martes, 3 de marzo de 2015

Voy con mi turbo más a un mitin

Daniel de Cullá (Desde Burgos, España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)



Escucho la letra “E” de su Rebuzno atronando con ella a todo partidario que allí ha acudido porque han encontrado el Burro bandolero que no habían perdido y que felices les hará de seguro en lance afortunado en el que siempre media dinero; y podrán exclamar con otros muy alegres: “lo que vale este Secretario”, no importándoles que a estos sumos sacerdotes “in fraganti” les hayan sorprendido robando, pues si en vez de un Asno secretario se encuentran con una gavilla de hipócritas aclamados, miel sobre hojuelas, pues es bueno, como dicen ellos, “encontrarnos en tiempo y hora cogidos en bandurria”, especie de red para pescar sallos, que los necios despreciables del contrario un Aria Rebuznal harán por no haber ellos empuñado la quijada del Asno que les hará gobernar, la misma quijada con la que Sansón, duodécimo juez de Israel, como cuenta Filón, el judío, llamado también el Platón judío, cual “bolero”, muchacho que falta a la escuela por quedarse jugando en el camino, dio razón y convincente a los filisteos que la tocaron como los fieles que vienen a tocar los huesos de aparecidas y santos con gran gusto, metiendo el dedo en la frente con esmero, con placer satisfecho, y diciendo: “no se ha cumplido el milagro, pero la envidia que el Rebuznar nos ocasiona es el mejor milagro, deseando desde este momento Rebuznar robando con reglas y mesura del modo que nos enseñan nuestros cuadrúpedos maestros tan diestros en Rebuznos, de quienes algunos de sus alumnos van haciendo mil progresos y felices se conducen con su Mas Turbo, sabiendo la dicha que les atrajo el Rebuzno que diera su Jumento secretario y, más, cuando , al lance las urnas, vean salir al contrario con su Rucio del gobierno, y el perro lameculos con su rabo entre las piernas. Oh, ¡qué alegría!

¡Qué momento! Y cantando:

“De La Parte de Urna
Nos viene un Asno
Ay, qué lindo y qué fuerte
Ay, qué milagro”

No sabéis la dicha que les atrajo el Rebuzno dado por el Secretario, para quien los lamentos de la gente no son más que de almas en pena, como el partido cree y el Vatic-Ano, pasándose por el forro de la bragueta sus lamentos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.