
La guardiana del huerto yacía en el despojo con las alas quebradas para siempre, aguardando lloviera la ternura con su voz de amaranto.
Aguardando lloviera la ternura.
No parecía el tiempo destinado a aventurarse entre los vidrios rotos, entre los muros rotos, entre los huesos rotos, a apenas dos sollozos del vino y la alegría.
Había en el insomnio ese estupor salvaje que precede a los días de la furia cuando cruzó la sombra entre las nomeolvides.
Era toda de ortigas, de vinagre.
Caminaba descalza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Plástica: Crónica de una visita al Museo de Arte de Philadelphia (2/4)

El Ave Fénix



Una de las obras principales de este espléndido "Museo de Arte de Philadelphia" es la pintura “Prometeo encadenado” del artista holandés Paul Rubens (1577-1640), obra creada (óleo sobre tela) entre 1611 y 1612; es una obra de grandes dimensiones: 243 centímetros de alto y 210 centímetros de ancho.

Según la rica mitología griega, todos los Dioses (era una religión politeísta, como actualmente es el Hinduismo), vivían en el Olimpo, en donde guardaban el fuego sagrado de la inteligencia superior que ellos poseían, fuera del alcance de todos los seres inferiores (o seres no-divinos). Prometeo fue un titán o un Dios menor que robó una chispa de esa llama y se la transmitió al ser humano, gracias a lo cual éste posee una inteligencia de más alto nivel que todos los otros seres, considerados como especies inferiores. Por ese delito, Prometeo fue castigado por el Dios Zeus (el padre de todos los Dioses), por lo cual Prometeo fue condenado a vivir encadenado por siempre a una roca del Monte del Cáucaso, una región entre el Mar negro y el Mar Caspio.

Pero además resulta que Prometeo sabía el terrible destino que le esperaba a Zeus, conocimiento que se negaba a compartir con nadie; ante esa negativa, Zeus le agrava el castigo ordenando que un águila gigante le devore constantemente su hígado; dado que Prometeo era inmortal, su hígado era devorado por el águila durante el día y crecía nuevamente durante la noche, eternizando así el castigo; Zeus, además le advierte a Prometeo que provocará tormentas tan fuertes que tumbarán montañas sobre él, quien a pesar de todo ello no cede ante esas amenazas.

De esta y otras leyendas mitológicas existen muchas versiones y variantes; en una de ellas se afirma que finalmente Prometeo fue liberado de su condena por Hércules, el Dios de mayor fortaleza física.

Esta pintura muestra a Prometeo encadenado a la roca y al águila gigante comenzando a devorar su tórax; una de las garras del águila oprime el abdomen del personaje mientras la otra garra aplasta su rostro contra la roca, retorciéndose por el dolor; al fondo se ve las nubes de la tormenta en ciernes. Cerca de la esquina inferior izquierda del cuadro, Rubens agregó un tronco en llamas, para agregar más energía y movimiento a la escena.

Rubens fue un pintor barroco, un estilo que muestra mucho drama y dinamismo, riqueza de color, fuertes contrastes entre claros y oscuros; las pinturas barrocas son intensas y captan los momentos cumbres de las leyendas e historias mitológicas y religiosas. En términos generales, las mitologías son religiones que han pasado de moda, religiones en las cuales ya nadie cree; ¿nuevos tiempos?, nuevos "Dioses", nuevas supersticiones y nuevas creencias...

Para comprender mejor la esencia del estilo barroco, su exuberancia e intensidad, basta compararlo con el estilo inmediato anterior, el "Renacimiento", el cual muestra escenas tranquilas de la cotidianeidad de la vida; inclusive cuando los artistas renancentistas pintaban santos, vírgenes y figuras religiosas las mostraban casi estáticas, con emociones contenidas y en actitudes relajadas o contemplativas.

El Barroco, en cambio, se concentra en los momentos cumbres y en las escenas álgidas de las historias, en los momentos más fuertes e intensos. Casi todas las pinturas barrocas muestran esa plétora y sensualidad vital. Para muestra esta escena de Prometeo siendo devorado por un águila gigante: un acto vertiginoso, violento y de gran turbulencia.

Veamos algo de la estructura geométrica subyacente en esta hermosa pintura: es fácil ver que sus dos elementos principales son la línea diagonal que comienza en la esquina superior izquierda terminando en la esquina inferior derecha del cuadro, por una parte, y el círculo grande que encierra los principales elementos de la obra.

La línea diagonal inicia su recorrido en el borde inferior de la rama izquierda del árbol, baja recorriendo el borde exterior del muslo derecho del personaje, atraviesa oblicuamente el cuello del águila, pasando por la axila y la nariz de Prometeo y terminando en el segmento de la cadena que está atada a la argolla en la roca. Esa extraordinaria línea diagonal parte el área del cuadro en dos triángulos de áreas similares, casi idénticas; esa gran transversal enfatiza el movimiento de la escena, al mismo tiempo que equilibra los elementos y pesos de la pintura.

Esa gran transversal divide las partes del cuadro en cuanto a luminosidad, pues separa la parte más luminosa del cuadro (triángulo inferior izquierdo) de su parte más oscura (triángulo superior derecho); en cada uno de esos grandes triángulos, además, existen contrastes en cuanto al claroscuro. Así, vemos que en el triángulo superior derecho (de carácter más oscuro) las alas del águila aparecen destellos reflejando la luz del sol, esa parte de las alas está contrastadamente más iluminada que los bordes de las alas y el resto del triángulo, los cuales exhiben colores opacos, sombreados y oscuros, incluyendo el tronco del árbol. En el triángulo inferior izquierdo, por otra parte, vemos que la claridad y luminosidad que muestra la piel del personaje tienen su contraparte en la oscuridad de la sombra de las rocas y la sombra del torso de Prometeo.

Ahora veamos la figura geométrica del círculo al centro del cuadro, es un círculo de amplias proporciones que engloba e integra los principales elementos de la pintura: comienza arriba, justo en el centro de la parte posterior del ala derecha del águila, baja hacia la izquierda rozando el borde izquierdo de las rocas, baja hasta la axila izquierda del personaje y sube siguiendo el borde posterior del ala izquierda del águila, hasta terminar cerrando el círculo en su punto de partida.

Tanto la diagonal como el círculo son conceptos geométricos vitales e intensos, que reflejan movimiento y actividad, lo cual refuerza el carácter dramático que Rubens quiso imprimir a esta pintura. Muy distinto el caso de las líneas verticales (equilibrio y estabilidad) y de las líneas horizontales (paz y reposo) usadas por otros pintores en otro tipo de cuadros.

El punto de máxima luminosidad del cuadro está en la intersección de sus dos largas diagonales, permítanme explicarme mejor: si dibujamos imaginariamente una enorme letra "X" formada por las dos diagonales de la pintura, es decir, por la diagonal que comienza en su esquina superior izquierda terminando en su esquina inferior derecha y la que comienza en su esquina superior derecha terminando en su esquina inferior izquierda), la intersección de ambas líneas, es decir, el centro de la letra "X" imaginaria es exactamente el punto de color blanco-dorado de la parte posterior del cuello del águila; ése es el punto focal del cuadro, su zona de suprema iluminación, de máxima concentración de luz.

Todos esos elementos geométricos, pictóricos y de iluminación fueron magistralmente utilizados por Rubens; con ello logró la unidad dentro de la diversidad; logró el equilibrio dentro de la pasión y el vértigo de la escena; de ahí que esta obra pueda contemplarse por largos ratos sin causar fatiga visual, pues el inconsciente del espectador capta la estructura atrás de las imágenes, la organización lógica de todos sus elementos, el equilibrio entre sus pesos y contrapesos, todo genialmente tratado por el insigne Rubens.

Es asombroso el efecto de tridimensionalidad de esta obra, pues los dos principales elementos de la misma (Prometeo y el águila gigante) aparecen perfectamente ubicados tanto verticalmente como horizontalmente en un claro primer plano; pero al mismo tiempo Rubens logró la perspectiva, es decir, logró la profundidad mediante la lejanía del paisaje, conjugando perfectamente las dimensiones de largo, ancho y profundidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Después del invierno

Claude McKay



Algún día, cuando los árboles hayan perdido sus
hojas
Y contra el blanco de la mañana
Los pájaros temblorosos se hayan resguardado
De la noche debajo de los aleros,
Volveremos nuestras caras al sur, amor,
Hacia la isla del verano
Donde las torres de bambúes son el centro del
bosque
Y las orquídeas de boca ancha sonríen.

Y buscaremos la colina silenciosa
Donde se alza el arbusto del algodón,
Y saltan los risueños arroyos cristalinos,
Y trabajan zumbando las abejas.
Y construiremos allí una cabaña
Con acanalado techo oscuro,
Al lado de un claro del bosque, con campanillas
azules perfumando cerca,
Y helechos que nunca se marchitan.

Del libro inédito de Eduardo Dalter "Vientos y mareas de West Indies/ De Jamaica a Guyana – 71 poemas".

Claude McKay nació en cercanías de James Hill, Clarendon, Jamaica, en 1890. En 1912 publicó su primer libro de poemas, Songs of Jamaica, escrito en dialecto patois, y partió hacia el sur de los Estados Unidos para estudiar agronomía, carrera que abandonó al poco tiempo. Durante algunos años estuvo viviendo en Londres, donde se dedicó al periodismo. Y ya en el Harlem, promediando la década del ’20, intervino en las luchas reivindicativas de su raza y escribió poemas y artículos, para constituirse en una de las personalidades del movimiento cultural y poético Harlem Renaissance. Las páginas de su poemario Harlem Shadows (1922) son referenciales. Por otra parte, sus novelas Home to Harlem (1928) y Banana Bottom (1933) siguen mereciendo estudios y ediciones, tanto en los Estados Unidos como en el Caribe. Falleció en Chicago, de un ataque al corazón, en 1948. Su antología Selected Poems se editó en Nueva York a los cinco años de su muerte.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Misil

Aldo Luis Novelli



Palestinos de Jayyus, decidme en el alma ¿quién, quién levantó los olivos? : Dentro de la claridad/ del aceite y sus aromas,/ indican tu libertad / la libertad de tus lomas.

Miguel Hernández

hace 100 años había un olivo
en aquella loma
y en su sombra mis abuelos
descansaban de la cosecha.
ayer había una calle
mojada por la lluvia
donde ahora corre agua enrojecida.
hace un instante
había una casa aquí
donde comíamos con mis hermanitos
shashlik con ensalada mutabbal.
ahora hay un inmenso hueco
en este lugar ardiente
lleno de escombros y tierra quemada
tapando para siempre
a mis amados hermanitos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El reino de la espera

Edgar Borges (Desde Madrid, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Recuerdo un episodio de Garfield titulado “El reino de la espera”. El televisor de Jon, “el dueño del gato protagonista”, se daña; el hombre llama por teléfono al servicio técnico pero sólo atiende una grabadora que indica repetidas veces una serie de opciones numéricas. Cansado de la espera, Jon entrega el teléfono al gato para que le avise apenas responda un ser humano. Garfield, agobiado por la voz metálica y el tono, se queda dormido. Lo que sigue es una pesadilla sobre la ausencia de humanidad en las (paradójicamente llamadas) comunicaciones. El capítulo de Garfield, agudo y trágico, es un asomo a la más sofisticada forma de colonización que se haya cometido contra el ser humano.

La modernidad, como cualquier concepto, puede ser una trampa cuando se introduce en la cotidianidad como una vía unilateral de realidad. Eso ha ocurrido con la sistematización de las necesidades sociales a través del uso de la tecnología. Un día se subió el telón y nos presentaron la burocratización del todo, el almidonamiento de lo que una y otra vez pretendimos ser (en equidad y justicia) a contra corriente de los poderes fácticos. Y frente al show: fantasmas que simulan el fuego de la vida conectados a una simbología que carcome el pensamiento y la palabra. Cada quien compró el diseño invisible de una parcela maquillada de autopista (la geografía de seres que se creían comunicados). Servicios públicos y privados; lo micro y lo macro; el boleto de ida y vuelta, todas las direcciones conducen a una única no salida: la respuesta virtual. Y esa no salida, por más simulacros de opciones, no admite preguntas. Se acabó el derecho a obtener respuestas pensadas. En la sala de espera somos espectadores de fogonazos de realidad que a la final nos dejan saturados. ¿Se ha preguntado cuándo fue la última vez que pudo disfrutar de su propio silencio?

En el año 2001, cuando se publicó en Venezuela mi libro “Aquiles. El fugitivo de la globalización”, una periodista me etiquetó de “apocalíptico enemigo de la modernidad”. El libro, como tantos otros de diversos autores, sólo dibujaba la progresiva pérdida de la memoria desde que hemos entregado la imaginación al absolutismo tecnológico. No es un decálogo de la ciencia ficción, tampoco es la paranoia de un inadaptado. Es la reflexión básica que (sospecho) en silencio casi todos nos hacemos. Recuerdo el sujeto que se fue de la tienda de telefonía convencido de que había entendido las instrucciones del vendedor; en su partida pude ver que su rostro tenía la misma interrogante (temerosa) que llevaba encima la vecina que me pidió ayuda porque su lavadora nueva no le funcionaba y en el servicio técnico sólo le atendían voces metálicas. ¿Acaso no será la misma pregunta que la mayoría calla cuando va a una taquilla de banco y no entiende por qué tiene que entenderse con máquinas? ¿Alguien nos consultó si queríamos este modelo de anti humanidad? ¿Quién no se siente un ignorante ante el constante cambio de informaciones que nos entregan cada vez que se hace caduco un “aparato nuevo”? ¿Quién no se ha sentido un excluido ante la alienación colectiva que produce el efecto “sólo existe el otro a través de su aparato móvil”? ¿Quién no percibe que ha entregado la particularidad de su imaginación creadora de realidades a un panfleto inalcanzable y uniforme llamado realidad virtual?

Sobre esta nube “gestionan” hasta muchos de los llamados gobiernos de izquierda. Unos y otros han sido inducidos a entrar en la mundialización de un esquema tecnológico sin alternativas. Pocos se atreven a diseñar e impulsar un modelo diferente, el concepto global de modernidad no da tregua, absorbe o aplasta. En paralelo al crecimiento de las (siempre) llamadas nuevas tecnologías, el panorama exterior del siglo XXI se debate entre una crisis económica planetaria y guerras para desmantelar cualquier concepto de país contrario a los lineamientos de El reino de la espera (cuando menos los opositores serán tachados de primitivos, cuando mucho de terroristas). Como si fuese un viejo rompecabezas que va entregando las piezas por ciclos, hoy asistimos a dos partes del juego (privado): realidad virtual para sedar la mente, realidad exterior inhóspita para saquear los recursos de la tierra. Política, arte y ciencia, de un tiempo a esta parte todo ha cedido en ética y fuerza a favor de un gobierno global que, desde su operatividad invisible, opera como el distribuidor de la precariedad y de la utopía. Habría que observar la metamorfosis que la actual situación genera en nuestra conducta. ¿Qué clase de no relación se está instaurando bajo este nuevo formato de no existencia? Del pensamiento a la reacción, de la duda a la estupidez, del grupo al aislamiento, de la movilización a la inercia. En los modelos sociales anteriores, con el poder siempre pretendiendo moldear nuestra perspectiva, hubo espacio para la diversidad de vías. El teléfono nunca pretendió ser televisor y el mural no usurpó el recorrido del paisaje. Un vaso medio vacío también puede ser un vaso medio lleno; sin embargo, difícilmente el individuo podrá escoger con qué llenar su vaso cuando sólo consigue Coca Cola. En las redes sociales los usuarios repiten una determinada tendencia. No obstante, poco antes los noticieros de televisión, en su noción de agenda cultural, difundieron los vídeos o las publicaciones del momento (el recién nacido que baila como Michael Jackson; el sujeto que conduce un camión con los pies y por la vía contraria o la famosa que sube una foto desnuda a la red social del momento). Igual acontece cuando lanzan algo nuevo, sea un teléfono móvil, un juego virtual, una aplicación o cualquier nueva forma de vendernos la sistematización de las voluntades. En la novedad, anunciada por televisión, sacan a todos los competidores de la carrera. El modelo es un no lugar que pulveriza nuestra energía. Nunca llegamos a tiempo, quedamos fuera de todo espacio e identidad. Jamás podremos alcanzar ese estado virtual (ajeno a la independencia de nuestra imaginación) que nos convoca como un espejismo devorador de realidades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los Drusos y el Drusismo - Riad Hassan

Chara Lattuf (Desde Caracas, Venezuela. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

¿Quiénes son los drusos?

“La secta Drusa pertenece al mismo origen Árabe de los pueblos conocido como Bilad-Ashaam o tierra Damasquina, nombre dado históricamente a la región que ahora se conoce como Siria, Líbano y Palestina…



Los Drusos han formado parte de las sociedades políticas, sociales y culturales que han tenido carácter integracionista .Los partidos políticos que han luchado por la liberación , la independencia y la unión de la nación Árabe , como los movimientos armados de liberación nacional, han contado siempre con el apoyo total de la comunidad Drusa , y han tenido lideres Drusos como conductores y comandantes en jefes de estos movimientos, Kamal y Yumblat en el campo político e intelectual, y Sultán Pacha Al Atrash en el militar son líderes que sus nombres han trascendido el marco de la comunidad Drusa, para convertirse en líderes de la comunidad de la nación Árabe y grandes protagonistas de su historia moderna…

… “Para nosotros no hay Drusos Sirios y Drusos Libaneses, sino Drusos. Durante la primera guerra mundial cuando el Líbano sufrió la escasez de alimentos más prolongada de su historia, los Drusos de Siria formaron caravanas, atravesando planicies, escalando montañas y arriesgando sus vidas para transportar trigo y demás alimentos a sus hermanos del Líbano…”



Fragmentos del libro “Los Drusos y el Drusismo” Por: Riad Hassan

Riad nos refiere que la secta Los Drusos se origina en el año 1017, guerreros combatieron contra la Cruzada, invasores. Hoy en día son aproximadamente 1 millón en todo el mundo. Combatieron contra los franceses en el año1925.Grupo abiertos a corrientes religiosas y políticas, aunque predomina el Partido Progresista Socialista, siempre a beneficio del nacionalismo Árabe.

Sobre el conflicto actual menciona que siempre el mundo árabe apoya a Los palestinos, incluyendo Arabia Saudita. Riad Hassan nació en el Líbano en el año 1936 y desde 1958 llega a Venezuela, luego de haber participado en “Las Fuerzas Patrióticas” bajo el liderazgo de Kamal Yumblat que andaba en una lucha armada contra el entonces presidente Kamil Shamoun, quien pretendía ser vitalicio. Riad actualmente es el Representante del Partido Progresista Socialista en Venezuela.

El libro escrito por Riad Hassan “Los Drusos y el Drusismo” en español, inglés y árabe, traducidos por el autor.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Amazonia: El futuro está en su pasado

Jorge Zavaleta Alegre (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

Un momento mágico emerge en América Latina. Las voces de los pueblos amazónicos comienzan a multiplicarse, ante el amenazante apocalipsis del planeta Tierra. Solo en dos siglos, la exacción indiscriminada de sus recursos naturales ha destruido milenarias prácticas de conservación acumuladas por las comunidades nativas. Ahora, encuentra una respuesta coherente a la cual se suman voluntarios que comparten la literatura y conclusiones de destacados investigadores que plantean cómo detener la barbarie y la voracidad de las empresas transnacionales, instrumento de un neoliberalismo ciego contra la vida de la humanidad-.



Selva Viva: de la destrucción de la Amazonía al paradigma de la regeneración, es el título de aporte para comprender mejor el futuro que le reserva a la Amazonía, elaborado por un Grupo internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas, el Programa Universitario México Nación Multicultural-Universidad Nacional Autónoma de México y CASA Editorial Casa de las Américas.

El equipo coordinador de esta cruzada lo integran principalmente Stefano Varese, Fréderique Apte, Stepher Margin, Róger Rumrrill, de quienes entregamos en esta ocasión solo algunas líneas, que llevan a conocer el valor y la trascendencia de “La tierra negra, don de los pueblos amazónicos en la regeneración global”.

Empezamos con las voces de los mismos pobladores nativos. Pablo Jacinto Santo, del Pueblo Asháninca, se dirige “A los millones de indígenas que nos enseñaron a amar la naturaleza y con su fuerza espiritual defendámosla con nuestras propias vidas”.

Del pueblo Quechua de Oruro-Cochabamba, Guillermo Delgado, saluda a sus hermanos y habla del “sol, de la naturaleza, de las alturas andinas, la selva, los pájaros, el agua, la luna, los espíritus de las montañas, a todo/a toda que habita la tierra y que nos dan vida para que nuestros corazones no duelan. Que sea pues en hora buena”.

 Carlos de Senna Figuereido, investigador brasileño, en el prólogo, propicia el diálogo con el mundo indígena para ampliar los horizontes de la sociedad moderna, y presenta “el registro definitivo de las atrocidades cometidas por nuestra civilización contra los pueblos indígenas de América con prácticas de genocidio y etnocidio que persisten. Sin embargo de la larga noche de horrores hemos de amanecer”.

Las 280 pp de Selva Viva, lleva al lector por la enorme cuenca fluvial amazónica, que propicia la integración de Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Guyana, Surinam y Brasil: “Gracias a este potencial compartido, podremos asegurar a nuestras poblaciones umbrales decentes de alimentación, vivienda vestuario, salud, educación y seguridad….La lucha competitiva se hace necesaria… El gran ayuntamiento de los países como algo que se pueda concebir como una sola nación, fomentará la autonomía de pensamiento y cultura y, por ende la creatividad”.

Al mismo tiempo que surgen voces optimistas sobre la reconstrucción como naciones hermanadas, también están amenazas de suicidios colectivos: Ciento setenta indios de Guarani-Kalowá de Mato Grosso en su carta al Conselho Indigenista Missionário-CIMI, relatan su atroz sufrimiento:

“…queremos que nos maten y entierren juntos a nuestros antepasados aquí donde estamos ahora. Y por eso pedimos al Gobierno y a la Justicia Federal del Brasil para decretar nuestra muerte colectiva y para enterrarnos aquí a todos nosotros. Decreten nuestra aniquilación y total exterminio, además de mandar tractores para cavar un gran pozos para tirar y enterrar nuestros cuerpos”.

Las petroleras en territorios de los nanti…

En el Perú…tres cuartas partes de la Región son abarcadas por contratos de Lima con empresas petroleras. Varias petroleras actúan en territorios de los Cacataibo y los Nanti. Una prospección de los años 1980 promovió el contacto con los Nahua y, en pocos años, la mitad de la población Nauha se había muerto, revelan autores del libro.

En la propuesta para un Ministerio peruano del ambiente, el grupo de trabajo multisectorial reportó: “La diversidad biológica, no obstante su inmensa importancia, es afectada por diversos procesos que van reduciendo n la disponibilidad del agua, de recursos genéticos, especies y ecosistemas estables. La tala de árboles es un proceso de enormes consecuencias ambientales, económicas y sociales. La degradación de ecosistemas es grave como también la amenaza de extinción de especies de la flora y de la fauna. Las consecuencias sobre las poblaciones rurales son muy diversas y va desde la reducción de la seguridad alimentaria al mayor empobrecimiento por la reducción de recursos.”

El recorrido por la Cuenca Amazónica de diferentes equipos de estudio concluye que la obra del hombre sobre el planeta está averiada: “Arreglarla solo será posible por un cambio social radical, porque llegará a las raíces de las cosas. En medio de un atropello de proclamas y banderas, acuerdos y programas poco sólidos, por fin se escucha una voz en el tumulto - la voz del indio”.

Sin aire, sin agua y sin mundo

A manera de conclusión, Eduardo Galeano, el uruguayo de Las Venas Abiertas de América Latina, señala que en Selva Viva, escriben con rigor científico y conocimiento de la realidad indígena, y con no menos profunda solidaridad y respeto por sus raíces sagradas. Afirma que “La Amazonía, tierra alucinante y atormentada, es el lugar que proyecta la visión universal de quienes no escriben sobre los indios, insectos investigados con microscopio, sino desde los indios, antes de que todos nos quedemos sin aire, sin agua y sin mundo”.

Lenguas indias y sus cantos

Desde los hondos ríos, Stefano Varese, antropólogo ítalo peruano, profesor emérito de la Universidad de California, cuestiona la sombría realidad del sobrecalentamiento mundial y los aterradores pronósticos de extinción de vida en pocas décadas más. La vocación y el destino geo - biofísicos de millones de años de existencia del mundo han sido alterados radicalmente por poco más de doscientos años de economía industrial y su voracidad autodestructiva. La Amazonía se está volviendo en la última frontera de invasión, conquista y destrucción: “De las diez mil flores y pájaros de estas selva no queda sino la memoria terca en las lenguas indias y sus cantos”.



Las narraciones de Orellana y fray Gaspar de Carvajal, dan cuenta que en el siglo XVI a lo largo del río Amazonas las casas y los pueblos estaban tan pegados unos de otros que parecía que estar navegando sobre agua y leguas (más de 300 kilómetros) frente a una sola gran y larga ciudad.

El descubrimiento de largas extensiones de Tierra Preta – el suelo negro de biochar, un carbón vegetal especial, materia orgánica y trastos cerámicos fragmentados - fue aclarando un panorama pan-amazónico de gran profundidad temporal vinculado a la reacción intencionada por parte de las sociedades indígenas de suelos de alta productividad, larga duración de siglos y capacidad de retención del dióxido de carbono generado por el sistema de roza-tumba que abre campos de cultivo de corta duración…

Visiones en 50 años

Róger Rumrrill, revisando los estudios de Bruno Seminario y Jurgen Schuldt, dos economistas de la Universidad del Pacífico de Lima, señala que cuando nos despertemos en 2062, sin tapujos ni medias tintas que el actual modelo primario exportador que se aplica en el Perú de hoy como un dogma basado en un extractivismo desenfrenado y obsceno, es insostenible e inviable en el mediano y largo horizonte peruano.

Los desastres del cambio climático y del extractivismo están ya provocando impactos en todo el Perú y la Amazonía. No hay que olvidar que el Perú está entre los tres países más vulnerables al cambio climático, después de Blangadesh y Honduras. Los países de la Comunidad Andina de Nacional estima que los países de esta región perderán aproximadamente 30 mil millones de dólares al año 2025 por efectos del cambio climático y el Perú, por su lado, estaría perdiendo el 4.4% de su PBI, 10 mil millones de dólares por este mismo fenómeno global.

El río Amazonas con sus 6,780 kilómetros de longitud, 1100 tributarios, con el 20% del agua dulce del planeta, el 4% de la suma total del agua de todos los ríos del mundo. Su flujo normal de 267,000 metros cúbicos por segundo ha descendido, de acuerdo a mediciones en la última década.

Los politólogos Raúl Sibechi y David Harvey afirman que frente a la orgía destructora no hay relaciones interamericanas sin militarización ni integración de la justicia en función de la cultura nativa y los códigos occidentales. La estrategia para alcanzar el dogma liberal, ha condenado a la resistencia indígena de las últimas décadas, como fue el enfrentamiento en “Curva del diablo” de los comuneros nativos con la policía. Murieron 24 personas. Fueron condenados a cadena perpetua dos indígenas, otras penas para unos cincuenta de ellos y a 35 años a segundo Pizano Chota, líder de esa resistencia y presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP)

Encrucijadas amazónicas

Nemesio Rodríguez Mitchell, considera que una extensión de 7,8 millones de km2 sobre doce macro cuencas y 158 subcuencas, compartidas por 1,497 municipios, 68 departamentos/estados/provincias de ocho países: Bolivia (6.2%), Brasil (64.3%), Colombia (6.2%), Ecuador (1.55), Guyana (2.8%), Perú (10.1%), Suriname (2.15) y Venezuela (6.8%), además de Guyana Francesa (1.1%).

En la Amazonía viven cerca de 33 millones de personas, incluyendo 385 pueblos indígenas, además de algunos en situación de aislamiento.

Sus amenazas más evidentes con tanto la expansión de la ganadería, agricultura y explotación forestal como las carreteras, la extracción de petróleo y gas, la minería y las presas hidráulicas. En este gran espacio, las áreas naturales protegidas y los territorios indígenas legalizados “se han convertido en verdaderas islas de bosque ante la expansión de la economía exportadora de productos básicos de bajo valor agregado”.

La regeneración global

Frederique Apffel y Sthepen Marglin, plantean que la tierra negra o yana allpa que están recreando en el Centro Sachamama de Tarapoto, los comuneros recrean las prácticas de sus ancestros y ofrecen cerámicas rotas a la tierra antes de sembrar. El color negro de esa tierra es debido al carbón que es quemado con poco o sin oxígeno, experiencia valiosa que los beneficiarios y autores del estudio explican con amplitud en este texto y en una amplia entrevista a publicarse en otra oportunidad.

Selva Viva incluye en este esfuerzo editorial, además de los expertos señalados, a John H. Bodley profesor regente de antropología en la Universidad de Washington. Alberto Chirif, antropólogo de la Universidad Mayor de San Marcos, dedicado hace 43 años en temas amazónicos.

Guillermo Delgado, doctor en antropología por la Universidad de Texas, coeditor de Quechua Verbal y de Identidad, Ciudadanía y Participación Popular. Carlos de Senma Figueiredo, investigador brasileño de la Universidad Católica de Río. Seren Hvalkof, consultor de Dinamarca, nos ofrece publicaciones sobre privatización de la tierra de las comunidades indígenas.

Nemesio Rodríguez Mitchell, argentino de nacimiento, incide en el pensamiento indígena contemporáneo en América Latina. Alexandre Surrallés antropólogo de la Escuela de Ciencias Sociales de parís.

En suma Selva Viva, en palabras de Eduardo Galeano, denuncia las atrocidades que los indígenas amazónicos sufren y a la vez celebra su porfiada resistencia que sobrevive a la represión militar, a la manipulación política y a la complicidad judicial.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La celda 18… Una cascada de sensaciones conceptuales sobre el exilio

Juanito Guanabacoa El Sabroso



El destino es un demonio que no puede ser controlado por nuestras pasiones y ambiciones, NADA ESTA BAJO CONTROL cuando se trata de la vida incierta en el exilio, digo, en cualquier parte y momento de nuestra existencia.

O LO QUE ES LO MESMO…

Sentires y Desesperaciones Hechas Letras en Alucinadas Narraciones.

Viajeros y aventureros de la vida y el exilio,
“Granujas” levantados contra el orden del Sistema,
“Pendencieros” que huyen del modelo impuesto,
Hermanos y colegas de los grupos marginales,
Sesudos de la FINCA EL DESCONCIERTO.

El demonio de nuestro destino no puede estar bajo el control de nuestras pasiones.

Los Sentires Contra SOLEDAD.

Hoy es otro día de tantos, de aquellos muchos que tienden parecerse al infinito en la perdida cuenta que escapa a mi memoria… Hoy es otro día, en que me ataca Soledad y me cierra la vista del entorno.

El destino es un demonio que no puede ser controlado por nuestras pasiones y ambiciones, NADA ESTA BAJO CONTROL cuando se trata de la vida incierta en el exilio, digo, en cualquier parte y momento de nuestra existencia.

Así que, tratando de agarrar al destino por el rabo y sabiendo que es un Satán del NO PLAN, encuentro sin sorpresa que la inestabilidad y el cambio es mi cotidiano; Espera por papeles, que presiento serán negados, pos la condición de ser excluido forzado rompe el pacto trazado por los mandamases de los gobiernos de mi MEXIQUE-RANCHO y La France.

Presentido sentimiento después más de un año de espera, en tanto de los tratos y visita del secretario de Relaciones Exteriores de mi país a esta nación colonialista de la Europa, la “apertura financiera” de mi país es ponzoña que corre y afecta a muchos bien distintos.

Un incidente y un accidente han contribuido a la flaqueza del momento en que Soledad me entró hasta adentro… al profundo que estaba descuidado en un instante de desconsuelo, y me hizo perder el suelo de las realidades por un rato.

El Incidente y el Accidente.

Al bajar del “bus” una mañana veo de reojo a “un mayor” que como en cámara lenta empieza a caer, se desploma… la banqueta a unos pasos del transporte, la reacción instantánea y la mente trabajando a la velocidad de la luz… pongo el pie mal y con la consciencia de que puedo estar inmóvil para ver pasar ante mí el cuerpo de ese hombre en caída libre, sin ni siquiera meter las manos… no va con mis principios… ZAS!

El hombre de más de 100 kilos, atenúo la caída estirando las manos que lo cogen por su pecho, el giro inesperado y su peso sobre mis brazos, no subí el pie a la banqueta, un giro y CLIC! El sonido interno, el evento instantáneo, dos pasos más… momentos después el dolor y al llegar a casa LA BOLA hecha rodilla y el dolor que me impide subir a mi habitación… El Cuarto 18, de un séptimo piso con las escaleras más largas que el camino al purgatorio…

Desde mi ventana… Paris de mítico romanticismo… LA TOUR EIFFEL.

15 Días Antes…

El cuarto 18 se ha convertido en mi espacio personal. Mi guarida, mi refugio, un “hogar sobre la marcha”… La vista desde la ventana hace parecer especialmente romántico y mítico el lugar. A mi izquierda la Torre de Montparnasse, a mi derecha la Torre Eiffel. Las adaptaciones sobre la marcha y tengo cocina, baño, cama… TODO EN EL MESMO LUGAR… las comodidades básicas y MI ESPACIO.

Una mesa multiusos donde he pasado muchas horas de lectura, de búsqueda, de comunicación con la red y de hacer lo que un Escriviviente requiere para existir… hacer letras y compartir mis alucinadas interpretaciones del mundo que se nos avanza implacable a todos los seres del planeta. Ha sido mi cuartel general para exponer y compartir mi NETA REVELADA.

7 pisos de altura y las escaleras son un ejercicio más que se suma a las horas de marcha y caminares por todos los lares de Paris. Ejercicio que da cuenta de todas las horas que he pasado en ese espacio de gentes que es LA CALLE. Escaleras que en descenso me llevan al lugar de encuentros, de experiencias, de inspiraciones… de subida me regresan a mi intimidad particular y segura. El CUARTO 18, CUARTEL GENERAL DE LA FINCA LA PENSADA!

De rebote a la realidad fáctica.

Así que después del accidente, visitas al doctor, radiografías, resonancia magnética y todo aquello que requiere el médico pa determinar lo que yo sé de antemano… MI RODILLA ESTA JODIDA! Y la penitencia al pecado de vivir… Acudir a el “Kine” la terapeuta que hará del dolor una penitencia, mi ánimo y mi necesidad vital me dictan energía y salen mis fuerzas… por primera vez hago la promesa a la doctora de ser “un buen paciente” y seguir todas las indicaciones pa recuperarme.

Pasan varias semanas y por fin! Cita “con el especialista”. Acudo al hospital, y la sorpresa no fue toparme con estudiantes residentes en Ortopedia y traumatología… sino de escuchar que me dice “es la primera vez que veo un caso como este, permítame, voy a hablar con mis colegas”… -Al menos fue honesto, me digo como consuelo… sin ningún resultado el dictamen es seguir con la “Kinetarapeuta”…

3 veces a la semana, sesión que varía entre 20 y 45 minutos de acuerdo a la “carga de chamba y humor” de los jóvenes… mejoro relativamente. El ligamento se recupera, el menisco me hace ver mi suerte…

Inspiración se pone cachonda pero por primera vez me siento viejo…

Veo e imagino a Recuperación como una dama caprichosa… me receta “esperanza” pero sentirme inhabilitado, limitado, con la presencia de un dolor que produce fatiga al término de la jornada o después de un día de marcha… la frase de mi tía Pelada me rebota en la tatema: -ESTO ESTA DE LA CHINGADA! Y por primera vez me siento “viejo”… hasta con posibilidades de hacerme de la herramienta de la muerte pa cortar de tajo la rabia que me invade… Los pechos de Recuperación al descubierto… o le entro o quedo jodido para siempre!
Inspiración… dama caprichosa que deja el lecho una noche de verano.

Veo a Inspiración que una noche de verano “coge sus cosas y se larga”! Pasan días sin que letras hacer yo pueda… la confusión, la impotencia, el dolor… merman la paciencia y me quitan la focalización en los asuntos del ESCRIVIVIENTE… ZAS! Se suman nuevos trámites y papeleos que me recuerdan mi frágil situación jurídica frente al gobierno… SOY UN EXILADO A LA DERIVA.

Guardo silencio y me recojo pa sentir que no aflojo y que no abandonaré el frente de esta batalla… Hoy doy la espalda a TODOMUNDO… el león no es como lo pintan y el lobo está cansado de vagar por en solitario… yo soy un animal sin consuelo…HE PERDIDO EL SUELO!

Debo pensar dos veces cada ocasión en que debo descender o ascender las escaleras… cada día el trayecto es más y más largo… y cada vez que mi rodilla se flexiona yo reflexiono sobre la vida. La cantidad de dolor que se puede almacenar rebasa lo físico y entra a otros espacios… SOLEDAD… la maldita se aprovecha!

Así. Poco a poco… mi espacio va transformándose y una mañana amanezco en LA CELDA 18.

Libre pero atrapado, viviendo y sintiendo dolor en muchas de las aristas existenciales de mi vida… bombardeos y crímenes, dolor y enfermedades, SOLEDAD ENSANGRENTADA…

Despierto, en estos días he recopilado material para un video, PARIS y EL CONSUMISMO DE ELITE, LOS MUSICOS PARISINOS Y LA CALLE… tantos títulos que hoy no son… sino sólo imaginadas situaciones en alucinadas interpretaciones… camino, paro… intento recuperarme con un falso descanso… MI RODILLA ME ARRODILLA y la calma ya no llena las horas de mis días… dolor que se soporta porque semos nada ante la NADA que quiere parecer nuestro destino… Nuestro? Mi existencia es colectiva, mi muerte autismo de esperanza.

Mi existencia es colectiva… Mi muerte autismo de esperanza… YO ESTOY AQUÍ!

Realidades Extremas Interpretaciones Alucinadas…

Sigo en la existencia que es un camino que se recorre sin clemencia, LA VIDA que implica LA MOVIDA y el motivo…LA CAUSA y todo es consecuencia… la secuencia sigue y LA CALLE me reclama.

Bajo nuevamente la escalera, para pasar el tiempo y enfrentarme al destino… no es demonio ni santo ni…cómo diría mi tía Pelada? NI MADRES QUE VAS A AFLOJAR! Y me motivo. Así recorro museos y camino calles y hago imaginadas emisiones que a la hora de convertirse en letras se me esfuman… Inspiración me la anda jugando chueca!

La celda 18 es estrecha, mi inquietud demanda espacio y apertura. Aire de movimiento traducido en libertad que la salud me ha negado… ENGANCHADO en el dolor… arde el fuego de la impotencia y… por otro lado lo potente del ánimo como calor guardado en una braza a punto de extinguirse… LA CONTRADICCION ES UNA CONDICION y el CONTRASENTIDO ES NEGACION.

No soy SANTO… Mi demonio es mi DESTINO…

La vida ha sido siempre sorpresiva CIRCUNSTANCIADA, he participado en la jugada, ha sido condición impuesta… siempre me sale una respuesta! Así ha pasado mi existencia, y pos entre damas y BE-VIDAS- así me he chupado el tiempo y he tenido PEDAS DE EXPERIENCIA! Sin clemencia, con rigor y el calor de lo prohibido… estoy en el renglón torcido del exilio y el elixir de la vida ha sido la destilación de mi estilo…

Entre damas y BE-VIDAS- así me he chupado el tiempo y he tenido PEDAS DE EXPERIENCIA!

Crítica y Censura…

Del amigo y de la amiga… el consejo… ceño fruncido, naturaleza alterada, interpretación alucinada… sigo vivo en la necesidad que hoy es necedad negada… ESCRIVIVIR! Pa que el Respetable se sorprenda, me repruebe, me critique… les penetro al profundo de nuestras diferentes realidades… Y hoy esto no me ha sido posible, me falta la erección que me produce Inspiración… que se ha largado impunemente!

Y pos cínico me aferro a las viejas mañas aprendidas de familia… mi tía Pelada:- ME VALE MADRE! Que me critiquen o me ofendan… Porque quienes lo hacen son los AFECTADOS, de mi educación, mi lucha y mis principios… ESTOY EN LA LUCHA…. SIGO EN EL EXILIO!

Quienes me critican están afectados por mis juicios! Son los pocos que no entran en la categoría de la CHUSMA UNIVERSAL EN RESISTENCIA!

No estoy muerto, ni ausente, ni lejos… SIGO EN EL EXILIO.

Así puedo seguir en la lucha, en la jugada, con mi movida… estoy en el exilio y bueno han pasado ya muchas noches en vela sin poder teclear lo que deseo compartir, sumido y sumado en el dolor del planeta… EL WARBISNESS que se expande, la PASIVIDAD que nos invade, la FRUSTRACION que descuartizo… le arranco a la muerte mi existencia!

La vida me arranca de la muerte…PORQUE SOY UN VIVO ENTRE LOS MUERTOS!

Y así sigue Paris, La France como el terreno de mi batalla existencial y el campo fértil de mis experiencias… y la lección queda para mí… EN UNA IMAGEN!

FINCA EL DESCONCIERTO en el concierto de mi experiencias!

Así… junto a Napoleón un sueño que no es sino existencia…

FIN

Mi grito como clamor pa su consuelo… mí…
AAAAAAAAAAAAAAAAADIOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSSILVER!!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Y después?

Nechi Dorado (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



¡A bombazo limpio!
Enmugrecido nada más que por la sangre
que quedará regada en el recuerdo.
Como acopiadores de semillas de la muerte
giran haciendo germinar brotes de odio
ante los ojos de la tierra desgajada.

Dicen que son israelíes y es mentira
digamos… que son escorias, no más,
sin disimulos.
¡Bestias inmundas de un infierno inaugurado
por el sionismo brutal y sus aliados!

¿Y qué vendrá después?
¿La martirización de los monstruos?
¿Seguirán recordando holocaustos propios
mientras siguen masacrando a los ajenos?
¿O apoyarán sus traseros en el polvo
que habrán de masticar
tras su derrota moral, vuelta vergüenza,
con un solo trofeo entre sus garras?
¡El desprecio visceral del mundo entero!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Antropología cultural: Casamientos en diversas partes del mundo

ARGENPRESS CULTURAL



Los seres humanos, a través del tiempo y en todas las civilizaciones, fijamos nuestra descendencia a través de la institución matrimonial.

No pretendemos en el presente material abrir un análisis (1) al respecto. Sabido es que el matrimonio, como creación cultural, cambia a través de la historia. ¡Y cambia mucho! ¿Eran pensables, por ejemplo, matrimonios homosexuales (2) hace algún tiempo?

Aquí, con un carácter más bien plástico, nos limitamos a presentar la interminable variedad de ceremonias nupciales que pueden encontrarse.

¡Que vivan los novios!... y veamos estas sugestivas imágenes.

Descargar presentación completa desde aquí (formato pps)

Notas:
1) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=41414
2) http://www.argenpress.info/2011/12/matrimonios-homosexuales-una-pregunta.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Cine clásico: Por si no las vieron, o quieren volver a ver alguna

Beatriz Paganini (Desde Santa Fe, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Desde la ciudad de Santa Fe nuestra colaboradora y amiga Beatriz Paganini nos hace llegar estas películas. Vale la pena guardarlas como rica filmoteca.

La Patagonia Rebelde (1974)
http://www.youtube.com/watch?v=kO4lpcLATJI

Camila, 1984
http://www.youtube.coCompletam/watch?v=XVEM9s0NO2o

Naranjo En Flor
http://www.youtube.com/watch?v=m0XSVbmP32A

La Reconstrucción
http://www.youtube.com/watch?v=CYxNNn3xe2U

Wakolda (2013)
http://www.youtube.com/watch?v=0GLbyWqhkEM

La historia oficial (1985)
http://www.youtube.com/watch?v=4jDedNY6Cq0

Desde el abismo
http://www.youtube.com/watch?v=YFO7ebzJxY0

Delito de corrupción
http://www.youtube.com/watch?v=ZybZL552tEI

Por tu culpa
http://www.youtube.com/watch?v=IROn6TDapVU

Amanecer de un sueño
http://www.youtube.com/watch?v=jr5Of12qtyA

Un amor (2011)
http://www.youtube.com/watch?v=uGsvlzgvZ4o

Martin Fierro (1968)
http://www.youtube.com/watch?v=BGpofoplZR4

Don Segundo Sombra (1969)
http://www.youtube.com/watch?v=NmSALSdrk04

Amalio Reyes "el último cimarrón"
http://www.youtube.com/watch?v=EY2fHfGgq0I

Ya tiene comisario el pueblo (1967)
http://www.youtube.com/watch?v=YPwvtJp-vUw

Los muchachos de antes no usaban gomina (1969)
http://www.youtube.com/watch?v=GksIVjdeQ8k

La barra de la esquina (1950)
http://www.youtube.com/watch?v=pmsqQI2uLEI

Despabílate Amor (1996)
http://www.youtube.com/watch?v=BM6wMAcUZGY

No te mueras sin decirme adonde vas
http://www.youtube.com/watch?v=uwpOyO6pkBk

Pequeños Milagros (1997)
http://www.youtube.com/watch?v=Sm29tFzqy9s

Luna de Avellaneda (2004)
http://www.youtube.com/watch?v=gRNMjzR-XLU

Alma Mía
http://www.youtube.com/watch?v=qzoRqX6Rq_g

Nueces para el amor (2001)
http://www.youtube.com/watch?v=WunXOKRpqIo

Corazón león
http://www.youtube.com/watch?v=wTtg-9UDCgI

Darse cuenta
http://www.youtube.com/watch?v=6JDKcbMb2MQ

La Nona (1979)
http://www.youtube.com/watch?v=7BFzrsyM7Q8

Boquitas Pintadas
http://www.youtube.com/watch?v=gWbKmpTtX_s

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los espermatozoides

Gustavo Etkin (Desde Bahía de San Salvador, Brasil. Especial para ARGNPRESS CULTURAL)



En aquel país elaboraron una substancia que, ingerida regularmente, permitía prolongar la vida de sus habitantes.

Así fue que, con el tiempo, fueron apareciendo más ancianos.

Hasta que descubrieron otra substancia que producía el efecto contrario: rejuvenecía.

En las farmacias donde la comenzaron a vender se formaban largas filas de ancianos desesperados por ingerirla.

Así fue que, con el tiempo, los ancianos empezaron a rejuvenecer. Todos iban volviendo a ser jóvenes.

Pero se presentó un problema: de jóvenes pasaron a ser nenitos. Y de nenitos, poco a poco, a volver a ser bebitos. Y después de bebitos, los fetos que eran cuando estaban en las barrigas de sus madres.

Y después se fueron transformando en una cremita blanca. Era el semen de donde venían. Y así quedaban.

Así fue que, poco a poco, aquel país se fue despoblando, quedando sin gente y llenando de charquitos de semen, manchas blancas que empezaron a aparecer en todos lados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El Palacio de Dolmabahçe en Estambul, Turquía

ARGENPRESS CULTURAL



El Palacio de Dolmabahçe en Estambul, Turquía, situado en el lado europeo del Bósforo, fue el principal centro administrativo del Imperio Otomano.

Una ley que entró en vigor el 03 de marzo de 1924 transfirió la propiedad del palacio al patrimonio nacional de la nueva República de Turquía.

Las obras de construcción costaron cinco millones Mecidiye, moneda de oro otomana, equivalente de 35 toneladas de oro. Catorce de esas toneladas de oro se utilizaron para dorar los techos de los 45.000 metros cuadrados del Palacio.

Descargar presentación completa desde aquí (formato pps)

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una vida.... Desde el alma

Ernesto Martinchuk (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



El ocio no es para dormir,
es para contemplar la vida.
Sin ocio no hay belleza.

Un día basta, para definir una vida.
Espero con ansiedad el atardecer.
Encendí el fuego para gozar
la danza amarilla, naranja y azul de su llama.
El tiempo transcurría mientras contemplaba las cenizas
jugar en el aire.

La llama arde y no le importa lo que consume.
Miles de colores se dibujaban en la ventana,
Y mis manos comenzaron a trazar las líneas de este poema.
Cuando lo finalice, mí día estará justificado.

Deje en libertad a la poesía
Para que fluya en lo que nos dice.
Su poder está en lo que sugiere.
Como el vino, deseamos aquel cuyo sabor perdura.
Se necesita ocio para construir el silencio.
El silencio genera las formas de la belleza.
Lo profundo esta en lo simple.
Cuando se establece una línea,
que sea para siempre.

Aprende de la naturaleza,
a escuchar el canto de la brisa.
No seas estrepitoso,
una sonrisa puede abrir puertas
que la soberbia se encarga de cerrar.

Cuando escribas no pienses que tu texto sea memorable,
Piensa que estas refinando, tan solo, tu alma.
Lo bueno está en lo puro,
lo profundo en lo simple.
El que canta desdichas
Pierde alegrías.

Siempre, dos opuestos luchan,
frío, calor, noche y día, húmedo y seco,
alegría y desdicha, alto y bajo,
el bien y el mal, risa y llanto, vida y muerte.
La vedad se refleja en los ojos.
El Universo no posee sentimientos.
El que anda en el camino de la virtud,
lo tortuoso no lo dobla.
El silencio no interfiere
con el curso de las ideas.

Cada ser tiene su orden.
El que conoce a los demás es inteligente.
Cumple con tu deber y vivirás largamente,
en el recuerdo de los demás.

Somos algo intentando descubrirse.
Un todo que es y no es.
Una potencia oculta que se descubre,
con el paso del tiempo.
El mero existir, no existe.
El hombre reclama belleza a la vida.

Al hablar no sólo liberamos aire.
Las palabras veraces no son agradables
y las agradables no son veraces.

Las cenizas nievan los leños,
que de tanto en tanto lanzan una sorda queja.
Un leño habla con chispas en la penumbra
mientras el pensamiento vaga en recuerdos.
Esta realidad ya corresponde a los sueños
que exploran el incierto futuro.

La ambición todo lo opaca,
Sin justicia no hay estado soberano
y nos convertimos en esclavos de maldades.

Cuando vives el bien, no necesitas pensar en el bien.
La realidad es una metáfora
que habita entre la oscuridad y la luz.

La virtud se pierde con la fama.
Los intereses, las ambiciones y las riquezas,
junto con el egoísmo, son el mal que te hunden.
La angustia, el dolor y los desengaños,
los que te sacuden y despiertan.

El silencio aterra al que tiene los sentidos dormidos.
No nos llevamos nada de esta morada.
La belleza refina el alma
espejo severo de la vida.
Se construye desde el dolor y el desapego
Los que te dicen sí de día, en noche dudaran de ti.

Los impulsos de nuestro corazón son los únicos a seguir.
Desechamos a los humildes por falta de amor,
y escuchamos a los poderosos por temor.
La gente más íntegra no es la que más ha estudiado.
Las creencias dudosas son las que más males producen.

No hay amor en el poder.
Quien no busca como debe, nunca encuentra lo que busca
Quien se retira a tiempo, puede elegir otro camino.

El que hace alarde de riqueza es un pobre tonto.
De tanto correr hacia el destino
uno se extravía y no sabe quién es.
Al humilde todo se le hace posible.
El gusano come con delicia, lo que al humano le repugna.
Tener un sueño nos permite dejar de ser una insignificancia.
Nuestros huesos se desintegrarán con el pasar de las horas.
Hoy tiene que ser el mejor día de mi vida.

Un pez puede nadar contra la corriente,
pero siempre será parte del mismo río.
El río no vuelve atrás.

Creemos que nunca vamos a trasponer
el puente de la muerte,
ese puente misterioso,
es un largo peregrinar, que es la vida.

He amado a mi mujer y mis tres hijos,
cometiendo la soberbia de no decirlo
y como tantas angustias no compartidas,
el silencio estalló en mi corazón.

Mi carne y mis palabras serán una misma cosa.
Bailarán enloquecidas chispas de mil colores,
cuando el fuego consuma mis huesos.
Seré lo único que he sido,
seré viento en el viento,
el ser a la espera de ser.
Seré menos que la nada,
silencio convertido en olvido
Una hoja en blanco,
un tintero agotado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Andrés Eloy, el poeta que supo pintar angelitos negros

Daniela Saidman (Desde Venezuela. Colaboración para ARGENPRESS CULTURAL)



El pueblo venezolano sabe de la obra del escritor cumanés porque anda siempre prendido a los caminos más hondos de esta tierra de ternuras y solidaridades.

En estos días nos sorprendió la muerte. Lo que pensábamos lejos nos tocó próximos y prójimos. Y convocados todos a la ternura nos conmueven los cientos de niños asesinados en Gaza. De ese dolor hondo vinieron los versos de Andrés Eloy Blanco, porque “Cuando se tienen dos hijos / se tiene todo el miedo del planeta, / todo el miedo a los hombres luminosos / que quieren asesinar la luz y arriar las velas / y ensangrentar las pelotas de goma / y zambullir en llanto ferrocarriles de cuerda”. Es el mismo poeta venezolano que nos cantó el Coloquio bajo la palma, animándonos a ser mejores, a “dar más sin decir lo que se ha dado” porque “lo que hay que dar es un modo de no tener demasiado y un modo de que otros tengan su modo de tener algo”.

Este poeta nuestro fue un escritor, dramaturgo, humorista, abogado y político, que nació en Cumaná el 06 de agosto de 1896 y falleció en Ciudad de México, el 21 de mayo de 1955.

Él supo conjugar la vocación de quijote con la de poeta, para ser un político capaz de sumarse a las causas más justas y un escritor convencido de la magia y la palabra que tiene sabor a pueblo. En él todo fue canto y entrega. Y tal vez por esta razón, sea uno de los poetas venezolanos más queridos y más recordados. ¿O es que hay alguien que no sepa recitar “píntame angelitos negros”? ¿Y que no ponga alguna emisora AM, el 31 de diciembre, un ratito antes de las doce, para esperar el año nuevo con las Uvas del tiempo?

El poeta cumanés estudió derecho en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la agitada vida estudiantil de aquellos años lo envolvieron pronto en el encendido ejercicio de la libertad. Aunque ya desde antes, cuando apenas contaba ochos años, partió con sus padres a Margarita por desavenencias con el gobierno de Cipriano Castro.

Se incorporó al Círculo de Bellas Artes en 1913 y apenas cinco años después recibió su primer galardón por el poema “Canto a la Espiga y al Arado”, mientras publicó El huerto de la epopeya, su primera obra dramática. Ese mismo año (1918), siendo estudiante de derecho, fue encarcelado por participar en manifestaciones contra el régimen de Juan Vicente Gómez.

Luego de recibir el título de abogado, Andrés Eloy Blanco comenzó a ejercer pero sin abandonar jamás su vocación por la palabra. En 1923 obtuvo el primer premio en los Juegos Florales de Santander, en España, por su poema “Canto a España”. Durante su viaje a recibir el galardón decidió quedarse durante un año en la península ibérica y tuvo la oportunidad de relacionarse con los poetas españoles de esos tiempos. Nombrado miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, en 1924, se trasladó a La Habana donde sostuvo encuentros con intelectuales y escritores cubanos, y venezolanos que se encontraban en el exilio.

El imparcial

Porque el ser humano siempre tiene cosas que contar y sueños por cumplir, empezó a editar en la clandestinidad, en 1928, el periódico disidente “El Imparcial”, que pronto se convirtió en el órgano de difusión de la Unión Social Constructiva Americana y el Frente de Acción Revolucionaria.

Tras el golpe de Estado del 7 de abril fue confinado en Puerto Cabello hasta 1932, cuando lo liberaron por motivos de salud. Encerrado escribió Barco de Piedra, dicen que son sus poemas más tristes. Cuando finalmente le devolvieron la libertad, se la dieron a medias, tenía prohibido realizar cualquier tipo de manifestación pública, por lo que se volcó nuevamente a las letras, publicando Poda en 1934, libro donde se encuentran Las uvas del tiempo y La renuncia, poemas entrañables del pueblo venezolano.

Fue nombrado jefe del Servicio de Gabinete en el Ministerio de Obras Públicas por Eleazar López Contreras. Aunque su posición siempre crítica y libertaria lo alejaron del gobierno después de la represión de las manifestaciones del 14 de febrero de 1936 y su militancia en la Organización Revolucionaria Venezolana.

Como diputado del Partido Democrático Nacional llegó al Congreso, pero jamás abandonó los versos. Y comenzando 1940 integró su partido en la recién fundada Acción Democrática, desde donde trabajó para la candidatura de Rómulo Gallegos.

Fue electo presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en 1946. Y dos años después fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores por el presidente Gallegos. Tras su derrocamiento por Carlos Delgado Chalbaud, se exilió en México, donde dedicó el resto de su vida la poesía.

Andrés Eloy es una de las voces imprescindibles de la poesía venezolana, porque en él habitaron la belleza y la justicia. Supo darse entero a la construcción de un país que hoy sigue germinando en sus versos. Jamás se alejó de sus convicciones, por eso tal vez, su obra sigue sonando en los radios cada diciembre y en las calles las madres venezolanas se alegran cuando ven pintados angelitos negros que le dan la bienvenida al futuro.

Píntame angelitos negros (fragmento)

Andrés Eloy Blanco

“No hay un pintor que pintara
angelitos de mi pueblo.
Yo quiero angelitos blancos
con angelitos morenos.
Ángel de buena familia
no basta para mi cielo.
Si queda un pintor de santos,
si queda un pintor de cielos,
que haga el cielo de mi tierra,
con los tonos de mi pueblo,
con su ángel de perla fina,
con su ángel de medio pelo,
con sus ángeles catires,
con sus ángeles morenos,
con sus angelitos blancos,
con sus angelitos indios,
con sus angelitos negros,
que vayan comiendo mangos
por las barriadas del cielo”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.