miércoles, 27 de febrero de 2013

Música: El charleston

El charleston es una variedad del foxtrot, que hizo furor en Estados Unidos durante la década de los 20, difundiéndose luego por todo el mundo. Hoy por hoy es un ícono de la cultura de la primera post Guerra Mundial, asociada con la ley seca, la así llamada “década infame” del gran país del Norte, y con los telones musicales de las películas mudas, que por ese entonces comenzaban a difundirse aceleradamente por todo el orbe.



Este baile se origina en 1903, como una danza folclórica negra, en Estados Unidos, específicamente en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur. Comenzó a practicarse en los años 1920, como una forma de diversión y distracción después de la Primera Guerra Mundial. El charleston también fue conocido como Hit-hat.

El charleston se convirtió en una moda y tuvo gran importancia en Europa, a raíz de su presentación en el musical negro "Running Wild", en 1923. Fue un ritmo, y también un símbolo, que caracterizó una época de despreocupación. El charleston llegó a ser tan popular en Europa, que casi el 80% de la población lo practicaba y disfrutaba.

A partir del año 1927, el charleston comenzó a decaer, llevándose consigo uno de los bailes más extravagantes y conocidos hasta esa fecha.

En términos musicales y coreográficos puede decirse que es una danza bailada en un compás de 4 tiempos, alternando brazos y piernas principalmente, con una gran movilidad en los pies. Se puede bailar acompañado o en solitario, sólo que cuando se baila en solitario los movimientos suelen ser más libres y espontáneos. Una de las características principales de este baile es la improvisación y la energía, dado que suele ser duradero y rápido.

Ejecutado por las grandes bandas de jazz, aquí dejamos tres ejemplos de esta música, hoy día ya legendaria.







Fuente: WIKIPEDIA


Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.