viernes, 19 de diciembre de 2014

Cultura para esclavizar: el machismo en las canciones de Ricardo Arjona

Ana G. Aguilar (PLATAFORMA ANTIPATRIARCADO - AGENCIA WALSH)



La Plataforma Anti-Patriarcado publica un análisis de los contenidos machistas y discriminadores de las canciones de Ricardo Arjona, “me gusta verte remendar mi pantalón” dice el preferido de miles de mujeres, esto solo puede explicarse por miles de años de sometimiento.

Arjonitis o sordera crónica selectiva

Análisis de las canciones de Ricardo Arjona desde una perspectiva de género.

Para entender el uso recurrente tanto de menciones religiosas como de reflexiones machistas en las canciones de Arjona, ayuda a comprender que no son casuales ni arbitrarias, el hecho de que Arjona recibiera una educación conservadora católica y apostólica que ha marcado parte de su desarrollo personal, por mucho que ahora se declare creyente no practicante.

A continuación, pasamos a un análisis de algunas de sus canciones más conocidas que finalizaremos con una reflexión. Aclarar que nos hemos decantado por estas canciones porque son algunas de las más famosas, y porque tiene más de 200 y como comprenderán, analizarlas todas, a parte de un martirio insufrible, requeriría de un extenso tiempo que no nos sobra. Desafortunadamente personajes y situaciones similares, y mucho peores, hay para no tener un segundo libre en cien vidas. Aún así, analizaremos algunas canciones más que iremos añadiendo a medida que vayamos pudiendo.

“MUJERES”

No sé quien las inventó… tuvo que ser Dios que vio al hombre tan solo… Dicen que fue una costilla…

Nosotros con el Machismo ustedes al Feminismo… y al final la historia termina en par. Referencias religioso-machistas a parte (pues queda claro al comienzo del texto de dónde vienen esas influencias que se repiten en sus canciones) Arjona, haciendo gala de un gran desconocimiento, pone al mismo nivel el feminismo y el machismo, ¡¡como si fueran lo mismo!! Parece que el hombre no sabe, o no le interesa saber, que el machismo MATA, VIOLA, SECUESTRA, ESCLAVIZA Y TORTURA cada día, mientras que el feminismo es un movimiento social pacífico que lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres (RAE). Estos términos son antítesis, y no pares, se repelen como el agua y el aceite, vamos. Pero para Arjona la cosa termina “en par”, porque según su lógica, que un machista, o sea, un maltratador, ya sea físico, psicológico, o los dos, se imponga y abuse de sus privilegios, es lo mismo que una mujer quiera ser tratada como una igual. Además, generaliza encasillando a ambos géneros, dejando a los hombres muy mal parados: Nosotros con el machismo…, ustedes con el feminismo… como si todas las mujeres fueran feministas, cuando la realidad es que la mayoría no lo son, y un gran número de mujeres (tan grande como el de hombres) son machistas por condicionamiento cultural y falta de modelos y ejemplos alternativos, desconocen totalmente qué es el feminismo, lo mucho que ha hecho por sus derechos y lo mucho que podría hacer… Y son probablemente, el tipo de mujeres a las que les gusta Arjona. Con su afirmación, pone a todos los hombres como unos energúmenos machistas, cuando la realidad es, que aunque sean menos, hay muchos hombres que son igualitarios y que aborrecen el “machismo”, letras de Arjona incluidas.

La canción continua insinuando barbaridades varias (como que Picasso y Neruda no crearon más que obras sobre el amor a las mujeres) en las que no vamos a profundizar porque este análisis es meramente de género, y ya con esto nos da suficiente trabajo, así que continuamos con la parte que nos interesa:

pues en pareja vinimos y en pareja hay que terminar terminar…

¿Quién dice que la única forma valida y plena de vivir sea en pareja? Otro argumento machista-católico.

“CON UNA ESTRELLA”

Era el proceso mensual más tardío de su historia fue a una amiga del colegio a la que le compartió su memoria…

anuncia la trillada utopía de la deuda externa esa niña le fabrica a su pecho una sabia materna…

llevas una vida que late un posible ingeniero, roquero o escritor quizá bohemio, quizá un señor…

A esa estrella en tu vientre, no le digas detente si lo hubiesen hecho conmigo hoy faltaría una canción…

En esta canción, de rima fácil y egolatría supina, Arjona se posiciona claramente contra el derecho a decidir de las mujeres. De forma paternalista intenta persuadir a las mujeres de abortar, y como argumento alega que podría traer al mundo a alguien fuera de serie, alguien como él (como si el mundo no siguiera rodando sin machistas narcisistas), como si no hubiera la misma probabilidad de parir también un Hitler, un Videla, un Franco, un Sadán o un Bin Laden. Pero no contento con aleccionarnos, y auto encumbrarse de paso, en la canción se dirige a una niña embarazada, como si forzar a una niña a parir con el enorme riesgo que tiene dar a luz en un cuerpo que no se ha terminado de formar, y como si animarla a arruinar su vida por un error del que con esa edad no se es ni consciente, fuera una gran decisión. Volvemos una vez más al pensamiento machista y a la moral católica.

“DE VEZ EN MES”

La cigüeña se suicida, Y ahí estás tú tan deprimida…

De vez en mes, El cielo te roba el milagro, De vez en mes, Tú me propones huelga de hambre

De vez en mes soy invisible, Para intentar en lo posible, No promover tu mal humor.

De vez en mes no hay quien te aguante, Y es tu pecado estar distante, Y otro peor quedarme ahí.

Y aunque hay receso obligatorio, Y el cielo se hace un purgatorio

A ti te da por tomar siestas, A tus hormonas por las fiestas, Y el culpable siempre yo

Esta canción, llena de tópicos machistas (como que a las mujeres no nos gusta hacer el amor con la regla, y nos ponemos todas depresivas e insoportables) muestra un desconocimiento total del cuerpo y la psique femeninos, y, aparte de enervarme en lo más profundo cada vez que tengo la mala suerte de escucharla por accidente, siempre me recuerda las palabras de un amigo y compañero psicólogo junguiano que me dijo, “la menstruación es como la droga de la verdad, el momento en que la mujer está más conectada consigo misma, un canal directo y sin interferencias externas con sus verdaderos deseos y necesidades, por lo tanto, si se enfada o cambia de humor bruscamente no es ‘a causa de la regla’ , no es porque esté depresiva, histérica ni hipersensible, sino porque es lo que verdaderamente siente , lo que verdaderamente le molesta en lo más profundo y que el resto del tiempo se calla y aguanta”. Así que si tu novia te grita cuatro cosas cuando está con el periodo, probablemente sean cuatro verdades que no es capaz de decirte en cualquier otro momento. Me parece que no hace falta añadir más al respecto, aparte de recalcar la misoginia y la ignorancia que rezuma esta canción por los cuatro costados.

“ELLA Y ÉL”, canción que recoge un gran número de tópicos construidos tanto alrededor de las mujeres cubanas, como del amor patriarcal (algo por lo que parece tener predilección Arjona), que asegura que el amor todo lo puede, peligrosa frase, y causa de que millones de mujeres se enfrasquen en relaciones tóxicas, antagónicas, y de maltrato creyendo precisamente eso mismo, que con su amor podrán domar a la bestia. Ella, una pobre cubana que se prostituye para sobrevivir, hasta que, por supuesto, conoce a su príncipe salvador que la saca de todas sus miserias (tópico machisto-romántico por excelencia) porque está claro que las mujeres no podemos arreglar nuestros propios problemas sin que un hombre venga a salvarnos.

“QUIERO…”

Y quiero correr por ahí mientras trepo un cometa Y levantarle la falda a la gorda del barrio Quiero vivir sin guión ni la misma receta Quiero inventarle otra letra al abecedario Quiero olvidarme de ti, quiero saber que es por mi

Poco hay que añadir a esta desafortunada estrofa. Por lo que se ve, en su mente cavernícola, Arjona se cree muy solidario y original por acosar sexualmente a una mujer que no conoce de nada en la calle, algo que de original y fuera de guión tiene poco, pues las mujeres llevamos milenios sufriendo el acoso sexual del machismo. Por si fuera poco, presupone que por ser esta chica gorda (por supuesto según el club de machistas del que forma parte) poco menos que debería sentirse afortunada por recibir tan altruista acoso.Vamos, todo un filántropo.

“QUE NADIE VEA”

Que no sepan los chicos en la escuela que se le van los ojos en gimnasia que prefiere la danza y la acuarela a eso del fútbol y la acrobacia que nadie vea…

Hasta ahora hemos visto como Arjona se atreve desde a equiparar el feminismo con el machismo, a ensalzar los roles más tradicionalistas y arcaicos de la mujer, a aleccionarnos y condenar nuestro derecho a decidir… Pero aún no le habíamos visto mostrar su postura ante la homosexualidad, donde por cierto, demuestra la misma ignorancia que cuando habla de feminismo, victimizando lastimeramente como hace en esta canción a las personas homosexuales, como si de parias se tratara. Hablando sobre ellos en un tono compasivo, como el que habla de gente que sufre una enfermedad, y nutriéndose de tantos tópicos como cuando habla de las mujeres. Como si por ser gay no te pudiera gustar el fútbol, los coches las motos y el heavy metal, porque parece que, según él, hay hobbies que sólo son aptos para auténticos machos, ya no hablemos de mujeres.

Como si todos los homosexuales fueran afeminados y vivieran su situación de igual manera. Como si todos ocultaran su sexualidad, como si todos vivieran amargados, deprimidos, auto victimizados y avergonzados por ella, y como si no hubiera personas homosexuales de derechas y religiosas que piensen que Dios no dijo en ningún lado que la homosexualidad fuera pecado. Que mire las listas de los partidos conservadores de todo el mundo, o la cantidad de homosexuales que hay hasta en el Opus Dei o la Iglesia, y luego no cuenta. Y por supuesto, no podía terminar la canción si recalcar que por muy mujer que se sientan nunca llegarán a serlo porque no pueden engendrar vida en sus vientres (fuiste sol y luna, dama y caballero, vientre sin cuna…), porque todos sabemos que eso solo puede hacerlo una mujer-mujer de las de verdad.

“VIENTRE DE CUNA”

Me gusta verte hablar de la cocina con la seriedad que Gorbachov aborda el tema de la caída de su cortina. Me gusta verte remendar mi pantalón que hubiese ido a parar a la basura si hubiese sido otra la situación. Me gusta verte sonreír cuando lo normal era llorar. me has gustado siempre y hoy me gustas mucho más. Porque sin aludir a la fortuna aquella noche de luna tu vientre se hizo cuna trayendo el fruto de algo mutuo Y es que es tan sagrada tu labor, que pariendo con dolor materializas el amor

Una vez más, vuelve a hacer apología a los roles más tradicionales de la mujer, desde su lugar en el hogar (encargada de la cocina y labores de la casa varias), como a la sacralización de la mujer-madre (tan sagrada labor…), como si no querer ser madre te hiciera menos mujer o menos digna de ser amada. Una vez más, vuelve a resaltar el rol tradicional de la mujer en el amor patriarcal. El amor que se equipara con el dolor (quien bien te quiere te hará sufrir, la base del maltrato), que se asume siempre sufrido y sacrificado, por supuesto, sólo para ella. Él se puede permitir disfrutar de los privilegios de ser hombre mientras ella revienta en el parto (porque por lo visto no querer sufrir y pedir la epidural, o querer tener un parto placentero es cosa de malas madres). O mientras ella cocina, lleva la economía de la casa, se traga sus sentimientos cuando está triste para no ser considerada una histérica maníaco-depresiva y no molestarle con sus problemas, o cose sus pantalones, así él tiene todo el tiempo del mundo para leer el periódico y componer sus ridículas rimas. Recuerdo haber ojeado en casa de mi abuela una enciclopedia de la época del dictador católico apostólico Francisco Franco sobre “la perfecta esposa” que enumeraba punto por punto cada uno de los aspectos que Arjona alaba y resalta de las mujeres.

Y después de leer todo esto algunos se preguntarán, ¿por qué si es tan machista hay tantas mujeres que le siguen? ¿Por qué tiene tantos premios y seguidores de ambos sexos?

Pues la respuesta es sencilla, por la misma razón que hay tantas mujeres machistas como hombres en todos los sectores y niveles culturales, porque llevamos 10.000 años de Patriarcado, cuyo mayor éxito ha sido hacer a las mujeres cómplices y perpetuadoras de su victimización, por la misma razón que tanto mujeres como hombres siguen asumiendo roles machistas, perpetuándolos y educando a sus hijos en el machismo, porque es la ideología imperante que la mayoría no se cuestiona, por la misma razón que hay tantas mujeres maltratadas, sin distinción de clase, religión, nacionalidad o ideología política, muchas de las cuales llegan a asumir su estado como normal siendo incapaces de abandonar a sus maltratadores, y por la misma razón por la que las propias mujeres se cosifican así mismas, se prostituyen pese al maltrato y la humillación para el placer exclusivo del hombre, asumen en solitario y con total normalidad la sobrecarga de tareas cuidadoras y domésticas, y se doblegan al machismo a todos los niveles posibles que les exija esta sociedad patriarcal a pesar de ser las más perjudicadas al hacerlo, pero con ese fin han sido educadas.

Al implacable adoctrinamiento machista desde la infancia, se le suma la falta de modelos alternativos, la ausencia total de currículos educativos igualitarios en las escuelas, así como la ausencia casi total de modelos igualitarios en las familias, en los medios y la cultura. Cultura que, junto a la familia, son los principales núcleos formadores de la conciencia y del imaginario que las personas nos construimos del mundo.

Por otro lado, prácticamente ningún sistema autoritario, ya utilice la fuerza (dictaduras, golpes de estado), o el adoctrinamiento y la manipulación psicológica (capitalismo, neoliberalismo, religiones, etc), se perpetúa durante tanto tiempo sin la complicidad en mayor o menor medida de las propias víctimas, sin tener aliadas entre las mismas. Y ese es el mayor logro del patriarcado, haber conseguido a través de un concienzudo lavado de cerebro que comienza en la infancia y se mantiene a lo largo de toda la vida, que la mujer asuma con gusto y con la falsa creencia de libertad, el papel que éste le otorga. Que la mujer asuma como normal su propia sumisión al orden patriarcal establecido.

Si hablamos de multitudes y de números, a lo largo de la historia ha quedado vigente que no siempre las masas eligen el lado correcto, no hay más que ver el caso de Hitler. En la mayoría de casos, han sido grupos minoritarios los que han propiciado los grandes cambios en lo que a mejoras sociales y derechos humanos se refiere.

La realidad es que las masas son fácilmente manipulables, los romanos, con su “pan y circo” («Panem et circenses»), sabían bien que para mantener tranquila y controlada a la población y ocultar hechos controvertidos, bastaba con proveer a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas. Las religiones han sido utilizadas principalmente como instrumentos de manipulación masiva, como lo son ahora la publicidad y los medios de comunicación. Medios cuya fuerza propagandística es tal, que los psicólogos los han catalogado como los educadores de nuestro siglo. Pero es que además, el sistema patriarcal no es un hecho histórico cualquiera, es un sistema de dominación que bate récords, con milenios de perpetuación, cientos de millones de violaciones, asesinatos, esclavitud y todo tipo de injusticias cometidas contra las mujeres por el mero hecho de serlo. Y desgraciadamente, no podemos hablar de todo esto en pasado, aún seguimos sufriéndolo, aún sigue matando, violando y maltratando, aún seguimos sin poder escapar de sus garras porque aún sigue campando a sus anchas en nuestras mentes, y está tan bien articulado que evoluciona constantemente y se camufla detrás de las formas más inocentes y seductoras, se mete en nuestras canciones, en nuestros cuentos, dibujos, series y películas favoritas, en los libros que nos acompañan a lo largo de toda nuestra vida, normalizando su doctrina a fuerza de repetirse y multiplicarse en nuestras cabezas. Y mientras, creemos ingenuamente que nada de esto nos afecta ni moldea en absoluto, cuando esa es precisamente la razón por la que no logramos acabar con él.

Fuente:http://plataformaantipatriarcado.wordpress.com/2014/11/06/arjonitis-o-sordera-cronica-selectiva/

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.