viernes, 7 de febrero de 2014

El juego en la infancia, premisa del futuro

Julio Andrés Rojas Julia (Desde Lima, Perú. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)

La teoría y la práctica de la educación, coinciden en que el juego, es una irremplazable praxis de los niños, una contribución esencial en la protección integral de la población infantil, porque fortalece el desarrollo de sus capacidades físicas y mentales, en un entorno de la cultura local.



Con esta premisa, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables – MIMP lleva adelante el servicio Juguemos, habiendo incorporado a los gobiernos locales, instancia del Estado que por tradición debe estar más cerca de los pobladores. Basta el compromiso escrito de un alcalde para plasmar este servicio.

La antigua y moderna teoría, la jurisprudencia nacional y de las Naciones Unidas aseguran que el juego es inseparable de una adecuada nutrición y educación. Por lo tanto, podemos pensar que la sociedad será cada día mejor si llevamos adelante esta alianza entre el municipio - niñez - cultura de cada pueblo.

Juguemos implica pasos simples. Supone que la Municipalidad asigne un local con condiciones mínimas de seguridad. El promotor, persona con interés de alentar el derecho al juego, tendrá un incentivo económico de la administración local. Juguemos es el termómetro que mide su salud. Niño que juega está sano física, mental y emocionalmente. El MIMP equipa el espacio físico, con apoyo de empresas e instituciones.

Los niños, con el juego aprenden a ser imaginativos, a dramatizar, simulando ser otras personas, aprenden a compartir, tolerar frustraciones, y a representar escenarios y situaciones reales o irreales que les permitirán acercarse al mundo de los adultos. Juguemos está orientado a la protección a la infancia - a niños, niñas y adolescentes de 3 a 14 años, énfasis que se explica porque la oferta existente solo está dirigida a la primera infancia (0-3 años) o a la atención de la población adolescente.

Juguemos está en marcha en catorce localidades, en varios casos con participación de asociaciones privadas o del comité de apoyo a la Familia Militar del Ejército, entre otras. Este año se constituirán dieciocho, dando prioridad los servicios en comunidades y distritos más alejados de Huancavelica, Loreto, Ayacucho, Piura, La Libertad, Apurímac, Cajamarca, Junín, Puno.

El Perú tiene retos para superar, brechas de pobreza y situaciones de exclusión. Ésta situación genera limitaciones para el disfrute y exigencia de los derechos, pues restringe los espacios de educación y de involucrarse en actividades lúdicas. Las políticas de Estado en pro de la niñez van teniendo avances. La atención a la desnutrición crónica, hasta el año 2010, habría disminuido en 4%. Los episodios de infección respiratorias agudas habrían disminuido en 5.7 puntos porcentuales, según UNICEF-INEI.

Julio Rojas Julca es doctor en Educación y sociólogo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.