miércoles, 26 de noviembre de 2014

Tengo un sueño

Ariel Aloi (Desde Buenos Aires, Argentina. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Tengo un sueño, y una rosa roja,
un sueño intenso de piélagos y estandartes.
Bravo sueño, de infortunios y pérdidas,
y una rosa, dije, roja de sangre.
Tengo un sueño, a pecho ardoroso, abierto,
llano y montaña, libre y encadenado,
un sueño de tumultos incomparables
y amores desgarrados.
Tengo un sueño, uno sólo,
¡pero que sueño!, sí,
sueño dulce y amargo,
de todos, sin tiempo, loco sueño.
Tengo un sueño, insufrible y
apenado, de muertes y hambre,
y unas lágrimas tan necesarias, de timón, por
este sueño pendiente, que endurece.
Tengo un sueño, en tu piel,
y en tu boca, de tiempo y de cielo.
¿Qué haría de este sueño sin tu boca?
y sí, con este sueño acurrucado, de vuelo,
de canto alegre y triste, a la vez.
Tengo un sueño, de mundo,
de tierra y rabia, y de
tantas penas injustas, tantas, ¡tantas!
porque las penas lo hicieron y no,
a este sueño grato, que viene y se va.
Tengo un sueño tan hermoso,
como tus labios de paso,
sueño intempestivo, de cordillera,
de rompientes y marejadas.

Ilustración de Jorge Gessaga.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.